Wednesday, December 31, 2008

Los judíos y los peluqueros - Tomás Cuesta - ABC

Esta noche mataremos a los judíos y a los peluqueros.
-¿Y por qué a los peluqueros (*1)?

El chiste -que es más antiguo que la tos- sigue viniendo al pelo de la rabiosa actualidad; al pelo miserable de la dehesa del presente. Tanto es así que valdría la pena incorporarlo al repertorio de los titiriteros de la lengua que (dentro de un momentito, no se vayan, unos cuantos consejos y volvemos) nos van a dar las uvas y la sobrecena. Y aquellos que se escandalizaren, bienaventurados sean porque no habrán perdido ni la vergüenza ni el oremus. Tan nauseabunda es la campaña antisemita teledirigida por los inquisidores posmodernos que, hoy por hoy, lo que te pide el cuerpo es poner una estrella amarilla en el belén para que los señores Magos no se desorienten. No fuera a ser que les quedase alguna duda del terreno que pisan sus camellos.

Según los que se arrogan la representación del humanismo y agitan el mondongo de la mala conciencia, Israel es el único estado del planeta que no tiene derecho a defenderse. Israel es Herodes, metidos en belenes. Un reyezuelo aciago, codicioso y herético que degüella criaturas a voleo, expolia a los que están en la indigencia y sólo rinde culto al Dios de los Ejércitos. Tal es la imagen que los mastines del progreso difunden, urbi et orbi, por todos los canales y por todos los medios. Y puesto que son, a fin de cuentas, los dueños y señores del latifundio de los medios (el lati-infundio, sería lo correcto), la simiente prospera y la mentira medra.

En «El discurso del odio», el pensador André Glucksmann se planteaba una pregunta que viene, también, al pelo. ¿A santo de qué los terroristas palestinos disfrutan de un estatus de impunidad ilimitada a los ojos miopes de Occidente? «La violencia en éste caso - escribía el francés a guisa de respuesta -, se justifica e, incluso, se jalea. No es únicamente que se haga una excepción, sino que se concede una exención que legitima el crimen, o lo disculpa, al menos». Aunque nadie se atreva a formularlo el cuento es el de siempre: un judío muerto es un judío menos. Varían los cuentistas o, por mejor decir, se alternan. Antes, solían embestir por el pitón derecho y ahora escupen veneno por el colmillo izquierdo. Va por rachas, depende. Lo significativo, actualmente, es que los paladines del antisemitismo sean los valedores del discurso antieuropeo. Porque Israel, por si no lo recuerdan, es el fortín de Europa en el Oriente Medio.

El ritual prescribe, en cualquier caso, que se dicte sentencia de inmediato, sin enjuiciar la causa y sin analizar los hechos. No es necesario instruir proceso alguno, sino aplicar el libro de instrucciones al pie de la letra. Israel es culpable por principio, amén de por sistema. Y, a partir de ahí -establecido que un judío nunca es inocente-, se intenta hacer de Gaza un Auschwitz inverso. Los corderos de antaño se han transformado en hienas. Y los carros de combate del Tsahal -temibles, cierto es, como un ciclón de acero- asumen la función del Zyklon B, son el punto de gas que inflama la tragedia. El Holocausto está servido, damas y caballeros, pasen y vean los noticiarios de las nueve. Vean a un matarife de Hamás coronado de espinas igual que el Galileo.

No existe, sin embargo, ninguna aberración que se llegue a extinguir por falta de clientes y el aberrante espectáculo de la judeofobia ha colgado el cartel de no hay billetes. El drama es real, por descontado; desmesurado el sufrimiento. La farsa sanguinaria es la puesta en escena. ¿Quién esconde la mano detrás de los chiquillos que se encargan de arrojar las piedras? ¿Quién convierte a sus hijos en escudos humanos y alquila sus cadáveres a los reporteros? Niños descabalados, malheridos, gimientes. El horror, qué inmenso horror, ajeno a las fronteras y a los credos. ¿O es que acaso ríen los niños de Israel cuando llueven cohetes?

En Varsovia (anota Hillel Seidman en «Du fond de l´abîme», un diario del gueto) la infancia no existía, los niños no eran niños, eran, aterradoramente, «judíos pequeños». A muchos les parece que continúan siéndolo.


(*1) - N.P.: Existen multitud de versiones, la más popular en Francia en esta:
- !! Qué época nos ha tocado vivir, Señor !! Habéis visto todo lo que está pasando en el mundo. !! Y todo por culpa de los judíos . . . . . y de los ciclistas, por supuesto !!.
- Cuanta razón tiene usted (le responde el otro) . . . . . (y tras unos instantes de ligera duda) ¿Y por qué de los ciclistas?

Labels: , ,

Tuesday, December 30, 2008

El comodín - David Gistau - El Mundo

Ciertos financieros americanos caídos en desgracia por su responsabilidad en la decadencia del capitalismo de pronto han pasado a ser judíos. Es un modo de relacionar la crisis con ese comodín universal de la culpa que lleva funcionando dos mil años y se mantiene latente en la cultura europea hasta que lo agita cualquier pretexto. Ya se trate de las estafas de Madoff o del bombardeo de la franja de Gaza. En cada arrebato de antisemitismo, en cada uso artero de las palabras Holocausto y genocidio asociadas a Israel, es posible identificar el rencor porque Auschwitz obligara, durante apenas un instante histórico, a compadecer a los judíos en vez de odiarlos.

El estigma culpable, el rabioso instinto racista canalizado por las mismas agencias de información que se ponen exquisitas cuando hablan del buen salvaje islámico, es el que permite que estos días hayan sido escritas ciertas cosas sin que nadie se avergüence por ellas. Por ejemplo: que Israel es un elemento desestabilizador que no sabe convivir con sus vecinos, como si Hamas pusiera la música demasiado alta al otro lado del tabique en vez de ser una organización terrorista, inflamada de odio y enemiga de todos los principios de vida occidentales, que ha jurado la destrucción del Estado de Israel y para ello ha convertido su territorio ganado a balazos contra Al Fatah en una lanzadera de misiles. Toma ya modelo de convivencia.

Por ejemplo: que, como un monstruo bíblico, como un ente de maldad natural, Israel está perpetrando en diciembre una nueva matanza de «santos inocentes». Hace falta una inmensa apetencia de simpatizar con Hamas para concluir que sus militantes, los que arrojaron sobre el sur de Israel unos quinientos misiles en los últimos tres meses, los que utilizan a sus propios niños como escudos humanos para revolver contra el judío el asco del televidente europeo, los que han sido abatidos en una operación selectiva en la que la inteligencia israelí controló cuanto pudo los daños a civiles, son nada menos que «santos inocentes», como el niño que está en la cuna. Como hace falta mucho cinismo para haber fingido ignorar todo este tiempo que los niños del sur de Israel -y sí: en Israel hay niños, además de carros Merkava- tienen incorporado, como si se tratara de una asignatura más, el aprendizaje de lo que hay que hacer para no morir cuando suenan las sirenas. Y suenan todos los días.

Por ejemplo: que el ataque de Israel es desmedido, intempestivo, vehemente, como si no llevara meses conteniéndose a pesar de la renuencia de Hamas a renovar o cumplir la tregua y del abandono de la opinión pública occidental cuando era bombardeada. En realidad, cualquier iniciativa defensiva de Israel siempre será considerada un abuso, puesto que lo que se espera de esa nación es que renuncie a la protección de sus ciudadanos y de su derecho a la existencia como nación. Todo lo que no sea eso sirve para agitar el milenario comodín de la culpa.


Tomado de e-pesimo

Labels: , ,

Proporcionalidad para Gaza - GEES

Hay que perdonar a los que piden proporcionalidad para Gaza, porque no saben lo que dicen. Para ser proporcional, Israel debería rechazar el derecho a existir de toda la franja de Gaza y borrar a los palestinos de la faz de la tierra. Eso es exactamente lo que quiere hacer con Israel no sólo Hamas, sino su aliado Irán, que se está construyendo un armamento nuclear al efecto. Afortunadamente, no hay señal de la proporcionalidad que muchos piden y exigen a gritos.

Esta petición, fundada en la imposibilidad de condenar abiertamente a Israel por su voluntad de seguir existiendo, es un eufemismo destinado precisamente a favorecer a los que están comprometidos con la desaparición del Estado judío, que son muchos, y no sólo entre los musulmanes.

La correspondencia debida entre las partes, la proporcionalidad, requiere que se recuerden un par de datos acerca de la difícil situación de Israel. Es una frase hecha que existe un conflicto entre israelíes y palestinos. No hay conflicto, es decir, controversia entre dos partes más o menos igualmente implicadas. Lo que hay es la continuación de la firme voluntad del mundo árabe en 1948 de impedir la existencia de Israel por cualquier medio. Era el objetivo entonces de cinco países árabes en la guerra que marcó el nacimiento del país. Ha sido el mismo que ha guiado a los enemigos del estado judío en las guerras subsiguientes, incluyendo la de los Seis Días en 1967 y la del Yom Kippur en 1973 –que fueron guerras con armas convencionales–, y las dos intifadas, desarrolladas a través del terrorismo. Desde hace sesenta años, los palestinos –débiles refugiados– son usados como elemento de la ecuación por el poderoso mundo árabe que rodea a Israel. Llamar conflicto a esto equivale a establecer una igualdad entre los agresores que quieren destruir un Estado legítimo y democrático y quienes luchan por defenderlo. El razonamiento perverso es el siguiente: si Israel no tiene derecho a existir, tampoco tiene derecho a defenderse.

Que los medios occidentales y la mayoría de las cancillerías operen bajo esa presunción es simple y sencillamente la monstruosa constatación de que el derecho internacional les resulta absolutamente irrelevante. Como resulta evidente, y como sabrían hasta los niños de teta si los medios de comunicación hicieran su deber, la paz no puede venir de lo que Israel haga o deje de hacer, sino de que el mundo árabe musulmán en general, y el palestino en particular, se convenza a sí mismo del derecho de Israel a existir y abandone la empresa de su destrucción por cualquier medio. Existe un belicismo islámico hacia Israel que, de tanto en cuanto, desemboca en baños de sangre.

Israel dejó por completo el control de Gaza a los palestinos en 2005 con la esperanza de mejorar las relaciones. Pero tras la evacuación, se encontró con el aumento de los ataques. Posteriormente, el grupo terrorista Hamas, que dice expresamente no reconocer el derecho a existir de Israel en su carta fundacional, se hace cargo –a través de la conjunción de unas elecciones parlamentarias y de un golpe violento contra el otro partido palestino (Fatah)– de la franja de Gaza. Desde 2007 se dedica sistemáticamente, de manera deliberada y planificada, a lanzar misiles Kassam contra la localidad de Sderot y otras poblaciones civiles en el Neguev.

Que Israel haya respondido hasta ahora –tras 3.000 misiles a lo largo de este año, y a pesar de una tregua de seis meses– esporádicamente, es el ejemplo más claro de esa contención y prudencia que todos predican, y que sólo Israel practica. La mal llamada comunidad internacional debiera, cuanto antes, condenar las actividades de Hamas, exigir cuanto antes el fin de su criminal andadura y mostrar su apoyo a Israel, un país democrático atacado por un grupo totalitario.

En lugar de eso, estos días los medios occidentales recogen las manifestaciones de varios Estados a la operación israelí bajo titulares del estilo "Occidente condena a Israel". Es dudoso que alguien se pueda poner a hablar como portavoz de Occidente en contra de una de sus partes frente a otra que quiere destruirla, pero en todo caso el asunto central es el siguiente: o defendemos la verdad de toda esta historia o cedemos a un nihilismo, el del terrorismo, que niega las libertades más fundamentales y ejercita la violencia contra sus vecinos. Y la verdad es que Israel está respondiendo con justicia y moderación a una agresión totalitaria que muchos en nuestros países disculpan, defienden o justifican. Por suerte, los israelíes no responden a sus enemigos con la misma proporción de violencia.

Fuente: Gees

Labels: , ,

El "proporcionado" humor antisemita del global del Absurdistán - Ben Cohen - ZWord



Como ven, el "humor" desproporcionado no es cosa del global del Absurdistán (El País), periódico, dicen, de referencia. Y es que tampoco sería justo estar alabando el "estajanovista trabajo informativo" del corresponsal de Hamas y dejar de lado las contribuciones caseras.

Dice Ben Cohen de este admirador de la obra del Der Stürmer:

"Evidentemente, el dibujante Romeu no está haciendo nada nuevo. Su dibujo combina dos formas de antisemitismo totalitario, una caricatura visual del judío típicamente nazi y una [no menos habitual, actualmente] caricatura ideológica del sionismo e Israel como criaturas de una vengativa y racista teología judía de la elección.

Del 'aspecto' soviético, en particular, se han hecho eco recientemente figuras literarias europeas como José Saramago ( 'Nosotros podemos entender mejor a su dios bíblico conociendo a sus seguidores. Yaweh o Jehová o como se llame, es un dios feroz y rencoroso, estando siempre los israelíes a su altura') y Jostein Gaarder, el autor noruego de El Mundo de Sofia ('Actuar como el pueblo elegido de Dios no es sólo estúpido y arrogante, sino un crimen contra la humanidad. Lo llamamos racismo' *1) .

Sin embargo, ¿por qué utilizar meras palabras cuando usted puede desplegar la imagen de la pérfida nariz ganchuda del judío subrayando el otro aspecto [la inspiración nazi del dibujo]?

Esperen mucho más de esto".


(*1 - N.P.: Otra de las perlas del sensible autor noruego decía así: "si la nación israelí entera debierá sucumbir bajo sus propias intrigas, y partes de su población debierán huir de las áreas ocupadas ahora por otra diáspora, entonces nosotros decimos a sus vecinos: !Permanezcan en calma y tenganles piedad! Es un crimen eterno, sin remisión, castigar a un pueblo de refugiados y apátridas").

Labels: , , ,

Saturday, December 27, 2008

Gaza, Israel y el coro de lamentaciones de los hipócritas - Eamonn McDonagh - ZWord

No será necesario esperar mucho tiempo para la primer oleada de quejas, hipocresía y malintencionados editoriales condenando la operación israelí en la banda de Gaza, iniciada esta mañana. Israel será acusado de actuar de manera desproporcionada, de cometer genocidio y de atacar deliberadamente a niños en armas y muchas cosas más por el estilo

También será el momento de las apelaciones a una intervención internacional para proteger a los civiles (los civiles palestinos, por supuesto, ya que los civiles israelíes no cuentan para estos árbitros de la moral internacional), de "encarar las causas profundas" del conflicto (a los ojos de Hamas, y no sólo de Hamas, la causa fundamental no es la ausencia de un Estado palestino, sino la existencia de un Estado judío) y de que los dirigentes políticos y militares de Israel (solamente ellos y de ninguna parte más en el conflicto) sean encausados por crímenes de guerra.

Hamas y sus partidarios en Occidente no pueden tener muchas quejas concernientes al desarrollo de la operación israelí. Han declarado reiteradamente su falta de interés por una ampliación del alto el fuego que acaba de expirar y han insistido en su determinación a seguir atacando a Israel con todos los medios a su disposición. De hecho, los ataques aéreos de esta mañana son una señal de la seriedad de las opiniones de Jerusalém con respecto a la forma de tratar al adversario más complicado en la partes implicadas en el conflicto armado.

Es posible que los dirigentes de Hamas hubieran comenzado a creer en su propia propaganda respecto a su organización y sobre la debilidad de la fuerza moral de Israel, y pensarán que habían alcanzado un nivel de disuasión estratégica como el existente entre Israel y Hezbolá. Si este fuera el caso, sería muy adecuado que el proceso de desencantamiento en dichas creencias haya comenzado antes de que tuvieran la oportunidad de hacerlas realidad. Si bien la vulnerabilidad de Israel con respecto a los ataques masivos de cohetes contra su población civil, y las consiguientes restricciones a la hora de su libertad de acción, se pusieron de manifiesto en la Segunda Guerra del Líbano, ese mismo conflicto también puso de manifiesto la locura de permitir que sus enemigos se asentarán en lugares próximos a su frontera y adquirieran un arsenal de ese tipo y la respectiva infraestructura de apoyo.

Quizá también haya algunos personajes esta mañana que se estén acariciando nerviosamente sus barbas en Teherán. Los mullahs, muy posiblemente, también han caído en la trampa de creer que el estado de los judíos estaba en las últimas, simplemente porque ellos mismos no se cansaban de repetírselo. También pueden haber creído que, aleccionados por la experiencia de 2006 en el Líbano, no habría un final a las provocaciones a Israel desde Gaza y que se soportaría que Hamas siguiera creciendo, tanto en fuerza como en arrogancia, de una manera ilimitada.

A pesar de que se puede disculpar que las opiniones moderadas expresen sus temores sobre el posible número de bajas civiles palestinas, los defensores realistas de una solución de dos estados deben reconocer que hay muy poco que reprochar a la decisión de Israel de ampliar finalmente sus ataques contra Hamás, más allá de apuntar a los milicianos que lanzan los cohetes y morteros. Las dificultades de llegar a una solución de este tipo son, en cualquier caso, nada pequeñas y la existencia de la creencia de que el régimen de Hamas confiaba en que Israel nunca la tomaría en serio, es algo parecido a una fantasía. No puede haber una solución de dos estados mientras Hamas considere que existen opciones militares realistas de derrotar a Israel.

Israel debe tomar todas las precauciones necesarias para impedir los daños a civiles y no deberían existir limitaciones a la entrada de alimentos y medicamentos en la Franja. También debería tratar de eliminar el mayor número de dirigentes políticos y militares que fuera posible.

Israel debe parar de escuchar los gritos y lamentaciones de los hipócritas y, ahora que se ha iniciado, no debe dar un final prematuro a la operación. No se debería finalizar hasta que Hamas haya sufrido los suficientes daños como para estar preparada para aceptar un alto el fuego que incluye el completo final de los ataques contra Israel a cambio de que Israel permita una mejora sustancial en la calidad de vida de los civiles en Gaza.

(N.P: Dentro del coro de lamentaciones me han encantando las muy numerosas existentes en el periódico global del Absurdistán, hoy victima de una pérfida huelga según sus preclaros y progresistas mandatarios [¿o quizá se trata de una huelga de progreso?] . Una frase que me ha llegado al corazón es esta: "Estos seres que asesinan niños sin piedad no tienen sitio en este planeta. Fuera de la Tierra ya".)

Labels: , , , ,

Ahmadineyad y el «Junior Baby» - Tomas Cuesta - ABC

En la última edición del «Junior Baby» - el diccionario con el que los británicos se bautizan en letras - se han expurgado aquellas expresiones que se consideran arcaicas u obsoletas a fin de hacerles sitio a las que se corresponden con la sociedad moderna. Términos como «Blog» o como «MP3» ocupan el espacio de algunos como «Abbaye» o como «Bishop» (Abadía y Obispo, respectivamente) que han desaparecido de sus páginas de malas a primeras. Son sólo dos ejemplos: hay docenas idénticos. El diario «La Croix» - una de las grandes cabeceras de la prensa francesa- ha entrevistado al jefe del equipo que le ha cortado la lengua al cristianismo en la tierra de Chesterton. Y el personaje en cuestión - lavándose las manos en plan Poncio Pilatos de la imprenta - ha aducido en su defensa que el multiculturalismo ha transformado a Gran Bretaña de los pies a la cabeza (por mucho que la reina se resista a cambiar de peluquero). Otrosí: que la nación es ahora muy distinta de la que antaño fuera y que se encuentra muy distante de los valores que la constituyeron. Y, «last but not least», que, actualmente, «a nadie le interesa qué es lo que significan Pentecostés, Eucaristía o Cuaresma». Y a los alumnos de primaria, menos que a nadie, por supuesto. De oírle, el desdichado Tomás Moro -que estás en los cielos- se habría quedado mudo de repente. Literalmente sin palabras. Igual que el «Junior Baby».

La palabra -afirmaba el tempestuoso Kraus, dando lecciones magistrales en los cafés de Viena- no es el ama de cría, sino la comadrona que alumbra el pensamiento. El término «abbaye» designa algo mucho más amplio, más rico y más complejo que un conjunto de piedras venerables pulimentadas por el paso del tiempo. Esas seis letras que los tipos de Oxford han arrojado alegremente al vertedero son una de las claves esenciales de la cultura y de la espiritualidad europeas. De la Europa cristiana, por supuesto. La que nació cuando Saulo de Tarso se trasladó de Asia Menor a Grecia. Y si alguien ha descubierto una Europa budista, o musulmana de raíz, o lo que sea, que tenga la bondad de presentárnosla y por ecumenismo que no quede. Mientras, quienes se quedan a dos velas y custodiando el féretro de su propio cerebro son los que, tras un proceso de desaprendizaje radical, acabarán sentando plaza de párvulos perpetuos. Lo que no se puede nombrar se desvanece. Y los ingenieros de almas conocen, desde siempre, que, antes de fundar el hombre nuevo, hay que despojar al viejo de sus antecedentes. Que es preciso echar mano de la fregona ideológica y borrar cualquier huella del pretérito. «All the rest is silence». Cerrazón, tinieblas y silencio.

Steiner tiene escrito que la epidemia de «corrección política» («politically correct», según el «Junior Baby») que transforma al individuo en un pelele no es sino una dictadura enmascarada que actúa, últimamente, a cara descubierta. En nombre de la supuesta tolerancia -que, en realidad, es pura indiferencia- resulta intolerable que los niños contaminen sus mentes con pócimas de clérigos. Tolerancia, por contra, es tolerar que una televisión generalista -Channel 4, en concreto- perpetre la indecencia de que Ahmadineyad (presidente de Irán, genocida en potencia, espejo de fanáticos, modelo de siniestros) haya sido invitado a deleitar al respetable, al que nadie respeta, con el tradicional mensaje navideño. Bien es verdad que el personaje cumplió con su papel de cabo a rabo y no defraudó a la clientela. ¡Veinticinco de diciembre, pun, pun, pun! Pongamos que cada pun, sumando a bulto, sean cien mil judíos menos: el villancico le salía a cuenta. Los «bishops» al trastero y los bichos a escena. ¿O sea, que paz y amor? Podredumbre y miseria. Europa, que ha abdicado de sí misma, ríe -por no llorar- a tumba abierta. Chapotea en el albañal del nihilismo; olisquea las mondas de su antigua grandeza; maquilla los estragos del hastío con la solvencia de una fulana experta. Desfibrada y estéril, fía en hallar el rastro de un dios desconocido en cuyo altar sacrificar su herencia. O lo que todavía quede, luego de haber despilfarrado veinte siglos en apenas tres décadas.

