Saturday, August 31, 2013

La desgracia del mundo libre (buscada por él mismo) - Ben-Dror Yemini - Times of Israel


No se trata de que Rusia y China deshonren a la comunidad internacional. Es el mundo libre occidental el que durante decenas de años se ha estado deslizando hacia la hipocresía, los dobles raseros y el apaciguamiento, y solamente ha obtenido mucha más violencia a cambio. Es ese mundo libre en el que los "activistas de derechos humanos" simpatizan con el aparato del mal y obtienen mucha más violencia a cambio. Si el mundo libre no combate al aparato del mal, los instrumentos del mal tomarán el mundo libre. Y eso ya está sucediendo.

Cerca de 1.300 sirios fueron asesinados en un solo día, sin embargo, las calles de París, Londres, Madrid y Bruselas están vacías. Después de todo, es el mundo libre el que se ha adoptado a esta nueva y extraña brújula moral. De acuerdo con estas nuevas y buenas costumbres, decenas, cientos, miles y decenas de miles de muertes en el mundo musulmán, árabe y del tercer mundo no molestan el campo de la paz mundial mayoritariamente occidental. Pero esto no comenzó la semana pasada. Esto ha estado sucediendo desde hace años y decenas de años.

¿Dónde estaba el mundo libre cuando cientos de miles de personas estaban siendo masacradas en Ruanda? ¿Dónde estaba el mundo libre cuando cientos de miles de personas eran asesinadas en Darfur? ¿Dónde estaba el mundo libre cuando en Sri Lanka 40.000 tamiles eran sacrificados? ¿Dónde estaba cuando Rusia exterminaba a los rebeldes en Chechenia y mataba de paso a cientos de miles de inocentes? El mundo libre estaba en silencio.

Durante decenas de años, el mundo libre ha estado diciendo al Tercer Mundo: Sus problemas son los nuestros. ¿Por qué ahora se permite que China y Rusia se comporten de manera diferente?

La comunidad internacional genera un sinnúmero de "grupos de derechos humanos", pero estas organizaciones no tienen relación alguna con el mundo real. Después de todo, "los activistas de los derechos humanos" del mundo libre no han salido a la calle en masa para protestar contra el aparato de exterminio de Irán, Hamas, los Talibanes, Hezbollah y otros tentáculos yihadistas. Nunca salieron a las calles para protestar contra los que recurren al exterminio o los que declaran, como Hamas y Hezbollah, que los judíos deben ser exterminados. Ellos "sólo protestan contra Israel, que precisamente está tratando de luchar contra esos aparatos de exterminio".

Este es el mundo libre, donde académicos como Noam Chomsky y Norman Finkelstein hacen peregrinaciones ante los líderes de Hezbollah. Aquí hay escritores e intelectuales laureados con el Premio Nobel, como Mairead Maguire, que llegó a bordo de buques de simpatizantes del régimen totalitario de Hamas. No nos equivoquemos al respecto: mientras que en realidad hablaban de solidaridad humanitaria, su solidaridad también extendía al gobierno de Hamas.

No hay ninguna necesidad de que el mundo libre intervenga en todos los conflictos. No todos los conflictos requieren esa intervención. Tampoco es lo que se propone. Dudar a la hora de intervenir es legítimo. Después de todo, el conflicto sirio no enfrenta a una parte plenamente moral contra otra parte monstruosa. El problema radica cuando las piezas "progresistas" del mundo libre simpatizan con el mal y luchan contra aquellos que luchan contra el mal. Después de todo, la gente que ahora está en silencio salió abundantemente a las calles de Occidente cuando Israel se embarcó en una guerra contra el mal.

De acuerdo con la nueva brújula moral occidental, Israel es la parte beligerante porque supuestamente golpeó la instalación nuclear de Siria, y anteriormente el reactor nuclear de Irak. ¿Dónde estaría el mundo libre hoy si Israel no hubiera eliminado esos medios de destrucción masiva? ¿Y dónde está la indignación moral occidental ante la implicación en el inmenso crimen cometido esta semana por el aparato del mal de Irán-Siria-Hezbollah y cuyo fin es asegurar el programa nuclear iraní? ¿Es que la búsqueda nuclear de Irán no plantea "ningún peligro", tal como afirman muchos "expertos"?

En las últimas décadas, el mundo musulmán produce cientos de miles de muertos y millones de refugiados. Son los propios árabes y musulmanes los que matan árabes y musulmanes. Estadísticamente, la contribución de Israel a la violencia global es casi nula. Sin embargo, "los activistas de derechos humanos" del mundo libre únicamente protestan contra Israel. Ellos se guardan muy mucho de protestar contra el verdadero mal. No protestaron contra Hamas, que durante años fue la protegida de Irán. Nunca han protestado contra el reino del mal, sino solamente contra los que trataban de defenderse contra ese reino del mal.

Es el mundo libre el que piensa que los musulmanes son inferiores, por lo que se les "permite actuar de esta manera". Así la Liga Árabe ha adoptado la lógica del mundo libre y otorga un respaldo total y absoluto al líder de Sudán, Omar al-Bashir, quien es responsable del genocidio de cientos de miles de personas en Darfur. Y es Recep Erdogan, el protegido de Barack Obama, quien da la bienvenida al mismo al-Bashir con un afectuoso abrazo.

Se trata de los medios de comunicación del mundo libre que ignoran voluntariamente y por completo la mayor parte de las declaraciones genocidas realizadas por Hamas y Hezbollah. Es el Comité de Derechos Humanos de la ONU, dominado por unos estados reaccionarios y totalitarios, quien produjo el vergonzoso documento conocido como el Informe Goldstone, mientras que los países occidentales cooperaban con dicha Comisión y la legitimaban.

Se trata de los mismos progresistas, de los mismos medios de comunicación liberales que mencionan de pasada una historia sobre los 133.000 niños muertos a causa de los islamistas en Somalia, pero que sin embargo, y ese mismo día, dan una especial relevancia como la historia principal, sobre todo en los periódicos que representan fielmente a la prensa liberal, a la noticia de que el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu aprobará en un referéndum nacional un futuro tratado de paz con los palestinos.

Estas son las proporciones. Esta es la nueva y vigente brújula moral. Este es el mundo libre. Esos son "los activistas de los derechos humanos" del mundo libre, esa es la prensa liberal y progresista del mundo libre. Así que por favor, no se quejan de Rusia y China, porque ellos tienen unos excelentes guías dentro del mundo libre, ya que en el nombre del apaciguamiento y la corrección política, tenemos un mundo hipócrita completamente exhausto. Queríamos apaciguamiento, y nos dieron mucha más violencia y más criminalidad asesina.

El día en que el aparato de exterminio que comprende Hamas, Hezbollah, Irán, al-Qaeda, Siria y otros monstruos intenten hacer realidad su deseo declarado de exterminar a Israel, Israel permanecerá solo. Ese hipócrita mundo libre no llegará la rescate, al igual que no llegó para salvar a los miles de masacrados en Siria. Sin embargo, el aparato de exterminio llegará al mundo libre. Ya está llegando.

Labels: ,

La indecisión occidental en Siria mina la confianza de Israel sobre las promesas de seguridad occidentales - Raphael Ahren - Times of Israel



La indecisión en curso con la que Occidente está reaccionando a la supuesta utilización de gas nervioso para matar a cientos de civiles en Siria refuerza el escepticismo de Israel con respecto a la comunidad internacional en general y, en concreto, ante la idea de las garantías de seguridad que proporcionaría ante cualquier futuro acuerdo de paz con el palestinos, comentaron los funcionarios de Jerusalén este viernes.

La decisión del jueves del Parlamento británico de votar en contra de unirse un posible ataque militar contra Siria erosionó aún más la confianza de Jerusalén en las garantías occidentales de que Israel "no estaría solo si alguna vez fuera atacado", comentó un funcionario israelí muy bien colocado.

"Estamos rehaciendo nuestras conclusiones sobre la fiabilidad de la comunidad internacional en lo referente a Israel si alguna vez se enfrenta a una amenaza existencial. Siempre nos dicen que no nos preocupemos, ya que la comunidad internacional nos protegería si fuéramos atacados, por lo que nuestra existencia nunca estaría en peligro al ofrecernos nuestros amigos las suficientes garantías de seguridad. Bueno, en Siria hemos visto de que tipo son y como funcionan eses garantías de seguridad", dijo la fuente de amargura.

El jueves, el Parlamento británico votó en contra de una moción no vinculante presentada por el primer ministro David Cameron para aprobar una posible intervención militar en Siria, dejando a los EEUU y Francia como los únicos estados occidentales que aún consideran abiertamente tal curso de acción.

La fuente israelí, que pidió permanecer en el anonimato porque Jerusalén no se pronuncia oficialmente sobre la situación en Siria, dijo que Israel espera que Alemania se abstenga de intervenir ya que está a sólo dos semanas de las elecciones y tiene una historia reciente de evitar campañas militares en el extranjero. El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle, fue citado efectivamente diciendo "que no se había pedido a su país que participara en un ataque, y no lo estamos contemplando".

El funcionario israelí continúo diciendo: "Pero nosotros esperamos algo de los EEUU, el Reino Unido y Francia. Estos países se supone que son los fundamentos del orden internacional, supuestamente velando por la justicia. Pero ya podamos ver cómo funciona aquí".

El actual gobierno británico está pagando el precio de la invasión de Irak en 2003, bajo el entonces primer ministro y jefe del Partido Laborista Tony Blair, agregó el funcionario.

"No tiene nada que ver con Siria, o con los 100.000 sirios que perdieron la vida, no tiene nada que ver con las armas químicas, o cualquier otra cosa fuera de Gran Bretaña. David Cameron está pagando por Tony Blair".

Muchos británicos vieron la unión del Reino Unido a la invasión de Irak como una "expedición catastrófica sobre la base de argumentos falaces", y sostienen que Blair fue corresponsable de una guerra en general vista como un gran fracaso, añadió el funcionario. "El debate actual no es siquiera sobre Siria. Nunca he oído hablar a esos que se oponen a un ataque que lo importante es luchar contra el uso de armas no convencionales, o trazar unas líneas rojas claras contra aquellos que usan las armas químicas - los valores que un país como el Reino Unido parecería representar -. Pero no se oye nada de eso, porque todo el debate gira en desquitarse de Tony Blair".

Aunque oficialmente se guarda silencio sobre la decisión británica de no participar en un ataque contra el régimen del presidente sirio Bashar Assad, muchos políticos israelíes no están ni sorprendidos ni decepcionados porque "eso es lo que esperábamos", dijo el funcionario. "Ahora es comúnmente aceptado en Jerusalén que las garantías de la comunidad internacional de apoyar a Israel ante un posible futuro ataque de los estados árabes vecinos e Irán están basadas en mera hipocresía", agregó.

Aún si los EEUU se adelantan y golpean a los objetivos en Siria, algo que parece que puede hacer en los próximos días, "el hecho de que el ejército sirio fuera capaz de sacrificar a decenas de miles de sus propios ciudadanos sin ningún tipo de respuesta es una lección que hay que aprender".

El primer ministro Benjamin Netanyahu está, en principio, dispuesto a aceptar la creación de un Estado palestino en grandes partes de la Ribera Occidental, señaló el funcionario, pero insiste en que la seguridad de Israel debe ser garantizada. Entre otras cosas, Netanyahu insiste en una presencia militar israelí en el valle del Jordán, mientras que otros han sugerido que fuerzas internacionales, ya sea de EEUU, de la OTAN o fuerzas de la ONU, se desplieguen en su lugar. Pero la parálisis de la comunidad internacional en la crisis de Siria ha subrayado una vez más que Israel sólo puede confiar en sí mismo, dijo el funcionario.

Labels: ,

La invención del etnicismo israelí - Seth Frantzman - JPost


Judíos yemenitas

(Es muy habitual oír desde los medios de la izquierda y de las élites israelíes (y por extensión en los medios occidentales que les son ampliamente favorables), ambas mayoritariamente ashkenazis, el reproche de "cómo ha cambiado el rostro de Israel", y cómo los responsables parecen encontrarse en la población israelí más pujante en la actualidad: mizrahim, rusos, sionistas-religiosos, haredi. Ellos parecen ser los culpables de haber alterado el anterior rostro progresista del país por otro mucho más oscuro, mesiánico, conservador y desconfiado. Este artículo nos dará otra visión a esas acusaciones.)


En junio de 1981 un artista israelí y partidario del Partido Laborista, Dudu Topaz, dio un discurso en un masivo mitin preelectoral en Tel Aviv. "Esos chakchachim [un insulto racista dirigido a los judíos de los países árabes] allá en Metzudat Ze'ev [la sede del Likud], apenas sirven para los puestos de guardia del ejército, y eso si sirven para algo... Aquí (los simpatizantes laborista, supuestamente todos ashkenazis) sí están los combatientes y los comandantes. Aquí está la hermosa Israel".

Al día siguiente, Menachem Begin, el líder del partido Likud, se presentó ante una gran multitud, incluyendo a muchos Mizrahim que habían sido insultados el día anterior ante el aplauso entusiasta de la izquierda israelí. "En los días de la clandestinidad [antes de 1948], tuvimos entre nuestros hermanos Mizrahim a muchos héroes... estaban Feinstein, lo que ellos llaman un 'ashkenazi', pero también estaba Moshe Barzani, un sefardí de Irak... Juntos. ashkenazis, Iraqim, Yehudim, estuvieron como hermanos y combatientes".

Fue su discurso más famoso, pero su significado se ha perdido hoy en día. Escribiendo sobre el 30 aniversario de ese discurso, el hipercrítico Gideon Levy afirmó que, "llevado en las alas del odio por los ashkenazim y los mapainikim... Ese discurso no sólo determinó los resultados de la elección. También dejó en evidencia que el 'genio étnico había sido extraído de su botella".

La noción del "demonio étnico" de Israel, tal como se denominó al legado del racismo anti-sefardí, ha sido el tema de un documental dividido en cuatro partes difundido por el Canal 10 de TV y realizado por Amnón Levy. Muchos intelectuales continúan debatiendo sobre este tema, por lo general llegando a la conclusión de que el "demonio étnico", o bien se exageró, o bien es culpa de los propios Mizrahim (o de los políticos que lo sacan a relucir).

Avi Shilon observa que el sionismo "creía en la igualdad entre los judíos" y que "pocos dirigentes y pensadores sionistas se habían opuesto a la igualdad". Los Mizrahim, asevera. "no eran los otros", y centrarse en esta cuestión es una perdida de tiempo y energía.

Por el contrario, Yehuda Shenhav argumenta que "no es un mito que la segregación y la discriminación contra los judíos árabes [Mizrahim] se llevara a cabo solamente en el pasado. Según las investigaciones hasta la fecha, las disparidades son mayores hoy que hace 30 años".

Si el problema fuera un mero desperdicio de energía, uno podría preguntarse por qué resurge tan a menudo. Una historia en el Haaretz de la semana pasada describe cómo Yael Tothany, un abogado, ha publicado en Facebook una serie de acusaciones contra el ministro de Educación Shai Piron denunciando la discriminación de sefardíes en una importante escuela, señalando que "las niñas fueron separadas sobre la base de su origen étnico". Historias similares acerca de la comunidad de Emmanuel y de otras escuelas en Petah Tikva también han salido a la luz. .

El 12 de agosto se reveló que las puntuaciones en una prueba consistente en exámenes psicométricos variaban bastante según el origen étnico y la geografía de los participantes. El periodista Lior Dattel concluía que "las diferencias entre las escuelas del centro del país y las de la periferia son enormes, y comienzan ya en la escuela primaria". Las escuelas de la "periferia" incluían a Sderot, Beit Shean y Ofakim, que tenían los peores resultados.

Un prisma de diversas capas de mentiras a través del cual los israelíes ven al "demonio étnico" contribuye a nuestra falta de comprensión de su importancia.

La primera mentira es política: según parece, la discriminación política en realidad no existiría. Pero debido a que los Mizrahim votan abrumadoramente a la derecha, es la propia izquierda la que rechaza la alegación de que exista una discriminación "política". Así Yizhar Smilansky escribía en 1981: "La verdadera batalla no está en el enfrentamiento entre askenazíes y no askenazíes. Las próximas elecciones están avivando las llamas de unas brasas moribundas". Sin embargo, en las elecciones de 1949, los votantes yemenitas votaron mayoritariamente por el partido de Begin, y según confirmó el secretario general del Partido Laborista Zalman: "Ante esto, el futuro del estado corre riesgos... si no logramos paralizar un cáncer que crecerá en este país poniendo en peligro su existencia. Ese cáncer es el problema étnico".  Lejos de unas llamas avivadas oscuramente, esas llamas habían estado allí latentes desde un principio.

La segunda mentira es económica: la década de 1950 fue una utopía. Especialmente desde la izquierda, sus historiadores afirman que "esa utopía se arruinó después de 1967". Por ejemplo, en una reciente conferencia Limmud en Sudáfrica, el profesor Aviva Halamish argumentó que Israel era "uno de los países más igualitarios" por aquellas fechas. De hecho, el país estaba profundamente dividido en la década de 1950, y los judíos Mizrahi se vieron segregados y obligados a vivir en "ciudades de desarrollo" en la "periferia" como parte de las políticas socialistas. Que los historiadores israelíes sigan considerando los años 50 como una utopía se debe a su devoción política por el Partido Laborista y a su incapacidad para, como en otras democracias occidentales, revisar críticamente su pasado.

El nuevo y premiado libro de Anita Shapira, “Israel: Una historia”, ilustra el problema. Ella afirma que los judíos Mizrahi "se vieron obligados a acostumbrarse al trabajo físico, ya que en sus países de origen esas ocupaciones se consideraban degradantes..., y no tenían ninguna inclinación hacia la agricultura", "siendo su nivel de educación muy bajo".

De hecho, los judíos Mizrahi eran tan diversos como los inmigrantes judíos europeos. Theodore Herzl, en Der Judenstat, había señalado que "nuestros trabajadores no cualificados vendrán de Rusia y Rumania". En su época era un estereotipo que los Ostjuden (los judíos del este de Europs) estaban compuestos en general por masas inexpertas. En 1950, y de hecho aún hoy, permanece el estereotipo de que los judíos Mizrahi no tenían habilidades especiales.

Como cita el libro de Shapira, un médico del Partido Laborista llamado Erich Nassau, afirmó que los Mizrahim tenían virulentas enfermedades que "se extenderían desde los campos de tránsito hasta los kibutzim". En un informe, las chicas que regresaban de un campo de transito para los judíos Mizrahi afirmaron que parecía "un país extranjero, lleno de gente desnuda con basura hasta los píes".  Ellos eran "un grupo variopinto de gente polvorienta que carece de lenguaje, educación, raíces, tradición y sueños nacionales" afirmaba otra de esas chicas.

Un funcionario del gobierno afirmaba que "los inmigrantes eran como masilla entre nuestras manos... no les preguntamos lo que querían ser, y funcionó". En la misma línea, durante el asunto de los bebés yemenitas, en el que cerca de 800 bebés yemenitas desaparecieron durante la inmigración, una enfermera afirmó,"quizás les hicimos un favor" al alejar a esos niños de sus padres y darlos en adopción.

Los mayoritariamente educados judíos iraquíes recuerdan como fueron alojados en campos rodeados de alambre de púas, donde los empleados de la Agencia Judía que les hablaban en yiddish dirigieron sus vidas hacia lugares como Beit Shean, en lugar de los kibbutzim, donde "el material humano sí era el adecuado", es decir, allí eran remitidos los judíos procedentes de Europa. Sami Michael recuerda: "Ellos [los comunistas del partido Maki] nos consideran primitivos... la mayor parte de los movimientos de izquierda sionistas nos consideraban como un excedente innecesario".

La raíz de este racismo radicaba en las nociones socialistas europeas de un "perfecto" ordenamiento de la sociedad a través de la planificación. Los planificadores buscaron "dispersar a los inmigrantes a la periferia". Así Beit Shean se convirtió en "un gran campo de tránsito, hundido en la desesperanza", según relata Ilan Troen, mientras que Kiryat Malachi no podía soportar a "médicos, mecánicos o comerciantes". Casi todas las comunidades de Israel en la década de 1950 se convirtieron en lugares segregados en función del país de origen o de la diferencia percibida entre "Ashkenazies" y "Mizrahim": los marroquíes en un único lugar, los polacos en otro, los árabes en un tercero.

Aquellos que piensan que esta planificación era benigna podrían considerar un plan extrañamente similar puesto en marcha en Sudáfrica en 1940. "Los residentes no podían poner su propio sello a sus casas, ya que el Estado construyó casi el 90% de ellas. Esta influencia le dio al Estado la posibilidad de construir nuevos pueblos de una manera que colocara a los grupos étnicos juntos bajo un patrón de radio-carro-rueda", escribe el historiador Hermann Giliomee.

Si fue equivocado diseñar Sudáfrica como "áreas de grupos" para los diferentes etnias, fue sin duda un error pretender hacerlo en nombre del sionismo. De hecho, no estaba en consonancia con las opiniones de Herzl, y se trató simplemente de racismo procedente de algunas elites socialistas laboristas que dirigían las oficinas de planificación y que pensaban que los Mizrahim eran "gente polvorienta".

Una enorme cantidad de evidencias apuntan a la existencia de opiniones racistas sobre los Mizrahim. Por ejemplo, el periodista Amos Elon, un importante intelectual de la izquierda que luego se convirtió en post-sionista y se exilió de Israel, escribía en 1953 que los Mizrahim vivían "en medio de olores, de degeneración, de enfermedades y de perversidad", y ponderó el efecto que su "fecundidad no controlada tendría en la robustez genética del pueblo judío".

Esta actitud tampoco evolucionó demasiado. El ganador del Premio Israel, Yuval Tamarkin, afirmó que los judíos marroquíes eran "descendientes de una nación de parásitos primitivos", y Nathan Zack, uno de los poetas de la izquierda, afirmó que los Mizrahim "provienen de las cuevas".

La discriminación procedente de los kibutzim nunca ha finalizado. Cuando Ofir y Danalee Kalfa de Sderot intentaron vivir en el cercano kibutz Gevim en 2011, un representante del kibbutz señaló que "estamos tratando de introducir sangre nueva en la comunidad, pero la nueva sangre tiene que coincidir con lo que ya existe, de lo contrario la existente moriría".

Una sociedad que tan claramente segrega a la gente ubicándola en comunidades basadas en su país de origen y donde se perciben diferencias "étnicas", no puede pretender simple y seriamente que sea tratada de "igualitaria".

La última mentira es que los israelíes actuales se niegan a aceptar que el racismo contra los “otros judíos” ha sido una parte profundamente vergonzosa de la historia del país. Michael Handelzalts en un reciente artículo señala que "ser de origen ashkenazi... significa automáticamente ser acusado de discriminación. Yo niego ese discurso público que surge de la serie televisiva de Levy".

Esto es similar a que una persona blanca en los EEUU afirme que la mejor manera de hacer frente a la historia de racismo sería "excusarse" uno a sí mismo . Handelzalts habla de una "conflictiva historia que subyace en el debate étnico Mizrahi-Ashkenazi" y que serviría para "canalizar la frustración" de los israelíes Mizrahi... "¿Podrá el enfermo (el judío Mizrahi) librarse alguna vez de liberar al genio étnico de la botella, y posiblemente al diablo?”. Del mismo modo, Shapira escribe que los judíos de Etiopía han desarrollado sentimientos rencorosos de que estaban siendo discriminados. "Muchos israelíes ven a todos de entre ellos que se quejan constantemente de racismo como una especie de descontento con marca de fabrica”. Por lo tanto, a pesar de los insultos generalizados contra los etíopes y la discriminación que sufren en lo referente a la vivienda, son ellos los que tienen "sentimientos rencorosos", como si el problema residiera en sus sentimientos más que el racismo que les dio origen.

Es como quejarse de que los afroamericanos "albergan frustración" en lugar de revisar sus legítimas reclamaciones. Pocas voces israelíes admiten que la discriminación estaba muy extendida y continúa estando latente, y la izquierda por su parte la rechaza porque eran ellos los que dirigían el país en la década de 1950, mientras que muchos dentro de la derecha la desechan porque creen que perjudica a la imagen de Israel. Por ello, el racismo es descrito como el "demonio étnico", y las quejas al respecto son el verdadero problema, como Shaul Zidkiyah reivindicaba en Davar en 1981: “Fue Begin quién liberó al demonio”.

La historia de racismo no es un "demonio étnico". La masiva discriminación de los Mizrahim en lo referente a la vivienda se evidencia en la creación de conceptos como "ciudades de desarrollo" y "periferia", y ha dejado una oscura marca permanente en la capacidad de la mitad del país, incluidos los árabes, a la hora de conseguir logros académicos y por lo tanto tener éxito profesionalmente.

La propia invención del concepto de "ciudades de desarrollo", esas donde "residen y pertenecen a los Mizrahim", ilustra perfectamente cómo se fabricaban las diferencias étnicas en la década de 1950. Sabemos que las diferencias educativas y ocupacionales existentes entre muchos Mizrahi y las otras comunidades judías procedentes de Europa del Este eran escasas en 1940 (en algunos lugares los dos grupos vivían el uno al lado del otro, como por ejemplo en Grecia). Sólo en Israel se intento de hecho facilitar la segregación como si las tradiciones religiosas de los Mizrahim, procedentes de España, y de los ashkenazies, procedentes de la Europa central, fueran también "étnicas". Aquellos Mizrahim que optaron por emigrar a los EEUU en lugar de residir en Israel alcanzaron un éxito educativo y financiero similar al de sus restantes compañeros judíos. Sin embargo, en Israel hubo un intento trágico de separarlos y luego pretender que su mayor pobreza era culpa suya.


De esta manera se fabricó el famoso "demonio étnico". La negación de esta tendencia racista por parte de algunas élites ashkenazies y la consiguiente idealización de la década de 1950 es una de las mayores tragedias de Israel. Lejos de ser una pérdida de tiempo estudiar esa realidad, es algo que todos los israelíes deberían conocer a fin de corregir el error. La sociedad no puede limitarse a "excusarse" a sí misma y culpar del "rencor" a las víctimas.

Labels: , ,

Friday, August 30, 2013

Amenazando a Israel – JPost


 "Si Damasco es atacado, Tel Aviv arderá", proclamó un alto funcionario sirio esta semana. Israel, a la luz de estas declaraciones, no puede observar la actual situación de escalada en el norte (Siria) con la ecuanimidad de un observador imparcial.

No puede permitirse la pasividad cuando una camarilla de poderes que representan al mal lanza amenazas de muerte contra Israel en el contexto de una lucha en la que no está envuelto.

Ante un juicio más ecuánime, esto por sí solo debería haber inquietado a la comunidad internacional. Pero es inútil esperar imparcialidad cuando se refiere a Israel.

Las bravatas anti-Israel de Damasco, Teherán y sus bastiones de Hezbolá en el Líbano no parecen haber afectado a ninguno de los estadistas extranjeros o a los creadores de opinión occidentales, sin embargo es conocida su presteza a la hora de condenar a Israel por cualquier represalia ante los ataques que sufre y su habitual descripción de “desproporcionada”.

Además, las insinuaciones veladas de Moscú sobre las repercusiones nefastas que tendría para toda la región un ataque estadounidense contra el régimen de Assad podrían implicar que las posibles advertencias contra Israel sean ciertas.

Durante todo ese tiempo, los comentaristas israelíes han tratado de superarse los unos a los otros con conjeturas acerca de si somos vulnerables, si serviría a los intereses de Bashar Assad atacarnos, si deberíamos entonces tomar represalias y cuales. Gran parte de esta algarabía es superflua.

Pase lo que pase finalmente, los israelíes deberían estar profundamente preocupados por la profunda indiferencia exterior hacia nuestra suerte, más aún cuando no estamos involucrados en el conflicto sirio. El hecho de que un Estado vecino pueda presumir de vengarse con ataques totalmente fuera de control debería sorprender la opinión mundial. Pero no es así.

Los israelíes podrían sospechar razonablemente que la reacción sería radicalmente diferente si cualquier otro país fuera amenazado igualmente por causas ajenas a su propia actividad. Lamentablemente, debemos llegar al acuerdo de que con suma probabilidad otros diferentes criterios se aplicarían para el Estado judío.

Esta es una desconcertante reminiscencia de la experiencia traumática que padecimos durante la Primera Guerra del Golfo. Los hechos que alli se sucedieron también se jugaron más allá del contexto israelí. Sin embargo, Israel sufrió repetidos ataques con potentes misiles Scud, hasta 40 se lanzaron. Los misiles iraquíes iban dirigidos directamente y sin lugar contra los centros de población civil israelí.

La razón de ser de Saddam Hussein es que, atacando a Israel, dañaba a los EEUU. Según  el punto de vista de demasiados déspotas y potentados del Oriente Medio, Israel no es más
que un subordinado de América.

Y en aquellos  momentos no hubo una indignación internacional audible. La única respuesta estadounidense fue abogar por una moderación israelí. De hecho Israel se abstuvo de tomar represalias, comprometiendo así su disuasión y subrayando sus vulnerabilidades en aras de los intereses estadounidenses.

Pero esta actitud no dio lugar a gratitud por los sacrificios de Israel.

De hecho, Washington únicamente se limitó a  presionar a Israel para que realizara más concesiones territoriales, no recompensó a Israel por soportar impávidamente la agresión de Saddam, y trató a Israel en gran medida como una amante cuyos favores se requieren cuando aprieta la necesidad, pero que nunca será reconocida públicamente.

La administración Obama también podría querer que Israel repitiera nuevamente este papel de actor pasivo. Pero es precisamente este comportamiento el que Israel no debería, bajo ninguna circunstancia, repetir.

Esta vez Israel parece haber dejado bien claro - a través de declaraciones del primer ministro Binyamin Netanyahu, del ministro de Defensa Moshe Yaalon y del Jefe de Estado Mayor del IDF Benny Gantz - que este país y su gente no serán meros peones en las guerras que otros desencadenan.

La noticia ha sido la notificación, debidamente remitida a amigos y enemigos por igual y mediante todos los matices intermedios, que Israel no consentirá ser nuevamente el chivo expiatorio. Si algo puede desalentar el eje chiíta que protege a Assad, junto con sus partidarios más distantes en Rusia y China, es un mensaje inequívoco de Israel.

Algunos observadores de Assad en Israel sostienen que el dictadosr sirio parece entender muy bien que el Israel de 2013 no es el Israel de 1990. Es por ello que señalan que no tendría ningún sentido que atacara a Israel, porque sabe que una poderosa represalia israelí sellaría su destino.

Los expertos pueden están en lo cierto si pensamos en términos racionales. Nosotros, sin embargo, también escuchamos precisamente similares estimaciones “realistas” enunciadas inmediatamente antes de la primera invasión estadounidense de Irak, y como las actuales también sonaban como muy razonables... para nosotros.

El problema es que esta región no funciona de acuerdo con nuestra lógica y con la lógica racional de muchos expertos.

Labels:

Wednesday, August 28, 2013

Léanlo y conocerán hacia donde se dirigen las futuras élites europeas con respecto a Israel y los judíos - Times of Israel



La Liga Israelí de Debate representó este año a Israel en el Campeonato Europeo de Debate entre Universidades que se celebró en Manchester. El torneo anual "Euros" reúne a cientos de estudiantes de toda Europa para discutir sobre temas espinosos para los que tienen solamente quince minutos para prepararse. Este año, más de doscientos equipos discutieron sobre la moción: "Esta Casa cree que Israel debería permitir a los miembros de la diáspora judía votar en sus elecciones".

Se ha convertido en una tradición celebrar un debate sobre Israel en Euros: este es el tercero en otros tantos años. Como tal, el campeonato se ha convertido en un lugar fascinante para ver lo que los estudiantes de hoy - y los líderes del mañana - piensan y saben sobre el Estado judío.

Antes de seguir leyendo, deberían saber que la mayoría de los polemistas en Euros son personas conscientes, amables y jóvenes muy inteligentes, que abordan los debates con conocimiento y sensibilidad. Otros, sin embargo, no lo son, y no hicieron tal cosa.

Muchos de los errores de los polemistas "fueron, en términos relativos, benignos".

¿Sabían ustedes que todos los judíos de la diáspora son ortodoxos, y que los judíos americanos viven en comunidades cerradas y no sienten conexión con Israel? ¿O que Irán es el hogar de la comunidad judía más grande del mundo fuera de Israel? Si no lo sabían, les sorprendería saber que hay tres tipos de judíos en el mundo: los que viven en Israel, los que quieren vivir en Israel, pero no pueden, y los que quieren que sus hijos vivan en Israel.

Pero también hay otros conceptos erróneos aún más extraños.

Israel es, como un equipo señaló, la sociedad más tribal del mundo. Cuenta con siete tribus, añadió amablemente otro equipo.

Sin embargo, otras opiniones fueron mucho más siniestras.

Así se afirmó que "el pueblo israelí era irracional" y quería matar a la gente. Que los israelíes no podían confiar en su propia democracia, y es que su gobierno extremista no se disculpó por el Mavi Marmara. Además, Israel no tiene derecho a la soberanía ya que no puede sobrevivir sin ayuda externa - es por eso que la diáspora judía debería ser capaz de votar en Israel, para mantener el lugar bajo control -. Esta última idea debería funcionar porque - como ya hemos escuchado en otros lugares - los judíos son más leales a Israel que a sus propios países de todos modos.

No obstante, el fanatismo anti-israelí es una cosa, pero el antisemitismo es otra.

En un caso particularmente impactante, un equipo ruso culpó a "los judíos" del Holocausto, pues al parecer los judíos financiaron la campaña de Hitler y luego corrieron a los EEUU, por lo que compartían la responsabilidad por el Holocausto.  Los polemistas en cuestión se disculparon más tarde matizando que no todos los judíos causaron el Holocausto, sólo los judíos de América. Si eso no tiene sentido para usted, no es el único.

Cuando los miembros de la delegación de Israel dijeron a sus homólogos kosovares que habían quedado en Manchester unos pocos días antes del torneo, sus competidores respondieron con un comentario sobre los "ricos judíos". Cuando los israelíes aclararon que de hecho habían estado en un hostal, la respuesta fue: "los judíos son unos tacaños".

Hay en muchas partes del mundo una obsesión enfermiza con Israel y dentro del mundo de los debates esto no es diferente: así Israel encontró su camino en casi todos los debates, no importa cual fuera el contenido.

Por ejemplo, los vídeojuegos hacen que la gente sea violenta: por lo tanto son la razón por la que los soldados israelíes fueron tan agresivos en Gaza.

Para la Hermandad Musulmana, la cuestión que produce una mayor ansiedad no es Al Qaeda en el Sinaí o Hamas en Gaza, sino Israel, que quiere conquistar todo Egipto.

Los presupuestos de ayuda al exterior deberían ser aprobados por referéndum, porque no se puede confiar en que los gobiernos asignen ese dinero de manera responsable: para ello sólo hace falta ver cómo los EEUU proporcionan ayuda exterior a Israel con el fin de oprimir a los palestinos.

Hablando de China, no debería temer a las críticas internacionales por su apoyo a Corea del Norte ya que, después de todo, Israel mata a los palestinos diariamente y nadie culpa de ello a los Estados Unidos.

Todo esto pudo oírse ante un sólo un juez, por cierto, en una competencia de más de 200 equipos. Ninguno de esos debates tenía nada que ver con Israel... hasta que los polemistas decidieron que todo se reduce finalmente a Israel.

En el campeonato del año pasado celebrado en Belgrado, nos enteramos de que Ehud Barak era el presidente de Siria, y que Israel era culpable de un genocidio en la Ribera Occidental, donde incluso se podría estar considerando dejar caer una bomba nuclear.

Debatiendo sobre un estado palestino desmilitarizado, una polemista israelí mencionó la Alemania de posguerra como un ejemplo de parecida desmilitarización, pero ella se encontró con la respuesta irónica de que era "curioso" que los polemistas israelíes tuvieran que establecer una analogía con la Alemania nazi . Cualquier podría suponer hacia donde iban la sugerencia.

La delegación israelí reaccionó a estos libelos de sangre actuales con una sonrisa, un gesto, un suspiro y luego, lo de siempre. Los israelíes están acostumbrados a ello. Están acostumbrados a ser el objeto de comentarios y calumnias infundadas profundamente perjudiciales, aún así, no han desarrollado una piel lo suficientemente gruesa como para lidiar con eso. Los israelíes han aprendido a elevar los ojos, suspirar y reírse. Es tan habitual escuchar a la gente acusar a Israel de cualquier cosa y de todo, o simplemente contemplar todos sus actos con reprobación, que ha dejado de sorprenderles hace mucho tiempo.

Los organizadores de la competencia nombraron un equipo formidable para hacer frente a las acusaciones de sexismo, racismo y otras formas de abuso. El número de quejas formales por parte de la delegación israelí fue cero. "Nadie quiere ser ese típico niño molesto que siempre se queja", explica Noa Golan, una polemista de la Universidad Ben Gurion. Además, los israelíes no están seguros de que los europeos entiendan por qué ciertas observaciones son tan ofensivas. Así que es mejor dejarlas de lado y seguir adelante.

Los libelos de sangre ya no son noticia. ¿Israel y los judíos son responsables de todos los males del mundo? ¿Ho-hum,  ma nishtaná? La vida sigue.


Labels: , ,

Tuesday, August 27, 2013

La tragedia de Siria es un aviso para Israel - Akiva Eldar - Al-Monitor



La avalancha de críticas contra la inacción de la administración Obama a la luz del derramamiento de sangre en Siria me recuerda una fascinante conversación que tuve hace un año [13 de agosto de 2012] con el jubilado general canadiense Charles Bouchard, quién había terminado su período como comandante en jefe de la OTAN varios meses antes. Bouchard ha sido elogiado por liderar la Operación Odisea del Amanecer en marzo de 2011, que provocó la caída del régimen de Muamar Gadafi en Libia.

Le pregunté al general que evaluara la posibilidad de que Occidente usara la fuerza militar en  Siria y pusiera así fin a la sangrienta guerra civil. Su respuesta vale la pena recordarla: "La violencia en Siria es completamente diferente a la existente en Libia cuando la OTAN encabezó Operación Odisea del Amanecer", me dijo Bouchard sin vacilar. Explicó que el éxito en Libia se derivó de que las fuerzas terrestres de la OTAN no intervinieron, mientras que la geografía y la inestabilidad política de Siria implicaban un conflicto que no podía ser combatido exclusivamente por vía aérea. Por otra parte, señaló el general, un ataque aéreo podría generar la pérdida de muchas vidas y volver a las naciones de la región en contra de Occidente.

También dijo que la gente del ex líder libio Gadafi había encontrado muy a menudo refugio en instalaciones como canales, embalses, hospitales y mezquitas, lo que dificultó las acciones de los pilotos ya que habían recibido instrucciones de no dañar las instalaciones civiles toda costa. "Estábamos pensando en el día siguiente. Estábamos en Libia para defender a la población civil y si destruíamos todo, el día después tendríamos que hacer todo lo posible para que la vida de los ciudadanos libios no fuera más miserable. Por lo tanto, si no estabas seguro, no actuabas".

Bouchard señaló otra de las diferencias entre el conflicto de Libia y la crisis en Siria. Mientras Gadafi sólo contaba con el apoyo de dirigentes marginales, como el presidente venezolano Hugo Chávez y el gobernante de Zimbabwe Robert Mugabe, Siria está apoyada por Irán, Rusia, China y Hezbollah. Y lo que era más importante, la oposición en Libia estaba dispuesto a tomar el poder, mientras que la salida del presidente Bashar al-Assad de Siria podría degenerar en un caos total. Por lo tanto, me dijo Bouchard, el problema de Siria es más parecido a las crisis crónicas de Irak y Afganistán, las cuales requirieron una intervención internacional a largo plazo, frente a la resolución rápida y por vía aérea en Libia.

La intervención externa que provocaría la expulsión del asesino de Damasco y su juicio por crímenes de guerra proveería justicia para el pueblo sirio e incluso podría poner a Siria en el camino correcto. Pero, como podemos extraer de la experiencia de Irak y de Afganistán, este camino puede ser largo y sangriento.
Un ataque aéreo e incluso la invasión mediante fuerzas terrestres no borrarán de un plumazo la enemistad étnica-religiosa de décadas entre la mayoría sunita (el 74% de la población) y la alauí (el 11%) y las minorías cristianas (10%). Añádase a esto la intromisión de la jihad global en el país, la destrucción de la infraestructura y una severa crisis económica. El caso de Siria nos enseña que un puente artificial que conecta a grupos étnicos con una historia de conflictos y disputas sin resolver puede resultar frágil y peligroso.

Estos puentes tambaleantes han tenido un saldo sangriento no sólo en el Oriente Medio y en el "problemático" mundo musulmán. En el corazón de la "ilustrada" Europa, los pueblos también realizan actos atroces contra sus vecinos de toda la vida. Hace unos 20 años, 100.000 personas fueron asesinadas en la guerra de los Balcanes, cuando, entre otras cosas, Serbia intentó mantener su control de Bosnia limpiándola de bosnios musulmanes. Después de la desintegración de Yugoslavia, Kosovo, de población mayoritaria albanesa, se separó de Serbia, y posteriormente los más de 600.000 habitantes de Montenegro decidieron establecer un estado independiente hace siete años.

Nosotros, los israelíes,  no necesitamos ir muy lejos para ver las tensiones étnicas-religiosas que amenazan a nuestra sociedad. La serie de televisión de mayor audiencia "True Colors", del periodista Amnón Levi y emitida en agosto por el canal 10 de la televisión israelí, trajó la cólera a la superficie y expuso el bagaje de odio que muchos de los judíos que proceden de Oriente Medio y África del Norte sienten hacia los judíos ashkenazi de origen europeo.

Sión Amir, un abogado de éxito, predijo que la actual discriminación de los judíos "orientales" dará lugar a un estallido de violencia. Al mismo tiempo, los líderes de la  comunidad ultra-ortodoxa están amenazando nada menos que con una revuelta civil si sus jóvenes son reclutados forzosamente por el ejército. Otros rabinos financiados por el Estado hacen llamamientos a los soldados religiosos para que desobedezcan cualquier orden de desalojar los asentamientos, y  grupos de colonos zelotes están amenazando con tomar las armas si el gobierno ordena su evacuación en el marco de un acuerdo de paz con los palestinos.

Además de todas estas tensiones, el establishment de Israel, y especialmente desde la Knesset, está continuamente tratando de subrayar el carácter judío del Estado, lo que excluye a la población árabe minoritaria, de mayoría musulmana, que constituye una quinta parte de la población. ¿Qué sucedería si la solución de dos estados falla y esta minoría, que ha sufrido una discriminación semi-oficial durante 65 años, se convierte en la mayoría dentro de un Estado binacional?

En un extenso artículo publicado el año pasado [verano de 2012] en la revista del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Tel Aviv, The Public Sphere, el historiador Alexander Yakobson relataba que ningún estado binacional o multinacional establecido en el siglo XX se ha prolongado durante mucho tiempo, y su desintegración por regla general conllevó un peaje muy pesado. Como sostiene Yakobson, es difícil creer que después de unos 100 años de una amarga disputa nacional, una mayoría árabe-palestina en ese Estado binacional resultante que reemplazaría al Israel soberano estaría dispuesta a renunciar a la naturaleza árabe de ese futuro estado.

Un estado con una mayoría árabe en el corazón del Oriente Medio árabe, donde todos los estados se definen oficialmente como árabes, sería, si fuera establecido, un Estado árabe a todos los efectos y no un estado binacional, independientemente de lo que su Constitución escrita indicará, resaltaba Yakobson.

Por otra parte, es poco probable que la gran minoría judía renunciará a su hegemonía, anclada en la idea sionista y en su autodeterminación. Llegados a este punto, los atentados suicidas de Hamas, la  masacre de palestinos en Hebrón en 1994 llevada a cabo por un médico judío en la Cueva de los Patriarcas, el fenómeno del "price tag", la lucha por las tierras y la incitación racista,  todo esto serían meros precedentes de los acontecimientos sangrientos que se desencadenarían en esa irracionalidad llamada "Isra-tina", el nombre propuesto por un "muy conocido amante de la paz" - Gadhafi - para un estado binacional entre el Mediterráneo y el río Jordán.

La tragedia que acosa a Siria debería servir como una advertencia para esos israelíes que luchan contra la división de la tierra y para esos otros ilusos que creen que pueblos diferentes y en continuo conflicto pueden vivir juntos en armonía bajo un mismo techo.

Labels: ,

Assad podría devolver el golpe a Israel tras el ataque de los EEUU confiando en que Obama atará las manos a Israel evitando grandes represalias - Debka



Hay poca lógica en las garantías públicas del gobierno de Netanyahu de que el gobernante sirio Bashar Assad no se arriesgará a un importante enfrentamiento con Israel por temor a una respuesta del IDF lo suficientemente potente como para derrocar su régimen. Este argumento no tiene en cuenta el cálculo de Washington: el presidente Barack Obama no toleraría, por lo menos en la etapa inicial, un ataque militar israelí a una escala mayor que la limitada operación que él está contemplando para sus propias fuerzas armadas a raíz del uso de armas químicas por el gobierno sirio el pasado miércoles 21 de agosto en Damasco.

Por lo tanto, a  Israel no se le permitirá poner en peligro el régimen de Assad. Los consejeros rusos de Assad son, sin duda, la fuente informativa de esta ecuación entre Israel y Siria

Según Debka, los estrategas israelíes prefieren creer que Siria elegirá a Jordania, en lugar de Israel, para un ataque con misiles convencionales en represalia por el ataque de los EEUU.

Sin embargo, esta hipótesis fue refutada por las palabras del ministro de Asuntos Exteriores sirio Walid Moallem este martes 27 de agosto, en una conferencia de prensa que ofreció en respuesta a las denuncias americanas sobre la responsabilidad de su gobierno por el uso de armas químicas en el este de Damasco.
Acusando al secretaría de Estado John Kelly de decir mentiras y fabricar pruebas contra su gobierno, Moallem insistió en que no se habían usado armas químicas o retrasado el permiso para que el equipo de Naciones Unidas pusiera en marcha su investigación con seguridad sobre los sitios controlados por el gobierno. Ese equipo llegó el sábado 23 de agosto, y no estaba preparado para su misión antes del lunes, insistió Moallem.

Luego pasó a cuestionar los objetivos de los Estados Unidos a la hora de atacar a Siria, y respondió a su propia pregunta diciendo: "Todo lo que sucede en esta zona va en interés de Israel. Tal agresión en primer lugar beneficia a Israel, y en segundo lugar a los esfuerzos militares de Al Nusra, el grupo armado de Al Qaeda en Siria. Así que los estadounidenses estarían sirviendo primero a Israel y después a Al Qaeda".

En cuanto a Jordania, Moallem destacó los lazos de amistad y de buena vecindad de Siria con el reino hachemita. "No tenemos ninguna idea de actuar en contra de Jordania", dijo, y aconsejó a Amman que no se dejara convencer para renunciar a su amistad con Damasco.

Según Debka, Washington puede evitar la necesidad de castigar a Siria por un posible ataque contra Jordania mediante el aprovechamiento de la fuerza aérea saudí. En respuesta a una invitación conjunta de Estados Unidos y Ammán, aviones saudíes podían atravesar el espacio aéreo hachemita y atacar objetivos en Siria. Utilizarían la inteligencia y el apoyo y la coordinación del comando aéreo de los Estados Unidos. La base aérea de Arabia en Tabuk, cerca de la frontera con Jordania, informó el martes que tiene activados sus escuadrones F-15. Un escuadrón de bombarderos Rafale franceses basados en Tabuk también están preparados.

La situación podría dar un giro diferente si Siria amenazara a las fuerzas estadounidenses desplegadas en Jordania.

Por todas estas razones, es más probable que sea Israel, y no Jordania, quien este el primero en la lista de posibles represalias sirias ante un ataque de EEUU. Los jefes del IDF son muy conscientes de este peligro y se están preparando para el desafío. Parte de la planificación puede ser la de organizar un primer enfrentamiento militar entre Israel y Siria, en Jordania y sobre sus cielos, y no en Israel.

Que Israel se encuentra bajo una amenaza muy explícita se hizo muy evidente en las declaraciones del martes de Siria, Hezbollah, Irán e, implícitamente, Rusia. Al Moallem dijo el martes que Siria se defendería en el caso de un ataque de EEUU "utilizando todos los medios disponibles", sintiéndose seguro de la inclusión de los aliados de Siria en esta última categoría. Esos aliados evidentemente no deberían permanecer con brazos cruzados si Siria es atacada.

La naturaleza de esa ayuda prometida a Bashar Assad habría sido transmitió sin duda a los intermediarios de Barack Obama, el subsecretario de la ONU Jeffrey Feltman y de Omán Sultan Qaboos, el lunes, cuando se reunieron con el ayatolá iraní Ali Jamenei y el presidente iraní Hassan Rouhani, cuando promovían una oferta del presidente de los EEUU para un acuerdo sobre Siria.

Así que el presidente de EEUU ya debe saber cuántos jugadores podrían entrar en el conflicto y donde, a consecuencia de un ataque estadounidense contra Siria. Esto significa que a Washington le puede resultar imposible mantener su operación dentro de los límites predeterminados deseados por el presidente de EEUU.

Jerusalén y Washington se dan cuenta de cuán amplias pueden ser las consecuencias y hasta donde pueden extenderse, pero los líderes israelíes están manteniendo esta perspectiva oculta para evitar el pánico del público.

Labels:

Derviches judíos sufí de 1922 - The Book of Doctrines and Opinions

 

Los derviches judíos Agha-Jaan Darvish y su hermano, patriarcas de la familia Darvish, en Teherán, Irán, cerca del 1922.

Debido a su asociación específica con el sufismo y su consiguiente identificación con el Islam, los derviches conforman una orden compuesta casi exclusivamente por musulmanes practicantes.

Las dos derviches judíos que aparecen aquí en esta rara fotografía se encuentran entre los pocos que con éxito se habían integrado en la orden sin convertirse al Islam.

Al igual que los judíos practicantes de un deporte tradicional iraní en las "casas de la fuerza" llamadas Zurkhaneh (una especie de gimnasios) - un deporte que está profundamente entrelazado con el ritual islámico -, estos derviches representan un híbrido único iraní de judaísmo e Islam.

Cada uno de estos derviches judíos muestran los ropajes emblemáticos de la orden derviche:
1) El capote, un signo externo de su estado.
2) Un kashkul (un cuenco para pedir limosna), a menudo hecho de un material como nacar.
3) Una calabaza, una cáscara de coco o de madera tallada suspendido de la muñeca por una cadena.
4) Un tabarzin (especie de hacha) que se lleva en la mano derecha con la intención de defenderse de los animales salvajes o de los salteadores de caminos.
5) Un chanta (una bolsa remendada) colgada sobre el hombro para llevar artículos de primera necesidad.
6) Takht-e pust (piel de cama), una pequeña alfombra de piel de animal que le servía de cama durante el viaje.
7) Un largo rosario.

Labels:

De la inutilidad de la Liga Árabe (ante las sempiternas conspiraciones judías y occidentales) - Amir Mizroch



El presidente de Estados Unidos, que ha tratado desesperadamente de mantener alejado a los Estados Unidos de otra guerra en el Oriente Medio, está pesando seriamente un ataque militar contra Siria.

El hecho de que Occidente y los americanos tengan que intervenir para detener el asesinato en masa de árabes por un dictador árabe que utiliza de armas químicas es una marca de vergüenza para la Liga Árabe.

Ahora, tanto Irán como Siria han amenazado a Israel con represalias por cualquier ataque estadounidense.

Cientos de miles de árabes han sido asesinados por otros árabes, ya sea en Siria, Irak, Egipto, Libia, Yemen, Líbano y en toda la región, y todavía no hay ninguna organización árabe que pueda establecer el orden o imponer la paz.

Hasta el uso intencionado el miércoles pasado de gas nervioso contra civiles sirios en las afueras de Damasco, más de 100.000 sirios habían sido asesinados en Siria (y existen millones de refugiados). Y aún no hay noticias de medidas de fuerza o de soluciones diplomáticas de parte de la Liga Árabe.

Incluso el canciller sirio Walid Mualem dice que "La Liga Árabe no existe".

Para todos aquellos que en el mundo árabe culpan a los Estados Unidos de jugar a policía global, pero luego son incapaces de detener la matanza de inocentes, hombres, mujeres y niños en sus propios países, ¿qué otra opción les han dejado a los americanos?

Labels:

¿Por qué el mundo piensa que la sangre de los israelíes es tan barata? - Evelyn Gordon - Commentary



Durante su visita a Israel esta semana, el canciller noruego de Exteriores Espen Barth Eide admitió a regañadientes que el compromiso del primer ministro Benjamin Netanyahu con las negociaciones entre israelíes y palestinos "suena cada vez más creíble". Como prueba, citó la liberación de Israel de 26 terroristas palestinos a principios de este mes. Pero inmediatamente minimizó la importancia del movimiento: Si bien es una "primera señal", dijo, "no representa un gran sacrificio".

Este comentario contrasta con las reacciones acontecidas en Noruega y Suecia hace dos semanas después de que el embajador israelí en Suecia comparara los sentimientos suscitados en Israel por liberar a esos asesinos a los que suscitaría entre los noruegos una posible liberación de Anders Breivik, quien en el 2011 asesinó a 69 noruegos, en su mayoría adolescentes. Los escandinavos, muy indignados, se unieron para denunciar dicha comparación afirmando que mientras Breivik era un asesino de masas, los palestinos eran luchadores por la libertad. Como Jonathan Tobin escribió en su momento, el sentimiento general parece ser que los asesinos de noruegos merecen un castigo sin paliativos, mientras que los asesinos de israelíes "deben poder ser puestos en libertad y con honor". Y esa parece ser también la opinión de Eide: la liberación de crueles asesinos que mataron a personas mayores sobrevivientes del Holocausto o ancianos que estaban sentados en los bancos de un parque no representa "un gran sacrificio", sin duda nada como comparado con una posible liberación de Breivik.

Sin embargo, aunque estoy de acuerdo con Jonathan que este doble rasero es antisemita, no creo que los escandinavos sean los únicos culpables. Si gran parte del mundo ha llegado a la conclusión de que la sangre (judía) israelí es barata, y que sus asesinos no merecen el mismo castigo que los que matan, por ejemplo, a noruegos, una gran parte de la culpa es de los sucesivos gobiernos israelíes. Y es que liberando repetidamente a asesinos palestinos en circunstancias que ningún otro gobierno contemplaría, los gobiernos israelíes han demostrado que ellos también consideran barata la sangre de los ciudadanos israelíes. Y si ni siquiera el gobierno de Israel considera que asesinar a israelíes es un delito que merezca una pena de cadena perpetua, ¿por qué alguien debería hacerlo?

No estoy hablando aquí de intercambios desiguales como los 1.027 terroristas palestinos que Israel liberó para rescatar al soldado secuestrado Gilad Shalit. Aunque opuesto sistemáticamente a dichos canjes por otros motivos, en estos casos no se considera que la vida de los israelíes sea barata, al contrario, reflejan hasta qué punto para Israel salvar al menos una vida es importante.

Pero lo mismo no vale para otras excarcelaciones. En el 2008, por ejemplo, Israel negoció la liberación de cinco terroristas incluyendo a un asesino particularmente cruel, Samir Kuntar, entre cuyos asesinatos se incluía romper el cráneo de una niña de 4 años de edad contra una roca junto a otros dos cadáveres. ¿Qué otro país trataría el asesinato de estos ciudadanos a tan bajo precio como para liberar a sus asesinos a cambio de cadáveres?

Israel también ha liberado a miles de presos en los últimos años como "gestos de buena voluntad" hacia la Autoridad Palestina, y aunque la mayoría no eran en realidad asesinos, por lo general, estaban involucrados en una lucha terrorista contra Israel. Otros países liberan a terroristas sólo en virtud de acuerdos formales de paz, y no como meros "gestos de buena voluntad" para facilitar las negociaciones, por lo que nuevamente se demuestra al mundo que los gobiernos israelíes no consideran al terrorismo anti-Israel tan terrible.

Pero el punto más bajo fue el acuerdo de Netanyahu para liberar a 104 palestinos, casi todos ellos asesinos despiadados, en cuatro etapas (los 26 liberados este mes fueron los primeros), únicamente para obtener que los negociadores palestinos hablen con sus homólogos israelíes. ¿Qué otro país liberaría a asesinos que han matado a cientos de sus ciudadanos solamente para sobornar a un tercero para que acuda a unas conversaciones cuyo único objetivo es proporcionar a ese tercero el territorio y la soberanía que dice anhelar?

Noruega seguramente no liberaría a Breivik en tales circunstancias. Y esa es precisamente la razón por la que los noruegos consideraron como ridícula la comparación de Breivik con los asesinos palestinos: Si los israelíes realmente consideraran que los crímenes de los palestinos liberados están a la par con los de Breivik, entonces Israel tampoco los pondría en libertad.

Así, mientras que hay muchas razones para oponerse a la decisión de Netanyahu, ésta puede ser la de mayor peso de todas: al liberar a esos asesinos, Israel ha enseñado una vez más el mundo que la sangre judía sigue siendo muy barata.

Labels: ,

Monday, August 26, 2013

Contestando "Cuanto más inteligentes, menos creyentes"



 La gente no es muy buena pensando en términos de probabilidades y tendencias estadísticas. Es parte de cómo funcionan nuestras mentes; categorizamos las cosas por pedazos. Es por eso que la gente se ofende desesperadamente cuando aparecen unos estudios que sugieren que, por ejemplo, las mujeres en general están menos interesadas ​​en la ingeniería que los hombres, y entonces ven surgir artículos horribles que dicen "bueno, yo soy un hombre, y aunque no me gusta la ingeniería, poseo una mente más científica" o lo que sea. Mentalmente, visualizamos "hombres" y "mujeres" como dos masas discretas, una de los cuales está "por encima" de la otra en ese espacio marcado por el "interés por la ingeniería".

En realidad, por supuesto, "hombres" y "mujeres" son vastas poblaciones de individuos dispersas al azar alrededor de su interés por la ingeniería. Y aunque puede darse el caso de que exista una ponderación, que haya más hombres situados en esa parte del espacio que define un mayor interés por la ingeniería, esa estadística no dice nada sobre un hombre o una mujer en particular. Quienquiera que seas, y tan interesado como estés en la ingeniería, pueden existir estadísticas y ser casi una certeza que miles y miles de mujeres puedan estar más interesadas que tú, un hombre, por la ingeniería.

Puede que lo planteado sea un hecho obvio, pero vale la pena repetirlo regularmente, ya que podríamos estimar aproximadamente que si alrededor de las tres cuartas partes consideraría con displicencia que "el Grupo X tiene una diferencia estadísticamente significativa con el Grupo Y en lo referente a la actividad Z", también sostendrían que "todos los miembros del grupo X son mejores que todos los miembros del grupo Y en lo que respecta a la actividad Z".

La razón de lo que digo viene dada del interés desatado recientemente en Internet por un meta-análisis, publicado en la revista  Personality and Social Psychology Review, que considera que los ateos tienen un coeficiente intelectual más alto, de promedio, que los religiosos. Basan esta suposición en una revisión de 63 estudios, pero, como dicen los autores, esta noticia no es nueva. La evidencia ha estado circulando durante cierto tiempo.

Hay varias razones, incluyendo la sugerencia de que cuanto más inteligente eres, más probabilidades hay de que necesites razones empíricas y lógicas para creer en algo, y, curiosamente, que las cosas que la religión hace por las personas (ayudar a retrasar la gratificación relegándola a una mayor recompensa futura, proporcionar un "ancla" para la vida en tiempos difíciles), parecen ser menos necesarias para las personas inteligentes, o bien debido a que utilizan otros métodos. Es un estudio interesante.

Sin embargo, lo que ya no lo es tanto es cierto griterío ateo celebrándolo. Porque, ya ven, no se trata de decir "Qué guay, algunas personas que no creen en lo mismo en lo que yo no creo son, de promedio, más inteligentes que ese grupo de personas que si creen". O, mejor dicho, les hacen llegar a decir cosas parecidas, lo cual no es mucho logro. (Además, hay todo un debate sobre el coeficiente intelectual y su ponderación sesgada culturalmente hacia el razonamiento abstracto, lo cual es fascinante - ver el efecto Flynn -).

Hay sin duda una tendencia para que haya más ateos en ese espacio gráfico que refleja "una mayor inteligencia". Pero eso es absolutamente insuficiente como para que seamos capaces de deducir y creer que esa persona religiosa específica que tengo frente a mí es menos inteligente que yo.

Labels:

Cómo los judíos llegaron a creer que Jesús era Dios - Antonio Piñero sobre la obra de Daniel Boyarin



 En alguna ocasión les he mencionado el muy interesante blog de Antonio Piñero (donde colabora también Fernando Bermejo, objeto de varios post). Pues bien, Antonio Piñero lleva varios post comentando la obra de Daniel Boyarin "The Jewish Gospels", que obviamente no se ha traducido al español, pero del que se anuncia edición francesa con el título "Le Christ juif".


Si todos los judíos, o al menos un número sustancial de ellos [esta frase presupone que en tempos de Jesús casi todo el mundo sabía que “Hijo del Hombre” era un título cristológico, lo cual es bastante dudoso] esperaban que el mesías sería tanto divino como humano; por tanto, la creencia de que Jesús era Dios no significaba un punto de partida para la creación de una religión nueva [ni en Jesús ni en Pablo naturalmente], sino simplemente otra variante más - y no en concreto una desviación herética por el momento - del polimorfo judaísmo del siglo I e.c.

La idea de que Jesús era realmente Dios, aunque refinada por la teología estrictamente trinitaria del Concilio de Nicea [325, de Éfeso 380 y de Calcedonia 451] se denomina “cristología elevada” en oposición a la “cristiología baja”, según la cual Jesús era esencial y únicamente humano, no Dios, aunque un maestro o profeta especialmente inspirado.

Por otra parte, las controversias cristológicas en torno a la divinidad de Jesús se han centrado en la discusión sobre si el Nazareno era divino porque era preexistente, o desde su nacimiento o por adopción divina en edad adulta [Tengamos en cuenta que en la Antigüedad el concepto de “adopción” era aún más “fuerte” e intenso que hoy día: se equiparaba mucho más a la generación natural]. Otras controversias fueron: ¿Cómo efectuó Jesús la salvación? ¿Por medio de la crucifixión, por su enseñanza o enseñando a los eres humanos a hacerse “divinos”?

En general, los investigadores han solido defender que la cristología baja era judía y que la alta, cristiana… por efecto de la influencia griega. Esta posición se ha sostenido tanto por investigadores judíos para desacreditar al cristianismo, como por estudiosos cristianos que deseaban distinguir nítidamente entre la “nueva religión” de la “antigua”. Los que defienden esta posición suelen ser investigadores protestantes “liberales” que sostienen que es imposible que los judíos tan monoteístas hayan podido sostener que su mesías pudiera ser divino. Pero este punto de vista defendido por unos y otros no puede mantenerse hoy día por lo que se ha escrito anteriormente.

Boyarin sostiene que la única manera de entender la teología de los evangelistas, que son todos judíos, es aceptar que la cristología elevada nació en suelo judío y como una parcela de la tradición judía que nace de una lectura atenta del Libro de Daniel. Adela Yarbro Collins ha defendido que existían en el siglo I e.c. dos tipos de creencia en la divinidad de un ser humano. El primero es funcional; ejemplo: un como hijo de hombre de Dn 7,13-14 + Libro de las parábolas de Henoc + algunos pasajes de los evangelios sinópticos. En este sentido un hombre es divino cuando ejercita – o se lo pinta anticipadamente como ejercitando - ciertas funciones divinas: monarca en el reino de Dios; juez universal; ser transportado por las nubes (propio sólo de Dios). El segundo sentido es ontológico: ser divino por esencia [como parece apuntar el Evangelio de Juan]. Boyarin sólo sostiene en este libro el primer tipo, y opina que la distinción entre “funcional y ontológica” es un producto de la reflexión griega posterior a la composición de los evangelios.

Opina Boyarin: si no se admite que la cristología elevada era un producto judío –aunque no admitido por todos los judíos— no se explica la reacción extremadamente hostil de algunos judíos cuando los Evangelios dibujan a un Jesús que afirma ser divino [Es más dudoso el que Boyarin sostenga que va a intentar demostrar que Jesús mismo, se sobreentiende el Jesús histórico, aunque no lo especifica se vio a sí mismo como el Hijo del Hombre divino]. Y pretende demostrarlo analizando dos pasajes difíciles del Evangelio de Marcos. Los lectores tienen la palabra:

El primero es Mc 2,4-12:
4 Al no poder presentárselo a causa de la multitud, abrieron el techo encima de donde él estaba y, a través de la abertura que hicieron, descolgaron la camilla donde yacía el paralítico. 
5 Viendo Jesús la fe de ellos, dice al paralítico: «Hijo, tus pecados te son perdonados». 
6 Estaban allí sentados algunos escribas que pensaban en sus corazones: 
7 «¿Por qué éste habla así? Está blasfemando. ¿Quién puede perdonar pecados, sino Dios sólo?». 
8 Pero, al instante, conociendo Jesús en su espíritu lo que ellos pensaban en su interior, les dice: «¿Por qué pensáis así en vuestros corazones?». 
9 ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: “Tus pecados te son perdonados”, o decir: “Levántate, toma tu camilla y anda?”. 
10 Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados - dice al paralítico -: 
11  «“A ti te digo, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”». 
12 Se levantó y, al instante, tomando la camilla, salió a la vista de todos, de modo que quedaban todos asombrados y glorificaban a Dios, diciendo: «Jamás vimos cosa parecida
El Hijo del Hombre tiene poder para perdonar los pecados porque la ha recibido, obviamente, de Dios. Esta afirmación procede de una lectura de Dn 7,13-14:
13 "Yo seguía contemplando en las visiones de la noche: Y he aquí que en las nubes del cielo venía como un Hijo de hombre. Se dirigió hacia el Anciano y fue llevado a su presencia".  
14 "A él se le dio imperio, honor y reino, y todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron. Su imperio es un imperio eterno, que nunca pasará, y su reino no será destruido jamás”.
El vocablo “imperio” o “autoridad” es la traducción del arameo sltn [en español tenemos el arabismo “sultán”] griego eksousía. Y eso es lo que Jesús [¿histórico?] afirmaba al denominarse Hijo del Hombre y proclamar que Dios le había dado el poder de perdonar los pecados. Entonces los escribas reaccionan y contraatacan afirmando que Jesús “blasfema”, porque sólo Dios – que es único  – tiene esa capacidad. Por tanto Jesús se hace Dios al estilo de esa segunda figura divina de Dn 7,13-14. Y eso supone que la divinidad es compleja, de algún modo es doble… ¡dos personas de algún modo! Los rabinos de siglos posteriores indicarán que esta noción era una herejía y la denominaron “la que sostenía la existencia de dos poderes en el cielo”… ¡por tanto nacida en suelo judío!

Labels: , ,

Muy bueno: Occidente (los dadores de lecciones europeos y la nación que tiene la suerte de tener al gran Obama) y Siria

Labels:

Solidaridad feminista pro Hijab - Bruce Bawer - FrontPage



Europa está inundada de dimmitud, pero Suecia es un caso en sí mismo. Hay algo desesperado y enloquecedor en los niveles de dimmitud que se exhiben en la tierra de Ikea. En ningún otro país europeo, por otra parte, hay tanto silencio en los medios.

Como escribí en un anterior artículo, Suecia tiene el mayor porcentaje de violaciones del mundo occidental. Y este problema es cada vez peor. Dada la afición del establishment progresista sueco por la retórica formal acerca de los derechos de las mujeres, se podría pensar que esta crisis de violaciones sería un tema de profunda preocupación en los medios de comunicación del país. Pero no, se trata de un "no tema". Es innombrable. Y por una razón: porque todo el mundo entiende que la cada vez mayor incidencia de las violaciones está directamente relacionada con el número cada vez mayor de inmigrantes, en especial musulmanes, en Suecia. Y en Suecia, no se puede hablar críticamente sobre el Islam. Usted simplemente no puede, no en público de ninguna manera. Cuando el sujeto es el Islam, nada es permitido salvo los habituales mantras multiculturales sin sentido.

Soy muy consciente de todo esto. Aún así, me causó una gran sorpresa una de las grandes noticias de Suecia de esta semana.

Todo comenzó cuando una mujer musulmana embarazada (un informe habla de 20 años de edad, y otro la identifica como una madre con tres hijos) afirmó que la habían atacado la noche del viernes. Estaba sola en una zona de estacionamiento en un suburbio de Estocolmo, Farsta, y fue entonces cuando relató que un hombre se le acercó, la arrancó su hijab, y golpeó su cabeza contra un auto allí estacionado, dejándola casi inconsciente. También le gritó algo en el sentido de que personas como ella "no pertenecían aquí".

Ahora bien, si esto realmente sucedió, es repugnante. Pero no hay evidencia de que sucediera,  no hay testigos, no hay vídeos de vigilancia y se ha sugerido (aunque no, por supuesto, en los medios de comunicación suecos) que la historia de la mujer podría ser totalmente falsa. En cualquier caso, se trata de una historia de "hombre muerde a perro", si alguna vez hubo uno: Suecia está bastante más llena de hombres musulmanes que violan a mujeres infieles no veladas, que de hombres infieles que arrebaten los pañuelos a las mujeres musulmanas.

Sin embargo, cuando el relato de esta mujer salió al público, el síndrome de trastorno de Suecia tomó un impulso a lo grande. El domingo, el Aftonbladet publicó un artículo de opinión firmado por cinco personas: Bilan Osman, identificado como un "autor anti-racista"; Fatima Doubakil del  Comité de Derechos Humanos los musulmanes; Foujan Rouzbeh, un "activista de los derechos de asilo"; Nabila Abdul Fattah, una "comentarista" y Nachla Libre, un "poeta".

Los cinco autores afirmaron que "la mujer de Farsta no ha sido la única que ha sido atacada de esta manera". Muchas mujeres musulmanas, sostienen, han sido objeto de malos tratos similares por parte de "hombres suecos blancos... en los autobuses, en las tiendas y en los restaurantes". Los autores pintan una imagen de un país lleno de gente blanca que "acosa, degrada, intimida y abusa de otros en lugares públicos debido a su vestimenta religiosa" y sostuvieron que esos delitos se han convertido en cada vez más comunes debido - y, sí, en realidad escribieron lo siguiente - a que "el Islam y los musulmanes son descritos por los medios de comunicación y los partidos políticos suecos como un problema y una amenaza a la democracia sueca".

Y sí, el Islam es una amenaza para la democracia sueca, pero no, los medios de comunicación suecos casi nunca se atreven a admitir o afirmar este hecho, o cualquier cosa que pueda hacer alusión a ello. Y el único partido político sueco que se ocupa de esta cuestión es el Partido Demócrata Sueco, cuyos miembros no solamente son condenados de forma rutinaria en los medios de comunicación, trabajando en las más difíciles condiciones, sino que además han sido objeto en varias ocasiones de hostigamiento, degradación e intimidación por el propio gobierno sueco.

Los autores del artículos demandaron - y esa es la palabra que usaron, "demandan" - que la ministra de Justicia, Beatrice Ask, "nombre una comisión para investigar, censar y generar unos planes de acción específicos para combatir los delitos de odio generalizado contra los musulmanes" . Además "hacemos un llamamiento al Gobierno para que detenga esta marcha hacia el fascismo" (que tal como identifican, al parecer, consiste en que un hombre solitario en un estacionamiento presuntamente arrebate el pañuelo a una mujer musulmana). Y proclamaron lo que denominaron una "hijabupprop", es decir,  una acción pro hijab. "Animamos a todos nuestras hermanas en Suecia - religiosas y no religiosas - a cubrirse a sí mismas con un pañuelo la mañana del 19 de agosto para así mostrar su solidaridad con todas las mujeres musulmanas que, con demasiada frecuencia, sufren el acoso y la violencia".

Los cinco autores tuitearon su llamamiento a la acción en Twitter. El tweet fue tuiteado más de 65.000 veces. La idea era brillante, y proporcionó a todos los suecos políticamente correctos una excelente oportunidad para hacerse notar. Y resultó ser un éxito magnífico. En "solidaridad" con la supuesta víctima, un sinnúmero de mujeres suecas - incluyendo un buen número de conocidas actrices, escritoras, periodistas, artistas y políticas - llevaron pañuelos sobre sus cabezas ese lunes. Y tomaron fotos de ellas mismas haciéndolo, inundando Twitter, Facebook e Instagram con sus fotos.

Una de las mujeres que con orgullo se puso el pañuelo tradicional musulmán fue Gudrun Schyman, de Iniciativa Feminista, un grupo líder de los derechos de las mujeres. Otra fue la política socialdemócrata Verónica Palm, quien anunció en Facebook que apoyaba la acción pro hijab "porque nadie debe sentirse amenazado o acosado por la forma en que elija vestir". La  Organización Humanista de Suecia emitió una declaración en apoyo de la campaña, declarando que todos los hombres y las mujeres tienen derecho a vestirse como deseen.

La ministra de Justicia Beatrice Ask, por su parte, invitó a los organizadores de la campaña pro hijab a reunirse con ella el martes. "Me encantaría escuchar lo que tienen que decir", dijo a los medios de comunicación, "porque creo que tienen más que decir que lo que escriben en un artículo de opinión". Subrayó que este incidente del hijab "debe ser tomado muy en serio", al igual que opinaban los organizadores de la campaña. En cuanto a los organizadores, al tiempo que acordaban reunirse con la ministra Ask, no ocultaron el hecho de que su mayor dolor es que hubiera rechazado una entrevista televisiva conjunta con ellos. "Nos reuniremos de ella, por supuesto, pero no vamos a estar satisfechos solamente con eso", se quejó uno de ellos. "Queremos pasar a la acción".

Los medios de comunicación suecos, conocidos por el decoroso silencio que han mantenido durante mucho tiempo sobre la crisis de violaciones en el país, recogieron ampliamente esta historia. Los periódicos estaban inundados de historias acerca de la campaña pro hijab y llenos de fotografías de famosas mujeres suecas con velos musulmanes. Los activistas pro hijab fueron entrevistados en varias ocasiones en la televisión y la radio. Uno de ellos, Nabila Abdul Fattah, admitió que su objetivo era "normalizar el hijab".

Hubo muy pocas voces disidentes - al menos no en la plaza pública -. La feminista musulmana Hanna Gadban se mostró furiosa por esta campaña, y trató de hacer recordar a todos que el hiyab es un símbolo de la opresión patriarcal. Pero era una voz que clamaba en el desierto. Al igual que una botella de Dom Perignon para un alcohólico, la acción pro hijab era demasiado irresistible para la mentalidad oficial políticamente correcta sueca.

Sentado frente a mi ordenador y mirando todas esas fotos de mujeres suecas con pañuelos musulmanes, meditaba, más desconcertado que nunca, la eterna pregunta: ¿qué parte del carácter y de la mentalidad sueca hace posible semejantes tonterías? Las miles de fotos de estúpidas e infieles mujeres suecas (la mayoría laicas), satisfechas de sí mismas por llevar unos velos que simbolizan la subordinación femenina, resultaban ridículas, dignas de burla. Pero también daban miedo. Ver como a la gente la lavan el cerebro siempre da miedo.

"¿Qué pasa con esta gente?", me dije en voz alta mientras estudiaba minuciosamente estas vanidosas y autosatisfechas chifladas. "Sea lo que sea", me dijo mi compañero, "debe provenir del DSM (Diagnóstico de trastornos mentales").

A pesar de que todas estas tonterías siguen en marcha, Suecia, que se sitúa en el segundo puesto estadístico de mayor número de violaciones del mundo - gracias en gran medida a una población inmigrante musulmana que vive dentro de sus fronteras y que no tiene respeto ni piedad alguna por las mujeres infieles no veladas - avanza inexorablemente el título de 1º país del mundo en violaciones femeninas. Y no hay ninguna señal en absoluto de que nadie haga nada sobre esto.

Labels: , ,

Friday, August 23, 2013

Otro mal conocido - Shmuel Rosner - NYTimes


 Ya estamos aquí de nuevo. Israel está alentando a otro carnicero.

Oficial y realmente, por supuesto, Israel no es más que un "espectador" que observa con cansancio la agitación en Egipto. "No tenemos nada que ver con nada de lo que está pasando en Egipto", dijo Avigdor Lieberman, ex ministro de Asuntos Exteriores y presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Knesset y del Comité de Defensa.

Pero no nos engañemos: Lieberman no está diciendo toda la verdad. Mientras que los estados occidentales están revisando sus relaciones con Egipto debido a las fuerzas del actual gobierno han provocado recientes masacres de ciudadanos egipcios, Israel quiere que "todo el mundo apoye" al general Abdul-Fattah el-Sisi, el comandante militar de Egipto, tal como dijo el ex ministro de Defensa (y ex primer ministro ) Ehud Barak la semana pasada. Él no estaba expresando solamente su opinión personal. Como The New York Times, Jerusalem Post y otros periódicos han informado, el gobierno israelí ha estado trabajando con los Estados Unidos y Europa para conseguir un mayor apoyo para el gobierno en Egipto.

No sería la primera vez que Israel ha dado su apoyo a un régimen despótico. En 2005, cuando el presidente George W. Bush estaba frustrado con el gobierno sirio porque estaba ayudando a la insurgencia iraquí contra las tropas estadounidenses y sugirió al primer ministro Ariel Sharon que podría ser el momento de deshacerse del presidente Bashar al-Assad, Sharon le respondió que Israel prefiere "al mal conocido".

Ahora Israel se ha movilizado acerca de la guerra civil en Siria. La permanencia de Assad sería una victoria para Irán y Hezbollah, pero su marcha significaría la pérdida de un hombre fuerte que puede mantener la frontera entre Israel y Siria tranquila. Un régimen racional puede ser convencido, por la diplomacia o por la fuerza si es necesario, para que se abstenga de hostigar a Israel. Quién sabe, sin embargo, si los reemplazantes de Assad serán racionales.

Israel no quería que Hosni Mubarak fuera expulsado de la presidencia de Egipto: "Era el hombre que había mantenido la paz en el Oriente Medio", sostuvo el presidente Shimon Peres en enero de 2011. En 2012 los israelíes observaban nerviosamente como los egipcios acudían a las urnas. Se acordaban del 2006 muy bien, cuando los palestinos eligieron a Hamas, que luego rápidamente tomó el control de la Franja de Gaza. Y efectivamente, la Hermandad Musulmana ganó las elecciones.

Israel ha estado quejándose ante los estadounidenses y los europeos sobre su continua obsesión con la perspectiva de la llegada de la democracia al mundo árabe. ¿No han aprendido la lección? ¿Es que no saben a estas alturas que cuando los árabes votan eligen a los radicales? La democracia no funciona en Palestina desde el 2006, y no funcionó en Egipto en el 2012. No se podrá trabajar en el Líbano mientras Hezbollah sea políticamente activa y poderosa militarmente. Y no va a funcionar en Siria, donde las lealtades sectarias prevalecen sobre cualquier sentido de identidad nacional.

Y así, el gobierno de Israel tiene la esperanza de que el ejército egipcio no se rinda ahora. (Incluso podría estar pensando: Lo bueno es que los islamistas fueron echados a un lado antes de que pudieran debilitar al ejército secular y nacionalista, como sí sucedió en Turquía) Lo mismo ocurre con la opinión pública israelí, el encuestador Menachem Lazar, de Panels Politics, me dijo: que quería "cualquier cosa excepto la Hermandad Musulmana".

Este punto de vista puede parecer insensible y cínico. Puede parecer hipócrita: ¿No viven los israelíes en una democracia? Incluso puede parecer racista: ¿Es porque son árabes que hacen omisión de la efusión de sangre y piensan que son incapaces de tener una democracia?

Los israelíes no son inmunes a ser despiadados, cínicos, hipócritas y racistas. Pero esta posición es otra cosa. Si los israelíes están a favor de los militares en Egipto es porque quieren un gobierno al lado que respete el tratado de paz entre los dos países. Y es que el ejército es la única institución en Egipto que hoy en día puede evitar que la península del Sinaí se convierta en un refugio seguro para el radicalismo. Los israelíes están siendo pragmáticos, y eso puede tener algún aspecto feo, pero eso es lo que la experiencia les ha enseñado.

Labels:

Claro, y el colofón será atacar a Israel (ante el silencio del mundo) e Israel se defenderá (y el mundo dirá que "desproporcionadamente")

¿Y qué dicen de esto las Iglesias cristianas occidentales, tan puntillosas, biempensantes y poco generosas con respecto a Israel?



El artículo del NYTimes aquí



La Iglesia de Noruega es la cuna del odio a Israel. Aquí lo tienen, negro sobre blanco. Es una buena cosa que la Iglesia ya no represente oficialmente a Noruega, pero sigue siendo un mini club muy especial con sus propios intereses. Sin embargo, sigue siendo la organización religiosa más grande de Noruega (según sus propias estadísticas, el 77% de los noruegos eran miembros en 2012) y por lo tanto sus acciones hablan por la mayoría de los noruegos, incluso si estos sólo van a la iglesia dos veces en su vida. Sin embargo, ¿rechazar orar por alguien, no resulta una cosa muy poco cristiana? Al parecer, la razón por la cual los eruditos obispos noruegos no son capaces de apoyar esta iniciativa - es que luego tendrían que rezar por los palestinos? ¿Es así?

Yo no sé muchos acerca de estos peces gordos de la Iglesia de Noruega, pero la mayoría de los judíos apoyaría cualquier iniciativa de oración que pidiera por una paz verdadera y por la convivencia. Por otra parte, la creencia fundamental de que lo que haga a los otros lo desearía para mí mismo, se encuentra en el corazón mismo del judaísmo y de los valores judíos. La forma en que estos altos prelados han optado por responder negativamente a una iniciativa del corazón pone de relieve la forma en que han aprendido sus creencias religiosas sin entender lo que significan y sin llevarlas a la práctica.

Todo esto proviene de que los líderes de la Iglesia de Noruega se han negado a unirse a una petición de oración nacional que solicita que los políticos traten a Israel de manera más amable y protejan de manera más firme "el vínculo entre la madre, el padre y los hijos".

Más en Norway, Israel and the Jews

Labels: ,

¿Qué tal si los chicos guays del Meretz puntualizan ahora, en justa compensación a las palabras de sus nuevos socios, "nosotros no somos ultra-laicos"?



Muchos analistas y activistas políticos se han cuestionado la alianza entre el Bait Yehudi (Hogar Judío, sionistas religiosos) y Yesh Atid (burgueses laicos de TA). Ahora otros diputados han revelado una nueva alianza que, al menos en la superficie, puede parecer aún más improbable: los fuertes lazos entre las facciones haredi-religiosas de Yahadut Hatorah (Judaísmo de la Torá) y el partido laico e izquierdista Meretz.

El líder de los diputados de Yahadut Hatorah, Moshé Gafni, y la líderl del Meretz, Zahava Gal-On, hablaron recientemente con Al-Monitor sobre esta novedosa alianza.

La asociación Hatorah-Meretz Yahadut tiene un efecto real sobre el presupuesto nacional, afirma Gafni [N.P.: traducción del haredí, los presupuestos y subvenciones al mundo ultra-ortodoxo].. "Muchas cosas cambiarón gracias a nuestra lucha conjunta sobre el presupuesto. El presupuesto inicial era mucho más draconiano", explicó.

"Yair Lapid, después de todo, lee lo que los medios de comunicación están diciendo y actúa en consecuencia", dijo, y agregó: "Yo ya estaba cuidando de la clase media cuando Lapid todavía era un locutor de radio".

La alianza no se limita al presupuesto, agregó. "Es cierto que tenemos desacuerdos sobre el tema de la religión y del estado, pero aparte de eso casi no hay ninguna más. Podría ser que en el Meretz sean radicales en lo referente al proceso diplomático, y yo lo soy menos. Pero yo no soy el Partido Likud... Estoy a favor de un proceso diplomático. Nosotros no somos la derecha".

Gal-On, también señaló que el trabajo conjunto entre los dos partidos ha tenido un impacto real. "Como resultado de nuestra lucha conjunta tuvimos éxito en la eliminación de algunos elementos problemáticos del presupuesto", señaló. "Gafni y yo nos conocemos desde hace muchos años", y continuó: "Tengo un gran aprecio por él".

"Gafni sabe que apoyo la separación entre la religión y el Estado, el pluralismo, y el plan de estudios. Sobre todos estos problemas tenemos profundas divisiones, y no renunciamos a ellas. Nos aliamos sólo para las cuestiones sociales y presentamos un modelo para una alternativa de presupuesto", explicó finalmente.

Gafni por su parte afirmó: "Lo que más quiero es que este gobierno se convierta en una cosa del pasado. En la política hay que elegir a los socios en función de tus objetivos".

PD. Quizás Zoabi y Tibi se conviertan en los nuevos socios de esta singular entente

Labels:

Thursday, August 22, 2013

El gran problema en el Oriente Medio. No hay bomberos, ni se los espera. Obama, el pato cojo, está jugando al golf en Florida

Labels:

Abbas le dice a los chicos del Meretz, facilones como ellos son, lo que quieren oír... en inglés. ¿Quién sabe lo que contará en árabe? Atentos a las próximas entrevistas en diarios árabes

Es lo guay, un judaísmo americano post-étnico, post-judío, repleto de Tikkum Olam post-moderno



El nene rico super hortera en pleno esplendor. La way of life del judaísmo americano liberal en su "salsa"

Labels:

¿Se solidarizará Obama con la víctima, un blanco australiano? ¿También podría haber sido la víctima un hijo suyo?



Lean el artículo.

¿Solamente la ANR (Asociación Nacional del Rifle) es culpable? ¿La industria del entertainment, un gran y tradicional gran caladero de votos de los demócratas,  tendrá algo que ver por su predilección por una visión violenta de la realidad (series, vídeojuegos, películas)? ¿Renunciarán las estrellas de Hollywood a participar en películas y series violentas, ya sean policíacas, de asesinos en serie molones, de vampiros sexys con derecho a sangre de palurdos, o de zombis con derecho a tiro en la cabeza sin más problemas?

Labels:

La ONU, siempre que no sea meterse con Israel, tan predispuesta

Labels:

Coño, no está mal para ser prensa de izquierdas y de progreso


No esta mal (nulo sensacionalismo) para un periódico de progreso y de izquierdas

Labels:

Háganse un favor, léanlo (Cómo sobrevivir como un judío en Suecia. Callarse y desvanecerse en la nada - Annika Hernroth-Rothstein - Mosaic)


La revista Mosaic, que recomiendo vivamente, ha venido a sustituir a esa otra gran revista que fue Jewish Ideas Daily. Mosaic se basa en un artículo mensual, y sucesivos artículos que enmarcan y comentan dicho artículo. El objeto de esta carta es un artículo sobre el futuro de las comunidades judías en Europa que también recomiendo su lectura: "Sólo se vive dos veces. Existe un futuro en el siglo XXI para las comunidades judías europeas" de Michael Gurfinkiel

Escrito como una carta privada a Michel Gurfinkiel, aparece aquí con el permiso de la autora.

Estimado Sr. Gurfinkiel,

El 26 de abril de este año, yo iba en un tren con mi hijo Charlie de cinco años de edad. Íbamos de camino a pasar el Shabat con unos amigos a su ciudad. Sabe usted, nuestra ciudad, importante en la historia de la comunidad judía de Suecia, cerró su sinagoga a finales de los años 90. Todo lo que queda ahora es una placa que indica que allí hubo una vez vida judía, es por eso que debemos coger el tren cerca de una hora cada fin de semana para asistir a los servicios.

Mi hijo usaba su kipá cuando llegamos al tren. Él ama su kipá. Todavía no es lo suficientemente mayor como para saber los peligros que entraña llevarla, y ese es un hecho del que he tratado de protegerlo. Sin embargo, 26 de abril iba a cambiar todo eso.

Había un señor sentado en nuestro asiento reservado. Un árabe, tal vez de unos cincuenta años, escuchando música. Le pedí disculpas por las molestias y le indiqué educadamente que era nuestro asiento. Se levantó y echó una mirada a mi hijo, luego se inclinó sobre mí, diciendo: "Ustedes siempre toman lo que quieren. Tienen que aprender".

A continuación, se dirigió directamente hacia mi hijo trastabillándole, y se sentó detrás de nosotros. Nosotros también nos sentamos. Oculté mis manos temblorosas de la vista de mi hijo, me levanté y tomé el libro Shabat para Niños y empecé a revisar la parashá de la semana con él. No habríamos leído ni una página antes de que el hombre se levantara y gritara: "¡Silencio! No quiero escuchar eso! Ustedes toman siempre lo que quieren y nunca piensa en los demás! ¡Cállese!".

Él pateó el suelo, gruñó y miró a mi hijo. Luché contra mis lágrimas de rabia y le aseguré a mi hijo de que ese hombre solamente era un gruñón e intenté convertir el episodio en un juego, y que debíamos jugar a permanecer súper tranquilos todo el tiempo que fuera posible. Incluso logré convencer a mi hijo con una sonrisa cómplice.

Pero incluso esto no logró apaciguar a nuestro verdugo, que se pasó el resto del viaje pateando repetidamente la parte posterior del asiento de mi hijo. En un momento miré a mi alrededor de nuestro compartimento: había otras cuatro personas allí, cuatro adultos que podían atestiguar que había una madre soltera y su hijo de cinco años de edad, y que el niño estaba siendo molestado por un hombre adulto. No hicieron nada. Intenté forzar su reacción con mi mirada, pero uno miró para otro lado, otro se puso unos auriculares, y otro se quedó mirando la pantalla del móvil, ignorando lo que estaba ocurriendo en frente de ellos.

Yo no llamé a la policía ferroviaria. No grité que un hombre nos estaba molestando. Sé lo que es mejor para estos casos. Sé que la única manera de sobrevivir como un judío en mi país es no ser visto como tal. Es mejor no exponerse, callar y desvanecerse en la nada. Conozco esto desde hace bastante tiempo. Por desgracia, mi hijo también lo sabe ahora.

En su  fascinante e informativo artículo menciona que el sacrificio ritual kosher, así como el hallal, están bajo amenaza en Europa. Bueno, en Suecia las carnicerías kosher fueron prohibidas en 1937 y han sido ilegales desde entonces. La amenaza no es pues una amenaza, es una realidad para mí, en una escala mucho más grave que lo fue para mis abuelos, obligados a esconderse en una Suecia que colaboraba silenciosamente con los nazis durante la guerra mundial. La siguiente amenaza en el horizonte es la prohibición de la importación de productos kosher, persuadiéndome a mí y a muchos de mis amigos de traer carne kosher de contrabando cuando regresamos de nuestros viajes a Israel.

Por el contrario, el sacrificio hallal (musulmán) no está prohibido en Suecia. Mi gobierno, cuando se le pregunta acerca de esa disparidad, responde que los métodos del sacrificio en el judaísmo son manifiestamente bárbaros.

"Bárbaro", también es lo que sucedió este mes de junio. Como consejera política de un partido sueco, estaba debatiendo el proyecto de ley anti-circuncisión, uno que acababa de ser propuesto por otro partido de derechas de nuestro parlamento, y las cosas se calentaron. El proyecto de ley solicita una prohibición general de toda circuncisión menos la que sea prescrita médicamente, y disfrutó de mucho apoyo bipartidista. Durante el debate, marginada como judía, sólo fui informada de que lo que "nosotros" estábamos haciendo con nuestros hijos era inhumano y bárbaro, y que debería prohibirse sumariamente. Hice todo lo posible para mantener la compostura, pero terminó llorando en el patio, y no por primera vez, ni la última.

En su ensayo menciona que las actividades religiosas y culturales judías en Europa Occidental se están incrementando por todas partes. Esa tampoco es mi realidad. Lo que veo es que la parte dedicada al Holocausto en el Museo Judío se llena de visitantes, mientras que las sinagogas están vacías. Veo que muchas actividades al "estilo Woody Allen" se promueven, pero que la vida judía actual está prohibida. La muerte y el sufrimiento de los judíos es glorificado, el judío vivo y activamente judío es vilipendiado.

Hay 20.000 judíos en Suecia, en un país de cerca de nueve millones. En cuanto a los inmigrantes musulmanes y sus hijos, como usted señala en su artículo, suponen el 10% o más de la población: quizás haya un millón de personas, cincuenta veces el número de los judíos. Sin embargo, yo no diría que la demografía es la única amenaza a la vida judía en Europa occidental, y tal vez ni siquiera la más grande. Lo que me asusta más es que mi gobierno está proscribiendo la vida judía. Sí, mediante la prohibición de la circuncisión, prohibiendo el sacrificio kosher y diciéndonos abiertamente que la única manera de evitar ser acosados ​​en las calles es distanciarnos de Israel, y así se están reinventando las condiciones que existieron en el pasado en la Europa del Este y que promovieron que nuestra comunidad se trasladara a este país. Y a eso nos están llevando: uno a uno, factura por factura.

En la sección de "Comentarios" posterior a su ensayo, me di cuenta de un debate entre los lectores sobre la supuesta severidad o dureza de su artículo. Me dirijo a usted porque yo no creo que su artículo fuera lo bastante duro. Valoro el pensamiento judío, pero me encanta la acción judía. Más que elogios elocuentes, necesitamos a nuestra propia gente debatiendo apasionadamente sobre nuestro futuro en esta revista y en otros lugares para ayudarnos a luchar.

Vivimos en Suecia y todavía permanecemos aquí, pero nos sentimos solos y olvidados. Queremos que pervivan fuertes comunidades judías en la diáspora. Queremos vivir. Estamos luchando todos los días contra la presión que se ejerce sobre nosotros para que nos convirtamos o bien en placas en una pared, como aquellas que mencionan ex sinagogas, o bien en exposiciones en museos donde se incide una y otra vez en nuestros sufrimientos pasados. Necesitamos la ayuda de nuestros hermanos.

Mi hijo ya no usa su kipá en público. Ahora hace lo que los hombres de mi sinagoga llevan haciendo durante años. Ahora la lleva en el bolsillo, y se la coloca solamente allí, cobijados por las puertas de hierro de la sinagoga. Vigilada y escondida del mundo.

Con un cordial saludo,

Annika Hernroth-Rothstein

Labels: ,