Tuesday, July 29, 2008

El antisemitismo sin antisemitas - Henryk Broder - Pajamas Media

(El mes pasado, la Comisión de Asuntos Internos del Parlamento alemán celebró unas audiencias públicas sobre el antisemitismo en Alemania. Muchos de los oradores optaron por centrarse en los "clásicos" del antisemitismo que aún existen en Alemania, lo que eufemísticamente se llama el entorno de la "extrema derecha", es decir, los cabezas rapadas y los autodeclarados neo-nazis. Sin embargo, el periodista Henryk Broder encuentra ese problema en otros lugares: en el habitual "antisionismo antisemitismo" que se puede hallar, por ejemplo, entre los académicos… y los miembros del Bundestag).

Les doy las gracias por la invitación a esta audiencia. Es un honor para mí poder dirigirme a ustedes. Sé que ha habido un cierto descontento con motivo de mi participación. Pero estoy seguro de que al final de mi declaración no se arrepentirán de haberme invitado.

Esta no es la primera audiencia sobre la cuestión del antisemitismo y no será la última. Desde que el escritor y autodeclarado enemigo de los judíos, Wilhelm Marr, publicara su "El triunfo de Germania sobre la judería", en 1879, convirtiéndose así en el líder político del antisemitismo en la Alemania imperial, han existido numerosos intentos para definir, explicar y neutralizar el antisemitismo. Todos ellos han fracasado. Si ese no fuera el caso, no estaríamos hoy aquí. Cada debate sobre el antisemitismo comienza con una definición del concepto. Y muchos no llegan más allá, de manera que después de todos los esfuerzos para obtener una comprensión del fenómeno sólo se llega a la conclusión de que el antisemitismo es, como la vieja broma, "cuando uno no puede ser judío más de lo normal".

Por lo tanto, me gustaría concentrarme en dos puntos: dos argumentos a los que se tiene que prestar una atención especial si uno no quiere llevar a cabo un mero debate virtual. En primer lugar, el antisemitismo no es una cuestión de un prejuicio, sino más bien de una especie de resentimiento. En sí y de por sí, los prejuicios son inofensivos. Yo tengo prejuicios, ustedes tienen prejuicios, casi todo el mundo los tiene. Y sólo los prejuicios negativos molestan. Si yo les digo a ustedes que los alemanes son trabajadores, disciplinados y que muestran a sus invitados una gran hospitalidad, usted estarán encantados de estar de acuerdo conmigo. Sin embargo, si digo que los alemanes son ordinarios, infantiles y carecen de sentido del humor ustedes presumiblemente se molestaran. Esa es una generalización inaceptable, opinarán seguramente. Lo mismo ocurre con los judíos. Estamos encantados de escuchar los prejuicios positivos - la "gente del libro" o el humor judío -, pero los prejuicios que solamente escogen como tema nuestras peores tendencias los tomamos como un insulto.

La distinción entre un prejuicio y un resentimiento es la siguiente: un prejuicio se refiere al comportamiento de una persona mientras que el resentimiento se refiere a su propia existencia. El antisemitismo es un resentimiento. El antisemita no envidia la forma de ser del judío o lo que hace, sino lo que él representa o es en general. El antisemita toma como una ofensa tanto los intentos de los judíos por asimilarse como su automarginación. Así, los judíos son ricos explotadores y los judíos pobres son unos aprovechados; los judíos inteligentes y brillantes son arrogantes y los judíos estúpidos - sí, también hay judíos estúpidos - son una desgracia que proviene de la judería. El antisemita culpa a los judíos, en principio, de todo y de su contrario. Es por ello que no tiene sentido tratar de debatir con los antisemitas o intentar convencerles de lo absurdo de sus puntos de vista. Uno tiene que marginar a los antisemitas: aislarlos en una especie de cuarentena social. La sociedad debe dejar claro que desdeña tanto el antisemitismo como a los antisemitas: al igual que los padres evitan golpear a sus hijos y su violación, se conoce perfectamente que no se puede controlar todo lo que pasa detrás de una puerta cerrada.

En segundo lugar, si queremos referirnos a términos como el antisemitismo, ustedes deben darse cuenta de que no se debe tratar como a algo fijo y delimitado, como el prototipo del metro de París o la definición de los voltios, vatios, o amperios. Al igual que todos los fenómenos sociales, el antisemitismo es susceptible de transformación. Incluso la pobreza ya no es hoy lo que fue en la época de Oliver Twist. El antisemitismo al que estamos más inclinados a reconocer es un artefacto del siglo pasado y del siglo anterior. Es el antisemitismo de los tontos, el de los que todavía están persiguiendo quimeras. [A fines del siglo XIX, el socialdemócrata alemán August Bebel describió al antisemitismo como el "socialismo de los tontos"]. El antisemita típico no tiene ninguna idea real acerca del objeto de sus obsesiones, sino solamente un sentimiento difuso. Él se desfoga pintando cruces gamadas y haciendo garabatos "Juda verrecke" sobre las lápidas. Es un caso para la policía y para los tribunales locales, pero nada más que eso. Nadie va a sentir simpatía por matones que alzan el brazo haciendo el saludo hitleriano y gritando "Juden raus!". Este tipo de antisemitismo es el feo, pero es políticamente irrelevante: es el preaviso de su propia muerte.

El moderno antisemita se ve de una forma totalmente diferente. Él no tiene la cabeza rapada. Él tiene buenos modales y, a menudo, un título académico. Él llora por los judíos que murieron en el Holocausto. Pero al mismo tiempo, se pregunta por qué los supervivientes y sus descendientes no han aprendido nada de la historia y en la actualidad tratan a otro pueblo tan mal como ellos fueron tratados. El moderno antisemita no cree en los Protocolos de los Sabios de Sión, pero en su lugar fantasea acerca de un "lobby Israel" que se supone que controla la política exterior estadounidense y la maneja como el collar de un perro. El moderno antisemita, ni que decir tiene, todos los años el 27 de enero va a conmemorar la liberación de Auschwitz, pero al mismo tiempo milita por el derecho de Irán a tener armas atómicas. ¿"Cómo se puede negar a Irán lo que se ha permitido a Israel o Pakistán?", como ha dicho Norman Paech, portavoz de política exterior de la Izquierda alemana. O se invierte la relación causal y se afirma que es Israel, y no Irán, la amenaza, como sostuvo el especialista alemán del Oriente Medio, Dr. Udo Steinbach, en una reciente entrevista en la radio.

El moderno antisemita considera ordinario y vergonzoso al viejo antisemitismo, sin embargo, él no tiene ningún problema, ya que adoptando el antisionismo está agradecido por la oportunidad que tiene de expresar su resentimiento de una forma políticamente correcta. Y es que el antisionismo es una especie de resentimiento similar al clásico antisemitismo. El antisionista tiene la misma actitud hacia Israel que la del antisemita hacia los judíos. A él no le molesta lo que hace o deja de hacer Israel, le molesta el hecho de que Israel exista. Esa es la razón por la que tan apasionadamente participa en los debates sobre la solución de la cuestión de Palestina, que bien podría significar una "solución final" para Israel. Por otra parte, permanece indiferente a la situación en Darfur, Zimbabwe, Congo o Camboya, ya que no hay judíos involucrados en esos lugares. Pregunten por ejemplo al portavoz de política exterior del Partido de la Izquierda: ¿cuántas declaraciones han emitido sobre "Palestina" y cuantas sobre el Tíbet?.

Al principio de digamos la época clásica, con antisemitas como Wilhelm Marr, Karl Lueger, y Adolf Stoecker, todo estaba claro y era simple. Había judíos, había antisemitas, y había antisemitismo. Después de 1945, por razones bien conocidas, permaneció entonces en Alemania un antisemitismo sin judíos. Y ahora actualmente estamos ante un fenómeno nuevo: hay antisemitismo sin antisemitas. Otro hecho novedoso es el perfil profesional de lo que podría llamarse el "tiempo de ocio antisemita", de esos que realizan un trabajo regular durante el día, quizás incluso en una oficina del gobierno federal y que a continuación, en su tiempo libre, escriben textos "críticos" sobre Israel que aparecen en oscuras y antisionistas páginas web. [Alusión a Ludwig Watzal, funcionario de la Oficina Federal de Educación Cívica (BPB), muchos de cuyos artículos han sido reimpresos en una página antimperialista. El BPB se ha resistido a las peticiones de despido de Watzal argumentando que los escritos en cuestión no están relacionados con su actividad profesional]. Nadie quiere ser un antisemita, pero el "antisionista" libre de vergüenzas es cada vez más popular.

El antisemitismo y el antisionismo son dos caras de una misma moneda. Si el antisemita está convencido de que él realmente no es antisemita, que los culpables del antisemitismo son los propios judíos, el antisionista por contra está convencido de que Israel no sólo es responsable del sufrimiento de los palestinos, sino también de las penurias que él mismo sufre. Las personas de cierta edad entre ustedes tal vez recuerden lo que un político del Partido Verde, y que sigue siendo miembro del Parlamento alemán, dijo sobre los cohetes iraquíes disparados contra Israel durante la primera Guerra del Golfo en 1991: "El ataque con cohetes de los iraquíes es totalmente lógico, es la consecuencia casi inevitable de la política israelí". En su momento, el mismo Partido Verde también se opuso a la entrega a Israel de armas defensivas como los cohetes Patriot porque, según ellos, conduciría a una escalada en las hostilidades.

Hoy en día, unos 17 años más tarde, escuchamos comentarios similares acerca de los ataques con cohetes contra Israel desde el sur del Líbano o desde la Franja de Gaza: a saber, que son la consecuencia lógica, casi inevitable, de la ocupación israelí y que Israel haría bien en no reaccionar con el fin de evitar una escalada en las hostilidades. El moderno antisemita rinde homenaje a los judíos asesinados hace 60 años, pero se molesta cuando observa que los judíos vivos toman medidas para defenderse. El moderno antisemita se apresura a gritar "!! Cuidado que así se comienza !!" cuando un puñado de nazis de fin de semana celebran una manifestación en Cottbus, pero en cambio justifica las políticas del actual presidente iraní y defiende una continuación de los negocios de las empresas alemanas con Irán.

Señoras y caballeros, no vamos a resolver el problema de antisemitismo: no será en esta audiencia, ni en la próxima. Pero el mero hecho de que ustedes estén discutiendo del tema - cuando también existen otros y más urgentes problemas que necesitan atención - es una buena señal. Si se me permite quisiera realizar modestamente una sugerencia: dejen el viejo antisemitismo para los arqueólogos, los historiadores y los anticuarios. Dediquen su atención al moderno antisemitismo, ese que lleva el disfraz del antisionismo, y a sus representantes. Ustedes encontrarán algunos de ellos entre sus propias filas.

Gracias por escucharme.

Labels: , ,

¿Compromisos inquebrantables? - Los asesores de Obama, un motivo de preocupación - Yoram Etinguer - Ynet

El candidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, el senador Barack Obama, no se encuentra ni entre los líderes del Senado ni entre quienes componen las comisiones de Relaciones Exteriores, de las Fuerzas Armadas o del Servicio de Inteligencia de Washington.

Obama ni ha propuesto ni ha liderado propuestas o proyectos de ley importantes, y tampoco se ha ocupado de cuestiones relacionadas con las relaciones exteriores o de seguridad. Llegó al Senado y a la carrera presidencial desde la arena política local y nacional. Es por ello que se apoya en una batería de asesores experimentados que diseñan su concepción del mundo y quizás también la política de los Estados Unidos, y dentro de está su relación con Israel en los próximos años. Pero el currículum vitae de los asesores – la mayoría de ellos con experiencia previa en los gobiernos de Clinton y Carter – indica que el fruto de sus consejos y sus políticas son un verdadero motivo de preocupación.

Tony Lake, por ejemplo, fue jefe del Departamento de Planificación Nacional en el Departamento de Estado durante la presidencia Carter. Lake cooperó con la política que terminó "clavando un puñal en la espalda" del Shah persa, un aliado de los intereses norteamericanos en una zona crítica. Esa política fue la que propició la llegada al poder de Khomeini y dio un espaldarazo al terrorismo musulmán que hoy en día amenaza al mundo entero.

Lake fue maestro, guía y asesor de Clinton en materia de seguridad. Bajo su inspiración se diseñó la política que definió el terrorismo internacional y musulmán como un desafío para las autoridades policiales mucho más que para las autoridades militares. La política de Lake consideraba a los terroristas como delincuentes que hay que llevar a juicio, y no como a un enemigo al que hay que enfrentarse en el campo de batalla. El fruto de sus equivocaciones es contemplado ahora por Estados Unidos y por el mundo desde el 11 de septiembre de 2001.

Susan Rice fue asesora especial para las relaciones exteriores del candidato presidencial John Kerry, el candidato demócrata a la presidencia en 2004. Fue ella quien le recomendó entonces nombrar a James Baker y a Jimmy Carter como mediadores en el conflicto árabe-israelí. Rice fue la responsable del área de África en el Departamento de Estado del gobierno Clinton y representa la postura que responsabiliza a Occidente por las tragedias del tercer mundo. Es evidente que Israel se encuentra dentro del mundo occidental y que los árabes representan al tercer mundo.

Susan Rice evalúa el conflicto árabe-israelí a través de la lupa de la lucha por los derechos de los negros en los Estados Unidos: compara a los palestinos con los negros oprimidos, y a los judíos en Israel con el blanco opresor. Si Martin Luther King supiera que lo comparan con Abu Mazen y Arafat – los padres de la enseñanza del odio del terrorismo suicida y del incumplimiento sistemático de acuerdos – diría que se trata de una pesadilla.

Madeleine Albright fue la secretaria de Estado de Clinton y la mentora de Susan Rice. Ella veía en Arafat a un interlocutor válido para negociar la paz, un aliado en potencia de los Estados Unidos. Lo convirtió en una "visitante peremne" de la Casa Blanca (mucho más que cualquier otro líder europeo o canadiense), haciendo caso omiso de las pruebas que lo incriminaban. Trabajó con entusiasmo para que se aumentara el monto de la ayuda norteamericana a Arafat y para mejorar su imagen en el mundo occidental.

Albright también encabezó una política dominada por el diálogo y la negociación – y no el enfrentamiento – con los regímenes terroristas. El resultado fue una insuficiente política preventiva y una reacción tibia y débil ante los atentados en las embajadas norteamericanas en Kenia y Tanzania (con un saldo de 300 víctimas) y ante el atentado contra el buque de guerra USS COLE, en el puerto yemenita de Adén (17 víctimas), perpetrado por enviados del terrorismo musulmán. La política conciliadora fue interpretada como debilidad por los terroristas, y allanó el camino para los posteriores atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono (3.000 víctimas).

Éstos son sólo algunos ejemplos. A Barack Obama hay que darle la bienvenida, pero no hay que abrigar falsas ilusiones respecto de la posibilidad de influir sobre la concepción política de sus asesores. Por ello, lo indicado es intensificar y mejorar el vínculo con el Senado norteamericano, que constituye un aliado equilibrado y expresa la auténtica relación del pueblo norteamericano con el estado judío.

Labels: ,

Sunday, July 27, 2008

El antisemitismo y el "zeitgeist" - Petra Marquardt-Bigman - JPost BlogCentral

(zeitgeist: "espíritu del tiempo"; clima intelectual y cultural de una época)

Cuando un representante de Hamas dijo en abril que su grupo esperaba que Barack Obama ganaría las elecciones presidenciales norteamericanas, sin duda contribuyó considerablemente a la imagen de un Obama como militante musulmán que recientemente fue satirizada en la portada del New Yorker, y que levantó una gran polémica. Aunque Hamas haya cambiado bastante de opinión acerca de Obama, resulta que el grupo todavía hace declaraciones que pueden inspirar a los caricaturistas: por ejemplo, la reciente afirmación de un portavoz de Hamas de que "Obama quiere ir a la Casa Blanca a través de Tel Aviv", ha inspirado a una serie de caricaturistas como pone de manifiesto una muestra de caricaturas publicadas en los medios de comunicación árabes y compiladas por la Liga Antidifamación (ADL).

La ADL ha protestado contra el "directo, o muy cercano, antisemitismo" presente en esas caricaturas que retratan "la presunción de que los candidatos presidenciales de los EE.UU. son lacayos de los judíos y de Israel". Evidentemente, no sólo es Hamas a quien le gusta pensar en un "poder judío" que controla el mundo. Pero si bien exagerar el poder de los judíos es considerado como un barómetro de antisemitismo, la controversia desencadenada por la publicación del libro de Mearsheimer y Walt, "El Lobby Israel", ha puesto de manifiesto lo difícil que es diagnosticar cuando un debate político legítimo se adentra en territorios antisemitas.

En una excelente revisión de "El lobby Israel", Walter Russell Mead argumentó que es "un libro que a los antisemitas les encantará, pero que no es necesariamente un libro antisemita". Mead reconoce que Mearsheimer y Walt "hacen lo que los antisemitas siempre han hecho: exagerar el poder de los judíos [...] La imagen que ellos dibujan apela a algunos de los peores estereotipos antisemitas. El "pulpo o hidra" sionista que evocan, desde la guerra de Irak, la manipulación de los EEUU, tanto de los partidos políticos como de los medios de comunicación, y el castigo ejercido sobre la valiente minoría de profesores y políticos que se atreven a decir la verdad, es deprimentemente familiar". Sin embargo, según la evaluación de Mead, estos estereotipos antisemitas no son invocadas intencionalmente, sino que son resultado de unos datos y un análisis viciado y sesgado: "Mearsheimer y Walt se han equivocado honestamente en su entendimiento de la relación entre la actividad política de los pro-Israel, la política de EEUU y sus intereses estratégicos. No es ningún delito estar equivocado, y estar equivocado acerca de los judíos no convierte necesariamente a nadie en un antisemita".

Como he afirmado en otra ocasión, si se acepta la defensa de Mearsheimer y Walt por parte de Mead contra las acusaciones de antisemitismo, uno tendría que concluir que existe algo parecido a un antisemitismo "aceptable" que puede ser excusado como no intencional, que sería producto de un análisis defectuoso, que daría lugar a un razonamiento "honestamente" equivocado y que sólo conllevaría, nada más, que estar "equivocado acerca de los judíos". Si bien hay que reconocer que Mead acierta cuando reflexiona que, si bien es posible equivocarse "acerca de los judíos", los judíos, históricamente, siempre han pagado un enorme precio por estas equivocaciones de los demás.

La cuestión de cuando las acusaciones de antisemitismo son "justificadas" también se aborda en un ensayo publicado recientemente por Anthony Julius, y que está trabajando en un libro sobre el antisemitismo inglés. Julius argumenta que ya que el "antisionismo antisemita forma parte del "zeitgeist", es razonable suponer que muchas de las personas que recurren a sus tropos (lenguaje y expresiones) lo hagan sin reflexión. Si ellos están abiertos a corregirse cuando su lenguaje y razonamientos se desvían hacia allí, no son antisemitas. Antisemitas serían los empecinados en su odio hacia los judíos".

Otra reflexión sobre el mismo tema fue ofrecida recientemente por el periodista y satírico alemán, Henryk Broder, quien habló el mes pasado en una audiencia pública sobre el antisemitismo en el parlamento alemán. Broder sostuvo que el antisemitismo popular entre los neo-nazis es "feo, pero políticamente irrelevante", en lugar de ello, advirtió, que hay un "nuevo fenómeno: un antisemitismo sin antisemitas":

"El moderno antisemita no cree en los Protocolos de los Sabios de Sión. Pero en su lugar fantasea sobre un «lobby Israel" que se supone que controla la política exterior estadounidense y la maneja como el collar de un perro. [...] El moderno antisemita considera como ordinario al viejo antisemitismo vergonzoso. Sin embargo, con él no hay problemas, ya que adoptando el antisionismo, está agradecido por la oportunidad de expresar su resentimiento en una forma políticamente correcta. El antisionismo es una especie de resentimiento al igual que lo es el clásico antisemitismo. El antisionista tiene la misma actitud hacia Israel que el antisemita hacia los judíos. A él no le molesta lo que Israel haga o deje de hacer, sino el hecho de que Israel exista".

El hecho de que Israel exista, por no hablar del hecho de que tenga derecho a existir como un estado judío, es algo que todavía no está verdaderamente aceptado en el Oriente Medio, y el hecho de que esa falta de aceptación a veces también se produzca en Occidente demuestra sin duda que Anthony Julius acierta cuando habla de una "zeitgeist" que alienta una fusión del antisemitismo y del antisionismo. Sin embargo, la pregunta que aún está ahí es el motivo por el cual el antisionismo debe ser considerado como algo de alguna manera más respetable que el antisemitismo: después de todo, el antisionismo distingue a "los judíos como a un pueblo que no se les debería permitir la autodeterminación".

El argumento estándar de que la autodeterminación de los judíos, tal como fue expresada por el sionismo, vino a expensas de otro pueblo, los palestinos, carece de sustancia, porque la palestinos podrían haber establecido un estado propio en el mismo momento en que los sionistas proclamaron su propio estado. El sentimiento de simpatía y de solidaridad con las razones por las cuales los palestinos decidieron no aprovechar esa oportunidad es una cosa, pero la utilización de dicha simpatía para socavar o negar el derecho de Israel a existir es otra muy distinta.

Barack Obama ha dejado perfectamente claro que uno puede aceptar la idea de un estado judío como una ida fundamentalmente justa, incluso si uno no está de acuerdo con cada una de las acciones del estado de Israel, según dijo en una interesante entrevista con Jeffrey Goldberg en mayo:

"Se trata de un gobierno como otros y tiene dirigentes políticos, y como hombre político que también soy, soy profundamente consciente de que todos somos criaturas imperfectas y que no siempre actuamos buscando la justicia superior en nuestras mentes. Pero la premisa fundamental de Israel y la necesidad de preservar un estado judío en seguridad es, en mi opinión, una solución justa y una idea que debe ser apoyada aquí, en los Estados Unidos, y en todo el mundo".

Es una reflexión bastante reveladora decir que en el "zeitgeist", después de las opiniones de Obama sobre Israel, ha disminuido el entusiasmo que por él sentía, no sólo en el mundo árabe, sino incluso en algunos círculos en Europa.

Labels: , , ,

El Tío Obama lo va a arreglar (la Obambimanía) - Shmuel Rosner - Haaretz




Ambas fotos @Reuters

En una previsible manifestación de provincialismo, el candidato demócrata a la presidencia de los EEUU, Barack Obama, fue coronado como el favorito de turno de la izquierda israelí. Aquellos que en los años de presidencia de George Bush se hallaron a si mismos en los márgenes de la arena política, ahora ponen sus esperanzas en Obama que, aunque quiera, es difícil que pueda cumplir. Quienes han fracasado en convencer a la gente de su propio país, se apoyan en una esperanza externa con la esperanza de que le imponga a Israel su agenda. Se equivocan por partida doble: la conducción norteamericana nunca fue el origen del problema; y, aun cuando haya cargado con una responsabilidad indirecta en el frenazo a las ruedas de la paz, no es seguro que Obama sea el líder que brinde la solución.

"El Israel de hoy necesita a un presidente norteamericano y a una administración norteamericana que entienda la urgencia de generar un proceso de paz exitoso", escribió Uri Sabir, uno de los arquitectos del proceso de Oslo, en un artículo de apoyo a Obama publicado en el JPost. "La elección de McCain implica la continuación de la política de Bush-Cheney-Rice", explicó Yossi Sarid en otro artículo de apoyo en el Haaretz.

Aun si Sabir tuviera razón, y ello es discutible, su afirmación no conlleva necesariamente la conclusión de que hay que elegir a Obama: el republicano John McCain ha prometido hacer un gran esfuerzo por el proceso de paz. Y lo que escribió Sarid, sencillamente no es cierto. McCain se parece a Bush en su posición en algunos temas, y es diferente en otros: su visión de Israel no se apoya en un fundamento religioso parecido al de Bush; su círculo de asesores incluye a halcones natos, pero también a no pocos estadistas "realistas" que recuerdan más a los consejeros de Bush padre que a los del hijo; su poca paciencia terminará muy pronto si Israel se escabulle, como en el caso de la evacuación de los asentamientos ilegales. Se puede incluso apostar que se apresurará incluso más que Obama.

Es cierto, Obama es realmente un candidato que entusiasma, y es más interesante que McCain. Si sale electo, será el amigo americano, como la mayoría de sus predecesores. Si no resulta electo, McCain será ese amigo. El gran defecto de Obama, en todo lo tocante a Israel: sus reservas bien acendradas a todo uso de la fuerza, un mal necesario para un país como el suyo. Su ventaja comparativa: un mayor crédito en los países árabes, por lo menos para el principio de su mandato. Quizás éste sea traducido en una confianza acompañada de una disposición a avanzar, pero se puede temer también que sea traducido en la manipulación de un presidente que hace de su ingenuidad un oficio.

De por sí, en la extraña realidad de la era moderna, uno puede confundirse, pero Bush no era el presidente de Israel, y su sucesor tampoco lo será. De ahí que el anhelo de que "el Tío Obama lo arreglará" es, en verdad, una huida: de la realidad, o de la responsabilidad.

La realidad significa reconocer lucidamente, aunque sea frustrante, de que con todas sus desventajas (y sus muchas ventajas), Bush no es el culpable de la situación de Israel. Qué cómodo es para los izquierdistas, norteamericanos e israelíes, tener semejante putching-ball al que endilgarle todos los defectos del mundo. Pero no fue Bush el que empujó a Israel a un proceso de paz defectuoso, no le empujó a conferencias de paz tan arrogantes como fracasadas. No fue él quien persuadió a Irán de desarrollar la bomba atómica, ni supervisó la creación de Hezbollah. En cambio, sí es cierto que tomó Bush decisiones controvertida y cometió errores. Pero cuando asumió el mando en 2001, Israel ya estaba embarrancada en una Intifada descontrolada e Hezbollah ya estaba en la frontera norte.

Por eso, huir de la realidad es también eludir la responsabilidad, es decir el reconocimiento lúcido, aunque frustrante, de que el destino de Israel es responsabilidad de Israel, de la conducción israelí, de la opinión pública israelí. Al líder israelí por ahora no se le reemplaza, pero hay quienes esperan que el recambio de otro líder, en otro lugar y con otro orden del día (otra vez la economía, idiota), marque la diferencia. Obama, por más talento, sabiduría y admiración que tenga por Israel, no podrá cumplir con esa misión.

(Salvo algunos retoques este artículo provienen de Povesham Op-Análisis)

Labels: , ,

Friday, July 25, 2008

De caricaturas... ¿Tú también Bugs Bunny? - NouvelObs





El programa televisivo "Los pioneros del mañana" infunde los principios de la ley islámica a los niños a través de las aventuras de Assoud, un conejo que quiere "librarse" de los judíos "comiéndoselos".

La difusión, por los palestinos de Hamas, de un programa para niños destinado a inculcarles la ley islámica plantea la preocupación de las autoridades religiosas británicas, informa el periódico británico Daily Mail en su edición del jueves 24 de julio.

En una emisión de dicho programa, titulado los "Pioneros del mañana", uno de los personajes, el conejo Assoud, dice efectivamente desear "comer" a los judíos, y en otro episodio se hace condenar por parte de los telespectadores infantiles a la amputación de sus manos por haber robado.

En su primera comparecencia, el conejo dice querer honrar a su hermano que murió como "mártir" y liberar Palestina. Al final de la emisión promete a un niño "librarse" de los judíos "comiéndoselos". En otra emisión, Assoud, tras cometer un robo, es condenado por los televidentes infantiles a la amputación de sus manos.

El programa, transmitido principalmente en la Franja de Gaza, también está disponible vía satélite y en YouTube, despertando la preocupación de varios líderes religiosos musulmanes. "Independientemente de la religión, las emisiones que inspiran o incitan a la gente a infligir algún tipo de sufrimiento deben ser condenadas", dijo al Daily Mail el doctor Mohamed Mukadam, portavoz de la Asociación de Escuelas Musulmanas Británicas. "Estas emisiones están en contra de las enseñanzas del profeta Muhammad y hacemos un llamamiento al pueblo de todas las edades, a no verlas". (N.P.: Sabio consejo, sin duda, pero... ¿nada más?).

Labels: , ,

Mystical Safed - Abba Richman


Callejón azul


Puerta de Safed


Puerta de Safed


Tres rabbis


Chicos hasídicos


Larga vida al Mesías

Una amplia representación de la obra de Abba Richman puede ser contemplada en PBase

Labels: , , , ,

In the Street - Abba Richman

Gran Bretaña, principal foco europeo de sentimiento anti-israelí (Gráficos de Just Journalism)

Con ocasión del 60 aniversario de Israel la prensa de Gran Bretaña "celebró" el acontecimiento con una buena cantidad de artículos. Just Journalism deconstruye tanta deferencia y amabilidad.


(01) Israel fue creado a expensas de los palestinos - Cerca del 54% de los artículos dan a entender que fue así.


(02) Israel es un fenómeno completamente negativo (N.P.: ¿Para la región, para los judíos, para Gran Bretaña?) - Cerca de un 12% de los artículos lo consideran.


(03) Israel no busca la paz - El 40% de los artículos lo piensan.


(04) Israel ha perdido sus ideales (N.P.: ¿Los de quién, los de los judíos, los de los israelíes, los de Gran Bretaña?) - Un 14% piensa que ha perdido "sus" ideales.


(05) Israel es un éxito como nación - El 26% de los artículos piensan que sí.


(06) Israel es el hogar de los judíos - Sólo un 16% de los artículos lo creen. (N.P.: ¿Quién va a saber mejor que Gran Bretaña cual es el hogar de los judíos?)


(07) Israel busca y desea la paz - Un abrumador 6% de artículos lo admite.


(08) El futuro de Israel es incierto - Un 18% de artículos se "preocupa" por su futuro.


(09) Israel hace frente a amenazas existenciales - Un 22% de los artículos lo creen así.


(10) Posicionamiento ante Israel: Positivo, Negativo, Neutro - 21%, 36%, 43% respectivamente.

El estudio de Just Journalism (pdf) abarca otros medios de prensa (la maravillosa BBC) y más datos, por lo que les puede resultar interesante darlo un vistazo. En un post previo hablamos de un artículo en la línea de este post del embajador israelí en Gran Bretaña, Ron Prosor, y de sus repercusiones.

Labels: , , , ,

¿Pacificadores de la ONU? Comprometida lealtad - Emanuele Ottolenghi - Commentary



La desvergüenza de la ONU no es ningún secreto, pero incluso estos burócratas deben tener el buen sentido de no quedar en evidencia ante las cámaras, como aquí, donde se puede ver a tropas del FPNUL, encargadas del mantenimiento y supervisión de la paz, saludando el paso de los féretros de miembros de Hizbolláh y de terroristas palestinos que volvieron a Beirut como parte del canje de prisioneros con Israel. Aviso que también da la impresión que saludan la imagen virginal de Imad Mughniya, el cerebro del atentado suicida contra los cuarteles de los Marines y que costó la vida a 241 soldados en 1983.

Si necesitan una confirmación de que la labor de la UNFIL en la aplicación de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU era peor que ineficaz, ahora la tienen. Las únicas preguntas que restan son: ¿Para cuando la próxima guerra? Son estas las funciones que llevan al mantenimiento de la paz, es decir, ¿Facilitar, encubrir y excusar el avance de los ejércitos, como en el pasado, de los que ahora están saludando?

Labels: , ,

Wednesday, July 23, 2008

Antes de que la mayoría se convierta en una minoría - Yoav Orgad - Haaretz

El pensamiento liberal y el discurso de los derechos humanos reconocen el derecho de una minoría a mantener su naturaleza única y su identidad cultural. Sin embargo, a las comunidades mayoritarias no se les ha permitido hasta ahora disfrutar de un derecho similar, dado el supuesto de que su cultura no se ve amenazada dentro del estado, y que de todos modos el uso de los procesos democráticos la preservará.

Esta suposición se vuelve menos evidente en un mundo en el que hay una inmigración de un alcance que no tiene precedentes en la historia. La referencia aquí no es sólo el gran número de inmigrantes que llaman a las puertas del mundo desarrollado, sino también a su carácter. Vienen desde el Tercer Mundo - Asia, África y el Medio Oriental - a unas sociedades cuya cultura es diferente de la suya. Algunos de ellos crean enclaves culturales y desafían la cultura local. También la inmigración objetiva ha sufrido cambios: hoy, la mayoría de estas familias no están inmigrando en busca de un trabajo temporal, sino que buscan un estatuto permanente.

Y así sucede que la mayoría siente la necesidad de proteger su propio carácter. En el año 2035, por ejemplo, se espera que haya una mayoría hispana en Texas; lo mismo se supone que ocurrirá en 2040 en California. Esta población, la mayoría de los cual es mexicana, tiene una forma de vida, un idioma y una educación diferente de la mayoría actual en esos estados, incluso en lo que respecta a su segunda generación. Aunque estas personas no cuestionan el derecho de existencia de la nación americana o sus valores básicos, el discurso público en los Estados Unidos está lleno de temores demográficos. La inmigración mexicana constituye una enorme contribución económica a los EE.UU., pero los que se oponen a ella la observan como un peligro para los valores culturales de la nación.

Los temores demográficos son más significativos en Europa. Dentro de algo así como 20 años, una mayoría musulmana se puede esperar en Bruselas - y esto también puede ocurrir tan sólo unos pocos años después en Amsterdam, Berlín y Oslo. Las leyes de inmigración recientemente promulgadas en Europa son una expresión demográfica de esta histeria.

El estado federal de Baden-Wurttemberg, en Alemania, recientemente presentó un cuestionario que examina los puntos de vista de los inmigrantes con respecto a la cultura, el deporte, los derechos de la mujer, la homosexualidad y el antisemitismo. Holanda exige un cierto nivel de fluidez en su idioma, y pide a los inmigrantes firmar un "contrato de integración" con el gobierno. Esta semana, Gran Bretaña puso en marcha una reforma que incluye la demanda de conocimientos de inglés y la aceptación de la cultura británica como condición para la inmigración.

Estas leyes son innovadoras. En primer lugar, en algunos casos se refieren a los requisitos para la entrada, no las condiciones para una nacionalización. En segundo lugar, hacen mucho más invasivas las demandas culturales de los inmigrantes que los clásicos requisitos de familiaridad con la historia del país y las regulaciones gubernamentales. En tercer lugar, en muchos casos la ley se refiere sólo, o principalmente, a los musulmanes. El cuestionario de Baden-Wurttemberg se utiliza únicamente en los casos de inmigrantes procedentes de 57 países musulmanes, mientras que en Holanda están exentos los inmigrantes procedentes de países que son miembros de la OCDE con ciertos requisitos.

En el pasado, el Tribunal Superior de Justicia de Israel dictaminó que los grupos especiales de las minorías, como la ultraortodoxos judíos o los beduinos, tienen derecho a vivir en asentamientos separados de la comunidad a causa de su necesidad de mantener su cultura, mientras que restringen ese establecimiento a poblaciones que no tienen un carácter similar. Por lo que respecta a la aldea de Katzir, el Alto Tribunal dictaminó que una comunidad con una mayoría judía no puede determinar que vaya a aceptar exclusivamente a judíos como miembros de ella, ya que no es un "grupo con carácter singular" en este país. Si bien esta hipótesis es correcta en términos de Israel, la mayoría judía constituye una excepción única en el Oriente Medio y en el mundo. En el mundo en que vivimos, es probable que la mayoría se convierta en una minoría como consecuencia de la libertad de inmigración. Somos testigos actualmente de estos procesos en Europa y en los EE.UU.

Establecer un paralelo entre Israel y Europa es problemático. Los temores sobre posibles transformaciones demográficas en Israel son en su mayoría étnicos. Israel busca inmigrantes judíos, incluso si su cultura es diferente de la mayoría, como es el caso de los ultraortodoxos judíos; Israel no quiere inmigrantes no judíos, incluso si estudian al poeta Bialik y saludan a la bandera. Holanda no tiene un problema étnico con las personas no holandesas, siempre y cuando se convierten en holandeses desde el punto de vista cultural y acepten los valores del país y el idioma. En los EE.UU., también, las características de los temores demográficos a causa de la inmigración mexicana son más culturales que étnicos. A diferencia de Europa o incluso de los inmigrantes asiáticos, los mexicanos se niegan a "norteamericanizarse completamente" (N.P.: No estoy tan seguro).

Sin embargo, hay un denominador común entre los temores demográficos de Europa, EE.UU. e Israel: la relación entre el mantenimiento de la cultura de la mayoría y la libre determinación. En Europa tienen miedo a la creación de un estado musulmán en el corazón del continente, y ya han existido expresiones de apoyo a esa posibilidad por parte de clérigos musulmanes en Holanda. En los EE.UU. están preocupados de que la migración mexicana no genere enclaves territoriales cuyos valores sean ajenos a la cultura norteamericana, y ya han existido figuras públicas en México que han expresado el deseo de convertir a esa comunidad en un minoria nacional lingüístico-cultural y que se reconozca por la ley.

En Israel existe el miedo a una mayoría musulmana que suprima el carácter nacional, y han existido y existen apoyos a esa idea como, por ejemplo, el famoso discurso de Yasser Arafatl sobre el papel de las "matrices palestinas" en la lucha nacional.

Israel es la única democracia que todavía no tiene una política de inmigración ordenada. Esa política es una necesidad urgente. En el marco de una política de este tipo no es inaceptable solicitar a un inmigrante, incluso a un inmigrante judío, que reconozca y acepte ciertas normas culturales y nacionales. La comunidad de la mayoría judía no tiene que esperar hasta estar en peligro de convertirse en una minoría para solicitar su protección cultural y lnacional. En cuanto a la inmigración palestina, que debe decidirse en en la mesa de negociaciones, la libertad de circulación entre las fronteras de Israel y Palestina podría suponer el final del proyecto sionista.

Labels: , ,

Sionistas religiosos. No por casualidad - Nadav Shragai - Haaretz


Zefat, where no bullet can penetrate @Gilad Benari

No es una coincidencia que los hombres con kippa tricotada, dos de ellos soldados, hayan participado en la eliminación de los terroristas que llevaron a cabo los tres últimos ataques terroristas. La única coincidencia es la conexión entre esos hombres: David Shapira, quien terminó con el autor de la matanza de Mercaz Harav Yeshiva, es el cuñado del soldado que disparó y mató al autor del primer ataque con excavadora, y Yaakov Asael quien fue el primero en disparar y en tratar de detener al atacante de ayer enseña a los soldados en una yeshiva de Dimona.

Muchos sionistas religiosos llevan armas porque viven o visitan con frecuencia la Ribera Occidental. Muchos de ellos están bien entrenados en el uso de armas de fuego gracias a que un número relativamente elevado de ellos sirvieron y sirven en unidades de combate y tienden a mantenerse entrenados posteriormente.

Sin embargo, y por encima de todo, son la educación y las circunstancias vitales quienes desempeñan un papel significativo en la voluntad de estos hombres con la kippa tricotada de ser de los primeros en enfrentarse a los terroristas.

La educación también juega un papel importante. Una educación secundaria en yeshivas, las hesder yeshivas posteriormente (combinando los estudios religiosos con el servicio militar) y otras instituciones educativas sionistas religiosas durante años han dado lugar a una veneración de valores como el autosacrificio, el heroísmo y la contribución al bien común. Sus estudiantes no dan por sentado la existencia del Estado de Israel, la defienden. Es por ello que veneran a héroes como Roi Klein, del asentamiento de Eli, que recibió la medalla de valor por lanzarse él mismo sobre una granada (mientras recitaba el Shema Yisrael), durante una batalla en la Segunda Guerra del Líbano (Bint Jbeil), para evitar con su vida sacrificar la de sus soldados.

Labels: ,

Con nocturnidad, y como solución para este "desacelerado y recesivo" berenjenal, solución de progreso... juanolas



Tras ojear rápidamente la prensa y apuntar algunos artículos para leer mañana (quizás), retomo "Apuntes" de Elias Canetti, y tras bucear en varias de sus páginas de aforismos caigo en la cuenta de un artículo leído durante la sobremesa. Es de Ignacio Ruiz Quintano, uno de mis columnistas preferidos por el tono, por la forma, por el contenido, por ese "ennui" que destila cada vez más la sociedad oficial, por la mala leche, por ese cansancio sarcástico con que retrata toda la estupidez que asola al país (también con mayúsculas).

Es la brillante frase final que concluye el artículo la que no puedo dejar de compartir. ¿El tema? La crisis, el zapaterismo, el crack del 29, la oposición... Todo ello cabe, y en primer lugar me gustaría presentarles la divertida introducción:

"A la derecha se la ve más animada con el marianismo, un «ismo» que viene de Mariano, el profeta de las pequeñas y modestas empresas, cuyo único activo consiste estrictamente en su excelente porvenir. Los marianistas, en efecto, se aseguran el porvenir a base de predecir el nuestro. Pero son eso, porvenir. Más exactamente:
-Centro, mujeres, diálogo... y futuro.
Llegados a esta región del intelecto, convendremos en que el zapaterismo-funebrismo gobernante podría definirse, por oposición, como progreso (aborto, eutanasia y cristofobia), «boys», mantra... y, por desgracia, presente. O sea, la crisis".

Desarrollando el tema de la crisis nuestro articulista llega a un impecable razonamiento:

"... el zapaterismo, llevado de su optimismo, ha tardado un año en reconocer la «crisis», palabra decimonónica que sustituyó a «depresión», siendo reemplazada, a su vez, por «pánico», y ésta por «recesión», y ésta por «reajuste oscilatorio», y éstas por «desaceleración acelerada», fenómeno que, unido al desbarajuste de ministros sin bachiller o con el currículo tuneado, nos ha echado de bruces... en la crisis.
-¿Para qué vas a estudiar ni trabajar? Afíliate al PSOE... ¡y a consumir! - es el mensaje zapateril..."

En fin, al meollo, tras informarnos que la plaga de suicidas del famoso crack del 29 no fue tal, al menos para la estadística que no para la leyenda, Ruiz Quintano nos anticipa la solución ideada por nuestro inmerecido benefactor para las vacas flacas. Solución de progreso, y sabrosa:

"... la única solución que en esta crisis se le ha ocurrido a Zapatero: la eutanasia, presentada en juanolas del Dr. Montes, placebos intelectuales para ayudarnos a vencer la repugnancia a reconocer que todo ha terminado".

No me dirán que la idea es mala, aunque quizá un tanto tardía para patentarla para los juegos olímpicos chinos. En resumen, que no tenía muchas ganas de traducir y... que mejor que una de las mejoras prosas y de las más afiladas y sarcásticas del país (olvídense de ese otro tan soberbio que se definía hasta no hace mucho como "independiente de la mañana" y ahora mismo como global, serán fantamas). El artículo completo aquí, y no duden en rastrear otros artículos de Ruiz Quintano en el propio ABC, en Opinión, o directamente en la red, ganarán con ello.

PD. Para los partidarios acerrimos de FJL, y sabiendo de la feroz guerra entre ambos de no hace mucho, decirles que el ABC, quitando ciertas estúpidas subordinaciones monárquicas y clericales, a nivel periodístico, y para mi gusto, es el mejor con diferencia (los domingos ya se sabe que compramos otras cosas, como supuestos periódicos con revistas de ocio y consumo descaradas, pura y mera publicidad que sin embargo no despierta la mala conciencia de la gente de progreso por la desforestación que conllevan, el desarrollo sostenido que ignoran y el cruel consumismo que fomentan, en definitiva, chucherias varias y kilos de gadgets inútiles que nos limitaremos a almacenar).

Mi recomendación especial para el suplemento literario y artistico del ABC del sábado, ABCD, protagonista de algún próximo post y el mejor suplemento con mucha diferencia (prescindan de bobelias presuntuosas).

Labels: ,

Monday, July 21, 2008

Dominados por las minorías - Amnon Rubinstein - JPost

Más allá de los actuales titulares y de las denuncias de corrupción, existe un malestar político de larga duración con el cuerpo político. Mucho después de que la cuestión de la corrupción se haya resuelto y mucho después de que un nuevo gobierno, o incluso una nueva Knesset, se haya instalado, este malestar tendrá un impacto negativo permanente en la vida política de nuestro país.

Tomemos, por ejemplo, la cuestión de las conversiones. Los rabinos de la Corte Rabínica Suprema han invalidado recientemente todas las conversiones al judaísmo realizadas por algunos rabinos bastante conocidos. Así, miles de israelíes - y sus descendientes - han sido excluidos con carácter retroactivo desde el judaísmo ortodoxo. En el sistema jurídico actual, los excluidos no pueden acudir ni a la ley ni a los tribunales para regular su estado familiar.

Esta extremista decisión, que contradice todo sentido de la justicia, no fue promulgada por un tribunal rabínico perteneciente a los sionistas religiosos, sino por otro manifiestamente contrario a ellos. De este modo, la suerte de miles de personas - la mayoría de ellos inmigrantes de la ex Unión Soviética - que quieren unirse al pueblo judío no será determinada ni por la Knesset, ni por el Tribunal Supremo, sino por la minoría ultra-ortodoxa. En otras palabras, los derechos legales de los israelíes se decidieron por una minoría dentro de una minoría.

Esa decisión debería derogarse, ya sea a través de los tribunales ordinarios o por los propios procesos sociológicos de la sociedad israelí, que es básicamente tolerante. De hecho, es hora de poner fin al arbitrario monopolio otorgado a los tribunales rabínicos - inicialmente concedido cuando era una mera provincia de la ortodoxia sionista, antes de ser absorbida por rabinos haredi.

Pero más allá de esta cuestión, lo que demuestra este suceso es un típico fenómeno existente en Israel: es la minoría, y no la mayoría, la que rige nuestro destino.

Para demostrar este punto, vamos a suponer que la mayoría en la Knesset decide que se restablezca la situación de los excluidos por el tribunal haredi. No hay posibilidad de que esto se lleve a cabo. Shas, un partido minoritario y que en las últimas elecciones obtuvo 9,5% del voto popular y 12 diputados, va a frustrar la voluntad de la mayoría amenazando con abandonar el gobierno. Realmente, no importa lo que la mayoría de los diputados quieran, es la minoría de un partido la que cuenta.

No importa que la mayoría se oponga a la exención al por mayor del servicio militar por parte de los jóvenes haredis. El poder de un partido que obtuvo menos de una décima parte de los electores supera la intención de la mayoría. Y es muy posible que esta minoría - con ayuda de su amenaza de abandonar el gobierno –, obligue a la mayoría a otorgar una retribución preferente y especial para las familias con muchos hijos, a pesar de su demostrado efecto negativo.

He aquí otro ejemplo: la mayoría de los israelíes optan por la solución de dos estados como resolución del conflicto israelo-palestino y no desea que esta solución - a lo mejor difícil de alcanzar a causa de la intransigencia palestina - sea frustrada por una expansión de los asentamientos ilegales y de sus ramificaciones en Cisjordania. Pero esta mayoría no tiene ningún impacto en lo que realmente sucede en los territorios. Es el movimiento de colonos quien decide lo que realmente sucede sobre el terreno. No importa lo que los vínculos internacionales demanden a Israel, no importa lo que Washington piense o cuáles son las posibilidades de un arreglo pacífico del conflicto, la minoría tiene la palabra.

Otro ejemplo: el medio universitario (N.P.: la "Academia") no es una entidad política y, por lo tanto, no se rige por las relaciones mayoría/minoría. En ese mundo, la libertad académica y la calidad de la investigación son de suma importancia, más aún cuando no expresen el punto de vista mayoritario. Iconoclastia y diversos puntos de vista conforman la vida y el alma de la experiencia académica. De hecho, es natural que los "otros" encuentren refugio entre las "arboledas" de la academia.

Pero en los últimos años, hemos sido testigos de un nuevo fenómeno: un pequeño pero decidido grupo de académicos anti Israel ha invadido los departamentos de ciencias sociales y los utilizan como una plataforma desde la que atacar a Israel. Es difícil caracterizar sus puntos de vista como académicos, ya que tienen un único y obsesivo dogma: Israel siempre tiene la culpa y es el único responsable.

El invierno pasado, un grupo de 30 profesores de la Universidad de Tel Aviv publicó una petición denunciando el mal que tanto América como Israel proyectaban contra Irán, y eso sin ni siquiera molestarse en denunciar las amenazas de genocidio de Teherán contra el estado judío y sin criticar su negación del Holocausto. Esta minoría "académica" ha conseguido dominar el espacio público en los círculos académicos y ha logrado silenciar la voz de la mayoría de los académicos. Por lo tanto, ahora es más fácil publicar un artículo o un libro que ataque y repruebe a Israel, en el mismo Israel y en el extranjero, que un estudio equilibrado sobre Israel.

Esta minoría sobresale en el aspecto de las relaciones públicas y su voz domina los medios de comunicación internacionales. Es muy habitual ver debates en programas de televisión extranjeros donde se lanzan violentos ataques y reprobaciones de Israel, tanto por parte de fanáticos islamistas como a través de estos académicos israelíes (supuestos contrincantes en esos debates de los primeros), uniendo ambos sus fuerzas a la hora de vilipendiar al "estado villano". Un profesor de filosofía de la Universidad de Tel Aviv fue aún más lejos y expresó, tras una profunda investigación, su descripción de Israel como la "basura de Europa". La minoría vocifera, y la mayoría permanece muda.

En todos estos ejemplos, la minoría lleva la voz cantante. La idea democrática fundada en la voluntad de la mayoría ha sido vencida. Es cierto que una democracia liberal también debe limitar el poder de la mayoría como lo refleja la Ley Básica: la dignidad y la libertad humanas que ha permitido a los tribunales anular una proposición de ley promovida por este autor.

Pero sin honrar la voluntad de la mayoría, no hay democracia.

Labels: , ,

Estos son los resultados de esa guerra - Ari Shavit - Haaretz

Estos son los resultados de la guerra de Israel contra Hezboláh hasta la fecha. Hezboláh ha conseguido llevar a casa a un asesino, e Israel ha devuelto a la suya a dos soldados muertos, para cuya devolución se sacrificaron a otros 160 soldados y civiles.

Hezboláh celebra una victoria simbólica, e Israel está en crisis ideológica.

Hezbolá ha obtenido casi por completo el control político sobre el Líbano, Israel se regodea en un irrevocable caos político.

Hezboláh ha conseguido armarse con 40.000 cohetes que amenazan a la mayor parte del territorio de Israel, mientras que Israel no tiene respuesta para ellos.

Hezboláh ha multiplicado por cuatro o cincos veces su capacidad de fuego, mientras Israel permanece débilmente en silencio.

Hezboláh duplica su lucha contra el alineamiento y crea numerosos puestos avanzados en el norte y al sur del río Litani, lo que obligará a Israel a conquistar la mitad de Líbano en el próximo enfrentamiento, mientras que Israel sigue paralizado en la confusión.

Consciente de su sensación de poder, Hezboláh está exigiendo la zona de las Granjas de Shaba, mientras que un Israel tartamudeante encara el camino hacia su próxima retirada.

Dos años después de que una efímera milicia provocara a una superpotencia regional, la milicia es cada vez más fuerte que nunca, y la superpotencia regional se halla sumida en un estado de agitación, degeneración y de nebuloso estupor.

Estos son los resultados de la guerra de Israel contra Hamas hasta la fecha. Hamas celebra el secuestro de un soldado israelí a pocos metros de las tropas del IDF, y está exigiendo que Israel se ponga de rodillas para su puesta en libertad.

Hamas impone a Israel una tregua que la fortalece estratégicamente, a sabiendas de que el liderazgo de Israel carece de capacidad moral para enfrentarse a ella directamente.

Hamas se arma con misiles antiaéreos y antitanque, y con bombas que matarán a cientos de personas en un futuro enfrentamiento con el IDF. Hamas está construyendo variantes de cohetes que pronto amenazarán Ashdod, Kiriat Gat, vitales y sensibles bases aéreas y estratégicas.

El poder político de Hamas se ha incrementado con su fuerza militar. Su probada capacidad para hacer frente a Israel y para disolver el cerco en Gaza, la ha convertido gradualmente en un poder legítimo que los palestinos “moderados” tendrán que aceptar y respetar su autoridad. Dos años y medio después de que una fanática organización terrorista provocara a una superpotencia regional, la organización está cada vez más fuerte, mientras que la superpotencia tropieza entre tácticas y estrategias que la llevan de derrota en derrota, de la sartén al fuego.

Estos son los resultados de la guerra de Israel contra el programa nuclear de Irán hasta ahora. Irán está avanzando hacia la bomba paso a paso, mientras que Israel está siendo empujado a una esquina. Por supuesto, Irán se enfrenta a algunos problemas tecnológicos, accidentales o no. Por supuesto, Israel está haciendo todo lo posible para retrasar la nuclearización de Irán. Por supuesto, las potencias occidentales entienden ahora el significado completo de la amenaza iraní.

Sin embargo, Israel no ha logrado convertir la comprensión de Occidente en una determinación a toda costa en poner fin a la amenaza nuclear que representa Irán. Israel fracasó en su intento de iniciar una acción internacional de emergencia para imponer inmediatamente sanciones draconianas a Irán. La posibilidad de poner fin a Irán por vías diplomáticas es cada vez menor. La posibilidad de que Estados Unidos realice un ataque militar contra Irán está disminuyendo.

Dentro de poco tiempo el país tendrá que elegir entre dos malas opciones: aceptar al Irán nuclear, o montar una operación. Tres años después de la elección de un presidente iraní loco que preconiza públicamente día y noche la destrucción de Israel, Israel no ha logrado aislarle, al igual que no pudo hacerlo con Hassan Nasrallah y Ismail Haniyeh. Una calma intranquila, que no es definitiva o inequívoca, puede ser peor que las otras dos opciones.

Estos son los resultados del combate de Israel por la paz hasta el momento. El frente palestino moderado está realizando un heroico esfuerzo de último minuto para producir un documento. El equipo de Oslo está de vuelta y en acción. Se está tratando de obtener las firmas de dos dudosos líderes en un papel irresponsable. Si el documento no se firma, traerá desastres para la Autoridad Palestina. De un modo u otro, se trata de un movimiento temerario, que pone en peligro la solución de dos estados en lugar de promoverla y avanzarla.

Sin embargo, mientras Israel se mueve en la vía palestina y sigue siendo posible el fracaso, los movimientos en la vía siria ya han fracasado. Israel está proporcionando a Bashar Assad, que continúa armando a Hezboláh, una legitimidad internacional (como lo hizo en la conferencia de París de esta semana) sin obtener nada a cambio. El necesario pasar a hablar con los sirios se está llevando a cabo de una forma increíblemente incompetente y torpe. Dos años después de la Segunda Guerra del Líbano, los sirios y sus aliados han logrado superar sus estrecheces y las maniobras de sus rivales, mientras que Israel permanece en una posición de debilidad evidente.

En dos años y medio del gobierno de Olmert Israel ha fracasado en cuatro campañas diferentes. Ninguno de estos fracasos fue necesario. Básicamente, Israel ha sido y sigue siendo un país muy poderoso. Sin embargo, cuando un gobierno estúpido lleva a cabo una política de imbéciles en todos los ámbitos, el resultado es un fracaso rotundo. Este fracaso podría convertirse en una amenaza real. No, no constituye aún una amenaza para nuestra supervivencia, pero sin duda lo es de carácter estratégico.

Labels: , ,

Saturday, July 19, 2008

Oriente Próximo, guía de supervivencia - Mordechai Kedar - Ynet

Nuestros enemigos nos leen, nos oyen y entienden mejor que nosotros nuestro propio proceso de auto liquidación, ese que estamos realizando con nuestros propias manos.

Nuestros enemigos ven ante sí a un pueblo que está asolado por el pánico, emocional, propenso a las lágrimas, corrupto, hedonista, imprudente e individualista; un pueblo suscrito a la mentalidad de agárrate como puedas, que ignora sus raíces históricas, que carece de ideología, que está desprovisto de valores al carecer de un sentido de solidaridad, que quiere tenerlo todo en el momento y que está dispuesto a pagar por ello cualquier precio sin tener en cuenta los resultados de su imprudente comportamiento.

Nuestros enemigos observaron la repercusión en los medios de difusión, el sinfín de horas de radiodifusión y de páginas de periódicos con el fin de producir un melodrama con la esposa desgarrada y los suspiros de una madre, creando así en la opinión pública el sentimiento de que hay que pagar cualquier precio para un logro inmediato. Sin embargo, ¿quién nombró a los medios de comunicación a fin de que determinaran nuestras prioridades nacionales? ¿Quién determina lo que es apropiado para garantizar el regreso de dos soldados caídos a cambio de un asesino? ¿Alguien en los medios de comunicación reflexionará sobre las futuras consecuencias de la presión ejercida por los medios de comunicación ante nuestro sumiso gobierno?

Cualquier persona familiarizada con el funcionamiento de las cosas en el Oriente Medio sabe muy bien que, desde el momento en que una de las partes muestra que no hace frente a la presión, el precio sube, y cuanto mayor sea la presión, mayor será el precio. La conducta de nuestros medios de comunicación cada vez que nos enfrentamos a nuestros enemigos - los que están en el Líbano, en Siria y en la Franja de Gaza - demuestra que cuanta mayor presión ejercen, mayor es el precio que se estaría dispuesto a pagar por aliviar la presión, ya sea la de los misiles o la psicológica.

Nuestros medios de comunicación públicos y los movimientos de pánico generados han creado una situación en la que nosotros mismos hemos impulsado el precio de cualquier acuerdo hasta el punto de no hacerlo aceptable.

Así también fue nuestro insensato comportamiento vis a vis con Hamas en Gaza, vis a vis con Hizbullah en el Líbano, y vis a vis con respecto a Siria, mientras que todos los días oímos en los medios de comunicación a los "Sabios de Sión" recitando como unos loros el mismo mantra: "Todo el mundo sabe cual es el precio de un alto el fuego / el retorno de los rehenes y la paz con Siria", y cuando nuestros enemigos lo oyen, ¿por qué deberían ellos reclamar algo inferior mientras los tontos repiten constantemente que "todo el mundo sabe"?

Y es que además de todo esto, nuestro reloj es diferente al de nuestros enemigos: aquí, el promedio de vida de un gobierno es de tres años, y por lo tanto, todo se debe hacer en el momento y se debe realizar con una sensación de presión que la otra parte reconoce rápidamente.

Los musulmanes, de acuerdo con el Corán, creen que Alá está del lado de aquellos que tienen paciencia, y esa paciencia se delimita a dos niveles: en el tiempo y en el sufrimiento. Alá ayuda a aquellos que no se apresuran y esperan pacientemente a que sus sueños se hagan realidad y a los que estén dispuestos a llevar con paciencia los sufrimientos inherentes a la lucha y a la expectativa de una victoria que llegará si Dios lo quiere. Nasrallah nos ha enseñado a todos nosotros algunas lecciones.

Un pueblo que no tiene paciencia, y que todo lo quiere en el momento, sin la posibilidad de experimentar el sufrimiento de la vida, de la pobreza, del hambre, de la división y del radical medio ambiente que nos rodea, no pueden sobrevivir en un viejo Oriente Medio donde los chiítas todavía luchan por su supremacía en el Islam tras 1.400 años de haber sido derrotados, y donde términos como democracia, derechos humanos, derechos de las minorías, libertad de la mujer y libertad de religión no son más que un sueño lejano, mucho más distante que nuestra impaciencia.

Sólo un pueblo que está imbuido de una ideología, que posee un sentido de misión y tiene confianza en la justicia de su caminar, que considere que es parte de un proceso histórico y que está dispuesto a sufrir y a pagar el precio de la supervivencia con sangre, sudor y lágrimas, sólo él podrá sobrevivir en el Oriente Medio. Esta región no es lugar para un pueblo sin carácter, post-judío, que, necesariamente, tarde o temprano, también se convertirá en post-sionista.


(Si desean conocer más sobre el autor del artículo, Mordechai Kedar, pueden consultar este post publicado hace un mes, "Un hueso demasiado duro de roer para Al-Jazeera")

Labels: , ,

Las lecciones del intercambio - Shlomo Avineri - Haaretz



Ahora que los cuerpos de Eldad Regev y Ehud Goldwasser han sido devueltos a Israel, tal vez sea posible llevar a cabo un debate inteligente sobre las muchas cuestiones que rodearon el trato con Hezbolláh.

Por un lado, el gobierno declaró "hacer todo lo posible" para devolver a los soldados secuestrados. Por otra parte, se dijo que no negociaría con los captores. Ambas declaraciones fueron irresponsables y maniataron al gobierno. Por un lado, es imposible decir - y no se debe decir - que "se hará todo" por liberarlos, ya que “todo” incluye medidas que es mejor ni siquiera considerar. Por otra parte, es evidente que tarde o temprano se celebrarán negociaciones con los secuestradores, como ya se hizo en el pasado.

Cualquiera que tenga un poco de experiencia en la realización de negociaciones de secuestros sabe lo difícil que es establecer unas normas férreas. Cada caso es diferente, también lo son las circunstancias políticas, y el contexto inmediato no es fácil, por lo que resulta imposible determinar y establecer unas "líneas rojas".

Dicho esto, es evidente que hay unos principios generales que se aplican a este tipo de negociaciones, y que Israel no ha observado. El principio fundamental es la necesidad de conocer el estado o condición de las víctimas. A lo largo de las negociaciones, Israel no sabía si los dos secuestrados estaban vivos o muertos, y llevó a cabo las conversaciones sin saber lo que recibirían a cambio de los prisioneros libaneses. Esta situación es inconcebible, y todo lo que se hable sobre la necesidad de "que los muchachos vuelvan a casa" sólo puede resultar engañoso.

En cualquier caso futuro, Israel debe anunciar que no comenzará ningún tipo de negociaciones sin saber si los cautivos que han sido secuestrados están vivos o muertos. Al mismo tiempo, Israel debe insistir en que se permitirá a los representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja ver a los cautivos y presentar un informe oficial sobre su estado. Este principio puede ser aprobado ahora para el caso de Gilad Shalit: no es aceptable que los secuestradores envíen a la familia una carta, como acto de bondad, sin un informe transparente sobre su condición. Ambas demandas son respaldadas por el derecho internacional.

Uno de los argumentos en contra de esta posición es que el gobierno también debe lidiar con la presión de la opinión pública. Esto es cierto, pero la opinión pública no es una entidad autónoma separada de la realidad, o de la manera con la que el gobierno trata con de ella. En este caso, el gobierno cometió un grave error cuando se permitió seguir a la opinión pública, en definitiva, tratar a los soldados secuestrados como a unos pequeños niños judíos secuestrados por cosacos en lugar de a soldados del ejército del estado judío. El gobierno debe decir con total convicción a la opinión pública y a las familias que hará todo cuanto esté en su mano para liberar a los soldados, siempre dentro de los límites marcados por los intereses generales de Israel, pero que en ningún caso “hará todo". Así como el gobierno tiene derecho a enviar a los soldados a la batalla, y quizás a la muerte, también tiene derecho a contemplar la suerte de los secuestrados dentro del marco de los intereses estratégicos más amplios del estado.

Hay otra polémica en el debate público, una que enlaza la cuestión religiosa con la mitzvah (el mandamiento) de redimir a los cautivos. Este mandamiento es comprensible, era la respuesta humana del pueblo judío de la diáspora, un pueblo judío constituido como una minoría débil y vulnerable que carecía de poder y de medios militares de defensa. En esta situación, no había más remedio que ceder a la extorsión. En la realidad actual, en la que existe una entidad soberana judía, existe una amplia variedad de opciones disponibles sobre la base del poder del estado. Este argumento no excluye la posibilidad de que en una situación particular puede que no haya más remedio que pagar un rescate, pero esta sería la última opción y no constituiría un "supremo mandamiento".

Por último, el papel desempeñado por los medios de comunicación en este asunto da miedo. Convirtió una difícil tragedia humana y un grave dilema estratégico en algo similar a una telenovela. A veces es posible acercarse a las familias en duelo y solicitar sus opiniones y sus sentimientos: es precisamente aquellos que piensan que su dolor debe restringirse a sí mismos y no contemplar sus problemas como una herramienta para elevar las tasas. Algunas personas en los medios de comunicación debemos mirarnos en el espejo y preguntarnos si no estamos avergonzados por nuestro papel en esta historia.

No siempre es fácil equilibrar las consideraciones de interés general y del interés privado. Pero es precisamente en tales situaciones complejas que esta consideración debe orientar a los dirigentes, a la opinión pública y a los medios de comunicación.

Labels: , ,

Somos muy diferentes a ellos - Yair Lapid - Ynet



Siempre quieren dividir el mundo en dos bandos: buenos y malos, ganadores y perdedores, los que tienen razón y los que están equivocados, los que gritan en la radio y los que gritan aún más fuerte. Sin embargo, esta vez no podemos hacer eso.

El intercambio de prisioneros que se completó el miércoles no es ni bueno ni malo, sino simplemente necesario. Los que piensan que había otras posibilidades a nuestra disposición están engañándose a sí mismos.

El estado de Israel no remitió a Eldad Regev y a Ehud Goldwasser una educada petición solicitándoles que se presentarán como reservistas, sino que les envió una orden oficial en su lugar. Los estadounidenses pueden permitirse el lujo de no participar en conversaciones con los terroristas porque sus soldados siempre tienen la opción de quedarse en casa y optar por un empleo en McDonald's.

Goldwasser y Regev recibieron una notificación de color marrón con una orden explícita para que cumplieran con su deber y arriesgaran sus vidas. En el momento en que esta notificación fue enviada, el Estado asumió por su parte una obligación sobre su destino, y esa obligación no puede ser abolida.

La mayoría de los países en el mundo son una organización sin fines de lucro y sus habitantes se unen bajo una sola bandera por razones de conveniencia o de hábito. Israel no puede y no quiere ser este tipo de estado. No hay ecuanimidad en absoluto en su relación con sus ciudadanos. Estamos hablando de amor, con todo el dolor que eso a veces conlleva.

Hizbullah, que participaba en las negociaciones con nosotros, ha comprendido el conjunto de nuestros puntos débiles; sin embargo, no ha logrado darse cuenta de que en algunas ocasiones la debilidad hace la fuerza. Todos los israelíes sabían que los soldados estaban muertos y, sin embargo, a todos los israelíes se les hizo un nudo en la garganta cuando vieron los dos ataúdes negros.

Por lo tanto, es cierto que Hizbullah es más calculador que nosotros cuando se trata de la suerte de su pueblo, pero ¿quién diablos querría ser como Hizbullah? El polémico y arduo debate sobre si se ha "hecho o no un buen negocio" sería mejor dejarlo para la compra de coches usados.

Incluso en nuestra hipéractiva democracia, donde todo el mundo se sienta en las gradas y cree saber más que el entrenador, a veces se nos permite asumir que se ha tomado la decisión correcta.

Tales decisiones, por su propia naturaleza, son complejas y tardan mucho tiempo en completarse, además de estar llenas de detalles ocultos a la vista. Incluso aquellos que están emitiendo críticas en estos momentos dan gracias a Dios en secreto por no haber tenido que tomar parte en esa decisión. Nuestro gobierno maltratado ya está acostumbrado a ser criticado, independientemente de lo que hace. Esta vez, no hay razón para la crítica.

Labels: , ,

Friday, July 18, 2008

La caricatura de los Obama "inflama" al mundo del Bien y a la gente de Progreso


“El Racista americano, mensual” y "The New Yorker"
- Pero uno de los dos es irónico. Los intellos y la gente sofisticada verán la diferencia.


National Review (semanario republicano, muy conservador) : "Difamación odiosa".
The New Yorker (semanario liberal y progresista) : "Sátira sutil".


Un dibujante insulta a nuestro profeta. !!Que le corten la cabeza!!

Un dossier sobre el tema, ¿Pero se puede reirse de Obama?, lo publica Courrier Int

Labels: , ,

(Obama, el nuevo Santo Varón... de la izquierda) Humor, año cero - Élisabeth Lévy



Ya no solamente no se puede uno reír de nada sino que, además, es preciso indignarse a la mínima con todo el mundo. Sépanlo de una vez: el uso del segundo grado está prohibido a escala planetaria. La polémica suscitada por la caricatura del New Yorker representando a Obama como un militante islamista y a su mujer, Michelle, kalachnikov en bandolera, en terrorista(*1), y entre ellos un retrato de Ben Laden y una bandera americana ardiendo en la chimenea, debe servir de advertencia para todos.

Hechos simples y directos. Hablen sin rodeos ni ironías. Precisamente, la ironía era lo que hacia interesante el lenguaje. Bajo el reinado del primer grado y del espíritu de lo serio, el lenguaje es verdaderamente cada vez más inútil, puesto que ya no pretende ceñirse a lo real. Defendamos pues la broma, el ilusionismo, el equívoco. En resumen, defendamos la risa. Como le gusta decir a mi amigo Basile : « hay gente que parecen muertos…”

Saben, cuando he visto la caricatura, he comprendido inmediatamente que la revista denunciaba lo que mostraba: esa caricatura de la pareja Obama agitada y manipulada por los medios de la extrema derecha. Y no es que yo posea un cerebro más veloz que la media. Todo se debe a un viejo truco llamado contexto. Un cerebro humano lo suficientemente ágil puede percatarse de la verdadera intención de la caricatura, solamente observando que no está publicada en un semanario de extrema derecha ni favorable a la actual administración republicana, sino por un semanario afecto a la intelligentsia (N.P.: con doble sentido, referente a la mera inteligencia y al grupo de intelectuales generalmente situados en posiciones de izquierda), y deducir instantáneamente que es afecta al primer grado.

Pero…., parece necesario creer que no ha sido así. Más hoy en día. “Me pregunto cuales hubieran sido las reacciones si [revistas conservadoras como] Weekly Standard o la National Review hubieran publicado esta caricatura”, se interrogaba Jake Tapper0, editorialista político de la cadena de televisión ABC y citado por Liberation. Lo que resulta francamente inquietante es que sea necesario explicar como el sentido de esa caricatura sí hubiera sido diferente en publicaciones de ese cariz.

Pero…, inmediatamente, el corazón de las vírgenes se ha desgarrado contra esa « ofensiva caricatura”, denunciada no solamente por el entorno del candidato Obama, sino también por su rival republicano en persona. Y nadie ha enarbolado la libertad de prensa, ni siquiera el Liberation que consagra un artículo “mitigado” a la caricatura que ha “desatado el escándalo”.

El interés de este affaire proviene de que las protestas más ruidosas no vienen de ajados reaccionarios ni de evangelistas iluminados, sino del "campo del Bien", muy a menudo llamado “la izquierda” en nuestros predios. Además del destierro del segundo grado, las fuerzas vivas del progresismo han decretado que Barack Obama, su nuevo ídolo, forma parte de esos sujetos de los que no se bromea, ni donde es posible el equivoco o la burla. Al igual que la violencia contra las mujeres, la pedofilia, el nazismo, el sida, el desarrollo sostenible, el racismo, la guerra. El humor…, ya se sabe donde puede acabar. ¿Reír, no supone eso ya justificar la burla o el equivoco? Y ya sabemos lo que ocurre: se comienza divirtiéndose y se acaba votando a Le Pen.

(*1 - N.P.: más bien con un look muy black panther. ¿Se acuerdan de los buenos tiempos, cuando la gente guapa y liberal americana, es decir, los groupies más fashionables de esa nebulosa izquierda americana, los invitaba a sus partys?

Labels: , ,

Thursday, July 17, 2008

Déjà vu - Moshe Arens - Haaretz



Han transcurrido ya dos años desde la debacle de la Segunda Guerra del Líbano. ¿Se acuerdan de la muy original teoría propuesta por el gobierno Olmert después de la guerra? Alegaron que eran precisamente los que cometieron los errores los que ahora debían ser los encargados de corregirlos. Esa fue sólo una de las muchas tonterías a las que fueron sometidos en el momento.

Otra es que la guerra, en realidad, terminó con una victoria por nuestra parte, no por KO, sino a los puntos. O que la negociación de la ONU del alto el fuego con Hezbolláh, la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad, fue realmente un gran logro para Israel, ya que propició el fortalecimiento de las fuerzas de las Naciones Unidas y del ejército libanes en el sur del Líbano, lo que impediría el rearme de Hezbolláh. No tardó demasiado Hezbolláh en convertir esa Resolución 1701 en un hazmerreír.

Presumiblemente, el gobierno de Olmert ha participado durante meses en un estudio intensivo de los informes Winograd, en primer lugar el informe provisional, y un año más tarde, el informe final. Los que fueron responsables de los errores ahora se entretienen ellos mismos en corregirlos. ¿Alguien realmente se cree eso?

En realidad, después de que la parte norte de Israel recibiera su dosis diaria de cientos de cohetes de Hezbolá hasta el mismo día en que el alto el fuego entró en vigor, no era necesario el informe Winograd para saber que el error del gobierno Olmert durante la guerra fue no ordenar a la Fuerzas de Defensa de Israel proteger los derechos de la población civil del norte del país introduciendo tropas terrestres en el sur del Líbano para que la mayoría de los cohetes de Hezbolá estuvieran fuera de alcance. Usted no necesita ser un científico o un profesional de la ciencia balística para entender esto.

David Ben-Gurion predicaba que en la guerra la primera responsabilidad del IDF es proteger a la población civil. Pero el gabinete de seguridad, simplemente, se olvidó de esa lección, con la vana esperanza de que el problema lo resolviera la fuerza aérea. Y la lección aún sigue sin haberse aprendido.

Fue el gran filósofo George Santayana quien dijo que aquellos que no aprenden las lecciones de la historia están condenados a repetirlas. Pero es raro que usted vea en realidad como la historia se repite. Después de todo, las cosas cambian tan rápidamente que no es probable que tengan una repetición en un escenario que ya hemos presenciado en el pasado.

Sin embargo, el gobierno de Olmert tuvo una inusual oportunidad. Apenas echada a perder la Segunda Guerra del Líbano tuvo que hacer frente a otra guerra en el sur. No idéntica, de acuerdo, pero muy similar. Fue una Segunda Guerra del Líbano a una escala más pequeña. En lugar de Hezboláh nos enfrentamos a Hamas, y los cohetes siguieron cayendo, esta vez en el Negev occidental en lugar de Galilea. Pero una vez más, sólo la fuerza aérea fue utilizada, en una vana esperanza de que podría poner fin al sufrimiento de la población civil. Nada se ha aprendido; los mismos errores se repiten.

Incluso terminó de la misma forma: un alto el fuego con Hamas negociado por los egipcios, y la caída de cohetes en el Negev occidental hasta el último día, de hecho, inclusive después del alto el fuego. Y Hamas que se declaró el vencedor en esta ronda de combates, al igual que Hezbollah hizo hace dos años.

Ahora se ha informado de que Hezbolá ha utilizado los dos últimos años para acumular una gran cantidad de cohetes y misiles, y por lo tanto, se ha preparado para la siguiente ronda. Y una imagen similar de lo sucedido, y que sigue ocurriendo, en el sur del Líbano está sucediendo en la Franja de Gaza. En la próxima ronda, las IDF se encontrará a un Hamas mejor armado, mejor entrenado y más preparado.

Por lo que respecta a los miembros del Gobierno Olmert, todo esto tiene poca consistencia. Las ilusiones predominan en sus mentes. La frontera norte se mantiene pacífica, y sólo ocasionalmente cohetes y proyectiles de mortero perturben el "alto el fuego" en el sur. ¿Por qué las cosas no deben seguir de esta manera?

Cualquiera que crea que Hassan Nasrallah iba a suministrar información significativa sobre la suerte de Ron Arad es probable que crea cualquier cosa. Se puede soñar, pero ya es hora de que la opinión pública israelí se despierte.

Labels: , ,

Wednesday, July 16, 2008

Del rescate de Entebbe a la vergüenza de Rosh Hanikra II - "Intercambio de prisioneros" - Dry Bones



- Se le llama "Intercambio de prisioneros" pero ellos reciben prisioneros...
- mientras que nosotros recibimos cadáveres. ¿Y...? ¿Algo nuevo?
- Se le llama "Territorios a cambio de paz" pero ellos reciben territorios...
- y nosotros recibimos terrorismo, odio y amenazas de destrucción.

Labels: , ,

Del rescate de Entebbe a la vergüenza de Rosh Hanikra I - Dos cadáveres a cambio de carroña - Menahem Mecina


9 de Julio de 1976


Rosh Hanikra, 16 de Julio de 2008

En UPJF

Labels: ,

Tuesday, July 15, 2008

!! Menos mal que nos queda Pessoa !! "Anónimo Transparente" - Hermenegildo Sábat











La estupenda página web, háganme caso y piérdanse en ella, de Hermenegildo Sábat

El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
Que hasta finge que es dolor
El dolor que en verdad siente.
Y, en el dolor que han leído,
A leer sus lectores vienen,
No los dos que él ha tenido,
Sino sólo el que no tienen.
Y así en la vida se mete,
Distrayendo a la razón,
Y gira, el tren de juguete
Que se llama corazón.

(Tomada del blog Poesía para el Alma, con una estupenda ilustración acompañando al poema)

Labels: ,