Labels:

Friday, December 26, 2008

Mensajeras de Mahoma - Ana Carbajosa - El País

Estaba preguntándome yo donde estaría el famoso corresponsal de El País, ahora que siguen cayendo sin interrupción los tiros de mortero y los cohetes sobre la población civil del sur de Israel (hoy mismo, unos 25, y mientras, Israel dejando pasar esta misma mañana tres convoys de ayuda humanitaria), cuando caigo por casualidad en un artículo de su sustituta. Para los admiradores del corresponsal titular, no asustarse, él volverá cuando el IDF entre en acción, como Human Rights Watch y Amnesty International, y es que resulta que me dicen que todos ellos están certificando la realidad de esos supuestos ataques. Ya saben del control de los medios por la entidad sionista.

El artículo trata de un partido, el Partido de la Liberación o Hizb al-Tahrir, que parece estar escalando posiciones no solo en Gaza, sino también dentro del famoso Islam moderado europeo. En Gran Bretaña sobre todo, lo que no resulta nada raro cuando se conoce que una importante televisión local ha seleccionado al propio Mahmoud Ahmadinejad para la felicitación de Navidad. Cosas del multiculturalismo y de la paz kantiana europea.

En fin, que reflexionaba yo (lo que doy de sí) sobre como leerían esta noticia tantos de esos adeptos progresistas y laicos occidentales, e israelíes, del estado binacional, del mestizaje, y de esa tan prometida y sugerente Palestina libre, laica y democrática. Por supuesto, doy por descontado que la culpa final, e inicial, la tiene Israel, y luego la sociedad occidental.

Y ya como postre, algunos de los comentarios más a la moda multicultural y de progreso sugeridos por esta noticia (aviso que son minoritarios, no sea que me acusen de tergiverar), y que nos dan una pequeña pauta de los sentimientos de las "bellas almas" de progreso europeas, en este caso del país del "buen rollito", pero me parece que bastante extrapolables. Cuidado, no se empachen:

"Esta gente si asusta. No son como Hamás, que aunque a muchos acá les pueda doler, son gente razonable, que actúa bajo condiciones extremas y hace lo necesario para evitar el caos en lsu zona de influencia. Los fanáticos descritos aca no piensan en someter sus acciones a consideración. Aún así, es de esperarse que ocurran este tipo de ideologías en un ambiente tan poco propicio para el desarrollo humano".

"Es importante comprender que nuestra democracia occidental no aplica en estos pueblos cuyas madres exortan a sus hijos a inmolarse para asesinar a personas inocentes. Sadam Hussein habra sido un dictador represivo pero no veo otra forma de gobernar a estos pueblos".

"Este pais no es Israel, es PALESTINA"

Vale, vale... Sin empujar

Labels:

El evolucionismo y sus ramificaciones: ciencia y religión - Juan A. Herrero Brasas - El Mundo

(Muy interesante artículo donde, obviamente, ciertas afirmaciones referentes al campo de la probabilidad y de la física me son totalmente ajenas. No me echen pues la bronca porque soy lego en esos menesteres... y en tantos otros)

En el año que ahora termina se cumple el 150 aniversario de la publicación de El Origen de las especies, obra sobre la que Charles Darwin sustentó su teoría de la evolución. La extraordinaria influencia que dicha teoría ha ejercido en la sociedad occidental a lo largo de más de un siglo es algo que tan sólo en la actualidad estamos empezando a vislumbrar en sus auténticas dimensiones.

La teoría de la evolución de Darwin, como es sabido, no surgió en un vacío (Jean B. Lamarck y otros ya habían propuesto sus propias teorías evolucionistas). La idea estaba en el aire, por así decir, pero en El origen de las especies, con sus minuciosas observaciones, Darwin le dio su formulación más sólida y convincente. La teoría darwiniana de la evolución prendió en la mentalidad popular y en las esferas intelectuales con una rapidez y fuerza pasmosas, e influyó decisivamente sobre el clima intelectual y político de la segunda mitad del siglo XIX y primera del XX. Su influencia está presente de un modo central, por ejemplo, en la teoría marxista (El Capital apareció publicado nueve años después de El origen de las especies), como también lo está, entre muchos otros autores decimonónicos, en el pensamiento de Nietzsche y hasta en el del poeta norteamericano Walt Whitman.

En la evolución darwiniana el hombre moderno creyó ver revelada por la naturaleza misma la dirección del progreso, y entendió que lo racional y adecuado era colaborar con ese impulso evolutivo por todos los medios a su alcance. Tal convicción encontró su punto de eclosión en la ideología nazi. Pero para el momento en que el nazismo adquirió su monstruosa forma política, el mundo occidental estaba ya infectado por la ideología del darwinismo social, una ideología de cooperación racional con la evolución de la naturaleza. Racismo y darwinismo social han ido de la mano a lo largo del siglo XX.

La idea de la supervivencia del más fuerte, versión original de la teoría de la evolución darwiniana, entendida como mecanismo exclusivo, carece de suficiente fuerza explicativa. Por ello daría paso en la segunda mitad del pasado siglo a la más sofisticada noción de mutación genética por azar (random genetic mutation). Las mutaciones genéticas, que se producen por azar, pueden ser positivas (las que favorecen una mejor adaptación al medio y proporcionan ventajas reproductivas), indiferentes o negativas. Las mutaciones favorables ocurridas al azar -estadísticamente muy improbables- se habrían ido acumulando hasta dar lugar al estado actual de la naturaleza. Por supuesto, según la teoría, el proceso es más complejo de lo que es posible explicar en un par de líneas, pero lo que subyace en definitiva es la noción del puro azar.

La idea de que, dada la suficiente cantidad de tiempo, el azar es capaz de dar lugar a todo tipo de combinaciones ha sido defendida por los teóricos más radicales del evolucionismo. Es famoso el planteamiento del astrónomo Sir Arthur Edington, que en 1929 afirmó que, dado el tiempo suficiente, un batallón de chimpancés tecleando al azar acabaría escribiendo todas las obras que hay en el Museo Británico. Hoy, sin embargo, una rama de las matemáticas, la probabilística, valiéndose de los últimos avances de la informática, ha demostrado la práctica imposibilidad de la predicción de Edington, y con ello, sin pretenderlo, ha planteado un imponente reto a la teoría de la evolución. Un ejemplo concreto que ponen matemáticos y expertos en probabilidad, como Michael Starbird, de la Universidad de Texas, es el análisis de las probabilidades que hay de que a base de teclear una combinación de 18 caracteres y espacios al azar surja de modo fortuito la shakespeareiana frase To be or not to be.

Este es el resultado: si tuviéramos mil millones de chimpancés tecleando al azar una vez por segundo una combinación de 18 letras y espacios (los que ocupa dicha frase) desde el inicio mismo del universo, hace aproximadamente 13.700 millones de años, la probabilidad de que para el momento actual en alguno de esos tecleos al azar hubiera surgido To be or not to be es una de entre mil millones. Es decir, pese a ese inimaginable número de tecleos, la aparición de dicha frase al azar es infinitamente más improbable que ganar la más difícil de las loterías a base de comprar tan sólo un billete.

Cada una de los millones de coincidencias fortuitas, mutaciones y combinaciones de mutaciones al azar que han tenido que ocurrir para dar lugar a la extrema sofisticación del organismo humano y del resto de la naturaleza implican una probabilidad menor que la aparición de To be or not to be en un tecleado al azar. No hará falta decir más para hacerse idea del descomunal problema que este hallazgo representa para una teoría de la evolución puramente ciega, al azar: dicho de modo simple, no ha habido, ni remotamente, tiempo suficiente desde que hay vida en el planeta Tierra para que se produzcan y acumulen al azar semejante cantidad de mutaciones.

Este problema ya había sido intuido por los grandes físicos del siglo XX. A Einstein se debe la famosa frase de que «Dios no juega a los dados con el Universo», a lo que Niels Bohr replicó: «Quién eres tú, Einstein para decirle a Dios lo que tiene que hacer». Dando aún más la vuelta a la tuerca, Stephen Hawking sentenció: «Dios no sólo juega a los dados, sino que los echa donde no los podemos ver».

El problema no es creacionismo bíblico frente a big bang y evolución. Ese es un dilema ficticio generado a partir de ciertos grupos fundamentalistas norteamericanos. El big bang y la evolución no son de por sí cuestiones que planteen un problema para la religión. El big bang fue descubierto por George LaMaitre, científico belga y sacerdote católico de la primera mitad del siglo XX. Hasta tal punto la teoría del big bang no se veía (ni se ve) como una amenaza para la religión, que Pío XI condecoró a LaMaitre por su descubrimiento. Es más, la teoría del big bang conduce fácilmente a la noción de un poder superior que ha creado el universo a partir de la nada. Precisamente porque esta teoría se veía como tan conveniente para la religión (y especialmente sospechosa, claro, procediendo de un sacerdote católico), Sir Alfred Hoyle, prestigioso matemático, ateo militante y evolucionista convencido, se burló de la misma bautizándola «el big bang», nombre con el que se ha quedado. Poco antes de morir, en 2001, Hoyle, a la vista de los últimos descubrimientos en probabilidad, publicó The Mathematics of Evolution, un libro en que demuestra matemáticamente la imposibilidad de la evolución al azar, por las razones expuestas anteriormente. En su libro, todavía desde un ateísmo militante, Hoyle hace un urgente llamamiento al mundo de la ciencia para que encuentre un nuevo soporte explicativo para la teoría de la evolución antes de que ésta, en su formulación actual, se desplome o caiga en el desprestigio. Un complicación añadida es que, cuando se observan los procesos de azar a gran escala (algo que es posible ahora gracias a los avances informáticos) se observan regularidades. Esto parece sugerir que, en última instancia, incluso si la evolución se hubiera producido por azar, sólo habría sido por un azar aparente.

Son precisamente estos descubrimientos en probabilidad y en física los que están generando entre algunos pensadores una auténtica hipótesis científica de la existencia de un poder e inteligencia supremos, es decir, lo que habitualmente llamamos Dios. Es el caso de intelectuales como Antony Flew, exponente máximo del ateísmo en la segunda mitad del siglo XX. En sus numerosos libros, artículos y debates públicos, Flew argumentó incansablemente a lo largo de décadas a favor de las tesis del ateísmo. En 2004, para perplejidad general, ante una audiencia que esperaba escuchar sus más sofisticadas argumentaciones en defensa del ateísmo, Flew anunció que, basado en la más reciente evidencia científica, había llegado a la inevitable conclusión de que existe Dios. El proceso de su conversión intelectual lo explica en detalle en su reciente libro There Is a God. Pero entiéndase que Flew no estaba necesariamente refiriéndose al Dios bíblico, sino tan sólo a la existencia de un Ser supremo que ha creado el universo y ha guiado la vida sobre la Tierra a su punto actual. De hecho, Flew sigue sin creer en la vida después de la muerte ni en otros postulados que se asocian con el Dios bíblico.

A 150 años de la publicación de El origen de las especies, a 141 de la publicación de El Capital y a poco más de cien de las principales obras de Freud, si una lección debemos sacar es la de ser prudentes y no asumir ciega o fanáticamente lo que la ciencia, y los intereses que subyacen a ella en cada momento histórico, nos presentan como absolutamente evidente e incontrovertible.


Fuente: una estupensa web para acceder a ciertos artículos exclusivos de los suscriptores, Reggio's Weblog

Labels:

Curiosidades del Center for Advanced Judaic Studies 2007-2008



- La poesía litúrgica de Yose ben Yose

Yose (hijo de Yose) es el primer poeta judío de finales de la antigüedad conocido por nosotros por su propio nombre y uno de los mejores poetas hebreos de todos los tiempos. Yose nació en algún momento de principios de siglo V d.C., en Palestina - muy probablemente en la Galilea -, y fue uno de los primeros en introducir la poesía en los servicios de la sinagoga. Esta poesía litúrgica, también conocido como Piyyut (una palabra y préstamo griego), adquirió poco a poco su prestigio cultural y se convirtió - a mediados del siglo VII - en un rasgo distintivo en el rito litúrgico palestino. Un manuscrito de la colección de Genizah del Center for Advanced Judaic Studies (Halper 247, folio 2v) conserva una bella composición que ilustra el arte de Yose. En el poema "En Lanu Kohen Gadol " (No tenemos Sumo Sacerdote) - que se cantaba en Yom Kippur - se pretende poner de relieve la crisis religiosa que siguió a la destrucción del templo de Jerusalém. Yose enumera la pérdida de los rituales del templo y lamenta la caída de Israel dentro de una brillante poética a la moda, como las siguientes líneas demuestran:

No tenemos //Sumo Sacerdote //¿Cómo seremos perdonados //por nuestra transgresión?//
El servicio del templo ha sido eliminado //cómo serviremos a Dios mientras los extraños nos dominan?//
Ya no hay más // sacrificios de corderos //¿cómo vamos a inmolar si Jerusalém está destruida?//
La oración ha cesado en la casa de oración //¿Cómo ofreceremos oraciones si Dios nos rechaza?//

Hemos pecado //!!Qué el Poderoso, nos perdone, nuestro Creador !!




- Una inscripción griega en una lápida

El Center for Advanced Judaic Studies Library posee una placa de mármol griego que contiene el epitafio de un hombre o de un niño cuya identidad judía se manifiesta por el nombre de Jeremías y la imagen de una menorah inscrita en la esquina inferior derecha de la lápida. Esta inscripción en la lápida inscripción probablemente data de los siglos IV y V d.C., posiblemente de Palestina. Entre las características notables de este breve pero enigmático texto está la aparición de dos nombres de personas anteriormente no atestiguados, ya sea en la onomástica judía o en la greco-romana: Kolokasias y el sustantivo femenino Theodotus. Se propone que la inscripción sea traducido como sigue:

"Tumba de Jeremias Kolokasias. Iose y Theodotus (han hecho esto) para su hijo".




- Cuencos arameos mágicos

Las prácticas mágicas formaban parte de la vida cotidiana en la antigüedad. Los magos realizan su oficio con muchos efectos prácticos y para el beneficio de la gente. Como la magia es ante todo una técnica pragmática, los elementos y experiencias mágicas de cada comunidad étnica han cruzado fácilmente las fronteras religiosas, especialmente en los casos en que los hechizos tenían "éxito". Por otra parte, los magos han controlado cuidadosamente sus exclusivos y particulares conocimientos. Transferidos oralmente o por escrito a través de textos, fueron incluso modificados, ya que ese conocimiento se adecua a unas normas culturales y los préstamos son asimilados a las propias tradiciones. La interacción profesional entre judíos y otros expertos en hechizos (cristianos, mandeanos, zoroastrianos y paganos) generó una tradición mágica compartida más allá de la diferenciación cultural.

Los cuencos o platos mágicos arameos, fabricados en Babilonia entre los siglos V y VII d.C., ejemplifican una de las formas en la que los judíos establecieron su propio tipo de adjuraciones de similar género a las que luchaban contra las prácticas demoníacas. El origen judío de estos encantamientos se pone de manifiesto en los versículos bíblicos y de la Mishna que citaban y por sus referencias a la mística judía y a las tradiciones litúrgicas. Al mismo tiempo, sugieren poderosamente un toma y daca en las relaciones entre los judíos y sus vecinos en este ámbito de la religión popular. Por un lado, dioses babilónicos, persas y otras entidades espirituales son invocados en algunos de estos cuencos (junto con Jesús) con el fin de expulsar a perniciosos demonios y hechicerías malignas de las casas y del cuerpo de las personas para quienes estos cuencos estaban destinados. Por otro lado, los nombres de las personas mencionadas en estos cuencos testifican que de hecho muy a menudo no eran judíos ellos mismos.

Por lo tanto, es evidente que a finales de la antigüedad, en Babilonia, todos los judíos expertos en magia estaban literalmente muy familiarizados con la tradición de sus antepasados, empleando varias clases de "conocimientos beneficiosos" tanto de origen judío como no judío. El hecho de escribir encantamientos en cuencos de arcilla que buscan curar y proteger a sus propietarios de nocivos demonios y perniciosas hechicerías atendía a una comunidad mucho más amplia que la propiamente judía.

Textos e imágenes de Jewish & Other Imperial Cultures in Late Antiquity - Center for Advanced Judaic Studies

Labels: ,

Thursday, December 25, 2008

El movimiento estudiantil: mentiras y más mentiras - Chantal Delsol - Le Figaro


©Le Figaro

(Fenomenal artículo sobre el sistema de educación francés, pero aplicable en gran parte al resto del sistema europeo y occidental, y por supuesto, al del "buen rollito")

La falta de medios: este es el púdico velo bajo el que se oculta, año tras año, el descontento de los universitarios y estudiantes. Es bien sabido que en materia de educación, el país está superdotado. El malestar, que se convierte en desesperación, proviene de otra cosa: es la verdad la que falta y no se hace pública.

Nacidos de padres pudientes por el desarrollo de los últimos "treinta años gloriosos", la juventud de este nuevo siglo se ha beneficiado generalmente de una cierta comodidad financiera familiar. Educada por la generación del 68, no ha sufrido prácticamente prohibiciones y no se le ha exigido esfuerzos, al contrario, se le ha inducido que tenía todos los derechos. Sus padres, que han adquirido un nivel de educación significativamente más alto que la generación anterior, consideraban que este impulso continuaría con sus hijos: su abuelo no tenía estudios de bachillerato superior (el BAC o licenciatura), su padre es profesor, y su hijo irá a la "Ecole Normal" (institución académica de alto nivel que da paso generalmente a la alta administración pública), a menos que sea un torpe y un vago... De donde tanto resentimiento cuando el hijo se encuentra entre la masa en AES (*1) o en la LEA(*2), mal equipados y sin esperanza. La apreciación de una situación se inscribe siempre en un momento y un lugar dado. La situación actual de la juventud no es mala en sí misma, sino en términos de expectativas y de progreso esperado. Ella se imaginó - irrealismo ingenuo - que su ascensión a más diplomas, a más dinero, a más confort, era parte de un destino inevitable. Y se han guardado bien de desengañarla: se ha utilizado una vergonzosa demagogia. Mentiras.

Al contrario, lo hemos organizado todo para sugerir un progreso indefinido, acumulando engañifas: por ejemplo, la proliferación de títulos que se convierten en asignaturas. Tenemos demasiados licenciados para el número de altos cargos con responsabilidades a los cuales ellos piensan que pueden aspirar legítimamente. Un país no puede estar enteramente poblado por abogados, médicos y académicos. Hemos insuflado a nuestros hijos una pretensión imbécil inspirándoles el desprecio hacia actividades como la de fontaneros. Les hemos infatuado que todos ellos serían intelectuales (!! cómo es tan francés !!), y que tienen derecho a un puesto de trabajo que se corresponda a sus deseos. Mentiras.

La adquisición del bachillerato (BAC) en primer lugar, y a continuación los títulos universitarios después, se han en gran parte "democratizado" (la palabra es absurda, pero comprensible). Las universidades a su vez han reducido el nivel de exigencia para la entrada en estas especialidades. El resultado: muchos estudiantes, con un Master nivel 2, sólo tienen el nivel de un secretario de dirección, y ello si se comprueba su dominio de la lengua, su nivel cultural y su educación general (lo cual no es nada ). El pequeño porcentaje (no evaluable) de jóvenes brillantes y dotados no ha cambiado ciertamente con el tiempo, pero la distribución de los diplomas ha convencido a muchos de que han alcanzado ese nivel superior. Se les ha hecho creerlo, después de que Laurent Fabius (primer ministro del PSF) les dijera que dando el bachillerato (BAC) al 80% de los estudiantes se elevaría el nivel general ... Mentiras.

Por último, la gran mayoría de los estudiantes que expresan su rebeldía en las calles se sienten frustrados por no conseguir plazas a las que se les ha dejado aspirar por pura demagogia, porque esas plazas no existen en tan gran número, y además, porque muchos de ellos no son capaces de ocuparlas. Desde su primera infancia, les mintieron. Se les mintió diciéndoles que ellos podían decir mierda a sus padres y que ese tipo de cosas les haría gracia a todo el mundo durante toda la vida. Se les mintió diciéndoles que sería la sociedad la que se adaptaría a ellos, no al contrario, porque ellos eran el centro del mundo. Se les mintió fomentando que se burlaran de todo alrededor de ellos y que eso no tenía importancia, que no era nada grave, y que bastaría con hacer el imbécil en la vida para ser feliz. Se les mintió diciéndoles que ellos no tenían ningún deber para con nadie (porque ellos no pidieron haber nacido, y de hecho, tampoco los demás), que no debían hacer nada por nadie y que podían ocuparse exclusivamente de ellos mismos. Se les mintió diciéndoles que una sociedad organizada de este modo sería mucho más alegre y feliz, porque nos habríamos desembarazado de los deberes reaccionarios, y habríamos abrazado La Vida Loca.

La masa de mentiras de las que se les recubrió apenas les deja respirar. Se perciben en el medio de ese montón de basura las miradas atemorizadas y con odio. Y todo esto se puede hallar en esas mentiras de barro que nosotros les hemos dejado. En cualquier caso, no somos capaces de hacer limpieza, porque algunos de nosotros han pasado toda su vida clamando como Cassandras que una generación alimentada de mentiras acabará finalmente bebiendo el veneno del odio.

El principio del placer, que es la columna vertebral de las ideologías utópicas, sigue siendo la columna vertebral de la educación después de que hayan desaparecido las grandes historias. Porque se pueden liberar los contenidos, pero los espíritus permanecen construidos de una forma en la que los nuevos contenidos se deslizan, siempre de la misma manera. La anterior generación esperaba, de acuerdo con ese principio de placer, una sociedad donde todo el mundo trabajaría según sus deseos y se pagaría de acuerdo a sus necesidades. La actual generación espera, de acuerdo con el principio de placer, una sociedad donde el Estado pague los salarios (adecuados) de decenas de millones de psicólogos, simplemente porque ellos han querido inscribirse en esa formación, sin preguntarse ni un segundo si habría suficiente demanda para satisfacer sus deseos.

¿Por qué tantos franceses tienen tendencia a decir que esta situación proviene de un déficit de subsidios (es necesario pagar a los estudiantes por estudiar) y de un capitalismo asocial (los salarios son demasiado bajos)? Porque queremos ocultarnos a nosotros mismos las mentiras que conocemos demasiado bien. Y porque muchos de nosotros somos tan materialistas que vemos todos los problemas en términos de falta de dinero. Los valores intangibles como el esfuerzo o el mérito parecen estériles y obsoletos. Hay países donde el subsidio estudiantil existe, pero está correlacionado con el esfuerzo, no se les proporciona más que aquellos que trabajan y aprueban sus exámenes, y claro, !! esas condiciones serían discriminatorias para nosotros !!

En Francia, la selección es una palabra sucia. El bachillerato está ampliamente distribuido, el acceso a la universidad es automático. Es como si todos fuéramos igualmente capaces y también los trabajadores, y como si la selección no debiera tener lugar finalmente, y duramente, cuando se busca empleo. Mentiras y más mentiras. La escuela, a pesar del número de competentes y esforzados profesores, acepta por una vergonzosa demagogia que los adolescentes hagan una huelga, lo que les deja creer que ellos ya son, antes de que se lo hayan ganado por sí mismos, unos socios responsables en el ámbito social: mentiras...

La universidad se ha convertido en una especie de parking donde sólo se acude a retomar fuerzas esperando el berenjenal de la búsqueda de trabajo. Estamos llenando a rebosar de fantasías a los estudiantes, quienes se inscriben (a veces después de pasar la selección del Master nivel 2) por dos o tres cientos dólares y, a continuación, disfrutan de todos los beneficios de la condición de estudiante y no asisten a las clases o acuden a los exámenes. O peor, numerosos estudiantes que han fracasado en junio no acuden a la prueba de septiembre. Prefieren repetir en lugar de pasar el verano estudiando. Sin embargo, este se oculta púdicamente, ya que los estudiantes deben ser considerados como víctimas agotadas, nunca como aprovechados. Mentiras.

¿Demasiado tiempo ocultando la verdad no resulta a menudo cruel? Cuando finalmente esto acaba por aflorar a la conciencia, los que fueron engañados se revuelven habitualmente contra los falsificadores. Llenos de desesperación y de odio, romperán con el cebo que se les construyó. Tendremos que asumir un día el amargo fruto de una demagogia poco gloriosa: mentir a los jóvenes es la peor demagogia.

(*1) AES : Administration économique et sociale (de mucho menor rango y salidas)
(*2) LEA : Langues étrangères appliquées (como la escuela de Idioma oficial de aquí).

Labels:

¿Cuándo sabremos que el momento del atacar se aproxima...? y ¿Vendiendo el Libano? - David Hazony - Commentary

- ¿Cuándo sabremos que el momento del atacar se aproxima...?

... cuando los partidos de extrema izquierda de Israel - el hogar de la mayoría de los autodenominados defensores de la paz, los dovish, los universalistas, las élites por el fin de la ocupación, la voz más consistente por una moderación militar -, sí, cuando en definitiva el Meretz haga un llamamiento urgente al ejército israelí a favor de un ataque selectivo, por amor de Dios, contra Hamas [N.P: y se trabaje a continuación para un nuevo alto el fuego, según relata el Haaretz], después de semanas y semanas de un cese unilateral del fuego, durante el cual cientos de tiros de morteros y de misiles fueron lanzados desde Gaza aterrorizando la vida civil israelí en el sur. Después de dos días de bombardeo masivo sin respuestas por parte del IDF, después de que todos los comentaristas de televisión han descrito la situación como nada menos que un estado de guerra, el Meretz ha hablado. "Ha llegado el momento", declara este partido, "de actuar sin compromisos, y sin reducir las consideraciones políticas, para proteger a los residentes en las comunidades cercanas a Gaza y Sderot".

¿Donde están los líderes de Israel? Ruido de sables. Distracción. Abriendo y cerrando las puertas a la ayuda humanitaria. El ministro de Defensa, Ehud Barak, hizo lo mismo cuando, como primer ministro en 2000 y 2001, demostró infinidad de dudas contra los horrores de la segunda intifada. Adoptó una decisión que lograra una vuelta a una apariencia de normalidad en la vida israelí.

¿Qué más hacen los líderes de Israel cuando es necesario? ¿Una llamada al Dalai Lama?


- ¿Vendiendo el Líbano?


De cualquier político en situación desesperada, como Ehud Olmert, se puede esperar que haga algo equivocado. Tratando de evitar acabar siendo despreciado como el peor primer ministro en la historia de Israel, y carente de cualquier luz al final del túnel palestino, Olmert está tratando de sacar adelante cualquier tipo de avance con Siria.

Hay muchas malas maneras de hacer esto, incluidas tolerar las conexiones de Siria con Irán y mimando a Hamas. Pero posiblemente la peor de todas sería aprobar la venta del Líbano. El atribulado vecino del norte es una mezcolanza de fuerzas pro y anti occidentales, y ha luchado durante décadas para liberarse de Siria y de sus agentes. La única verdadera esperanza para el Líbano de no caer totalmente en las manos del radicalismo árabe es de alguna manera alejarse de Siria y de Hezbolá. En cambio, hay indicios de que Israel está considerando la posibilidad de un acuerdo (con Siria) que haría lo contrario, aceptar y reconocer el dominio de Siria sobre ese país. Según Haaretz, funcionarios del Departamento de Estado de EEUU enviaron recientemente una dura advertencia a Israel contra una posible venta del Líbano, y pidiendo garantías a Israel sobre la cuestión. Y el jefe de personal del ministro de Defensa Ehud Barak, Michael Herzog, comentó recientemente que "en el marco de un acuerdo de paz, Israel tiene que reconocer la posición única de Siria en el Líbano".

Esperemos que solo sean fanfarronadas

Labels: , ,

¿Por qué está combatiendo Hamas? y ¿Dónde están los grupos pro "Derechos Humanos"? - Noah Pollak - Commentary

- ¿Por qué esta combatiendo Hamas?

La crisis en Gaza está relacionada con el problema fundamental con el que Hamas se ha enfrentado desde que asumió el poder en Gaza: es muy difícil controlar un territorio siendo simultáneamente un grupo de resistencia y un partido político (en el poder). Cada ambición interfiere en la otra, y para Hamas, la resistencia ha sido siempre el interés fundamental. El alto el fuego con Israel exigió a Hamas poner fin a su ofensiva, lo que sólo hizo parcialmente - durante la calma hubo esporádicos lanzamientos de cohetes y morteros contra Israel -, y que cesara el contrabando de armas y negociara la liberación de Gilad Shalit. El primer requisito era viable gracias a la presión externa, lo que le permitió centrarse en solidificar su control sobre Gaza. Sin embargo, los dos últimos equivalían a que Hamas repudiara la razón de su existencia y la plataforma ideológica sobre la que subió al poder.

Para Hamas, la ausencia de conflicto abierto no puede continuar por mucho tiempo, porque las condiciones de vida en Gaza han empeorado y Hamas nunca se ha interesado por ellas, lo mismo que por su capacidad de gobernar fuera del contexto de la guerra. En varias ocasiones, durante los últimos seis meses, Hamas atacó puntos de transferencia entre Israel y Gaza. Ello se hizo con el fin de forzar su cierre, exacerbando una escasez de alimentos y de combustible que fomente la narrativa, tan popular en ciertos ambientes internacionales y entre los periodistas que cubren la crisis de Gaza, de que la victimización de Gaza no recae en las manos de Hamas, sino en las de Israel. El cultivo de esta narrativa es doblemente útil, porque esta victimización también justifica la reanudación de la guerra abierta contra Israel.

La paradoja que se desprende es que la crisis, tanto humanitaria como militar, es necesaria para la legitimidad y supervivencia de Hamas. Hasta ahora, Hamas ha sobrevivido en el borde de la navaja. En caso de que una invasión israelí o una campaña aérea importante parezca probable, Hamas probablemente se adherirá rápidamente a otra hudna. Israel no debe caer en la trampa. En cambio, una sostenida campaña de asesinatos selectivos de los líderes de Hamas y de destrucción de los activos de Hamas, tales como los túneles de contrabando, debe ser enfocada. Las elecciones nacionales en Israel (entre otras razones) hacen de este un mal momento para iniciar una campaña sobre el terreno. Si el IDF puede hacer que Hamas tema por su capacidad para mantener su poder y cohesión institucional, al mismo tiempo que limita las bajas civiles - los muertos en Gaza son una de las principales líneas internacionales de salvamento para Hamas -, Israel podría empujar a Hamas a una posición en la que, o bien tiene que reanudar la hudna en condiciones desfavorables, o dirigirse al incendio del martirio. Este es un dilema que Hamas espera no tener que encarar.


- ¿Dónde están los grupos pro "Derechos Humanos"?

Ayer, Hamas cometió aproximadamente 80 crímenes de guerra contra Israel. Todos y cada uno de los ataques con cohetes y morteros constituyen - en virtud de las normas que rigen los conflictos y que prohiben atacar intencionalmente a los civiles - un crimen de guerra y una violación de los derechos humanos. Mientras tanto, el parlamento de Hamas aprobó castigos de la Sharia para los palestinos:

[los tribunales palestinos] serán capaz de condenar a los delincuentes a una plétora de violentas medidas punitivas, en conformidad con la ley de la Sharia.

Estas sanciones incluyen la flagelación, el corte de manos, la crucifixión y ahorcamiento. El proyecto de ley reserva penas de muerte a las personas que negocien con un gobierno extranjero "en contra de los intereses palestinos" y que participen en cualquier actividad que pueda "dañar la moral de Palestina".

Según el informe, cualquier palestino capturado vendiendo o bebiendo vino sufrirá 40 azotes si el proyecto de ley se aprueba. Los ladrones que fueran sorprendidos perderían su mano derecha.

Grupos como Human Rights Watch(HRW) y Amnesty International(AI) son famosos por su obsesiva cobertura de Israel y los palestinos, y está claro que tanto las políticas nacionales como las exteriores de Hamas abusan gratuitamente de los derechos humanos. Por lo tanto, visité las páginas web de HRW y de AI con la esperanza de ver alguna muestra de indignación moral por las acciones de Hamas. No encontre ninguna.

Este no es nada sorprendente, sin embargo, vale la pena señalarlo - como si se necesitara aún más pruebas -, porque ilustra de la absoluta quiebra moral de las principales organizaciones en materia de los derechos humanos. Como parece que el IDF está en preparativos para un ataque contra Hamas, predecimos que en las próximas semanas escucharemos bastante a HRW y AI, pero sus informes no hablarán de los abusos de Hamas sobre los palestinos o sobre su guerra contra los civiles israelíes. Los informes, en su lugar, desplegarán su muy susceptible regla moral con la que miden las presuntas imperfecciones de la autodefensa israelí.

Labels: , , ,

¿La unión del idealismo por lo abstracto con un irónico y comercial Pop-art? - Alex Katz


Black brook


January Snow, 1993


Twilight, 1985


New Year's Eve, 1992


Late July II, 1971


Orange Interior, 1968


Sunset,Lake Wesserunsett IV, 1972


Blueberry Field, 1968

La página web de Alex Katz

Labels:

Wednesday, December 24, 2008

La Europa del buen rollito: el Channel 4 de la TV británica escoge a Ahmadinejad como "alternativa al mensaje de Navidad"

Mahmoud Ahmadinejad, presidente de Irán, será la "alternativa al mensaje de Navidad" del Channel 4 de la TV británica.

Dorothy Byrne, directora de la sección de noticias de actualidad del Channel 4, comunicó esta decisión y afirmó: "estamos ofreciendo a nuestros televidentes la opción de conocer una visión alternativa del mundo".

Esta visión alternativa del mundo es la que se expresa con intenciones similares a las del antisemitismo asesino. También es una visión alternativa del mundo que está en contra de los gays y de las lesbianas, de la clase obrera, y que es profundamente anti liberal, anti democrática, anti secular y anti feminista.

Es una muestra más de la creciente aceptación del antisemitismo entre algunos sectores de la izquierda que se autodefine como antirracista y en la opinión pública liberal de Gran Bretaña, y que considera factible la posibilidad de que Channel 4 invite a este hombre para tan prestigioso e importante espacio informativo.

Fuente: Engage

Labels:

Oh, "dulce y laica" Navidad, simpa..., !! y de buen rollito !!

Encuesta sobre la figura de Jesús a los lectores de una revista/web entiendo que religiosa y católica franco-belga (asociada con el periódico católico La Croix), Le Pèlerin.info:

Sondeo: ¿Y para usted (estimado consumidor políticamente correcto), quién es Jesús?

(a) ¿Jesús ha existido verdaderamente?



(b) ¿Quién es Jesús para usted?



(c) ¿Su grado de simpatía (¿por sympathy for devil de los Rolling Stones?) con respecto a Jesús?



El tono amable e insustancial de las preguntas y de las respuestas está muy de acorde con estos tiempos que corren, producto de las políticas educativas y diversas Logses a juego que definen a la Europa de la paz kantiana.

Amén.

Labels:

Tuesday, December 23, 2008

"Preocupados" por la dignidad de Gaza - Petra Marquardt-Bigman - Jpost BlogCentral

¿Existe un precedente de que un Estado sea considerado responsable de las condiciones y el nivel de vida de un territorio gobernado por un grupo que ha jurado luchar por la destrucción de ese mismo estado?

¿Existe algún precedente para que se pretenda de un estado que mejore la situación en un territorio hostil, ubicado al lado de sus fronteras, y gobernado por un grupo cuya prioridad son sus stocks de armas y explosivos, formar militantes y terroristas, y el uso de su territorio como plataforma para lanzar miles y miles de ataques con morteros y cohetes contra el anteriormente mencionado estado vecino?

Durante el año que está a punto de terminar hubo supuestamente un alto el fuego de seis meses entre Israel y Gaza, y, por supuesto, "sólo" hubo cerca de 2.500 cohetes, misiles y morteros disparados desde Gaza contra Israel en 2008. Hamas ha declarado el final de la falsa tregua, y un portavoz del grupo expresó su confianza en que esta decisión tendría un "enorme apoyo popular". De hecho, los militantes en Gaza informaron que "ardían en deseos de luchar".

Sin embargo, además de los ataques incesantes que sufre por medio de cohetes, misiles y morteros, Israel también recibe un montón de consejos que a menudo incluyen la exigencia de que Israel debe permitir que Gaza vuelva a respirar, a conectarse con el mundo, a vivir aún más de la subvención internacional, para así recuperar su "dignidad". Pero encontrar "la dignidad" en esa lista de supuestas responsabilidades de Israel respecto a Gaza tal vez sea algo sorprendente, pero en cambio, claramente, es algo que siempre se menciona con frecuencia: por el Organismo de Socorro de las Naciones Unidas para Gaza que ha denunciado la "profunda crisis de dignidad humana" que sufre ese área, y por los intrépidos que envían a Gaza una especie de cruceros marítimos para "quebrar el bloqueo", y que han contemplado la necesidad de renombrar a uno de sus buques como "dignidad".

Lamentablemente, las personas a quienes les gusta tanto protestar por el "bloqueo" o "asedio" de Gaza, y que culpan a Israel de las penurias allí existentes - entre la que figura ahora, al parecer, la falta de dignidad - tienden a ignorar el hecho de que, primeramente y ante todo, Hamas es el verdadero responsable de la situación en que se encuentra Gaza: fue Hamas quien tomó violentamente el poder en Gaza, la que condujo a una suspensión de los acuerdos multilaterales que establecían las normas de funcionamiento del cruce de Rafah entre Gaza y Egipto - un acuerdo que Saeb Erekat, el negociador en jefe palestino con Israel, saludó con las palabras: "Esta es la primera vez en la historia en la que gestionaremos un paso internacional nosotros mismos, y es la primera vez que Israel no tiene un veto sobre nuestra capacidad para hacerlo" -. Claro que, tal como resultó finalmente, Hamas tenía derecho al veto.

Hamas ejerció tranquilamente ese derecho de veto en las conversaciones sobre una posible reapertura del cruce de Rafah, cuando insistió en su exigencia de que el acuerdo sería modificado para dar cabida a sus preferencias. De hecho, se trata siempre del mismo juego: Hamas espera que el mundo baile con su música, y después Hamás no se mueve, independientemente de las consecuencias que tenga para las personas a las que gobierna, y que algunos en el mundo consideran que sería una buena idea hacerlas cumplir.

Para estar seguros, cuando se trata del cierre de los cruces fronterizos, particularmente el cruce de Rafah entre Egipto y Gaza, es obvio que ese cierre no daña a Hamas en modo alguno, sino todo lo contrario:

(a) en primer lugar, ya que "la resistencia", y no importa aquí cuán contraproducente pueda ser, es enormemente popular en todo el mundo árabe, y la negativa de Hamas de comportarse como un partido político responsable que respeta los acuerdos es contemplada por muchos como algo admirable y heroico.

(b) en segundo lugar, Hamas recibe los beneficios de esa economía literalmente "subterranea", y que prospera gracias a la gran cantidad de túneles que han sido excavados bajo la frontera con Egipto para el contrabando de bienes de consumo, de lujo y, por supuesto, todo lo que Hamas necesita para permanecer en el poder y acumular y perfeccionar sus fuerzas.

Se hace evidente que trata de una situación de doble ganancia para Hamas:

(a) si los cruces están cerrados, el grupo se beneficia del contrabando clandestino y, además, de las decenas de "public relations" que lamentan desde todos los lugares el "asedio" de Gaza y el terrible "castigo colectivo" que inflige la cruel e inhumana "entidad sionista".

(b) por el contrario, si los cruces se abren a pesar de los ataques con cohetes y morteros, y en lo que concierne al cruce de Rafah en las condiciones impuestas por Hamas, el grupo se apunta una gran victoria política al demostrar que la intransigencia, la violencia y la voluntad de ignorar el bienestar de la población de Gaza (en la búsqueda de los propios objetivos de Hamas) serán recompensados.

Cualquiera que pide a Israel que permita a "Gaza respirar, volver a conectarse con el mundo, vivir de la subvención internacional, y recuperar su dignidad" apunta en la dirección equivocada, ya que no es Israel, sino Hamas, quien realmente estrangula la Franja de Gaza, la aísla, la hace depender de las limosnas internacionales y alienta un comportamiento que sugiere que "la dignidad" no es algo muy valorado en Gaza: "la dignidad" no es ciertamente una preocupación para un grupo que celebrando su XXI aniversario con una manifestación, entretiene a los participantes burlándose de un rehén, ridiculizando a sus padres, familiares, amigos y a todo aquel que se preocupa por él.

Y no, no se trata solamente de que Hamas sea tan indigna como para pensar que burlarse de un solitario rehén resultaría divertido para la gente de Gaza: en la "sitiada" Gaza, miles de personas tienen el suficiente dinero como para permitirse caros móviles y descargarse por unos pocos shekels, y con evidente placer, el último vídeo clip que se burla de dicho rehén, Gilad Shalit, y por supuesto, mucho más género del mismo tipo de esa "divertida dignidad" que resulta accesible gratuitamente on-line.

¿Qué se supone que podría hacer Israel para ayudar a esas personas que disfrutan de este tipo de "bromas y diversiones" para que consigan recuperar su "dignidad"?

Labels: , , ,

El País, diario global de Absurdistán... y Gaza



El País, el diario global de referencia de Absurdistán, vuelve una vez más a sus más arraigadas querencias y sin necesitar del corresponsal. Editorial sobre Gaza y el fin de la tregua, "Socorrer Gaza", y "marchando" una de tópicos y de cuestiones habitualmente silenciadas:

"La sorpresa habría sido comprensible porque jamás se había interrumpido el fuego de cohetería artesanal desde la franja, en la que gobierna Hamás, sobre localidades israelíes limítrofes, ni mucho menos habían cesado las represalias del Estado sionista, con grave derramamiento de sangre entre palestinos no combatientes".

Ahí ya tienen tres de los típicos tópicos: la cohetería artesanal, vamos, de barraca de feria; el cruel Estado sionista; y el derramamiento de sangre entre palestinos no combatientes que, lamentablemente, en su gran mayoría estaban en el lugar menos indicado, es decir: o bien demasiado próximos a las lanzaderas de cohetes, misiles y morteros, o bien demasiado cercanos a los propios lanzadores de cohetes, o bien "confundidos" entre ellos como "no combatientes".

No obstante, es evidente que en ciertos casos, y desgraciadamente, también existió una proximidad obligada y no deseada, al emplazar los "palestinos combatientes" sus lanzaderas de cohetes y misiles en zonas habitadas para tratar así de evitar las posibles respuestas.

Sigue, cómo no, las habituales críticas a los dirigentes israelíes, sólo a ellos, por supuesto:

"El fin de la tregua ha sido, por añadidura, la ocasión para que los dos grandes candidatos a formar Gobierno en Israel, la ministra de Exteriores de Kadima, Tzipi Livni, y el líder del ultraderechista Likud, Benjamín Netanyahu, se pronunciaran, con similar contundencia, sobre la necesidad de destruir el movimiento integrista, de inmediato, o tras las elecciones del próximo 10 de febrero".

Y es que resulta una lastima que el diario de referencia de Absurdistán no nos informe de los muy conocidos y publicitados deseos que el movimiento palestino favorito de Absurdistán reserva para Israel y los israelíes, y mira que han hecho entrevistas a sus diferentes líderes y portavoces.

Y llega por fin el tono melodramático:

"Según fuentes de la ONU, un 75% de la población padece una situación de hambre extrema".

Pero..., ¿no había publicado hace unas semanas el global de Absurdistán un elogioso reportaje de la "economía subterranea" de Gaza, alimentada gracias al contrabando a través de los innumerables túneles que les conectan con Egipto y que estaba en trance de sustituir los productos israelíes por los egipcios? ¿Es qué acaso Egipto no posee una frontera con la Franja de Gaza y no tiene "ningún tipo de responsabilidad"? O mejor, ¿es qué acaso un movimiento como Hamas, tan respetado por el cotidiano de Absurdistán, no podía dar preeminencia al contrabando de los productos más necesarios para la población en vez de acumular grandes stocks de armamento para respaldar su poder?

Lo más divertido es que en los comentarios al editorial reciben bastante más palos de los que esperaban (¿quizá por eso sólo informan de 18 comentarios, cuando la media habitual cuando se trata de criticar a Israel es al menos cuatro o cinco veces superior?), sobre todo unos de alguien que firma como Fernando, Absurdistán, y que les conoce muy bien. Disfruten con Fernando (pinchen para ampliar) y con el inefable global de Absurdistán..., últimamente con severos problemas económicos. Quizá lo suyo también tenga que solucionarse mediante la "economía subterranea".

Labels:

Encuestas y tendencias - Shmuel Rosner

Mentiroso, mentiroso, "plasta" de alto el fuego - Barry Rubin - JPost

Si ustedes pueden entender por qué Hamas desea poner fin al alto el fuego con Israel, sin duda, ustedes pueden comprender la política en el Oriente Medio. Y si no lo consiguen, es que no pueden.

Desde un punto de vista occidental, moderado y pragmático, la decisión de Hamas no tiene sentido por varias razones:

- Hamas no puede derrotar a Israel militarmente. Por lo tanto, la lucha no va a mejorar la situación estratégica de Hamas o proporcionarle la victoria.

- Los contraataques de Israel pueden ocasionar severos desgastes y daños materiales en la Franja de Gaza, causando grandes costos a Hamas en su control del poder.

- Volver a la guerra asegurará a Hamas permanecer aislado políticamente, paralizando su reconocimiento internacional y las ayudas a su causa, y su objetivo de poner fin a las sanciones económicas contra la Franja de Gaza.

- Regresar a la lucha haría que la Franja de Gaza se enfrentara nuevamente, e incluso a más, restricciones, garantizando así un mayor sufrimiento palestino.

Y además, Hamas, aparentemente, está cometiendo otros tres errores en relación con el calendario.

El primero es que trata de poner fin al alto el fuego mientras George W. Bush es aún el presidente. Ciertamente, Israel se siente más liberado para golpear ahora nuevamente a Hamas que después con Barack Obama, simplemente porque la nueva administración querrá evitar una crisis antes de que consolide sus planes y su equipo. Además, es probable que los EEUU prefieran una atmósfera de tranquilidad cuando comience su retirada de Irak.

En segundo lugar, el alto el fuego se suspendió en vísperas de una importante crisis palestina y cuando Mahmoud Abbas, líder de la Autoridad Palestina, anuncia una auto-extensión de su mandato. Uno podría pensar que Hamas preferiría mantener su silencio frente a Israel durante un tiempo para centrarse en la lucha contra Fatah y la Autoridad Palestina.

Por último, está la campaña electoral israelí. Si bien no convierte en inevitable una represalia a gran escala, por ejemplo, una acción así haría que el actual gobierno fuera más popular para sus electores.

Por lo tanto, el comportamiento de Hamas, según puede establecer fácilmente un observador externo, parece estúpido. Sin embargo, Hamas, habiendo construido un gran movimiento de masas, un considerable ejército, apoderándose de la Franja de Gaza y construyendo un amplio apoyo a su causa en todo el mundo árabe y musulmán, puede estar compuesto de genocidas y fanáticos pero no de tontos. Entonces, ¿cómo se explica esta conducta aparentemente estúpida?

He aquí un ejemplo de cómo funciona verdaderamente la política en el Oriente Medio:

- Hamas cree realmente en su propia propaganda, esperando la victoria a pesar de sus escasas probabilidades. Los costos y las bajas les son irrelevantes. La batalla continuará hasta la victoria total, incluso si requiere décadas. Esto indica que Hamas no será nunca un movimiento moderado, lo que se aplica también a Hizbullah, Siria e Irán.

- Al mismo tiempo, Hamas no sólo es indiferente al bienestar de su propio pueblo, sino que en realidad trata de proporcionarle sufrimiento como estrategia política. Cuanto peor sea la situación para los palestinos, piensa Hamas, más probable es que luchen y mueran por su causa. Este "cuanto peor las cosas, mejor para nosotros", es un punto de vista totalmente contrario a las perspectivas occidentales.

Sin embargo, Hamas va aún más lejos. Sabe que ese sufrimiento se puede imputar a Israel. A los pragmáticos occidentales "les parece evidente y razonable que los palestinos prefieran la paz, la prosperidad y la estatalidad". Por lo tanto, su rechazo “debe estar motivado y justificado” por la desesperación y la falta de una oferta de buena fe occidental. Sin embargo, de hecho, la situación no está motivada por nuestros errores, sino que es el resultado de su elección deliberada.

Así pues, Hamas puede concluir que la mejor manera de ejercer presión sobre Israel - en su propia mente, al menos – y ganar la ayuda occidental es ser más radical, no más moderado.

Para no citar más que un ejemplo, el que se considera como un importante diario americano informó recientemente de que ambas partes violan el alto el fuego: el lanzamiento de cohetes por parte de Hamas contra Israel; e Israel que toma represalias cerrando de la frontera. En esta visión de los hechos, el hecho de que Hamas y sus aliados disparen cohetes contra civiles israelíes "no permite cualquier respuesta israelí, militar o de otro tipo". Este es el tipo de pensamiento de Hamas trata de promover.

Luego también esperan que provocada la crisis, las fuerzas de pacificación trabajen como hormigas y den conferencias de prensa en las que insistan en que "hay que hacer algo para desactivar la crisis". Ese "algo", por lo general, se parece a concesiones unilaterales por parte de Israel. En resumen, la comunidad internacional debe precipitarse en salvar a Hamas o a los palestinos, a pesar de sí mismos.

Por contra, y al mismo tiempo, Hamas considera que su intransigencia y su agresividad incrementa su apoyo dentro del mundo árabe y musulmán. Al igual que Hizbullah, librando una guerra y vendiendo la victoria - aun cuando los hechos digan otra cosa –, ello les convierte en héroes y atrae la financiación. Este es un juicio que también tiene en cuenta las propias respuestas palestinas. Más apoyo popular puede ser obtenido con la producción de mártires que por la producción de mayores niveles de vida. Por lo tanto, Hamas lo hará mucho mejor en su rivalidad con la Autoridad Palestina luchando contra Israel que luchando contra la pobreza.

No estoy diciendo que esta estrategia funcione completamente, pero sí que tendrá éxito en parte. Si se cree que a corto plazo resulta irrelevante y que la deidad se encuentra del lado de una de las partes, la realidad parece bastante diferente. En suma, el militantismo macho en el Oriente Medio conlleva popularidad, tanto a nivel nacional como internacional. Ademas, el último cuarto de siglo también ha demostrado que la simpatía occidental puede ser manipulada con el aumento de la violencia y con el bloqueo de las soluciones a los conflictos de tal manera que se atribuya la responsabilidad a Israel.

Sin embargo, esta visión del mundo es igualmente ilusoria. Un empobrecimiento de la población y una destrucción de la propia infraestructura debilita el poder de estos grupos más que los fortalece, especialmente si Israel pone el acento en las ganancias materiales. La paciencia occidental con los palestinos ha disminuido y los estados árabes no están tan deseosos por ayudar. Una estrategia basada en los mártires suicidas, en última instancia, también resulta suicida.

Irónicamente, en lo que concierne a Occidente, los islamistas no pueden hacer lo que los nacionalistas árabes radicales sí podían. Demasiados intelectuales, periodistas, izquierdistas e incluso políticos occidentales habían sido ganados para la causa del romanticismo revolucionario de Fatah y Yasser Arafat, contemplado simplemente como una versión más fea del Che Guevara. Resulta mucho menos posible contemplar a los islamistas radicales como heroicos liberadores.

La conclusión es que Hamas se mantendría más aislada y más débil de lo que podría estar si se mantuvieran las cosas tranquilas, consolidado su control sobre la Franja de Gaza, construyendo sus ejércitos y su base de apoyo, y teniendo más paciencia.

Pero Hamas también puede sobrevivir, sin diluir su ideología, y ser capaz de realizar pronunciamientos guerreros sobre una limpieza de Israel del mapa e intoxicado con la creencia de que está siguiendo la voluntad divina. Eso es suficiente para el liderazgo de Hamas y para sus seguidores.

Labels: , ,

Monday, December 22, 2008

No tan monolíticos y predecibles. Los haredim quieren ir a la universidad - Matthew Wagner - JPost


©Abba Richman


©Ariel Jerozolimski

Los haredim sí desean una educación superior secular, pero se ven obstaculizados por una falta de conocimientos básicos en matemáticas y de habilidades en inglés, según un nuevo estudio.

El 57% de los 148 hombres haredim encuestados en un estudio realizado por investigadores del Jerusalem Institute of Israel Studies dijo que habían evaluado la posibilidad de obtener un título universitario, y otro 15% señaló que había recibido asesoramiento acerca de la posibilidad de proseguir estudios en una universidad o en algún otro instituto de educación superior.

Tres cuartas partes de los encuestados tienen edades entre 20 a 30, y un 84% estaban casados y con hijos.

Los doctores Dan Kaufmann, Asaf Malchi y Bezalel Cohen, los tres investigadores que realizaron el estudio, recomiendan que el Estado de Israel y filántropos privados utilicen sus conclusiones para ayudar a los haredim a obtener una educación superior.

Su principal recomendación era que los haredim reciban algún apoyo económico para proseguir una educación universitaria, ya que alrededor del 70% de los hombres haredim encuestados dijeron que estarían dispuestos a obtener un título universitario si reciben ese apoyo.

En una entrevista telefónica con JPost, el Dr. Kaufmann comentó que los jóvenes haredim suelen estar casados y con hijos, y que para ellos "la obtención de un título universitario, incluidos los cursos de preparación en inglés y matemáticas necesarios antes de que puedan ni siquiera intentarlo, les supone un gran sacrificio económico. Muchos de ellos, simplemente, son incapaces de hacerlo".

Los investigadores también encuestaron a hombres y mujeres haredim ya matriculados en instituciones de educación superior.

Un total de 312 estudiantes haredim fueron encuestados, 193 hombres y 118 mujeres.

Los investigadores descubrieron que mientras que el 29% de los encuestados mencionó el apoyo rabínico como el factor fundamental en su decisión de proseguir una educación superior, el 75% señaló que fue la ayuda económica ese factor fundamental.

Pero el factor más importante fue el conocimiento del inglés y de las matemáticas y el nivel de exposición a la información sobre las opciones educativas.

"Hubo una correlación directa entre el conocimiento del inglés y las matemáticas y la motivación. Cuanto más encuestados lo conocían, más motivados estaban para cursar estudios superiores. Personas que se veían a sí mismos como preparadas... estaban menos motivados porque se dieron cuenta de que tendrían que trabajar muy duro para cerrar esa brecha".

Otro resultado interesante fue el alto porcentaje de matriculados haredim que dijeron que habían elegido sus estudios basándose en sus intereses personales, lo que demuestra que "en contraste con los prejuicios existentes, los haredim ven a sus estudios seculares como algo más que un parnassa [trabajo]".

Labels: , ,

Oh, laica Navidad, progre... - Zapaterias Rimadas

Turista del ideal o José Saramago y Gaza



El Nobel portugués José Saramago no está atravesando uno de sus mejores momentos. Hace ya cierto tiempo que una neumonía, complicada enfermedad a su edad, pareció reblandecer un tanto su habitual caparazón estalinista. Y es que no en vano, algunos le tienen como al santo laico de progreso por antonomasía.

Hace unos años, tras un viaje a Israel y Palestina, sus opiniones sobre el conflicto israelo-árabe desbarraron hacia unos más que evidentes prejuicios antijudíos, muy próximos al típico antijudaísmo cristiano rebozado de progresia al viejo estilo del "socialismo de los imbéciles", y que trascendían claramente de las habituales críticas ideológicas contra Israel.

No hay que olvidar que el origen ideológico del antisionismo de la izquierda internacionalista proviene de la URSS de los años 50, cuando tras votar la creación del estado judío en 1947, y por intereses geopolíticos ligados con la Guerra Fría y el control del petróleo del Oriente Próximo, en ese momento aún bajo el dominio de potencias europeas (Gran Bretaña, Francia, y el conflicto de Suez de 1956, por ejemplo), el imperio soviético procedió a apostar dedicidamente por el lado árabe y por la destrucción de Israel.

En el blog de Saramago, asistimos a una nueva embestida:

"Desde el día 9 de diciembre los camiones de la agencia de Naciones Unidas, cargados de alimentos, aguardan a que el ejército israelí les permita la entrada en la faja de Gaza, una autorización una vez más negada o que será pospuesta hasta la última desesperación y la última exasperación de los palestinos hambrientos. ¿Naciones Unidas? ¿Unidas? Contando con la complicidad o la cobardía internacional, Israel se ríe de recomendaciones, decisiones y protestas, hace lo que viene en gana, cuando le viene en gana y como le viene en gana. Ha llegado hasta el punto de impedir la entrada de libros e instrumentos musicales como si se tratase de productos que iban a poner en riesgo la seguridad de Israel. Si el ridículo matara no quedaría de pie ni un solo político o un solo soldado israelí, esos especialistas en crueldad, esos doctorados en desprecio que miran el mundo desde lo alto de la insolencia que es la base de su educación. Comprendemos mejor a su dios bíblico cuando conocemos a sus seguidores. Jehová, o Yahvé, o como se le diga, es un dios rencoroso y feroz que los israelíes mantienen permanentemente actualizado".

Eviten la búsqueda, no encontrarán ninguna referencia a los numerosos cohetes y misiles lanzados desde la Gaza contra las poblaciones de civiles israelíes. Debe ser la cuota que deben pagar por permanecer fieles a Jehová o Yahve, dios rencoroso y feroz, y doctrina en nada equiparable a "la religión de la paz" propia del supuesto Islam Moderado, del Cristianismo que exportó su religión del amor poniendo la otra mejilla (la ajena sobre todo), y sobre todo, por esa religión comunista y/o socialista revolucionaria que resulta tan añorada en todos los países que la padecieron.

Eso sí, he recuperado ciertas criticas de la novela donde aparecía retratado bastante fielmente este santo laico progresista:

- "Pero Turistas del ideal aún va más lejos. (...) Un alegato contra los «maîtres à penser» que no han visto una idea desde que nacieron. Una sátira feroz del progresismo «gauche caviar» y de la moralina «todo-a-zen» del izquierdismo memo. Un hierro al rojo que marca donde duele. Vigil, escritor comunista de novelas policíacas, no cree en horóscopos y viaja al país centroamericano de Tierras Calientes para apoyar con su presencia la marcha revolucionaria liderada por su amigo el Capitán, un Che Guevara posmoderno, que se presenta ante el mundo con el rostro siempre cubierto por una capucha y lanzando poéticas soflamas políticas. Allí se encontrará con otros mandarines culturales europeos: un cantautor canalla y noctámbulo, con afición a la cocaína y las mujeres, y un refinado, pomposo y melancólico escritor portugués, todos muy contentos de asistir a las vísperas de la revolución desde la primera fila de platea, o sea desde la terraza del hotel Savoy. A ellos se unirá una variopinta fauna de "turistas del ideal": un cineasta hollywoodiense con vocación radical, un cocinero francés antihamburguesa, miembros de varias ONG, organismos internacionales y grupúsculos antisistema... Primera novela de una trilogía satírica sobre la España contemporánea, Turistas del ideal es una cáustica visión del filisteísmo cultural, el mandarinato de los intelectuales progresistas y las contradicciones entre sus ensueños revolucionarios y su realidad acomodada y burguesa. Y es también una afilada reflexión sobre las posibilidades y limitaciones de la literatura como vehículo de las ideas y medio de transformar el mundo".

- "La figura de Vigil, el protagonista del libro, no tiene desperdicio: comunista millonario, escritor de novelas de género negro antiburguesas y asiduo a los restaurantes más caros del momento, es un filón de contradicciones y situaciones entrañablemente ridículas. Sin ir más lejos, la reunión del Comité central del grupúsculo marxista que dirige, que acaba con una buena mariscada, no tiene desperdicio. Podemos dividir la novela en tres bloques. Primero nos presenta a Vigil, su entorno barcelonés y sus contactos con el Capitán, fiel imagen del subcomandante Marcos (porque aunque el autor insiste en que los personajes son ficticios y no tienen ninguna relación con personajes reales, los paralelismos son tan evidentes que uno no puede evitar pensar en Vázquez Montalbán, en Saramago, en Sabina, en Mendiluce, en...). Son los momentos más brillantes de la obra, una sucesión de situaciones desternillantes que se leen de corrido y saben a poco.

A continuación el escenario se traslada al hotel Savoy, el mejor hotel de una ciudad con sospechosas similitudes con México D.F., hacia donde confluye la comitiva del Capitán en su intento de presentar sus poéticas reivindicaciones ante el Parlamento. Por el Savoy pasará la flor y nata de la intelectualidad progre, esos turistas del ideal que nunca dejan de ser turistas, demagogos de pacotilla que se solidarizan con lo que haga falta, lo cual les reporta por cierto pingües beneficios, pero que contemplan la revolución de verdad con cierto asco y aprensión. Y aquí, aunque encontramos momentos gloriosos, hay que reconocer que el tono de la narración decae, entrando en algún marasmo y, en uno de los momentos más flojos a nuestro juicio del libro, cayendo en el típico pasaje erótico que, por otra parte, el mismo libro critica.
Vigil, el protagonista, es Vázquez Montalbán, aunque su caricatura literaria – tan risible que podría resultar incluso tierna– no atesore la miseria del modelo. Augusto es el pelma del Nobel portugués (o sea, Saramago, hasta escribir su nombre da pereza), perejil de todas las salsas cocinadas por la revolución siempre pendiente y farolillo rojo de cualquier verbena. Colores no es otro que Sabina –¿quién si no?– buscando alguna musa a la que camelar a base de malditismo de ocasión y de bohemia abonada con tarjeta de crédito (platino, por supuesto). «El Capitán» es el subcomandante Marcos, que ha concertado una cita con la Historia en el Zócalo de México para acabar atrapado en un bochinche que es una demostración sindical de vía estrecha. Valdemont podría ser cualquiera. Cualquiera de aquellos grandes escritores catalanes de la pre y la posguerra que fueron fusilados por la «cultureta» con una cerrada descarga de silencio. Ignacio Agustí, por poner un ejemplo. Con esos mimbres (y algunos otros no menos sabrosos, como Oliver Stone y Günter Grass, que se pasean por la trama fugazmente), Vidal-Folch ha conseguido poner en evidencia el desbordado caudal de tartufismo que inunda los barrancos del buenismo, de la cultura oficiosa y oficial y de ese Sida mental en el que se ha acabado convirtiendo la proliferación del pensamiento estéril. El autor ha roto el molde de la corrección política como un forzado que escapa a sus cadenas. Ha visto la realidad, o la realidad ficticia (al cabo, esa grisalla cotidiana que a todos nos amuerma), en los espejos del Callejón del Gato, para analizarla a la luz del esperpento. Ha roto, en un ejercicio brillantísimo de valleinclanismo posmoderno, el costurón que aherroja al Ruedo Ibérico".

- Finalizo con un artículo de David Gistau en El Mundo dedicado integramente al santo laico estalinista:

"Saramago ha vuelto a Cuba, su parque temático, su colina desde la cual predicar en sandalias con esa iluminación apocalíptica que nos lo delata como un rescatado del Hyde Park's Corner que para dar la tabarra con un megáfono se sube al Nobel en vez de a un cajón de huevos. El macho alfa de «los turistas del ideal», como los llama Vidal-Folch en su excelente novela, había roto con la revolución cuando unos fusilamientos y condenas por delito de pensamiento le dejaron en la utopía una mancha como de café en una chaqueta. Pero ya superó el soponcio. Ya disculpó al verdugo, al cerrajero totalitario. Ya se reconcilió con Fidel, acaso por nostalgia de ese geyperman revolucionario al que se encomienda la intelectualidad neocomunista para que les vengue de todos sus resentimientos antiamericanos. Esas visitas de los turistas del ideal a la Revolución, a la selva Lacandona, donde basta con conformarse con una apariencia sin preguntarse demasiado qué hay detrás, quién las pasa putas detrás del decorado, para que el intelectual regrese al chaletazo con la conciencia limpia, habiendo cumplido con las exigencias del compromiso narcisista como otros cumplen, cada mañana, con la tabla de gimnasia. Espejito, espejito, ¿hay alguien más comprometido que yo? ¿A qué espera Rioyo para venir a hacerme un servicio completo, tan de los suyos como soy, tan aprobado por los salvoconductos de Prisa como lo estoy?.

Desde Cuba, o nada más salir de Cuba, el Saramago tronante nos ha enviado un rayo para castigarnos por las imperfecciones de nuestra democracia. Por la supuesta represión policial con que Estados Unidos exportaría la asfixia de las libertades. Hace falta ser cínico, o estar cegado de prejuicios, para decir eso mientras se hace uno cómplice moral de una de las últimas dictaduras residuales que sobrevivieron a la caída del Muro para perpetuarse como extravagancia totalitaria, como capricho intelectual. Si es inevitable que Saramago, obligado por su tabla de gimnasia, se suba al Nobel para dar lecciones de democracia, que comience criticando ese ámbito en el que la democracia no existe ni siquiera en estado de imperfección. Si le indignan los abusos policiales, ésos que, por temor a sufrir, le mantienen alejado de Estados Unidos, que no pierda ocasión en su próxima visita a Cuba de corregir la conducta de esos policías cubanos que, por ejemplo, a la poetisa María Elena Cruz Varela se la llevaron de su casa, arrastrándola por el cabello y camino de dos años de reclusión, sólo porque había puesto su firma a un folio en un país en el que el compromiso no es un capricho con billete de vuelta, sino una apuesta de valientes. Pero claro, el día que hagan eso los intelectuales occidentales, el día que su vigilancia de las dictaduras les anime a denunciar incluso las rojas, se quedarán sin los muñequitos con los que juegan a la revolución aceptando una apariencia falaz por no revisarse a sí mismos. Con lo que eso jode a la vanidad
".

A mejorarse, señor Nobel

Labels: