Tuesday, June 30, 2009

"Sobre Israel opinamos todos", una provocación

a
La siempre malvada rata sionista, emponzoñando de mentiras, en colaboración con el Mossad, a nuestros abnegados y sufridores entes de progreso (y desde hace ya bastante tiempo, totalmente insostenibles)

El titular de ese blog denominado "Sobre Israel opinamos todos", un nombre ya de por sí insultante, ya que sobre la "entidad sionista" solamente deberían poder opinar los periódicos de referencia (globales y públicos, y, en colaboraciones esporádicas, las viejas glorias "tronadas") y las bellas almas de progreso (y sostenibles, aunque sea a base de subvenciones ), se toma el mundo por montera, ignorante de que ya está repartido entre el dúo de "esperanzas planetarias", y da una muestra más de su carácter islamófobo, extremista - de derechas, claro está - y neocon, y publica el siguiente post:
Los palestinos, unos desinformados

¡Pero hombre, que desagradecida es la realidad con los periodistas! Resulta que una encuesta del Jerusalem Media and Communications Center, que es palestino, muestra que la popularidad de Hamás se está desplomando en Cisjordania y en Gaza. En concreto tiene un 18,8% de aceptación y lo que es peor para ellos, baja del 27% en apenas cinco meses. Encima el apoyo al presidente palestino Mahmoud Abbas sube y a día de hoy Hamás no se comería una rosca en unas elecciones en Cisjordania. Varias ideas al respecto.

1-) Hay que distribuir inmediatamente prensa europea en Cisjordania y en Gaza. Los palestinos no están bien informados. No saben quienes son los buenos y los malos en esta historia. Se lo vamos a contar nosotros desde nuestros cómodos salones mientras nos tomamos unas cervecitas.

2-) Es curioso que los palestinos de Cisjordania van dejando de apoyar a Hamás a pesar de que al Gobierno de Israel hayan llegado Darth Vader y el Señor Oscuro, es decir, Benjamín Netanyahu y Avigdor Lieberman. ¿Será que en realidad son votantes disfrazados del Likud? ¿Será que el plan de Netanyahu de mejorar las condiciones de vida de los palestinos está funcionando?


3-) Según explica el mismo organismo encuestador, los palestinos de Gaza están cansándose de que Hamás no sea capaz de alcanzar un acuerdo con Egipto para abrir la frontera. Claro, los jefes de Hamás no tienen ninguna prisa. A ellos nos les falta de nada y el que proteste puede elegir entre la tortura y la ejecución sumaria (o ambas).


4-) De todo esto se deduce que a estas alturas Hamás tiene más apoyo entre los acomodados manifestantes europeos de pañuelo palestino al cuello que entre la población palestina, claro que estos últimos no están debidamente informados.
Ante tamañas mentiras, sólo espero que el corresponsal del Global, el Peter Pan paladín de "Siempre Hamás", le cante las cuarenta. Mira que dar estos disgustos a los turistas del progreso y del ideal, y encima ahora, tras el susto de Irán.

!!! Maaaarditos roedores zioooonistas !!!

PD. Si desean conocer la verdadera historia de la "rata sionista", en este post previo la conocerán.

Labels: ,

Sunday, June 28, 2009

¿Los Marranos, rigurosamente modernos? De la España medieval a la filiación post-moderna - Miriam Shaviv - Forward




©Kurt Hoffman - Ex Unum, Pluribus

Diego Arias nació judío en la España del s. XV, pero sus padres lo convirtieron al catolicismo a continuación de una ola de persecución anti-judía. Más tarde, como jefe financiero de la casa real de Castilla, y como una de las figuras más poderosas, disfrutaba cantando oraciones judías; comiendo hamin, un guiso al estilo del tradicional cholent (estofado) del Sabbath, y una vez fue visto tratando a la efigie de un santo cristiano con falta de respeto. Sin embargo, él no se consideraba a sí mismo más que un poco judío, y sólo para complicar aún más las cosas, de vez en cuando expresó su escepticismo acerca de todas las religiones.

Por lo tanto, ¿Arias fue un judío, un cristiano o un ateo? En "En el interior del Otro", Yirmiyahu Yovel, fundador y presidente del Jerusalem Spinoza Institute, intenta dar sentido a la identidad religiosa de los marranos, es decir, los judíos de España y Portugal que fueron obligados a convertirse al cristianismo en los siglos XIV y XV, y de sus descendientes.

El marranismo comienza en 1391, cuando los judíos se convirtieron en masa para escapar a una serie de motines anti-judíos. La presión física y mental para que se convirtieran continuó, sin mengua, en 1412-15, donde alrededor de 50.000 judíos españoles se sometieron a la cruz. La mayoría de los rabinos de su tiempo creían que algunos de los nuevos católicos mantenían algunas tradiciones judías solamente por costumbre, nostalgia, o por razones sociales. Los judíos actuales generalmente prefieren pensar de una forma un poco más romántica, viéndolos como judíos secretos cuyo catolicismo sólo era una máscara que les protegía de las autoridades. La verdad, dice Yovel, es mucho más compleja, y la complejidad de un asunto particularmente moderno y actual.

Yovel también afirma que la sociedad cristiana persiguió el mito de la homogeneidad, tratando de desembarazarse de lo que percibía como elementos "impuros" y "extranjeros". La ironía es que la conversión de los judíos no eliminaba al "otro", sino que lo llevaba directamente al corazón de la sociedad cristiana. Los conversos (Yovel explica en el prefacio que utiliza términos como marranos, conversos y cristianos nuevos de forma intercambiable) no se convertían en cristianos "ordinarios o normales", ni se les considera de esa manera por la sociedad cristiana. Por el contrario, su vida estuvo marcada por la contradicción y la dualidad.

Inicialmente, la mayoría de los marranos asumieron el cristianismo superficialmente, a nivel epidérmico, pero no podían mantener esa pretensión - año tras año, yendo a la iglesia y confesándose, venerando los santos -, sin llegar a interiorizar algunas de esas creencias. Del mismo modo, es posible que tuvieran la intención de permanecer fieles al judaísmo, pero les resultaba imposible practicar una religión sólo parcialmente, y en secreto, sin llegar a perder la mayor parte de su esencia.

El resultado, según Yovel, fue que la mayoría de los marranos practicaba una religión híbrida. "Judeizaban" conscientemente tratando de conservar elementos del judaísmo, a menudo transmitidos a través de las mujeres de la casa que se convirtieron en cuasi rabinos, o los adquirían, irónicamente, a partir de las listas de creencias judías publicadas y perseguidas por los informantes de la Inquisición. Pero mientras ellos podían tener velas encendidas en secreto durante el Sabbath, simulaban comer el omnipresente cerdo ibérico o mentalmente anulaban sus acciones rituales en la iglesia, la confusión teológica imperaba. Por ejemplo, los judaizantes creían que el judaísmo era el verdadero camino "de salvación". La intención podía ser judía, pero la elaboración teológica – de la salvación - era Católica. Del mismo modo, la marranos tenían un santo patrón: la Reina Esther, ella misma una judía oculta o en secreto.

En el otro extremo del espectro, los marranos que aceptaron su nueva fe cristiana todavía estaba influenciados por sus antecedentes judíos. Los registros de la Inquisición muestran que los marranos preferían bautizar a sus hijos el sábado, a causa de su "afecto" por dicho día, y los monjes cristianos nuevos, porque mantenían su desconfianza hacia las creencias y prácticas politeístas implícitas, rechazaron la Trinidad y desdeñaron el sacramento, sin tener intención de regresar al judaísmo.

Los conversos a menudo trataron de reformar al cristianismo desde dentro. Por ejemplo, la santa patrona de España, Santa Teresa de Ávila, insistió en que la verdadera religiosidad se encuentra en la mente, no en las acciones, una actitud muy típica de los marranos judaizantes, los cuales creían en una religión y practicaban otra. No es de extrañar, porque si bien ella era y se pensaba a sí misma como totalmente cristiana, tuvo un padre y un abuelo que fueron humillados por la Inquisición como judaizantes. Además existió un tercer grupo, quizás más numeroso que los judaizantes. Estas personas habían perdido el interés religioso, o eran heréticos con respecto a todas las religiones, y preferían insistir en los asuntos del mundo físico, tales como los negocios o la política, en lugar de buscar la salvación metafísica. Mientras tanto, ellos también llevaban una vida teóricamente cristiana.

Así, mientras que los marranos podían seguir apoyándose en el judaísmo y en el cristianismo, ellos en realidad no practicaban ninguna de ellas. Su identidad, nos asegura Yovel, era mucho más fluida que la que han reconocido los historiadores posteriores. Mientras tanto, sus contemporáneos sentían incrementar su resentimiento por esta inestabilidad sin precedentes "que manifestaban estos otros", y ocasionales episodios de violencia en su contra hicieron erupción. Se promulgaron leyes que impedían a los conversos ejercer cargos públicos, y ello mediante el desplazamiento de la fuente de las diferencias a la sangre sobre la religión. Este fue un cambio crucial en el pensamiento europeo, y precedió a un cambio similar en el norte de Europa en cientos de años. Las leyes de Nuremberg fueron consecuencia de un cambio en el pensamiento en el siglo XIX, pero fue independiente del ejemplo español.

En 1480, casi un siglo después de que los primeros Marranos se convirtieran en un problema social, se estableció la Inquisición para erradicar a los Marranos judaizantes (no tenía jurisdicción sobre los que aún permanecían judíos). También se han malinterpretado las sutilezas de la identidad de los conversos, condenándolos como judíos secretos por mostrar algunos signos de conexión con la tradición judía. (Así Arias – quien no sintió más que cierta nostalgia hacia el judaísmo - fue declarado culpable de judaizar en un juicio póstumo que destruyó a su hijo, un prominente obispo).

En 1492, Fernando e Isabel emitieron un edicto de expulsión del resto de los judíos de España. El argumento fundamental en contra de ellos, asegura Yovel, es que los judíos - sobre las cuales la Inquisición no tenía jurisdicción - eran percibidos como una influencia corruptora sobre los Marranos, enseñándoles la manera de judaizar.

Una vez más, esta medida tuvo un efecto contrario al pretendido. En respuesta, miles de judíos se convirtieron, lo que agravó el problema converso. Cerca de 80.000 a 160.000 judíos huyeron de España. Muchos fueron a Portugal, donde también fueron obligados a convertirse, reproduciendo el problema.

Yovel, cuya contribución excepcional es utilizar múltiples áreas de conocimiento trabajando en colaboración, integrando las cuestiones filosóficas con la narrativa histórica, contempla a las identidades divididas como "una estructura básica de la condición humana", la cual únicamente ha sido legitima en la era moderna. "En épocas anteriores", nos dice, "las identidades divididas eran consideradas como ilícitas e ilegales, un grave pecado social y metafísico castigado por la Inquisición (y más tarde, por el nacionalismo y por similares movimientos unificadores)". A este respecto (así como en muchos otros tratados por Yovel en los dos capítulos finales), los Marranos fueron unos precursores y quizás, en cierta medida, los catalizadores de la modernidad.

¿Cuán especiales y singulares fueron? Sin lugar a dudas han existido otros ejemplos de judíos a través de la historia que han mezclado y combinado identidades, como los Helenizados de la historia de Hanukkah. Sin embargo, un paralelo con la Judeidad moderna es particularmente sorprendente. La mayoría de los hijos de los matrimonios interreligiosos crecen hoy en día en hogares en los que el judaísmo no es la única religión. Fiestas judías como Hanukkah y Passover coexisten con la Navidad y la Pascua (Semana Santa) cristianas, hay pues tantas ocasiones para visitar la iglesia como la sinagoga, y los miembros de estas familias pueden discutir abiertamente sobre su creencia en Jesús, al igual que el Séder de Pascua o un bar mitzváh pueden tomar múltiples significados religiosos, y viceversa.

En "¿Doble o Nada?", un estudio del 2004 sobre familias procedentes de matrimonios mixtos llevado a cabo por la profesora de la Universidad de Brandeis, Sylvia Barack Fishman, los adolescentes cuyos padres celebraban la Navidad de alguna manera genérica se veían a sí mismos como los herederos de las dos religiones. En sus mentes, esas religiones coexistían de una forma esencialmente diferente que en otras donde predomine el judaísmo o el cristianismo. Fishman va hasta a describir una enorme subcultura híbrida en América del Norte, la de las familias "judeo-cristianas americanas", las cuales difieren "notablemente" de las otras denominaciones de los judíos americanos - del mismo modo que la Marranos diferían notablemente de sus contemporáneos judíos y cristianos, a veces incluso cuando se trasladaban fuera de España y fueron capaces de practicar abierta y nuevamente el judaísmo

Así como las comunidades de la Diáspora continúan luchando con cada vez más urgencia con la cuestión referente a los millones de judíos que se casan "fuera" de la comunidad, tal vez cierta perspectiva puede ser adquirida a partir de la identidad dual de los Marranos que nos presenta Yovel. Medio milenio después, parecen más relevantes y actuales que nunca.


Fuente: Forward

Labels: , , ,

Saturday, June 27, 2009

El presidente Blackberry (Obama) vs Twitter - Ari Shavit - Haaretz



Barack Obama es el rey del mundo. La mega-celebridad del siglo XXI cuenta con un afecto sin precedentes en todo el universo y con un sólido apoyo político en los Estados Unidos. Su partido controla ambas cámaras del Congreso, y ante él se derriten los medios de comunicación estadounidenses. Con la excepción de un vice-presidente paria (Dick Cheney) y una no menos paria red de televisión (Fox), nadie se atreve a criticarlo.

Obama conquistó el mundo esta primavera, y todavía el mundo permanece cautivo. Desde la Segunda Guerra Mundial no ha existido un presidente en la Casa Blanca como Obama que pueda hacer lo que desee en Washington.

Y sin embargo, la semana pasada ha resquebrajado el mito del presidente de los EEUU. La parálisis que se apoderó del rey del mundo ante el rostro del mal iraní le supuso un rasguño en su recubrimiento de teflón, por vez primera.

La aceptación por parte del guerrero de Chicago del fascismo religioso del Líder Supremo Ali Khamenei resulta difícil de digerir. Es difícil de entender y excusar la exagerada cautela ejercida por el líder del mundo libre ante los déspotas de Teherán. Es aún más difícil de perdonar la manera en la que dio la espalda a los manifestantes por la libertad que arriesgaron sus vidas - y a veces incluso se sacrificaron - por los valores que se supone él representa. La Blackberry del presidente no escuchó la angustia de la Twitter de los rebeldes. En su primera prueba Obama tropezó moralmente.

La razón del comportamiento de Obama es muy simple: George W. Bush. El estadista Obama se ha guiado por su determinación de ser y parecer lo contrario que su predecesor.

Bush entró en Irak, por lo que Obama quiere salir de Irak. Bush estableció Guantánamo, por lo tanto Obama cerrará Guantánamo. Bush aprobó la tortura, Obama prohibirá la tortura. Bush era hostil a Hugo Chávez, Obama es un amiguete del presidente venezolano. Bush amenazó al rey saudita, por lo tanto Obama se inclinó ante el rey saudita. Bush exigió que un cambio al mundo árabe-musulmán, por lo tanto Obama lo acepta tal como es. Bush cree que la suerte de los regímenes despóticos islámicos debe ser la misma que la de los regímenes despóticos soviéticos, Obama cree que los despóticos regímenes islámicos no son menos legítimos que las blancas democracias paternalistas.

Resultaría totalmente evidente lo que habría ocurrido esta semana si Bush hubiera sido aún presidente. Habría estado decididamente de parte de los amigos de Neda Soltan-Agha y habría condenado a Khamenei y al Presidente Mahmoud Ahmadinejad. Les habría dejado muy claro que los Estados Unidos no tendrán nada que ver con un régimen tiránico que está tratando de obtener armas nucleares mientras oprime a sus ciudadanos. Habría explotado la oportunidad histórica para aislar a los ayatolas y socavar su gobierno.

Pero sólo porque Bush se habría comportado de esa manera, Obama hizo lo contrario. Vaciló, tartamudeó y pidió disculpas, y no hizo nada. Cuando la historia le miró de frente, Obama bajó los ojos.

El problema no es sólo algo personal. La izquierda a la moda tiene un punto débil con el tercer mundo, sus tiranos. Al igual que la izquierda israelí perdona la tiranía de Hamas, la izquierda americana perdona la tiranía de la Guardia Revolucionaria. Así como los liberales israelíes hacen la vista gorda ante la persecución de las mujeres, los homosexuales y otras minorías en los países árabes, los liberales de América hacen la vista gorda ante cualquier opresión que no sea occidental.

Debido a un profundo sentimiento de culpabilidad por los pecados del hombre blanco, la izquierda políticamente correcta es incapaz de enfrentarse adecuadamente a los pecados de las personas no-blancas. El resultado es claramente inmoral: la misma gente que se considera obligada con los países del tercer mundo está dando la espalda a las víctimas de la opresión en esos países. Se trata de esos campeones de los derechos humanos que están abandonando a los habitantes del Oriente Medio a manos de los déspotas.

El mismo Jimmy Carter, cuya ceguera diplomática permitió que Khomeini tomará el control de Irán, condenándolo a 30 años de opresión, no irá a Teherán esta semana a lavar sus pecados. En lugar de ello, osará informar a Hamástán con el fin de fortalecer la discriminación por parte de Hamas.

Obama no es Carter. Obama es una persona ética, realista e inteligente. La esperanza que ha despertado en el mundo no carece de fundamento. Pero esta esperanza no se hará realidad si falla en Irán. Para tener éxito allí, Obama debe extender la mano no a los opresores, sino a los oprimidos.

No debe estar de pie junto a esa dictadura religiosa, sino junto a esa valiente rebelión. Si no lo hace, la suerte del presidente demócrata actual será similar a la del otro presidente demócrata de la década de los 1970. Perderá rápidamente su autoridad moral e incluso asumirá la responsabilidad por está histórica oportunidad perdida.

Labels: , ,

¿Jugando con fuego? (Silencio sobre Irán - Antonio Elorza - El País)

(Me alegra constatar que este artículo atenua de alguna manera el clamoroso silencio habitual)

Irán queda sumida en la noche de la teocracia islamista, sin perspectiva alguna de transición democrática. A lo largo de la crisis, Francia y Alemania fueron capaces de adoptar tomas de posición acordes con la gravedad del caso. Insistieron sobre la necesidad de que el Gobierno de la república islámica reconociera el fraude electoral y respetase los derechos de quienes mediante sus protestas defendían al mismo tiempo la democracia y la dignidad de su propio país. No fue tarea fácil, ya que de antemano era sabido que las autoridades iraníes acudirían al argumento tradicional de la conspiración imperialista para descalificar a sus ciudadanos. Por lo mismo, Barack Obama se cuidó de formular sus objeciones en un plano tan general como inequívoco: no es lícito para Gobierno alguno sofocar brutalmente unas protestas justas. Más no se podía hacer, sin suscitar un efecto bumerán que perjudicara a los demócratas iraníes.

Menos sí. Lo ha conseguido el Gobierno español. Moratinos se remitió primero en la información a las autoridades iraníes; luego pidió al embajador en Madrid que se "revisara" el resultado electoral, puntualizando que a diferencia de otros Gobiernos europeos, no había tenido lugar una convocatoria específica, ya que la concertación de la cita era previa. Marquemos distancias respecto a Europa. Luego nos extrañaremos del desprecio que Washington muestra hacia la política exterior española.

La significación del episodio va más allá de una cuestión de indignidad. Remite al enfoque adoptado por el Ministerio de Asuntos Exteriores en los temas de islam, islamismo y yihadismo. Moratinos elude siempre todo planteamiento que no suponga acotar el terrorismo a Al Qaeda. La simple mención al islamismo es tabú, de acuerdo con la reiterada exigencia de Gema Martín Muñoz, hoy directora de la Casa Árabe del Ministerio de Exteriores. A cuyo juicio, toda indagación sobre los orígenes islámicos del yihadismo constituye una muestra inaceptable de islamofobia. Así que vía Casa Árabe, según explicó Moratinos en 2007 al inaugurarla, lo esencial es luchar contra esa islamofobia inventada, porque la xenofobia maurófoba es otra cosa. Cuantiosos recursos son así empleados en la caza y captura de unicornios islamófobos en lugar de plantearse las cuestiones fundamentales: primero, cómo fomentar la integración desde la multiculturalidad de la masa de inmigrantes musulmanes; segundo, pequeña cuestión, cómo cortar desde las raíces el yihadismo, esto es, el soporte social de los comandos terroristas. Tercero, analizar a fondo el islamismo.

Estos temas parecen al Gobierno irrelevantes. Ignora que la distinción entre islamismo y terrorismo no debe hacer olvidar la vocación violenta del primero cuando una vez logrado el poder se ve amenazado. Irán es el mejor ejemplo: no cabe desde el islamismo -otra cosa es el islam- dar vida a un auténtico régimen democrático. Y tampoco puede ser olvidado el papel de la cosmovisión islamista, y en particular de su satanización de Occidente, a la hora de engendrar conciencias yihadistas. La historia del terrorismo islámico está sembrada de ejemplos en que la pertenencia a sectas radicales, aparentemente no violentas, sirve de plataforma para una ulterior integración en comandos de Al Qaeda. Tenemos el caso del grupo de tablighi barceloneses, encausados desde enero de 2008 por albergar a un comando terrorista a punto de actuar dentro y fuera de España. En el libro de cabecera de la secta, Faza'il-e-a'maal, Las virtudes de la acción, la predicación ocupa el primer plano, pero siempre al servicio de una consigna inequívoca: "Todo musulmán recibe de Alá la orden de impedir que la gente haga cosas prohibidas". Las puertas para la yihad quedan así abiertas, mientras la incompatibilidad entre los valores islámicos y los occidentales resulta insalvable. ¿No vale la pena preocuparse seriamente ante ese enlace entre rigorismo y violencia? Más aún, ¿es inocuo que cientos de miles de musulmanes de segunda generación se formen en nuestro país ahondando una fractura cultural?

Podemos aprender de Francia: ¿no sería mejor que todos, ciudadanos musulmanes y no musulmanes, en vez de seguir dando vueltas al señuelo de la islamofobia atendiéramos al islam progresista? Para lo cual, analizar la experiencia iraní resulta inexcusable.

Difícil empeño. Amén de único observador mundial que aprecia un proceso de cambio en la Cuba de Raúl Castro, y que como el ciego que guía a otro ciego intenta arrastrar por esa senda a la Unión Europea, sobre el islamismo Miguel Ángel Moratinos es invidente voluntario. Enfermedad endémica que reaparece siempre cuando un compromiso no es rentable (Sáhara).

Señor ministro: hablamos de Neda, asesinada por los paramilitares islamistas en Teherán, de atentados pasados unos, abortados por nuestra policía y previsibles otros, no de caricaturas.

Labels:

Puntualización al inefable corresponsal del Global, conocido como el Peter Pan de "Siempre Hamás"


El corresponsal del Global, paladín de "Siempre Hamás", siempre alerta contra el malvado Isr....

Carta al director de El País de Raphael Schutz, embajador de Israel en España:
En la información del 16 de junio de su corresponsal en Jerusalén, se dice: "No es sólo que Netanyahu exija como requisito inexcusable la aceptación del carácter judío del Estado -formal-mente sólo hay un Estado teocrático en el mundo, Irán-...".

Diciéndolo así, se pretende crear la impresión de que el principio establecido por Netanyahu equivale a la situación existente en Irán. Es obvio que la realidad es diferente, y explico. Teocrático es un Estado basado en las leyes de la religión. Irán, ciertamente, sí lo es.

Plantear el carácter judío del Estado de Israel no significa que su legislación vaya a basarse en las leyes religiosas, sino reconocerlo como el Estado del pueblo judío.

Reducir al pueblo judío exclusivamente a su dimensión religiosa es insostenible desde el punto de vista histórico, un disparate que cuando no es fruto de la ignorancia responde a un intento de negarle su derecho a la autodeterminación. El pueblo judío es una expresión nacional, es una cultura, es una identidad, es una tradición, y sí, también es una religión.

Hay más. Las constituciones o leyes fundamentales de la mayoría de los Estados árabes e islámicos establecen que el islam es la religión del Estado. En algunos de estos sistemas es obligatorio que el Estado esté encabezado por un musulmán (en Israel, tal limitación no existe).

Esta realidad del mundo árabe-islámico es aceptada sin más. Esto es legítimo, pero Israel como Estado judío, no. ¿Por qué lo que es aceptable y legítimo para todos estos países se transforma, en el caso de la definición de Israel como Estado judío, en algo condenable?

Cuando surge el tema de la identidad nacional judía del Estado de Israel, que no es más que el derecho de los judíos a tener su propio Estado, el mundo musulmán y sus aliados ideológicos se oponen disfrazando su oposición con excusas y argumentaciones falaces carentes de cualquier base real.

Por cierto, vaya semanita la del Global. Dos artículos o tribunas principales dedicados a Israel, y ninguna a Irán, y eso que éste último país está más de moda. Será por aparentar equidistancia y dar alguna alegría o satisfacción a la muchachada de progreso y pro islámica, algo depre por lo que sucede en uno de los países clave de la Alianza de Civilizaciones.

En el primero de los artículos, obra del profesor y arabista de guardia, se hablaba de Gaza, ya saben, esa "prisión a cielo abierto" donde tan bien viven los de Hamas (vean un "Beach Party" de la organización en su propia web), y en el cual no se menciona en ningún momento los más de 6.000 cohetes y morteros lanzados desde allí durante los últimos dos años contra la población civil del sur de Israel, y en donde Egipto, nuevamente, se convierte en ese otro vecino invisible al que nunca se le piden cuentas, suerte que tienen. Cosa de Allah seguramente. En fin, pecata minuta.

El segundo estaba dedicado a los asentamientos, y era obra del "anacrónico" Tony Judt (así denominaba él a Israel en otro de sus artículos). Déjà vu políticamente correcto.

PD. Por cierto, también existen varios países europeos donde la religión (católica, protestante, ortodoxa...) interviene muy preponderantemente en la vida de la nación, ya sea en festividades, actos oficiales, preponderancia y presencia social, etcétera.

Labels:

¿Estado judío y democrático? Estado israelí - A.B. Yehoshua - Haaretz


©Ron Almog - Flickr


La bandera del supuesto Estado de Judea - Medinat Yehudah

Interesante artículo de A.B.Yehoshua, como todos los suyos, pero que no deja de ser un ejercicio de estilo propio de las "bellas almas" made of Meretz. El caso es que no todos los judíos israelíes son David Grosmann o Amos Oz, además de que los informes de las "Visiones del futuro" de la población árabe de Israel - elaborados por la élite dirigente de los árabes israelíes y cuyas obvias conclusiones son ignoradas nuevamente por los made of Meretz (cómo no, les destroza el discurso) -, no parecen sintonizar con lo esbozado por Yehoshua. ¿Una nueva utopía para mejor digerir la realidad?

Imaginemos que en mayo de 1948, cuando David Ben-Gurion y sus colegas declararon el establecimiento del Estado de Israel, nadie que no se definiera a sí mismo como un judío estuviera viviendo en el territorio del nuevo Estado soberano. Ni un árabe palestino, ni un druso, ni un circasiano. En ese caso, ¿cómo debía ser llamado el naciente Estado? La formulación en la Declaración de Independencia es clara y correcta: "Por la presente declaramos el establecimiento de un Estado judío en Eretz Israel [la Tierra de Israel], que será conocido como el Estado de Israel" (Leyes del Estado de Israel, autorizó traducción).

Esta declaración invoca el nombre del nuevo estado claramente, llamándole Israel. Porque, después de todo, el nombre del territorio es la Tierra de Israel, el cual también es el nombre original del pueblo, el pueblo de Israel, como que se le confiere, de acuerdo con las Escrituras, por el mismo Dios, y que es utilizado durante centenares de años como nombre exclusivo antes de que se sumaran, aunque no lo anularan, la denominación "judío" o "pueblo judío".

Los que creen que el término Israel o israelíes encarna un elemento "cananeo" que anula lo que está implícito en la esencia judía y en la cultura de miles de años de exilio, se equivocan. Por el contrario, Israel es un nombre que contiene más historia y cultura de la nación que el término "judío". Israel es también el nombre original y universal que las naciones del mundo utilizan en sus fuentes religiosas, mientras que la denominación "judío" no es uniforme y cambia de un idioma a otro, incluso entre los judíos que hablan diferentes idiomas.

Por consiguiente, incluso si no hubiera habido un no judío dentro del territorio del nuevo estado en 1948, hubiera sido inconcebible llamarlo Judea o Judá, y ciertamente no Sión (un sinónimo de Jerusalém). Además, la palabra judío se deriva de la tribu de Judá (Yehuda), que se refiere a una de las 12 partes de la Tierra de Israel, y que fue habitada por los judios durante el Segundo Templo y posteriormente durante el período Mishnaico. Por alguna razón un nombre parcial a veces también se utiliza para designar a todo un pueblo.

Volviendo a la hipotética situación en la que no viviera nadie que no fuera judío vive dentro de los límites del estado, ¿habría sido necesario poner de relieve el concepto de un "Estado democrático de Israel", al igual que hoy en día obsesivamente nos referimos a un "Estado judío y democrático"? Pienso que no. Ni los daneses ni los italianos ni los irlandeses ni otras naciones sienten la necesidad de entonar y enfatizar como una especie de juramento el hecho de ser un "Estado democrático Danés" o un "Estado democrático italiano" o un "Estado democrático de América". La palabra democracia no es necesaria como adjetivo adicional.

Esto da lugar a otra pregunta: ¿Debe la exclusiva apelación a Israel o al Estado de Israel preservar la esencia Sionista del estado, nominalmente la Ley del Retorno, que es la única práctica y expresión legal del principio Sionista? Definitivamente no. No hay necesidad de utilizar las palabras "Estado judío" o "Estado del pueblo judío" para expresar la validez de la Ley del Retorno.

Por lo tanto, cuando decimos Estado de Israel, también nos referimos a a estado sionista y damos una clara expresión de un proceso en el que estamos sugiriendo que la Diáspora judía se ha sometido a una transformación de Judíos a Israelíes. Es decir, se regresa a la originalidad y la totalidad del hecho judío (judeidad) en términos de territorio y de historia, así como en experiencia de vida y dentro de un marco vinculante. De manera manifiesta, el término Israel está vivo y es real dentro de la experiencia de la Diáspora judía, incluso hoy en día. La cuestión es cómo convertir su potencialidad en una realidad actual.

Por cierto, la Ley del Retorno es la base moral para la decisión de las naciones del mundo en noviembre de 1947 de establecer un estado soberano Israelí en parte de Palestina. No sólo para los 600.000 judíos que vivían aquí en ese momento, sino por cada judío que deseara instalarse en él. Y moralmente hablando, esa norma o regla sigue siendo válida hoy en día. Porque es inconcebible que cualquier persona - ella o sus padres - que viniera aquí en virtud de la Ley del Retorno cierre la puerta que se abrió para admitirle a él. Y, obviamente, el futuro Estado palestino también promulgará, y con gran justicia, una ley de retorno para todos los palestinos que ahora viven en la diáspora palestina.

¿Pero es esta frase realmente beneficiosa para las dos partes, o en última instancia, es perjudicial para los judíos de Israel y los árabes israelíes? De acuerdo con la latente ironía e indignada formulación del diputado árabe israelí Ahmed Tibi: "El Estado de Israel es judío para los árabes y Democrático para la judíos". ¿Es la cada vez más rápida devaluación de la palabra Israel - o israelí, a favor del término judío o palestino - útil tanto para el desarrollo de los judíos israelíes y los árabes palestinos-israelíes? Los problemas inherentes a la expresión "Estado judío y democrático" son legión, y hay una buena razón para todos los intentos que se realizan por evitarlos o mitigarlos en innumerables artículos y simposios.

Además, el término Estado judío, con su secuela de asociación religiosa, obliga a los ciudadanos no judíos, en contraposición, a destacar sus diferentes religiones, musulmana o cristiana, como un factor distintivo de la identidad. "Estado de Israel", con la adición de "democrático", o incluso sólo por sí solo, genera sin embargo proximidad y colaboración con ese Estado. Esto se debe a que ni siquiera para un palestino, un druso, un musulmán o un cristiano, la ciudadanía israelí - que está consagrada también dentro de diversos y diarios marcos, en el idioma hebreo y, por supuesto, en una relación profunda y compartida de la patria, otorga una parte e incluso una cierta colaboración con el hecho judío histórico nacional, de la misma manera que un francés judío que sólo contemple su ser francés cívico a través de su propio prisma, aún mantiene una asociación histórica con la identidad nacional francesa, tal como ha evolucionado a través de las generaciones.

La palabra "democrático" en la frase "Estado judío y democrático" es débil y problemática en términos de protección de los derechos de las minorías, por ejemplo, contra las leyes discriminatorias que impliquen la propiedad de la tierra del Fondo Nacional Judío. En cambio, el término "democrático" existente en la frase "Estado democrático de Israel" es de por sí mucho más potente en términos de protección de los derechos de todos los israelíes que son socios del estado. Porque en ese caso, no son sólo los judíos quienes ostensiblemente tienen que proteger la democracia de los árabes: más bien, todos los israelíes deben permanecer vigilantes respecto a su propia democracia, sobre la base de criterios universales y civiles.

Puede parecer que esto es simplemente un cambio verbal, pero en sí mismo no lo es, por supuesto, ya que resuelve los problemas fundamentales que cada vez son más exacerbados gracias a la derecha más nacionalista. Sin embargo, crearíamos una infraestructura común que sería más apropiada para comenzar a realizar las debidas mejoras.

Labels: , ,

Comprensión de palestinos y sionistas – Fresno Zionism


(Artículo el de la fotografía muy recomendable, en la versión francesa de Slate)

Una vez tuve un profesor de francés que intentó motivar a sus alumnos para que leyeran dicha literatura en el original. A él le gustaba decir, "hay tres tipos de traductores: los que no saben francés, los que no saben inglés, y los que saben ni inglés ni francés".

Del mismo modo, creo que con unas pocas excepciones hay tres tipos de expertos occidentales del Oriente Medio:

- Los que no entienden a los árabes
- Los que no entienden a los judíos
- Aquellos que no entienden ni a los árabes ni a los judíos

A Martin Indyk, el que fue embajador americano en Israel en dos ocasiones y un especialista del Oriente Medio en el Consejo de Seguridad Nacional con la administración Clinton, y que también escribe y da conferencias sobre el conflicto israelí-palestino, se le considera un experto. Pero en una reciente entrevista en el JPost ("La derecha está equivocada", la israelí, of course), creo que nos muestra una deficiente comprensión de los palestinos y de los sionistas (si no de los árabes y de los judíos en general).

Q: El Presidente egipcio Hosni Mubarak respondió al discurso del Primer Ministro Binyamin Netanyahu diciendo que exigir a cualquier líder árabe reconocer a Israel como un estado judío abortaría el proceso de paz. Habida cuenta de su relación diplomática con Mubarak, ¿qué piensa usted de esa declaración?

MI: Es una lástima que esta cuestión se haya planteado de esta manera, porque, por supuesto, Israel es el estado del pueblo judío. Quiero decir, si no, ¿qué es? En una solución de dos Estados, con uno de los Estados para los palestinos, de quién es el otro?

¿Y bien? Si fuera tan evidente como parece pensarlo Indyk, ¿entonces por qué los palestinos lo niegan tan furiosamente? Porque, al igual que casi todo respecto al Oriente Medio, la idea de una solución de dos Estados es ambigua. Los israelíes la ven como un compromiso - uno muy doloroso, por la importancia de esa tierra en la historia judía y por la necesidad de evacuar a los residentes judíos. Lo ven inmerso en la formulación tradicional de renunciar a la tierra por la paz, y la tierra a la que Israel renuncia pasará entonces a pertenecer a los árabes.

Los palestinos lo ven como un compromiso, pero uno totalmente diferente: están dispuestos a permitir que los judíos vivan en alguna parte - pero sólo en una parte - de sus tierras. Pero no renuncian a su titularidad, algo que perciben como una gran humillación. He aquí un comentario realizado por Omar al-Ghul, un asesor del Primer Ministro de la Autoridad Palestina Salam Fayyad, y lo que dice está perfectamente claro:

"Ningún líder palestino puede aceptar esa demanda [su reconocimiento como un estado judío], incluso si el mundo entero reconoce a Israel como un estado judío", enfatizó. "El Estado de Israel pertenece a todos sus ciudadanos, a los palestinos propietarios de la tierra [sic] y a los judíos que viven allí"
Ahora es Indyk quien prosigue:
"Así, mientras que los israelíes están tratando de obtener una clara comprensión de qué es exactamente lo que están reconociendo los árabes, los árabes – cuya narrativa les permite aceptar a Israel como un estado en general - no aceptan la narrativa sionista. Por lo tanto, les resulta muy difícil aceptar ese tipo de sobreñadido del requerimiento de reconocer a Israel. No aceptan que Israel se creó, a espaldas de los palestinos, como una respuesta al problema del Holocausto - la narrativa que Obama empleó en su discurso..."
Lo que ellos no aceptan es la soberanía judía sobre cualquier territorio que se halle entre el río Jordán y el mar Mediterráneo, a pesar de que puedan llegar a algún compromiso sobre una ocupación judía (de parte de ese territorio). Como ocurre a menudo, las ilusiones occidentales han llevado a muchos a atribuir a los palestinos una posición mucho más avanzada que cualquiera de la que (los palestinos) actualmente contemplan. Así es como me imagino el pensamiento del ala "moderada" de Fatah sobre la solución de dos estados:

A pesar de que la posición sionista de que poseen algún tipo de legitimidad sobre Palestina es una falsedad, por razones prácticas llegaremos a un acuerdo para permitir que los judíos vivan en una parte estrictamente limitada de Palestina. Pero creemos que cualquier tipo de limitación a la capacidad de residencia de los palestinos (incluidos los refugiados) en cualquier parte de Palestina es absurda. Por lo tanto, vamos a aceptar dos Estados en la zona, uno será el de Palestina, donde sólo podrán vivir los palestinos, y el otro será Israel, donde los judíos podrán vivir.

Esta formulación explica la exigencia de los negociadores de la Autoridad Palestina de no reconocer a Israel como el estado del pueblo judío, para así poder insistir sobre el derecho de retorno y expulsar a todos los judíos residentes en el (futuro) Estado palestino.

Mientras, Indyk piensa que:
"Hay asuntos prácticos que necesitan una atención inmediata, en particular la necesidad de resolver el conflicto entre israelíes y palestinos. En este contexto, es mucho más importante que los palestinos renuncien al derecho de retorno que forzarles a aceptar a Israel como un estado judío".
Lo que sucede es que esas exigencias están indisolublemente vinculadas con la concepción de una solución de dos Estados de la parte "moderada" palestina, una concepción en la que toda Palestina pertenece a los palestinos, incluso si viven judíos en parte de ella. En este esquema, los refugiados pueden "regresar" a Israel ya que Israel es simplemente una parte de Palestina, esa donde los judíos tienen derecho a vivir.

Es por eso que también pienso que el resultado final de esa solución de dos Estados sería la absorción de Israel en Palestina.

Y también resulta evidente que Indyk no entiende el punto de vista palestino.

¿Qué pasa con los sionistas? No estoy exactamente muy seguro de lo que considera Indyk que constituye la "narrativa sionista", pero lo que afirma...
"… que Israel se creó, a espaldas de los palestinos, como una respuesta al problema del Holocausto - la narrativa que Obama empleó en su discurso..."
está bastante lejos de formar parte de la narrativa sionista. Israel puede ser la respuesta al Holocausto en el sentido de que, para los sionistas, un Estado judío es el último seguro contra futuros holocaustos. Pero la idea de que eso constituye la justificación de la creación del Estado de Israel, como Obama sugirió, es un concepto profundamente no-sionista. Si esto es lo que Martin Indyk cree que piensan los sionistas, entonces no les comprende mucho mejor que a los palestinos.

Fuente: Fresno Zionism

Labels: , , ,

"E la nave non va" - La nave de los necios a la deriva - Yourish

Nos informa con una muestra de su repajolero sarcasmo Yourish:

El buque de los necios detenido de camino a Gaza

El último esfuerzo "humanitario" en favor de los peaceniks de Hamas fue derrotado por los reglamentos de inspección.

Funcionarios chipriotas citaron los requisitos de inspección para detener a dos buques, un pequeño ferry y un barco de vela, dos horas antes de su hora prevista de partida.

[...] "Uno de los buques estaba registrado recientemente en Chipre, y la ley en Chipre estipula que tiene que sometido a inspección antes de que les sea dado el permiso para navegar", comentó Serghios Serghiou, jefe del Departamento de la Marina Mercante de Chipre. "(El segundo buque) ... no requiere la obligación de una inspección antes de su salida"

Perdonen mientras me descojono en silencio durante un rato (Siéntanse libres de unirse a mí).

Realmente tenemos que amar la absoluta ineptitud de los manifestantes anti-Israel por la "paz". Es la única cosa que podemos amar de ellos.

Labels: ,

¿Mars Attacks? - (Nasa/News Picture/JMGI/Starface, JPL-Caltech/N.A.S.A/Sip)










Estos son marcianos de Hamas, muy conocidos en Gaza, oyendo la buena nueva, que por cierto no proviene de las estrellas, sino de El Cairo y de la Casa Blanca

Las fotos de Marte provienen de la sonda MRO, que fotgrafía el planeta a partir de una órbita muy baja, a 320 Km de altitud, y que no hacen sino confirmar las sospechas de la existencia de agua sobre el planeta y aportan dos grandes novedades: su presencia es más reciente que se creía, unos 300 millones de años, y se conoce con certidumbre donde se encuentran antiguos lagos.

Fuente: Le Figaro Magazine

Labels:

Friday, June 26, 2009

Violentas confrontaciones en Irán... ¿Por qué ese llamativo silencio por parte de todo el mundo? – Ben Caspit y Ben-Dror Yemini – Ma’ariv

Dígannos, ¿Dónde está todo el mundo? ¿Qué dicen ahora todas esas personas que se manifestaron contra la brutalidad de Israel en la Operación Plomo Fundido, contra la Segunda Guerra del Líbano, contra la Operación Muro Defensivo, o incluso en La Haya, cuando fuimos arrastrados allí de mala manera después de atrevernos a construir una barrera de separación entre nosotros y los mártires suicidas? ¿Dónde se han metido? Vemos manifestaciones aquí y allá, pero son principalmente de los exiliados iraníes. Europa, en principio, es pacífica y tranquila. Así son los Estados Unidos. Aquí y allá unas pocas docenas, y por ahí unos pocos cientos. ¿Acaso se han evaporado porque se trata de Teherán y no de otro?

¿Dónde están todos esos europeos amantes de la paz y de la justicia, donde todos esos profesores británicos en busca de la libertad y de la igualdad, donde todos esos amigos de llenar periódicos, revistas y diversas publicaciones académicas con diversas peticiones de boicot a Israel, difamando al sionismo y culpándonos de todos los males del mundo? ¿Podría deberse a que se han tomado unas largas vacaciones estivales? ¿Y precisamente ahora, en este mismo momento, cuando los vándalos de los Basijis masacran a civiles inocentes en las plazas de los barrios de Teherán? ¿Acaso no permanecen conectados a Internet? ¿No pueden acceder a YouTube? ¿Un terrible virus ha afectado su ordenador? ¿Sus glándulas de la justicia han sido eliminadas por un complicado procedimiento quirúrgico (para ser re-implantadas con éxito para el próximo enfrentamiento en Gaza)? ¿Cómo puede ser que cuando un judío mata a un musulmán todo el mundo hierve, y cuando el Islam sacrificios a sus ciudadanos, cuyo único pecado es aspirar a la libertad, el mundo permanece en silencio?

Imaginen ahora que todo esto no ocurre como ahora en Teherán, sino más bien cerca de aquí. Digamos que en Nablus. Manifestaciones espontáneas de palestinos que se convierten en un continuo baño de sangre. Policías israelíes de fronteras armados con cuchillos, y en motocicletas, asesinan a los manifestantes. Una joven derribada por un francotirador muere ante las cámaras. En realidad, ¿por qué imaginarlo? Podemos recordar lo que sucedió con el niño Mohammed a-Dura. Cómo ese affaire (muy duro, es cierto) barrió el mundo de un extremo a otro. El hecho de que una investigación independiente posterior informara de dudas en cuanto a la identidad de las armas que dispararon a Dura, no supone una diferencia para nadie. Los sionistas tuvieron la culpa, y eso fue todo.

¿Y dónde están los líderes del mundo? ¿Dónde está la maravillosa habilidad retórica de Barack Obama? ¿Dónde se ha ido su sublime vocabulario? ¿Dónde está ese deseo, que se supone propiedad de todos los presidentes americanos, de defender y actuar en nombre de la libertad que anhelan en todo el mundo? ¿Qué pasa con esta tartamudez?

Una fuente conectada con Irán y con el tema de la seguridad, afirmó ayer que si Obama hubiera demostrado ante la cuestión iraní una cuarta parte de la determinación demostrada con respecto a los asentamientos todo habría sido recibido de forma diferente. "Los manifestantes en Irán están desesperados en busca de ayuda", señaló esta fuente, la cual sirvió en puestos de gran importancia durante muchos años. "Lo que ellos necesitan saber es que tienen nuestro apoyo, que todo el mundo les apoya, en vez de verlos con indiferencia. Y esto ocurre en una etapa muy crítica en esta batalla por el alma de Irán y por la libertad del pueblo iraní. Todo esto es muy triste".

Y no nos olvidemos de la Unión Europea, por ejemplo. Esa organización que habla de la justicia y de la paz durante todo el año. ¿Por qué sus dirigentes no pueden declarar abiertamente que el mundo desea ver un Irán libre y democrático, y que lo apoya sin reservas? ¿Podría ser que la lengua de tantos europeos aún esté conectada a otros oscuros lugares? La patética excusa de que su apoyo manifiesto puede dar a los Khamenei y Ahmadinejad la excusa necesaria para catalogar a los manifestantes como "agentes occidentales", no tiene un pase. Total, si de cualquier modo les acusarán de ser "agentes occidentales", ¿a qué viene la diferencia?

Y pensar que hace apenas seis meses, cuando Europa estaba inundada de manifestaciones contra Israel, izquierdistas e islamistas portaban fotos de Nasrallah y del régimen de los ayatolás. El hecho de que se tratara de regímenes siniestros no les planteaba grandes problemas. Todo esto es una locura, pero se ahonda e influye en un cansado Occidente. Si realmente existe un mundo libre aquí, que aparezca inmediatamente. Y que imponga sanciones, por ejemplo, a los que masacran a su propio pueblo. Así como se las impuso a Corea del Norte, o con el régimen militar en Birmania. Es sólo cuestión de voluntad, no de capacidad.

Al parecer, algo sucede a esa adhesión a la justicia y a la igualdad cuando se trata de Irán. La opresión es abierta y conocida. La era de Internet permite emisiones en directo de casi todo, y todo ello es para mejor. Los vándalos que actúan en nombre del régimen disparan y apuñalan a las masas de manifestantes que claman por la libertad.

¿Es necesario algo más? Aparentemente lo es. Ya que todo es en vano. Occidente sigue permaneciendo indiferente. Obama es educado. Después de todo, por qué no debería aspirar a un diálogo con los ayatolas. Y ese dialogo es algo muy delicado y bueno, el problema está en que en este momento no hay diálogo, pero sí hay muertos y asesinados en la calle. En esta etapa, se deben olvidar por el momento las normas de etiqueta. Las voces que se escuchan empiezan a expresar preocupación acerca de si Obama es una nueva versión de Chamberlain. Ser una persona conciliadora es un rasgo positivo, sobre todo cuando se contrasta con la torpe belicosidad de un George Bush, pero cuando la conciliación se convierte en ceguera, tenemos un problema.

La valiente voz de Angela Merkel, quien emitió ayer una firme declaración de apoyo al pueblo iraní y a su derecho a la libertad, es en estos momentos la única voz en el desierto occidental. Sólo que resulta una vergüenza que ella no haya anunciado un boicot económico, sobre todo a la luz del hecho de que es el país europeo que más invierte en la construcción de infraestructuras en Irán. Estuvo acompañada por el ministro de Asuntos Exteriores británico, Miliband. Es poco y tarde, y no es suficiente. Millones de buscadores de la libertad han tomado las calles en Irán y Occidente está sentado en un muro, una pierna aquí, la otra pierna allá.

Hay un Islam diferente. Eso ya resulta evidente hoy en día. Incluso en Irán. Hay millones de musulmanes que apoyan la libertad, los derechos humanos, la igualdad de la mujer. Estos millones detestan a Khamenei, Chávez y Nasrallah. Pero parte de la izquierda mundial prefiere al régimen de los ayatolás que a ellos. Lo principal para esta izquierda es poder levantar sus banderas en contra de Israel y de América. La pregunta es por qué los demócratas, los liberales, y Obama, Blair y Sarkozy, siguen sentados en el muro. Esta no es una barrera de separación, se trata de un muro de la vergüenza.

Labels: , ,

¿Con amigos como estos, quién necesita enemigos? - Por Zvi Bar'el - Haaretz

Egipto:

Es suficiente. Netanyahu realmente comprende a los árabes. Especialmente a los egipcios. Miren lo que ha pasado con Farouk Hosni, ministro de Cultura egipcio que aspiraba a dirigir la UNESCO.

El inicio de la historia es bien conocido. Todos los embajadores de Israel y agregados no pierden ningún esfuerzo a la hora de sabotear el nombramiento del ministro egipcio para ese puesto tan deseado. Cada uno de sus comentarios anti-israelíes, cada una de sus palabras de crítica hacia los libros y escritores israelíes, junto con todos sus pronunciamientos contrarios a una normalización de los lazos con Israel, fueron minuciosamente recogidos en un fichero de pruebas en su contra. En efecto, ¿cómo podría un ministro egipcio, pintor e intelectual, acceder a ese puesto internacional cuando ha declarado que él quemaría todos los libros israelíes?

¿Por qué es tan difícil encontrar un intelectual egipcio, opuesto a los del establishment, que ahora mismo pueda hablar bien de Hosni? Sus declaraciones lo han convertido en un héroe local empeñado en la construcción de un muro, con sus propias manos, contra una normalización de las relaciones con Israel. Es decir, hasta que Netanyahu llegó para solucionarle estos problemas durante una conversación con el Presidente egipcio Hosni Mubarak. El corresponsal político del Haaretz, Barak Ravid, ha descubierto que Netanyahu accedió a renunciar a las objeciones de Israel a su designación a cambio de un gesto de normalización por parte de Egipto. Los gestos se sucedieron inmediatamente.

Hosni se disculpó por sus comentarios e incluso anunció que había ordenado la traducción de libros de David Grossman y Amos Oz al árabe. El cielo no lo quiera, no del original hebreo, sino de sus traducciones al inglés y francés. Esas traducciones, por cierto, existen desde hace años en las bibliotecas universitarias de Egipto, y los investigadores egipcios han escrito numerosos trabajos de investigación sobre dichos autores israelíes.

Pero entonces se produjo la tormenta. El ministro de Cultura se convirtió en objeto de escarnio. "Hosni no se detendrá a la hora de cortejar la influencia sionista para poder acceder a la sede de la UNESCO", escribió el crítico Wael Kandil. El diputado Abbas Abd al-Aziz, en representación de la región de Suez, instó a que Hosni fuera destituido de su cargo y su camino hacia la UNESCO bloqueado, ya que estaba dispuesto a realizar cualquier cosa para obtener ese cargo, aún a costa de la historia de la ciudad de Suez. Y es que Aziz estaba enojado: Hosni había acordado invitar a los representantes israelíes a un festival literario en Suez, apodada "la ciudad de la oposición".

Intelectuales y académicos de Suez anunciaron una campaña en contra de esas invitaciones e incluso crearon una web detallando los crímenes de Hosni y su sumisión al sionismo.

Sin embargo, la oposición egipcia contiene otras voces, y una de ellas es particularmente original. El traductor y estudioso del hebreo, Aboud Mohammed, escribió su tesis doctoral en la Universidad Ain Shams sobre la literatura hebrea. El poeta y escritor israelí, Almog Bahar, dirigió mi atención hacia un artículo de Aboud de la semana pasada en el periódico Almasry Alyoum, en el cual explica por qué se opone a la traducción de obras del hebreo al árabe a través del Ministerio de Cultura egipcio:

"Yo, personalmente, tengo un gran aprecio por aquellos que rechazan la traducción de la literatura hebrea al árabe por el intermedio de los oficios del Ministerio de Cultura, ya que este organismo heredó el lema 'conoce a tu enemigo', lema bajo cuyo sombra trabajan los departamentos de hebreo de las universidades egipcias. Estos departamentos universitarios participan y toman parte en las actividades anti-israelíes en los frentes informativos, ideológicos y militares. En esos departamentos se traduce cada pedazo de papel del hebreo a fin de poder armarnos de conocimientos para así continuar con la confrontación con el enemigo”.

"Entiendo la razón por la cual el ministerio de Cultura se apresura en estos momentos a traducir literatura hebrea", escribe Aboud. "En lugar de llevar a cabo este importante paso dentro del marco de una empresa nacional - para familiarizarnos con Israel, metódica e intensamente, y así reunir información sobre sus corrientes ideológicas -, sólo se aspira a conseguir una oficina internacional, lo que puede o no ser alcanzado".

La opinión de Aboud no es suficiente para cambiar la política ideológica y oficial de oponerse a la normalización de las relaciones con Israel. Farouk Hosni ahora comprende muy claramente que pagará un precio demasiado alto ante la opinión pública egipcia por lo que es visto como una reconciliación con la literatura israelí. El antiguo héroe nacional implicado directamente en la lucha contra los sionistas se ha convertido en un traidor, de acuerdo con los principios de los intelectuales que luchan en contra de una normalización.

Turquía:

El plan estaba preparado hasta el más mínimo detalle. El ejército turco velaría para que los explosivos y las armas se hallaran en los hogares de los seguidores del movimiento islámico Fethullah Gulen, por lo que podrían ser acusados de actividades terroristas. Una campaña publicitaria denunciaría a esos oficiales del ejército denominados como "reaccionarios" (es decir, demasiado religiosos), por lo que tendrían que renunciar. Y una red de agentes trabajando para el ejército se infiltraría en el interior del gobernante Partido de la Justicia y Desarrollo, del Primer Ministro Recep Tayyip Erdogan.

Estas eran las previsiones de la conspiración del pasado mes de abril. Sus detalles fueron publicados hace dos semanas por el periódico turco Taraf, después que fueran incautados documentos en la casa del abogado Serdar Ozturk. Ozturk también está vinculado a otra conspiración, el asunto Ergenekon: donde ex oficiales del ejército turco, políticos e intelectuales fueron detenidos el verano pasado bajo sospecha de haber trabajado durante años para derrocar al gobierno.

Estas revelaciones han conducido a enfrentamientos entre el ejército y el gobierno. Erdogan se comprometió a investigar el asunto diciendo que el objetivo de los instigadores "era perjudicar la democracia turca". El ejército niega toda implicación y el conocimiento de sus comandantes del complot.

Este último asunto parece una continuación directa del de Ergenekon, que ahora ve la luz en un tribunal turco. Las denegaciones del ejército no han logrado convencer a los medios de comunicación turcos, los cuales ven el asunto como una prueba de que el ejército no ha abandonado sus ambiciones de ser un actor en la política turca y dirigir el gobierno civil. Esto es claramente contrario a las promesas realizadas por Turquía a la Unión Europea (y de la posición declarada por el ejército) de que el ejército turco se quedaría dentro de los confines de sus bases y ejercería sólo una pequeña influencia en la política turca.

Labels: ,

Haciendo la Historia - Tom Segev - Haaretz

El historiador Adel Maná es un investigador senior del Van Leer Jerusalem Institute, y es autor de varios libros sobre Palestina durante la época otomana. Actualmente está escribiendo un libro sobre los "opsimists" - los árabes israelíes que vivieron en los primeros años del estado. Al igual que muchos otros investigadores, a Maná le gusta compartir los detalles del progreso de su trabajo con sus colegas, y hace tres semanas habló sobre la Nakba ( "catástrofe", el término utilizado por los palestinos para describir lo sucedido después de la creación de Israel en 1948) en Galilea, en al-Mada al-Carmel, en el The Arab Center for Applied Social Research de Haifa.

La audiencia incluyó a varios periodistas cuyas crónicas han robado el sueño a Maná. La razón: la prensa árabe comunista está haciendo ahora con él lo que la prensa sionista hizo a los "nuevos historiadores" de Israel hace 20 años. Maná está siendo acusado, nada menos, que de fabricar sus conclusiones. Algunos incluso le llaman traidor.

¿Por qué? Debido a que la documentación que Maná ha rastreado, incluyendo memorias grabadas, indica que varios líderes comunistas árabes de Palestina apoyaron el establecimiento de Israel, y que uno de ellos, Emile Habibi, incluso participó en las conversaciones que garantizaron la provisión de armas desde Checoslovaquia, esas que contribuyeron a que las nacientes Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) prosiguieran la Guerra de la Independencia.

El Partido Comunista de Israel está celebrando su 90 aniversario. Su historia es fascinante, aunque poco investigada. Es una historia llena de ideología y de ego. Entre varias rupturas, reuniones y más rupturas, el partido trataba, entre otras cosas, de definir las relaciones entre sus miembros judíos y árabes.

Uno de sus más dramáticos puntos de inflexión se produjo cuando, contrariamente a todas las expectativas, la Unión Soviética decidió apoyar el establecimiento de Israel. El Partido Comunista de Palestina (PKP o, a partir de su nombre Yídish: Palestiner Komunistishe Partei), se apresuró a adoptar la nueva línea. Shmuel Mikonis, un futuro miembro de la Knesset, viajó a Praga y urgió a los checos a suministrar al IDF de las armas que necesitaba.

Muchos árabes comunistas estaban activos en un órgano denominado Palestinian National Liberation League, uno de cuyos fundadores fue el historiador y filósofo Emile Touma. Aunque a los miembros de la Liga les costó mucho elegir entre el gran muftí y Stalin, muchos de ellos se sumaron al Partido Comunista de Israel y apoyaron al Estado de Israel. Emile Habibi, que más tarde se convertiría en un miembro de la Knesset y en un famoso escritor laureado con el Premio Israel, se unió a Mikonis en su viaje a Praga. Él siempre afirmó que desconocía en ese momento los esfuerzos de Mikonis para impulsar la llegada de los suministros de armas al IDF, pero Maná tiene dificultades para creerlo.

Maná también cita folletos distribuidos por los activistas comunistas a los soldados egipcios, jordanos y árabes del Ejército de Salvación - quienes ataron a Israel a partir de mayo de 1948 - y en donde se les exhortaba a deponer las armas y volver a casa. Y hay más, tiene información acerca de los árabes que se ofrecieron como voluntarios para servir en el IDF y además afirma que una de las razones por las que el IDF no expulsó a los habitantes de Nazaret y de las aldeas de los alrededores fue la buena relación existente entre los comunistas y las autoridades estatales. Maná cita un documento de inteligencia que se encuentra en el Central Zionist Archives ( Archivo Sionista Central), el cual establece que la Palestinian National Liberation League no debería ser vista como una amenaza militar. "Nuestros enemigos son sus enemigos", dice entre otras cosas.

Naturalmente, los miembros del Partido Hadash están ahora escandalizados. Maná se ha convertido en el objeto de un creciente número de artículos llenos de odio, además de haber sido vilipendiado en la red. Afirma que le resulta más molesto por el hecho de que sus críticos - de los cuales el ex diputado Issam Makhoul es uno de los más duros - distorsionan sus palabras. Makhoul, un comunista orgulloso, afirma que Maná "sirve a los intereses del imperialismo, el sionismo y la reacción árabe" y se opone a una solución de dos Estados. Traducción: Maná sirve a los intereses del partido nacionalista árabe Balad. (Como asegura el propio Maná, él es favorable actualmente a una solución de dos Estados).

En concreto, Makhoul afirma que no hay motivos para acusar a los comunistas de traicionar a su nación (que, por cierto, no lo afirma Maná). Los habitantes de Nazaret y los pueblos vecinos permanecieron en sus casas porque los comunistas les dijeron que se mantuvieran en sus tierras y no huyeran. Makhoul está orgulloso de ello. (Maná no niega esto, pero asegura que la historia es más complicado que todo eso.)

Makhoul también tiene una explicación de por qué los comunistas trataron de impedir que los ejércitos árabes invadieran al joven Estado de Israel: los países árabes no venían a ayudar a los palestinos, sino al contrario. Ellos querían evitar que los palestinos fundaran su propio Estado. Además, Makhoul no está impresionado por las evaluaciones de inteligencia conservadas en el Centro de Archivos Sionista.

Todo este debate está dirigido por un poderoso impulso: para los árabes israelíes, también la historia es parte de la política contemporánea, por lo tanto resulta bastante difícil ser un "nuevo historiador" entre ellos.

Makhoul ahora dirige el Emil Touma Institute for Palestinian and Israeli Studies, llamado después Touma, quien era conocido por sus esfuerzos para promover la convivencia entre los judíos y árabes en Israel. De hecho, Touma fue uno de los dirigentes comunistas árabes que hicieron lo que predicaban: se casó con Chaya, una artista judía. Se conocieron en una clase de baile de la Communist Youth Alliance , y estuvieron juntos hasta que murió hace 25 años. Chaya Touma falleció esta semana. Fue enterrada con ritos funerarios laicos junto a la tumba de su esposo, en el cementerio cristiano ortodoxo de Haifa.

Labels: ,

Maritime - Maya Gold















La exposición de Maya Gold en la Alon Segev Gallery

Labels: ,

Thursday, June 25, 2009

Obama no acompaña [La arrogancia de pretender resolver un problema del cual no sabe nada] - Guy Bechor - Ynet

Cuando he leído que el presidente Obama pediría la normalización de las relaciones entre el mundo árabe e Israel, desde el inicio de su "plan de paz", me he encogido de hombros. Pero cuando he leído que se aprestaba a instalar a los refugiados palestinos en los países árabes donde hoy viven y darles una compensación económica, me he reído bastante.

Son sueños, ilusiones, tanto como la visión de una "democracia árabe" por parte de su predecesor, esa visión que se derrumbó con estrépito ocasionando un desastre en la región. Realmente, resulta un plan propio de un indocumentado que cree que el conflicto árabe-israelí puede ser resuelto por medio de un gesto ágil y arrogante. Parece evidente que el que propone tal tipo de plan no entiende la historia, la demografía y, sobre todo, las aprensiones en la región.

Los Estados árabes nunca renunciarán a su demanda de reenviar a los refugiados palestinos a Palestina, es decir, a Israel, y quizás algunos de ellos a los territorios autónomos. ¿Por qué? Porque es un tema sagrado. Esos refugiados son el símbolo de las aspiraciones del mundo árabe, en política como en religión, a la que nadie puede renunciar. Esa obstinación en solicitar el regreso de los refugiados palestinos a "sus hogares" es el denominador común que une a Hezboláh y a los cristianos del Líbano, a Arabia Saudita e Irán, y tiene más valor que el oro.

La clase política árabe exige el "derecho de retorno", no por el bien de los palestinos - !Dios no lo quiera!, ya que son despreciados en los países árabes -, sino para debilitar el Estado judío, para destruirlo desde el interior y ahogarlo en una marea palestina. La suerte y situación de los palestinos no preocupa en el mundo árabe, lo que sí les interesa al más alto grado es el problema palestino, ya que al igual que detestan al pueblo palestino mientras adoran el problema palestino, detestan a los refugiados palestinos mientras, por contra, aman "su derecho al retorno". Los países árabes no han creado y mantenido el problema de los refugiados, ya hace casi 61 años, para ahora abandonarlo.

A fuerza y medida que el tiempo transcurre, la noción de "derecho al retorno" se ha convertido en sagrada dentro del mundo árabe y en un tema tabú. Como una religión. Cuando Mahmoud Abbas visitó Beirut en 2005, se reunió con representantes de los refugiados y les prometió que regresarían "a sus casas", a sus aldeas y hogares, como si aún existieran y como si Israel no existiera. Este es el corazón del problema, ya que para los árabes supone un sujeto metafísico, algo que sobrepasa la mera existencia, puesto que en su credo los refugiados no regresan a Israel sino a los orígenes, a 1948, al momento previo a su partida.

Además, los libaneses han añadido una cláusula problemática a la iniciativa del plan de paz saudita: han decidido que los refugiados no deben ser reinstalados en los países árabes. Y es que, si los palestinos sunitas reciben la ciudadanía libanesa, el equilibrio político cambiaría completamente en perjuicio de los cristianos y de los chiítas. Y ni cristianos ni chiítas lo aceptarían. Ahora bien, 700 000 refugiados viven en el Líbano sin tarjeta de identidad, sin permiso de trabajo y sin ciudadanía.

Siria los permite en su territorio pero no los quiere, lo mismo que Egipto. Kuwait ya ha expulsado a 250.000 palestinos después de la primera Guerra del Golfo. El Irak chiíta desearía que desaparecieran de su vista y, de hecho, una forma de "limpieza étnica" está en marcha. Sólo Jordania les ha dado la ciudadanía, y permite que sean plenamente jordanos.

Entonces, ¿qué ofrece Barack Obama? Una solución ilusoria que contribuye únicamente a sus propios objetivos, sin tener en cuenta los recelos en la región, y haciendo prueba de ignorancia, de desprecio por los temores regionales, de ceguera y de pretensiones. Al igual que [ese fue el caso de] los acuerdos de Sykes-Picot, firmados en el siglo pasado, después de la Primera Guerra Mundial, cuando las fronteras fueron trazadas sin tener en cuenta la población, las tribus y las religiones, con las consecuencias que hoy se conocen, y algo podría volver a ocurrir ahora mismo.

Como de costumbre, un alto precio sería pagado en el Oriente Medio, en sangre propia.

Labels: , ,

¿A quién le importa si los árabes aceptan a Israel como el Estado de los judíos? - Alon Pinkas - TheJC

De cara a la insistencia del Primer Ministro Netanyahu a que los palestinos reconozcan a Israel como un Estado judío todo eso puede parecer como una mera táctica política.

También se podría argumentar que el hecho de no reconocer a Israel como un Estado judío, indicaría que los palestinos no son serios acerca de un acuerdo. Por otro lado, un reconocimiento convertiría la aceptación de un futuro Estado palestino en una especie de quid pro quo.

Como táctica política, puede funcionar o ser contraproducente, pero sin duda no sería una cuestión de vida o muerte. Inclusive sus detractores (de la exigencia del Primer Ministro Netanyahu) le acusan de exigir un reconocimiento que él sabe que los árabes no aceptan (tal como lo demostró el Presidente egipcio Hosni Mubarak, quien rápidamente formuló un rechazo inequívoco a dicha idea), lo que les permite afirmar que nuevamente lo intentó, pero que de nuevo no estuvo a la altura de las circunstancias.

Esto, afirman sus críticos, puede ser percibido como un ejemplo de la recalcitrancia israelí - más que árabe - y puede ocasionarle disgustos con la administración Obama.

¿Desde cuando, afirman sus críticos, Israel necesita que se le reconozca su existencia como núcleo de un Estado judío? y ¿Por qué la tierra de Israel necesita una validación por parte de los árabes? Nuestra definición de lo que somos históricamente es inherente a nuestro código genético político y está indisolublemente ligado a nosotros.

Pero más allá de las tácticas de negociación hay una cuestión más fundamental. ¿Qué tipo de reconocimiento debe esperar Israel, razonablemente, por parte de los árabes? Y en segundo lugar, y por consiguiente, esa exigencia debe aplicarse a todo el mundo árabe y no limitarse solamente a los palestinos.

Este es el meollo de la cuestión. El mundo árabe ha reconocido de facto la existencia de Israel, pero no su derecho a existir. Los árabes reconocen a Israel como un hecho estratégico de facto, una potencia militar que actualmente resulta invencible. Israel, de acuerdo con este paradigma, no es una característica o rasgo permanente en el Oriente Medio. Algo que puede que se acepte durante 200 años, pero que, finalmente, podrá ser expulsado. Ese es el argumento árabe.

Y ese razonamiento es coherente con el argumento básico de Netanyahu de que la raíz del conflicto árabe-israelí es la reticencia básica [N.P.: ¿por qué andarnos con sutilezas? !! el rechazo !!] del mundo árabe a reconocer a Israel, y no una disputa territorial manejable o simplemente el enfrentamiento entre dos movimientos de liberación nacional. Si la raíz del conflicto se fundamentara en estos dos últimas cuestiones, entonces la partición debería haber sido aceptada por los árabes en las numerosas ocasiones que les fue propuesta.

Por lo tanto, el reconocimiento árabe de Israel como el Estado de los judíos supone un monumental proceso educativo que representa un requisito previo al logro de una paz duradera. Una vez que Israel sea el "Estado de los judíos" a ojos de los árabes, tendrá (ante esos mismos ojos) el derecho a existir. Y una vez que tenga derecho a existir, una coexistencia duradera sería alcanzable (lo que no deja de ser un debate estúpido, pues... ¿qué "derecho" a existir tienen Uruguay o Bélgica?)

Existe también una realidad demográfica. Hay 1,4 millones de palestinos dentro de Israel [N.P.: 1,2 sin los habitantes de Jerusalém Oriental, que no tienen la ciudadanía israelí] , 3.5 millones de palestinos en los territorios (Cisjordania y Gaza) y alrededor de otros 3,5 millones viviendo en Jordania. Al no reconocer el carácter judío de Israel, los palestinos ponen a la luz sus potenciales tendencias irredentistas. Y para ello, qué mejor que prolongar el conflicto y no ponerle nunca fin.

Finalmente, será cuestión de política. El reconocimiento árabe de Israel como el Estado de los judíos no resolverá instantáneamente el conflicto, sin embargo, su inmoral e imprudente rechazo del concepto no afectará a Israel de una manera u otra.

Fuente: TheJC

Labels: , , ,

Presencias materiales - Leon Zack (1892 - 1980)

Tuesday, June 23, 2009

Obama: una llamada telefónica a las 3 de la madrugada - Dry Bones


(Durante la campaña presidencial americana se puso de moda la polémica sobre quién respondería de manera más inmediata y responsable, en su labor de presidente, a una llamada de madrugada que obviamente no anunciaría buenas noticias. Esta es la visión de Dry Bones del presumible comportamiento de Obama):

- !! Los norcoreanos amenazan con una guerra nuclear !!... ZZZZZ
- !! Genocidio en Darfur !!... ZZZZZ
- !! Crisis en Pakistán, el terror islamista se propaga !!... ZZZZZ
- !! Locura en Irán !!, !! Los barones de la droga !!, !! Los piratas somalíes !!... ZZZZZ
- !! Guerra en Sri Lanka !!, !! Represión en China !!, !! Conflicto entre Perú y Bolivia !!... ZZZZZ
- Los judíos construyen casas en Judea... Ehhh
- ¿!!? Cómo se atreven ¿!!?

Labels: ,

Sunday, June 21, 2009

Siguiendo el "Obama's way" o la teoría de "por si las moscas"


©Guillermo / El Mundo

Si unos preferían la "fórmula confuciana", según la interpretación de Deng Xiaoping, de "gato blanco o gato negro, lo importante es que cace ratones", ZP, ese acontecimiento planetario, prefiere seguir los pasos de Obama y convertir en poco sostenibles a las moscas. Por si acaso...

Labels:

!! Atención, situación insostenible en el campo de concentración (o prisión, o gueto) al aire libre de Gaza !!

















Fuentes del Beach Party: ResilienceTV y la muy palestina Pal Today (Es de está última web de donde proceden las fotografías, así que las quejas al maestro armero)

Labels:

Saturday, June 20, 2009

(Sorry, no me he podido resistir) Cambio de modelo vacacional en Marivent - Pablo Molina - Libertad Digital


Currando, que es gerundio

La Familia Real, una pyme que trabaja a destajo (sólo hay que ver sus caras de sufrimiento cuando bajan esquiando por las pistas de Baqueira Beret regateando horteras), ha decidido que este año va a solidarizarse con los españoles que no pueden irse de vacaciones por culpa de la crisis.

En la revista Hola, órgano oficial de la Casa Real desde hace décadas, los responsables de comunicación de La Zarzuela han desplegado todo un catálogo de medidas que harán que los súbditos sientan aún más cercanos a sus reyes y herederos. La campechanía borbónica está muy bien, pero a veces hay que hacer algún gesto que identifique a los monarcas con su pueblo doliente, por lo que su decisión de convertir Marivent en una urbanización de medio pelo ha de ser saludada como un encomiable gesto real hacia los contribuyentes, incluidos los republicanos.

Y eso que someter la dinastía a los rigores de unas vacaciones proletarias igual no es bien recibido por los afectados, especialmente La Nuera, a la que las malas lenguas le atribuyen cierta propensión al cabreo y la estridencia (le pasa a todos los progres). En consecuencia, si tienen previsto viajar a Mallorca este mes de agosto y pedir prestado el Fortuna para dar un garbeo por la costa, asegúrense de que Ella no esté cerca, no sea que les lance a la cabeza la autobiografía de Joaquín Sabina y tengamos un disgusto.

Doña Sofía. Afortunadamente los Duques de Lujo (© Carmen Rigalt) han cesado temporalmente su convivencia, porque Marichalar no está acostumbrado a coger directamente los limones para hacerse un chambi; y además, los pantalones de paramecio y la pashmina podrían engancharse en las púas del árbol provocando una desgracia.

Los que peor van a llevar este régimen espartano son los perritos de Doña Sofía, que en lugar de higadillos en su jugo van a comer pienso al por mayor tal vez por primera vez en su perra vida. Las asociaciones protectoras de animales no se han pronunciado todavía, pero no es descartable que emitan una nota de prensa condenando el sufrimiento innecesario al que se va a someter a los chuchos por culpa de la ineptitud de Zapatero, responsable en última instancia de que hasta los pobres perrillos tengan que experimentar los rigores de la crisis.

Otro dato destacable en el nuevo modelo vacacional que va a implementar S.M. por primera vez este verano es la sostenibilidad, que nadie sabe lo que significa pero queda muy moderno a la vez que solidario. Al parecer, los inquilinos de Marivent se van a desplazar por los jardines a bordo de unos cochecitos eléctricos, que contaminan menos que los de motor de explosión y encima son una chulada. Sobre el coste de cambiar el parque automovilístico afecto a la residencia veraniega no se ha dicho nada, pero todo sea por cuidar el medio ambiente y evitar que las aguas del Mediterráneo aneguen la isla a causa del calentamiento global. ¡Ah, sostenibilidad, cuantos despilfarros se cometen en tu nombre!

Nuestra realeza va a experimentar, por primera vez en su vida, cómo son unas vacaciones del españolito medio, a la altura de los taxistas madrileños cuando viajan en agosto al Mar Menor, aunque no es seguro que la dieta real incluya las almóndigas caseras y las cocretas congeladas, muy ricas en proteínas y rápidas de hacer. Sólo falta que se bajen el sueldo asignado en los presupuestos, aspecto sobre el que no se han pronunciado aún. Con una glosa de Anson en las páginas dominicales de El Mundo y una recogida de firmas en condiciones, el Premio Príncipe de Asturias a la Solidaridad no se les escapa.

Labels: