Saturday, December 31, 2011

El último del 2011: Safed (Tzfat, Zefat) - Nachman Hellman

Labels:

La cínica guía del granjero aplicada al nuevo Oriente Medio - Karim Sadjadpour - Foreign Affairs



En los primeros años de la Guerra Fría se hizo un esfuerzo por simplificar - y parodiar - las diversas ideologías y filosofías políticas con un ingenio irreverente, en el espíritu de George Orwell cuando volvió a la granja. Nadie sabe realmente cómo se inició la broma de las dos vacas conocida como la "Parábola de los ismos", pero la mayoría de los estudiantes de Ciencias Políticas probablemente recuerden con alguna variación las siguientes definiciones:

Socialismo: Tiene dos vacas. El gobierno coge una de ellas y se la da a su vecino.

Comunismo: Tiene dos vacas. El gobierno coge ambas vacas y le proporciona la leche.

Nazismo: Tiene dos vacas. El gobierno le pega un tiro y se las lleva.

Capitalismo: Tiene dos vacas. Vende una y compra un toro.

Con los años, estas parábolas se expandieron gradualmente, y así la broma de las dos vacas podía explicarlo todo, desde los sindicatos franceses - Tiene dos vacas, pero se declara en huelga porque quiere tres - al Partido Republicano - Tiene dos vacas. Su vecino no tiene ninguna. ¿Y qué? -. Mientras originalmente las vacas eran una metáfora de la moneda, el capital y la propiedad, más tarde comenzó a tomar diferentes significados.

Hoy en día, el Oriente Medio ha reemplazado a la Guerra Fría como principal preocupación de los Estados Unidos en política exterior. En comparación con el bloque comunista, aparentemente homogéneo ideológicamente, los 22 países diferentes que componen el Oriente Medio actual resultan aún confusos para la mayoría de los estadounidenses. ¿Por qué no pueden dejar de pelear ya israelíes y palestinos? ¿Cuál es la diferencia entre Libia y el Líbano?

La siguiente lista satírica trata de simplificar la esencia de los gobiernos del Oriente Medio a fin de que, en las inmortales palabras de George W. Bush, "los niños en Lubbock" puedan leer. Y en lugar de símbolo de la propiedad, las vacas simbolizan aquí el pueblo, tal como la mayoría de los regímenes de Oriente Medio han visto tradicionalmente a sus poblaciones.

Arabia Saudita: Tiene dos vacas con reservas infinitas de leche. Gorge con hierba, evita la interacción con los toros, y las importaciones los asiáticos del sur para la leche.

Irán: Tiene dos vacas. Duran los interrogatorios hasta que ellas admiten que son agentes sionistas. Envian su leche al sur del Líbano y Gaza, o lo hacen en forma de crema altamente
enriquecida. Evita las sanciones internacionales vendiendo la leche en el mercado abierto.

Siria: Tiene cinco vacas, una de las cuales es alauita. Alimenta a la vaca alauita y sacude a las no alauís. Usa la leche para financiar las compras de su esposa en Londres.

Líbano: Tiene dos vacas. Siria reclama la propiedad sobre ellas. Puede cogerlas, llevarlas al extranjero y comenzar unas exitosas explotaciones de ganado vacuno en África, Australia, y América Latina. Luego envía el producto de ellas a casa para que tus familiares pueden pagarse la cirugía estética y los Mercedes Benz.

Hezbollah: No tiene vacas. Mientras, en las pausas, ordeña el pezón de la vaca de Irán y llama a la aniquilación de Israel.

Irak: Tiene tres vacas: una sunita, otra chiíta y una kurdo. La primera es ordeñada por Arabia Saudita, la segunda en parte por Irán, y la tercera pasa de contrabando su leche al extranjero. Los Estados Unidos recogen el estiércol.

Bahrein: Tiene tres vacas, dos chiítas y una sunita. Invita a Arabia Saudita para que mate una vaca chiíta e importa otra vaca sunita.

Yemen: Tiene dos vacas. Las da de comer khat en vez de hierba y se olvida de su leche. Las vigila mientras se pelean entre sí.

Egipto, Hosni Mubarak: Tiene 10 vacas. Pero se desentiende de ellas a la hora de atenderlas, evitando que se pongan a luchar contra Israel con el fin de obtener la leche de los Estados Unidos.

Egipto post-Mubarak: Tiene 10 vacas que piensan que ahora son las propietarias de la granja. Todavía no hay leche.

El Túnez de Zine el-Abidine Ben Ali: Tiene dos vacas. Las sacude con regularidad y utiliza el dinero de la leche para las compras de su esposa en París. Cuando se rebelan las vacas, se retira a Arabia Saudita.

El Túnez post-Ben Ali: Ver Egipto post-Mubarak.

Libia: Tiene dos vacas. Desea que fueran camellos. Las da para comer únicamente sus sabías palabras y las mata si se atreven a mugir.

Turquía: Tiene dos vacas y una oveja. Y afirma que la oveja es en realidad una "vaca de las montañas".

Qatar: Tiene una vaca que tiene cientos de ubres. Utiliza el dinero de esa leche sin límites para establecer un canal de televisión que transmite como se ordeñan las otras vacas de la región (excepto las de Arabia Saudita).

Emiratos Árabes Unidos: Tiene dos vacas. Las trae niñeras filipinas, trabajadores asiáticos y prostitutas rusas para asegurarse de que estén bien cuidadas. Venden la leche para construir el mayor centro comercial del mundo.

Jordania: Tiene una vaca, rodeada de lobos. Pretende que es una vaca mágica que tiene el poder de pacificar a los animales salvajes, y luego pide a los Estados Unidos la leche.

Palestina: Tenía dos vacas que se perdieron hace décadas. Las echa de menos.

Israel: Tiene dos toros. Pretende que son indefensos terneros.

Labels: ,

Dos asesinatos islámicamente moderados - André Sénik - Causeur


Sakineh Mohammadi

A los islamistas moderados de Irán les hubiera gustado lapidar silenciosamente a Sakineh Mohammadi, condenada por adulterio, por complicidad en el asesinato de su marido, y posiblemente otros delitos, si esos dos no fueran suficientes. Sin embargo, los extremistas occidentales islamófobos los detuvieron, olvidando en primer lugar que la lapidación es un hecho cultural, y que todas las culturas son igualmente dignas de respeto (multiculturalismo).

Y es que los occidentales olvidan que el Corán, el único que aporta una solución islámica para todas las circunstancias, hace caso omiso de la pistola y de las balas, y es que a diferencia de las balas, las piedras son reutilizables y no son contaminantes, algo a no despreciar desde un punto de vista ecológico. Y olvidan también que inclusive los judíos y los cristianos practicantes también lapidaban a sus adúlteros hace apenas dos mil años. Afortunadamente, una solución moderada se ha encontrado dentro del marco de la Sharia, permitiendo salir del impasse por todo lo alto: !la horca!

El ayatolá Sadegh Larijani ha dicho que "ya que el objetivo es la ejecución de los condenados, si no podemos darnos el lujo de aplicar la lapidación, podemos optar por el ahorcamiento" , y ordenó que se preguntara la opinión de otros juristas religiosos. ¿Para qué preguntar a nadie más?

Tantas precauciones legalistas deberían hacernos saltar las lágrimas de reconocimiento, especialmente si comparamos este ahorcamiento con la suerte de las mujeres acusadas de brujería en Arabia Saudita. El 11 de diciembre se decapitó a una mujer de 60 años, Amina bint Abdul Halim Salem bin Nasser, en la norteña provincia de Jawf, por "la práctica de la brujería". De acuerdo con la información publicada por la prensa, su delito era de una naturaleza que provoca horror: Esta mujer había sido acusada por la policía religiosa que la detuvo de "engañar a la gente en la creencia de que podía curar enfermedades" y solicitaba dinero a cambio de sus "cuidados". Sí, han leído bien: !pidió dinero a cambio de sus cuidados, y solamente fue decapitada! Uno se pregunta hasta dónde llegará esta ola de moderación islámica.

Labels:

En Bélgica "borran" a Israel del mapa y, ante las críticas, se mosquean: "Alto ahí, que no es para tanto"



El diario francófono posiblemente más importante de Bélgica, Le Soir, y habitualmente muy anti-Israel, hizo desaparecer durante unos días a Israel de un mapa que ilustraba una sección dedicada a artículos de opinión sobre la "Primavera árabe". Hay que reseñar que la correción se produjo tras la denuncia del hecho por particulares y por la principal organización judía de Bélgica, y que en el mapa en cuestión sí aparecían los "Territorios ocupados" en el lugar de Israel. Así lo comenta Eric Picard, recogido por Philosémitisme:
Durante dos días consecutivos, lunes y martes, el diario belga de difusión francófona Le Soir, publicó un mapa del Oriente Medio donde aparecían todos los estados de la región, excepto Israel. Muchos de los lectores y la CCOJB (el principal organismo comunitario judío) no dejaron pasar por alto dicha "desaparición". Para Maurice Sosnowski, presidente de CCOJB [el equivalente de la CRIF para la parte de habla francesa de Bélgica], esta omisión indica que "el diario Le Soir se deleita en la deslegitimación del Estado de Israel".

Didier Hamann, el nuevo editor de Le Soir reconoció la validez de la observación: "Este es sin duda un error, me declaro culpable y pido disculpas", señaló. Pero para él, la cuestión debería haberse detenido ahí. Los judíos belgas deberían contentarse con señalar los ataques sistemáticos contra Israel sin sacar ninguna conclusión, ya que una vez pillados in fraganti, los autores, con disculparse de sus ataques, se asegurarían que todo volvería a la normalidad y vuelta a empezar.

Así, el editor de Le Soir, Didier Hamann, dijo sentirse "indignado y ofendido" por la observación hecha por el CCOJB sobre la deslegitimación del Estado de Israel, de la que sería responsable habitualmente Le Soir. Sin embargo, en lugar de demostrar que esta crítica carecía de fundamento, el Sr. Hamann buscó deslegitimar la crítica tildándola de "vergonzosa". Y añadió, admitiendo con ello, tal vez sin darse cuenta, su política editorial, que había obrado personal y recientemente "para que las críticas del CCOJB se reflejen con honestidad". Como si eso no debiera ser evidente y no fuera siempre así en Le Soir.

Otra cosa para preocuparse por este argumento: si el CCOJB sigue criticando la deslegitimación de Israel realizada por Le Soir, ¿el periódico ya no reflejará abiertamente dichas críticas? ¿Es esta la forma en que un editor concibe las relaciones entre periodistas y organismos políticos: un acuerdo tácito para evitar las críticas mutuas?

Labels:

Rápido, al refugio. El ex principal asesor de Zapatero dice que "Israel puede estar tranquilo con las democracias árabes" (sic)



El enviado especial de la Unión Europea para la "primavera árabe", Bernardino León, hizo una visita relámpago a Israel este jueves pasado. En una entrevista con el "Haaretz", Bernardino León dijo que "Israel no tiene nada que temer del mundo árabe islámico... porque es muy difícil imaginar una guerra con unas democracias"(sic).

Veterano diplomático y ex asesor del ex primer ministro español Zapatero para Oriente Medio, Bernardino León fue nombrado hace unos meses para establecer canales de diálogo entre la UE y los partidos islámicos que pueden llevar al poder en países como Túnez, Marruecos, Libia y Egipto [N.P.: y su padrino, el pobre Morarinos, aún sin trabajo]. León se reunió con el director del Consejo de Seguridad Nacional, Yaakov Amidror, con el viceministro de Asuntos Exteriores, Danny Ayalon y con veinte embajadores israelíes estacionados en los países europeos.

