Sunday, May 31, 2009

El juego de esperar de Abbas - Jackson Diehl - Washington Post

Mahmoud Abbas asegurará que él no tiene que hacer nada.

Es cierto que el presidente palestino entró a su reunión con Barack Obama como el jugador clave en cualquier proceso de paz en el Oriente Medio. Si tiene que haber un acuerdo, Abbas deberá: (1) estar de acuerdo con todos los detalles de una solución de dos estados con el nuevo gobierno israelí de Benjamín Netanyahu, el cual todavía no ha aceptado un Estado palestino, y (2), de alguna manera, superar la enorme división dentro del gobierno palestino entre su movimiento Fatah, que controla Cisjordania, y Hamas, que controla Gaza y todavía no ha aceptado el derecho de Israel a existir.

Sin embargo, el miércoles por la tarde, cuando preparaba su reunión en la Casa Blanca en una suite del Ritz-Carlton, en la Pentagon City, Abbas insistió en que su única función consiste en esperar. Él esperará a que Hamas ceda a su exigencia de que cualquier gobierno de unidad palestino debe reconocer a Israel y hacer frente a la violencia. Y también esperará a que la administración Obama fuerce a un recalcitrante Netanyahu a congelar la construcción de asentamientos israelíes y aceptar públicamente la fórmula de dos Estados.

Hasta que Israel cumpla con sus exigencias, el presidente palestino dice que se negará a comenzar las negociaciones. Él ni siquiera se muestra de acuerdo en ayudar al enviado de Obama, George J. Mitchell, a persuadir a los estados árabes a tomar pequeñas medidas de fomento de la confianza. "No podemos hablar con los árabes hasta que Israel se comprometa a congelar los asentamientos y reconozca la solución de dos Estados", insistió en una entrevista. "Hasta entonces no podemos hablar con nadie".

Para los veteranos de las conversaciones de paz israelí-palestinas, la posición negociadora de Abbas es un hueso cansinamente familiar: ambas partes siempre empiezan con el argumento de que no pueden actuar hasta que la otra parte ofrezca concesiones de largo alcance. Netanyahu sugirió durante su visita a Washington de la semana pasada que los palestinos deben comenzar reconociendo a Israel como un estado judío, aunque no lo convierten en un requisito previo para la reunión con Abbas.

Sin embargo, lo que es interesante acerca de la dura posición de Abbas, es lo que dice sobre como ha sido recibido por los palestinos y los gobiernos árabes el mensaje emitido por las primeras medidas de Obama. Desde sus primeros días, la administración Bush dejó claro que la responsabilidad para un cambio en el Oriente Medio radicaba en los palestinos: mientras no se pusiera fin al terrorismo, se estableciera un gobierno democrático y se aceptaran los parámetros básicos de una solución, los Estados Unidos no iban a imponer importantes concesiones a Israel.

Por contra, Obama ha reiterado públicamente y subrayado la necesidad de una congelación de los asentamientos en Cisjordania, sin excepción alguna. Al hacerlo, ha desplazado la atención sobre Israel. Y ha revivido una larga y latente fantasía palestina: que los Estados Unidos simplemente obligarán a Israel a hacer concesiones críticas, estén o no de acuerdo con ellas su propio gobierno democrático, mientras que los árabes se limitarán a observar y aplaudir pasivamente. "Los estadounidenses son los líderes del mundo", me dijo Abbas y al editorialista Fred Hiatt. "Ellos pueden utilizar su peso e influencia con cualquier persona en todo el mundo. Hace dos años que lo utilizan con nosotros. Ahora deben decirle a los israelíes: 'Ustedes tienen que cumplir las condiciones".

Por supuesto, es cierto que si Obama desea negociar una solución para el Oriente Medio tendrá que superar la obstinación de Netanyahu y de su partido el Likud, aún no reconciliados con la idea de que Israel tendrá que renunciar a la mayor parte de Cisjordania y evacuar a decenas de miles de colonos. Pero los palestinos siguen estando muy lejos de la realidad y de digerirla. Dejando a un lado a Hamas y a su insistencia en que Israel debe ser liquidada, Abbas, generalmente descrito como el más moderado entre los dirigentes palestinos, el año pasado contribuyó a castigar al predecesor de Netanyahu, Ehud Olmert, al rechazar un generoso esquema de un Estado palestino.

Durante nuestra reunión del miércoles, Abbas reconoció que Olmert le había enseñado un mapa que proponía un Estado palestino en el 97% de Cisjordania - aunque se quejó de que el líder israelí se negará a darle una copia del plan. Confirmó que Olmert "aceptó el principio" del "derecho de retorno" de los refugiados palestinos - algo que ningún primer ministro israelí anteriormente había hecho - y que se ofreció a reasentar a miles de ellos en Israel. En total, la oferta de paz de Olmert fue más generosa para los palestinos que la de Bush o la de Bill Clinton, y es casi imposible imaginar que Obama, o cualquier otro gobierno israelí, vaya más allá.

Pero Abbas la rechazó. "Las lagunas aún eran muy amplias".

Abbas y su equipo esperan que Netanyahu nunca aceptará un acuerdo que suponga congelar totalmente los asentamientos - si lo hiciera, y con casi toda seguridad, su coalición de derechas se colapsaría -. Así que el plan de Abbas es sentarse y observar tranquilamente como EEUU aplica su presión al primer ministro israelí. "Llevará un par de años", nos precisa rápidamente un funcionario palestino. Abbas rechaza la idea de que él deba hacer concesiones comparables - como reconocer a Israel como un estado judío, lo que implicaría una renuncia a cualquier reasentamiento a gran escala de los refugiados palestinos (en Israel) -.

En lugar de eso, él nos dice que esperará pasivamente. "Voy a esperar a que Hamas acepte los compromisos internacionales. Voy a esperar a que Israel congele los asentamientos". "Hasta entonces, en Cisjordania tendremos una buena realidad... La gente vivirá una vida normal". En la administración Obama, hasta ahora, es fácil ser palestino.

Labels: , ,

Saturday, May 30, 2009

Los errores de la administración Obama - Giora Eiland - JPost



La visión general del conflicto por parte del gobierno de los Estados Unidos está fundada en hipótesis erróneas.

Desde hace un par de semanas, los columnistas políticos nos dicen que si Israel acuerda respaldar la posición de los EEUU sobre una solución de dos Estados, sería posible progresar rápida y seguramente hacia un acuerdo sobre el estatuto definitivo.

Esta hipótesis se base en 7 conjeturas, todas erróneas. Si la administración americana realiza una evaluación adecuada y reexamina los principales fundamentos sobre los que construye su solución, le conduciría a conclusiones diferentes.

¿Cuáles son las siete hipótesis incorrectas?

1-. "La creación de un estado palestino basado en las fronteras de 1967 se encuentra en el corazón de la aspiración nacional de los palestinos". Es cierto que los palestinos quieren deshacerse de la ocupación israelí. Sin embargo, desde su punto de vista, un Estado pequeño y dividido cuya creación les que obligaría a aceptar el fin del conflicto y el abandono de cualquier otra demanda les supone más bien una pesadilla que una aspiración nacional. Ellos habrían podido garantizarse tal estado al menos en tres ocasiones en el pasado (en 1937, en 1947 y en el 2000), pero siempre rechazaron estas ofertas con horror. Lo qué subyace en la visión fundamental de los palestinos es un "deseo de justicia", "la necesidad de venganza", "el reconocimiento de su condición de víctima", y sobre todo, el "derecho al retorno". ¿Qué es lo que de repente nos permite imaginar que esta visión haya desaparecido totalmente?

2-. "La brecha entre los palestinos y las posiciones israelíes puede ser superada". La realidad es diferente. Lo máximo que cualquier gobierno israelí puede ofrecer a los palestinos si quiere sobrevivir políticamente está muy lejos de los mínimos que cualquier gobierno palestino puede aceptar sin desaparecer políticamente.

3-. "Egipto y Jordania desean que el conflicto palestino-israelí se resuelva, y, por tanto, son un factor clave en esta solución". La realidad es diferente: Egipto y Jordania favorecen el mantenimiento del statu quo, la continuación del conflicto, para continuar con sus condena de Israel. Mientras el conflicto persista, Egipto tiene una justificación suprema para todas sus dificultades internas y regionales. Al mismo tiempo, la aparición de un estado palestino en sus proximidades, probablemente dominado por Hamas, es considerado por los jordanos como el final de la monarquía hachemita.

4-. "Un acuerdo sobre el estatuto definitivo aportará estabilidad y seguridad a la región". Todo lo contrario sí es lo cierto. No hay posibilidad de un pequeño Estado palestino viable y dividido. El resentimiento que surgirá de una tal relación con Israel (indiscutible en el caso de Gaza), despojado éste de "fronteras defendibles", será sin duda el fundamento para que se instale una situación de inestabilidad.

5-. "Actualmente hay una oportunidad que no se debe perder". Si comparamos la situación actual a la del 2000, llegaremos a la conclusión evidente de que las posibilidades de llegar a un acuerdo en ese momento eran mucho más grandes que en la actualidad, y a pesar de ello no se materializó. ¿Es posible concluir actualmente un acuerdo en Cisjordania, por no hablar de Gaza, mientras Hamas sea el principal movimiento palestino?

6-. "Los progresos en el frente palestino son esenciales para obtener el apoyo de los estados árabes contra Irán". ¿En qué están vinculadas estas dos cuestiones? Los Estados árabes (como Egipto y Arabia Saudita) tienen un interés absoluto en que Irán sea contenido, independientemente de la cuestión de Palestina.

7-. "Sólo hay una posible solución al conflicto". ¿En que está basada esta declaración? ¿Cuando se realizó por última vez un estudio metódico de la gama de posibles soluciones, aquí y en los Estados Unidos? Otras alternativas por las cuales los palestinos ya no estarían bajo el control de Israel pueden ser fácilmente propuestas.

Independientemente del método que ha presidido la evaluación americana, es lamentable que las conclusiones de la administración Obama se hayan detenido ahí. Las posibilidades de llegar a un acuerdo sobre un estatuto definitivo sobre la base de la solución de dos estados, y aplicarlo con éxito, no son mucho más grandes que lo eran en 1993 (Oslo), en 2000 (Camp David) y 2007 (Annapolis).

Se espera que el casi inevitable fracaso de este intento no tenga repercusiones negativas sobre otras cuestiones, tales como Irán o los lazos entre Israel y los Estados Unidos

Labels: , ,

La exigencia de reconocimiento es esencial - FresnoZionism

Uriel Heilman ha afirmado:

"Hay algo absurdo en el reciente aluvión de actividades en Israel para asegurarse de que se le reconoce como un Estado judío...

¿Israel está tan insegura acerca de su identidad que necesita que otros, particularmente sus adversarios, los palestinos, le indiquen qué tipo de país es? Si Israel quiere ser un Estado judío, que sea así. No debería necesitar a nadie para afirmarlo. Israel debería preocuparse más por sus propios ciudadanos, árabes y haredíes, que tienen un problema con su auto-identidad declarada".

Pero al contrario de lo que afirma Heilman, esa exigencia de reconocimiento no sólo no es absurda, sino que es absolutamente esencial. Los árabes, y otros que se niegan a reconocer a Israel como un Estado judío - o, en otra formulación, como el Estado del Pueblo Judío - lo hacen porque se niegan a admitir que existe un pueblo judío.

He aquí algunos comentarios realizados por los palestinos durante el mes pasado como respuesta a las demandas del Primer Ministro Netanyahu, en el sentido de que no habría ningún progreso en las conversaciones con los palestinos hasta que no reconocieran a Israel como un estado judío:

Omar Al-Ghul, un asesor del Primer Ministro de la Autoridad Palestina, Salam Fayad, afirmó que la demanda de Netanyahu tenía por objeto la transferencia de los palestinos a otro país: "Ningún líder palestino puede aceptar esa demanda incluso si el mundo entero reconociera a Israel como un estado judío", enfatizó. "El Estado de Israel pertenece a todos sus ciudadanos, a los palestinos [sic] propietarios de la tierra y los judíos que viven allí".

Hafez Barghouti, editor del diario portavoz de la Autoridad Palestina, Al-Hayat Al-Jadeeda, afirmó que la exigencia de Netanyahu tenía por objeto expulsar a los ciudadanos árabes de Israel, y convertir a Jerusalém en una ciudad judía: "Netanyahu quiere reemplazar la kaffiyeh palestina por la kippa judía. Esta es una petición irracional y absurda. Ningún país del mundo ha exigido que se le reconozca sobre la base de su religión y no sobre la base política".

Los palestinos han sido coherentes en su insistencia en que "judíos" significa "practicantes de la religión judía" y nada más. Si no existe un pueblo judío, eso sería muy conveniente para los palestinos, porque de hecho no tendría sentido que una "religión" exija un Estado. El sionismo, que exige la libre autodeterminación para el pueblo judío, no tendría sentido. Al negar que existe un pueblo judío, los árabes niegan la posibilidad de su libre autodeterminación.

Desafortunadamente para los árabes palestinos - cuya propia reclamación de pueblo es mucho más tenue -, hay una historia y una tradición del pueblo judío durante miles de años. Los sionistas del siglo XIX, muchos de los cuales eran totalmente laicos (incluyendo a Herzl), solicitaron un estado judío para resolver los problemas que tuvieron que afrontar los judíos - religiosos y laicos - a lo largo de toda su historia al vivir entre los demás pueblos.

La Declaración Balfour, el Mandato Británico, la Resolución de Partición de las Naciones Unidas y la Declaración de la Independencia de Israel, por no mencionar los ejercicios de autodefensa de Israel desde entonces, todos declaraban que debe haber una patria para el pueblo judío.

Tenemos que entender la posición palestina en el contexto de la totalidad de sus demandas, incluyendo el "derecho de retorno". Éste último, hablando claramente, significa prácticamente que los palestinos, al negar la existencia de un pueblo judío, ven a Israel como un estado de Oriente Medio en poder de judíos colonialistas. El cual, por supuesto, recuperarán los verdaderos "propietarios" en última instancia.

En la medida en que no acepten a Israel como un Estado judío - un Estado del Pueblo Judío -, podrán continuar reclamándolo como suyo y afirmarán su derecho a "resistir" ante tan "injusta" ocupación.

Es por ello que esta exigencia debe ser la primera cuestión necesaria para la paz: una clara admisión de que los judíos tienen derecho a estar y vivir aquí (en la Tierra de Israel). El resto sería una cuestión de detalles.

Fuente: FresnoZionism

Labels: , ,

No es el sionismo el que alimenta el odio - Geoffrey Alderman - TheJC

Una cuestión que a menudo ha sido planteada en los últimos tiempos es la siguiente: ¿cuáles son las causas de los prejuicios actuales contra los judíos? Es una gran cuestión, y requeriría mucho más espacio que una columna periodística para responderla en profundidad.

Sin embargo, simplemente porque la cuestión ya haya sido planteada antes no significa que no se pueda plantear de nuevo. Igualmente, el que sólo sea un simple columnista de un periódico no significa que no deba tratar de hallar algún tipo de respuesta. Además, confieso que tengo otro motivo para preocuparme nuevamente de este tema.

En unos pocos días, Prensa TV, el canal de la televisión iraní con sede en Londres, acogerá una mesa redonda titulada "El incremento del antisemitismo. ¿Por qué? ". Presidido por el ex corresponsal de la BBC Panorama, Alan Hart, autor del libro "El sionismo: el verdadero enemigo de los Judíos", un grupo de cuatro judíos (dos sionistas y dos anti-sionistas) debatirán sobre esta importante tema. El Sr. Hart tuvo la amabilidad de enviarme una invitación para que me uniera a la audiencia del estudio. Por desgracia, mis funciones académicas me impiden aceptar esta invitación. Así que lo que tenga que decir lo diré ahora.

El argumento que probablemente se oirá es que el sionismo es una de las principales causas contemporáneas del prejuicio anti-judío. Se nos contará, sin duda, que judíos y árabes vivieron juntos en casi perfecta armonía hasta que los desagradables sionistas aparecieron, robaron las tierras y aterrorizaron a aquellos que desde tiempos inmemoriales las habían habitado. Luego vendrá la Nakba, el taimado establecimiento de un Estado judío soberano en Dar-el-Islam (las Tierras del Islam), ultrajando a la opinión pública musulmana y cristiana por igual.

Tras ello, los malvados sionistas fomentaron nuevas guerras (1956, 1967, 1973, etc), robaron aún mas territorio, colonizaron Cisjordania y utilizaron una fuerza "desproporcionada" para propiciar su abandono.

Por supuesto, todo esto resulta lamentable (el argumento, sin duda lo es), ya que ha creado un prejuicio contra los judíos donde antes no existía, pero... ¿qué otra cosa esperaban?

Si yo hubiera podido aceptar la invitación del Sr. Hart habría llevado conmigo al estudio las copias de estos tres documentos:

- El primer documento contendría un extracto de una entrevista con un clérigo egipcio difundida por Al-Rahma TV (Egipto), del 6 de enero pasado:

"Voy a ser claro. La Jihad es la única manera de resolver este problema. Con los judíos no se puede lograr nada por medio de la paz, o por un acuerdo, o por la apertura de las fronteras, o mediante lazos comerciales y diplomáticos. Son demonios en forma humana. Mucha gente piensa que el judaísmo es una religión, pero los judíos actuales no son realmente judíos, y no tienen nada que ver con Moisés y con la Toráh. Ellos son una maligna banda de ladrones".

- El segundo documento habría sido la transcripción de un sermón transmitido por ese mismo canal de televisión el 17 de enero. En este contexto, un clérigo musulmán se dirige a los fieles de este modo:

"¿Si los judíos abandonan Palestina para nosotros, deberíamos empezar a amarlos? Por supuesto que no. Nosotros nunca les amaremos. Absolutamente no. Los judíos son enemigos... no porque ahora ocupen Palestina. Ellos han sido siempre los enemigos, incluso si no ocuparán nada ... Es necesario que creamos que nuestro combate contra los judíos es eterno..., vamos a combatirlos, a derrotarlos y aniquilarlos, hasta que ni un solo judío permanezca sobre la faz de la Tierra". (Traducción cortesía de MEMRI Tv.)

- ¿Y el tercer documento? Bueno, habría sido un compendio de advertencias sanitarias con relación a los recientes brotes de la llamada gripe porcina.

Por ejemplo, a finales de abril, la Hermandad Musulmana de Egipto lanzó un vídeo titulado "La gripe porcina o la gripe judía". A principios de mayo, el periódico de Hamas, Felesteen, publicó un artículo advirtiendo a los ciudadanos de Gaza sobre los peligros de este virus: "Esta enfermedad llamada gripe porcina, ha suscitado preocupación en todo el mundo. Mencionarla causa pánico, porque ha empezado a afectar a decenas de personas por día... Lo que es sorprendente es que los sionistas iniciaron la propagación de la enfermedad... "

Después de haber leído estos documentos, me hubiera gustado invitar al señor Hart y sus amigos anti-sionistas a ponerse de acuerdo sobre:

(1) que cualquier conexión de este tipo de repugnante propaganda con el sionismo es, en el mejor aspecto, tangencial, y en peor, simplemente inexistente

(2 ) que la repugnante propaganda de este tipo pone de manifiesto la existencia de una primitiva hostilidad hacia los judíos y hacia el judaísmo basada en determinadas interpretaciones de la teología islámica y...

(3) que si por ejemplo se sugiere que Israel (! Dios no lo quiera !) algún día desaparecerá, pensar que posteriormente esta hostilidad se desvanecería únicamente sería una demostración de querer engañarse con crédulas fantasías.

Fuente: TheJC

Labels: , ,

Como las tenues líneas fronterizas de un mapa de Israel desencadena el colmo de la hipocresía - Alex Brummer - TheJC

Cuando se trata del Oriente Medio, no hay nada más importante que los mapas. Cuando usted visita el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel para una reunión informativa sobre las iniciativas de paz, los funcionarios le despliegan grandes mapas que muestran todos los resultados posibles, incluyendo gráficos cuidadosamente preparado con corredores que conectan Cisjordania con Gaza.

En la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) en Jerusalém, una exposición muestra la proliferación de barreras de seguridad en toda la región, lo que considera como una afrenta a la paz. Como añadido de esa afrenta, el hecho de que muchos se contabilizan, pero aún no estén en funcionamiento.

En las fronteras del norte de Israel, donde los sucesivos gobiernos israelíes han tratado de anudar un acuerdo con Siria respecto a los Altos del Golán, los mapas se concentran sobre la proximidad de Siria al Mar de Galilea y la suerte del disputado territorio libanés conocido como las granjas de Shebaa.

En cuanto al Irán del presidente Ahmadinejad, solamente desea borrar a Israel de los mapas por completo.

Cualquiera que siga estos asuntos no puede estar demasiado sorprendido por este nivel de sensibilidad. En los últimos días ha habido una amplia cobertura en los medios de comunicación de Israel por la campaña de anuncios del Ministerio de Turismo, "ThinkIsrael", en el Metro de Londres. Como en el metro la gente generalmente los echa un vistazo rápido, los carteles - cuya intención en primer lugar es promover el turismo a Eilat - dan la sensación de reivindicar un "Gran Israel", incorporando Cisjordania, la Franja de Gaza y los Altos del Golán.

La mayoría de la prensa que cubrió el affaire de estos carteles informó de la decisión de la Oficina de Turismo del Gobierno (IGTO) de eliminarlos. The Guardian señaló que la decisión se tomó "después que los anuncios fueran remitidos a la Advertising Standards Authority". Los opuestos a ellos no eran simples londinenses, más preocupados por sus actividades normales, sino esos grupos que siempre están con el hacha preparada con todo lo referente a Israel: Palestine Solidarity Campaign y Jews for Justice for Palestinians. Ambos grupos se quejaron a la ASA y a la CBS en directo. El consorcio Transport of London (TfL) ha informado de que ha recibido alrededor de 600 quejas por separado.

The Guardian informó de que los anuncios se había colocado en 108 lugares y que estaban previstos otros 42 más antes de que fueran prohibidos por la IGTO. En el documento también se hacia notar que la misma campaña "ThinkIsrael" ya había tropezado con dificultades en 2008, cuando se suponía que Qumran formaba parte de Israel, cuando en realidad estaba en Cisjordania.

En una web de la BBC, un artículo del Ministerio de Turismo de Israel sobre la controversia de los carteles los describía como un "error". El Ministerio negó las sugerencias de que él mismo hubiera solicitado al TfL que fueran eliminados. Señalaba que, en general, no era una buena idea utilizar mapas en las vallas. Los carteles se han descrito como un "error profesional", sin ningún tipo de intenciones geopolíticas.

La BBC se encargó de señalar que el cuestionado mapa del cartel - de un llamativo color amarillo - tenía marcado débilmente mediante líneas blancas los territorios palestinos. Pero no "el territorio sirio que Israel se anexionó en 1981". La Embajada siria en Londres incluso había calificado los carteles como "ofensivos".

La historia de estos carteles se consideró lo suficientemente importante como para aparecer en la prensa de ambos lados del Atlántico y en Israel, incluidos los EEUU, por ejemplo en el New York Times, el Haaretz y el Jerusalem Post. La mayoría de esos artículos informaban que, durante el último mes, la compañía aérea británica BMI había pedido disculpas al Gobierno de Israel al no aparecer el mapa de Israel en sus mapas electrónicos. BMI se excusaba por lo sucedido, y alegaba que había comprado la aeronave a una compañía aérea árabe desaparecida.

Así pues, mientras resulta fácil y habitual aceptar que los países árabes borren totalmente a Israel de todo tipo de mapas, un mapa turístico de Israel que no utilice una exquisita precisión geopolítica es considerado por los críticos de Israel como un ultraje.

¿De qué debemos sorprendernos?

Fuente: TheJC

Labels: , , ,

Friday, May 29, 2009

La Edad de Hielo - Thomas Hoepker / Magnum Photos


Patagonia, Argentina. El glaciar Perito Moreno visto desde el cielo


Patagonia, Argentina. Sobre el glaciar Perito Moreno


Patagonia, Argentina. El glaciar Perito Moreno, al lado de El Calafate, 2005


Groenlandia. Un muro de hielo, 1976


Chile. Los glaciares Lago Grey y Grey en el parque nacional Torres del Paine

Labels: ,

Progre come progre: Almodóvar contra 'El País' - BoKaBuLaRio




La verdad, ver a quien acusó al Gobierno de España ante la prensa extranjera de querer dar un golpe de Estado, arremeter contra El País me produce una satisfacción cercana a la generada por la caída de ventas de ese periódico. ¡Y hoy Telecinco anuncia que retira el programa de Sardá! ¡Otro gin-tonic para celebrarlo!.

El Imperio Progre había fijado el dogma de que el cine español, pese a su excelencia, no tenía espectadores debido a una campaña insidiosa y antipatriota de la derecha. Como las mentiras tienen las piernas cortas ahora Pedro Almodóvar (Brigada Antigolpe) reprocha a El País las malas críticas que hace de sus películas (que a mí me parecen todas basura, qué le vamos a hacer, así de incultos somos los reaccionarios).

Cuando afirmaba que en Francia me tratan mejor que aquí no quería generalizar. (...) Con mi respuesta me estaba refiriendo justamente a la actitud de Boyero, y al estilo macarra del que hace gala el jefe de Cultura del principal periódico de nuestro país.

En El País, que alguien las contradiga, sobre todo si su fama la ha creado la casa, les sienta fatal. ¡Y encima Almodóvar les compara con la COPE! La insolencia no podía quedar sin respuesta, y el comité de redacción, el mismo que protesta por editoriales contra ese terrorista que fue el Che y admite denuncias anónimas contra compañeros, le ha replicado.

Aparte de las referencias de mal gusto, muy respetables para su blog y otras salidas injustificadas de tono, el señor Almodóvar se permite el lujo de comparar a EL PAÍS con la Cope y la Conferencia Episcopal, además de atreverse a poner en duda a quién debe enviar nuestro periódico al festival de Cannes. Olvida Almodóvar mencionar la cantidad de páginas que se han dedicado antes del estreno a su película, Los abrazos rotos.

Queda clara la relación simbiótica entre Almodóvar y El País.

¡Qué satisfacción ver a los progres peleándose entre ellos como verduleras! Me da casi tanto placer como la pérdida de 50.000 ejemplares de venta de El País en doce meses. (Seguro que el fomento del guerracivilismo por este periódico es una de las causas de su decadencia.)

Esta bronca demuestra también que es mentira el dogma del Imperio Progre, en el que parecía creer el propio Almodóvar, de que el cine español, pese a su excelencia, no se ve debido a una campaña antipatriótica del PP, de la COPE y de los blogueros de derechas.

Así lo dice Pedro Pérez:

Durante años ha habido una campaña de un grupo de comunicación para denigrar el cine español como forma de criticar a alguno de sus protagonistas porque sus opiniones -como ciudadanos, no como cineastas- no le gustaban. Y esa campaña ha calado.

Y así se comporta Almodóvar:

hoy se publican unas declaraciones suyas en Le Film Français en las que dice que parte del público, de la prensa y los políticos del Partido Popular promueven una hostilidad hacia el cine español, y el titular de la entrevista es: "En España jamás ha habido voluntad de defender el cine". Y ése es Almodóvar: de repente se pone a saltar con su botas de clavos en los sillones de cuero del Club

La culpa siempre es de otros, nunca es propia.

Seamos sensatos. Los mismos animales que apedreaban las sedes del PP el 13 de marzo de 2004, ¿van a dejar de ver Camino o Los girasoles ciegos o demás porquerías porque lo diga Losantos? ¿Es que los 11 millones de moscas que votan al PSOE eligen las películas después de oír la COPE? ¿Cuántos oyentes tiene FJL?

El propio Pérez - otro nombramiento brillante de Aznar - lo reconoce:

El cine que producimos no conecta con el que quiere la gente. Eso es incuestionable

Un titiritero afirma esto otro:

A mí me importan los espectadores bien poco. A mí me interesa la posteridad; que hoy vaya más o menos público al cine, o que haya crisis, como director me da igual. No voy a mover ni un ápice de mi criterio artístico en función del gusto del espectador...

¿Alguien conoce a alguna persona que piratee cine español en Internet?

Fuente: Bokabulario

PD. En su blog, esta gloria nacional del cine español contesta al comunicado del comité de redacción de El País, sin duda otra gloria nacional, y... !! más Madera !!. Un aperitivo:

Punto 4:

"Sigue diciendo el comité: “Olvida Almodóvar la cantidad de páginas que se han dedicado antes del estreno a su película, “Los abrazos rotos”. Desde el País Semanal y las páginas de Cultura…”

Imposible olvidarlo. Esas páginas son el fruto de una estrecha y emocionante colaboración entre mi productora y el periódico, desde hace mucho tiempo, yo diría que desde su fundación. Y en el caso de L.A.R. ¿cómo voy a olvidar que un periodista de El País estuvo en Lanzarote, asistiendo invitado al rodaje, en exclusiva, con libre acceso a técnicos, actores, y a mi propia persona, para después escribir un artículo a fondo, algo que no le hemos permitido a ningún otro periodista de otro medio escrito nacional o extranjero? ¿Cómo voy a olvidarme del espléndido reportaje que apareció en el suplemento dominical, donde convocamos a todos los artistas (algo muy difícil de conseguir, después del rodaje, y en la que los medios más importantes estaban interesados), incluyendo una entrevista a corazón abierto con mi admirado Angel Harguidey? Claro que no lo olvido, pero todo esto es fruto de una relación que data de muy antiguo, y que nació por mutua afinidad, de la que esas páginas son el resultado. También hemos colaborado en la nueva etapa de elpais.com. Hemos llegado a producir materiales audiovisuales exclusivos para que figuraran colgados en su web. ¿Que esta inversión nos interesaba como material promocional? Por supuesto. Y también se beneficiaba el periódico de ello.

Respecto a su mención a un artículo elogioso de Martín Garzo sobre mi película… resulta tan soez! ¿Pretenden que me calle porque el escritor vallisoletano Martín Garzo, cinéfilo confeso, exprese lo que le parece mi película, aunque esto contradiga la no-crítica de Boyero?! ¿Realmente quieren decir que por el hecho de haber sido “tan generosos conmigo” yo debería mantener la boca cerrada? ¿Insinúan que nos pueden comprar con un “artículo elogioso”

Labels:

Wednesday, May 27, 2009

El Muro Occidental - Shólem Aléijem



- Hágame, por favor, el bien de contármelo todo detalladamente. ¿De modo que usted ha visto con sus propios ojos el Muro Occidental? ¿De manera que lo vio? ¿Y lo ha examinado bien? Cuénteme entonces, ¿cómo, dónde, cuándo?...

Así le hablaba mi maestro a un judío que acababa de llegar de Palestina, ¡de Jerusalém!

- Dígame, pues, por favor; píntemelo exactamente, cómo, dónde, cuándo..

Y el judío de Jerusalém se lo describió exactamente: cómo, dónde y cuándo. Y mi maestro aspiraba las palabras, se admiraba, se crecía de entusiasmo como quien recibe de un país lejano noticias de un íntimo amigo suyo.

Tanta atención prestó el maestro al judío de Jerusalém que no se dio cuenta de cómo nosotros, los muchachos de la clase, nos deslizamos uno tras otro fuera del aula y nos fuimos a patinar sobre el hielo.

Cuando volvimos al heder, aún estaba hablando.

- ¡El Muro! - decía el maestro al judío de Jerusalém - ¡El Muro Occidental! He ahí todo lo que nos ha quedado de nuestro Templo, de todo nuestro reino. ¡El Muro Occidental, el Muro Occidental!

Y el maestro se echó a llorar.

Fuente: "Cuentos de Aldea" - Sefarad Editores

Labels: , ,

Tuesday, May 26, 2009

Palestina año 1695: una Palestina muy poco políticamente correcta



En una época en que es de buen tono poner constantemente en cuestión la legitimidad judía sobre Israel, el descubrimiento de una obra histórica capital sobre esta cuestión, escrita en el s. XVII, aporta un nuevo esclarecimiento de la más alta importancia.

"Viaje a Palestina", es el título de una obra escrita en 1695 por Hadrian Reland (o Relandi), cartógrafo, geógrafo, filólogo y profesor de filosofía de origen holandés. El subtítulo de la obra, redactada en latín, es: "Monumentis Veteribus Illustrata”, y fue editada en 1714 por Editions Brodelet.

Esta bella historia comienza de manera casi anecdótica, en un estante de una librería de Budapest que encierra antigüedades literarias, entre las cuales una parte se refiere al judaísmo: antiguas reliquias desgastadas por el tiempo pero de gran valor histórico (y monetario), a veces manuscritos, probablemente robados y provenientes de antiguas sinagogas. Este libro puede hoy en día ser consultado en la Universidad de Haifa.

El autor de esta obra, uno de los primeros orientalistas, conocía las lenguas hebraica, árabe y griego (antiguo).

En 1695, Relandi (o Reland) es enviado en viaje de estudios a Israel, la Palestina de entonces, para un objetivo bien específico: censar más de 2.500 lugares (aldeas y ciudades) que aparecían en el texto del Tanah (la Biblia) o de la Mishna, en su apelación original. En cada caso, Reland menciona el nombre hebraico tal como aparecía en el texto y el versículo exacto al cual se refería. Reland también hace figurar su equivalente en latín o griego antiguo.

Además de ese notable trabajo lingüístico, el autor realiza sobre todo un censo de la época para cada localidad visitada: primeramente una consideración de orden general, especificando que la tierra de Israel por aquel entonces estaba prácticamente desierta, muy poco poblada. La mayoría de sus habitantes se concentraba entonces en las ciudades de Jerusalém, Acre (Akko), Safed, Jaffa, Tiberiades y Gaza (Aza). Sobre todo, la constatación establecida por el geógrafo concluye que existe una presencia dominante de judíos sobre esta tierra, algunos cristianos y muy pocos musulmanes, cuya mayor parte eran beduinos.

Algunas observaciones extraídas de este apasionante estudio:

- Ninguna localidad de entonces conlleva nombre e inclusive origen árabe

- La gran mayoría de las ciudades y aldeas tienen un nombre hebreo, y algunas griego o latino.

- Prácticamente ninguna ciudad que hoy en día tiene un nombre de origen árabe se denominada así por entonces: ni Haifa, ni Jaffa, ni Nablus (Shkhem), Gaza o Jenin.

- No existe ninguna traza en las investigaciones de Reland, en fuentes históricas o filológicas seguras, de nombre árabes más tardíos, tales como Ramallah, Al Halil (Hébron), o Al Qods (Jerusalém).

- En 1696, Ramallah se llamaba "Beteïle", del nombre bíblico "Bet El", Hebrón se llamaba... Hebrón y Me'arat haMakhpelah (Cueva de los Patriarcas) : Al Halil, del nombre dado a Avraham Avinou, en árabe.

- La mayor parte de las ciudades estaban pobladas de judíos, con excepción de Nablus (Shkhem), que contaba con 120 salidas de una misma familia musulmana, los "Natashe", así como con 70 samaritanos.

- Nazareth, en Galilea, era un ciudad enteramente cristiana: con unos 700 cristianos.

- Jerusalém contaba con más de 5.000 habitantes, de los cuales la gran mayoría eran judíos, y algunos cristianos. Reland no evoca más que algunas familias beduinas musulmanas aisladas, compuestas de obreros temporales estacionales, dentro del ámbito de la agricultura o la construcción.

- En Gaza vivían cerca de 550 personas, el 50% judíos y el 50% cristianos. Los judíos estaban especializados esencialmente en la agricultura: viñas, olivos y trigo (Gush Katif). Los cristianos se ocupaban sobre todo del comercio y del transporte de los diferentes productos de la región.

- Tiberiades y Safed eran localidades judías. Se sabe sobre todo que la pesca del lago Tiberiades constituía el principal recurso de la época.

- Una villa como Um El Fahem, por ejemplo, era completamente cristiana y contaba con 10 familias

Uno de los resultados que se desprende de esas investigaciones es la contradicción definitiva y insalvable aportada a los argumentos árabes, a saber: la afirmación de una legitimidad palestina o incluso de un "pueblo palestino".

Incluso se puede tomar como prueba el hecho de que el nombra latino, "Palestina", es el que ha sido retomado como propio por el campo árabe...

Fuente: UPJF y Think-Israel

Labels: ,

Descubrimientos de restos del período del Primer Templo


Sello con la inscripción 'Saúl'


Asa de jarra con la inscripción 'Menahem'

Martes, el presidente de la Knesset, Ruben Rivlin, y sus adjuntos han tenido una reunión en la Villa de David (Ir David), en la capital, con ocasión de la celebración del Yom Yeroushalaïm que ha tenido lugar esta semana. Los arqueólogos de la Israel Antiquities Authority(IAA) les han presentado dos importantes objetos de la época del Primer Templo, datando de los siglos VIII y VII a.C., y descubiertos recientemente en Jerusalém.

El primer artefacto es un sello sobre el cual está gravada la palabra "Saúl", y fue descubierto durante las excavaciones en el parque nacional de la Muralla que rodea Jerusalém, situada en la Villa de David. Las excavaciones han sido realizadas por la IAA y la Autoridad de Reservas y Parques Naturales.

Las excavaciones, sostenidas por la Fundación Ir David, han sido dirigidas por el profesor Ronny Reich, de la Universidad de Haifa, y por Eli Shoukroun, del IAA.

El sello, realizado a partir de un hueso, está roto y le falta un trozo arriba a la derecha. Dos líneas paralelas dividen la superficie del sello en dos registros sobre los cuales se han gravado letras en hebreo antiguo. Una especie de punto seguido de una imagen floral o de un pequeño fruto aparece al lado del nombre gravado en la parte inferior del sello.

El nombre del propietario del sello se ha preservado enteramente: Saúl, nombre que aparece en la Biblia (Génesis 36:37, Samuel I 9:1-2, Crónicas I 4:24 y 6:9) y sobre otros sellos hebraicos.
Otro sello y tres bulas hebraicas (sellos de arcilla) se han descubierto igual y previamente en dicho sector.

El segundo objeto, una antigua asa de jarra llevando el nombre hebraico "Menahem", ha sido descubierta en el barrio de Ras el-'Amoud en el curso de excavaciones realizadas antes de la construcción de una escuela para niñas por la municipalidad de Jerusalém.

El asa ha sido descubierta entre los vestigios de una antigua instalación datando de diversas fases, desde el período cananita (2200 - 1900 a.C.) hasta los últimos años de la época del Primer Templo (siglos VIII y VII a.C.).

El nombre Menahem Ben Gadi es citado en la Biblia como el de uno de los reyes de Israel, el cual ha gobernado durante 10 años en Samaria, en tanto que uno de los últimos reyes del reino de Israel. Según Reyes II, Menahem Ben Gadi subió al trono en el año 39 del reinado de Uzías, rey de Judea.

Los nombres Menahem y Yinahem son expresiones de condolencia, ha explicado el director de las excavaciones, el Dr. Ron Beeri, que piensa que el nombre hacia referencia a la muerte de un miembro de la familia. Es la primera vez que un asa llevando el nombre de Menahem es descubierta en Jerusalém.

Labels: , ,

La tierra de la paradoja - Elyakim Haetzni - Ynet

El Presidente Obama está apaciguando a los cubanos, a los rusos, a los europeos y a Hugo Chávez, mientras tanto corteja enérgicamente a los árabes. Sin embargo, está siendo más duro con su leal y obediente aliado. Esto es una paradoja.

Netanyahu se amolda todo el mundo: apaciguó a Ofer Eini y a la federación sindical Histadrut, compró al Shas y a los partidos ultra-ortodoxos, se embarcó en una bella amistad con Ehud Barak, y ha hecho un gran esfuerzo para que Tzipi Livni esté en el gobierno. Sin embargo, es duro con sus leales y con aquellos que apoyan a su propia plataforma. Y así, Obama atornilla el Estado judío, mientras que Netanyahu atornilla a los judíos del Estado, es decir, a los colonos. Esto es otra paradoja.

Los palestinos exigen que los judíos que viven en su parte de la tierra sean echados, pero los palestinos que residen en el lado judío pueden quedarse, y además se reforzarán con los millones de refugiados de 1.948 y con sus descendientes. Y así, "Palestina" envía a sus judíos y a sus propios refugiados al Estado judío. Esto es otro absurdo.

Una mujer árabe local tiene dos hijos. Muhammad de Nablus, que es un miembro de la "nación palestina", y Abdullah de Amman, que pertenece a la "nación jordana". ¿Acaso tiene esto sentido? Ambos tienen la misma madre, el mismo idioma y la misma cultura, y viven en la misma tierra: la Tierra de Israel, la ribera del Jordán de Cisjordania, Palestina, dependiendo de a quién se ñp preguntes. ¿Y es que acaso una nación se merece tres estados: el Reino de Jordania, Palestina-Cisjordania y Palestina-Gaza? Así como una asociación con un cuarto estado ( "un estado de todos sus ciudadanos"). ¿Acaso no resulta todo esto absurdo?

Los palestinos son nuestra sombra. Porque con nosotros, y gracias a nosotros, entran en el mundo, ya que sin nosotros desaparecerían dentro del mar árabe. Nuestra existencia y el conflicto con nosotros, les da sus medios de vida y una existencia como una entidad separada. Sin embargo, nosotros no deseamos apagar la luz solamente para librarnos de esa sombra. Eso también es una paradoja.

Cuando el ojo del "imperio de la ley" descubre unas chozas de estaño desgastado en medio de la nada, y que son conocidas como el puesto avanzado "Maoz Esther", se apresura a arrasarlas. Sin embargo, esa misma ley no parece poder ver las decenas de miles de estructuras ilegales construidas por los árabes, incluidas algunas mansiones de lujo, que se encuentran en Jerusalém, Lod, en el Negev y en Galilea. Durante el gobierno más bien izquierdista de Olmert y Livni, Barak no evacuó ni un sólo puesto avanzado. Con el fin de arrasar a 26 de esos puestos, espera que llegue Benjamin Netanyahu. Esto es un absurdo.

Por lo tanto, ¿De veras nos creemos el pueblo elegido? ¿Una luz para las naciones? Tonterías, somos una nación loca.

Labels: , ,

Monday, May 25, 2009

Defensa estratégica - Dry Bones



- La principal defensa israelí contra un ataque iraní...
- es el misil anti-misiles Arrow.
- Pero la principal defensa iraní contra un ataque israelí...
- es el nuevo residente de la Casa Blanca

Labels:

Sunday, May 24, 2009

Después de los grandes sueños (Amos Oz, en los 70, sobre el futuro de Israel) - Bob Goldfarb - Forward



Amos Oz celebró la semana pasada su 70 cumpleaños en vísperas de la publicación americana de su última novela, "Rimando vida y muerte", y de una nueva recopilación de relatos en hebreo. Bob Goldfarb habló recientemente con Amos Oz en la casa del autor en el desierto, en la ciudad de Arad, sobre sus pronósticos sobre Israel, sobre el estado judío actual, sobre los cruzados contemporáneos y de cómo ha sido recibida su novela en el mundo árabe.

- Bob Goldfarb: Usted ha sido un observador de la vida de Israel durante toda la historia del estado.

- Amos Oz: He vivido la edad de los grandes sueños, y la mañana del día siguiente, y tras ella, la del día posterior. A diferencia de otros países, Israel no nació a partir de una evolución histórica de su población. Nació de un sueño. Esa es la razón por la que está destinado a ser una decepción. Pero esto no se debe a la naturaleza de Israel, sino a la naturaleza de los sueños. La única manera de mantener un sueño intacto y perfecto, de color de rosa, es no vivirlo nunca. En el momento en que se cumple un sueño hay un cierto aire de decepción al respecto. Esto sucede al plantar un jardín, al viajar al extranjero, al vivir una fantasía sexual, o al escribir una novela.

- Bob Goldfarb: Usted ha hablado de una "ética kitsch", de ese sentimiento de que "las instituciones funcionan a nivel mundial buscando siniestramente su propio beneficio, y en donde la gente siempre es inocente, las minorías nunca son culpables y las víctimas, por definición, son moralmente puras". ¿Quizás fue una sorpresa para algunos de sus aliados de la izquierda?

- Amos Oz: Probablemente les enfureció. Hay un kitsch de derechas, pero el tipo de kitsch del que hablé en la ceremonia de recepción del Premio Goethe [en el 2005] es más común en la izquierda. La simple idea de que las personas son buenas por naturaleza, de que sólo las autoridades son corruptas y malas, es un concepto kitsch.

- Bob Goldfarb: En 1978 publicó su novela "Cruzada", la cual trata de esos cruzados que buscaban una Jerusalém que resultaba ser un espejismo sobrenatural. ¿Hay cruzados de ese estilo hoy en día?

- Amos Oz: Ciertamente, sí. "Cruzada" trata sobre el fanatismo y sobre los fanáticos. Trataba de la autodestrucción que conlleva el fanatismo, de la locura del fanatismo. Y sí, hay muchos fanáticos entre nosotros. Es esa necesidad de cambiar el mundo para salvar al mundo.

- Bob Goldfarb: En esa novela, el judío es a los ojos de los cruzados una presencia fundamentalmente maligna.

- Amos Oz: Los cruzados trataban a los judíos como símbolos del mal, del Anticristo. Para muchas generaciones de cristianos, el judío estaba allí, en el sótano o en el ático, para repeler, manipular y hostigar, nunca como un individuo, siempre como una facción de un símbolo.

Piense en la mente de un niño al que se le enseña desde muy temprano que hay unas personas que mataron a Dios. Ahora bien, no todo el mundo puede matar a Dios. Tiene que ser alguien especialmente astuto y dotado y, en particular, maligno, para así poder conseguir matar a Dios. Esto ha formado parte de la estructura de la psique de los cristianos durante muchas generaciones. "Cruzada" trata también acerca de ese profundo y sombrío componente de la psique cristiana.

- Bob Goldfarb: ¿Es similar a la crítica de Israel?

- Amos Oz: ¡Oh, no! Criticar a Israel por sus políticas es perfectamente legítimo. Esta crítica se convierte en ilegítima cuando no se basa en lo que los judíos hacen, sino sobre lo que los judíos son. Cuando se desliza hacia la naturaleza de los judíos se trata de antisemitismo... Yo escucho muy a menudo a los intelectuales europeos decir más o menos lo siguiente: "Ustedes, los judíos, que han sufrido tanto, que han pasado por los campos de la muerte, que tanto han padecido la persecución y la opresión… ¿Cómo pueden ser violentos después de esa experiencia?". Es la hipótesis subconsciente de toda esta gente de que todo el que sufre tiene que convertirse en una especie de Jesucristo, en un santo. Por supuesto, a nadie le gustan los santos, y muy pocas personas creen realmente en los santos.

- Bob Goldfarb: Usted escribió hace 40 años que un judío es alguien que se asocia con el destino del pueblo judío.

- Amos Oz: Mi simple respuesta a la compleja cuestión de "¿Quién es un Judío?" es que cualquier ser humano que esté lo suficientemente loco para llamarse a sí mismo judío es un judío.

- Bob Goldfarb: Algunas de sus obras han sido traducidas al árabe. ¿Qué tipo de reacción ha percibido en el mundo árabe?

- Amos Oz: Cuando "Mi Michel" fue publicado en Egipto, en tiempos mucho mejores, hubo algunas denuncias en la prensa egipcia argumentando que no debería haberse traducido al árabe y publicado en Egipto, ya que se presenta a un Israel lleno de seres humanos normales, corrompiendo así el espíritu de la población egipcia. Pero eso también indica que el libro ha tenido cierto impacto.

Ahora mismo, "Un cuento de amor y oscuridad" se está traduciendo al árabe. Y de todas las 27 traducciones de este libro, es la traducción al árabe la que cuenta más para mí. Y espero que sea ampliamente leído por los árabes dentro y fuera de Israel. La traducción está financiada por una familia árabe palestina, la familia Khoury, una familia árabe cristiana. Su hijo George estaba haciendo jogging en Jerusalén hace tres años y fue asesinado de un disparo en la cabeza por unos terroristas palestinos que le confundieron con un judío. Su familia decidió financiar la traducción como una conmemoración de George Khoury.

Fuente: Forward

Labels: , ,

El cielo de Safed, Tzfat, Zefat... - Flickr


©Drora Mazur


©nightwing350b


©nightwing350b



©yrdn C


©T Jak


©NoamC


©nataly321


©Daniela r777

Labels:

Cuando veas las barbas de tu vecino pelar... ¿pon las tuyas a remojar?



El ejército israelí ha emitido unas nuevas regulaciones donde se imponen mayores restricciones al tamaño de la barba de sus soldados. A los soldados religiosos se les sigue permitiendo el vello facial, pero ahora deben obtener la autorización de los comandantes y rabinos de sus unidades, una política que ha sido objeto de algunas críticas.

Recientemente, un rabino ortodoxo del ejército se negó a permitir que los soldados religiosos de la rama conservadora (no ortodoxa y en malas relaciones) pudieran reclamar la exención de la prohibición de la barba. Ceños fruncidos en el ejército israelí por una cuestión (peli)barbuda.

Fuente: Forward

Labels: ,

Que la tierra te sea leve - José Miguel Ullán Hernandez (Villarino de los Aires, Salamanca, 1944 - Madrid, 2009)


José Miguel Ullán


El Duero a su paso por Villarino de los Aires

TESTAMENTO ("Mortaja" 1970)

la voz es voz
hiciera
añicos las palabras redentoras

...la quijada blandida,
la mueca de tu hermano,
la saliva secreta, la agonía
capaz, de darte posesión primera,
última ya (oh cuerpo ensangrentado),
herencia de este salmo, tierra ajena,
fuga para siempre, libertad cautiva...

la voz es voz
no existe

no existe aroma nuevo

cerrad mis párpados

Labels:

El arte del antisemitismo - Petra Marquardt-Bigman - JPost BlogCentral

La breve obra de teatro "Siete niños judíos", escrita a principios de este año como reacción a la guerra en Gaza por la destacada dramaturga británica Caryl Churchill, ha suscitado un acalorado debate sobre el antisemitismo. Inicialmente, este debate se ha centrado en la cuestión de si la obra de Churchill era antisemita - una acusación que Churchill y sus admiradores, obviamente, rechazaron como totalmente injustificada -. Pero como muchos críticos de la obra han señalado, la cuestión es fácil de resolver: imaginen una obra similar que trata de los estereotipos negativos a propósito de "Siete niños musulmanes" o "Siete niños árabes", y una cosa es segura, ninguna de las personas que actualmente elogian la obra de Churchill querrán tener nada que ver con ella.

Sin embargo, una pieza de teatro ha sido escrita y dirigida para contrarrestar la obra de teatro de Churchill - denominada "Otros siete niños"- y el JPost informaba de ella con la prudencia de su titular "Dramaturgo refuta una obra anti-Israel". ¿Pero es que acaso no podemos llamar a las cosas por su nombre? ¿Por qué a una obra claramente antisemita sólo se la denomina "anti-Israel”?

Si la Sra. Churchill llevará un corte de pelo de skin-head y un traje de cuero negro con accesorios y joyas en forma de cruz gamada, el JPost probablemente se habría sentido lo suficientemente libre como para denominar a su obra como antisemita. Sin embargo, dado que ese no es el estilo de la célebre dramaturga, incluso los críticos de su reciente obra sienten que debe beneficiarse de una sutil distinción, distinción que se ha convertido en los últimos años en un elemento indispensable en los debates sobre el antisemitismo: "ahora resulta obligatorio realizar una distinción entre una intención antisemita y un efecto antisemita".

Esta distinción resulta muy pulcra y útil cuando los individuos o grupos que "no pueden ser sospechosos de ser antisemitas se comportan como si lo fueran". Un año después de los ataques terroristas del 9 /11, el presidente de de Harvard, Larry Summers, expresó su preocupación porque algunas campañas anti-Israel realizadas por algunos activistas estudiantiles resultaban "antisemitas en sus efectos pero no en su intención". Unos años más tarde, cuando los profesores John Mearsheimer de la Universidad de Chicago y Stephen Walt de Harvard pusieron de manifiesto el “siniestro funcionamiento del lobby pro-Israel", la distinción se reveló nuevamente como muy práctica.

El efecto más evidente de esta distinción es que gran parte del debate acerca de las manifestaciones del "nuevo antisemitismo" se ha convertido en un debate sobre un "antisemitismo sin antisemitas", como el polemista alemán Henryk Broder puso de manifiesto en su testimonio ante un comité parlamentario alemán el año pasado.

Evidentemente, este enfoque solamente conduce a la negación de cualquier manifestación de antisemitismo contemporáneo. Esto significa, en particular, que "lo que se dice de Israel no puede ser antisemita, porque lo que se define ahora como antisemita es ese tipo de odio al judío desarrollado en Europa durante la Edad Media y posteriormente hasta 1945". Esa es la fecha límite, porque después de los nazis "nadie respetable defiende abiertamente" el odio contra los judíos.

Es en ese contexto en el que Churchill puede esperar plenamente que la crean cuando afirmó que su obra "Siete niños judíos" no tiene nada que ver con los judíos en general, ya que sólo se trataba de una obra de teatro destinada a criticar a Israel por su reciente campaña militar contra Hamás en Gaza. Pero en un comentario publicado poco después de que la obra fuera estrenada, el escritor británico Howard Jacobson rechazaba enérgicamente esa auto exculpación, alegando que la obra de Churchill era otro ejemplo de que bajo "el amparo de las críticas a Israel, los supuestos que hace 50 años hubieran sido propiedad exclusiva de los que odiaban a los judíos, resultaban ahora abiertamente aceptables para los representantes más altos de la cultura inglesa".

Críticas como las de Jacobsen fueron rápidamente avaladas por los admiradores de Churchill, entre ellos el crítico de teatro del Guardian, quien señalaba con aprobación:

La obra de Churchill nos recuerda que, en cualquier conflicto, los niños son siempre las principales víctimas. Literalmente en el caso de Gaza, donde 410 de ellos murieron durante los 23 días de bombardeos. Churchill también nos muestra cómo los niños judíos son educados para creer en la otredad de los palestinos y como las generaciones futuras (de niños judíos) podrán aprovecharse de la amarga cosecha del asalto militar contra Hamas".

Helo pues aquí: 410 niños palestinos murieron a causa de las bombas israelíes, ya que si lo dice Hamas debe ser verdad: asi pues, "los niños judíos son educados" para contemplar a los palestinos como no humanos y, de cara al futuro, estos niños judíos "podrán aprovecharse de la amarga cosecha del asalto militar contra Hamas". En otras palabras, si los niños judíos van a una discoteca cuando sean adolescentes y da la casualidad que se inmola allí un terrorista suicida palestino, todos deben saber ya de quien será la culpa.

Sin embargo, el entusiasmo del Guardián por la obra fue aún más lejos, llegando a producir una versión en vídeo de ella, lo que llevó a que Yaacov Lozowick - ex Director de los Archivos de Yad Vashem - escribiera un post en su blog sobre "estos proveedores de belleza del antisemitismo".

Lo más revelador del vídeo producido por el Guardian es la escena de apertura, sin relación evidente con el texto de la obra: una vieja fotografía en blanco y negro de una familia celebrando el Séder de Pascua, justo en el momento en que las diez plagas son leídas y donde todo el mundo sumerge su dedo en un vaso de vino tinto, lo que recuerda inconfundiblemente a la sangre, goteando esta sobre sus cubiertos [N.P.: Séder - cena pascual donde las familias alrededor de la mesa leen el Hagadá, el relato de la salida del pueblo de Israel de Egipto y donde es costumbre beber de cuatro copas de vino, comer el matzot y colocar una comida simbólica en el plato del Séder].

Claramente, el mensaje de Caryl Churchill es meridiano, como Dave Rich y Mark Gardner han señalado en su excelente análisis:

Judíos, niños, sangre y, al menos para el Guardian, el Séder de Pascua: esta mezcla tiene un claro pasado criminal antisemita. El virus del antisemitismo se transmite con facilidad por parte de aquellos que no saben que son portadores de él. Churchill, es casi seguro, no tiene esa intención, pero su obra culmina con evidentes y claras resonancias antisemitas. El vídeo del Guardián las amplifica aún más. A veces la gente se pregunta cuándo el antisionismo se convierte en antisemitismo. Aquí hay una regla general: cuando las personas que describen a Israel lo hacen con el mismo lenguaje y las mismas imágenes antisemitas que se utilizaban para hablar de los judíos, entonces la diferencia entre los dos desaparece".

Muchas personas consideraron que el Guardian debía ser elogiado por publicar esta mordaz crítica acerca de su propia producción. Tal vez sea así, pero ya que no ha publicado editoriales en respuesta a las críticas de Rich y Gardner, su vídeo no era más que otro episodio en un debate donde muchos sienten que deberían eliminarse cualquier preocupación sobre el antisemitismo y centrarse en lo realmente les importa: criticar a Israel. Entre los primeros comentarios enviados en respuesta al artículo crítico de Rich y Gardner, estaba este que cosechó cien votos favorables:

Las acusaciones sobre un inconsciente racismo (en el vídeo del Guardian) son improbables, y lo que es más, indemostrables. Acusar a alguien de algo que no tiene posibilidad de refutar es el truco favorito de las personas que no tienen verdaderas pruebas. Es un truco de mago, convencer a las personas de que están poseídas por unas fuerzas invisibles que sólo ellos pueden ver, y así poder llegar a controlarlas. Eso no funcionará esta vez. Este artículo [el de crítica de Rich y Gardner] es detestable en todos los sentidos, y es el último de una serie de artículos que hacen unas salvajes e insustanciales acusaciones de antisemitismo carentes de fundamento, a fin de evitar la crítica de la política israelí".

Labels: , , ,

¿Qué tipo de normalización? - Oded Eran - Ynet

El cebo ofrecido a Israel mediante la iniciativa de paz árabe del 2002 - a cambio de una retirada completa a las líneas de 1967, del reconocimiento de Jerusalém oriental como capital del Estado palestino y de una solución justa a la cuestión de los refugiados – pretendía poner fin al conflicto árabe-israelí y generar unas "relaciones normales". El Rey Abdullah de Jordania se ha comprometido con Israel, en una entrevista con el Times de Londres, a que sería acogido con los brazos abiertos por los 57 países árabes y musulmanes. Afirma además que hoy existen más países reconociendo a Corea del Norte que a Israel.

Perder en un certamen diplomático de belleza ante un régimen tan sádico como el de Corea del Norte resulta sin duda doloroso, a pesar de que una rápida verificación revela que hay más misiones diplomáticas de Israel que de Corea del Norte. También cabe señalar que más de un tercio de las misiones diplomáticas de Pyongyang están en los Estados árabes y musulmanes.

De hecho, Israel debe resolver el conflicto por razones bastante más importantes que obtener un mayor reconocimiento que Corea del Norte. La solución es vital para preservar el carácter judío y democrático del Estado. Sin embargo, nos incumbe examinar qué vamos a recibir a cambio. Los dos precedentes establecidos por los acuerdos de paz firmados por Israel, con Egipto y con Jordania, no son muy alentadoras con respecto a unas "relaciones normales". Decenas de concesiones, memorandos de acuerdos y suplementos sobre todos los aspectos de las relaciones no han conseguido que esos vínculos dejen de ser estrechos y estériles. Uno no debe subestimar el hecho de que estos acuerdos hayan descartado un posible conflicto armado entre Israel y sus dos vecinos, y que además existe un muy importante diálogo de seguridad con ellos. Esos resultados nos animan a proseguir en la búsqueda de acuerdos de paz. Pero que quede claro, estos no son los vínculos que habíamos esperado.

De hecho, las relaciones entre los 57 países árabes y musulmanes no son ni sólidas ni múltiples. A Israel le supuso más de 50 acuerdos de normalización con Egipto, debido en gran medida a esa ingenuidad y a la hipótesis oculta de que "las relaciones normales" son una garantía que impide un estallido de las hostilidades. La sociedad civil egipcia, incluidas sus élites, siguen boicoteando a Israel, y no solamente porque aún no se haya encontrado una solución al conflicto israelí-palestino. Y también resulta difícil esperar que "las relaciones normales" con Jordania - donde dos tercios de su población es de origen palestino – vayan mucho más allá del diálogo entre los gobiernos, el cual también ha disminuido en los últimos años.

En todo caso, no se trata solamente de que los gobiernos de Egipto y Jordania y sus sociedades civiles tengan la culpa de la falta de esas "relaciones normales". Distintos gobiernos de Israel han perdido la ocasión de forjar unos vínculos más estrechos, en particular porque han cedido a la presión de diversos grupos de interés que no deseaban tener competencia en el ámbito de los puertos marítimos, aeropuertos y centrales eléctricas. .

Si Israel considera que las negociaciones con Siria y los palestinos, juntamente con la iniciativa árabe, están en el orden del día, tendrá que presentar un plano más práctico, exponiendo una caracterización exacta de sus exigencias en lo que se refiere a unas "relaciones normales", al menos en lo que respecta a la utilizada en el acuerdo de paz con Egipto. Plantas regionales de desalinización, oleoductos de agua y energía, líneas de telecomunicación y la utilización conjunta de infraestructuras, como aeropuertos y puertos marítimos en Aqaba y Haifa, harán brotar un conjunto de intereses comunes más relevantes que los que puedan ofrecer los brazos abiertos de cientos de millones de musulmanes. Cuando el arsenal nuclear de Pakistán, que es uno de los mayores países musulmanes, es susceptible de caer en manos de elementos extremistas, la cuestión de si la Filarmónica de Karachi visitará Tel Aviv no debería ser un problema para el Rey Abdullah, Barack Obama o Benjamin Netanyahu.

Labels: ,

Altos del Golán - Nir Ben-Yosef

Saturday, May 23, 2009

De asentamientos avanzados y centrifugadoras - Ari Shavit - Haaretz

Quien no comprenda a Irán no comprenderá el Oriente Medio. Si Irán se convierte en nuclear, le seguirán Egipto y Arabia Saudita, y el Oriente Medio se convertirá en una región nuclear multipolar. Si Irán se convierte en nuclear, los chiítas se fortalecerán y los sunnis serán más débiles, y el radicalismo religioso amenazará cada régimen moderado. Si Irán se convierte en nuclear, el Oriente Medio estará en peligro real de un terror nuclear. Si Irán se convierte en nuclear, Hamas se hará más fuerte y Fatah estallará. Si Irán se convierte en nuclear será el final de la solución de dos Estados.

Afortunadamente, Barack Obama comprende a Irán en gran medida. Benjamin Netanyahu y Ehud Barak comprenden muy bien a Irán. Angela Merkel y Nicolas Sarkozy también comprenden a Irán. Incluso Gordon Brown lo hace. Hosni Mubarak, el Rey Abdullah y los gobernantes árabes moderados en Arabia Saudita y en los emiratos del Golfo comprenden a Irán mejor que todos ellos. Sólo en Israel algunos no llegan a comprender todavía a Irán, y así simpatizantes de la izquierda y de la derecha siguen cantando mantras obsoletos.

La izquierda tiene toda la razón al afirmar que sólo una solución de dos estados para dos pueblos conducirá a una paz israelí-palestina. Por supuesto, la evacuación de los asentamientos es una condición necesaria para la paz. Por supuesto, las conversaciones con todos los estados árabes proporcionarán un marco adecuado para la paz, y quizás incluso para obtener una paz regional. Sin embargo, todo esto en sí mismo no puede detener a una sola centrifugadora de Natanz.

Hablar de la paz, incluso hacer la paz, no detendrá a los ayatolas. Y si los ayatolas no son detenidos el año que viene el discurso por la paz perderá su sentido y cualquier acuerdo de paz puede ser irrelevante. Quien quiera la paz debe encontrar una respuesta a Irán. Esta es la undécima hora. Es la hora para que los avestruces saquen la cabeza de la arena.

Como en el pasado, la derecha es aún hoy tan excentrica como la izquierda. El ala derecha del proyecto de asentamientos se ha comportado absurdamente desde un principio. Pero en el 2009, sólo un ciego puede llegar a creer que la seguridad de Israel depende de que algunas poblaciones aisladas. Sólo alguien que carezca de cualquier entendimiento de los asuntos del Estado creería que el futuro de Israel depende de los puestos ilegales en Judea y del crecimiento natural de Samaria. La derecha israelí pretende ser no sólo religiosa e ideológica, sino también realista y sobria. Pero una facción política que insiste en no sacrificar nada de Cisjordania aumenta la amenaza estratégica en el frente oriental. En el momento de la verdad, el anacronismo de la derecha pone en peligro la existencia de Israel.

Israel necesita un plan de paz en tres etapas para detener a Irán. En la primera etapa, Israel debería aportar y reunir a los moderados, árabes e israelíes, alrededor de una visión conjunta y tomar medidas que crean y fomenten la confianza mutua. En la segunda etapa, se deberá tratar con Irán. En la tercera etapa, se tratará de aplicar la visión de paz con acciones audaces, pero también realistas. Pero para avanzar en esa iniciativa de paz Israel deberá liberarse de los viejos dogmas de la izquierda y de la derecha. Por una parte, se debe comprender que no habrá paz bajo la sombra de un Irán nuclear. Por otro lado, se debe comprender que sin un compromiso y un movimiento hacia la paz seguramente Irán se convertirá en nuclear.

No hay tiempo. El gobierno de Netanyahu debe actuar antes del discurso de Obama en El Cairo a principios de junio. Se deben presentar sin demora una visión de paz que sea a la vez inspiradora y realista. La evacuación de los puestos avanzados y la paralización de la construcción en los asentamientos deben formar parte de esta visión, y deberá concentrarse en la disposición de Israel y de los árabes a firmar un tratado para construir Palestina. Los Emiratos del Golfo, pueden emprender el desarrollo de Cisjordania. Arabia Saudita puede ofrecer un horizonte de esperanza para Gaza. Los egipcios y los jordanos pueden proporcionar la seguridad necesaria y la responsabilidad diplomática. Una coalición de fuerzas moderadas puede actuar conjuntamente en el Oriente Medio para cambiar la situación sobre el terreno. Los responsables de los poderes sobre la escena internacional deben ser capaces de proporcionar la base estratégica para tomar medidas firmes contra Irán.

A su regreso de Washington, se suponía que Netanyahu se daría cuenta de que es ahora o nunca. La izquierda puede ser irritante, pero la derecha es restrictiva. Israel debe actuar para responder a sus desafíos. Debe poner en pie una iniciativa israelí. Pero para formular una iniciativa israelí Netanyahu deberá liberarse finalmente de las empresas ilusorias de la derecha.

Labels: , ,

Ramon Canyon, Negev - Nir Ben-Yosef

Los sueños de Herzl para la Ciudad Santa - Shlomo Avineri - Haaretz



"Si recuerdo en un futuro a Jerusalém, no será con gusto". Estas son las palabras que Theodor Herzl escribió en su diario en octubre de 1898, reflexionando sobre su visita a Jerusalém como cabeza de una delegación sionista que se reunió con el emperador alemán Guillermo II. Herzl esperaba que el Kaiser apoyara sus esfuerzos para lograr una carta del sultán turco que haría posible la inmigración judía y el asentamiento en la Tierra Santa. Hay quienes interpretan esta frase en el sentido de que Herzl tenía una actitud negativa hacia Jerusalém, e inclusive se llega a concluir que el movimiento sionista prefería a Tel Aviv, "la primera ciudad hebrea." La imagen es en realidad mucho más compleja e interesante, y vale la pena analizarla hoy, el Día de Jerusalém, ya que tiene implicaciones para el discurso político contemporáneo.

La reunión con el emperador alemán concluyó como una decepción diplomática para Herzl. El visionario sionista había salido de una reunión previa con el Kaiser en Constantinopla con la esperanza de que iba a apoyar el plan sionista, pero el emperador había cambiado de opinión, al parecer a instancias de sus asesores.

Los días que pasó en Jerusalém estuvieron llenos de momentos conmovedores para él, repletos de asociaciones históricas y de planes para el futuro. Es cierto, muchas cosas no eran de su agrado, sobre todo en la Ciudad Vieja donde descubrió "los viejos y crueles residuos de dos mil años de intolerancia y de suciedad". La escena que encontró en el Muro Occidental le rebeló a causa de "la miseria y la mendicidad especulativa", además de por las disensiones internas que caracterizaban a la comunidad judía que allí residía en ese momento, y cuya hostilidad hacia el sionismo llenaba su corazón de angustia. Pero a pesar de sentirse mal el día de su llegada a Jerusalém, Herzl fue cautivado inmediatamente por la apariencia de la ciudad.

"Jerusalém, envuelta en un tenue velo de luz de luna, con su maravilloso horizonte, me hizo una gran impresión", escribió. "La silueta de la fortaleza de Sión, la Torre de David, es espléndida". Al día siguiente, Herzl miraba por la ventana de su hotel en la ciudad y escribía: "La ciudad se despliega ante de mí con toda su gloria. Incluso ahora, con todo ese abandono, sigue siendo una hermosa ciudad y cuando lleguemos aquí podrá una vez más convertirse en una de las ciudades más bellas del mundo".

Visitándola, Herzl se maravilla ante la vista del Monte del Templo desde el techo de una sinagoga en la Ciudad Vieja, y cuando la delegación se dirigió hasta el Monte de los Olivos, fue maravillado por el paisaje: "un espectáculo que no tiene igual: el valle del Jordán, las montañas de Moab y la eterna ciudad de Jerusalém". Agregó: "! Cuanto se podría hacer con este paisaje ¡ Una ciudad como Roma, y desde el Monte de los Olivos habría una vista como la de Gianicolo [colina]".

De hecho, Herzl tenía tantas ideas como semillas hay en una granada. "Si un día recibimos Jerusalém", escribió, “la Ciudad Vieja se desgajaría de sus bazares y todo lo que se mantendría serían los lugares santos de todas las religiones”.

En las colinas en las afueras de las murallas de la ciudad, una nueva ciudad se construiría con una planificación urbana moderna, incluyendo los barrios de los trabajadores, conservando el estilo de los edificios antiguos en la medida de lo posible".

En su novela "Altneuland" (1902), Herzl describía la nueva Jerusalém que preveía como fruto de la realización del sionismo, comenzando con el paisaje desde el Monte de los Olivos que ahora es una atracción turística, y culminando con su descripción de la nueva ciudad, una ciudad moderna y limpia. Haifa, para él, sería el centro del comercio y de la economía, pero Jerusalém sería la capital: "una ciudad vibrante, llena de esplendor, una metrópolis internacional en el sentido del s. XX".

El parlamento, la academia judía, e incluso un "Palacio de la Paz" para la solución de las controversias internacionales, todo ello se encontraría allí. Es algo sorprendente que el laico Herzl previera el restablecimiento del Templo ( "porque ha llegado el momento"). Para evitar cualquier malentendido,la visión del Templo de Herzl no suponía eliminar o sustituir a las mezquitas y no incluía la existencia de ningún tipo de sacrificios.

A pesar de que Jerusalém había sido descuidada por los gobernantes otomanos, así como por los judíos que vivía en la ciudad en ese momento, algo que rechazaba Herzl, la ciudad, con su patrimonio histórico y su potencial para el futuro, capturó su imaginación. Para él era evidente que no habría sionismo sin Sión.

Labels: , ,

Obama está dividiendo Jerusalém - Israel Harel - Haaretz

Los enemigos del Primer Ministro Benjamin Netanyahu se han asociado para promover unas pocas causas sagradas: poner de rodillas a Israel, forzar una Pax Americana en Israel (el "plan Obama") y conseguir que el primer ministro muerda el polvo.

Si los medios de comunicación de nuestro propio país están tratando de derribar a Netanyahu, ¿por qué no debería aprovecharse la administración americana, la cual ha movilizado a los entusiastas medios de comunicación israelíes para sus propias necesidades, de su desdeñosa actitud con respecto a los objetivos de la administración Obama? (Aunque sea rechazable su actitud, en la cultura americana, con su código de honor y su moderación, este tipo de comportamientos no serían permitidos).

No han logrado poner de rodillas a Netanyahu, pero han conseguido atizar un fuego en el exterior de proporciones bíblicas ( "Por favor, con autoridad", le suplica Gideon Levy a Barack Obama en un artículo del 17 de mayo). Ese fuego que está persuadido de que una iniciativa presidencial americana se puede presentar sin necesidad de un diálogo previo con el gobierno de Israel en el poder, es inaceptable para la gran mayoría de los judíos de Israel.

Además de la exigencia de que se ejerza una fuerte presión sobre Israel, la paz también exige que Obama ponga fin a la "relación especial" entre Estados Unidos e Israel. Estas relaciones, nos explican estos patriotas israelíes, son perjudiciales para los intereses de los EEUU.

También en este caso su desvelos han obtenido sus frutos. El discurso sobre una visión para la paz en el Oriente Medio, previsto para el 4 de junio, no se pronunciará en la Casa Blanca, ni siquiera en una sesión conjunta del Congreso. Verá la luz en una intervención en El Cairo, saltando intencionalmente una visita a Jerusalém (e inclusive Tel Aviv), para que el espíritu de la paz surja de los labios del mesías americano.

Obama tiene pocos conocimientos de la historia, la ideología y la psicología de la oposición árabe a la existencia del Estado judío. Pero él tiene una estrategia: descongelar las relaciones con el Islam. Resulta evidente lo que se pide a cambio.

Obama tiene pocos conocimientos de la historia, la ideología y la psicología de la oposición árabe a la existencia del Estado judío. Pero él tiene una estrategia: descongelar las relaciones con el Islam. Resulta evidente lo que se exige a cambio.

Pero los que construyeron su programa, que por pura coincidencia se asocian totalmente a las ideas de la extrema izquierda de Israel (y cuyos distribuidores están en estrecho contacto con Rahm Emanuel y sus semejantes), están demostrando una ambición y una arrogancia que les cocerá en su propia salsa.

Ningún líder árabe, político o religioso, ha sido hallado aún que este de acuerdo en renunciar al derecho de retorno, el cual es un pilar central del plan de Obama. La idea de internacionalizar la Ciudad Vieja y su gobierno por medio de las Naciones Unidas es una idea inútil. Sólo los judíos asimilados - que también pueden hallarse en Israel – podrían apoyar esta idea de un presidente neófito, que no tiene ni idea de cuan profunda es la ligazón judía con su capital, sobre todo con el área que contiene la mayoría de sus lugares sagrados.

Obama ha lanzado una gran cantidad de globos al aire, quizá demasiados. Incluso un mago como él no puede atraparlos todos. El último, particularmente uno de las más ambiciosos del plan de Obama, podría explotar en sus propios pies, pero también en los de todos aquellos en la región que pagarán el precio que les impone este presidente americano y que quiere, por la fuerza, cambiar el orden de las cosas. Eso también le sucederá si no deja de lado otras iniciativas y, desconectado de la realidad, no se apresura a conectarse con ella en otros lugares del mundo, así como en su propia casa.

Hoy, Día de Jerusalén, una ceremonia tendrá lugar celebrando los 42 años desde la liberación de la capital de Israel. En su discurso, Netanyahu puede enfriar un poco, educadamente, el fervor mesiánico de Obama y dejar bien claro que Jerusalém nos pertenece. Puede que después de la liberación de la ciudad por los paracaidistas en 1967, ninguna potencia extranjera vuelva a pasar nuevamente a través de sus puertas.

Labels: , , ,