Thursday, March 31, 2011

Tras haberlo meditado, aún me siento más anti-J Street - Yaacov Lozowick


Fotografía de Daniel Bar-On

Un número de personas, algunas de ellas muy razonables, no estaban de acuerdo con mi posición contraria a J Street expresada ayer. Dado que pasé parte del día haciendo la limpieza de Pessah, tuve la oportunidad de escuchar algunas de las sesiones de la reciente conferencia de J Street. Oí al rabino Saperstein, a Jeremy Ben Ami, Peter Beinart, Bernard Avishai, Daniel Levy y Roger Cohen, y también pude escuchar cuando el público aplaudía algunas de sus afirmaciones.

Daniel Levy, en un momento dado, hizo una declaración acerca de que si se comprobara que en realidad el mundo árabe no está dispuesto a vivir en paz junto a Israel, "entonces Israel no habría sido una buena idea, ¿verdad?", aunque luego pasó a decir que, por supuesto, los árabes están dispuestos a ello (a vivir en paz). Ustedes me perdonaran, pero no me siento obligado a considerar al Sr. Levy como un sionista bajo cualquier forma o manera, aunque una vez fuera el asistente de Yossi Beilin.

Además de Levy, esto es lo que encontré. Los portavoces y oradores invitados por J Street están más o menos alineados con las posiciones del Meretz [N.P.: el partido israelí de izquierdas, aunque más bien de esa izquierda que adopta con devoción todos los temas políticamente correctos, o sea, mucha imagen, académicos, escritores, artistas, y poca chicha), tal vez un poco más a su izquierda. Meretz, por supuesto, es un partido sionista legítimo, a pesar de que ha perdido casi todos sus votantes israelíes y se encuentra cercano a la extinción. Sin embargo, J Street no es Meretz, es algo mucho más preocupante y digno de nuestro desdén.

En primer lugar, las posiciones de Meretz suenan diferentes y resultan más aceptables para los israelíes. La razón de por qué ese partido ha perdido la mayor parte de sus votantes es que hemos probado empíricamente sus propuestas y como resultado de ellas un montón de personas han muerto, y no una, sino varias veces, en 1993-6, en el año 2000 (dos veces, una en el Líbano y una vez con los palestinos), en 2002, en 2005, y en 2006, posiblemente también en 2008.

Habiendo sido tan seriamente desmentidos y desacreditados sus supuestos básicos, lo ha sido también el propio Meretz, aunque si aún así algunos israelíes todavía desean defender esas ideas, están en su derecho, como también tiene derecho el resto de los israelíes en no tomarlas en serio. Es realmente sorprendente la poca animosidad que genera actualmente el Meretz, especialmente cuando se compara a su época de apogeo. Son una rareza, y uno no se mosquea con las rarezas, quizás se compadece de ellas, o sufre por el color que toman.

La gente de J Street parece no haber reparado en nada de esto, lo que puede ser muy peculiar y muy preocupante. Si simplemente no han observado lo que le sucedía a sus "colegas israelíes” (y han sacado conclusiones), ¿qué les da derecho a tener una opinión sobre cuestiones de vida y muerte que realmente no hacen el esfuerzo de comprender? Si por contra han estado observando y se niegan a aceptar lo que está ahí para ser visto, ¿cómo es que ellos mismos se describen como pro-Israel?

En segundo lugar, existe un tono constante de desprecio hacia la sociedad israelí procedente de estas personas que me parece muy arrogante y desagradable. Los estadounidenses de izquierda y derecha parecen haber perdido su civismo en el discurso político, los israelíes, es cierto, nunca lo practicaron. Sin embargo, hay códigos en el lenguaje, más que las meras palabras, y el trasfondo que desprenden estos portavoces de J Street cuando hablan de los judíos rusos emigrados a Israel, de los judíos centristas y/o de los judíos religiosos, resulta muy desagradable. No encuentro otra palabra mejor para describirlo. Por contra, su compasión por los árabes de Israel (los ciudadanos) resulta palmario y ejemplar. Hay un nivel de identificación de la que se carece por completo cuando se habla de la mayoría de los judíos de Israel. Y lo digo como alguien que desea sólo lo mejor para los árabes de Israel.

Otro sentimiento generalizado que se desprende de su actitud hacia los israelíes es la superioridad moral que manifiestan. Nosotros, los judíos de América, entendemos los derechos humanos, la democracia, la dignidad y así sucesivamente, no como nuestros ignorantes primos israelíes, los cuales tendrían que aprender de nosotros porque se han convertido en una vergüenza. Yo no voy a responder con detalle a esto, pero debe ser rechazado con vehemencia. Precisamente, lo opuesto es lo cierto. Son los judíos de Israel, a diferencia de los judíos liberales estadounidenses, quienes viviendo inmersos en la dura realidad que se abate sobre ellos mantienen los valores humanos de manera admirable, los cuales podrían fácilmente haberse apagado. Sin embargo, no es así. Los israelíes saben más sobre cómo educar a sus hijos de una manera moral, sobre cómo ser más justos con los seres humanos precisamente cuando se afrontan momentos de adversidad, sobre cómo respetar la dignidad del enemigo y la ley bajo una presión extrema, que lo que pudieran imaginarse la mayoría de esos judíos liberales estadounidenses. Y es que, ¿cómo podrían hacerlo?, ¿cuándo se han enfrentado ellos a ciertos dilemas morales, o a la obligación de pagar un precio por la preservación de sus valores? ¿Acaso los israelíes no se equivocan? Por supuesto que sí. ¿Pero acaso estos judíos liberales americanos se han enfrentado a esas situaciones que ponen en cuestión sus publicitados supuestos morales?

Tal vez se haya dado el caso, pero no me viene a la mente en una situación semejante.

Luego está el asunto de los enemigos. Nada de lo escuchado en todos esos discursos dan algún motivo para creer que sus portavoces entienden lo que es un enemigo, es más, dan la impresión de que ciertamente no se pueden imaginar a los palestinos como tales. Según puedo recordar, la palabra Hamas nunca se menciona. Los palestinos, cuando hablan de ellos, siempre son personas nobles cuyo sufrimiento debe ser reparado y al mismo tiempo consolados. Tengo amigos palestinos, y miro por ellos, y a través de ellos trato de entender cómo nos ven y cómo se ven a sí mismos. Sin embargo, nunca hay que olvidar que hasta ahora mismo estamos en guerra. Estoy convencido de que los que conozco personalmente son buena gente, pero también hay muchos otros dentro de su sociedad que con gusto me matarían, a mi familia y a mi sociedad. Hay una guerra, y aún no ha terminado, y no es algo de lo que uno pueda hacer abstracción con sentimientos agradables. La guerra significa la existencia de enemigos: un concepto – lo repito, pues es una distinción crucial – al que la gente de J Street parece muy ajeno. Hasta donde yo sé, ellos no parecen poder imaginar la existencia de un enemigo, tan sorprendente como pueda parecer.

Todo esto, serio como es, quizás todavía no justifica el desdén que me suscitan estas personas. Así que no están de acuerdo conmigo y con la mayoría de los israelíes sobre muchas cuestiones: ¿y qué? ¿Saben ustedes en cuántas cosas no están de acuerdo los diversos grupos o facciones de israelíes? Montones y montones.

La diferencia entre esos desacuerdos israelíes y los de J Street radica en la razón de existir de J Street: para ejercer presión sobre el gobierno estadounidense. Yo añadiría, para ejercer presión sobre el gobierno americano para dañar a Israel, pero mis amigos del Meretz me dirán que no quieren hacer daño a Israel. J Street no es un club para conversar o discutir, es un hall de entrada, es una organización que tiene la intención de tener un impacto en la política de su país. Hay una gran ironía en esto, ya que lo que J Street dice esencialmente - muy abierta y explícitamente - es que las decisiones políticas soberanas del Estado judío pueden (y deben) ser echadas atrás desde el exterior. Es cierto que los judíos no tenían la capacidad de tomar decisiones soberanas hasta que el sionismo creó a Israel, pero ahora que los “judíos de Israel toman decisiones equivocadas, parece existir la necesidad de que desde el exterior se corrijan sus errores por su bien". Y si esto no es el antisionismo reivindicado por judíos, no sé lo que será.

Por último, y para resumir todo, está el tema de la presión que se debe ejercer sobre Israel. Todos los oradores que he oído, y la mayoría de los que había oído y leído anteriormente de J Street, están de acuerdo en que la razón de que no haya paz entre Israel y los palestinos es que Israel no está interesado o no es serio. En este momento culpan al tandem "Netanyahu y Lieberman", pero Netanyahu y Lieberman fueron elegidos democráticamente (no por mí, pero sí representan una mayoría real). Podría haber sido un gobierno israelí diferente, sin embargo, la gente de J Street diría lo mismo acerca de ellos, ya que ese gobierno no podrá hacer la paz como ellos desean.

No tengo ninguna duda de que muchos de los partidarios de J Street tienen buenas intenciones. Real y verdaderamente. Pero el contexto es importante, y cuando ciertos judíos liberales americanos dicen en voz alta que sólo los israelíes tienen la culpa de la falta de paz, o que son inmorales o cosas así, y que las potencias extranjeras deben contenerlos, eso no es ser pro-Israel, eso es estar contra Israel, y jugar con las mentiras de nuestro tiempo.


N.P:

Es sencillo, el problema es ideológico en dos aspectos:

- es mucho más sostenible el carácter y el ideario "progresista y liberal" cuando se está a muchos kilómetros de distancia de los problemas (predomina la teoría a la práctica, representando la realidad un molesto estorbo), y desde esa "seguridad y tranquilidad moral” se puede pontificar y predicar sin correr riesgos (en todo caso se los hacen correr a los israelíes).

- los "problemas de autoidentificación y de integración en la moral políticamente correcta", vigente en los círculos de la izquierda occidental americana y/o europea, y que son su hábitat natural, por parte de los judíos progresistas occidentales, problemas que se agudizan ante el dilema de tener que defender a Israel de las visiones sesgadas, arriesgándose a perder su "prestigio" dentro de dichos círculos.

Al igual que ciertos conversos al cristianismo consideraron que la único forma de desligarse completamente de su origen judío era pagar una deuda consistente en denunciar violentamente sus antiguas creencias ayudando a erradicarlas, para así erradicar también su origen (una versión más suave se daría en los procesos de asimilación a partir del s. XIX), estos conversos al universalismo políticamente correcto parecen sentirse temerosos o inseguros de que si no son la punta de lanza de las críticas a Israel (si Israel no se adopta a sus creencias), su reputación y origen pudiera volver a salir del armario. Piensen, por ejemplo, en las purgas anti-judías en los regímenes comunistas dirigidas contra sus dirigentes de origen judío, que muy mayoritariamente ya no guardaban ninguna relación con el judaísmo o con el pueblo judío como entidad social, cultural o nacional, muy al contrario, estaban volcados (y asimilados) al universalismo socialista.

Labels:

Sunday, March 27, 2011

Quién es quién en la prensa israelí (faltan algunos)

A través de un enlace que solo destacaba los resultados de cuota de mercado, accedo a la página por antonomasia de la izquierda post-sionista y asionista israelí, +972. No obstante, y por una vez, la información parece más matizada de los habitual. Sin embargo falta una revisión de otros periódicos, como JPost, Makor Rishon, Yated Ne'eman o Hamodia (prensa haredí).

Por cierto, alguno quizás se sorprenderá del análisis recurrente de la relación de los diarios con el Tribunal o Corte Suprema. Es sencillo, es la única institución gubernamental donde domina claramente la izquierda israelí (sin contar con las élites culturales y académicas y buena parte del resto de los medias, radio, TV...)


- Yedioth Ahronoth

Cuota de mercado (junio de 2010): 35% durante la semana y el 43,7% los fines de semana.

Política: Después de años de dominar el mercado periodístico, el gratuito Israel Hayom, puesto en marcha hace tres años por el multimillonario Sheldon Adelson, se presenta como un feroz rival. Muchas personas creen que esta es la razón del agudo posicionamiento anti-Netanyahu del Yedioth desde el año pasado. El diario publica constantemente artículos atacando al Primer Ministro, su gente e incluso su esposa. Su articulista estrella, Nahum Barnea, es especialmente hostil a Netanyahu, de hecho, creo que sólo hay un columnista en el diario Yedioth - Hanoch Daum - que sea un abierto partidario de Netanyahu.

Dejando de lado a Netanyahu, Yedioth es bastante centrista. Tiende a ser conservador en cuestiones militares y de seguridad, pero es más abierto que otros diarios cuando se trata de lidiar con los derechos civiles. La campaña lanzada contra la Fiscalía y el Tribunal Supremo por su intervención en cuestiones políticas y en el nombramiento de funcionarios de alto nivel parece haberse calmado recientemente.

Creo sinceramente que la gente de fuera de Israel no presta la suficiente atención al Yedioth. Durante años, fue conocido por su capacidad de captar la voz de la clase media israelí. Yedioth no es tan fuerte hoy en día, pero sigue siendo el medio de comunicación más importantes en Israel. Su web, Ynet, es de lejos la web de noticias más popular en Israel.

Yair Lapid, presentador del canal 2 y un posible candidato en las próximas elecciones, tiene una columna en el diario que se lee mucho.

La línea política del Yedioth Ahronoth: conservador en materia de seguridad y con la Corte Suprema, crítico con el gobierno y con Netanyahu, y un poco más liberal que los otros dos diarios más o menos similares.



- Israel Hayom

Cuota de mercado (junio de 2010): 35% durante la semana y el 25,7% los fines de semana.

Política: Según la mayoría de las estimaciones, el diario gratuito de Sheldon Adelson, que se distribuye en 250.000 ejemplares, está perdiendo dinero. Pero la intención de Adelson a la hora de lanzarlo no era obtener ganancias, sino influencia política.

El diario es editado por un ex ayudante de Netanyahu, Amos Regev. Bajo Regev, Israel Hayom presta un gran apoyo al Primer Ministro, exponiendo constantemente historias que presentan a Netanyahu y ​a ​su familia de una manera positiva. Recientemente, el diario está deslizándose aún más hacia una línea editorial nacionalista.

Israel Hayom es muy hostil a los palestinos, tiende a subrayar las amenazas de seguridad y presenta una cobertura favorable a algunos de los nuevos proyectos de ley en la Knesset que están dirigidos contra la minoría árabe, los miembros árabes de la Knesset y las ONG de la izquierda (aunque se pueden encontrar de vez en cuando opiniones ocasionales que expresan diferentes puntos de vista).

Israel Hayom apoya a la Fiscalía y a la Corte Suprema pero solamente en temas de corrupción, no en lo referente a los derechos civiles.

Israel Hayom no tiene su propia editora, por lo que el trabajo de impresión y distribución se ha externalizado al Haaretz. Hay rumores de que ese proceso salvó al Haaretz de la bancarrota.

La línea política del Israel Hayom: conservador en materia de seguridad, diplomacia y derechos civiles, y es un gran defensor de Netanyahu.



- Maariv

Cuota de mercado (junio de 2010): 12,5% durante la semana y el 16,1% los fines de semana.

Política: Durante años, Maariv fue el mayor enemigo del Yedioth, pero ahora ambos diarios han unido sus esfuerzos en su lucha contra el Israel Hayom.

Maariv se ve en dificultades financieras desde hace más de seis años, y desde entonces ha ido cambiando sus editores con frecuencia. El nuevo equipo de editores parecen haber estabilizado un tanto recientemente el diario.

Bajo su nueva redacción, Maariv ha dado un giro brusco a la derecha, por lo que la crítica sutil del papel de Netanyahu podría ser un tanto engañosa. Maariv mantiene una línea muy nacionalista y conservadora. Maariv puso en marcha la campaña contra el New Israel Fund (casa madre de las ONG de izquierda e inclusive antisionistas) mediante la publicación de los informes de Im Tirzu. El diario es muy hostil a la población árabe y a las organizaciones de derechos humanos. Entre los periódicos israelíes, Maariv es el que apoya la mayoría de las políticas de Avigdor Lieberman, y por lo general presenta una cobertura favorable a los proyectos de ley que Israel Beitenu está tratando de pasar en la Knesset.

Fuertes rumores aseguran que hay una decisión consciente por parte de los editores y directivos del Maariv de adoptar una línea editorial que aproveche las tendencias nacionalistas en la sociedad israelí. La promoción de articulistas conservadores como Kalman Livskind y Ben-Dror Yemini apoyaría esa teoría. Yemini es conocido por su campaña contra la influencia de la izquierda en el mundo académico y en los medios de comunicación de Israel. En repetidas ocasiones ha llamado a cortar los fondos estatales para aquellas películas, artistas y profesores que son "anti-Israel". La semana pasada publicó un doble ataque al periodista del Haaretz Gideon Levi por una entrevista que concedió a The Independent.

La línea política del Maariv: Muy conservador en materia de seguridad, anti-derechos civiles, contra la Corte Suprema, algo de crítica contra Netanyahu y ​​el ministro de Defensa Ehud Barak.



- Haaretz

Cuota de mercado (junio de 2010): 6,4% durante la semana y 7,4% los fines de semana.

Política: El Haaretz ha sido el diario liberal (de izquierdas, para entendernos) de Israel durante muchos años, y se podría afirmar que es el único periódico comprometido en apoyar los derechos civiles y la promoción de los valores democráticos (afirmación biempensante del articulista de 972). Según los estándares de Israel, Haaretz es muy crítico con el IDF y también ha sido muy criticado en los últimos años por llevar las cuestiones de los derechos de los palestinos a sus últimas páginas. Muchos activistas y políticos de izquierda también están consternados por la línea liberal que el Haaretz tiende a adoptar en cuestiones económicas.

La línea editorial del Haaretz es muy crítica con Netanyahu y Lieberman, aunque algunos periodistas importantes, como Ari Shavit y Yoel Marcus, son menos claros en ese tema. La periodista Amira Hass es especialmente conocida por su trabajo sobre los derechos palestinos.

La circulación del Haaretz no es importante - es casi similar al del sensacionalista Israel Post - pero es muy leído y discutido por los formadores de opinión pública, los políticos, los diplomáticos y la prensa internacional, por lo que tiene un peso mucho más importante que el predecible por sus ventas. Sin embargo, es muy importante recordar que muy pocos israelíes leen el Haaretz.

La línea política del Haaretz: liberal (de izquierdas) en materia de seguridad, de derechos civiles y en la economía; apoyo a la Corte Suprema, muy crítico con el gobierno de Netanyahu.

Labels:

Argentina negocia con Irán dejar de lado la investigación de los atentados - Pepe Eliaschev - Perfil


Ceremonia en Buenos Aires por las víctimas de los dos atentados


La "buena, el malo y el de los trabajos sucios"

El gobierno de la presidenta Cristina Kirchner estaría dispuesto a suspender de hecho la investigación de los dos ataques terroristas que sufrió este país en 1992 y 1994, en los que fueron destruidas las sedes de la embajada de Israel y de la AMIA en Buenos Aires, según revela un documento hasta hora secreto, recientemente entregado por el ministro de Relaciones Exteriores de la República Islámica de Irán, Alí Akbar Salehi, al presidente Majmud Ajmadineyad.

Para la diplomacia de Irán, las investigaciones argentinas habrían quedado cerradas. El canciller iraní le asegura en su informe al presidente Ajmadineyad que “la Argentina ya no está más interesada en resolver aquellos dos atentados, pero que en cambio prefiere mejorar sus relaciones económicas con Irán”.

El informe secreto, al que ha accedido PERFIL porque ha comenzado a ser analizado en las cancillerías de varios países, fue redactado luego de la reunión que el canciller argentino, Héctor Timerman, mantuvo con su contraparte de Siria, Walid al-Mohalem, y con el propio presidente Bashar al-Assad el 23 y 24 de enero último en la ciudad siria de Alepo.

El resto del artículo de Perfil

Labels:

Lo accesorio para Siria, según el Global, diario accesorio de la mañana



Hoy, en un artículo de Enric Gonzalez, corresponsal en Jerusalem que fue considerado muy benevolentemente por ciertos blogs pro-Israel como una "esperanza blanca", teniendo en cuenta lo que suposo la etapa anterior del inefable e insuperable Muñoz, comete una de esas tendenciosas contradiciones que demuestran perfectamente por donde van las querencias y el discurso oficial políticamente correcto.

Dice al final del artículo, donde se desliza la idea que se desea inculcar a los lectores:
Los Asad se declaran feroces enemigos del sionismo, pero se declaran dispuestos a firmar la paz con todo lo que ello exija (ruptura con Irán, Hezbolá y Hamás) en cuanto Siria recupere el Golán, la estratégica región montañosa que los israelíes le arrebataron en 1967 y ocupan desde entonces.

(...)

Además de ser conscientes de su debilidad militar frente a Israel, los Asad no tienen amigos ni enemigos, solo intereses. Su objetivo es recuperar el Golán. Lo demás resulta accesorio. El Gobierno israelí sueña estos días con la caída de los Asad y una ruptura del eje Teherán-Damasco-Beirut. Pero en sus momentos de lucidez teme que una hipotética desaparición de los Asad, con los que siempre ha podido negociar y que han trabajado para evitar conflagraciones que afectaran a la región, haga de Oriente Próximo una zona más peligrosa.
¿Lo demás resulta accesorio?

Cómo puede serlo cuando al comienzo del artículo nos dice:
Aunque es pequeña, Siria se siente grande. Cuando se rompió el Imperio Otomano, a principios del siglo XX, se daba por supuesto que Siria, sede del antiguo califato, incluiría su actual territorio más los actuales Israel, Jordania, Líbano y Gaza. Ese era el territorio natural de la Gran Siria.

La realpolitik de los Asad, sin embargo, ha logrado convertir Líbano en la más directa proyección de su poder regional. El Gobierno de Damasco se ha especializado en arbitrar las guerras sectarias libanesas, sin hacer ascos a ninguna alianza.
Es decir, parece que no resulta nada accesorio cuando no deja de entrometerse en el Líbano, país que controlan mediante sus servicios secretos y su alianza con Hezbollah, y donde hasta hace poco, ignoro si la cifra ha disminuido tras la salida de las tropas sirias, vivían y trabajaban casi un millón de sirios cuyas rentas eran muy importantes para la economía de Siria, por no hablar de los pingues negocios del peor calado que la élite gobernante siria realizaba a través de los bancos líbaneses.

Por otro lado, no deja de ser curioso la facilidad con la que el cronista afirma que están dispuestos a una ruptura con Irán, Hezbolá y Hamás. Puedo imaginar una ruptura no traumática con Hamas, pero ¿se rompe tan facilmente con Irán - y con Hezbollah - cuando este país le proporciona tantos servicios y ayudas al regimen sirio? Que sepamos es más una exigencia de Israel que un ofrecimiento sirio. Y es que, piénsenlo, ¿es más peligrosa una situación de beligerancia con Israel para la situación interna siria que llegue a poner en peligro la supervivencia del regimen alauita - ahora amenazada por su propia población, pero sin que Israel tenga que ver en el asunto- , o una posible intervención iraní al comprobar la ruptura de su alianza con Siria, o inclusive del mismo Hamas, que afin de cuentas es la rama palestina de los Hermanos Musulmanes, el peor enemigo del regimen alauita?

No será más bien que Siria no pretende abandonar su influencia y control del Líbano, de ningún modo accesoria, y que desea una devolución de los Altos de Golán que en ningún caso le suponga grandes costes y riesgos estratégicos, justo ahora cuando Irán se presenta cada vez más como gran potencia en la zona. ¿Quién irá al rescate del regimen sirio si abandona la alianza con Irán con las ganas que le tienen ciertos países sunitas por sus intromisiones (piensen en Arabia Saudí, El Libano, Jordania, Egipto...) y por la mencionada alianza chííta?

Labels:

Saturday, March 26, 2011

Orando en blanco y negro


Wailing Wall - Abba Richman


Kotel - Abba Richman


Año 1920


Año 1942



Labels:

Familias hasídicas - Tove Teitalbaum













Tova

Labels:

Ley y orden. El carácter especial de los Galitsianer - Allan Nadler - Forward



Un asesinato en Lemberg: Política, religión y violencia en la historia judía moderna - Michael Stanislawski

El 6 de septiembre de 1848, un joven judío ortodoxo con el nombre muy poco apropiado de A.B. Pilpel (en hebreo, pimienta), con su barba y tirabuzones, y vestido con un sombrero negro y un larga caftán, entró en la cocina del rabino del distrito de Lemberg, Abraham Cohen y, fingiendo encender un cigarro al calor de la estufa, depositó arsénico en la sopa de la familia Cohen. Pocas horas después de la cena de esa noche, toda la familia Cohen cayó gravemente enferma. Y a las 3 de la mañana del día siguiente, el rabino Cohen y su pequeña hija Teresa habían fallecido. La esposa del rabino Cohen, Magdalena, y sus cuatro hijos mayores sobrevivieron a la intoxicación. Se dice que el rabino dijo mientras agonizaba "ningún judío podía haber hecho esto...". Pero como demuestra razonablemente Michael Stanislawski en su nuevo y fascinante libro, "Un asesinato en Lemberg", el rabino estaba equivocado. La polémica designación por parte del gobierno de los Habsburgo de un rabino liberal para la capital de la Galitzia judía, Lemberg (Lwow en polaco, y hoy la ciudad ucraniana de Lviv), dio lugar al primer líder judío en ser asesinado por otro judío desde la segunda rebelión judeana contra los romanos.

Antes de desentrañar los detalles de la investigación del asesinato y los subsiguientes juicios y apelaciones de Pilpel y sus colaboradores - incluyendo a Hirsh Orenstein, quien, irónicamente, se convirtió en el rabino en jefe de Lemberg 30 años después del asesinato de Cohen -, Stanislawski hace un trabajo magistral introduciendo al lector en los profundos conflictos culturales, religiosos y políticos en la Galitzia austríaca durante el siglo XIX, ese territorio ubicado al sur de la Polonia anexionada por el imperio de los Habsburgo durante las divisiones territoriales de Polonia iniciadas en 1772.

Stanislawski desestima muchos de las concepciones erróneamente atribuidas habitualmente a los Galitsianers, como se denominaban en yiddish a los judíos de ese territorio, en particular la noción generalizada de que, en contraste con las poblaciones judías situadas al Oeste (los Yekkes, o alemanes judíos) y al Norte (los Litvaks, o judíos lituanos), los Galitsianers eran en su mayoría unos hasidim primitivos y poco educados, sin contacto con cualquiera de los valores modernos provenientes de Europea o de la reforma religiosa. El hecho es que unas décadas después de su anexión por Austria (los Habsburgo), Galitzia se había convertido en un semillero de judíos radicales e ilustrados, también conocidos como maskilim, así como de una clase burguesa y liberal de judíos que fomentaron el desarrollo del Judaísmo Reformista. Fueron estos emancipados y liberales Galitsianers quienes construyeron el magnífico Choral Temple en Lemberg, e invitaron a Abraham Cohen para que fuera su rabino y el director de su escuela hebrea en 1843.

Sin embargo, la gran mayoría de los judíos de Lemberg eran muy ortodoxos y estaban profundamente resentidos con el gobierno austriaco por la promoción del rabino Cohen a la posición del jefe de distrito, o rabino jefe, en 1846. La oposición ortodoxa a Cohen se volvió cada vez más desagradable y violenta después de la propuesta aprobada por el gobierno austríaco de prohibir la vestimenta Galitsianers tradicional, con sus "de sombreros de alas anchas y largas capas negras”. Y así como su propio templo y la escuela hebrea de Cohen fueron avanzando a grandes pasos - el registro de la escuela creció exponencialmente durante el breve mandato de Cohen como director -, la comunidad ortodoxa le inundó de denuncias en su contra. En enero de 1848, cuando se dirigía desde su casa a su sinagoga, Cohen fue atacado y golpeado por una pandilla de jóvenes ortodoxos. A pesar de la respuesta inmediata de la policía, se negó a presentar cargos.

Esta postura de “no confrontación” con los ortodoxos era una forma de tranquilizar a su esposa, quien ahora temía por su seguridad, y le instaba a que la familia abandonara Lemberg de inmediato: "Yo estoy después de todo entre judíos, así pues ¿qué me podrían hacer finalmente?". Esta misma fe en la civilidad de su pueblo acompaño al mismo Cohen hasta la hora de su muerte, cuando insistió en que los responsables de la intoxicación no podían ser judíos.

Irónicamente, el desdén del occidentalizado Cohen por la primitiva cultura de los Galitsianers ultra-ortodoxos, el cual documenta Stanislawski, así como su confianza en la decencia esencial de los judíos sin importarle su denominación, constituían una especie de marca particular de la rama liberal del chauvinismo judío alemán. Por ejemplo, Cohen fue el autor de una crítica de las costumbres tradicionales durante el duelo judío - como la rotura de una prenda antes de la sepultura, y sentarse en sillas bajas durante el período de shiva -. Stanislawski escribe que Cohen consideraba estas prácticas como emblemáticas del primitivo judaísmo medieval oriental y como totalmente incompatibles con los modernos sentimientos judíos occidentales europeos:
"Nosotros, sin embargo, como enteramente europeos y como alemanes, encontramos estas costumbres exóticas y repulsivas, incluso aterradoras para nosotros alemanes de sangre fría..., volviendo más profundo y reservado nuestro dolor".
Al final, los acusados, Pilpel y sus colaboradores, fueron absueltos de todo, a pesar de una serie de llamamientos dirigidos por Magdalena Cohen que llegó hasta el final ante la corte del distrito en Lemberg y ante el más alto tribunal de apelaciones en Viena. El gobierno de la corona de Austria se mostró especialmente cauteloso tras las revoluciones de 1848 a la hora de alienarse a los judíos galitsianers más conservadores que hasta entonces habían permanecido leales a Viena durante las insurrecciones nacionalistas polacos, y que en general contaron con el apoyo de los judíos más liberales y aculturados. El veterano deseo de los Habsburgo de modernizar las masas judías de Galitzia, el cual comenzó en 1781 con el famoso "Edicto de Tolerancia" del emperador José II, quedo entrampado por las preocupaciones sobre la insurrección política.

Como deja muy claro tanto en su introducción como en la conclusión, Stanislawski considera el asesinato del rabino Cohen como un punto de inflexión en la historia judía moderna. A pesar de que no desarrolla el tema, se observa que hay similitudes entre este misterioso asesinato y el del primer ministro israelí Yitzhak Rabin, a pesar del siglo y medio que separan ambos asesinatos. De hecho, Stanislawski afirma que nunca pudo superar el angustioso cuestionamiento que planteaba el asesinato de Rabin, incluso después de la Segunda Intifada y los nuevos traumas nacionales israelíes que generó atenuando la memoria de Rabin:

Y así la cuestión de cómo un judío puede matar a otro judío, ya sea por razones políticas o religiosas, ha pasado a segundo plano. Pero no para mí. El asesinato de Rabin me dio un incentivo adicional para profundizar en un caso de una época anterior, casi desconocido, un asesinato interjudío que me había intrigado durante años pero sobre el cual no había podido obtener la información suficiente”.

El colapso de la Unión Soviética, cuyo férreo y paranoico control de sus vastos archivos había convertido en casi imposibles las nuevas investigaciones que en el siglo XX se acometían sobre episodios como el asesinato del rabino Cohen, ha permitido inaugurar una nueva era en los estudios de Europa del Este. Los historiadores judíos de todo el mundo han acudido en masa a los archivos ya abiertos en cientos de ciudades y pueblos de toda Rusia, Polonia, Lituania, Ucrania y Bielorrusia, y así investigar los muchos tesoros de documentos largamente inaccesibles. Como resultado de su investigación, nuestra comprensión de la historia judía moderna se ha revisado y vivificado.

El libro de Stanislawski es la última contribución a este renacimiento investigador. Más allá del puro placer literario de su cautivante narración y de la novedad inherente que supone el misterioso asesinato llevado a cabo por algunos judíos galitsianers, el autor añade información importante de la compleja, y ya desaparecida, comunidad judía de Galitzia, una sociedad amargamente dividida entre la fidelidad a la tradición y la emoción que desataban los modernos despertares nacionales que culminaron en las revoluciones de 1848, el año del asesinato del rabino Cohen. Stanislawski ha escrito no sólo una importante obra histórica y moral sobre los peligros del extremismo religioso, sino también una advertencia sobre los peligros imprevisibles que se pueden desatar cuando los gobiernos tratan de forzar la llegada e implantación de la modernidad en una sociedad tradicional profundamente religiosa.

Labels:

¿El regimen sirio ya no tiene corresponsales y "expertos" españoles que le halaguen?


Muy prudentemente el Global habla de ola de cambios, sin aventurar regímenes "democráticos e igualitarios" como sus colaboradores adeptos al panfleto. Ojo, novedad, hay derecho a realizar comentarios

Todo es de agencias y de periodistas y corresponsales que habitualmente, aun descargando por el sistema pauloviano imperante contra Israel, no han sido apologistas del régimen. ¿En dónde se han metido los corresponsales desde Beirut de El Mundo, siempre amables con Hezbollah y con uno de sus jefes, el régimen sirio? ¿Y los arabistas de guardia, dónde están? ¿Y los expertos oficiales del Global, editorialistas y articulistas?

Ahora, cuando tantos solicitan la Tercera Intifada (Israel no puede irse de rositas, dicen las víctimas de esa ansiedad pauloviana y demás seguidores del "mentiroso como héroe"), y en alguno casos denuncian desde sus confortables hogares occidentales el "aburguesamiento palestino" ocasionado, o bien por el cansancio o bien por la mejoría de su economía (!que diferencia con Hamas y la Yihad islámica!, palestinos probos y sin tacha), de golpe y porrazo algunos de sus regímenes preferidos parecen deshacerse ante sus ojos.

!Complot!, gritarán algunos dentro de poco, mientras rezan (a Allah, por supuesto) para que los palestinos recuperen el ardor y esperan los próximos artículos del Global atacando a Israel, esa especie de alimento espiritual políticamente correcto tan necesario en estos momentos de desconcierto para que la progresía biempensante mantenga prietas sus filas (los subsidiados no lo necesitan, los euros públicos ya los han cimentado bastante).

Y es que tantas y continuas noticias desconcertantes sobre las supuestas revoluciones árabes y sobre las muy desconocidas y "perennes víctimas árabes de ese CONFLICTO que personifica Israel, y que rige y determina el futuro del universo e imposibilita el "otro mundo es posible"", pueden comenzar a resquebrajar superioridades morales tan poco sostenibles.

Labels:

Con la que está cayendo: Hacia un nuevo récord, 6 resoluciones de las 14 que valorará la ONU son anti-Israel. Bravo por la ONU - JSSNews



Desde el récord anterior de Israel ante las Naciones Unidas ha transcurrido un año. Eso es lo que publicamos en su día:
"El Consejo de Derechos Humanos de la ONU acaba de pasar cinco resoluciones contra Israel en 48 horas.

A lo largo de la historia de las Naciones Unidas es la primera vez que un país es sancionado tanto y en tan poco tiempo. Por lo general, se deja a Israel tranquilo al menos 24 horas entre dos condenas. Hay que decir que Israel ya tiene el récord mundial de sanciones desde los últimos 5 años, casi un tercio de las sanciones globales apuntan al Estado judío. Por lo tanto, en las últimas 48 horas Israel ha sido sancionado cinco veces. En cambio, sólo tres países han sido sancionados una vez: Birmania, Corea del Norte y Guinea. Tres sangrientas dictaduras".
Este jueves, las Naciones Unidas, y en especial su Consejo de Derechos Humanos, votará seis resoluciones condenando a Israel. Seis resoluciones de condena exclusivamente de Israel de un total de 14. Mientras tanto, poner una sola resolución contra Irán... cero, nada de nada, a lo sumo, y ahora, alguna resolución contra Libia!

En una de las resoluciones se solicita al Consejo de Seguridad encare remitir la situación en los "territorios palestinos ocupados" a la Corte Penal Internacional.

En general, el Consejo debe adoptar 38 resoluciones, de ellas 14 se ocupan de países individuales. El Comité de Derechos Humanos debe aprobar resoluciones criticando los derechos humanos en Myanmar, Corea del Norte y Costa de Marfil. También hay resoluciones que solicitan cambios en Burundi, Túnez, Congo y Guinea.

Cuando se trata de Irán, una breve resolución del Consejo aboga por la creación de un puesto de relator especial para la situación de los derechos humanos. Pero la resolución no contiene ninguna condena de violaciónes de los derechos humanos.

Sin embargo, y en cuanto a Israel, habrá una resolución sobre los Altos del Golán, una sobre el último incidente de mayo (la flota hacia Gaza) y una tercera sobre el derecho palestino a la autodeterminación.

Otras dos resoluciones se refieren a la presencia israelí en Judea y Samaria y Jerusalén oriental y la sexta y última es una resolución basada en un grupo de trabajo que supervisa los trabajos de Israel después del cese el fuego tras la operación Plomo Fundido. En otras palabras... !Una nueva resolución Goldstone!

Todas estas resoluciones deberan ser aprobadas en un momento en que los palestinos han lanzado más de 80 cohetes contra Israel en cinco días. Cohetes que en algunos casos entraron profundamente en el territorio de Israel. Cohetes que en algunos casos iban cargados con fósforo.

Y todo esto sin resoluciones aprobadas sobre la masacre de Itamar, sobre el ataque contra un autobús en Jerusalén y sin resoluciones adoptadas tras la detención del buque Victoria y sus 50 toneladas de armas dirigidas a Gaza.

En 15 sesiones, el Consejo aprobó 51 resoluciones relativas a los distintos países. Incluyendo 35 dedicadas exclusivamente criticar a Israel.

Labels: , ,

Friday, March 25, 2011

La revolución egipcia mejora: test de virginidad obligatorio para las detenidas


Los troskos de la LCR, y demás progresía de salón, ¿se enterará de estas noticias y, más importante, si es así, reaccionará?

Me entero gracias a JJSNews y Elder of Ziyon de un comunicado de Amnesty International:
Amnistía Internacional ha pedido hoy a las autoridades egipcias que investiguen las graves denuncias de tortura, incluidos "test forzosos de virginidad", infligidas por el ejército contra las manifestantes detenidas en la Plaza Tahrir a principios de este mes.

Después de que los oficiales del ejército despejaran violentamente de manifestantes la plaza el pasado 9 de marzo, por lo menos 18 mujeres fueron detenidas por los militares. Amnistía Internacional ha sido informada de que fueron golpeadas, se les aplicaron descargas eléctricas, se les sometió a registros tras obligarlas a desnudarse mientras algunos soldados las fotografiaban y, a continuación, fueron obligadas a someterse a "test de virginidad" y amenazados con cargos de prostitución.
Dice además Amnistia Internacional:
"Los test de virginidad" son una forma de tortura cuando se fuerza o por coacción.

"Obligar a las mujeres a pasar estas pruebas de virginidad es totalmente inaceptable. Su objetivo es degradar a las mujeres por ser mujeres". "Todos los miembros de la profesión médica debe negarse a participar en esas supuestas pruebas" [N.P.: El nº 2 de Al Qaeda es médico. De los cinco primeros líderes de Hamas, cuatro son médicos. En Hezbolá, 3 de los 5 responsables ejecutivos son médicos].

Salwa Hosseini, de 20 años de edad, dijo a Amnistía Internacional que después de que fuera detenida y llevada a una prisión militar en Heikstep, ella y otras mujeres debieron quitarse toda la ropa para que la registrara un guardia de la prisión femenina y permanecer en un habitación con las ventanas y dos puertas abiertas. Durante el registro ya desnudas, Salwa Hosseini dijo que algunos soldados entraron en la habitación y tomaron fotos de las mujeres desnudas.

Las mujeres se sometieron a "test de virginidad" en una habitación diferente que fueron llevados a cabo por un hombre con una bata blanca. Se les amenazó con que "las que no fueran vírgenes se les acusaría de prostitución".

Según la información recibida por Amnistía Internacional, una mujer que dijo que era virgen, pero cuyos test demostraron lo contrario, supuestamente fue golpeada y recibió descargas eléctricas.
Como decía en el Global el "mentiroso como héroe": "pero la geografía cambie, que (Israel) siga siendo un islote, un islote de bárbaros y fanáticos rodeado por un mar de nuevos Estados igualitarios y democráticos". Mentiroso y profeta de pacotilla

Labels:

Thursday, March 24, 2011

Cómo la izquierda israelí estafa a los árabes - Yaacov Lozowick



En el último recuento de la población de Israel, unas 5.839.764 personas eran judíos (faltan por contabilizar más de 160.000 personas de origen ruso que, según las leyes del Rabinato, no serían propiamente judíos, o bien serían cristianos) y 1.229.424 musulmanes (contanto la población árabe de Jerusalem este, y descontando también a cerca de 250.000 drusos y árabes cristianos en total, y de tamaño similar). Aproximadamente el 16,5% de la población de Israel es musulmana, es decir, hay 60 veces más musulmanes en el Estado judío que judíos en toda la Liga Árabe

Podíamos hablar del último atentado en Jerusalem y como la agencia Reuters habla de que "la policía describió la explosión como un 'ataque terrorista', el término que en Israel se utiliza para un ataque palestino", o como en Le Monde insisten en que, y parece que equivocadamente, el autobús se dirigía a la colonia judía de Maalé Adoumim, en el Jerusalem Este, y por lo tanto en Cisjordania, es decir, que se deja entender que eran blancos más o menos legítimos aunque no sepamos cual era su parada.

Pero visto el negro futuro (¿aún más?) que se me antoja para ellos, traduzco el comienzo de un post que habla de las bellas almas de progreso de la izquierda israelí, que sin duda echarán la culpa de lo sucedido a Netanyahu, Barak, Lieberman, los rusos, los haredíes, los colonos, los sionistas religiosos, la derecha, el centro y, muy al final, quizá les caiga algo a los palestinos, pero contra sus deseos más profundos y nobles, y provocados, por supuesto (la desesperación...).
Un profesor amigo mío me contó hace poco una anécdota fascinante. Fue reclutado por un grupo de profesores americanos, árabes e israelíes a una reunión anual donde básicamente hablan sobre los diferentes aspectos en los que Israel resulta malo para la región [N.P.: vamos, la típica autocrítica progre]. Es posible que también hubiera otros temas en el orden del día, pero me mostró suficiente material para no catalogarla precisamente de una reunión sionista ni mucho menos. Una vez allí, dio la casualidad que tuvo una intensa y prolongada discusión intelectual con uno de los más destacados profesores árabes, un hombre que ha tenido, y puede volver a ocupar, cargos ministeriales de relieve en su país.

En el epílogo de la reunión los profesores árabes se quejaron al jefe de la delegación de Israel: ¿Cómo es posible que hayamos estado reuniéndonos y conociendo gente durante 15 años, y hasta esta reunión nadie había sido capaz de explicarnos por qué es tan importante para los judíos su propio país?

La respuesta, por supuesto, es que mi amigo era el primer centrista israelí que habían conocido (y había sido invitado). Los israelíes que hasta entonces habían participado en las reuniones durante todos estos años eras izquierdistas de corazón dolorido, cuyo propósito más destacado era llegar a un acuerdo con el resto sobre lo mal que hace Israel todas las cosas, con la esperanza de que ellos, los izquierdistas israelíes de corazón dolorido, fueran aceptados como diferentes (de la mayoritaria gentuza israelí). De camino, confirmaban a sus interlocutores árabes que los israelíes eran gente inaceptable y había que enfrentarse a ellos.

Labels:

Wednesday, March 23, 2011

Salida digna - Gabriel Albiac - ABC



La ideología se asienta sobre ausencia de ideas y exceso de retórica: una amalgama letal en sociedades capaces de fabricar conciencias a medida. El estallido brutal de los totalitarismos marcó el inicio de ese tiempo en el cual la ficción suple a la realidad ventajosamente. Un necio armado de sonoras vaciedades es la variedad más peligrosa de la especie humana. Triunfará, si a eso une la impecable ausencia de sentido del ridículo. La necedad, multiplicada por el altavoz propagandístico, se trocará en verdad, la única, la exterminadora verdad que exige que todo análisis no concordante con su salvífico mensaje sea aniquilado. Hitler o Stalin podían ser sujetos ridículos; lo son, a poco que escuchemos, en el frío que impone la distancia, sus palabras; a poco que descompongamos la desmesura semiótica de sus gestos. Triunfaron. Hay en lo monstruoso un enfermo atractivo. Basta que quien esté detrás del ojo de la cámara sea Leni Riefenstahl, para que los gestos grotescos del Führer en el estadio olímpico berlinés del 36 revistan esa épica de canto colectivo en la cual los gregarios humanos tanto aman identificarse.

Pasaron tres cuartos de siglo. La capacidad de hacer con cualquier cosa un gobernante ha accedido a su final refinamiento. No hay partidos políticos ya; sólo agencias publicitarias. Que le dan al votante lo que el votante quiere; el equivalente exacto de lo que se traga cada noche ante la tele: basura. Recamada de abalorios y quincalla que ciegan, con su bárbaro destello, los ojos de los maltratados por una vida hecha de repeticiones. No hay límite: a mayor vulgaridad, identificación más alta. La clientela de telebasura y políticos no perdona: aquel que desee su anuencia debe avenirse a exhibir hasta qué punto es un monstruo. Televisor y urnas son el espejo mágico de la bruja de Blancanieves. El ciudadano exige que la imagen que aparece le resulte aún más abyecta que la suya propia. Por eso triunfan en los talk-shows personajes repulsivos. Por eso ganó dos veces en las urnas Zapatero: lo inconcebible. Racionalmente.

Llegó al poder, porque una pulsión masoquista demasiado humana está siempre tentada de poner en el mando supremo al tonto de la tribu. Era cosa de mucha risa, y además —necios de nosotros— pensamos que el descacharrante sainete nos iba a salir gratis, porque, al fin, las cosas del Estado funcionan por sí mismas y uno podría —como hicieron los hippies californianos, en los años sesenta— presentar un cerdito a las presidenciales con la certeza de que, si ganaba, todo continuaría igual que con un bicho humano. La boutadeera graciosa. Su anacrónico éxito aquí ha sido catastrófico.

Cuando el Nadie sonriente se instaló en la Moncloa, éste era un país rico. Siete años después, está en la ruina. Cuando el pánico colectivo puso el Estado en manos del ángel de las «ansias infinitas de paz», España había haciéndose un sitio en el juego de las relaciones internacionales. Siete años después, nos queda Chávez. Y una guerra. De verdad. Absurda. No sé si será cierto lo de que piensa marcharse ahora, tras haber enlodado realidad y retórica de un modo loco. Para volverse a casa. Tan tranquilo. Yo en su lugar, al menos, me volaría los sesos. Dignamente.

Labels:

Como dice el tango, "que veinte años no es nada" - Dry Bones


Construyendo el nuevo Oriente Medio (1991)

- Vivir en el nuevo Oriente Medio puede resultar muy exitante...
- pero el camino a transitar puede ser muy peligroso...
- si va directamente a través del viejo Oriente Medio

Labels:

(Por fin...) La guerra progresista - Edurne Uriarte - ABC



Lo más hilarante del titular que preside esta columna es que ya ha sido utilizado como tal, pero no en un sentido irónico, sino con la pretensión de significar precisamente eso, que ésta, la de Libia, es una guerra progresista. Y lo ha hecho en Estados Unidos Ross Douthat, ayer, en The New York Times («A Very Liberal Intervention»), con el objeto de defender la guerra de Obama lo mismo que José Blanco aquí, «esto no es Las Azores», para defender la guerra de Zapatero. Y es cierto que en esta foto de las Azores hay, en efecto, más progresistas, dos, Zapatero y Obama, por dos conservadores, Cameron y Sarkozy, y allí había uno, Blair, frente a tres conservadores, Aznar, Bush y Durao.

Pero, más allá de la estética, lo que le ocurre al progresismo americano es que esta guerra cuestiona aquello que Obama dijo en sus mítines preelectorales de que no se podía imponer la democracia a punta de pistola. Y aún contradice más a Zapatero que siempre negó la guerra como medio para solucionar cualquier tipo de conflicto. Y uno y otro han aceptado en la práctica la doctrina neoconservadora de la utilización de la fuerza militar para defender la libertad e impulsar la democracia fuera de las fronteras nacionales. Lo que se esfuerzan en negar con la apelación a la guerra justa de Libia frente a la guerra injusta de Irak.

Pero tanto en aquella como en ésta hay dos pueblos masacrados por los dictadores y una negativa de esos dictadores a aceptar las exigencias de la comunidad internacional. Y una intervención militar que quiere imponer la libertad con bombas. Las esencias de la guerra justa. Con el peligro de matar civiles en el empeño, aún más si la guerra no se gana con rapidez, Gadafi persiste en la represión y la comunidad internacional se ve obligada a reconsiderar el acuerdo de la no intervención terrestre.

Y tanto en aquella como en ésta hay una intervención multilateral, por mucho que persistan algunos en llamar unilateral a una guerra de Irak que contó con el apoyo de más de 20 países. Y hay división europea, ahora con la oposición de Alemania como entonces de Alemania y Francia. Otorgar la clave de la legitimidad de esta guerra a la resolución de un organismo, ONU, en el que deciden las dictaduras es de una ceguera democrática comparable a la del pasado pacifismo de Zapatero.

No se apela esta vez, es cierto, a la seguridad occidental y no existe el error de las armas de destrucción masiva. Pero tampoco hay ahora un 11-S y una Al Qaeda en plena expansión. Quizá, porque ya se hizo aquella guerra. Y en Irak hay una democracia que combate a Al Qaeda y el norte de África pretende seguir por esa senda.

Labels:

El Golem de Praga en la literatura rabínica reciente - Shnayer Z. Leiman - blog Seforim



En un número reciente de המאור, una reputada revista rabínica, aparece un aviso anónimo sobre el Golem de Praga. Al parecer, un rabbi de Brooklyn habría negado públicamente la autenticidad de la historia del Golem del Maharal afirmando que Yudel R. Rosenberg (fallecido en 1935) - en su נפלאות מהר"ל (Piotrkow, 1909) - fue el primero que sugirió que el Maharal habría creado un Golem. De acuerdo con lo relatado en la revista, el rabbi de Brooklyn basó en parte su argumentación en el hecho de que ningún judío había registrado anteriormente en alguna publicación la historia de que el Maharal hubiera creado un Golem. En respuesta a esta negativa, el aviso anónimo menciona seis "pruebas" de que el Maharal de Praga, de hecho, habría creado un Golem. Aquí, tenemos esas "6 pruebas" que revisaremos brevemente para intervenir en el debate en curso sobre si el Maharal creó un Golem.

1.- ¿Cómo podría alguien imaginar que un libro [judío] escrito entonces (en la segunda mitad del siglo XVI) pudiera incluir una descripción de cómo podían provocar los judíos la muerte de numerosos cristianos (por medio del Golem)? En ese momento, los censores habrían censurado esas enseñanzas judías con pleno fundamento. El temor a las autoridades cristianas caracterizaba cada movimiento que realizaban los judíos, desde los más jóvenes hasta los más ancianos.

El argumento se presenta como una justificación de la falta de datos sobre una supuesta relación entre el Maharal y el Golem. Nos dice que sólo en el siglo XX esa historia podría aparecer completa y ser impresa, tal como aparece en מהר"ל נפלאות. Aparentemente, el autor de la notificación anónima no ha leído nunca מהר"ל נפלאות. El volumen no muestra cómo "los judíos podían provocar la muerte de numerosos cristianos". Si aquí se hace referencia al castigo impuesto por el Golem a los cristianos creadores de libelos de sangre, nunca representa al Golem desencadenando la muerte de cualquier persona, ya fuera cristiano o judío. Si la referencia aquí es el libelo de sangre en sí, sólo describe cómo los criminales cristianos que conspiran contra los judíos (por medio de los libelos de sangre) posteriormente son llevados ante la justicia por los propios cristianos. En ninguna parte se describe a los judíos provocando la muerte de numerosos cristianos.

Este argumento, por supuesto, no prueba que el Maharal creará un Golem en el siglo XVI.

2.- La creación del Maharal del Golem se alude en su epitafio, en la línea que dice: "No es posible relatarlo". Más prueba que esta no se necesita.

La línea completa en el epitafio dice lo siguiente: "Para él, la mejor alabanza era el silencio, pues en cualquier caso, no es posible relatar el impacto completo de sus muchas buenas acciones". Véase el Salmo 65:2 y el comentario de Rashi de ד"ה סמא דכולא. משתוקא Meguilá . Nada se dice aquí - o se sugiere - de la existencia de un Golem. Más pruebas de su existencia sí son necesarias.

3.- Si esto fue una invención del autor de נפלאות מהר"ל, ¿cómo es posible que no se desencadenara una tormenta contra él cuando se publicó su libro hace un siglo? Aunque alguna voz solitaria se levantara en su contra, la mayoría de Gedolei Israel saludó su libro con estima, sobre todo porque su autor era un conocido y respetado Gaón, autor de numerosas obras, el rabbi Yehuda Yudel Rosenberg.

En primer lugar, cabe señalar que R. Yudel Rosenberg no inventó la noción de que el Maharal de Praga había creado un Golem. La evidencia del Golem del Maharal se remonta a 1836 (antes de naciera R. Yudel Rosenberg). Si el rabino de Brooklyn manifestaba lo contrario, estaba muy equivocado. Por lo tanto, la afirmación en 1909 de que el Maharal de Praga había creado un Golem ocasionó poca o ninguna sorpresa.

En segundo lugar, R. Yudel Rosenberg atribuyó el libro a R. Itzjak b. R. Shimshon Katz, el yerno y contemporáneo del Maharal. R. Yudel describe con gran detalle cómo había logrado entrar en posesión de ese raro manuscrito. No había ninguna razón para sospechar de inmediato que se trataba de una broma literaria, sobre todo viniendo de la mano de R. Yudel Rosenberg.

En tercer lugar, si el libro hubiera contenido material peyorativo sobre el Maharal, una tormenta seguramente se habría desatado en su contra. En su lugar, el libro presentaba al Maharal como un maestro cabalista que había creado el Golem con el fin de evitar las notorias acusaciones de los libelos de sangre contra los judíos. ¿Por qué nadie había de protestar en contra de esta imagen heroica del Maharal?

En cualquier caso, aunque admite que un "la mayoría de Gedolei Israel saludó su libro con amor" (una dudosa afirmación que no se puede probar), eso no "prueba" que el Maharal hubiera creado un Golem. Un libro publicado en 1909 no es una prueba de que el Maharal creara un Golem en el siglo XVI.

4.- Los hasidim de Chabad se refieren con detalle a cómo R. Yosef Itzjak Schneerson visitó el ático de la sinagoga Altneu en Praga y vio lo que vio. No fue el primero en hacerlo, ya que sabemos de otros sabios y ancianos en los últimos 400 años.

De hecho, se puede decir que una larga lista de nombres famosos y no tan famosos han visitado el ático de la sinagoga Altneu. Que el santo Rebbe, R. Yosef Itzjak Schneerson, visitó el ático de la sinagoga es Altneu es un hecho comprobado. Se registra en documentos contemporáneos, es decir, en el Sichos y cartas de su sucesor, el Rebbe, el R. Menajem Mendel Schneerson.

Exactamente lo que el Rebbe vio en el ático es más incierto. Según una versión, cuando se le preguntó, R. Yosef Itzjak optó por no responder. De acuerdo a otro relato, informó que vio "lo que quedaba de él", es decir, del Golem. Para los Lubavitchers, esto puede ser la prueba irrefutable de que el Maharal había creado un Golem, y tal vez así es como debe ser. Pero para los historiadores, el polvo - o incluso una forma corporal - avistado en un ático a principios del siglo XX casi no constituye prueba alguna de que el Maharal hubiera creado un Golem en el siglo XVI. Como cuestión de hecho, hay que señalar que una serie de reformas de envergadura tuvieron lugar en el ático de la sinagoga Altneu en 1883. No hay pruebas de que entonces el Golem fuera descubierto. Un equipo de filmación visitó y filmó el desván en 1984. No hay pruebas de que el Golem fuera descubierto.

5.- Nadie discute el hecho de que el Maharal puso fin a las acusaciones y libelos de sangre que los judíos había sufrido durante generaciones. Y aunque ello no se explique con detalle en el libro [נפלאות מהר"ל], ¿podría alguien explicar cómo el Maharal lo habría logrado (sin el Golem)?

La pregunta retórica al final de la quinta "prueba" presupone la existencia del Golem. Sólo mediante el Golem el Maharal tuvo el poder suficiente para contrarrestar las acusaciones de los libelos de sangre. Nadie discute que el Maharal puso fin a las acusaciones de los libelos de sangre, al contrario, nadie ha descubierto una pizca de evidencia que vincule al Maharal con el remedio a las acusaciones de los libelos de sangre. En ninguna parte de sus escritos, en ninguna parte en los escritos de sus contemporáneos (judíos y no judíos) y de los discípulos, hay una palabra que nos hable de la participación del Maharal a la hora de evitar esas acusaciones. La idea de que eso puso fin a las acusaciones de los libelos de sangre es históricamente falsa. Si bien esas acusaciones se hicieron menos frecuentes en las tierras de los Habsburgo a partir del siglo XVI, apenas desaparecieron. Desde el siglo XVI al XVIII, los libelos de sangre recorrieron en gran medida la Europa del Este. Tan sólo en Polonia, entre 1547 y 1787, hubo 81 casos registrados de libelos de sangre contra los judíos. El caso Beilis es un triste recordatorio de que la acusación de libelo de sangre continuó también en el siglo XX.

Huelga decir que este argumento no demuestra que el Maharal creara un Golem en el siglo XVI.

6.- Vi en מליצי אש a 18 Elul,13 , una cita de una copia manuscrita de una carta del Maharal del año 5343 [= 1583] dirigida a R. Yaakov Ginzburg, describiendo cómo el Maharal se dirigió al Cielo para crear un Golem con el fin de salvar al pueblo judío. Véase allí para más detalles.

El manuscrito del que se hace referencia aquí es una notoria falsificación del siglo XX de una carta atribuida al Maharal, la cual se basa en el libro de R. Yudel Rosenberg נפלאות מהר"ל. El Munkatcher Rebe, R. Hayim Eleazar Shapira (d. 1937), fue al parecer el primero de muchos en dejar en claro que era una falsificación.

II

En un número posterior de la mencionada revista rabínica, R. Hayyim Levi añadido 4 nuevas "pruebas" de que el Maharal creó un Golem. Un breve resumen de cada una de las "nuevas pruebas" es seguido por una breve discusión sobre el peso que debe darse a estas pruebas en el debate actual de el Maharal creó o no un Golem.

1.- El חיד"א in en su שם הגדולים6 cita un responsum que a su vez cita una carta de R. Ha-Kohen Naftoli de Frankfurt, que menciona que su antecesor el Maharal "hacía uso del Espíritu Santo”. El חיד"א añade que oyó una historia increíble sobre el Maharal y una revelación que tuvo lugar en una conversación privada entre el Maharal y el rey de Bohemia.

Ni una palabra sobre el Golem de Praga aparece en cualquiera de estas fuentes. De hecho, de lo que hemos podido examinar de las pruebas disponibles (en el caso de la historia impresionante oída por חיד"א ), aparentemente no tenía nada que ver con un Golem.

2.- R. Shimon de Zelikhov, משגיח de Yeshivat Hakhmei Lublin, dijo: "Todo el mundo sabe que el Maharal había utilizado el Sefer Yetzirah y había creado un Golem. No pretendo que se tengan que creer los historias y leyendas sobre el Maharal, pero está claro que el Maharal utilizó el Sefer Yetzirah y creó un Golem".

R. Shimon de Zelikhov, un gran Gaon y zaddik, murió como un mártir en 1943 Su afirmación en el siglo XX, a pesar de su peso, no prueba que el Maharal creara un Golem en el siglo XVI.

3.- En un libro el autor de אלף כתב escribe que se enteró por el Rebe Spinka, en 1922, que había visto una carta original del Maharal en la que se describía cómo y por qué se creó el Golem.

Esta es la misma notoria falsificación del siglo XX que aparece como una "prueba" en la anterior sección. Para la refutación de esta prueba, véase la referencia citada en la nota anterior.

4. -Ver סיפורים נחמדים que registra una historia en el nombre de R. Itzjak de Skvere acerca del Maharal, el Golem, y la doble recitación מזמור שיר ליום השבת al servicio de קבלת שבת.

Esta historia, publicada por primera vez en 1837, es una de las más antiguas que liga el Maharal a las historias del Golem. Fue narrada por R. Itzjak de Skvere, y publicada en yiddish
(en 1890) y en hebreo (en 1903). Historia maravillosa como sólo algunas pueden serlo, no puede aducirse como "prueba" para un supuesto evento que tuvo lugar unos 300 años antes.

Incluso al margen de los dictados del racionalismo, lo que se opone a la idea de que el Maharal creara un Golem es el hecho de que en ninguna parte de sus voluminosos escritos existe indicación alguna de que él creara algún Golem. Más importante aún, ningún contemporáneo de Praga del Maharal - ni judío ni gentil - parece haber sido consciente de que el Maharal hubiera creado un Golem. Incluso cuando se le elogió, ya sea David Gans צמח דוד o en su epitafio (véase más arriba), ni una palabra se dice sobre la creación de un Golem. Ninguna obra publicada en el hebreo en los siglos XVI, XVII y XVIII (incluso en Praga) es consciente de que el Maharal hubiera creado un Golem.

En este contexto, vale la pena señalar que R. Yedidiah Tiah Weil (1721-1805), un distinguido talmudista que nació en Praga y residió allí durante muchos años - y que fue discípulo de su padre, Nathaniel R. Weil (autor de קרבן נתנאל) y de Jonathan R. Eibeschuetz, ambos residentes durante largo tiempo de Praga, no hace ninguna mención del Golem del Maharal.

Y todo ello a pesar de que él hablaba sobre los golems en general, y señalaba que incluso "no hacía mucho” habían existido golems. La prueba de ello es que proporciona una lista de golems famosos, como los creados por R. Avigdor Kara (d. 1439) de Praga y R. Eliyahu Baal Shem (d. 1583) de Chelm. Sorprende notablemente la ausencia de cualquier mención del Golem del Maharal de Praga.

Observen además que la primera biografía importante del Maharal - por un distinguido erudito rabínico de Praga - se publicó en 1745. Nada dice acerca de un Golem de Praga. El silencio ensordecedor de las pruebas durante los siglos XVI, XVII y XVIII debe ser afrontado por quienes están convencidos de que el Maharal creó un Golem.

El rendimiento las "pruebas" presentadas en apoyo de la afirmación de que el Maharal habría creado un Golem sería describible como vergonzosamente pobre. A la luz de lo que sucede con esas “pruebas históricas" publicadas en המאור, parece mentira que aparezcan en una revista rabínica de renombre, la cual probablemente haría mejor en centrarse más en la halajá, y menos en la historia judía.

III

Considerando que la revista המאור conmemoró el 400 aniversario del fallecimiento del Maharal centrándose en los relatos imaginarios sobre el Maharal y el Golem, los estudiosos en la
República Checa deben ser felicitados por conmemorar este 400 aniversario mediante el diseño de una magnífica exposición sobre la vida y la obra del Maharal en el Castillo de Praga.

La exposición estuvo acompañada de un magnífico volumen editado por Alexandr Putik titulado Path of life (Sendero de vida). A pesar de los excelentes estudios que aparecen en el volumen dedicados a la vida y al pensamiento del Maharal, mucho espacio - algunos dirán que demasiado - se dedica a la historia del Golem en el arte, la escultura, el cine y el teatro. En contraste con la revista המאור, los ensayos de Path of life revelan el carácter legendario, que no real, del Golem de Praga.

Labels: ,

El mentiroso como héroe, o la ceguera de Pappe - Benny Morris - TNR



(Artículo bastante largo de Benny Morris en TNR dando un nuevo revolcón al panfletista del Global, Ilan Pappe. No obstante, es una lastima que, en mi opinión, no haya profundizado aún más y se quede en críticas ya harto conocidas - el medio y la extensión de tal demolición lo harían imposible -.

Aclaro que el artículo, en la web original, tiene el defecto de no poder verse en una sola página, para imprimirlo y conservarlo en formato PDF, pero imagino que será disponible dentro de poco en otras web. A destacar una buena reconstrucción finalizando el artículo del affaire Tantura, despejando bastantes supercherías. El contenido de este post reproduce solamente parte de las dos primeras páginas del artículo, suficientes para aclarar perfectamente de quién estamos hablando y de sus métodos. Otro aliciente adicional es que Fabian participa en la un tanto descolorida reyerta de los comentarios)


En el mejor de los casos, Ilan Pappe debe ser uno de los más descuidados historiadores del mundo, en el peor, uno de los más deshonestos. En verdad, es probable que merezca lugar en algún punto intermedio entre ambos.

Aquí hay un claro y típico ejemplo de donde reside el diablo en la obra de Pappe. Tomo este ejemplo de “La limpieza étnica de Palestina”. El 2 de febrero de 1948, un joven científico judío llamado Aharon Katzir visitó a David Ben-Gurion, el presidente ejecutivo de la Agencia Judía y el líder de la comunidad judía en Palestina. Dos meses antes, la Asamblea General de las Naciones Unidas recomendó la partición del país en dos estados. El liderazgo del movimiento sionista había aceptado la Resolución 181, pero los líderes árabes palestinos y los estados árabes circundantes la habían rechazado, y los milicianos palestinos comenzaron a disparar contra peatones y vehículos judíos, y contra los asentamientos [ubicados en la zona del Estado judío]. La primera guerra del conflicto árabe-israelí había comenzado.

Aharon Katzir fue a informar de la gestión del esfuerzo de guerra (Ben-Gurión también poseía la cartera de Defensa en la Agencia Judía) y sobre un experimento que él y su equipo, de la "rama científica" de la Haganá, había estado llevando a cabo. Como era su costumbre, Ben-Gurión anotó en su diario lo que su visitante le dijo (El Diario de Ben-Gurion es una fuente importante de la historia de Israel y del Oriente Medio, y se compone casi enteramente de los resúmenes de los informes de las personas que venían a verle, con muy pocas entradas que ilustren al lector acerca de lo que Ben-Gurión pensaba o comentaba) La entrada dice lo siguiente:
Aarón: "Shimshon" [nombre en clave de la operación], se realizó un experimento con animales. Los investigadores estaban vestidos con máscaras de gas y traje protector. Todo ello cuesta unos 20 Grush, la máscara otros 20 Grush (todo se debe comprar de inmediato). La operación [o experimento] ha ido bien. Ningún animal muerto, [los animales] quedaron deslumbrados [como cuando los faros de un coche que se aproxima deslumbran a un conductor] durante 24 horas. Hay alrededor de 50 kilos [del gas]. Fueron trasladados a Tel Aviv. La producción del equipo se mueve aquí. A nivel de laboratorio, unos 20 kilos se pueden producir por día.
Esta es la única fuente que existe, según mi conocimiento, sobre la reunión y el experimento del gas, y es la única fuente citada por Pappe para su descripción de la reunión y del proyecto "Shimshon". Pero he aquí como la “traduce” Pappe al inglés:
Katzir informó a Ben-Gurion: "Estamos experimentando con animales. Nuestros investigadores llevaban máscaras de gas y ropa adecuada. Buenos resultados. Los animales no mueren (sólo quedan ciegos). Podemos producir 20 kilos al día de esto".
La traducción está salpicada de inexactitudes, pero la indignación está en la perversión con que Pappe traduce "deslumbrados" por "ciegos”, palabra no utilizada por Ben-Gurion, junto con la omisión intencional de que fue "durante 24 horas". La versión o traducción de esta nota del diario por Pappe está impulsada por algo más que la precisión historiográfica y lingüística. Publicada en un libro en inglés y para el mundo de habla inglesa, donde los amantes de los animales son legión y donde cegar deliberadamente a animales se consideraría como un acto de barbarie, el pasaje, según lo publica Pappe, no puede dejar de provocar una fuerte aversión por Ben-Gurion y por Israel.

Estas distorsiones, grandes y pequeñas, caracterizan a casi todas las páginas de “La limpieza étnica de Palestina”. Así que debo agregar, para que el contexto histórico quede perfectamente claro, que ningún gas fue utilizado durante la guerra de 1948 por cualquiera de los participantes. Pappe nunca le dice al lector esto, por lo que plantear el tema del gas es una irrelevancia histórica. Sin embargo, se desea que el párrafo entre en la imaginación del lector como una posibilidad oscura, o peor aún, como una realidad oscura: los judíos, gaseados por los nazis tres años antes, estaban a punto de gasear, o introducir cámaras de gas, a los árabes.

Subrayo también, por el bien de la precisión, que aparte de la batalla de 1917 en Gaza durante la Primera Guerra Mundial, las únicas personas en el Oriente Medio que han utilizado gas venenoso contra sus enemigos durante el siglo pasado han sido los árabes: los egipcios en Yemen, en la década de 1960, y los iraquíes en el Kurdistán, en la década de 1980. Por lo tanto no se puede dejar escapar la impresión de que Pappe presenta el tema, y pervierte el texto, con un solo propósito: ennegrecer la imagen de Israel y de sus líderes en 1948.

Todo el artículo en The New Republic

Labels:

Tuesday, March 22, 2011

¿Quién es un judío? - D. Ben Gurion y Abraham Joshua Heschel



Jerusalén, 27 de octubre de 1958

Estoy escribiendo... para examinar las normas relativas a la inscripción de los niños de matrimonios mixtos cuyos padres desean que se registren como judíos. [Quiero] consultar a los sabios judíos en Israel y en el extranjero para así poder formular unas directrices que sean acordes con la tradición aceptada por todos los círculos del judaísmo, tanto ortodoxos como liberales de todas las tendencias, y que teniendo en cuenta las circunstancias especiales de Israel como una nación soberana judía poder garantizar la libertad de conciencia y de religión, así como el hecho de constituir el centro de reunión de todos los exiliados.

La cuestión que se ha planteado es la forma de registrar la "religión" y la "nacionalidad" de los niños cuando el padre es judío y la madre es no judía y no está convertida, pero en donde ambos están de acuerdo en que el niño sea registrado como judío.

La nación de Israel no se considera a si misma como separada de la Diáspora judía, al contrario, ninguna comunidad judía en el mundo exhibe tal profundo sentimiento de unidad y identidad con los judíos de todo el mundo como la comunidad judía en Israel… El Gobierno trabajará para profundizar la conciencia judía entre los jóvenes israelíes, su enraizamiento con el pasado y con el legado histórico del pueblo judío, y así incrementar su compromiso moral con los judíos de todo el mundo en la conciencia de un destino común y de una continuidad histórica que une a los judíos de todo el mundo a través de las generaciones, en dondequiera que vivan.

Atentamente,

D. Ben Gurion


18 de diciembre de 1958

Es generalmente aceptado que el pueblo judío y la Torá son inseparables. La decisión del Gobierno separa lo inseparable y crea dos autoridades: la nación, por una parte, y la religión, por la otra.

Usted es de la opinión de que en el Estado de Israel "no existe el temor de que los judíos puedan asimilarse a los no judíos”. Creo más bien que el peligro de una asimilación espiritual puede darse y esperarse en cualquier lugar, y ni siquiera la santidad de la tierra de Israel y el esfuerzo de reconstrucción puede obviar ese peligro.

Hasta Dios, que quiso en un principio crear el mundo (definido) por la cualidad de la justicia, vio que realmente no podría existir y por eso le añadió la cualidad de la misericordia. La flexibilidad es una virtud, no lo es en cambio el fanatismo.

Cada definición es una distorsión. "Judío" es a la vez un concepto religioso y nacional. Como concepto religioso, tiene una definición inmutable. Como término nacional, es vago. En tal situación, lo aconsejable es decir lo siguiente: mejor no definir nada que defina y arranque de raíz lo que ha sido plantado... Estas personas que no pueden llamarse a si mismos “judíos" podrían ser registrado como "hebreos". En cuanto a la Ley del Retorno, "no se debe hacer una cuestión de estos casos".

Respetuosamente y con un cordial saludo,

Abraham Heschel Josué

Labels:

Reafirmando nuestras legítimas reclamaciones - Amiel Ungar - Haaretz


Judíos en el Kotel en 1896

El primer ministro Benjamin Netanyahu se parece cada vez más, al nivel de su retórica, a un miembro del Partido Laborista post-Oslo, al hacer hincapié en la seguridad y descuidar totalmente el tema de la legitimidad de Israel. Un exceso de confianza en los argumentos sobre la seguridad ha complicado los esfuerzos israelíes de hasbara, dejando a toda una generación en el exterior y en el interior sin una noción clara del derecho judío a la Tierra de Israel. En cualquier batalla entre la legitimidad y la seguridad ante una opinión pública internacional, las verdaderas necesidades de seguridad de Israel siempre serán vencidas por el elástico "los derechos legítimos de los palestinos".

Netanyahu afirmó ante Charles Moore, el ex editor de The Telegraph y en una reciente entrevista para ese periódico, que estaba preocupado por una Gran Bretaña que hubiera olvidado, más que evidentemente, las lecciones de Munich. Pero es el propio Netanyahu quien parece no haber entendido esas lecciones.

Los arquitectos del tratado de Versalles tras la I Guerra Mundial habían proporcionado a Checoslovaquia unas fronteras defendibles, constituyendo además la resistencia y el tesón checo la piedra angular de las esperanzas francesas de que todo ello fuera suficiente como para disuadir a Alemania, ante la amenaza de un segundo frente, de la posibilidad de una nueva guerra. Sin embargo, tanto Francia como Gran Bretaña vendieron en Munich a Checoslovaquia no porque no tuvieron en cuenta que lo estaban privando de unas fronteras defendibles, de ello sabían de su importancia, sólo que finalmente optaron por no tenerlo en cuenta. Los realistas no veían la necesidad de ir a la guerra en nombre de un lejano país y de un pueblo del que no sabían casi nada. Los idealistas, por su parte, habían comprado la idea de que “sólo consintiendo la legítima demanda alemana” podría prevalecer la paz en el continente. La paz sería la garantía de la seguridad y no al revés. Esta afirmación o máxima ha sido resucitada en la actualidad por los defensores de Oslo y por los "auténticos" amigos de Israel.

Nadie va a respetar las exigencias de seguridad de Israel si a los árabes se les permite salir con el argumento de que la concepción de Israel es en sí ilegítima. La idea de que una paz basada en la rendición de nuestra legitimidad nos proporcionará mayor seguridad sólo conseguirá que nos atrincheremos a menos que Israel deje caer el guante y exponga las aspiraciones palestinas tal por lo que son: la eliminación de Israel como un estado en el mejor de los casos, y un gran Itamar en el peor.

Al hacer hincapié en la seguridad ad infinitum, pueden acabar dándonos gato por liebre con una serie de sucedáneos de disposiciones de seguridad y, sobre todo, con la supuesta “desmilitarización” de Palestina. La voluntad de esta última a corto plazo es que se asemeje a la "desmilitarización de Gaza" en manos de Hamás, o a esa otra "desmilitarización del sur del Líbano" en manos de Hezbollah, según "lo previsto por la Resolución 1701 de la ONU", o a la "desmilitarización" de Alemania tras la I Guerra Mundial. ¿Quién privaría (a menos que se trate de una situación semejante a la de la Unión Soviética cara a Finlandia en el período entre el final de la Segunda Guerra Mundial y la desaparición de la URSS) a un Estado soberano el pleno ejercicio de su soberanía dentro de sus fronteras? Todo país puede finalmente violar los acuerdos de desmilitarización a menos que, como en el Japón de la posguerra, se le obligue a regirse por dichos acuerdos o sea consciente de que va a pagar severamente por tales violaciones.

Una Palestina independiente no se ajusta a ninguna de esas dos categorías. Las violaciones palestino, que serán calibradamente incrementales, disuadirán a Israel de usar la fuerza y conducirá a un desmantelamiento de la "arquitectura de la paz" hasta que finalmente el equilibrio se haya visto modificado irrevocablemente.

Una especie de segundo substituto, o componente, de las medidas de seguridad son el ofrecimiento de unas vanas garantías externas. El apoyo internacional es importante, pero Israel debe ser capaz de montar y dirigir su propia defensa. Netanyahu ha sido muy manso y amable con esos poderes que no han dejado de ejercer presión para que hagamos más concesiones, pero no ha asumido ninguna responsabilidad por esas imposiciones. Las garantías son tan sensatas como el dólar de Zimbabwe, o como por ejemplo las ofrendas de esos estados que ahora están reduciendo su fuerza militar debido a su temor a sobrecargar su viabilidad presupuestaria. Barack Obama puede simbolizar ese síndrome del ofrecimiento de vagas garantías, pero es que él mismo es un producto de una opinión pública internacional cada vez más fatigada por las prolongadas guerras en Irak y Afganistán y que se siente temeroso de comprometerse en exceso.

La renuencia a usar la fuerza, como se muestra en el caso de Irán, se ha reafirmado en Libia. Constantemente escuchamos hablar acerca de "sanciones poderosas" que, de no burlarse, todavía necesitarían años para tener efecto. Pero en estos momentos los insurgentes libios están siendo golpeados desde los aviones y tanques de Gadafi, permitiendo así que su régimen se mantenga y le permita financiar una vez más a prestigiosas y políticamente correctas universidades occidentales [N.P.: la corrección política siempre ha tenido un punto débil, su financiación. Por otro lado ya sabemos que una especie de alianza (cruzada dicen algunos) occidental y de otros países está atacando a las fuerzas de Gadafi sin saber al día de hoy cual puede ser el futuro].

Volvimos a Judea y Samaria, la cuna de la historia judía, como resultado de una guerra defensiva en 1967. Un acelerador de esta guerra fue el hecho de que América mantuvo su palabra a la hora de proclamar su compromiso de preservar y garantizar la libertad de navegación israelí. A continuación, el ocupante de la Casa Blanca no fue un tipo como Obama, de una frialdad analítica, sino Lyndon Johnson, un verdadero filo-semita. Desafortunadamente, Estados Unidos estaba demasiado preocupado y absorbido por la guerra de Vietnam como para honrar dicho compromiso.

El Libro de Ester, que será la lectura de la mañana a la noche durante las vacaciones de Purim, demuestra que las cosas no cambian apenas. Cuando la reina Esther expone el plan de Amán para exterminar a los judíos del imperio persa, apela al rey Asuero por razones humanitarias y por razones de Estado (Amán no se preocupaba del daño económico que esa matanza causaría al imperio). Como Esther es una víctima, el rey Asuero se sintió lo suficientemente enfadado ante el plan de Amán, pero el protocolo (tal vez no podía dejar de votar una resolución de la ONU o no podía asegurarse la unanimidad de la OTAN) no le permitió revocar el decreto original que permitía el exterminio de los judíos. Lo mejor que pudo ofrecer fue una neutralidad benevolente, decretando que a los judíos se les permitía actuar en legítima defensa. El mismo Israel se creó para que los judíos ya no dependieran de amigos a medias y circunstanciales, como Asuero, a la hora de actuar en su propia defensa.

La única manera de convencer a los demás de que se puede y debe permitir el ejercicio de este derecho es reafirmar nuestra reclamación de todo corazón a esta tierra. Como dijo el viceprimer ministro Moshe Ya'alon en su elogio a la martirizada familia Fogel, como renunciemos a esa reclamación no tendremos seguridad.

Labels: ,