"Comprendo perfectamente la incertidumbre de Israel a la luz de los acontecimientos en el mundo árabe, pero con la ayuda y la intervención de la comunidad internacional, el paso del mundo árabe hacia la democracia tendrá resultados positivos para todos". Nos tranquiliza mucho oirle decir esto.

También rechazó el término "invierno islámico" utilizado por muchos líderes políticos de Israel, afirmando que "el invierno era lo que existía anteriormente en estos países con sus regímenes dictatoriales y corruptos". Llegó a la conclusión de que "debemos dar el tiempo suficiente para que se pueda llegar a la democracia en el mundo árabe".

El artículo es de Shraga Blum, en Israel7, y se titula "Europa no ha cambiado nada..." (ni piensa), vía Philosémitisme

Labels:

Oh, la progresista Noruega: Cortejo fúnebre judío "insultado" en Oslo - Norway, Israel and the jews


Profanación de un cementerio judío en Estrasburgo, una de las capitales administrativas de Europa, en febrero del 2010

Cuando Gabriel Philip Stiris, un judío de 91 años, iba a ser enterrado en Oslo a principios de diciembre, un desconocido apareció y les gritó: «que les jodan a los judios» y se comportó de una manera que representó una amenaza (artículo de Ove Eikje en el diario cristiano noruego Dagen)

"Nos sorprendió mucho cuando esto sucedió, y nunca habíamos oído hablar de nada parecido", comentó su hijo Morten Stiris Dagen.

"Estaban a punto de echar tierra sobre el ataúd cuando un desconocido comenzó a expresar su odio hacia los judíos. El hombre se puso de lado de la valla del cementerio judío. ¿Tal vez había descubierto el obituario en el periódico Aftenposten y por eso sabía que un entierro judío se llevaría a cabo en ese momento?"

"El hombre levantó su brazo izquierdo haciendo el saludo nazi y parecía amenazador. Esta fue una acción muy deliberada, mi padre era el único judío que fue enterrado ese mismo día", prosigue Morten Stiris.

Varias personas que participaban en el cortejo fúnebre corrieron tras el hombre, que por el color de su piel parecía ser natural del país, pero estaba demasiado lejos y se escapó sin ser identificado. Este incidente terrible tuvo lugar en el cementerio judío de Østre Gravlund, en Oslo, el lunes 5 de diciembre.

Gabriel Philip Stiris era un joven estudiante de medicina en Oslo en 1942, y optó por pasar a la clandestinidad después de que se aprobaran los decretos anti-judíos emitidos en octubre de ese año. Fue ayudado por uno de sus profesores que le admitió en el hospital.

Pocos días después, el estudiante judío se recogió en el hospital de Faye-Hansen, fundador del Instituto Carmel. En primer lugar, Gabriel fue llevado a un escondite temporal en una tienda de flores en Majorstuen, donde conoció a otros judíos que también buscaron ayuda. En secreto, Faye-Hansen logró organizar la huida a Suecia de este grupo. En primer lugar, fueron enviados a Asker y escondidos en una casa, antes de llegar a la frontera con Suecia.

Un hermano menor de Gabriel fue encarcelado y enviado en el buque de carga "Donau" a Auschwitz, donde de inmediato fue gaseado.

El 3 de junio 2007, a Faye-Hansen le fue otorgado a título póstumo el distinguido honor de "justo entre las naciones" por el Yad Vashem de Jerusalén. Su hija, Gro Wenske, aceptó el premio en nombre de su padre, quien murió en 1992.

"Mi padre estuvo enfermo durante el último año y medio de su vida. En los últimos años, mi padre sentía como gran parte del antisemitismo, el que floreció en Noruega entre las dos guerras mundiales, volvía a levantar su fea cabeza en Noruega. Lo sentía en su columna vertebral, como un viento frío", afirma su hijo Morten Stiris.

Junto con su hermano Tom, escribió un artículo titulado "El antisemitismo sigue existiendo" en la web del Aftenposten, sobre el escandaloso incidente que experimentaron en el cementerio.

"La familia, evidentemente, se ha tomado esto muy gravemente. Esto es simplemente un acoso de la peor especie. Profanar una procesión funeral, y especialmente durante los rituales funerarios, es el peor acoso de todos", comentaban sus hijos en su artículo.

También decían que a pesar de los comités especiales formados para prevenir el antisemitismo, las medidas adecuadas para detener esa tendencia no se han tomado.

"Ahora se ha avanzado a una etapa donde hasta los funerales judíos son "atacados". No sabemos si este abominable acto fue perpetrado por un individuo o si él actuaba en nombre de otros. Pedimos que el gobierno se comprometa aún más y participe más activamente en la lucha contra el antisemitismo", afirmaban los hermanos Stiris, Morten y Tom.

Posteriormente se produjo un animado debate en la web del Aftenposten tras publicarse el artícuño. Destacamos estos comentarios muy significativos:

- "No, prácticamente no hay antisemitismo, pero hay un montón de lamentos y mentiras sionistas".

- "El antisemitismo va dirigido contra los pueblos semitas, algo que los judíos no son. Ellos son un grupo religioso, no un pueblo, al igual que los cristianos y los musulmanes".

Del siempre interesante Norway, Israel and the jews

Labels:

! Bravo !, un relato de Haim Sabato


Vendedor de libros de Jerusalén, fotografía de Nachman Hellman

Yo era un estudiante de yeshiva. Mi chavruta (el compañero de estudios talmúdicos) Elchanan y yo estudiábamos juntos toda la semana y los viernes deambulábamos por las calles de Mea Shearim en Jerusalén revolviendo en las tiendas de libros. Deseábamos examinar los libros nuevos y revisar entre los más viejos. Una vez vi una pila de ellos en la acera – viejos cuadernos y libros para la venta -, y junto a ellos un anciano. Busqué entre la pila y observé un pequeño libro cuyo lomo estaba descosido y cuyas páginas se estaban desmoronando. Miré a través de él y me di cuenta de que era un libro de sermones escrito por un erudito de Marruecos hace unos ciento ochenta años. Me sentí abrumado de pena por el libro. Pensé en lo duramente que había trabajado su autor en sus estudios hasta que le llegaron nuevas ideas, en cómo buena parte de su dinero se había invertido en ese libro, en cuántas puertas había llamado a fin de completar el coste de su publicación y cuántas otras puertas se habían cerrado ante su cara, y lo feliz que había sido finalmente cuando contempló los sermones impresos en su libro. Y cuando por fin salió de la imprenta, quién sabe a cuantos eruditos y posibles patrocinadores había enviado una copia. Probablemente, sólo unos pocos de ellos le respondieron, mientras que otros ni siquiera acusaron recibo del libro. Y entre los que le respondieron, algunos le enviaron alguna suma minúscula y otros le adjuntaron algunas palabras de alabanza. Ahora ese mismo libro yacía en la acera de una calle de Jerusalén, triste y abandonado.

Le pregunté al anciano cuanto costaba. Lo recogió, lo giró entre sus manos, miró el libro, me miró a mí y volvió a mirar de nuevo el libro, tratando de imaginar que había encontrado en él para que pudiera pegar su precio. Finalmente, especificó una cantidad bastante alta. Me dije a mí mismo que este autor de estos sermones bien valía la pena el precio que tendría que pagar.

En Shabbat, cogí el libro y miré a través de él. Vi que estaba repleto de ideas ya muy gastadas y que no había nada nuevo en él. Algunas de las cosas no eran más que acrósticos y ejercicios de gematría. Estaba a punto de lamentar haberlo comprado y haber pagado tanto por él. Después de todo, lo poco que había salvado lo había pagado con el fruto de duros años dando clases privadas de Talmud a los hijos de los ricos. Pero de repente, mis ojos vieron un derashah (sermón) del Parashat Vayeshev acerca de José y la esposa de Putifar, en Bereshit, en el capítulo 9. He leído la explicación del autor acerca de lo que los sabios habían escrito en verso hace siglos describiendo como José, un empleado de Putifar, había "entrado en su casa para hacer su trabajo". José estuvo a punto de sucumbir a las tentaciones de la esposa de Putifar, cuando vio lo que, según dicen los sabios, era la imagen de su padre, Jacob. La explicación del autor acerca de "la imagen de su padre" halló gracia a mis ojos. Me quedé muy contento con el sermón que el autor había escrito sobre este capítulo del Bereshit y la forma en que había explicado las palabras de los Sabios. Lo guardé en el fondo de mi mente.

Veinticinco años más tarde, me hallaba enseñando en una yeshivá. Durante el invierno, me invitaron a dar una charla en el Néguev en el semanario de lectura de la Torah de los miembros de los kibbutzim del sur. Llegué por la tarde. Cientos de personas estaban allí, la sala ya estaba llena y permanecía de pie. Yo estaba impresionado por el amor a la Torah que esto reflejaba. Antes de empezar, una mujer mayor vino hacia mí y me dijo que desde que había salido de casa hace cincuenta años, no había vuelto a escuchar una charla sobre la parashá semanal.

Me detuve en el escenario para hablar, y sentí todas las miradas sobre mí. Sabía que los miembros del público estaban pensando para sí vamos a ver lo que este joven nos tiene que decir. Estaba un tanto aprensivo.

Era la lectura semanal de José y sus hermanos. Cuando llegué a la cuestión de José y la esposa de Putifar y su puesta a prueba de José, lo relacioné con lo que los sabios habían dicho sobre los versículos que describen a José entrando a la casa de Putifar "para hacer su trabajo". Mientras estaba explicando la materia, un miembro del kibbutz se puso de pie y gritó emocionado: "Estimado Rabbi, no creo en que lo que usted está contando, y no creo en que lo que dicen nuestros sabios. Es imposible ni por un momento que José viera fue la imagen de su padre".

Prosiguió realizando comentarios cínicos, diciendo cosas que no quiero repetir aquí. El público lo miraba, y me miraba, y me quedé sin palabras. ¿Qué podía decir en apoyo de la explicación de los Sabios? Me quedé atónito por un momento, y dije una breve oración en mi corazón, rogando que no sucumbiera, y pidiendo al buen Dios que me diera una idea para salvar el honor de la Torah y el honor de los Sabios, que en paz descansen. Allí estaba yo, rezando, mientras un silencio de suspense envolvía la sala, con los miembros de la audiencia a la espera de ver cómo iba a poder salir del atolladero.

Mientras que el kibbutznik permanecía de pie frente a mí, aquel sermón incluído en aquel pequeño libro del erudito marroquí comprado un viernes hace unos veinticinco años, me vino entonces a la mente y me susurró: "Todo tiene su tiempo y su lugar. Ahora, mi tiempo ha llegado. Abre tus labios y aclara el asunto, yo estaré contigo".

Y comencé a explicar. En la casa de nuestro patriarca Jacob, en la tierra de Canaán, no había espejos, y ciertamente los hombres no contemplaban su propia imagen. Por lo tanto, el juicioso José nunca había visto su propia cara. Además, los sabios interpretan el versículo que describe al José de la infancia como "el hijo de la vejez de Jacob" en el sentido de que José se parecía mucho a su padre, excepto en que el joven José era imberbe, por supuesto. Pero durante los años en Egipto la barba de José creció en espesor, y se parecía a su padre en todos los sentidos.

Ahora bien, la malvada seductora, la mujer de Putifar, sin duda tenía más de un espejo en su tocador para acicalarse. Cuando seducía a José, éste casi sucumbe al pecado. Al entrar en su habitación había un espejo frente a él. Y vio ante si una imagen reflejada en el espejo. José, que nunca había visto su propia cara, vio una imagen y de inmediato se puso nervioso.

"Padre, ¿qué está haciendo usted aquí?", se dijo a sí mismo, y de inmediato retrocedió ante la imagen. De hecho, era su propia cara la que estaba viendo, no la de su padre. Pero él no lo sabía.

Qué sabias son las palabras de nuestros sabios cuando dicen que cuando José vio el rostro de su padre, volvió la espalda al pecado.

Cuando estaba terminando mi respuesta, el kibbutznik que había permanecido retadoramente de pie frente a mí gritó: "¡Bravo, Bravo Rabbi!". Cuando se calmó, volvió a su asiento.

Los miembros de la audiencia sonrieron. Seguí y expuse lo que los sabios trataban de transmitirnos en este midrash. Si una persona ve en su rostro la imagen de su padre y los rostros de las generaciones anteriores de su familia, entonces eso puede prevenirle de pecar.

Qué bien entendieron nuestros sabios la naturaleza humana.

Labels:

Friday, December 30, 2011

Víctimas de la "única" ocupación en el mundo, según el portavoz de la OLP en EEUU

Era de esperar: El triunfo del "kitsch indignado"




Ya no hay marcos mentales que valgan. La vida como representación y como ejercicio de mixtificación. El mundo, que no es un sueño, como trampantojo.

Labels:

Thursday, December 29, 2011

En busca de la tumba de Judah Macabeo – Shmuel Rosner – Jewish Journal



La tarde del pasado lunes, tan sólo veinticuatro horas antes del inicio de Hanukkah, y en el camino de Jerusalén a Tel Aviv, existen una serie de señales a la derecha de color marrón que anuncian “Las tumbas de los Macabeos”. Era casi la puesta del sol, la luz y el viento soplaba entre los árboles mientras caminaba por el pequeño sendero sin pavimentar desde el coche a el lugar donde los Macabeos - aquellos rebeldes y devotos judíos que derrotaron a las fuerzas de Grecia alrededor del 100 a. C. - casi seguro no fueron enterrados.

Escribí un breve artículo acerca de este corto viaje en el International Herald Tribune, pero el espacio era limitado, así que hay mucho más que decir sobre este breve viaje a lo largo de una bella tarde. Los árabes vecinos llamaron a este lugar Kubbur Al-Yahud - las tumbas de los Judíos -, de ahí la asunción errónea.

Todos los arqueólogos coinciden en que no importa lo que diga el cartel, este lugar no es el lugar donde descansan el padre, Matatías, y sus cinco hijos guerreros - Judah, Yochanan, Jonathan, Shimon, Elazar -. Es, sin embargo, el lugar donde sus más famosas batallas se libraron.

Donde Matatías, obligado por un funcionario del gobierno para que ofreciera sacrificios a los dioses griegos Selucidas, comenzó una guerra contra la idolatría y en contra de la potencia ocupante, exponiendo sus más famosas palabras: "Todo aquel que sienta celo por la Ley, y que asuma la Alianza, que me siga".

Recorrer el sitio, seguir a un pequeño grupo de ultra-ortodoxos que rápidamente se apresuró a desviarse media milla al norte, donde otro tumba – la conocido como del Sheikh Irabawi - erróneamente es celebrada como el lugar de enterramiento de Matatías. Los miembros del grupo de piadosos hasídicos de Breslav habían marcado esta tumba con un graffiti y colocado una lápida en la parte superior: Mattityahu Ben Yochanan, Cohen Gadol - Sumo Sacerdote -, añadiendo el acrónimo hebreo “Za'yin Yod A'lef”: "Tenga a bien protegernos". Uno de los Breslav llevaba dos cubos llenos de pintura y dos pinceles con los que decorar el techo.

¿Por qué estás aquí?”, le pregunto. "Estoy en una misión", me contesta. ”¿Enviado por quién?”. "Hay gente buena", me dice. “¿Es realmente el lugar donde fue enterrado Mattityahu?". “Los judíos acuden aquí a rezar, así que... ¿quién soy yo para eliminar todas estas oraciones poniendo en duda la autenticidad de este lugar?", me responde, y luego se sube a la cúpula redonda armado de la pintura y los pinceles.

Alrededor de Israel muchos lugares son señalizados y visitados a menudo por miles de creyentes. Es la tierra sagrada de las tumbas sagradas, donde la gente busca consuelo, bendiciones, buena suerte o bien estímulos espirituales, en las tumbas de los rabinos y los líderes y/o tzadikim, los justos. La víspera de Lag Ba’Omer, cientos de miles de personas van a la tumba de Rabí Shimón (o Simeón) Bar Yochai en las montañas de Galilea, un sabio del siglo I de nuestra era. Cerca de la tumba de Rabi Akiva (Akiba), otro sabio del siglo primero, oraciones tradicionales solicitando lluvia se suelen llevar a cabo. Nadie sabe a ciencia cierta donde fue enterrado Akiva. El lugar no está lejos de Tiberiades, el Mar de Galilea, pero algunos estudiosos creen que Akiva fue enterrado en el Monte Carmel, cerca del Mediterráneo. Algunas tumbas son una mera curiosidad, o para algunos una molestia, pero otras tienen un carácter más problemático. La tumba de José - resulta muy poco probable que el José bíblico fuera enterrado realmente en esta tumba de José - se ha convertido en un punto de controversia política. Se encuentra en el interior de la ciudad palestina de Nablus, y los celotes judíos tienen el hábito de acceder a ella a hurtadillas durante la noche, poniendo en peligro sus vidas y las de otros (los palestinos están obligados por sus acuerdos con Israel a permitir estas visitas, pero no se siempre lo hacen con mucho entusiasmo).

A través de la historia traicionera de esta tierra, las tumbas de los santos han sido identificadas por viajeros que buscaban aventura, por líderes religiosos que buscaban fortalecer una comunidad y por aquellos políticos que necesita reforzar el sentido de la nacionalidad. Rumores, leyendas, errores de cálculo, hay muchas razones para pensar que ciertos lugares sitios han sido identificados erróneamente. Los arqueólogos parecen conocer la verdad y debaten ferozmente la autenticidad de tal y cual tumba, pero a muchos fieles no parece importarles demasiado. Ellos favorecen fácilmente la tradición ante la sospechosamente secular "ciencia".

Encontrar las tumbas reales de los Macabeos resulta complicado y puede tardar años en conseguirse. Las fuentes históricas insisten en que fue un monumento notable, así que no podrían ser las tumbas de tipo medio que se hallan en muchos lugares de la zona de Modi'in. Amit Re'em, el arqueólogo en jefe regional de la Autoridad de Antigüedades de Israel, me cuenta que son necesarios fondos para que los arqueólogos puedan excavar las decenas de sitios posibles en dicha zona - pero sobre todo uno, no muy lejos de la falsa tumba de Matatías, donde Re'em y otros muchos creen que se haya la tumba monumental real. La búsqueda de estas tumbas es una especie de obsesión para un pequeño grupo de profesionales, debido entre otras cosas al gran interés no sólo de los judíos sino también de los cristianos. Re'em nos explica que los cristianos consideran a algunos miembros de la familia de los Macabeos como los primeros mártires.

Para los judíos, sin embargo, no hay escasez de tumbas de mártires, ni tampoco escasez de sabios, rabinos y tzadikim. Si las tumbas de los Macabeos son diferentes, si la historia de Hanukkah también es diferente, no es a causa de un significado religioso especial, sino más bien por su carácter nacional, tribal, es decir, la lucha de un pueblo oprimido y su búsqueda de la libertad. Sí, la diáspora judía celebra esta fiesta en todo el mundo como la fiesta de las luces, y los judíos religiosos celebran con esta fiesta la reconsagración del Templo Sagrado en Jerusalén, la fiesta de un milagro. Pero la mayoría de los judíos israelíes contemplan a los Macabeos de una manera algo diferente.

Pocos héroes militares pueden ser conmemorados tras una larga historia y tradición judía de exilio y opresión. Y menos aún encontrar héroes con una historia concreta de acciones valerosas de los podríamos esperar encontrar restos reales. La tumba de los Macabeos no podrá traer la lluvia, ni ayudará a la fertilidad de las mujeres, ni curará lo incurable. Pero puede ser un lugar en el que se conmemore el orgullo judío y se celebre la independencia y el triunfo. Aunque sólo fuera por esto, las tumbas de los Macabeos deben ser encontradas: para servir como una alternativa optimista a ese otro famoso lugar donde se reivindica la gallardía judía – el lugar más conocido del heroísmo judío, pero también del suicidio final -, Masada.

Labels: , ,

Israel no quiere realmente poner fin a la segregación de genero - Israel Harel - Haaretz



¿Estamos realmente interesados ​​en acabar con la segregación de género dentro de la sociedad haredi (ultra-ortodoxa), o cualquiera de los otros males similares, e incluso más graves, que existen en esa sociedad, así como en las demás? No es probable. Tras los tonos estridentes de los últimos días, uno puede asumir con seguridad que la meta de la mayoría de los críticos, incluidos los religiosos, es reprobar a la sociedad haredi, pura y simplemente.

La mayoría de los males sociales ocurren porque, como dice la Biblia, "En aquellos días no había rey en Israel, y cada uno hacía lo que le parecía". Y no está del todo claro que la comunidad ultra-ortodoxa se aproveche más y mejor que otras de esa falta de respeto a la soberanía.

Sin embargo, los haredim están sujetos a un marcaje y a unas leyes diferentes que los demás - con excepción, quizás, de los colonos. ¿Qué fácil resulta unirse en contra de ellos, especialmente durante Hanukkah, y cantar con gran sentimiento la canción favorita de esta festividad, "Banu Hoshech Legaresh": "Hemos venido a desterrar la oscuridad".

La secta violenta existente en Beit Shemesh podría haber sido controlada cuando todavía era pequeña y débil. Sin embargo, ella no era la parte más débil: lo eran la policía, las autoridades municipales y la mayoría silenciosa de sus residentes. Ahora que los medios de comunicación nos han despertado a todos, lo que debería haberse hecho hace unos años, puede que finalmente no sigan adelante en Beit Shemesh y más allá.

Las malas hierbas que crecían en los jardines del movimiento de los asentamientos también se han cortado de raíz. Pero aquí también, no hubo prisa. Sin embargo, sorprendentemente, sólo dos semanas después de que un ataque a los soldados provocara la protesta pública, hay indicios convincentes de que la policía ha comenzado a actuar con decisión.

Hay otros problemas que igualmente necesitan erradicarse, y en una escala incomparablemente mayor, y que también se dan en otras comunidades. Pero la corrección política otorga mayor importancia a la segregación de la mujer en la sociedad haredi que en el abuso emocional y sexual, las drogas, la pornografía y el abuso del alcohol existente en otras comunidades.

Esta corrección política bloquea sin lugar a dudas una discusión abierta acerca de los graves problemas de ese tipo que arrastran la sociedad árabe y la beduina (como la poligamia, que la ley prohíbe claramente, el matrimonio entre parientes cercanos, la mutilación genital femenina, etc.). Ni siquiera está permitido - y esto es evidente por sí mismo - discutir acerca de los incidentes protagonizados por árabes y beduinos atrayendo a niñas judías de las comunidades periféricas y de hogares pobres a abandonar la casa de sus padres y mudarse a los pueblos árabes, aunque esto sea un secuestro en todo el sentido de la palabra cuando la niña es menor de edad.

Aunque este fenómeno es bien conocido, rara vez se denuncia públicamente, y las autoridades policiales y del bienestar no suelen emprender acciones incluso cuando los padres presentan denuncias. Tampoco hay casi nadie interesado en las historias de esas niñas que finalmente logran huir del abuso psicológico, físico y sexual, como sí lo estuvieron con la historia de Naama Margolese la semana pasada (por no mencionar el hecho de que los secuestradores y abusadores no son procesados). ¿Por qué?

Caminar por las calles de una gran ciudad por la noche también resulta peligroso, y no sólo para las niñas, de hecho es mucho más peligroso que en Beit Shemesh. ¿Qué colectivo es responsable de esto? ¿A qué líderes públicos se les culpa de ello, o por lo menos se les obliga a explicarse? ¿Por qué sólo los ultra-ortodoxos y los colonos son culpables de manera colectiva de lo que sucede en sus patios traseros, mientras que a la gente de Tel Aviv (como colectivo), y/o a los intelectuales que se perciben como sus padres espirituales, nunca se les acusa de tener responsabilidad en sus respectivos males, pero sí en cambio se acusa directamente a los rabinos? ¿Por qué existe un dedo acusador que apunta al colectivo haredi de Beit Shemesh mientras que los graves problemas existentes en otros lugares están huérfanos de padre y de responsabilidad pública?

La principal causa por la que los ultra-ortodoxos pueden ser condenados colectivamente, y sus rabinos hechos responsables, es la degeneración a la que ellos mismos se han condenado, de la que la segregación de la mujer es sólo un síntoma. Sin embargo, la parte productiva de la sociedad debe preguntarse: ¿Por qué aceptar dócilmente y financiar esta continua degeneración? ¿Por qué, en respuesta a injusticia, no se levanta un movimiento de protesta, tal como lo hizo contra el costo de la vivienda, y tiene lugar una manifestación de "un millón" de personas?

Labels: , ,

La versión haredi: Una carta abierta a los editores de noticias – Yeshiah Horowitz - Israel Hayom


Naama Margolese sentada con su madre Hadassa en su casa de Beit Shemesh. ¿Aún más modestia?

(N.P.: El autor del artículo es el portavoz del Consejo Rabínico de Transportes, es decir, su artículo tiene algo de versión oficial haredi.

Varias cosas a destacar: en primer lugar, se echa la culpa del auge del problema a los medios de comunicación seculares, y no hace falta que nos digan que algunos tienen una agenda política. Algunos otros artículos de sectores no haredi también insisten en este hecho, "las críticas se han disparado por intereses políticos".

En segundo lugar, se denuncian como contrapreso las lacras de la sociedad secular a la vez que se idealiza la sociedad haredí, con alusiones a las luces de Hannukka, mientras se vaticina una conversion al haredismo de los seculares.

Finalmente, y lo más reseñable, no hay vestigio de autocrítica ni siquiera de crítica a los haredim extremistas. Sus acciones no son reprobradas expresamente, sino puestas en contraste con los problemas de la sociedad secular.

La comunidad haredi parece sentirse presa de una sensación de asedio, y ello parece no facilitar la crítica y la reflexión interna. Por lo demás, sus objetivos siguen en pie y no hay asunción de errores por su parte)



Estimados editores de noticias,

El poder que ustedes poseen es intoxicante. Dan forma a la agenda pública. Ustedes pueden ocultar algunos hechos y dar brillo y poner los focos sobre otros de su elección. Las estaciones de radio y los noticieros de TV siguen su ejemplo. Incluso Benjamin Netanyahu, Tzipi Livni y otras personalidades políticas, las cuales observan con el temor la agenda pública de los medios de comunicación, deciden repetir sus titulares. Ustedes coronan a los líderes, por lo que pueden conseguir que estos políticos tan importantes exalten o empañen la reputación de toda una comunidad. Todo en un día de trabajo.

Hoy, como ayer, llegan regularmente todas las noches a las salas de redacción las informaciones de crímenes, asesinatos, violencia, drogas y asaltos. Pero en su lugar, destacarán la noticia "ultra-ortodoxa" del día. Un ultra-ortodoxo ha insultado a alguien, un ultra-ortodoxo escupe a alguien, un ultra-ortodoxo hace una observación a una mujer. Debe ser el comienzo de la Tercera Guerra Mundial. Yo no estoy al tanto de los motivos ocultos detrás de todas estas decisiones editoriales. Tal vez ustedes estén tratando de atacar a Netanyahu (a través de sus socios de coalición). Tal vez sufran de xenofobia - el odio a aquellos que son diferentes de ustedes -. Para ustedes, como para muchos residentes de Tel Aviv, todos los judíos ultra-ortodoxos son lo mismo. Todos somos culpables. De acuerdo, nos hallamos ante un ultraortodoxo que dijo algo grosero a Tanya Rosenblit. Dios mío, no puede ser. También hemos conocido que en una escuela religiosa nacional, en el corazón de un barrio ultraortodoxo radical, los niños sufren acoso. Vergüenza, es una vergüenza.

Otra cosa es que los medios de comunicación ultraortodoxos se abstengan de informar sobre toda la suciedad y delincuencia presentes en Israel diariamente. Ellos quieren exaltar la "exclusión del delito" de su conciencia. Pero ¿cómo se puede dedicar toda una primera página a una niña de ocho años, Naama [Margolese], y a la vez ignorar totalmente la docena de asesinatos que se produjeron el mismo día? ¿Una niña tiene miedo de ir a la escuela (y esto realmente no es aceptable, a pesar de que haya cientos de niños que tienen miedo de ir a la escuela porque sufren palizas de sus propios compañeros) y ese ya es suficiente mérito para un gran titular de primera plana? ¿Y las peleas y los heridos de gravedad por navajas durante este fin de semana? ¿Es más importante que el doble atentado en el corazón de Damasco o que los equipos de espionaje vendidos por una empresa israelí a Irán? ¿No será que ustedes, los editores de noticias, experimentan el colapso total del sistema secular? Cada día, la policía abre más de 170 casos de asesinatos, crímenes violentos, delitos de drogas, robo, extorsión, amenazas y acoso sexual. El año 2010 vio 63.000 nuevos casos penales, y en la última década el número de casos relacionados con menores de edad aumentó en un 40%. Pero un hombre ultraortodoxo actúa de mala manera y se lleva todos los titulares.

Las luces de Hanukká nos enseñan que, desde una perspectiva histórica, estas oleadas de odio se estrellarán contra las rocas de la realidad. En Tel Aviv, una de cada dos mujeres siente haber sido víctima de algún acoso sexual en el transporte público (sin embargo, los cruzados de los derechos de la mujer guardan silencio). En la comunidad ultra-ortodoxa, estamos tratando de preservar la pureza de la vasija de aceite (alusión al milagro de Hannukka).

Diez toneladas de crudas generalizaciones y el cultivo de los prejuicios contra una población que, mayoritariamente, es un dechado de armoniosa vida comunitaria, no servirán de nada. La demonización llevada a cabo por los políticos, los jefes de los medias y los periodistas sólo acelerará el retorno de los judíos a sus raíces. Una vela encenderá a otra hasta que la luz de las velas de la sabiduría, el conocimiento y la Torah recorran el país de norte a sur. Al igual que la zarza que ardía sin consumirse.

Y, por último, he aquí una pequeña pregunta: Yo no entiendo por qué los medios de comunicación, y en su estela, los políticos, están haciendo un gran escándalo con la "exclusión de las mujeres". Los estudios demuestran que una de cada dos mujeres en Tel Aviv siente que sido objeto de algún acoso sexual en el transporte público. Por cada mujer que sufre un comentario grosero o bien que se la pide que se traslade a la parte trasera del autobús, hay decenas de miles de mujeres que han sido objeto de algún acoso sexual en las líneas de autobuses, donde se mezclan los sexos y la gente, unos con otros, en la mejor tradición secular.

Labels: ,

Escupir a las niñas no es el principal problema – Rav Natan Slifkin – Racionalist Judaism


Beit Shemesh y las chicas Orot

El fanatismo haredi ha sido un tema candente en Israel durante las últimas semanas, y Rav Natan Slifkin es el punto caliente de esta semana. Hoy, una gran manifestación tendrá lugar provocada por una entrevista que se emitió por TV la semana pasada. Presentaba a una niña de ocho años que fue traumatizada por ir a una escuela Orot (sionista-religiosa) por unos extremistas haredi que se pusieron a gritarla e inclusive la llegaron a escupir. Ahora bien, no quiero ni por un momento reducir al mínimo la terrible situación de las chicas de la escuela Orot. Estoy muy molesto con todo ello, y he participado en varias manifestaciones de protesta por lo ocurrido allí. Sin embargo, me preocupa que haya un énfasis excesivo en ese suceso en particular que nos distraiga de un problema mucho mayor y que pone en evidencia. La gran mayoría de los haredim están horrorizados y disgustados ante la idea de gritar a las niñas y de escupirlas – a ellas y a cualquiera -. Estas son las acciones de un grupo de lunáticos que son detestados por todo el mundo. Sin embargo, como tal, es fácil para los haredim, incluyendo al alcalde Abutbol, dar entrevistas por televisión protestando por dicho comportamiento. Esto, obviamente, les permite evitar un problema más general que es el siguiente: en cada nivel de la sociedad haredi hay un cierto grado de intolerancia hacia los no haredim, lo cual nunca es denunciado por aquellos que abandonan la sociedad haredi.

Esta formulación es un poco técnica, por lo que me gustaría ilustrarla. Los rabbonim y los residentes de RBS-B (el área donde viven estos hooligans), y algunos extremistas haredi rabbonim y residentes de RBS-A (por ejemplo, Rav Perlstein, y algunas personas de la Tzedaká Kupa Shel en RBS-A), no apoyan estos actos de vandalismo contra las mujeres y las niñas. Sin embargo, no creen que sean tan terribles, ya que en definitiva están de acuerdo con los objetivos que persiguen, por ello no son activos protestando en su contra. Además, ellos sostienen otras formas menos extremas de oposición físico/verbal a los no haredim - por ejemplo, "fomentar" la colocación de señales de tzniyus (avisos de modestia) en las tiendas, e incidentes como el protagonizado por el Rav Perlstein cuando llevó a un grupo a romper un concierto en el RBS-A debido a que existía un mezcla de población haredi y no haredi.

La corriente haredi rabbonim y los residentes de RBS-A, como Rav Kornfeld y el diario Chadash, se ven tan ajenos y se muestran tan disgustados ante la idea del uso de la violencia física o de la intimidación verbal contra los no haredim por parte de estos fanáticos, que ni siquiera ven la necesidad de evidenciar que se oponen a ella, y que ellos no son compatibles con el enfoque de los rabbonim de RBS-B y del extremismo haredi rabbonim. Pero a la vez tampoco hablan claramente en contra de ellos, ni muestran ningún tipo de apoyo a las chicas Orot. Ellos apoyan los intentos “más suaves” de imponer las costumbres de los haredim al resto de la ciudad, oponiéndose así a los no haredim (como cuando los no haredim fueron expulsados de Betar). Los ejemplos incluyen la firma de avisos contra las mujeres que se visten de una manera no tzniyus (falta de modestia), la prohibición de recaudar fondos en sus sinagogas por parte de la organización de caridad LeMaan Achai (sionista-religiosa, y esto es muy anterior a las disputas actuales), la hostilidad hacia el TOV (el partido neo-haredi no Daas Torah), y las muestras ocasionales de oposición a los achdus con los no haredim - cuando algunas personas trataron de organizar un Shiur achdus después de algunas trágicas muertes de niños, pero estas sinagogas sólo cooperaban si los portavoces eran haredi y al evento no se le llama achdus -.

A los haredi rabbonim moderados y a los residentes de RBS-A no les gusta cualquier forma de oposición a los no haredim. Pero tampoco protestan contra las acciones de los grupos extremistas porque consideran que, en general, buscan los mismos objetivos. Además, debido a su interés en promocionar sus propios objetivos para la ciudad que habitan, votan a los partidos haredi más a la derecha al ser los que más ponen en práctica los cambios que desean los haredim (como la destrucción de áreas verdes para dar cabida a viviendas baratas), consiguiendo así finalmente alejar a los no haredim.

Y estos haredim moderados, en líneas generales, ni siquiera protestan públicamente por las acciones de estos locos. Prácticamente ninguno asistió a las manifestaciones de simpatía por las chicas Orot. Un Rav, por el que por lo general tengo el mayor respeto, afirmó que protestar por las acciones de esto locos reforzaría la impresión equivocada de que su comunidad y estos locos forman parte de alguna manera de la misma comunidad. Pero no es una impresión totalmente equivocada. Hay un continuum en la comunidad haredí.

Un rav haredi de línea moderada debería estar obligado a protestar por las acciones de estos locos ya que al no formar parte de esa corriente extremista, le resulta más perentorio demostrar su desacuerdo con esas acciones que inclusive las personas no haredim. El resultado final de todo esto es que mientras estos locos extremistas son realmente elementos marginales, hay un problema mucho más amplio de intolerancia haredi hacia los no haredim en muchos niveles, y su actitud habitual de no protestar ante dicha intolerancia la permite prosperar y proliferar.

Además, existe una creencia general dentro del ámbito haredi de que una vez que son mayoría, el barrio debería adaptarse totalmente a la sensibilidad haredi, por lo que por general trabajan para incrementar el porcentaje haredi dentro de la población (para que la ciudad esté de acuerdo con sus ideales espirituales). Jonathan Rosenblum afirmaba en el JPost que "no hay lugar para los intentos de imponer las costumbres haredi a los demás". Pero para alguien que dice hablar en nombre de la corriente principal de la población haredi - y un discípulo de Rabí Aharon Feldman - esto resulta falso. Muchos haredim pueden no ser conscientes de tener la intención de imponer sus costumbres a los demás, pero esto ciertamente resulta inevitable y es lo que sucede. Sucedió en Beitar y está sucediendo aquí.

Como residente en Ramat Bet Shemesh desde hace más de una década, puedo dar fe de su intento continuo de "haredizar" la ciudad, lo que ha llevado a muchos no haredim lejos de Modiin y de otras ciudades. Quienes se dedican a utilizar medios violentos para lograrlo, son una minoría marginal detestada por muchos haredim, pero también existe un esfuerzo general haredi para lograr esos mismos objetivos a través de medios no violentos.

El destino de la ciudad se determinará en las próximas elecciones, dentro de dos años. Cualquier persona que vote por partidos políticos como Gimmel y por candidatos a la alcaldía como Abutbol, serán parte del problema.

Labels: , ,

Los judíos no son todos traperos, ni vendedores ambulantes, ni delincuentes, señor Charles Dickens - Jennifer Lipman - TheJC


Charles Dickens y Fagin

En octubre de 1845, los miembros de Jews and General Literary and Scientific Institution, en
Leadenhall Street, Londres, reflexionaban sobre la cuestión que les había planteado John Mottram: "¿La obra de Charles Dickens tienen una posición preeminente entre los estudios clásicos del país?".

El próximo año es el bicentenario del nacimiento de Dickens, y la respuesta es un rotundo sí.
Sin embargo, para la comunidad anglo-judía del siglo XIX, Charles Dickens fue una figura controvertida, un famoso escritor que como describía el Jewish Chronicle (JC) de la época era "el poeta en prosa de nuestra época", pero que también era conocido por su uso constante de caricaturas y estereotipos anti-judíos.

El más famoso de ellos fue su interpretación de la carrera criminal del personaje llamado Fagin en Oliver Twist. "El judío", tal como era descrito en más de 250 ocasiones - con más frecuencia que por su propio nombre - era un "anciano horrible [que] parecía un reptil repugnante".

A modo de justificación, el autor comentó: "por desgracia, sucedía que en la época a la que se refiere la historia, esa clase de criminales, casi siempre, eran judíos".

Dickens modificó posteriormente su representación - una lectura final que le dio el libro el año anterior a su muerte no incluía ninguna referencia a la religión del personaje - y también creó el bastante más halagador personaje judío del Sr. Riah, en Our Mutual Friend. Pero Fagin no fue un caso único en el canon de Dickens.

Como lo revela un aluvión de correspondencia por parte de los lectores del JC en la década de 1850, la serie de “libelos” en Household Words, el periódico semanal editado Dickens, fue de lo más controvertida.

El 1852, su relato Old Clothes, en el que Dickens parecía sugerir que todos los judíos parecían "viejos traperos disfrazados" - esencialmente vendedores ambulantes de clase baja -, fue objeto de una larga y sarcástica carta dirigida al JC por el lector "P".

En ella daba las gracias a Dickens por atraer su atención al hecho desconocido de que "llevar la bolsa, y gritar ‘Ogl clo’ parece ser una especie de... aprendizaje al que todos los hebreos son sometidos", y especulaba que quizás Dickens debió ser perseguido en su infancia por algún fantasma que le llevó a ver "en toda persona con barba un judío, y en cada judío un trapero, incluso en países donde no existe tal cosa como el comercio de ‘Ogl clo’".

Mister "P" apuntaba razonablemente que si los judíos eran distribuidores de ropa de segunda mano, se debía en gran parte a que los antepasados de Charles Dickens habían impedido a los judíos ocupar actividades más "nobles".

Unas semanas más tarde, el JC ofrecía la “prueba” a Dickens de que "los judíos tenían en sus mentes otras ideas por encima de las bolsas de ropa vieja", publicando el anuncio del éxito en sus exámenes de varios graduados judíos en anatomía y fisiología por la Universidad de Londres. “¿Estaría aún dispuesto el Sr. Charles Dickens a hacernos justicia, y retractarse de sus injustas calumnias?", se preguntaba.

En marzo de 1851, el JC dedicó una página a la cobertura del artículo de Dickens "Biografía de un malvado chelín", en el que se hace responsable a "un judío" del crimen atroz de fundir una respetable placa de zinc. El JC se quejaba de que el autor "no perdía la oportunidad, una vez más, de incrementar los insultos y las calumnias que había acumulado previamente la comunidad judía".

Tomando nota de que Dickens era lo suficientemente influyente como para "erradicar del vocabulario la palabra fatal: prejuicio", el JC se preguntaba por qué tantos criminales en la obra de Dickens eran judíos, cuando esto no coincidía con la "estadística criminal del país".

El año anterior, un debate encendido se desató en el JC a costa de la novela “The Old Lady in Threadneedle Street”, en la que se llegaba a afirmar que el oro del Banco de Inglaterra era "sudado por judíos". El lector "LL" se quejaba de que Dickens había “consideraba mi credo con odio y desprecio cargando a los judíos con esta práctica deshonesta", y sugería que los judíos que describía Dickens debían pertenecer a la tribu "que ha sido acusada del asesinato de niños cristianos para utilizar su sangre inocente durante Pascua".

Otro lector afirmaba que "no había admirador más entusiasta que él (de Dickens)", pero lamentaba que sólo aludiera a los hebreos "con el propósito de unir a nuestra nación a los reproches de vicio, mezquindad y falta de mérito". Y agregaba: "Si Dickens hubiera sido un miserable escritor de centavo por línea, sus observaciones no habrían sido dignas de comentario".

Sin embargo, a pesar de quejarse de los "20 años de tergiversaciones por parte del novelista más leído", se consideraba que Dickens era aún digno de un editorial efusivo a su muerte en junio de 1870. En el texto se lamentaba el hecho de que "el mayor ornamento de la prensa de Inglaterra había fallecido".

Y quizás la más clara señal de que Dickens aún era amado por los judíos al igual que por la mayoría de los lectores, fue un artículo publicado en abril de 1870, justo dos meses antes de su muerte, cuando el JC exhortaba a otro artista famoso para que aprendiera de Dickens. En un mensaje dirigido al compositor alemán Richard Wagner, se señalaba: "Nunca es demasiado tarde para remediar un error, sobre todo cuando el error es sólo literario. Un gran hombre (sin duda tan grande como el señor Wagner) se disculpó una vez ante los judíos por publicar ataques contra ellos. ¿Podría el Sr. Wagner no desperdiciar la oportunidad de hacer lo mismo?".

Para la comunidad judía, el hombre que una vez fue criticado por difamar al pueblo judío con sus palabras, era, en el momento de su muerte, un héroe que conmemoraría en los próximos años.

Labels: ,

Wednesday, December 28, 2011

Diáspora Disney (Krakow, Birobidzhan, Hervás) - Shelley Salamensky - New York Review of Books


La representación en Hervás

(Una lectura cáustica, pero realista, de la “recuperación” en ciertos lugares del pasado judío, casi siempre ligado con fines turísticos. No deja de chocar, como en el caso de España, que esa preocupación por recuperar el pasado judío vaya a la par con unos elevados niveles de antisemitismo. Business Is Business, para que luego digan que los mercaderes son los judíos)

Hanukkah conmemora la persistencia frente a las abrumadoras probabilidades en contra, cuando los rebeldes judíos en Judea derrotaron a sus amos helénicos y las lámparas de aceite que duraban un solo día lucieron, milagrosamente, ocho días más. Hace cinco años me enteré de lo que parecía un milagro más. A pesar de haber sido casi erradicada por los nazis hace seis décadas, el espíritu de la vida judía en Polonia se había encendido de nuevo en Cracovia, cerca de las tierras de cultivo donde mi familia había vivido durante unos nueve siglos.

Las cafeterías, me dijeron, servían carpas en gelatina con pasas. Las melodías klezmer rebotaban por las calles empedradas. Los rótulos de las tiendas de antes de la guerra habían vuelto a aparecer flanqueando una animada plaza como si sus judíos nunca se hubieron extinguido. Los cocineros y los klezmorim (los músicos klezmer), según supe después, eran casi todos los no judíos, y la multitud presente estaba compuesta por turistas. Se trataba de mera fachada.

Auschwitz, a tan solo una hora de distancia, sigue siendo una brutal advertencia contra la nostalgia de color de rosa o la frivolidad. Aún así, tenía que ver todo esto por mí misma. Y fui hasta allí. El Festival de la Cultura Judía se celebra cada verano en el antiguo barrio judío de Cracovia (Kazimierz). Todo comenzó al final de la época comunista como un asunto de bajo perfil, organizado por cracovianos no judíos amantes de la historia de su ciudad y por los líderes de “Universidad volante judía” de Varsovia – una escuela judía clandestina -. Ahora tiene una duración de más de una semana y atrae a decenas de miles de visitantes, en su mayoría polacos no judíos, alemanes y otros europeos (Hay alrededor de 5.000 a 30.000 judíos en Polonia actualmente, dependiendo de cómo se cuente). Las sinagogas y cementerios profanados han sido restaurados y las casas abandonadas se han convertido en tiendas, hoteles y restaurantes, algunos con temas judíos. El efecto global puede recordar a una especie de Disney Street en los EEUU, aunque el festival es, en su mayor parte, profundamente serio y respetuoso. El programa combina el entretenimiento con músicos y grupos de teatro judíos y no judíos, que trabajan para preservar el legado judío, con conferencias académicas sobre el pasado judío de Europa, clases de baile y discusiones entre los judíos y no judíos sobre el Holocausto y la persistencia del antisemitismo.

Mis viajes al festival de Cracovia me han llevado a otras ciudades de Europa y Asia cuyas suprimidas historias judías está siendo recuperadas y recreadas de manera fascinante: Lódz, Berlín, Vilna, Lviv, y en otros lugares. Tal vez el caso más extraño es Birobidzhan, en el extremo oriental de Rusia, cerca de China, un territorio establecido por Stalin en la década de 1930 como una colonia donde reubicar a los judíos no deseados en Ucrania. De los 40.000 judíos que fueron ubicados allí, la mayoría optó por los matrimonios mixtos, se asimilaron o bien emigraron. Hoy existen pocos judíos “plenos” restantes, pero el 16% de la población actual de una ciudad de unos 75.000 habitantes reclama un cierto grado de ascendencia judía, y la ciudad ha hecho un gran esfuerzo para mostrar su patrimonio. El Festival de la Cultura Judía de Birobidzhan, que se celebra cada dos de septiembre, ha pasado de ser una demostración del talento local a una especie de gran festival estilo Hollywood, con glamurosos y deslumbrantes artistas importados.

Aunque tienen pocos visitantes, las aspiraciones siguen siendo altas, y hay planes ya en obra para construir a gran escala un "pueblo judío" siguiendo el ejemplo del “Pueblo Tradicional Coreano” de Seúl. El Ayuntamiento ha ordenado a los restaurantes que reaviven los viejos platos judíos: el festival de este año tenía como atracción un enorme pescado relleno de unos sesenta y seis metros destinado a batir un nuevo récord mundial que ponga a esta remota y una tanto sombría ciudad-pantano en el mapa.

Pero otros intentos de revivir la cultura judía en Birobidzhan son más serios. El yiddish - una vez la lengua oficial de la región y en el único lugar en la historia -, allí donde alguna vez predominó, vuelve a aparecer en las señales de tráfico y en el periódico local, y se enseña en las escuelas. Desde la caída de la Unión Soviética, 150 maestros han sido capacitados en yiddish. Existen dentro de la comunidad grupos que representan las obras de teatro en yiddish y festivales de canto. En la TV y en la radio los programas recuperan los temas judíos. Muchos de los que participan no tienen un trasfondo judío, pero consideran el pasado judío de la ciudad como un legado cívico que deben defender. Los judíos son admirados por considerarlos portadores de valores loables: la educación, la autodisciplina, y la inteligencia financiera. Después de una larga historia de persecuciones en Rusia, la judeofilia de Birobidzhan, aunque dependiente de los estereotipos, puede ser algo parecido a un desarrollo positivo.

La fiesta judía de Hervás, en España, a la que asistí en julio pasado, es un caso diferente. Hervás es un pueblo de montaña que en coche está, tras atravesar un desierto de matorrales, a algunas pocas horas de Madrid. Su fiesta técnicamente honra a los conversos, es decir, aquellos judíos obligados a convertirse durante la Inquisición. Mientras que Hervás tuvo sus propios habitantes judíos – unos cuarenta judíos, o posiblemente familias judías, figuran en el censo de 1492 -, algunas florecientes comunidades judías vivían en las grandes ciudades a varios kilómetros de distancia. Y el barrio medieval, bien conservado y registrado como el "Barrio Judío", no parece tener mucho más de judío, según mantienen los estudiosos, que cualquier otro barrio de Hervás. El “Barrio Judío”, afirman, es en realidad una fantasía ideada para atraer unos ingresos turísticos para un pueblo que, con una impresionante arquitectura y unas bellas vistas paisajísticas, tiene poco empleo.

El festival cuenta con una obra de teatro, un melodrama suave y azucarado sobre el amor condenado entre una chica judía y un chico católico que acaban asesinados por sus respectivos amantes despechados. El show, un espectacular popurrí de desfile medieval, comedia del arte, violinista en el tejado, West Side Story y telenovela, se realiza a orillas del río de Hervás en medio de la noche. Se trata de un elenco de ochenta personas, incluyendo acróbatas, malabaristas de fuego, decenas de niños, un perro, un burro y un caballo (Una tragedia sobre el pasado judío de España escrita por un autor judío de Madrid, y que se montó el primer año del festival, fue rehecha totalmente y luego desechada por no permitir un carácter lo suficientemente festivo). La audiencia - adolescentes en las gradas, ancianos en sillas plegables, niños surrealísticamente plácidos gateando entre el recién cortado heno -, charla durante la representación señalando a los conocidos presentes en el reparto. El evento tiene el aura de una feria del condado.

Durante el día, los aldeanos vestidos como judíos - vagamente imaginados con chilabas marroquíes, faldas hippies y babuchas - representan lo que se anuncia como un "mercado judío" (lo que lo hace judío, evidentemente, es la noción muy común en España de que los judíos son unos verdaderos expertos en la venta de cualquier cosa). Entre las actividades programadas, sólo una tuvo mucho que ver con la historia judía: una especie de tour andante patrocinado por una progresista troupe dedicada a la canción popular procedente de una ciudad de la región relatando las “obras” de la Inquisición. Los compradores les miraban sorprendidos y paralizados, pero cuando el tour pasaba de largo el “mercado judío” reanudaba su aire festivo.

Los aspectos comerciales del festival de Hervás - financiado por la cámara de comercio del pueblo como una bendición para los negocios locales - no son excepcionales. Igualmente, el renacimiento cultural en Birobidzhan también obtuvo subvenciones desde Moscú, mientras que en la periferia del Festival de Cracovia se encuentran vendedores de figuritas judías con la “nariz ganchuda”. Sin embargo, hay mucho más en juego en estos lugares que el beneficio.

En Cracovia, con su rica y traumática historia, el Festival es un intento de hacer frente a la pérdida, algo que sigue siendo relativamente novedoso, de lo que fue la más grande población judía de la época, así como la cuestión de la complicidad polaca con los nazis en la guerra, la represión comunista de la historia del Holocausto y la continuidad de la intolerancia en Europa. También es una oportunidad para que los polacos reflexionen sobre el futuro de su país como una nación conservadora, culturalmente monolítica en un mundo cambiante y ante la diversificación de Europa.

El renacimiento cultural judío en Birobizhan parece tener como principal objetivo animar un lugar aislado y pobre, con un futuro bastante pesimista, pero nada especial por su historia única. A pesar de algunas tonterías y de cierta confusión, los esfuerzos más sobrios por enseñar la historia judía y el yiddish aseguran que al menos algún legado relevante podría conservarse. Y tal vez incluso su “parque temático conmemorativo” sea más saludable que lo que sucede en la mayoría de los lugares donde hubo una antigua y vital cultura judía más o menos desaparecida: el olvido total.

En Hervás, la evocación del pasado judío es tan superficial e históricamente caprichosa que bordea lo ofensivo. Las estrellas de David adornan las señales de tráfico, las rejas de kas ventanas, e incluso, sin motivo aparente, la iglesia. Hay una Taberna de la Judería y un Hotel la Sinagoga: el primero, si echamos un vistazo, se especializa en el jamón, haciéndolo indistinguible de un Holiday Inn. Al llegar, me hizo gracia por su aspecto kitsch, pero en mi último día, me sentí vagamente molesta. Este simbolismo vacío pone cruelmente de relieve todo lo que Europa ha perdido.

NYR of Books
El programa de Hervás de 2011

Labels: ,

Tuesday, December 27, 2011

El gran retorno de la Ortodoxia - Lawrence Grossman – Jewish Ideas Daily



El resurgimiento de la ortodoxia puede representar la más profunda, y sin duda la más sorprendente, transformación del judaísmo en los últimos 60 años. Aún más sorprendente, la parte más energética no proviene de la "Ortodoxia moderna", sino de una cultura insular, la conformada por la ortodoxia de los tribunales hasídicos, la de aquellos hombres educados exclusivamente en el Talmud, y que muestran una cultura de sospecha, e inclusive de desdén, hacia la sociedad secular. Este es el mundo haredi.

La creciente importancia de los haredim es especialmente evidente en Israel, donde pesa la influencia política haredi en las políticas públicas lo cual irrita a los menos ortodoxos. Incluso en los Estados Unidos, donde una forma de judaísmo no puede mandar sobre las otras, el recrudecimiento ortodoxo es palpable y tiene implicaciones políticas: los judíos ortodoxos votan por los republicanos aún más abrumadoramente que los judíos liberales por los demócratas.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, nadie habría predicho esto. Los nazis habían destruido los grandes centros en Europa del Este de la cultura ortodoxa. Por otra parte, la Ortodoxia llevaba en declive desde hacía más de un siglo. En Europa central, fue víctima de la emancipación, la aculturación y del emergente judaísmo reformista. En Rusia, comenzando el siglo XIX, muchos de los hijos de los ortodoxos desertaron hacia el socialismo y el sionismo laico, mientras que otros emigraron, abandonando a menudo la religión.

Entonces, ¿cómo explicar este retorno de los ortodoxos?

Los mismos ortodoxos dan una doble respuesta. Ellos creen que la Ortodoxia es la única forma sostenible de judaísmo porque es el único "verdadero" judaísmo, y, como así lo creen, trabajan para que sea una realidad. Los estudiosos que prefieren unas explicaciones más impersonales acerca del resurgimiento ortodoxo lo interpretan ocasionado por la erosión general del liberalismo occidental y el fortalecimiento del fundamentalismo religioso: los haredim son, mutatis mutandis, los equivalentes judíos de los islamistas y de los cristianos evangélicos.

Quizás ambas explicaciones sean erróneas, o al menos incompletas. Aunque las teorías de la historia que reivindican los "grandes hombres" están pasadas de moda, Benjamin Brown, de la Universidad Hebrea, sostiene que un solo hombre jugó un papel estratégico, quizás determinante, en el ascenso de la Ortodoxia. Su caso es impresionante.

Este hombre es el rabino Avraham Yeshayahu Karelitz (1878-1953), conocido como el Hazon Ish (Hazon significa visión, Ish significa hombre y es el acrónimo hebreo del primer y segundo nombre del rabino). El nuevo libro de Brown escrito en hebreo sobre él se titula “El Hazon Ish: Halajista, Creyente, y Líder de la Revolución Haredi”. Basado en la tesis doctoral de Brown, el libro es enorme, muy sabio y completo. Brown está en su salsa ante las complejas cuestiones halájicas que planteaba Hazon Ish y ante las obras de filosofía jurídica y de jurisprudencia que proporcionan un contexto para ellas.

Admirando sus conocimientos sobre el tema sin necesariamente compartir sus puntos de vista, Brown evita la hagiografía de mucha de literatura anterior sobre el Hazon Ish, y presenta una evaluación objetiva del hombre. No es exagerado decir que esta biografía marca una nueva era en los estudios críticos sobre la historia de la Ortodoxia del siglo XX.

Karelitz era el hijo de un rabino de un pueblo lituano que fue educado en su casa. Retraído y con la mente solamente dedicada a la erudición rabínica, el joven se casó con una mujer mayor que tenía una tienda, mientras él pasaba su vida dedicado al estudio. El matrimonio fue infeliz y sin hijos. Hasta los 55 años Karelitz residió en Vilna. Había publicado cuatro libros, pero no obtuvo ninguna recomendación rabínica y se mantuvo apartado del ojo público. Mucho de lo que sabemos acerca de sus años en Vilna proviene del gran escritor en yiddish Chaim Grade, que estudió con él privadamente durante varios años y lo retrató en la ficción como el Rabbi Yeshayahu Kossover, en su magistral novela “La Yeshiva”.

Karelitz llegó a Israel en 1933 y comenzó a atraer la atención con su flujo constante de publicaciones, incluidas respuestas innovadoras a cuestiones prácticas: ¿Deben los judíos en el Asia Oriental tener en cuenta la línea de la fecha internacional cuando observen el calendario judío? ¿Pueden vender los judíos sus tierras (en Palestina) a los gentiles durante el año sabático, lo que les eximiría de la orden bíblica de ponerlas en barbecho? ¿Cómo debemos calcular las cantidades de las sustancias utilizadas con fines rituales, como el vino para el kidush y la matzá en el Seder de Pesaj?

Después de la Segunda Guerra Mundial, el Hazon Ish llegó a ser reconocido como el Gadol Hador - el gran hombre de esa generación, la autoridad preeminente en la halajá -. Una vez retirado, el Hazon Ish también tomó a su cargo el liderazgo político-religioso de la Ortodoxia no sionista en Palestina, más tarde Israel. Esta situación fue confirmada por el propio primer ministro David Ben-Gurion, el cual en un acontecimiento que se convirtió en legendario entre los haredim, visitó la casa del Hazon Ish en 1952 con la esperanza de elaborar un modus vivendi entre la comunidad tradicional ortodoxa y el estado secular sionista.

Si bien el actual modus vivendi no surgió de ese encuentro, el Hazion Ish desarrolló una estrategia comunitaria que fue adoptada por los principales grupos haredí: ni se adherían al nacionalismo sionista, ni - como los Neturei Karta – luchaban en su contra de forma activa. El Hazon Ish aceptó la legitimidad del Estado de Israel y dirigió sus esfuerzos hacia lo que Brown denomina "enriquecimiento espiritual": la construcción de una subcultura estrictamente ortodoxa dentro del Estado de Israel a través de una red de yeshivas y kollels. Brown considera que si los judíos haredí no hubieran seguido ese "camino de en medio", no estarían en la posición de fuerza que poseen en la actualidad.

Antes de su muerte, el Hazon Ish emprendió y ganó batallas políticas fundamentales para eximir a los estudiantes de yeshiva del ejército y mantener exentas a las niñas estrictamente ortodoxas de cualquier forma de servicio nacional. Sin embargo, estos verdaderos éxitos conducen a Brown a poner fin a su libro con una nota dudosa. El Hazon Ish diseñó una estrategia destinada a proporcionar un espacio social independiente para los haredim dentro de Israel, sin embargo, hoy en día cada vez se encuentran más enredados en la vida secular de Israel. ¿Cuando consiguió las exenciones al ejército para los 400 estudiantes de yeshiva en el año 1949, soñaba que su número se multiplicaría hasta los 62.500 en 2010, lo que provocaría un intenso resentimiento entre sus compatriotas? ¿Se habría sentido satisfecho de contemplar como muchas mujeres ortodoxas, a las que trató de proteger del mundo secular, han debido involucrarse profundamente en ese mundo a nivel laboral para así poder permitir que sus maridos se dediquen exclusivamente al estudio del Talmud?

Tal vez el caso haredi es un ejemplo más de un fenómeno recurrente, la revolución que tanto éxito cosecho traiciona finalmente a su arquitecto.

Labels: , ,

Sin palabras, Beit Shemesh

¿Radicales? Solamente los judíos, afirma la prensa progresista europea - CifWatch


Evidente, ¿no creen? Aunque lo de sospechosos sobra... (3 de Octubre)


¿Pero quienes han sido los responsables de esta masacre, aquí no se menciona a nadie en los titulares? ¿Estamos ante el típico titular anti-Islamofobia, o bien fueron los radicales judíos de nuevo? (25 de Diciembre)


Esclarecedor gráfico con las cifras mundiales del 2010, aunque no proviene de la prensa progresista europea, sino del U.S. National Counter Terrorism Center (NCTC).

Labels: ,

Sin lugar a dudas, la mejor solución

Labels:

Monday, December 26, 2011

La influencia del café en las vigilias cabalísticas de medianoche y nocturnas - ¿Rav Lipman?



(Denominaré como vigilias nocturnas, diferenciándolas de las de medianoche, aquellas que se practicaban a lo largo de toda la noche)

Una de las novedades de la Cábala de Luria (El Ari, o el Rabbi Isaac Luria Ashkenazi, 1534-1572) fue la creación de una variedad de rituales que se llevaban a cabo a altas horas de la noche.

A Joseph Karo se le atribuye la creación de una sesión de estudio durante toda la noche en la víspera de Shavuot que se denomina Tikun Leil Shavuot.

El propio Ari hizo hincapié en la importancia de la oración y de la meditación nocturna (denominada Tikkun Chatzot o Rachel Tikkun) y de madrugada (llamada Tikkun Leah).

Esos momentos conectaban a individuo con la creación diaria de la luz y de la oscuridad. También era el momento ideal (según el Zohar) para llorar el destierro de la Shejiná de Jerusalén.

Asimismo conectaba a la persona con el rey David, de quien se dice que creó los Salmos durante la medianoche. Así se concretó la poderosa imagen de unas puertas del cielo más accesibles por la oración nocturna en Tzfat, en el siglo XVI. Irónicamente, no tuvo éxito en Jerusalén, y ello a pesar de que los místicos de Jerusalén eran ciertamente conscientes de la importancia que el Zohar daba a las vigilias de medianoche y de aquellas que transcurrían durante toda la noche.

Los místicos de Jerusalén prefirieron centrarse en los rituales previos al amanecer. Elliott Horowitz nos proporciona una tesis fascinante de la creación y desarrollo de esos rituales nocturnos y previos al amanecer de principios de s. XVII al s. XVIII por parte de los círculos místicos judíos. Señala además que el café llegó a Tzfat en 1528, y que la primera casa de café (cafetería) en Tzfat se creó en 1580.

Nada de eso aconteció en Jerusalén. El uso del café como estimulante podría haber alentado a los místicos de Safed a centrarse más en los rituales nocturnos y de madrugada ya que su uso les impedía dormir de todos modos. El Tikkun Leil Shavuot de Joseph Karo apareció dos o tres años después de la introducción del café de Tzfat. Elliot Horowitz cita la siguiente descripción de Tzfat en 1587: "(Abraham haLevi Beruchim) se levantaba a media noche y caminaba por todas las calles levantando la voz y gritando con amargura: 'Levántate en honor del Señor... por la Shejiná que está en el exilio y por nuestro Templo que se ha quemado'".

Y llamaría a cada estudiante por su nombre, no abandonando hasta ver como había dejado su cama. En el espacio de una hora, la ciudad estaba repleta de los sonidos del estudio: "La Mishná y el Zohar, los midrashim de los rabinos, los salmos y los profetas, así como los himnos, los cantos fúnebres y las oraciones de súplica".

Por 1673, el Tikkun Chatzot se había convertido en un ritual conocido por la gran mayoría de los judíos de Palestina, y los judíos italianos conocían como la mayoría de los judíos palestinos tomaban café antes de las oraciones. Y eso que el café no había llegado aún a Italia.

A finales de 1570, los místicos judíos italianos crearon sus propios rituales para antes del amanecer. Se hacían llamar los Shomrim LaBoker, los “guardianes de la mañana”. Estos rituales se iniciaron al parecer por unos cabalistas que estaban familiarizados con la devoción nocturna de los judíos de Tzfat.

Ellos reconocieron que la medianoche era el mejor momento para la oración "ya que Dios se divierte con los justos en el Jardín del Edén", pero no estaban dispuestos a mantener la tradición de medianoche y nocturna. En cambio, dormían durante toda la noche y se despertaban antes del amanecer para poder entonar sus oraciones durante las primeras horas del día. Al menos siete ediciones de la liturgia de antes del amanecer se publicaron, todo un indicio de su popularidad.

El café llegó a Venecia en 1615. La primera casa de café (el café a disposición de las masas) abrió sus puertas en 1640. En 1655, una liturgia del Tikkun Chatzot se publicó en Italia y un grupo de seguidores del Tikkun Chatzot se configuró. En ese mismo año, y por vez primera, los judíos italianos aceptaron el ritual de Joseph Karo del Tikkun Leil Shavuot. Sin embargo, el café no era tan popular en Venecia como lo fue en Tzfat. En 1683, sólo había una casa de café en Venecia, y pocos judíos bebían la exótica bebida. Sin embargo, en 1759 el consumo de café se había disparado en Italia. Por entonces había más de 200 casas de café en Venecia, dos de ellas en el gueto. Los judíos en Mantua estaban haciendo una fortuna con la industria del café. Un escándalo dio lugar a una resolución por la cual "las mujeres no podían entrar en las casas de café ya sea de día o de noche".

La popularidad del Tikkun Chatzot también aumentó de manera impresionante. En 1755, la mayoría de los grupos de oración del amanecer de Verona se habían convertido en grupos de oración nocturnos. Lo mismo ocurrió en Mantua, Módena y Venecia.

El café llegó hasta Worms, Alemania, en 1728. Hacia el 1.763 los círculos místicos judíos ya celebraban por vez primera y regularmente las vigilias nocturnas.

En resumen, aunque el Zohar y las obras cabalísticas han insistido siempre en la especial importancia de las oraciones de medianoche y nocturnas, las vigilias no llegaron a ser una parte importante de la vida cabalística hasta la introducción del café en cada comunidad cabalística.

Hoy en día, las oraciones de medianoche y nocturnas, siguen siendo una parte importante del ritual cabalístico, y muchos judíos siguen permaneciendo despiertos durante toda la noche en Shavuot y cumplen con las oraciones de súplica en la medianoche del Selijot. Nuestro nivel de estimulación de cafeína hace que nuestra participación en tales rituales nocturnos sea mucho más fácil.

Labels: , ,

Tom, Gideón, Yossi y Amira – Emmanuel Navon



Recientemente, Tom Friedman publicó una columna titulada "Newt, Mitt, Bibi y Vladimir" en el New York Times donde se deducían dos cosas: (a) Los alegados amigos de Israel, como Newt Gingrich y Mitt Romney, están ciegos ante el hecho de que Israel se está hundiendo en la Edad Media debido a los cabeza loca de Netanyahu y Lieberman; (b) Las voces críticas de Tom Friedman y Gideon Levy son injustamente reprendidas como "anti-Israel" cuando, en realidad, son las únicas voces que hoy en día están tratando de "salvar a Israel de sí mismo", ajenos a lo previsible y al amor ciego. También hay un mensaje subliminal en el título del artículo de Friedman: el eje del mundo del mal está compuesto por los dos principales candidatos republicanos, el primer ministro de Israel y el presidente de por vida de Rusia

Lo que provocó el artículo de Friedman fue la afirmación de Newt Gingrich de que los palestinos son un "pueblo inventado". Friedman dice que Gingrich ha caído "aún más bajo". Así que para Friedman decir la verdad constituye "caer más bajo" (para Hillary Clinton es simplemente "inútil"). ¿Qué ha dicho exactamente Gingrich? Que nunca hubo un país soberano llamado "Palestina", y que los árabes que vivían en el sureste del Imperio Otomano eran conocidos como árabes y no como "palestinos". Estos dos hechos son indiscutibles. Ahora bien, ¿fueron los palestinos "inventados"? Sí, lo fueron.

Durante el dominio otomano en Oriente Medio (de 1516 a 1918), no hubo "Palestina" sino "sanjaks" (es decir, las divisiones administrativas otomanas): el Sanjak de Acre, el Sanjak de Naplusa y el Sanjak de Jerusalén. Los árabes que vivían en esos "sanjaks" eran un grupo desconectado de tribus que tenían poco en común. No había en esos "palestinos" una cultura, idioma, religión o identidad nacional distinta de las de la nación árabe.

El término "Palestina" apareció en el siglo XX, cuando Gran Bretaña estableció su imperio sobre las ruinas del Imperio Otomano (los británicos revivieron la palabra latina "Palestina", acuñada por los romanos para reemplazar el nombre de "Judea" con un término que hacia alusión a los filisteos, "enemigos” históricos de los judíos). Todas las personas que vivían en el Mandato Británico eran "palestinos", incluyendo a los judíos. El actual Jerusalem Post se llamaba por entonces Palestine Post, y solamente después de la independencia de Israel la Orquesta Filarmónica de Palestina se convirtió en la Orquesta Filarmónica de Israel.

En febrero de 1919 se celebró el primer Congreso de las Asociaciones de Musulmanes y Cristianos de dicho territorio, y el objetivo de la reunión era considerar el futuro de los territorios anteriormente gobernados por el Imperio Otomano. El Congreso declaró lo siguiente: "Consideramos a Palestina como una parte de la Siria árabe, ya que nunca se ha separado de ella en ningún momento". Líderes árabes como Auni Bey Abdul-Hadi dijeron a la British Peel Commission en 1937: "No hay ningún país llamado Palestina. 'Palestina' es un término inventado por los sionistas. No hay ninguna Palestina en la Biblia. Nuestro país fue durante siglos parte de Siria. 'Palestina' es ajena a nosotros. Fueron los sionistas los que introdujeron ese término". El respetado erudito árabe Philip Hitti testificaba ante el Comité Anglo-Americano en 1946 que nunca hubo tal cosa como una "Palestina" en la historia.

El Comité Especial de Naciones Unidas sobre Palestina (UNSCOP) escribía en su informe de Septiembre de 1947 que el nacionalismo palestino era un fenómeno nuevo. De hecho, la UNSCOP recomendó la partición del Mandato Británico entre un Estado judío y un Estado árabe (no un "Estado palestino"). El portavoz de la OLP Ahmad Shuqeiri aseveró en 1956 ante el Consejo de Seguridad que Palestina no era más que el sur de Siria. El jefe del Departamento de Operaciones Militares de la OLP, Zuheir Muhsein, declaró el 31 de marzo de 1977: "No hay diferencias entre los jordanos, palestinos, sirios y libaneses. Todos somos parte de una nación. Es solamente por razones políticas que subrayamos cuidadosamente nuestra identidad palestina... Sí, la existencia de una identidad palestina separada solamente sirve con fines tácticos. La fundación de un Estado palestino es una nueva herramienta en el combate contra Israel”.

El “Palestinismo” es una reacción contra el sionismo. Si el movimiento sionista no hubiera existido, nadie habría oído hablar de un pueblo palestino. En 1925, por ejemplo, el nuevo Alto Comisionado Británico para Palestina, Sir Herbert Plumer, asistió a una competición deportiva en la que al final se interpretaron el “Dios salve a la Reina” y el “Hatikva”. Representantes árabes protestaron ante Plumer por la ejecución del himno nacional judío. Como Plumer estaba a favor de un status quo estricto entre judíos y árabes, se disculpó por su paso en falso y prometió que la próxima vez también se tocaría el himno árabe. En ese momento, los líderes árabes tuvieron que admitir que no existía un “himno árabe palestino". “Entonces lo mejor es que se pongan a trabajar en uno”, les dijo Plumer.

Así es que Gingrich tiene razón. El hecho de decir la verdad sobre el Oriente Medio se ha convertido en una especie de acto de piromanía que nos enseña que el terrorismo intelectual en realidad funciona. Pero también sirve para demostrar que estos "guardianes de la verdad en el Oriente Medio" (los Tom Friedman, Gideon Levy, Yossi Beilin y Amira Hass) tienen un doble rasero.

Thomas Friedman no manifestó ninguna indignación cuando Shlomo Sand publicó su libro “La invención del pueblo judío” (ni Hillary Clinton protestó diciendo que era "inútil" reclamar que el “pueblo judío había sido inventado”). Afirmar que el pueblo palestino fue inventado supone "caer aún más bajo" y resulta "inútil", pero afirmar lo mismo de los judíos es un acto de valentía académica.

Friedman escribió que las ovaciones en pie que recibió Netanyahu en el Congreso de EEUU en mayo de 2011 "fueron compradas y pagadas por el lobby de Israel"(una acusación por la que el representante de Nueva Jersey, Steve Rothman, exigió una disculpa). ¿Por qué entonces no escribe Friedman que el probable boicot que sufriría Netanyahu en la Universidad de Wisconsin estaría financiado por el lobby saudí? [N.P.: La Universidad de Wisconsin es uno de los núcleos principales de la izquierda académica americana, y Friedman parece considerarla más representativo de la opinión pública americana que el Congreso] ¿Por qué esta lógica sólo se aplica a Israel? Si el lobby judío es tan fuerte y tan rico, ¿por qué no ha comprado aún el apoyo de los campus universitarios en los Estados Unidos?

Al igual que Walt y Mersheimer, Friedman no puede considerar otra razón para la postura pro-israelí del Congreso de EEUU que no sea el "dinero judío". Pero como Walt y Mersheimer, no se atrevería a decir que el discurso pro-árabe existente en las universidades estadounidenses tiene algo que ver con los millones de dólares donados por Arabia Saudita. Sólo el dinero judío es capaz de pervertir la mente estadounidense.

Por último, la descripción de Friedman de un supuesto retroceso de Israel hacia el fascismo o bien es hipócrita o bien es ignorante (o ambas). En su artículo, Friedman sólo cita el New Israel Fund, el Haaretz y el Financial Times como sus fuentes de información. Con tales fuentes tan sumamente plurales, Friedman seguramente cree conocer lo que está pasando en Israel: Gideon Levy cita a Thomas Friedman, y Thomas Friedman cita a Gideon Levy. Es el círculo vicioso de la lógica circular.

Friedman cita también al Financial Times para otorgar crédito a sus afirmaciones, pero el artículo del FTimes está lleno de hechos inexactos y de acusaciones calumniosas. En primer lugar, no existe una ley en Israel que permita excluir de las comunidades israelíes a las familias árabes. En segundo lugar, la "ley de boicot" no impone sanciones a los israelíes que defienden un boicot de los productos de los asentamientos judíos de Cisjordania. La ley sólo permite que las víctimas de esos boicots eleven una demanda civil por sus pérdidas económicas. La ley no tiene nada que ver con los asentamientos judíos: un carnicero no kosher de Tel-Aviv, por ejemplo, sería capaz ahora de demandar a un rabino que llamara al boicot de su tienda (por no ser kosher). En tercer lugar, el propósito de las recientes propuestas de reforma del proceso de nominación de los jueces es poner fin al sistema de cooptación de la Corte Suprema, el cual genera uniformidad ideológica y elimina a los jueces no progresistas de la Corte. En Israel, los jueces del Tribunal Supremo son nombrados por un comité en el que el Poder Judicial tiene derecho de veto. Una de las propuestas es permitir que la Knesset apruebe el nombramiento de jueces del Tribunal Supremo ("un control político", exclama Friedman). En Estados Unidos, los magistrados del Tribunal Supremo son nombrados por el Presidente y aprobados por el Congreso, pero en este caso no supone ningún "control político".

Friedman termina su artículo clamando que muchos más que unos pocos israelíes se preguntan "¿quiénes somos?" (Él ya lo sabe, se lo han dicho Gideón Levy, Yossi Beilin y Amira Hass). Me pregunto si alguna vez Tom Friedman se inquiere quién es él realmente. Yo tengo una respuesta para él: un hipócrita.

Labels: , ,

Sunday, December 25, 2011

Descubren el primer objeto que confirma las prácticas rituales en el Segundo Templo - IAA



Un artefacto, el primero de este tipo que se encuentra, indicativo de la actividad en el Templo, fue descubierto recientemente. El diminuto artefacto o sello que fue utilizado probablemente como una especie de "vale" que certificaba la pureza ritual de un objeto o de una comida en el complejo del Monte del Templo y en el Segundo Templo, fue presentado en una conferencia de prensa en la que participaron la Ministro de Cultura Limor Livnat y el Ministro de Educación Gideon Sa'ar.

Las capas de tierra que cubrían los cimientos de la Muralla Occidental, a cerca de 15 metros al norte de la esquina suroeste del Monte del Templo, fueron excavadas por debajo del arco de Robinson en las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo por la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) en el Jardín Arqueológico de Jerusalén. La parte superior de estas capas, que data del siglo I d. C. (el último período del Segundo Templo), estaba pavimentó por la calle Herodiana, que era la carretera principal de Jerusalén en ese momento. Desde el inicio de las excavaciones en esta área, los arqueólogos decidieron que toda la tierra extraída sería meticulosamente tamizada y clasificadios exhaustivamente los restos materiales obtenidos en la criba. Esta medida de carácter científico se está realizando en colaboración con miles de alumnos en el Tzurim Valley National Park, y está suscrito por la Ir David Association.

Fue durante el proceso de tamizado que fue descubierto un pequeño objeto de barro cocido, del tamaño de un botón (cerca de 2 centímetros de diámetro). El pequeño objeto tiene grabada una inscripción en arameo que consta de dos líneas - en la línea superior "דכא" y debajo de ella "ליה". "דכא" o "דכי" en arameo significa "puro". Después de la preposición "ל" en la palabra "ליה" es la forma abreviada (dos de las cuatro letras) para el nombre del Dios de Israel. De acuerdo con los directores de excavación en nombre de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA), los arqueólogos Eli Shukron de la IAA y el profesor Ronny Reich de la Universidad de Haifa, el significado de la inscripción es "puro para Dios".

Parece que este objeto inscrito se utilizó para marcar los productos u objetos que se traían al Templo, y que era imperativo que fueran ritualmente puros. Esta impresión del sello es probablemente del tipo mencionado en la Mishná (Tratado Shekalim 5: 1-5) como un "חותם" (sello).

Hasta donde conocemos actualmente, esta es la primera vez que un sello u objeto similar ha sido descubierto en una excavación arqueológica y que además constituye una evidencia arqueológica directa de la actividad en el Monte del Templo y el funcionamiento del Templo durante el periodo del Segundo Templo.

Labels: