Wednesday, January 30, 2008

Antes de Winograd, Olmert ya había ganado - Yossi Dagan - Israel Hayom

Las conclusiones de la Comisión Winograd son ya, como se desea, un triunfo para el primer ministro Ehud Olmert. Aun si la Comisión lo ataca con duras palabras y acusaciones directas y personales. Aún así, en la biografía de Olmert este capítulo se inscribirá como un éxito. Cualquier conclusión o crítica que se le haga no es nada en comparación con la comisión investigadora oficial y vinculante que se habría formado en cualquier país normal, incluso respecto de funcionarios menores.

Ya en la etapa que precedió a la designación de la Comisión, Olmert consiguió, con una astucia digna de elogio, eludir las exigencias de la gente y de los combatientes que mandó a la guerra, y logró impedir el establecimiento de una comisión que pudiera acusarlo de modo formal y dentro del ámbito judicial.

Así fue como Olmert quiso nombrar en el papel de coordinador de la Comisión a Menny Ben Jaim, una persona seria. Tan seria, que en las elecciones realizadas diez meses antes coordinaba a los voluntarios del partido Kadima (sí, el de Olmert). Ese increíble intento de nominación fue frenado por el asesor letrado del gobierno Menny Mazuz.

Posteriormente Olmert intentó manipular por todos los medios la composición de la Comisión. Olmert y sus "allegados" entorpecieron el avance de su trabajo de investigación y la publicación de sus conclusiones por medio de oportunas apelaciones judiciales y de cutres manipulaciones mediáticas, y el premier decretó de antemano que – sin importar cuáles sean los resultados de la investigación realizada por la Comisión – no piensa renunciar a su cargo.

Una fuente cercana a Olmert dijo la semana pasada que, "si los oficiales del Tsahal que le exigen que asuma su responsabilidad se hubiesen esforzado en la guerra como lo hacen ahora contra Olmert, nuestra situación en la guerra habría sido mejor". Parafraseando esta espantosa cita podríamos decir que si Olmert se hubiese esforzado tanto para ganar la guerra como lo hace ahora en todo lo relacionado con la Comisión Winograd y con su propia supervivencia política, el Tsahal habría logrado una victoria por KO en pocos días.

Dado que el primer ministro decidió cómo estaría conformada la Comisión y el gobierno a su cargo delimitó su margen de autoridad y sus funciones, la mencionada Comisión no ha investigado ningún tema en profundidad y, al parecer, sus conclusiones serán parciales, de modo acorde a esta situación, y se concentrarán en una evaluación detallada, técnica, de los días de la guerra.

La Comisión arremeterá contra algunos oficiales, quizás también contra algunos políticos, pero no llegará a la raíz de los problemas. Sus conclusiones, incluso si se ponen en práctica, provocarán la adquisición de más municiones, la modernización de los chalecos antibalas y la intensificación de algunos ejercicios para que los soldados reservistas bajen de peso antes del próximo desafío. Lamentablemente, la autoridad que tiene esta comisión la condenó a ser una aspirina para la lucha contra un cáncer.

La Comisión no investigará cuál fue la contribución de la errónea política de los sucesivos gobiernos de Israel, consistente en huir del terrorismo lanzando amenazas verbales sobre el trágico destino que tendría la otra parte si nos atacaban dentro nuestras propias fronteras después de la retirada. En efecto, la retirada del Líbano, que fuera interpretada (y con razón) como una derrota-huida humillante por los árabes, nos trajo como resultado la guerra que aquí hemos llamado la intifada de Al Aqsa. La evacuación de los asentamientos de Gush Katif y del norte de Samaria, que fue vista (también con toda razón) como una nueva huida y una nueva derrota, nos trajo la Segunda Guerra del Líbano.

Pero sobre todo esto el juez Winograd seguramente no escribirá. El juez Winograd no investigará el lavado de cerebro pseudo psicológico sin precedentes que supuso esa denominada "preparación psicológica" que castró al ejército física y psicologícamente durante el año que precedió a la Desconexión. Tampoco investigará las "marchas triunfales" efectuadas por el entonces Comandante en Jefe de Tsahal, Dan Halutz, durante el año que siguió a la Desconexión.

Todo eso no será investigado por la Comisión Winograd. En estos temas la Comisión no presentará ninguna conclusión personal. El principal investigado se preocupó hace tiempo de cercenar la autoridad e independencia de la Comisión. Las conclusiones que el juez Winograd no redactará están hace tiempo escritas en la historia. Lo único que falta aquí es el niño de los cuentos de Andersen que diga ante todos "El Rey está desnudo", para que finalmente se lean en voz alta.

(Artículo extraído de la sección de Opinión y Análisis de Povesham)

Labels: ,

Sefardíes "escépticos del sionismo" - Ashley Perry - JPost BlogCentral

Recientemente, he sostenido muchas discusiones con cierto sefardíes que menospreciaban al sionismo y al estado de Israel. Estos 'intelectuales', todos estadounidenses, muestran su desaprobación por los sefardíes sionistas, a los que denigran por estar engañados por los ashkenazi o algo peor. Muchos de sus argumentos giran alrededor del hecho de que los sefardíes fueron desposeídos de su cultura y de su herencia por activistas ashkenazis que ayudaron a crear el sionismo secular moderno.

Estos sefardíes "escépticos del sionismo" han reinterpretado una versión de la historia judía en Asia y África del Norte que apenas se parece realmente a los acontecimientos tal como sucedieron. Por cada individuo que es mencionado como un ejemplo de historia exitosa dentro de una integración judía en un amplio entorno musulmán, existen docenas de casos que demostraban que dichos casos sólo son la excepción y no constituyen la regla. El status judío de al-Dhimma requería una represión que hasta en las mejores circunstancias significaba que el judío nunca fue un igual con respecto al musulmán.

Estos "escépticos del sionismo" también reivindican la rica civilización árabe de la que fue privado el nuevo israelí (sefardí) al volver a su patria ancestral. Estos escépticos, esencialmente, se dedican a blanquear una cultura y una civilización que ha estado en decadencia durante muchos siglos: hoy, la totalidad del mundo árabe traduce menos libros que España en un año (NP. Realmente esta última comparación está equivocada, la comparación "anual" es con Grecia, la comparación con España se dispara a varios siglos, es decir, los libros traducidos en España anualmente equivalen a todas las traducciones que se han realizado en los países árabes durante varios siglos.).

Seguramente existen numerosos aspectos de la cultura árabe que son muy positivos; pero también algunos de ellos provienen de costumbres judías o a normas previas a lo que se ha denominado como 'cultura árabe'. Seguramente es muy cierto que el estado moderno de Israel se vio a si mismo en términos occidentales e intentó crear un homogeneidad que no tuvo en cuenta a 'otras' tradiciones. Sin embargo, utilizar este elemento para poner en duda el sionismo y el regreso a una nación judía es un razonamiento intelectual bastante deficiente.

Cómo ya he señalado en anteriores artículos, la gran mayoría de los sefardíes eran sionistas, religiosos o seculares. El sefardí medio que vive en Israel es muy patriota y todavía está muy unido a sus tradiciones y a su religión. Estos escépticos, realmente, solamente se mueven en los márgenes del discurso habitual sefardí sobre el sionismo.

Cualquier elemento de la cultura sefardí, cuan importante que sea, es muy secundario respecto a la unidad del pueblo judío en su conjunto, y lo que nos une cómo pueblo siempre será mucho mayor que lo que nos divide. Algunos utilizan su identidad ashkenazi o sefardí como un arma contra el otro, esperando marcar puntos a veces a costa de nuestra unidad como pueblo y como nación.

Es increíble que personas como el profesor Sami Shalom Chetrit se consideren palestinos y 'refugiados árabes' porque se sienten unas víctimas. Esta comprensible "victimización" ha sido malversada por algunos sefardíes radicalizados que adoptan roles y sentimientos de otros pueblos.

En el debate árabe vs judío, e israelí vs palestino; ellos adoptan la posición del "niño privado de su juguete". O en palabras de Meyrav Wurmser, del Hudson Center, en su artículo 'Postsionismo y la cuestión sefardí', "el rechazo radical por parte de los postsionistas Mizrahis del sionismo y del estado de Israel es una medicina incorrecta para su enfermedad. Rechazar el sionismo supone optar por una solución que está fuera del sistema político israelí. Tal solución contribuirá bastante poco a la resolución de los problemas existentes dentro de la sociedad israelí y en la población Mizrahi. La destrucción del estado de Israel no hará a los Mizrahim más iguales o más aceptados por las sociedades judías o árabes".

Esta inquietante muestra de 'síndrome de Estocolmo' considera que los judíos están en deuda con sus captores árabes, y contempla al pueblo judío que ha venido a rescatarlos como a los malos de la película. La situación no ha sido y no es aún lo suficientemente buena para algunos sefardíes en Israel, pero recuperar una memoria de persecución, exclusión y discriminación demuestra la enorme cantidad de gimnasia histórica y filosófica que necesitan.

Recientemente celebramos y conmemoramos el Purim de Zaragoza y el Día de la Conmemoración del Holocausto. Ambas fechas dan testimonio de la impotencia del exilio y de la persecución extrema que los judíos pueden llegar a sufrir cuando no poseen ninguna soberanía. Otro acontecimiento, el posible regreso de los restos del rabino Shalom Shabazi, nos demuestra ampliamente la precaria situación que muchos judíos experimentaban bajo el Islam. El Rav Shabazi vivió en uno de los peores momentos de la persecución judía en el Yemen, cuando los judíos fueron forzados a abandonar sus ciudades para residir en desiertas e inhóspitas regiones donde el 20% de su población falleció. Es por ello que el Mori, como lo llamaron los rabinos yemenitas, escribió una kinah o lamentación para su recitación durante el noveno día de Av, recordando al terrible exilio de los judíos. Este diwan aún es recitado por muchos judíos yemenitas hoy en día.

Cada fecha del calendario judío nos proporciona recuerdos de persecuciones, muerte y destrucción acontecida en nuestras naciones anfitrionas. Estos sefardíes escépticos del sionismo, sobre todo los de Norteamérica, tienen una situación mucho más cómoda para poder quejarse. Sus antepasados nunca pudieron hacerlo como ellos lo hacen ahora, principalmente porque no tenían la seguridad que Israel les proporciona actualmente. La autonomía política y la soberanía dan libre expresión a los agravios y el hecho de que sus homólogos israelíes exteriorizan la parte de culpa del estado judío nos demuestra que progresista es esta nación. La parte más significativa de la naturaleza escéptica (del sionismo) de estos académicos sefardíes es que es exclusiva de una muy pequeña 'élite' que trata de emular a los extremistas ashkenazis en un postsionismo que sólo trata de reprobar al estado judío.

Hay verdaderas cuestiones en juego, y el estado judío tiene, como no, muchos defectos. Sin embargo, somos realmente afortunados por vivir en una época donde los judíos pueden ser rescatados de la persecución y vivir en su propia tierra. Muchos de los nuestros se han descarriado por el hecho de no haber experimentado nunca una verdadera opresión y no haber vivido en una época donde no existiera un estado judío.

Este es el momento para que todos los judíos, dondequiera que residan e independientemente de su origen, enfoquen sus esfuerzos en la rectificación de las posibles muchas faltas de Israel, más bien que intentar minarlo con sus agravios. Si el estado falla, es nuestra responsabilidad conseguir que sea un mejor hogar para todos los judíos.

Labels: , , ,

Tuesday, January 29, 2008

El lobby palestino - Edurne Uriarte - ABC

Hay dos catedráticos estadounidenses, John J.Mearsheimer y Stephen M. Walt, que han tenido un notable éxito en Europa con un libro sobre un supuesto lobby israelí que mueve los hilos de lo que ellos consideran la equivocada política exterior de Estados Unidos. El libro tortura los datos para presentar, por ejemplo, la guerra de Irak como una decisión del lobby o para meter a los neocon dentro del lobby aunque, oh! pequeño detalle sin importancia, entre los neocon haya gentes de todas las religiones y de la no religión también. Y aunque los autores obvien, en nada menos que 607 páginas, que los judíos constituyen el 2% de la población estadounidense pero, sin embargo, tienen una presencia abrumadora en todas las élites, sobre todo las culturales. Hasta un 50% entre la élite del cine y la televisión y un 25% en el periodismo, y más entre las élites de la izquierda que de la derecha.

A estos autores, y menos a sus admiradores europeos, no se les ocurre preguntarse, sin embargo, por un fenómeno que sí resulta verdaderamente misterioso. El del lobby palestino que maneja los hilos de la política exterior europea y la de sus intelectuales. En Europa no hay un porcentaje abrumador de palestinos entre sus élites y, sin embargo, y esto sí que parece una conspiración de verdad, y no la del lobby israelí, Europa apoya sistemáticamente a los palestinos. Y cuando estalla la crisis de Gaza, la mayoría de sus élites olvida los misiles lanzados desde allí a Israel por Hamás un día sí y otro también o el carácter terrorista y fundamentalista de Hamás. Ocultar esos datos sí que parece propio de un lobby como dios manda.

Labels: ,

Monday, January 28, 2008

Sionismo en el Holocausto. Sueños de un estado judío en el guetto de Lodz - Eli Ashkenazi - Haaretz



"Una nación judía es una necesidad mundial, y esa es la razón principal para que se establezca. Si sólo un hombre lo pensara, se podría decir que era una noción descabellada, pero la idea de un estado judío seguramente es aceptable y factible. Se hará realidad sin una gran dificultad. En un estado judío las generación joven descubrirá un futuro de luz, libertad y dignidad".

Este pasaje aparece en un documento hasta ahora no publicado del Guetto de Lodz y que ya en 1941 perfilaba la formación de un futuro estado judío. El documento, que precede en siete años a la Declaración de Independencia de Israel, será expuesto pronto al público en el museo Kibutz Lohamei HaGetaot en la Galilea occidental.

El autor es anónimo, pero la declaración en lengua polaca está escrita en el papel oficial del Gueto Lodz Judenrat, el organismo administrativo judío. Se ve la firma al fondo de Mordechai Chaim Rumkowski, el dirigente del Guetto Lodz Judenrat. El documento está fechado el 18 y 19 de mayo de 1941.

"Formaremos una única legión basada en el ejemplo de la Legión francesa y la llamaremos Honor Judío. Su símbolo será una cinta amarilla, transformando así el símbolo de nuestra vergüenza en nuestro nuevo y orgulloso emblema recién descubierto", se puede leer en la cláusula novena al final del documento de tres páginas. El museo hizo público el documento ayer, el Día de la Conmemoración Internacional del Holocausto.

Según el director general del museo, Simcha Stein, el documento escrito a mano incluye proyectos detallados para la formación de un estado judío. Stein dice que también incluye una lista con los motivos de la necesidad de dicho estado y enumera los cuerpos responsables de su establecimiento. Asimismo, contiene las sanciones sugeridas para los que violen las leyes básicas de dicho estado.

La declaración fue escrita al dorso de unos papeles que contenían una lista de personas seleccionadas para recibir ropa y alimento, junto a la gente que fue eliminada de dicha lista. Estar en la lista podría representar la diferencia entre la vida y la muerte en el Guetto de Lodz, el segundo guetto más grande después del de Varsovia de la Polonia ocupada por los alemanes.

Aproximadamente 200.000 personas compitieron por su supervivencia en un área de cuatro kilómetros cuadrados. Cerca de 43.500 de ellos murieron de hambre, hipotermia y enfermedades. Alguien que se acercaba a las muros del gueto se arriesgaba a ser abatido por los tiros de los guardias nazis.

En un principio planteado como una aglomeración temporal para los judíos, el guetto se convirtió en un diligente centro industrial que aprovisionaba a la Alemania Nazi. Su notable productividad permitió que el guetto sobreviviera hasta agosto de 1944.

El guetto de Lodz fue el último en ser liquidado en Polonia hasta que sus últimos presos fueron transportados a Auschwitz, junto con Rumkowski y su familia. Deportados finalmente a Auschwitz, ellos murieron el 28 de agosto de 1944.

"Incluso si en nuestra tierra prometida nuestras narices sean aún largas y aguileñas, incluso si allí nuestras barbas crezcan negras y rojas y caminemos con nuestras piernas torcidas, ya no seremos objeto de burla y desprecio", dice el documento. "Por fin viviremos allí como hombres y mujeres libres, y moriremos en nuestra patria en paz. Allí recibiremos el reconocimiento por nuestros grandes logros".

La declaración, que el administrador del archivo del museo, Yossi Shavit, nos comenta que podría haber sido sólo un esbozo, continúa diciendo: "viviremos allí con el consentimiento del mundo en plena libertad. Nuestra emancipación servirá por su parte para emancipar al mundo. Nuestra riqueza enriquecerá al mundo, y nuestra grandeza también servirá al mundo. La palabra zyd [zhid], que fue utilizada como un término insultante y humillante, será una fuente de orgullo, cómo otros lo están de llamarse alemán, inglés o francés."

Shavit comenta que cualquier pedazo de papel dentro del Guetto de Lodz era una posesión muy valiosa, sin mencionar la lista que aparecía al dorso "de la declaración de independencia". El papel era valioso como calefacción, como acolchado, como aislante o para los zapatos.

Su estilo literario hace que Shavit sospeche que el autor fue Oskar Singer, quién a menudo escribió durante su permanencia en el Guetto de Lodz. Algunos de sus trabajos firmados pueden ser encontrados en los archivos del museo, la Casa de los Luchadores del Guetto - Itzhak Katzenelson Holocaust y en el Museo del Recuerdo de la Resistencia judía.

Oskar Singer murió después de que el guetto fuera liquidado.

"Fue un hombre de una gran estatura y visión. Yo lo llamaría un segundo Herzl", nos asegura Shavit. "Tuvo que luchar mucho para sobrevivir. El alimento era escaso, y cada uno trataba de conseguir con sus manos una miga de pan, o un pedazo de madera para calentarse con un poco de fuego. Y aún en esas condiciones, éste hombre fue capaz de mantener su humanidad, fue capaz de crear y de pensar claramente".

Stein, el director del museo, dice que lo que más le impresiona del documento es que cuando el pueblo judío de Polonia y Europa estaba siendo acorralado y asesinado en masa, "todavía existían aquellos que creían en el triunfo del pueblo judío en su propia tierra. La publicación de este documento esperanzador y optimista durante la celebración de los 60 años de la existencia de Israel tiene un significado especial".

Labels: ,

Sunday, January 27, 2008

El síndrome de Oxford (Oxford Union) - Michael Gurfinkiel

En 1933, Hitler acababa de llegar al poder en Alemania. El Reichstag había sido incendiado. Los opositores de todos los colores – comunistas y socialistas, por supuesto, pero también demócratas y católicos – habían sido enviados a campos de concentración. Los judíos habían perdido sus derechos políticos, civiles y sociales. Los autos de fe de libros se organizaban en las universidades más prestigiosas. Los mejores espíritus, desde Thomás Mann a Albert Einstein, y desde Fritz Lang a Stefan George, tomaban el camino del exilio. Toda Alemania se ponía a andar al paso; cualquiera podía entrever, detrás de las cohortes de los SA (precedente de las SS) de camisa parda y antorchas en la mano, la futura Wehrmacht y los futuros Waffen SS. Fue ese el momento que escogió la asociación de estudiantes de la universidad de Oxford, en Inglaterra, para declarar solemnemente que sus miembros no lucharían, en ningún caso y de ahora en adelante, « por el Rey y por la patria ».

Hay varias lecciones que extraer de este desgraciado episodio.

- La primera lección es que se puede pertenecer a un prestigioso medio intelectual y no comprender nada del mundo real, o inclusive, negarse a mirarlo de frente.

- La segunda lección es que las lecciones del pasado no siempre tienen el alcance que deberían tener. Está bien comprender las faltas del pasado, pero es mejor comprender que el pasado(el ayer) no es el presente(el hoy) y aún menos el futuro(el mañana). Declarándose contrarios a la guerra en 1933, los estudiantes de Oxford pensaban ante todo, y podemos absolverles en este punto, en el anterior conflicto bélico, la absurda matanza de 1914-1918. Pero ellos no veían, o incluso se negaban a considerarlo como una simple hipótesis, que un conflicto de una naturaleza muy diferente se preparaba.

- La tercera lección es que la debilidad moral atrae la desgracia. Los testimonios de los jerarcas nazis concuerdan: la declaración de los estudiantes de Oxford convenció a Hitler de la degeneración de las democracias y lo animó a ir de agresión en agresión hasta la guerra total.

- La cuarta lección es que los intelectuales comprenden tan poco el mundo real que a veces son capaces, cuando éste les sorprende finalmente, de reacciones sanas, de las cuales ellos mismos se sorprenden. La mayoría de los firmantes de la declaración de 1933 y que sostuvieron la capitulación de Munich de 1938, cumplieron finalmente con su deber, como británicos y como hombres, a partir de 1939.

Si evoco hoy al Oxford de 1933, es porque el Oxford de 2008 acaba de tomar el relevo. La misma asociación de estudiantes ha debatido esta vez sobre Israel. Para ello invitó a Norman Finkelstein, catedrático de universidad americano de origen judío y especializado en un anti-israelismo radical, y a Ted Honderich, profesor del University College de Londres, y que comparte casi exactamente las mismas ideas. Una votación, al final de esta confrontación entre clones, debía decidir si Israel tenía derecho a existir. Por 100 votos de mayoría, es decir, muy ajustadamente, este derecho ha sido confirmado. No como consecuencia de una movilización de los verdaderos amigos de Israel, sino simplemente porque Finkelstein y Honderich, como finos y distinguidos funcionarios del intelecto, y muy atentos a la hora de cuidar su reputación a largo plazo, embrollaron las pistas. El primero sostuvo la moción del derecho de Israel a la existencia – antes de votar en su contra. El segundo se opuso – antes de proclamar que este debate era "una farsa ".

Conclusión provisional: estamos en 1933; el Hitler actual cuenta con la cobardía mental del Occidente democrático; una última reacción no está excluida, pero a condición de trabajar para ella sin descanso.

Labels: ,

Odio en el Día de la Conmemoración del Holocausto - Petra-Marquardt Bigman - JPost BlogCentral

Es completamente deprimente ver como rápidamente un artículo bien intencionado y escrito con objeto del Día de la Conmemoración del Holocausto atrae talkbacks anónimos (comentarios) que con suma impaciencia insinúan que Gaza es Varsovia, que los palestinos son los nuevos judíos y los israelíes son los nuevos nazis. Tomen sólo un ejemplo, "Encarar nuestro pasado", de Karen Pollock, fue publicado en la web del The Guardian la semana pasada. Pollock, directora de un organismo británico dedicada a la educación sobre el Holocausto trató de explicar que aunque han pasado más de 60 años desde la liberación de Auschwitz, sería equivocado limitarse simplemente a consignar el terror del Holocausto en nuestros libros de historia; en cambio, ella defiende que aún cada uno tiene "el deber de aprender del pasado y aplicar esas lecciones en el presente". Pero entre la primera docena de lectores que "comentaron" su artículo, bastantes de ellos parecían estar demasiado seguros de que habían aprendido lo que debían aprender y estaban preparados "para aplicar esas lecciones en el presente".

Los primeros talkback decían: "compasión cuando este domingo [es decir, el Día de la Conmemoración del Holocausto, el 27 de enero] los palestinos todavía están fuera de su propia tierra y encerrados a cal y canto en ghettos. Equivalente a una limpieza étnica." El talkback número 5 afirmaba: ¿"qué importancia tiene el Holocausto para la actual Gran Bretaña? Ninguna". Otros talkback comentaban: "esta semana cientos de miles de palestinos privados de comida y muriéndose en un gueto cerrado al mundo exterior (Varsovia redux) derrumbaron el muro que les separaba de Egipto a fin de conseguir bienes básicos como medicinas, alimento, colchones [...] Israel poco a poco priva de comida y mata a gente impotente, empobrecida hasta la muerte porque no han tenido el privilegio de nacer judíos. [ ...] Hace 60 años resultaba correcto privar de comida a los judíos hasta la muerte porque ellos no importaban como seres humanos en un mundo antisemítico. Décadas más tarde, se puede privar perfectamente de comida a los árabes hasta la muerte por la misma razón." Otra variación del mismo tema: " Qué compasión se puede invocar por la memoria del Holocausto cuando se utiliza para justificar la persecución de otros hoy en día".

Talkbacks como éstos son triviales sesenta y tres años después de que Auschwitz fuera liberado. Sesenta y tres años después de que un tercio del pueblo judío fuera sistemáticamente asesinado por los nazis y sus colaboradores a lo largo de todas las partes de Europa, bastantes europeos cultos no pueden diferenciar entre el Gueto de Varsovia y Gaza. Para ellos, la estrella de David se parece a una esvástica. Y no se atrevan ustedes a denominarlo antisemitismo, ya que son progresistas, políticamente correctos y, sobre todo, pro palestinos.

Uno sólo puede preguntarse, como una afirmación incluida en otro artículo del The Guardian con el mismo objeto, "que si la gente de Alemania, en la República de Weimar, hubiera tenido un respeto fundamental por 'el otro', ellos no hubieran votado a favor de los Nazis." Es discutible si esta aseveración tiene algún sentido en términos históricos, pero si nos referimos a los movimientos políticos y a su "respeto por 'el otro', uno obviamente tendría que pensar y responder teniendo en cuenta el contexto actual: ¿Qué "respeto fundamental por 'el otro'" se refleja en la carta fundacional de Hamas? ¿Y qué significa, por lo tanto, que los palestinos votaran a favor de Hamas?.

Desde luego el "comercio" sobre esta clase de "lecciones" provenientes del pasado no creará un debate constructivo. Pero, igualmente, hay pocas posibilidades para cualquier debate constructivo sobre la base de negar la realidad, como el hecho de que Hamas afirma en sus estatutos y en su párrafo inicial: "Israel existirá y permanecerá hasta que el Islam lo elimine como ha eliminado a sus predecesores".

Si existe, efectivamente, "un deber de aprender del pasado y de aplicar aquellas lecciones en el presente", hay una lección inequívoca que debe ser aprendida del pasado: aquellos que hablaron "de la eliminación" del pueblo de Israel siempre intentaron cumplir lo que decían.

Labels: , ,

Saturday, January 26, 2008

Silencio y penumbra - Steve Giovinco













Steve Giovinco y un anterior post, Eclipse

Labels:

Tres Instalaciones (performance) - Janusz Marciniak

- 09.09.1939: recreación de una constelación de estrellas sobre la sinagoga conmemorando el último oficio de la mañana que pudo celebrarse tras el comienzo de la II GM.











- Atlantida: una luminosa estrella de David flotando sobre el agua de una piscina, como otro mítica isla/continente desaparecida está vez en Europa.







- Alphabet/Alfabet: emocionada e inspirada celebración de las letras del alfabeto hebreo reflejadas en la superficie de una piscina







Alphabet y Dzien Judaizmu

Labels: , ,

Thursday, January 24, 2008

Nuestra respuesta a Hassan Nasrallah - Yosef Lapid - JPost

"El Carnicero de Beirut", éste era el titular del Yediot Aharonot la mañana posterior al discurso del sábado del líder de Hizbullah, Hassan Nasrallah, que en nombre de Alá anunció que su organización estaba en posesión de varias partes del cuerpo, hasta un cráneo o dos, pertenecientes a soldados israelíes caídos durante la batalla. Él decía que quería "comerciar".

No sólo eso, todo el mundo civilizado fue ultrajado por su regateo. Me gustaría también creer que hubo palestinos que se sintieron incómodos con está demostración brutal de su voluntad de comerciar con huesos humanos.

Algunos aquí, en Israel, comentaron: "Nasrallah sólo confirma lo que ya sabemos sobre los árabes". Otros comentaron: "Esto y el Islam radical es lo mismo". Algunos más sostuvieron que esto proporcionaba una prueba adicional de que "no hay ninguna esperanza de diálogo con ellos".

Muchos aquí en Israel abogaron por el asesinato de Nasrallah desde el aire, y si en el bombardeo se produce algún daño colateral, como por ejemplo llevarse con él a unos cien partidarios de Hizbullah, también estaría bien.

Lo han llamado un caníbal, un loco, un lunático delirante. Pero él no es el único loco; todos lo somos también.

Nasrallah no habría hecho una oferta tan horrorosa a menos que él creyera que se la escucharía. Él sabe que el culto a la muerte es más poderoso aquí que la razón y la lógica. Y que el rescate de presos es un mandamiento religioso judío. Y que ningún político puede resistir a las súplicas de una madre cuyo hijo ha sido secuestrado o los ruegos de un padre que desea traer todos los restos del cadáver de su hijo a casa.

En el trato desafortunado con el FPLP-CG encabezado por Ahmed Jibril, en mayo de 1985, el entonces ministro de defensa, Yitzhak Rabin, intercambió a 1.150 terroristas árabes por tres soldados israelíes capturados. Los palestinos liberados se pusieron inmediatamente a colaborar en el desencadenamiento de la primera intifada.

¿Por qué lo hizo Rabin y luego el postrer primer ministro , Shimon Peres? "Yo no pude resistir los ruegos de los padres".

Yoel Marcus escribió recientemente en Haaretz que "el gemir, el lamento nacional (en este tema) se ha convertido en una forma de colaboración con el enemigo". Pero así es como somos. En esto, somos muy diferentes a ellos. En esto, somos mejores que ellos. Todos somos responsables los unos de los otros. No abandonamos a nuestros heridos en el campo de batalla, tampoco abandonamos a un soldado que ha sido secuestrado o a un soldado caído en tierra enemiga.

Es verdad, y está bien - humana, moral y "judíamente" - que sea así. Pero no estoy seguro de que también sea apropiado desde el punto de vista nacional y colectivo. El gobierno debe funcionar en base a consideraciones nacionales. Uno de los intereses del estado es no animar el secuestro de soldados. Si a cambio de un soldado cautivo, las organizaciones terroristas pueden conseguir a cientos de terroristas encarcelados, con o sin sangre en sus manos, entonces el rapto de un soldado israelí es un trato excelente para ellos. Por consiguiente, ellos no renunciarán a ninguna oportunidad de secuestrar a más soldados y los liberarán sólo a cambio de tantos presos como sean posibles.

Soy consciente de que si mi nieto cayera cautivo, el cielo no lo quiera, yo cantaría una melodía completamente diferente. Yo exigiría que sea liberado a cualquier coste.

Pero esto aún no significa que deberían escucharme. Tan importante como es la compasión, más importantes son las consideraciones de seguridad nacional. Mientras esto puede dar la impresión de insensibilidad y dureza de corazón, aún así es preferible a tener que soportar como el corazón de otro soldado caído es expuesto para su posterior venta en el mercado del carnicero de Beirut.

La verdad es que una placa de identificación no es una parte de un cuerpo humano. Sin embargo, uno no puede más que felicitarse por la reacción de la familia de Ron Mashiah, caído durante la Segunda Guerra del Líbano, al comprobar como una fotografía de esa placa de identificación fue mostrada esta semana en un periódico libanés.

El padre de Ron dijo en su respuesta que él no permitiría que el secretario general de Hizbullah rompiera su espíritu: "él puede seguir ladrando como un perro antes de que se ahogue". Y el hermano de Ron, Moti, comentó que aunque partes del cuerpo de Ron permanecieran en el Líbano, la familia no exigiría su regreso. "El caso es que él está muerto, está muerto, y no me conciernen (preocupan) las partes de su cuerpo".

Labels: ,

Wednesday, January 23, 2008

Nuestros asombrosos líderes - Dry Bones



- Israel discute sobre las "cuestiones
centrales" con la OLP...
naturalmente, el tema de los refugiados
judíos de los países árabes,

-  las construcciones ilegales árabes en
Jerusalem Este, las destrucciones por los
árabes de antiguedades judías en el Monde
del Templo

- y su completo rechazo a aceptar a Israel
como estado judío

- ... no se consideran "cuestiones centrales".

Desde Juif.org

Labels: ,

Monday, January 21, 2008

Safed 1948, 1956 - Robert Capa, Burt Glinn - Magnum Photos


Safed, Robert Capa, 1948


En la ciudad vieja de Safed, Robert Capa, 1948


Cementerio cercano a Safed, Robert Capa, 1948


Calle de Safed, Robert Capa, 1948


El pintor naif Shalom de Safed,
Burt Glinn, 1956


Peregrinaje de un anciano a la tumba
de un rabbi - Burt Glinn, 1956


Fieles en la tumba de un rabbi - Burt Glinn, 1956

Safed en Magnum Photos

Labels: , ,

! Joder que tropa ! Otra de corresponsales españoles en Oriente Medio.

Este post tiene un aire a "justicia poética" con el diario El País. Generalmente considerado dentro de la blogosfera favorable a Israel (y en muchos casos, conservadora y liberal) como un diario que da cabida a multitud de opiniones y comentarios anti Israel, está acusación, aún no siendo del todo injusta, ignora a otro diario sorprendentemente más “protegido”. El diario español de ámbito nacional más anti Israel de todos, sin dudar, es El Mundo. Y la blogosfera más comprensiva con Israel parece mirar para otro lado y no plantearle, de momento, parecidas críticas.

El Mundo es el segundo diario nacional y, a parte de cierto populismo, mantiene una posición política dual. Con ello quiero decir que dentro del panorama político español, o dentro del ámbito interno, se sitúa en la defensa de las posiciones políticas del partido representativo de la derecha nacional, en cambio, dentro del ámbito exterior o internacional, su posicionamiento es claramente de izquierdas y, respecto a Israel, claramente contrario a la inmensa mayoría de sus políticas casi por sistema.

Por otro lado esto no es nada sorprendente, sus acuerdos de colaboración con otro periódicos internacionales dan preeminencia a los que se sitúan dentro de la izquierda y en posiciones muy críticas con Israel, como es el caso de The Guardian, y en mucha menor medida, Liberation.

El posicionamiento a la derecha de éste periódico dentro de la política nacional es más que nada un posicionamiento estratégico. Taponada su vía de acceso a la izquierda nacional por la prensa del grupo Prisa (El País), cuya estrecha colaboración o simbiosis con el partido representativo de la izquierda española es totalmente evidente y está muy consolidada, la única posibilidad para El Mundo y para su grupo editorial de competir con ese poderoso grupo político, mediático y financiero en la búsqueda de un mayor grado de influencia y de poder, ha sido tratar de representar o patrocinar a la derecha nacional, pero manteniendo en ciertas cuestiones temas y obsesiones muy características de la izquierda, por ejemplo Israel, en su afán de no desesperar a la hora de arrebatar parte del favor de esa izquierda monopolizada hasta ahora por El País y su grupo mediático anexo.

Por otro lado, no deja de ser divertido que éste último periódico, tan escasamente dado a ejercitar la modestia y que se tiene a sí mismo como el periódico de “referencia” (compruébense sus similitudes con el Haaretz, más allá del nombre), sea tan aficionado a temas como el del lobby pro Israel, ignorando muy oportunamente el papel de gran lobby político, financiero y mediático que juega su empresa editora a nivel nacional.

Todo esto viene a colación de una ya larga serie de artículos publicados en El Mundo por algunos de sus corresponsales y comentaristas, el último el de hoy, y que llevan la vitola anti Israel como bandera, haciendo ya necesaria su justa equiparación con su rival en su juicio crítico, independientemente de sus vinculaciones y estrategias políticas nacionales.

Este verano, por ejemplo, dedicaron toda una página a una entrevista con una profesora sudafricana ignorada por el resto de la prensa, se supone que de visita para presentar su libro o para participar en algunos de los numerosos simposios anti Israel que se desarrollan en las universidades españolas, y que, como no podía ser de otra manera, defendía la solución de un estado binacional a pesar de los aparentes deseos contrarios de los afectados. Ya se sabe que para cierta izquierda occidental los que entienden de los conflictos y de sus soluciones son ellos, y no los implicados. Debe ser que la distancia aclara las ideas sobre lo que realmente desean los demás.

La última novedad proviene de un reincidente corresponsal español, Javier Espinosa, caracterizado a lo largo de sus crónicas, anteriores y actuales, por mantener una especial deferencia con el régimen sirio.

Todos conocemos ya la historia de amor de ciertos corresponsales occidentales con el régimen sirio. No es ninguna novedad. Pero nuestro hombre ha sido el único de los nacionales que a lo largo de los últimos atentados en el Líbano contra políticos libaneses anti sirios, ha insistido en poner al mismo nivel, a la hora de las sospechas, a Siria y sus aláteres libaneses (sospecha generalizada en casi todos los casos) e Israel (acusación únicamente sostenida por Siria y Hizbollah).

En el ataque de hace unos días del IDF contra milicianos de Hamas, y que costó a estos últimos la vida de 16 de sus hombres, nuestro corresponsal se desgarraba las vestiduras e “ironizaba” sobre el peligro que conllevaban los "artesanales" Qassam y los 12 muertos que habían ocasionado en 7 años. Se supone que nuestro corresponsal considera que Israel debe dejar de defenderse y aceptar de una vez por todas que debe convivir, diaria y resignadamente, con unos cuantos Qassam más o menos sobre las cabezas de sus civiles.

La cantidad de Qassam lanzados en los últimos tiempos sobre ciudades y comunidades israelíes, más de 1000, no deja de ser para él una cuestión “estadística”. Despreciable en todo caso con respecto a la "otra estadística" de milicianos puestos fuera de combate. Quizá el problema estribe en los ciudadanos de Sderot, afectados por algún tipo de obsesión enfermiza, como la de querer vivir tranquilamente en su ciudad.

Hoy nuestro corresponsal rizaba el rizo. Entrevista generosa con un activista palestino de los derechos humanos en donde las preguntas eran esbozadas cariñosamente para que la respuesta fuera la apropiada y diera lugar a la difusión del mensaje propagandístico.

En ningún caso, ninguna pregunta molesta o incomoda sobre el contrabando de armamento, inclusive el camuflado bajo el aspecto de ayuda humanitaria, y mucho menos mención alguna sobre los Qassam y su utilidad y responsabilidad en los hechos.

Pero lo mejor de todo era otro artículo que ocupaba casi dos páginas, y que representaba otra vuelta de tuerca. La consabida retórica de que todo esto llevará a una implantación final de Al-Qaeda en Gaza que "hará buenos" finalmente, ¿aún más?, a los chicos de Hamas. Y la culpa ya saben de quien será.

A fin de cuentas, todos conocemos que el Islam, por definición, es "moderado". Que siempre lo ha sido. Y que todos lo movimientos fundamentalistas e integristas que han surgido como una constante a lo largo de toda su historia sólo han tenido un culpable, Israel, pues ya desde hace siglos esos movimientos fundamentalistas intuían lo que daría de sí la historia posteriormente. No busquemos pues, otras causas o motivos internos.

Todo esto recuerda a todos esos corresponsales y comentaristas que defendían a capa y espada a Arafat, ignorando los usos y los abusos del padre de la patria, y la profunda corrupción existente bajo su patrocinio. Fallido el líder y su organización, se pasaron con armas y bagajes a los chicos de Hamas, reconociendo milagrosa y repentinamente las deficiencias del anteriormente adorado líder, antes tan difíciles de apreciar, ya que estos chicos parecían poner más empeño en conseguir lo que el anterior no pudo. Ahora nos auguran una nueva generación, que a no dudar, pasarán a comprender y apreciar indefectiblemente, ya que la culpa ya saben ustedes de quien es es...

Labels: ,

Los marranos vuelven a casa - Gabi Newman - Ynet

Yosef Pero Philip es un profesor de psiquiatría en la Universidad de Porto. Arieh Ben Avraham es un renombrado director de cine. Yosef Eduardo Albas es un futbolista de la Segunda División portuguesa. Tres hombres que se han convertido recientemente al judaísmo, que observan los mitzvoth, y que están claramente orgullosos de su herencia judía.

Estos tres hombres son representativos de una tendencia reciente entre los descendientes de los marranos españoles y portugueses, esos judíos sefardíes obligados a adoptar la identidad de cristianos, y que descubren ahora nuevamente su fe judía y reclaman su antigua herencia colectivamente.

El rabino Eliyahu Birnbaum de la "Fundación Shavei Israel", que supervisa el proceso de conversión de estos descendientes de los marranos, nos dice que hace algunos años ciertos marranos, individualmente, se habían convertido al judaísmo, pero que ahora, gracias a los esfuerzos de la fundación, comunidades enteras de descendientes de los marranos se convierten al judaísmo y reclaman su antigua herencia.

"Si usted preguntara por ellos a la gente en Israel probablemente le dirían que los marranos son simplemente una nota a pie de página en los anales de la historia, pero aquí tenemos la prueba definitiva de que esta gente todavía se ve como marranos e hijos de marranos, y ahí hay mucha verdad, es un fenómeno espiritual", asegura el rabino Birnbaum.

En efecto, mucho portugueses se interesan ahora nuevamente por su linaje judío. Aaron Ram, embajador de Israel en Portugal, comentó a Ynet que "cuando la gente averigua que soy el embajador israelí muchos terminan por decirme que ellos son judíos, o mejor dicho que ellos son de origen judío. Muchos de estos marranos ya no son judíos, y tampoco tienen intención de convertirse, pero, sin embargo, mencionan con gran orgullo su herencia judía. Yo diría que el 10% de todo portugués es descendiente de marranos de origen judío".

¿Qué ha conducido a este renacer espiritual entre estos antiguos judíos? El poder menguante de la Iglesia, tanto en España como en Portugal, es un factor importante en esta tendencia, como también lo es la búsqueda de un sentido de pertenencia e identidad, tan frecuente en todo el mundo actual.

Los descendientes de marranos en cuestión, tienden a provenir de una posición socioeconómico alta, y están generalmente bien integrados en la sociedad cristiana en la que viven. Ellos afirman que su retorno a su herencia judía no suscita el desprecio o el odio de sus compatriotas, y que les aplauden mayoritariamente por su resolución y valentía.

(Para conocer más y con respecto a los marranos de Belmonte, aquí)

Labels: ,

Sunday, January 20, 2008

Asco - Ariela Ringel Hoffman - Ynet

Resulta angustioso y desesperante pensar que con ese hombre, Hassan Nasrallah, comerciante de sangre, eterno mercader de cadáveres, deberemos llevar a cabo no solamente una negociación para la recuperación de los soldados secuestrados, sino que también otra para la devolución de los restos de los soldados caídos y además continuar dialogando. Y eso mañana, y pasado mañana y en los meses y años venideros. Y cada vez que nos ocupemos de algo que tenga que ver con nuestra frontera norte, lo tendremos frente a nosotros.

Que no haya malos entendidos, tampoco ahora miente Nasrallah. La organización que dirige y preside, efectivamente, tiene en su poder partes de cuerpos de soldados israelíes que cayeron en la Segunda Guerra del Líbano. Quienes regresaron de allí saben que, entre todas las cosas que sucedieron en esa guerra inútil, también eso sucedió. Cabe esperar que Nasrallah - conocedor de las sensibilidades de la sociedad israelí - desee cobrar un precio por ello, y un precio bastante alto.

Incluso podemos admitir que ese precio - de pago mutuo, hay que decir - es parte inseparable de los horrores de la guerra. De toda guerra. Y, en el marco de las reglas del juego que se fueron diseñando aquí en el Oriente Medio en los últimos diez años - sobre las cuales es difícil decir algo positivo - Nasrallah es un protagonista especialmente repugnante. No porque no cede en su fe y sus "principios", no porque se empecina en luchar contra nosotros, tampoco por el uso cínico que hace de la vida humana, tanto la suya como la de los demás, sino por su infinita soberbia.

Por la forma en que aprovechó la celebración de la Ashura - una especie de Día del Perdón chiíta, en el que la gente debe evaluar sus actos - para contabilizar las manos, pies, y demás miembros que guarda y con los que desea negociar. Cartas de negociación en el comercio de sangre que lleva a cabo frente a la sociedad israelí, una y otra vez.

Si la celebración de la Ashura representa la llegada del Arca de Noé a tierra firme al finalizar el diluvio, no hay nada de todo eso, ni una mínima relación, en las palabras de Nasrallah. Este miserable no salvará a nadie de ningún diluvio.

Con respecto a nosotros, continuará imponiéndonos desafíos tremendos, y los hará cada vez peores, más grandes. Nasrallah le hará esto a toda la sociedad israelí en general y a las familias de los caídos en particular. Hablará pasando por encima de las autoridades y los responsables de nuestra seguridad, sembrará el miedo y sumará más dolor al dolor entre quienes saben, quienes aún no saben y quienes quizá nunca sepan, si las palabras de Nassrallah están dirigidas a ellos.

Éste es un desafío difícil que impone también a quienes toman las decisiones y, al parecer, aún les sigue sorprendiendo. Incluso podría sacar alguna otra maldad de la manga el día después de que se firme un acuerdo con él, cualquier acuerdo.

Y puede ser que en medio de todo esto tan difícil, lo único que se puede decir es que los vivos siempre están antes que los muertos, y así debe ser. Y así se debe decir y así se debe actuar. En definitiva, no es posible que ese hombre dictamine cuál será nuestra forma de vida.

Artículo publicado en Povesham

Labels:

¿Un alto el fuego? ¿Qué alto el fuego? - Ira Sharkansky - JPost BlogCentral

"Ostias" (traducción personal que intenta reflejar una "terrible noticia" y a la vez su aspecto presuntuoso, por ridículo y contradictorio), es la única respuesta posible a un titular de news.walla.co.il. "Fatah amenaza: terminaremos con el alto el fuego con Israel".

Yo no había notado que había un alto el fuego.

No lo parecía al menos cuando una cuadrilla de palestinos, miembros de una de las varias fuerzas de seguridad supuestamente dirigidas por el presidente de Fatah, Mahmoud Abbas, mató a dos excursionistas israelíes hace tres semanas. Ni tampoco lo parecía cuando el IDF debe entrar en ciudades de Cisjordania, probablemente controladas por Fatah, en busca de milicianos responsables de actos de terror contra civiles israelíes.

Más adelante, en el mismo artículo, estaba la noticia de que Abbas amenazaba con dimitir como presidente de la Autoridad Palestina, y terminar con el proceso de paz, si Israel no dejaba de atacar a los milicianos palestinos en Gaza.

¿Significa esto que Israel debería aceptar convivir con 50 misiles diarios lanzados contra su población civil, y no hacer nada?

Ayer, en un informe, Abbas se quejaba ante Condoleezza Rice, y decía que el sueño del presidente Bush de una paz en el Oriente Medio estaba en peligro debido a los ataques israelíes. El informe, de fuentes palestinas, decía que la secretaria de Estado presionaría a los israelíes para que cesarán los ataques.

¿Supone esto que el gobierno de los Estados Unidos está de acuerdo con la narrativa palestina, que ellos tienen el derecho de resistir a Israel, mientras que Israel no tiene más derechos que cumplir con las demandas palestinas?

No completamente. O al menos no parece que sea ese el camino, a menos que haya una rebelión en curso en el Departamento de Estado.

Su propio portavoz señaló que Israel tiene derecho a defender a sus ciudadanos, y subrayó el número de cohetes lanzados contra los civiles israelíes en las 24 horas previas.

Todo esto es otro signo de las profundas diferencias culturales entre Israel y sus vecinos palestinos. Los palestinos reclaman un monopolio de derechos. El conflicto es nuestra culpa por estar aquí. Ellos tienen el derecho a resistir a la conquista con la violencia. ¿Pero, por qué Hamas tiene derecho a atacar a Israel después de la retirada de Gaza? Pues porque los israelíes todavía ocupan Israel, y no se han precipitado en el mar.

El mismo día que un grupo de palestinos amenazaba con terminar un alto el fuego inexistente, otro grupo amenazaba que Gilad Shalit, el soldado israelí capturado hace 18 meses, terminaría como Ron Arad, un piloto israelí capturado en el Líbano hace 21 años. Arad parece que ha muerto ya, pero no tenemos noticias ni de él ni de su cuerpo.

Alguien debería recordar a los palestinos que ellos también corren el peligro de parecerse a un Ron Arad colectivo. Pueden llegar a desaparecer de la historia sin haber conseguido cualquier aspiración nacional.

Mientras los palestinos hablan en hipérbole, Israel sigue tratando de comunicarse con la razón. El IDF responde a la violencia dirigida contra los civiles con respuestas mesuradas y moderadas. No sería ningún problema bombardear establecimientos palestinos en Gaza en respuesta a cada ataque con cohetes contra una ciudad israelí. Las armas israelíes son más poderosas y están mejor apuntadas que las que salen de manos palestinas. Mientras que ellos han matado a unos 10 civiles con sus cohetes en siete años, pero hacen la vida imposible a cerca de 20.000 personas con las frecuentes sirenas de advertencia y sus ruidosos misiles, la artillería israelí podría matar a miles por hora.

Pero el IDF no hace nada de esto. Apunta a individuos asociados con los ataques contra Israel. Existen daños incidentales, en tanto que los milicianos palestinos se entremezclan con miembros de su familia, con sus vecinos, y numerosos niños vagan por las calles y se congregan allí donde se desata la acción. Los soldados israelíes han pospuesto ataques cuando los civiles estaban en medio o cercanos a los blancos, pero sus acciones no siempre pueden terminar con esmero y pulcritud.

¿Seguirá todo como hasta ahora? Con la mayor probabilidad.

¿Terminará con el proceso de paz? No hay mucho signos de un proceso de paz, excepto en los discursos de George W. Bush y en los esfuerzos de Ehud Olmert.

Las amenazas palestinas de terminar con el alto el fuego no generan mucha emoción, o quizá una palabra con seis letras. El "Ostias" es de lo más apropiado.

Labels:

Saturday, January 19, 2008

Un mundo muy personal de intensa belleza - Liliane de Cock


Barn, Maryland, 1967


Spring, Tres Pinos, CA, 1966


Trampas, New Mexico, 1968


Farm and Pond in Fog, 1966


Storm, Upper New York State, 1967


White Church near Taos, New Mexico, 1968

Liliane De Cock en la Joseph Bellows Gallery

Labels:

Naturaleza en sepia - Paul Kozal


Montana Pines


Approaching Fog


Hedgegate


Winter Oak


Camino del Mar


Monterrey Cypress


Twilight and Reverie


Dragon Moon

Paul Kozal en la Galería Joseph Bellows

Labels:

Friday, January 18, 2008

Una reacción a las posiciones palestinas - Yossi Alpher - Bitterlemons

El primer ministro Ehud Olmert y otras personalidades israelíes, tanto del gobierno como de la oposición, han pedido a los dirigentes palestinos reconocer a Israel como Estado judío, y eso en tanto elemento integrante del naciente proceso de paz. `Por parte de Ehud Olmert, el momento parece sobre todo motivado por la necesidad de tranquilizar al ala derecha de su propia coalición. Se puede esperar, sin embargo, que él comprenda que, ciertamente, en este momento del proceso la solicitud es superflua. Incluso puede ser contraproducente.

Sin embargo, el concepto de Israel como Estado judío es extremadamente importante para captar la evolución de la opinión mayoritaria israelí, tanto a propósito del proceso de paz con el movimiento nacional palestino, como con la coexistencia con los ciudadanos palestinos de Israel.

Para la mayoría de los israelíes Israel siempre ha sido un Estado judío. O, para adoptar una formulación más laica, el Estado del pueblo judío. Después de todo, desde el punto de vista del derecho internacional, es la definición más legítima de Israel. La declaración Balfour de 1917, ratificada ulteriormente por la Sociedad de Naciones, declara que "Palestina se reconstituirá como el Hogar Nacional del pueblo judío". La Resolución 181 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1947, crea un Estado árabe y un Estado judío en la Palestina mandataria. La definición de Israel como un "Estado judío" está inscrita en la Declaración de Independencia de Israel de 1948, precisamente para conformarse al derecho internacional.

Para la inmensa mayoría de los judíos, la única razón del sionismo es la existencia de un Estado judío. La mayoría de los israelíes no ven ninguna contradicción, en ese estado, entre el hecho de ser "judío" y el de ser "democrático". Ni tampoco un problema en el hecho de erigir el estatuto de los ciudadanos árabes de Israel como minoría nacional dentro de un Estado judío. Y es eso mismo lo que crea hoy espinosos problemas.

El reconocimiento palestino del carácter judío de Israel, como componente de una fórmula de finalización del conflicto, fue un elemento secundario en las negociaciones de Camp David en el 2000. Cuando Israel firmó sus tratados de paz con Egipto y Jordania, no exigió ser reconocido como Estado judío. La demanda se ha convertido en central en los últimos años. Después de Camp David, la opinión dominante israelí ha deducido, por las reivindicaciones y comportamientos palestinos, que el ideal palestino de una solución de dos Estados se resume de esta manera: un Estado árabe al lado de otro, llamado Israel, el cual es contemplado como un futuro Estado binacional judeo-árabe. Tal como lo contemplan los palestinos, Israel incluiría una importante población indígena árabe con un gran crecimiento demográfico. Un Estado que además sería presionado para que absorbiera a los refugiados palestinos. Eso, según la concepción palestina de la aceptación de una responsabilidad en los acontecimientos de 1948, supondría para Israel el reconocimiento de facto de un supuesto "pecado original", a saber, la expulsión de los refugiados palestinos.

Hoy, a la vista de esta percepción israelí de lo que representa la concepción final de los palestinos de una solución de dos Estados, Israel no puede permitírselo aceptarlo, aunque representase un retorno simbólico de algunas millares de refugiados. Excepto si los palestinos renuncian al derecho al retorno y aceptan a Israel como Estado judío. En otras palabras, en su mayoría la población israelí ha concluido que la reivindicación palestina de que Israel reconozca el derecho al retorno, incluso a nivel "teórico" y para otorgar una "satisfacción psicológica" a los palestinos, es contradictoria con la solución de dos Estados, tal como la contemplan los israelíes y tal como la concibe la comunidad internacional.

La postura de los negociadores palestinos, que ha generado la petición israelí de ser reconocido como Estado judío, no se expresa solamente sobre la cuestión del derecho al retorno. Su origen profundo reside, aparentemente, en la percepción palestina y, en general, árabe, de que los judíos no conforman inclusive un pueblo como tal. O que, sí lo son, no son los autóctonos del país hoy denominado Israel.

Tomemos el caso de Jerusalem. Es en Camp David y por medio de los principales portavoces palestinos, desde Arafat hasta Abbas y sus colaboradores, donde informan a sus interlocutores que "nunca existió un templo judío en el Monte del Templo". Según las fuentes autorizadas palestinas, es solamente en Camp David cuando la parte palestina !! capta por primera vez la importancia capital del Monte del Templo para los judíos ¡¡.

Poco importa que antes del conflicto, la propia historiografía árabe voluntariamente hubiera reconocido que las mezquitas de Monte del Templo fueron deliberadamente construidas sobre las ruinas del Templo, haciendo así beneficiario al Islam del prestigio y de la percepción de su continuidad con el judaísmo. Hoy en día, los palestinos son incapaces de aceptar una solución que reconozca las raíces hebreas del Monte del Templo y, en consecuencia, garantizar el acceso a los judíos. Y la mayoría de Israel es incapaz de aceptar algo menos, rechazando aceptar la fabula palestina según la cual los judíos de Israel no son más que una banda de colonialistas sin raíces, establecidos en un país obtenido por la fuerza.

La posición palestina sobre está cuestión se traduce igualmente en las declaraciones de principios de la opinión mayoritaria árabe israelí publicadas durante el pasado año. Esas declaraciones reivindican que Israel se convierta en un Estado binacional. Eso significa que el futuro estatuto de los ciudadanos palestinos de Israel está en adelante directamente ligado al resultado de las negociaciones israelo-palestinas sobre la cuestión del Estado judío.

Según la opinión general, era vano e inútilmente provocador, de parte de OImert, plantear ahora ese problema. Por lo mismo, la ministro de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, no tenía que haber declarado francamente que los ciudadanos palestinos de Israel podrían encontrar su identidad nacional en el nuevo Estado palestino. Pero parece claro que los palestinos deben comprender estos dos puntos:

(1) - Esas afirmaciones israelíes constituyen una reacción directa a sus propias posiciones relativas a la naturaleza última de Israel.

(2) - Será imposible poner un punto final al conflicto sin que las posiciones palestinas sobre cuestiones como los refugiados y Jerusalem reconozcan que Israel está edificado sobre la historia y las tradiciones judías en la patria histórica del pueblo judío.

Y de paso hacemos observar que los israelíes que sostienen en su mayoría una solución de dos Estados, no experimentan ninguna dificultad a la hora de ofrecer un reconocimiento paralelo a los palestinos en cuanto a su historia, a sus tradiciones y a su patria.

Labels: ,

Thursday, January 17, 2008

Un sello del Primer Templo encontrado en Jerusalén - Etgar Lefkovits - JPost



Un sello de piedra con el nombre de una de las familias que ejercieron de sirvientes en el Primer Templo, y que luego volvieron a Jerusalén tras ser desterrados a Babilonia, ha sido hallado en una excavación arqueológica en la Ciudad de David en Jerusalén, aseguró una prominente arqueóloga israelí el miércoles pasado.

El sello de piedra, negro, de 2.500 años de antigüedad, y que tiene el nombre de "Temech" grabado en él, fue encontrado esta semana entre los escombros estratificados de una excavación en curso en las afueras de los muros de la Ciudad Vieja, cerca de la Puerta del Estiércol, comentó la arqueólogo Eilat Mazar que dirige la excavación.

Según el Libro de Nehemiah (Nehemías), la familia Temech eran sirvientes del Primer Templo y fue enviada al exilio en Babilonia después de su destrucción por los babilonios en el año 586 a.C.

La familia estaba entre aquellos que regresaron posteriormente a Jerusalén, según cuenta la Biblia.

El sello, que fue adquirido en Babilonia y que se fecha entre el 538-445 a.C., retrata una escena típica y popular de culto.

De 2.1 cm por 1.8 cm, el sello elíptico está grabado con las figuras de dos sacerdotes con barba y que están de pie a ambos lados de un altar de incienso con sus manos levantadas en posición de adoración.

Una media luna, símbolo del principal Dios babilonio "Sin", aparece en la cima del altar. Bajo esta escena, tres letras hebreas deletrean Temech.

La Biblia se refiere así a la familia Temech: "Son los hijos de la provincia que regresaron desde el cautiverio, aquellos que sufrieron cautividad, a quienes Nebuchadnezzar (Nabucodonosor), rey de Babilonia, se llevó, y que regresaron de nuevo a Jerusalén y a Judah, cada cual a su ciudad" [Nehemiah 7:6]... "Nethinim [7:46]"... Los hijos de Temech" [7:55].

El hecho de que esta escena de culto esté relacionada con el Dios babilonio Sin, parece no haber molestado a los judíos que la utilizaron como su propio sello.

El sello de uno de los miembros de la familia Temech fue descubierto a sólo unas docenas de metros más allá del área Opel, donde los sirvientes del Templo o "Nethinim" vivieron en la época de Nehemiah.

"El sello de la familia Temech nos proporciona una relación directa entre la arqueología y las fuentes bíblicas y sirve como una prueba actual de la existencia de una familia mencionada en la Biblia. Uno no puede por menos de sorprenderse de la credibilidad de la fuente bíblica en vista de este hallazgo arqueológico", nos comenta Eilat Mazar.

El hallazgo será anunciado por Mazar en la octava Conferencia de Herzliya este domingo.

La arqueólogo, que adquirió prominencia internacional por su reciente excavación en la que puede haber descubierto el palacio del Rey David, últimamente ha descubierto los remanentes de unos muros de Nehemiah.

Labels: , ,

La Oxford Unión da un nuevo sentido a la palabra 'debate' - Alan Dershowitz - JPost BlogCentral

En octubre de 2007 escribí una necrológica de la Oxford Union. Este grupo estudiantil pretende ser una de las sociedades de debate más prestigiosas del mundo. Y eso, aunque sus debates se hayan convertido en más unilaterales, más absurdos, y más triviales que la mayor parte de las peleas en los bares.

El debate que me condujo a escribir ese obituario el octubre pasado, tenía como tema el siguiente: "Esta casa cree que un estado es la única solución para el conflicto Israel-Palestina". Nada incorrecto de entrada (salvo quizás que nadie soñaría que propusieran un tema similar con referencia a la India-Pakistán-Bangladesh o a cualquiera de los otros estados divididos del mundo actual). El problema estaba en los polemistas seleccionados por la Oxford Union para defender la solución de dos estados, sinónima por tanto del derecho de Israel a existir.

Uno de los portavoces seleccionados para representar el lado favorable a Israel era Norman Finkelstein, que abandonó recientemente la Universidad DePaul por sus carencias académicas y sus reprobaciones hominems contra los autores defensores de Israel (yo entre ellos). El otro polemista seleccionado para abogar por Israel rechazó compartir esa defensa con Finkelstein y entonces el debate fue anulado.

Ahora la Oxford Union ha dado un paso adelante. Ha programado un debate para el 24 de enero sobre "Si Israel tiene derecho a existir". Ambos portavoces del lado favorable a Israel, por supuesto, son críticos virulentos de Israel y grandes partidarios del terrorismo palestino. Uno es, como no, Norman Finkelstein, que recientemente se reunió con el grupo terrorista libanés Hizbullah, cuyo objetivo es la destrucción militar de Israel. Finkelstein apoya a Hizbullah y dice que esta organización terrorista "representa la esperanza". Ha lamentado incluso no haber apoyado antes a Hizbullah en sus ataques militares contra Israel. Y aún así, fue seleccionado para ser uno de los dos abogados de Israel. Con amigos así...

El otro portavoz invitado a defender a Israel es del mismo tipo. Es un profesor de filosofía llamado Ted Honderich, que cree que los terroristas palestinos emplean la "justicia al ejercitar el terrorismo contra los israelíes". Que compara a Israel con la Sudáfrica del apartheid, que para él, por supuesto, no tenía derecho a existir. Y aún así, también ha sido seleccionado para estar a favor de Israel.

La Oxford Union perfectamente podía haber seleccionado a defensores genuinos del derecho de Israel a existir, hasta en Inglaterra hay algunos de ellos. Lo sé porque he estado recibiendo cartas ofendidas de estudiantes de Oxford, de alumnos y de ciudadanos normales sobre el próximo debate. Por ejemplo, uno de los abogados más distinguidos de Gran Bretaña, y también escritor, Anthony Julius. Él podría dar muchas buenas razones sobre el derecho a existir de Israel, como podrían hacerlo muchos otros individuos prominentes.

Pero para la Oxford Union el único debate permitido es sobre los medios a utilizar para terminar con la existencia de Israel; si Israel debería ser destruido por los mártires suicidas palestinos, por los cohetes de Hizbullah o por algún otro tipo de medios. ¡Este no es un debate público! ¡Esta es una ejecución pública!

Vaya vergüenza de Oxford Union y de club de debate. No sólo está muerta y sepultada; su tentativa de resurrección es macabra.

PD. A colación de éste artículo me acuerdo de un comentario del filósofo y escritor francés Alain Finkielkraut. En él señalaba como, anteriormente, en los repetidos y continuos debates sobre el conflicto israelí-palestino (¿israelí-árabe no?) en suelo francés siempre estaban presentes los mismos protagonistas o contertulios: el representante de la OLP o del gobierno palestino en Francia y un miembro de la izquierda sionista (de más o menos izquierda, con preferencia de Paz Ahora, por supuesto, pero en todo caso la derecha o el centro sionista no existían).

Pero en los últimos dos o tres años se había producido un cambio en esos mismos protagonistas o contertulios, ahora figuraban el representante de la OLP o del gobierno palestino en Francia y el miembro de la izquierda anti-sionista.

Sin duda para primar una mayor objetividad y facilitar el entendimiento y la solución.

Labels: ,

Wednesday, January 16, 2008

Lieberman, político "impresentable", pero que dice algunas verdades "molestas".

El señor Lieberman y su partido, Yisrael Beiteinu, no son "joyas" de mi devoción. Demasiada brusquedad y falta de contención en sus palabras y opiniones, y demasiado gusto por la bronca o por la política de gestos de aparente dureza. Y ya puestos, demasiado interés político propio en sus decisiones, como la de abandonar el gobierno en estos momentos, aunque sea el de Olmert.

Pero, siempre hay un pero, también dice en voz alta (no se le escapan fortuitamente) verdades que muchos piensan pero que callan. Son verdades "molestas" y declamadas quizá de la forma menos políticamente correcta, pero no dejan de ser verdades.

Haremos una selección de alguna de sus frases:

"¿Alguien cree que la lucha es por el territorio y que si adoptamos la visión de Yossi Beilin y volvemos a las líneas de 1967 se detendrán los enfrentamientos? ¿Qué se detendrá el terror? ¿Ustedes saben qué pasará el día después de que nos retiramos a las fronteras de 1967? Se lo diré, los árabes israelíes solicitarán la ciudadanía palestina, y seguirán recibiendo y solicitando las retribuciones y los servicios de la seguridad social del estado de Israel".

"Ellos no lo ocultan, dicen claramente que exigirán la autonomía de Galilea y del Negev, y que nunca reconocerán a Israel como un estado judío".

"Desde nuestro punto de vista, el concepto de tierra por paz es inadmisible. El principio debe ser intercambiar territorios y población".

"Nosotros no nos oponemos a una solución de dos estados para dos pueblos. Al contrario, la apoyamos, dos estados para dos pueblos, no un estado y medio para una parte (la palestina) y medio estado para la otra (la judía)".

"No podemos aceptar la asimetria de un estado palestino sin un sólo judío, y un Israel convertido en un estado binacional con minorías de más del 20%".

"El pueblo israelí está preparado, ahora más que nunca, para considerar ese intercambio. No hay ninguna razón para no mencionar a los árabes israelíes, cuando sí mencionamos a los refugiados... más aún cuando hay quiénes queman la bandera israelí durante el Día de la Independencia, profesores que echan a un reservista o que no dejan a un estudiante tener su mochila en clase porque lleva la bandera de su país".


Por contra, tenemos a otro personaje muy políticamente correcto, David Landau.

David Landau es el redactor jefe del diario Haaretz, y en una cena en la residencia del embajador americano el 10 de septiembre de 2007, donde la secretaria de Estado Condoleezza Rice deseaba encontrarse con un grupo de la "élite" israelí, éste miembro de esa selectiva "élite" calificó a Israel como de "estado fallido" y que necesitaba que los Estados Unidos impusiera unilateralmente una solución al conflicto. Y eso, porque el gobierno israelí deseaba "ser violado", y que sí eso pasaba para él sería un sueño hecho realidad.

Interrogado posteriormente por el periódico Jewish Week sobre esos hechos, el señor Landau comentó que esa transcripción era inexacta, pero confirmó que "Israel deseaba ser violado" para que llegará una solución definitiva, y que su sueño consistía en comentarle eso a Miss Rice. Él añadió que varias personas acudieron a felicitarle posteriormente por sus palabras y que únicamente dijo lo que muchos israelíes sienten.

Es conocido que para cierta élite israelí su opinión debe ser la dominante en el país.

Labels:

Tuesday, January 15, 2008

La France hantée y un cazador de fantasmas - Simon Marsden


Alleuze Chateau, Auvergne,France


Apchon Chateau, Auvergne, France


Dammarie-Les-Lys Abbey, Isle-De-France,
France


Passage, the Amphitheatre, Arles,
Provence, France


Mortemer Abbey, Normandy, France


Monolithic Church of Saint Jean, Aubterre-sur-Dronne,
Cognac, France


The Crypt, Tiffauges Chateau, Vendee, France


Saint Michael's Church, Rocher d'Aiguilhe, Le Puy,
Auvergne, France

Simon Marsden
y La France Hantée

Labels:

Monday, January 14, 2008

Židovský hřbitov (El cementerio judío) - Martina Ruckého

















Martina Ruckého

(Las fotografías del cementerio judío proceden de Libochovicích, perteneciendo el resto a varias series de la obra de la autora)

Labels: