Sunday, October 27, 2013

Un poco de autorespeto, por favor - Rabbi Eric H. Yoffie - JPost



¿Qué significa, exactamente, que los palestinos deban reconocer a Israel como un Estado judío? El primer ministro Netanyahu ha expresado recientemente esta exigencia en varias ocasiones en sus más importantes discursos - en las Naciones Unidas, en la Universidad Bar-Ilan, y en la sesión de apertura de la XIX Knesset -. Pero simplemente no parece claro de lo que está hablando.

Esta ausencia de claridad se convirtió en un tema de interés público cuando el ministro de Finanzas, Yair Lapid, discutió la afirmación de Netanyahu durante una entrevista en Nueva York con Charlie Rose. Lapid declaró que "no siento que necesitemos una declaración de los palestinos reconociendo a Israel como un Estado judío. Mi padre no vino a Haifa desde el ghetto de Budapest con el fin de obtener el reconocimiento de Abu Mazen".

Los comentarios de Lapid provocaron las respuestas de los miembros de la Knesset, tanto desde la derecha como desde la izquierda, algunos de acuerdo con él y otros con el Primer Ministro.

Los judíos americanos, creo que es justo decirlo, están confundidos ante ese intercambio y desconcertados por las intenciones de quienes participen en él.

El argumento de Lapid parece mucho más convincente. Como innumerables comentaristas han señalado, Menachem Begin se asombraría y ofendería ante la idea de que el Estado-nación del pueblo judío requiera el reconocimiento de los árabes palestinos, o de cualquier otra persona. El sionismo es el movimiento de liberación nacional del pueblo judío. Surgió para devolver al pueblo judío a la historia. Es, sobre todo, una afirmación de la autodeterminación judía: el pueblo judío, mediante el establecimiento de un estado con una mayoría judía segura en la Tierra de Eretz Israel, determinará su propio destino, libre de los caprichos y los deseos de los demás.

Si el sionismo significa algo, significa que el carácter del Estado judío será determinado por los propios judíos, y por nadie más. Por lo tanto, ¿por qué los líderes de Israel juzgan que los palestinos deben intervenir, refrendando, su definición? ¿Dónde queda pues la autoestima sionista?

Y eso no es todo. A pesar de que pueda ser una táctica de negociación, la demanda de Netanyahu no tiene mucho sentido. El primer ministro parece estar pidiendo una proclamación de intenciones de los negociadores palestinos. Pero si la idea es asegurar la seguridad de Israel, las declaraciones retóricas de este tipo son de poco valor. Sería mucho mejor concentrarse en los aspectos prácticos, tanto militares y demográficos, que garanticen la seguridad de Israel.

Pero como se ha señalado, no siempre está claro lo que el Primer Ministro tiene en mente. A veces parece estar diciendo: mi verdadera preocupación aquí no son las palabras y declaraciones, sino que, los palestinos, abandonen el derecho al retorno.

Sobre este punto, creo que tiene toda la razón. Israel no debería firmar un acuerdo que permitiera a los palestinos que ahora viven fuera de Israel que se les conceda la residencia en el Estado judío. Una solución de dos estados significa que los judíos regresarán a Israel y los palestinos lo harán a Palestina, y este acuerdo sí garantizaría la mayoría judía que Israel, como Estado-nación del pueblo judío, debe tener.

A menudo se sugiere que "un derecho simbólico de retorno" debería permitir que un número limitado de palestinos viniera a Israel, pero el primer ministro parece haber adoptado una línea dura en este punto, y con toda la razón. El problema con un derecho simbólico de retorno es que establecería la legitimidad del argumento palestino en el mismo momento en que dicho "retorno" fuera legítimo para un pequeño número de palestinos. Y si Israel lo admitiera como un principio, no habría razón por la cual, en algún momento del futuro, no sería legítimo ese mismo derecho para muchos más.

Israel deberá realizar concesiones de largo alcance en materia de territorios, pero respecto al derecho de retorno no debe conceder nada. Así pues, el Primer Ministro debe ser aplaudido por traer este tema al primer plano. Aún así, la dificultad existente es que, en sus discursos, el Sr. Netanyahu parece haber fusionado dos argumentos relacionados pero fundamentalmente distintos. Ha exigido con razón que en un posible acuerdo la Autoridad Palestina renuncie a cualquier reclamación sobre un posible derecho de retorno a Israel. Pero ya que tal acuerdo proporcionaría a Israel la mayoría judía natural y segura que requiere, no habría necesidad de otro "reconocimiento" adicional por la parte palestina.

E Israel, una creación del movimiento sionista, no debe pedir ese reconocimiento. Después de todo, hay algunas cosas que los sionistas simplemente no hemos pedimos.

Labels: ,

Los ataques a la circuncisión II: El proyecto europeo de "regenerar" a los judíos - Shmuel Trigano - JForum



Lo que es más sorprendente es la evidencia del prejuicio desfavorable, es decir, la falta de imparcialidad de la ponente ( la eurodiputada socialista alemana Marlene Rupprecht). La circuncisión, escribe ella, es "nefasta" y constituye una "clara violación de los derechos humanos", colocándola en la categoría paria o sospechosa de todo tipo de escisiones y perforaciones, como el piercing, los tatuajes, la intersexualidad (esos rarírisimos casos de niños con ambos sexos), la cirugía plástica...

Su idea es sostenida, y es lo más importante, por un indicio del carácter malvado de la identidad que porta (o identifica), calificada como "el lado oscuro de sus propias religiones, tradiciones y, en definitiva identidades". La identidad judía, todo el judaísmo, es así pues "oscura", tiene un lado oscuro que lleva a atentar contra los derechos de la infancia.

Y es que es sobre todo la circuncisión de los judíos la que se encuentra en el banquillo de los acusados. La de los musulmanes se beneficia de una circunstancia atenuante: "Los chicos son generalmente circuncidados a una edad mayor, por profesionales médicos, y en unas condiciones sanitarias más aceptables".

Además, afirma la ponente, "los científicos islámicos (sic) están divididos sobre la cuestión de si la circuncisión es en realidad una obligación o una recomendación".

Lo que no es el caso de los judíos, excepto, por supuesto, la excepción que confirma la regla, es decir, esos judíos que rechazan la circuncisión por su "violencia".

Para demostrar que ciertos judíos piensan como ella, la ponente alemana se basa en un cineasta judío sin ninguna autoridad de cualquier tipo, Victor Schonfeld, que produjo una película sobre este tema y sobre aquellos medios judíos que la reemplazan con un acto ritual nuevo, que "se puede utilizar para todos los niños, niños y niñas por igual", el rito del "Bris shalom".

Este recurso a los "Alterjudíos" (denominados como "judíos críticos" con su religión, con Israel, o con sus comunidades) es una característica común del nuevo antisemitismo que lo protege contra todas las acusaciones de prejuicio contra los judíos.

Por otra parte, esta alineación de la condición masculina con la condición femenina (como el caso de ese comisario europeo que quería establecer una nueva norma con unos baños públicos únicos, y que habría requerido que los hombres tuvieran que orinar sentados y no de pie), es una característica típica de la ideología posmodernista y del establecimiento de las leyes sobre la base de las excepciones y no de las mayorías.

En definitiva, se trata de alinear la mayoría con la minoría, y no a la inversa. Así, se destruye el matrimonio tradicional para satisfacer el de deseo de tener hijos de las parejas homosexuales, una pequeña minoría.

Las fuentes "mitológicas" de los fundamentos de la ponente alemana están claras: la doctrina del sujeto todopoderoso ("integro"), esa que afirma la libertad de elegir el propio sexo o más bien el género a pesar del sexo, la figura del niño como fuente de valores y el proyecto de un mundo del cual se ha erradicado todo tipo de violencia.

Así la ponente alemana puede cuestionar el derecho de los padres (judíos) sobre sus hijos, incluyendo el poder de inscribirle en una filiación. El niño debe decidir... Ahora bien el niño no puede decidir, se trata de un menor de edad y no de un ciudadano.

Lo más asombroso es el proyecto paternalista e "iluminado", confesado abiertamente, de "regenerar", tal como se decía en el siglo XVIII, a los judíos para dictarles cómo deben vivir su vida ritual, incluso proponiéndoles otros ritos que la circuncisión.

¿Y por qué no el bautismo? Ya se ha propuesto sustituir la circuncisión, que el apostol Pablo consideraba una marca étnica exclusivista, y la "letra" y por el "espíritu" [N.P.: en definitiva, la vieja ideología cristiana de la sustitución o superación, donde el viejo Israel, "ciego, carnal, legalista y particularista", es sustituido por el nuevo Israel, fundamentado en el "amor, el espíritu y en su carácter universal". Esta doctrina cristiana, ha sido ahora reemplazada en la Europa poscristiana por la ideología postmodernista, políticamente correcta y universalista del progresismo occidental]

Labels: , ,

Los ataques a la circuncisión I: ¿Qué se trama tras los ataques europeos a la circuncisión? - Manfred Gerstenfeld - JForum



Una reciente recomendación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE o APCE) apuntando a prohibir la circuncisión ha colocado, una vez más, a Israel y a la comunidad judía a la defensiva. El Comité de la Knesset para la Aliyah celebró una reunión de emergencia, en la que también participaron organizaciones judías israelíes e internacionales, para estudiar la forma de anular dicha resolución.

El modelo de estas reacciones defensivas se estableció el año pasado, tras la decisión del Tribunal de Colonia que dictaminó que la circuncisión quedaba prohibida en el ámbito de su jurisdicción. Después, el mismo comité de la Knesset celebró una reunión de emergencia en julio de 2012. Después de esto, un gran esfuerzo se llevó a cabo por parte de Israel y las organizaciones judías para luchar contra esta decisión.

En diciembre, Alemania aprobó una ley que establecía que la circuncisión seguía siendo legal. Hace algún tiempo, una lucha similar se puso en marcha por parte de las organizaciones judías de todo el mundo para oponerse a las leyes que buscaban prohibir el sacrificio ritual kosher en los Países Bajos. El proyecto de ley, aprobado por la Cámara de Diputados, no obtuvo la aprobación del Senado en junio de 2012.

Los ataques contra las tradiciones judías en Europa se repetirán muy probablemente una y otra vez en un futuro próximo. No obstante, Israel y los judíos se dejan sorprender por su amplitud. La gente se pregunta, "¿Por qué no hemos aprendido del pasado?" o "¿Por qué no hemos hecho todo lo posible para evitar este fenómeno, en lugar sufrirlo y no responder más que a posteriori?". La respuesta ante el caso que ahora comentamos es que el tema no estaba previsto en el orden del día, y que la moción fue insertada por la eurodiputada socialista alemana Marlene Rupprecht en el último momento, durante un debate sobre la protección de la infancia.

Esto plantea muchas preguntas acerca de lo que la Knesset, el Ministerio de Asuntos Exteriores y los grandes rabinos, así como las organizaciones judías en el extranjero, incluidas las de EEUU, pueden conseguir. Otra cuestión se refiere a si debemos luchar contra estos ataques utilizando el argumento de la libertad religiosa. ¿O quizás debamos introducir otras consideraciones? En el caso de la circuncisión, hay una gran variedad de informes sobre los beneficios de la circuncisión masculina. Esto puede proporcionar un excelente argumento en el contexto de estos debates, sin embargo, también nos desvía de su motivación principal: los judíos practican la circuncisión porque es uno de los mandamientos centrales de la religión judía (la Alianza) y un signo de pertenencia, y no por razones de buena salud [lo que sería el efecto secundario o contingente].

Todavía hay un aspecto recurrente respecto a las reacciones contra los ataques a los rituales, ¿con quién deberían colaborar los judíos? Los musulmanes también se ven afectados por estos intentos de prohibir el sacrificio ritual y la circuncisión. La cooperación con ellos arrastraría consideraciones políticas. Mientras que Israel no es más que un observador en el Consejo de Europa, Turquía es miembro. Teniendo en cuenta las tensiones que caracterizan las relaciones entre los dos países, ¿este ataque haría que esa colaboración fuera viable? Además, hay muchos más musulmanes que judíos en Europa. Su peso electoral en la mayoría de los países es en gran medida mucho más significativo. Hay, sin embargo, diferencias fundamentales en los plazos y los procedimientos entre las dos religiones. Los judíos circuncidan al niño en el octavo día, mientras que la práctica de los musulmanes se realiza durante la pubertad [por lo cual conlleva otra relación con la conciencia, el sufrimiento, la angustia y el trauma]. Mientras los Mohalim [los circuncidadores] judíos están entrenados, no siempre es el caso en los musulmanes, por lo que a menudo dejan que los médicos realicen esta operación.

Los esfuerzos actuales pueden encontrar una manera de lograr que la resolución del PACE sea menos perjudicial mediante la inserción de enmiendas. Sin embargo, la misma amenaza probablemente reaparecerá más pronto o más tarde en otro país o contexto. En Noruega, por ejemplo, el Partido del Centro en la oposición está promoviendo la prohibición de la circuncisión. El partido de los "Verdaderos finlandeses", el tercero más grande de Finlandia, y que también se encuentra en la oposición, también defiende la idea de prohibir la circuncisión.

Más allá de la lucha para proteger y garantizar los ritos judíos, hay una segunda dimensión que plantea otras cuestiones de diferente naturaleza. ¿Es que todos los partidarios de la resolución del PACE contra la circuncisión solamente están motivados por el bienestar de la infancia? ¿Acaso de todo esto no se deduce una colisión entre dos universos de referencia, uno fundado en los valores democráticos y el otro en torno a la libertad de culto y de práctica? No debemos ser totalmente ingenuos. Existe, ciertamente, un constante ataque contra la religión en Europa, que avanza hacia una secularización absoluta. A esto se suma un fuerte deseo en algunos círculos políticos de hacer la vida menos confortable para los musulmanes. Los problemas creados a los judíos, que también se ven afectados, se ven a menudo como simples daños colaterales. Sin embargo, esto refleja que el antisemitismo también ha jugado un papel en estos ataques contra la circuncisión.

Los judíos e Israel también deberían tener en cuenta una tercera dimensión clave en este problema. El antisemitismo, bajo su disfraz antisionista, ha alcanzado cimas sin precedentes en Europa. Al menos 150 millones de los 400 millones de europeos de más de dieciséis años piensan que Israel está llevando a cabo una guerra genocida contra los palestinos. Tener  esos puntos de vista tan mentirosos como extremistas es un indicador del estado mental generalizado entre los europeos.

En este contexto, aparecen las correlaciones entre estos ataques contra los ritos judíos y varias medidas antisionistas. La Unión Europea distorsiona abusiva e injustamente la ley internacional contra Israel. Esto incluye las leyes que discriminan contra los asentamientos judíos. Esto es lo que se ha puesto de manifiesto en una reciente carta enviada por Catherine Ashton, la Alta Representante para los Asuntos Exteriores de la UE, y firmada por más de un millar de abogados de muchos países. Ahora que el clima de odio se propaga en Europa, resulta más fácil presentar propuestas legislativas o leyes antisemitas y anti-israelíes, en muchos lugares y en diferentes planos al mismo tiempo. Liderar la lucha por el reconocimiento de los derechos a los ritos judíos sin hacer cara al mismo tiempo al problema de que es la causa y el hilo conductor, sería un grave error político por parte del gobierno israelí.

Labels: ,

El Premio Nobel de la Paz Barack Obama, no ha resultado ser el Mesías progresista prometido



El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aprobó explícitamente el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a la canciller alemana, Angela Merkel, en 2010, según ha informado este domingo el diario germano 'Bild am Sonntag' que cita a una fuente de la Inteligencia estadounidense conocedora de estas operaciones.

"Obama no detuvo las acciones en aquel momento, las dejó seguir", afirma una fuente citada por el periódico alemán. La Casa Blanca, incluso, encargó un exhaustivo informe sobre Merkel. El presidente estadounidense no confiaba en la canciller alemana y encomendó a la NSA averiguar "quién es exactamente esta mujer".

Tras la publicación de las primeras informaciones sobre el espionaje a Merkel, Obama aseguró a la canciller en una conversación telefónica que él no sabía que la NSA estaba espiándola.

Sin embargo, según 'Bild am Sonntag', el director de la NSA, Keith Alexander, informó personalmente a Obama en 2010 de la operación de vigilancia e interceptación de comunicaciones iniciado a la canciller.

Fruto de este espionaje, la NSA accedió a los mensajes de texto que Merkel envió con su anterior teléfono móvil y a las conversaciones telefónicas que mantuvo. No pudo acceder, en cambio, a las comunicaciones que realizó desde la línea segura de la Cancillería.

Los resultados de estas operaciones, a diferencia del 'modus operandi' habitual, eran enviados directamente a la Casa Blanca, en lugar de al cuartel de la NSA, la base militar de Fort Meade, situada en el estado de Maryland.

Los envíos se realizaban desde el cuarto piso de la Embajada de Estados Unidos en Berlín, ubicado en la Puerta de Brandenburgo, donde, con las últimas tecnologías, el personal de la NSA grababa el contenido de las conversaciones y los mensajes de texto de la canciller.

Según revela este domingo el semanario alemán 'Der Spiegel', el Gobierno de Estados Unidos tenía dos equipos de espionaje en Alemania con miembros de la CIA y la NSA, una en Fráncfort y una segunda en Berlín, donde había destinados hasta 18 agentes de la NSA, según documentos internos de dicha agencia.

Al igual que Merkel, su antecesor, el socialdemócrata Gerhard Schroeder, también fue objeto de espionaje por parte de la NSA cuando George W. Bush era el inquilino de la Casa Blanca. En su caso, querían saber "dónde están los alemanes" y si "se puede confiar en Schroeder", según 'Bild am Sonntag'.

El ex canciller socialdemócrata fue una de las voces más críticas con el Gobierno de Bush por la invasión de Irak en 2002 y entabló unas estrechas relaciones con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, lo que despertó recelos en Washington.

Labels:

Saturday, October 26, 2013

Una comparación miserable - Dror Eydar - Israel Hayom



1. La semana pasada, el escritor AB Yehoshua publicó un artículo en el diario francés de izquierda Liberation en el que intentaba explicar ese increíble fenómeno que presenció el mundo en el funeral del rabino Ovadia Yosef. Me gusta Yehoshua. Creo que es mucho más merecedor del Premio Nobel de Literatura que muchos otros escritores que se promueven sin cesar. Sin embargo, su ensayo ilustra la profunda desconexión de algunos grupos de la élite cultural de Israel con la gente entre la cual vive y hacia la cual (espero) dirigen sus productos intelectuales.

Yehoshua no podía explicarse cómo se organizó tan masiva participación en tan poco tiempo. Dijo que en Jerusalén era relativamente sencillo movilizar a la gente para que asistiera a los funerales, mientras que si el funeral hubiera tenido lugar en Tel Aviv muchas menos personas podrían haber acudido (de hecho, creo que es todo lo contrario). También dijo que el funeral fue una especie de acontecimiento de entretenimiento cultural (según sus propias palabras, un "happening") para los aburridos estudiantes de las yeshivas. Después de ofrecer otras explicaciones poco convincentes, admitió: "La participación masiva nos dejó, a la gente secular, estupefacta, confundida y desorientada". Contando los que vieron el funeral por la televisión porque no pudieron asistir en persona, Yehoshua supuso que al menos un tercio de la población judía de Israel hubiera tomado parte en ella. Este tipo de fenómeno, escribió, "es un motivo de preocupación para una persona como yo". ¿Por qué? "Porque creo que, a largo plazo, el daño infligido a la sociedad israelí por las actividades y personalidad del rabino Ovadia Yosef es más importante que sus aspectos positivos".

Al parecer, para contrarrestar esta dura declaración, Yehoshua mencionaba su descendencia de una familia de rabinos sefardíes moderados que no se limitaban solamente a estudiar la ley religiosa judía, sino que requerían que los miembros de sus comunidades consiguieran una educación integral y una integración en la sociedad en general. Después comparaba ese enfoque con ese otro "radical" de Yosef, que lo imponía a sus propios seguidores, y admitía su falta de familiaridad con los prolíficos escritos de Yosef, pero aseguraba que nunca le había oído pronunciar ninguna afirmación humanísticamente inspiradora. Todo lo que sabía de él eran las duras y polémicas declaraciones atribuidas a Yosef en los medios de comunicación, unas declaraciones en las que se burlaba de todo lo que él tenía en gran estima. Yehoshua describía a Yosef como nada menos que un ayatolá iraní.

Aquí es donde entra en juego la decepción del "campo de la paz" con el Shas y con el propio Yosef. Aunque Yosef permitió concesiones territoriales a cambio de la paz, y aunque nació en Bagdad, sirvió como rabino en El Cairo antes del establecimiento del Estado de Israel y sabía muy bien el árabe, él no condujo a la población Mizrahim de Israel - los judíos que vinieron de países árabes y del norte de África - a apoyar a la izquierda israelí. Por el contrario: por lo general se unió a la derecha y no hizo proclamas en contra de los asentamientos, que son, como ya se sabe, "el principal obstáculo para la paz". Y yo que había pensado que el planteamiento de la población Mizrahi, mucho más realista y con los ojos mucho más abiertos que el "campo de la paz", se derivaba de su conocimiento de primera mano del mundo árabe y de su propia y dura historia allí, que abarcó cerca de 1.400 años.

2. Así fue como Yehoshua, uno de los escritores más importantes de Israel, resolvió el enigma de la imagen de Yosef para sus lectores de Francia. ¡Qué enorme brecha existente entre la manera de obrar de Yehoshua en su obra literaria con la suerte y el destino del pueblo judío, y que superficial y halagadora descripción apareció en Liberation! El hecho de que Yehoshua no sepa nada acerca de la enorme producción literaria y jurídica del legislador halájico más importante de las últimas dos generaciones es una ignominia para la literatura hebrea, cuyos mayores escritores en generaciones pasadas estaban profundamente familiarizados no sólo con la Biblia, sino también con el Talmud, la gran masa de escritos homiléticos y legales, la filosofía judía y el hasidismo.

Todo lo único que los Yehoshua saben expresar es su miedo a un mayor poder haredi-religioso, a su posible daño a la democracia, a la falta de humanismo y así sucesivamente, todo ese tipo de titulares que hemos visto miles de veces en los medios de comunicación. No hace falta ser un intelectual para hacerlo. El escritor hebreo es la continuación del "observador de la Casa de Israel", el encargado de la tarea de prestar especial atención al espíritu de la época, a las corrientes que emergen del profundo corazón de la sociedad y de la historia, sin renunciar al ruido de fondo de los medios de comunicación.

¿Qué estaba pensando Yehoshua cuando proporcionó a sus lectores una comparación entre un fenómeno histórico único de nuestra nación y los ayatolas de Irán? Yo también comparto algunas de sus críticas. Yo también estoy preocupado por la falta de democracia en el Shas (por regla general, creo que la opción de mezclarse en la política aprobada por Yosef no fue buena y ocasionó una gran cantidad de daño), y me molestó profundamente el acto sacrílego de poner la imagen de Yosef en los carteles de la campaña para las elecciones municipales después de su muerte. Pero la utilización del término "ayatolá" para referirse a ese fenómeno total conocido como el rabino Ovadia Yosef nos dice bastante más que los detalles específicos del mismo.

El consumado artista de la palabra que es Yehoshua podría haber optado por otras imágenes diferentes. Su elección de ese vergonzoso término en particular fue deliberada. Pero la imagen no es solamente perjudicial para Yosef, sino que también perjudica a los rabinos de la propia familia de Yehoshua. ¿No es esto lo que el sabio Abtalion (del siglo I a. C.) nos enseñó en la Ética de los Padres cuando dijo: "Los sabios, sopesan cuidadosamente sus palabras". Si Yehoshua no puede ver la diferencia entre lo sagrado y lo profano, entre la luz y las tinieblas, entre la verdad y la falsedad, entonces todos somos ayatolás - al igual que todos somos "racistas, amantes del apartheid y crueles ocupantes" -. Excepto, por supuesto, esa isla solitaria de la racionalidad habitada por un pequeño grupo de personas "ilustradas" que se han hecho a sí mismas para menospreciar a su propio pueblo.

3. La literatura hebrea no depende únicamente del virtuosismo del escritor con el lenguaje o de sus logros artísticos. También depende de cómo se enfrenta a lo que es único y particular de la vida del pueblo judío, los hechos históricos significativos que nos han afectado con tanta fuerza en los últimos 200 años. Cualquier persona capaz de obviar estas poderosas circunstancias bien podría elegir el camino de desdeñar los principios fundamentales de la existencia judía.

Más que cualquier otro escritor de su generación, Yehoshua continúa, en su obra literaria, los esfuerzos de la "Haskalah", el movimiento de la Ilustración judía de los siglos XVIII y XIX. La Haskalah fue el intento de cortar el cordón umbilical que unía a la población judía con la religión judía y la observancia, la supremacía única del racionalismo y la huida de la metafísica judía. En su colección de ensayos titulada "El Muro y la Montaña: La realidad extra-literaria del escritor en Israel" (en hebreo), Yehoshua elige al Monte Herzl como el símbolo de la identidad del Israel secular, y por lo tanto "racional". El muro del título es el Muro Occidental o de las Lamentaciones, que es, para él, el símbolo de la fe no racional, mesiánica. Debemos tener en cuenta que en la literatura judía, la palabra "montaña" se refiere a una montaña específica, el Monte del Templo, el cual para Yehoshua debe ser sustituido por el Monte Herzl, un lugar de conmemoración y de educación nacional. En su novela "El Gerente de Recursos Humanos", sugiere una solución para el problema político más difícil en la región (¿tal vez global?), el estatus de Jerusalén, estructurando el conflicto lógicamente y afirmando que Jerusalén es de todos. Su anterior trabajo, "La novia liberada", tenía relación con el cuento del premio Nobel S.Y. Agnon "Tehila". La Tehila de Agnon era la encarnación humana del Jerusalén tradicional. La Tehila de Yehoshua, que tiene el mismo nombre que la protagonista de la historia de Agnon, está involucrada en una relación incestuosa con su padre, un hostelero de Jerusalén. No voy a entrar en interpretaciones complicadas, pero lo que se destaca aquí es el intento de "secularizar" la imagen sublime y sagrada de Jerusalén.

Si usted no está familiarizado con la producción cultural y literaria de Ovadia, puede empezar por leer sobre él. Ya he recomendado la obra de Adam Baruch a modo de introducción, sobre todo su libro "De buena fe". Si Yehoshua realmente lo deseara, podía hacer un esfuerzo y estudiar las fuentes primarias. Pero no menciona ni una palabra de ello a los lectores de Liberation. Y eso por no decir ni una palabra sobre el lugar de Yosef en el continuum histórico de la ley, la jurisprudencia y la vida judía que se extiende a lo largo de miles de años. Todo de lo que habla Yehoshua es del miedo a una regresión religiosa, ese temor que los lectores de Liberation pueden sentir diariamente. Francia parece estar atemorizada por una religiosidad cada vez más fuerte, pero es el Islam, no el cristianismo, quien amenaza con barrerla como una inundación. Yehoshua jugó con esos temores en su desafortunada comparación. En cuanto a la literatura hebrea, ¿qué será de ella?

Labels: , ,

La penúltima (y voluntaria) cagada del Haaretz: La "mente culpable" del Haaretz - Brian of London - Times of Israel


Rihanna escribe en Facebook ese nombre impronunciable para la periodista del Haaretz, Israel.





El periódico israelí Haaretz publicó una historia falsa en su versión impresa en inglés sobre un concierto de la superestrella internacional Rihanna celebrado en Tel Aviv esta semana. Horas más tarde, y después de publicarla en la primera plana del diario impreso en inglés, tuvieron que retirar su afirmación.

El artículo informaba que la cantante utilizó la palabra "Palestina" en una canción. Algunos de los principales blogs de noticias del mundo que recogieron y difundieron su afirmación, como el Huffington Post, ahora han modificado su información para reflejar la retractación del Haaretz. La historia se extendió por todo el mundo árabe y la mayoría de estos medios no han retirado esa falsa afirmación.

La cobertura del concierto de Rihanna en Tel Aviv realizada por la periodista del Haaretz Amy Klein contiene afirmaciones que no recogieron ningún otro medio presente en el concierto:
Rihanna, deliberadamente, cambió una de las letras de su canción "Pour it up" para reemplazar la estrofa "Todo lo que veo es el símbolo del dólar" por "Todo lo que veo es Palestina"
Por otro lado, la periodista del Haaretz, tras mencionar que en repetidas ocasiones la cantante se dirigió a la multitud citando a Tel Aviv, no hizo lo mismo con Israel. Es decir, Rihanna estaba realizando algún tipo de "declaración política".

La primera afirmación ha sido completamente retirada del artículo con una disculpa explícita. La segunda afirmación sigue en pie en el mencionado artículo.

Hasta ahora les he presentado solamente los hechos (...). Pero he de reseñar que es la segunda afirmación la que constituye la pistola humeante. Es la verdaderamente importante, ya que respecto a la primera es posible oír mal una rima: eso sucede constantemente.

Vamos ahora a pensar en lo que sucede cuando estas dos afirmaciones aparecen conjuntamente para salir en la prensa y observaremos un épico fracaso periodístico junto con la devoción del Haaretz por insertar a Palestina en cualquier posible historia.

Amy Klein, una profesional independiente, hace dos extrañas afirmaciones. La frase de marras, la que provocó la disculpa o la retractación con un "he oído mal", sólo fue escuchada por dicha periodista o quizás por gente próxima a ella, pero sin proporcionar ninguna fuente específica. Se trata de la sustitución de una letra bien conocida, así que quizás, periodísticamente hablando, debería haber sido de rigor confirmarla con algunos de los otros 55.000 testigos del concierto.

Entonces tal vez, y antes de su publicación impresa, hubiera sido preciso una llamada a la gente de Rihanna para preguntar si lo hizo deliberadamente (y quizás incluir en el artículo la frase "gente próxima a Rihanna no pudo hacer comentarios", o algo así). ¿O qué tal una búsqueda en las redes sociales para ver si alguien más había oído lo mismo? Nadie lo hizo.

Del resto de los medios presentes, como el Times of Israel, nadie informó de ese cambio en la canción. ¿Se siguieron entonces las reglas periodísticas de comprobación de los hechos por parte de la periodista y de los editores del diario? Al parecer no. La primera vez que intentaron comprobar la veracidad de "su noticia" fue cuando los blogs de Michael Dickson y el mío, Israellycool, la desmintieron y lo ratificaron enlazando con un vídeo del concierto que lo negaba.

Y también es necesario tener en cuenta este hecho: esa afirmación incendiaria de muy dudosa procedencia fue directamente a la primera página del diario en inglés, en los titulares [N.P.: no se publicó en su edición en hebreo, demostrando así cual es el mercado de deslegitimación de Israel al que se dirige el Haaretz].

¿Es necesario pues recalcar la influencia internacional de la edición en inglés del Haaretz? Observen que Huffington Post y todo el mundo árabe no repiten las historias del JPost, Times of Israel o de cualquier otra fuente israelí, ellos van directamente al Haaretz [N.P.: ellos saben lo que buscan y el Haaretz se lo ofrece].

Ya hemos reseñado que éste es un ejemplo de periodismo increíblemente descuidado que conduce a errores de dimensión internacional con unas repercusiones que no terminan con una retractación en línea. Lo que nos lleva a la segunda afirmación de la periodista del Haaretz. Si estuviéramos ante una sola mentira podríamos creer que se trataba de un simple error, como defiende a la desesperada una blogger del Haaretz. Pero aún es más flagrante e intencionada la afirmación de que repitió varias veces "Tel Aviv" durante el concierto y no mencionó intencionadamente a Israel:
La cantante hizo mención de Tel Aviv varias veces durante el espectáculo, gritando a la multitud: "Vosotros sabes que yo amo a mis amigos de todo el mundo, pero ha pasado demasiado tiempo desde que estuve aquí, en Tel Aviv", sin mencionar ni siquiera a Israel.
Rihanna, obviamente, tampoco mencionó a Turquía en su concierto en Estambul. He estado en unos cuantos conciertos y me estoy devanando los sesos recordando cuando un artista saludó a todo un país. Los artistas casi siempre suelen hablar de la ciudad en la que actúan. O incluso de un lugar específico. "Hola Hammersmith" o "Hola Wembley" (...).

También me gustaría decir que el hecho de que no mencionara explícitamente a Israel (sí lo hizo en su Facebook), y que se limitara a Tel Aviv, está bastante lejos de ser una noticia o una demostración de una opinión. ¿Por qué una periodista con 15 años de experiencia desconoce que los artistas, en sus conciertos, no suelen mencionar el nombre del país? ¿Por qué nadie entre los editores del diario que aprobaron la edición del artículo en inglés no dijo nada ante la presunción que entrañaba?

Si este fuera el primer intento de los periodistas y editores del Haaretz de meter con calzador, en cualquier historia, a Palestina, y de alguna forma politizar un evento totalmente apolítico, se podría decir que al reflejar estos hechos nos ubicaríamos, como señala la bloguera del Haaretz, "en los rincones desquiciados de Internet":
Los periodistas se equivocan. Los editores pueden conseguir atrapar los errores de lo periodistas, y pueden introducir nuevos errores propios.
Sin embargo no es así. Podemos recordar perfectamente cuando el Haaretz publicó historias falsas de apropiación de tierras, se retractó de la historia de una prohibición de árabes en un hospital, o trasladó la capital de Israel de Jerusalén a Tel Aviv. O cualquiera de los otras 570 falsedades del Haaretz que recopila Camera. Cómo no recordar las dañinas y maliciosas  malas traducciones del hebreo y sus mentiras sobre el control de la natalidad de los inmigrantes forzados.

Así pues, con respecto al Haaretz, tenemos dos posibles conclusiones:

- El Haaretz es una de las empresas periodísticas actuales más ineptas en cuanto a credibilidad.
- El Haaretz tiene una agenda política muy clara y esa agenda debe insertarse en tantas historias como sea posible.

Estas conclusiones no arrojan demasiada buena luz acerca del Haaretz, y diría que ambas le están pasando factura sobre su reputación y circulación. Por desgracia, parece que la gran cantidad de errores cometidos en su búsqueda de la ineptitud periodística procede más bien de su alineación con una agenda política muy sesgada y conocida.

Y por eso, afirmo que existe dentro de este artículo, por otro lado bastante estúpido y de un concierto bastante pobre, un estado de "mens rea" (mente culpable). Esto lleva a que muchos en el Haaretz tomen lo que pudo haber sido un error y lo utilicen para impulsar sus marginadas y desacreditadas opiniones sobre "Palestina". Y es que el Haaretz tiene un pensamiento de grupo colectivo que es culpable de difamar a Israel en repetidas ocasiones.

Labels:

Friday, October 25, 2013

Las ventajas de ser progresista: el Premio Nobel de la Paz, Barack Obama, lo "desconocía" (y seguro que le creen)



Labels:

Thursday, October 24, 2013

Se ve que no conocemos demasiado a los haredim



El artículo del Times of Israel

Labels:

Sunday, October 20, 2013

Un estado judío, nada más que eso (esa es la cuestión) - Dror Eydar - Israel Hayom



Las declaraciones del presidente Shimon Peres en la apertura de la sesión de invierno de la Knesset de esta semana nos mostró el credo de la izquierda israelí: la paz a cualquier precio.

Sí, es difícil y hay obstáculos, pero es una "directiva moral suprema", y como presidente, tiene el deber de apoyar las conversaciones de paz. En todo el mundo (incluyendo a Israel), sus palabras fueron interpretadas como opuestas a las del primer ministro Benjamin Netanyahu. Los temas que el presidente palestino Mahmoud Abbas y sus representantes cantaban esta semana sobre el "colapso" de las negociaciones y un "callejón sin salida" están siendo respaldadas por la política del presidente Obama y por las alentadoras palabras de Peres.

Los gobiernos de Netanyahu han establecido unas condiciones muy claras en los últimos años: el reconocimiento de Israel como Estado nacional del pueblo judío, el valle del Jordán bajo control israelí, un estado desmilitarizado, el cese de la incitación contra Israel y el reconocimiento que un acuerdo de compromiso territorial supondría el final del conflicto y de todas las demandas. Todas estas condiciones tienen que ver con la seguridad de Israel y con el derecho de los judíos "a su propia patria". Todo esto, por supuesto, además del abandono de la demanda palestina de un derecho de retorno.

Lo que supone que los requisitos de seguridad se ignoren, ya lo hemos aprendido de la historia reciente. Antes de la retirada israelí del 2005 - la expulsión de Gaza y la destrucción de las comunidades judías viviendo allí -, al entonces primer ministro Ariel Sharon se le pidió que protegiera el corredor Filadelfia para así detener el flujo de armas y de municiones a los terroristas de la Franja de Gaza. La izquierda se opuso. "No traten de asustarnos", dijeron, "no habrá cohetes que se disparen contra el sur de Israel". Las personas que advirtieron contra los Acuerdos de Oslo, las desconexiones y otros inventos similares, fueron descritos como traficantes del miedo. Mientras, la izquierda se presenta como un campo de esperanza y de paz, y comercializa sus mercancías en todas las plataformas de comunicación posibles, la mayoría de los cuales han estado reservados exclusivamente para la izquierda.

¿Qué hemos aprendido de nuestra experiencia? ¿Acaso no hemos sido cegados por las brillantes luces de la propaganda a largo plazo instando a una paz a cualquier precio, porque "nosotros no tenemos otra opción" y porque "el tiempo no está de nuestro lado"? Para Netanyahu, el Valle del Jordán es el corredor Filadelfia del este. Y por supuesto que no podemos confiar en fuerzas extranjeras a la hora de protegernos. También nos hemos enterado de eso a partir de nuestra dilatada experiencia personal. Ese es el origen de la demanda de la desmilitarización. Nadie quiere despertar y ver un puesto avanzado iraní en las cimas de las colinas de Judea y Samaria, a un tiro de piedra de nuestros principales centros de población y del aeropuerto internacional. Otra cosa que tenemos que entender es que sin la ayuda del ejército israelí, Hamas también se haría cargo de lo que queda de la Autoridad Palestina.

Algo similar pasa como nuestros derechos: el ministro de Finanzas Yair Lapid también se ha pronunciado en contra de exigir que los palestinos reconozcan a Israel como un Estado judío. Aquellos que como él se oponen a ese reconocimiento dicen que "no necesitamos el reconocimiento palestino de nuestra identidad". Eso es cierto. Pero esa demanda no es para nosotros. Es para ellos. Es inconcebible que Israel reconozca la soberanía palestina sobre una parte de la Tierra de Israel, mientras que los palestinos, y a través de ellos todo el mundo árabe, se niegan a reconocer la soberanía judía sobre parte de esa tierra.

Esto significaría que incluso después de un acuerdo sobre un estatuto final, los palestinos podrían continuar exigiendo la soberanía sobre toda la Tierra de Israel al oeste del río Jordán. Pero eso no es todo. Una vez que se llegue a ese acuerdo, se desatará una campaña de propaganda en todo el mundo para obtener el reconocimiento de los "derechos nacionales de los árabes israelíes", lo cual es otra manera de formular la idea de Israel como un "Estado de todos sus ciudadanos", por el cual aboga el New Israel Fund y sus ONG's colaboradoras, y para ello se solicitará suprimir el componente judío de la identidad de Israel.

Desde hace unos cien años, cada vez que la idea de dividir el país se formuló en unas negociaciones, solo una parte, los judíos, aceptó. Por cierto, la propuesta de partición que fue aceptada en las Naciones Unidas el 29 de noviembre de 1947, hablaba de un "Estado judío" y de un "Estado árabe". La negativa a reconocer al Estado judío de Israel es parte de esa demanda completamente irrealista de los palestinos de un "derecho" al retorno.

Podríamos decir que este reconocimiento sirve como una prueba de fuego de la sinceridad de la otra parte. Los últimos cien años nos han enseñado que el conflicto entre nosotros y las naciones de la región no es territorial o a causa de la "ocupación". Es el hecho mismo de nuestra existencia y de nuestra vida aquí, como una nación soberana y no como unos dhimmis, viviendo bajo la "protección" del Islam, tal como lo experimentamos durante 1.400 años. De ahí el rechazo árabe a la conexión de los judíos con su tierra y, por supuesto, el esfuerzo por acabar con todo rastro de la existencia judía en el Monte del Templo. De ahí también nuestra exigencia de que toda incitación contra nosotros debe cesar, en otras palabras, que el reconocimiento de los derechos nacionales de los judíos pase a formar parte del discurso interno palestino.

No podemos jugar con estos temas. Si lo hacemos, tendremos que experimentar una situación cada vez más desesperada, sin paz y sufriendo una guerra de una intensidad cada vez mayor.

Labels: ,

Guerra en el Estado de Tel Aviv. ¿Los contrincantes? Los pijos progres biempensantes frente a la izquierda radical



En las elecciones a la alcaldía de Tel Aviv, es la Izquierda vs la Extrema Izquierda - Liel Leibovitz - Tablet

Tel Aviv está en guerra.

A un lado de la nueva playa Agincourt están aquellos para quienes la vida en la metrópoli más grande de Israel nunca ha sido más dulce: los nuevos destellos del paseo marítimo, la nueva estructura del teatro Habima, una maravilla de luz y cristal, los abundancia de carriles bici y el wi-fi por todas partes. En los 14 años que Ron Huldai lleva de alcalde de la ciudad, dicen sus fans, Tel Aviv ha dado un paso tras otro para convertirse en lo que siempre se ha imaginado ser: una pequeña y excelente réplica de Manhattan o Berlín perfectamente transportada a esta orilla del Mediterráneo. No obstante, otros la ven de manera distinta: para ellos, el reinado de Huldai ha convertido la ciudad en una megalópolis de los ricos, con un montón de ventajas para aquellos que pueden permitirse el lujo de tener apartamentos de millones de dólares y poco más que desprecio para sus ciudadanos pobres y menos brillantes.

Como la ciudad, como el resto de Israel, se prepara para las elecciones municipales de la próxima semana, la batalla por Tel Aviv está en los titulares sobre todo por el hecho poco habitual de que enfrenta a la izquierda biempensante frente a la extrema izquierda. Más que un juego de palabras sobre la zonificación o los impuestos a la propiedad, la elección se ha centrado, en el curso de las últimas tres semanas, en preguntarse acerca de lo que significa ser un progresista israelí, una lucha que, en un país tan pequeño como Israel, es probable que se extienda más allá de los límites de la ciudad de Tel Aviv.

El primer disparo, ¿podía ser de otra manera?, vino de un artículo en el Haaretz. Tomando un descanso de su habitual crítica punzante de la ocupación, el columnista más polarizante del periódico, Gideon Levy, publicó un inusualmente alabador artículo. Bajo el título de "Huldai, mi alcalde", firmaba una declaración de amor por el ex piloto de combate de la fuerza aérea que había llevado a cabo los proyectos de renovación urbana con la "precisión y la tenacidad de un ataque aéreo". "Mi barrio está limpio y brillante, y pasear por los bulevares la ciudad es una atracción encantadora", declaraba Levy. "¿Qué más se puede pedir de un alcalde?". Después de unos pocos y suaves reproches, principalmente relacionados con el tratamiento hostil de Huldai del movimiento de protesta social del 14-J, y su ciudad de carpas improvisadas, Levy concluía afirmando que él, con mucho gusto, apoyaría a candidatos más radicales de la izquierda para el ayuntamiento, pero que votaría por la reelección de Huldai.

En cuestión de horas, en los periódicos, en los blogs y en las actualizaciones de Facebook, tuits enfurecidos promovieron la reacción: Levy era un farsante, argumentaban sus detractores enojados, un falso liberal [N.P.: progresista de izquierdas traducido a Europa] que denunciaba la situación de los palestinos pero que estaba demasiado acomodado a su propia riqueza para percatarse de las masas oprimidas que se apiñaban a unas pocas manzanas de distancia.

"Gideon Levy pertenece a la corriente dominante (la élite) de la izquierda israelí", afirmaba Sharon Luzón, un miembro del consejo de la ciudad afiliado al partido de izquierda radical Haddash, en un correo electrónico. "Gideon Levy no ve a los judíos Mizrahim, a los nuevos inmigrantes, a los árabes de Jaffa, a los trabajadores que no tienen seguridad en el empleo. Él está enamorado de la burbuja que Huldai ha creado para él en el norte de Tel Aviv [N.P.: la zona pija progre biempensante por antonomasia de Tel Aviv]. Una vez por semana, viaja a la Ribera Occidental en busca de la injusticia, pero él no ve las injusticias en su propia ciudad el resto de la semana. Levy es un ejemplo de la hipocresía de esa izquierda, saciada y moralista, que no quiere renunciar a su propia comodidad, ni siquiera un poco, por el bien común".

Otros dijeron lo mismo de manera más juguetona. En una popular página de Facebook llamada "Tel Aviv, usted me está matando", jóvenes creativos y descontentos buscaron metáforas para expresar su desprecio por Levy y le catalogaron de María Antonieta. En una imagen que ha sido ampliamente compartida en la red, un activista que se hace llamar John Brown Photoshopped,  colocó los ostros de Levy y de otros iconos de la izquierda no radical – la dramaturga Edna Mazia, el guionista Gal Uchovsky - en un retrato colectivo de cortesanas de la corte de Luis XVI. "Si no tienen pan", se puede leer en el titular parafraseando la famosa declaración de la reina francesa, "¿qué demonios están haciendo en nuestra ciudad?".

Aleccionada tal vez por su retrato de cortesana, Mazia, una activista por la paz desde hace mucho tiempo y autora de numerosas obras populares y de actualidad, trató de calmar la marea con la razón, escribiendo en el Haaretz que todas las grandes ciudades del mundo, Londres, París, Nueva York… eran caras, y que las grandes ciudades cambian con frecuencia, y eso significaba que a veces los que no pueden seguir su ritmo tenían que salir de la ciudad. Ella terminaba con una observación reconciliadora, diciendo que ella apoyaba a Huldai en parte porque estaba segura de que, habiendo ya fortalecido inmensamente la ciudad, el alcalde ahora se daría la vuelta y cuidaría de sus habitantes más necesitados.

El argumento de Mazia, y de otros como ella partidarios de Huldai y ubicados en la élite artística e intelectual de Tel Aviv, tuvo un efecto de galvanización. Una vez más utilizaron el Haaretz como la primera línea de combate, con una joven periodista llamada Noa Osterreicher compartiendo su letanía de quejas: los apartamentos asequibles son imposibles de encontrar, los pocos barrios que son asequibles a los que no son ricos están llenos de basura y hay muchas personas sin hogar, el dinero de los impuestos municipales se utiliza para renovar los edificios antiguos que luego son convertidos en cadenas de tiendas o edificios de oficinas en lugar de bibliotecas o centros juveniles, y así sucesivamente. La izquierda pro-Huldai, afirmaba Osterreicher, se parecía a un hombre con una severa enfermedad en las encías que entra en la sala del dentista y le pide que blanquee sus dientes, dejándole feliz y satisfecho con su nueva y brillante sonrisa, pero ignorando la podredumbre que corroe sus entrañas.

Estos furiosos intercambios y otros como ellos, según Luzón, revelaban una brecha real entre los dos grupos considerados previamente por la mayoría de los israelíes como pertenecientes a un mismo campo unificado. “Aquellos que viven en los buenos barrios del norte de la ciudad, y que se definen como liberales y a favor de la paz, pero que a la vez son partidarios del libre mercado, no forman parte en realidad de la izquierda. Izquierda significa socialismo, significa defender los derechos de los trabajadores", afirmaba. Sonando como una versión local del candidato a alcalde de Nueva York de la izquierda - Bill de Blasio -, Luzón sostenía que la Tel Aviv de hoy en día era una ciudad dividida, y que un verdadero alcalde progresista tendría que volver a conectar el norte rico con el sur pobre, invirtiendo en infraestructuras en los barrios más pobres y marginados de la ciudad, rescatando a las escuelas del sur de Tel Aviv de su perpetuo estado de desorden.

Que esta visión progresista haga mucha mella el día de las elecciones resulta dudoso. La misma Luzón admitía que la oposición más fuerte a Huldai proviene de los jóvenes de Tel Aviv, para los que la ciudad está siendo cada vez más prohibitiva año tras año. Muchos de estos jóvenes votantes, sin embargo, todavía están registrados para votar en sus lugares de origen, y para todos aquellos que saltan de un alquiler a otro y carecen de una dirección de residencia a largo plazo, volver a inscribirse para votar en Tel Aviv no resulta una prioridad. Haciéndose eco de la mayoría de los expertos, Luzon predijo que el principal oponente de Huldai, el candidato del Meretz Nitzan Horowitz, un político abiertamente gay y fuertemente progresista de la Knesset, se quedará a corta distancia de la alcaldía, pero que en última instancia no se espera una sorpresa.

Si bien es probable que fracase la coalición local anti-Huldai, sin embargo, su ascenso puede tener cierta importancia a nivel nacional. El Partido Laborista tiene previsto llevar a cabo sus propias elecciones primarias el próximo mes, y su actual líder, Shelly Yachimovich, está luchando por mantener su posición en la jefatura. Partidaria y amiga personal de Huldai, puede encontrarse con que los detractores del alcalde se organicen para oponerse a ella desde dentro, en una tendencia que ya surgió el año pasado con la llegada de jóvenes izquierdistas a un partido que hoy en día es centrista en gran medida. Otro posible resultado es que la energía anti-Huldai dinamice aún más al Meretz y a otros partidos de la izquierda para las próximas elecciones nacionales. De cualquier manera, esa ciudad tan celebrada por su saludable desprecio por la política - uno de los mayores y más recientes éxitos cinematográficos muestra una representación de jóvenes ociosos y libidinosos que se titula The Bubble (La burbuja), es cada vez más política. La burbuja está estallando.

Labels: ,

¿Por qué la extrema derecha (FN) recoge los votos de la izquierda? Esa izquierda que se preocupa más por los inmigrantes ilegales que por las clases populares - Atlantico




El 44% de los franceses consideran que el FN (la  extrema derecha) es el partido más indicado para reformar a fondo el país

 El affaire Leonarda, del cual he discutido en Francia 24, domina los titulares. Parte de la izquierda ataca violentamente a Manuel Valls acusándole de hacer la cama al FN (la extrema derecha) o de no ser humano. Los estudiantes de secundaria fueron a la huelga para exigir el regreso de sus dos compañeros deportados.

Por supuesto, conocer que una niña de 15 años ha sido detenida en un autobús escolar que se dirigía a un viaje de su escuela, ante sus propios compañeros, para ser expulsada del país, ​​es obvio que toca la cuerda sensible de cualquier persona. Sin embargo, es preciso aprender a mantener la cabeza fría. Después de todo, podemos suponer que la historia de casi todos los inmigrantes ilegales puede provocar compasión, con esos peligrosos viajes a manos de contrabandistas codiciosos y sin escrúpulos, y con un destino forzosamente difícil en un nuevo país cuyo idioma, generalmente, desconocen. Pero es necesario que las actitudes no sean dictadas por la emoción.

Es necesario recordar aquí que la familia de Leonarda (dos adultos y seis niños) llegó a Francia en 2009. Habían intentado en varias ocasiones obtener el estatuto de refugiado con el fin de permanecer en el país. Pero por seis veces la administración y la justicia habían rechazado darles el estatuto de refugiados o el permiso de residencia . Parece que esta familia no cumplía con los diversos criterios que podrían permitirla quedarse en Francia, algunos evocando la falta de integración del padre. Por lo tanto, era natural que fuera expulsada. Lo mismo ocurrió con el joven armenio de 19 años que, además, era un delincuente (lo que Le Monde, extrañamente, siempre olvida mencionar), y por los cuales los estudiantes han defendido su causa durante las manifestaciones de ayer en París .

Todo eso se reúne en los análisis de Jean-Claude Michéa, quien observa que el héroe moderno de cierta izquierda es el inmigrante ilegal, el cual ha reemplazado al obrero industrial. Aunque no se puede negar el sufrimiento de Leonarda, también podríamos pensar en la suerte y en la situación de esos trabajadores cuyas fábricas se han deslocalizado a causa del libre comercio, o en la de esos agricultores que se suicidan y que no llegan a generar la atención de esos dos grupos. ¿Por qué debemos prestar tanta atención a los inmigrantes clandestinos, viniendo y viviendo ilegalmente en Francia, mientras que nos olvidamos demasiado a menudo del sufrimiento de esos franceses?

La actitud de esa izquierda confina con el suicidio político. Por supuesto, las élites políticas y sociales y las clases altas de los centros urbanos, que a veces emplean a extranjeros para cuidar de sus hijos y familiares, se emocionan especialmente ante el destino de esos inmigrantes ilegales de los que son tan cercanos por su relación familiar. Pero al hacerlo, se olvidan completamente que el 80% de la población francesa no comparte sus intereses y necesidades. En efecto, el discurso biempensante que pretende abrir los brazos a toda la miseria del mundo resulta insostenible para las clases media y baja que sufren directamente la crisis, la pérdida de empleo, los recortes salariales y el aumento de impuestos.

Esta secuencia es un desastre para esa izquierda, excepto para Manuel Valls, cuyo discurso oscila entre la violenta denuncia del Ministro del Interior y un soporte a la vez crítico y ausente. Así que incluso ahora, tras la expulsión, siempre subsistirá la duda de que la mayoría del PS (Partido Socialista) hubiera preferido hacer una excepción con respecto al derecho vigente para dar cabida a esa familia italo-kosovar. Y ¿qué decir de ese joven socialista presente en el debate France 24 que marcaba distancias entre el apoyo al gobierno y la participación en manifestaciones que pedían papeles para los ilegales? Cualquiera que sea la elección, el PS ha perdido.

Por supuesto, el proceso de deportación debe seguir siendo humano. Por supuesto, la justicia debe ser más rápida para no permitir que los inmigrantes ilegales residan en el país cuatro años antes de su expulsión. Pero aún así, las expulsiones parecen justificadas. Y hay que respetar la ley, ya que es en última instancia el derecho es el que protege a los más débiles de nuestros compatriotas.

Labels:

Saturday, October 19, 2013

Recomendado: Una mayoría judía en la Tierra de Israel. El resistente Estado judío - Yakov Faitelson - Middle East Quarterly



El artículo aquí

Labels:

Cómo Turquía vendió a los espías del Mossad en Irán: Una historia filtrada por Washington para advertir a Netanyahu - DEBKA


Obama, Erdogan y el jefe de la inteligencia turca en Washington

 A principios del año pasado, el gobierno de Erdogan voló la cobertura de una decena de agentes de Israel en Irán que se habían reunido en el interior de Turquía con sus oficiales del Mossad. Este artículo fue publicado en el The Washington Post (TWP) por David Ignatius, quien cuenta con excelentes conexiones en la capital de EEUU, el jueves 17 de octubre, justo el día después de una conferencia de dos días en Ginebra entre seis potencias mundiales con Irán sobre su programa nuclear. Un coro de potencias occidentales lideradas por los EEUU elogió el evento como "sustantivo" y por "visión de futuro".

Pero silenciosamente, la historia del TWP iba dirigida contra el primer ministro Binyamin Netanyahu como una advertencia para que dejara de hacer oír su "voz solitaria" en contra de confiar en Irán en cuanto al presunto abandono de sus aspiraciones de armamento nuclear. En su lugar, Netanyahu tenía que mirar hacia adelante y empezar a acostumbrarse al "nuevo Oriente Medio" y al papel que Barack Obama le ha asignado a Irán. Si persiste en su actitud desafiante, la inteligencia israelí podría enfrentarse a más debacles como la traición de Turquía.

La historia del TWP revela de "fuentes bien informadas" que la inteligencia israelí dirigía aparentemente parte de su red de espionaje iraní a través de Turquía, desde donde disponía de una capacidad de movimiento relativamente sencilla a través de la frontera con Irán. El servicio de inteligencia turco, el MIT, tenía los recursos para monitorear esas reuniones, pero después de 50 años de cooperación con Turquía Israel nunca imaginó que los turcos "vendieran" a sus agentes israelíes a una potencia hostil.

Ignatius informaba: "Los funcionarios estadounidenses evaluaron el incidente como un problema de confianza fuera de lugar, en lugar de falta de competencia".

Sin embargo, el artículo presenta al Mossad bajo una luz desfavorable, alegando que los agentes de inteligencia israelíes se quejaron en el 2010 a la CIA alegando que Hakan Fidan, el jefe de la inteligencia turca, era de hecho "el jefe de la estación MOIS en Ankara". El MOIS es el Ministerio de Inteligencia y Seguridad de Irán.

El artículo describe "la ira de Israel ante la deliberada entrega de sus agentes", y decía que bien  podría ayudar a explicar por qué Netanyahu "se afianzó en su negativa a pedir disculpas a Erdogan sobre el incidente de la flotilla" en el que nueve activistas turcos murieron. Netanyahu se disculpó más tarde, pero una "fuerte tensión con Erdogan continúa". Las fuentes de inteligencia de Debka subrayan cinco lecciones del artículo del TWP y su calendario:

1. Los EEUU nunca han protestado ante Ankara por su entrega deliberada de la red israelí porque el presidente Barack Obama tenía la intención de cultivar al primer ministro Erdogan como un aliado musulmán clave.

2. Washington no estaba seguro de los motivos de Turquía. Según una teoría, Erdogan se estaba vengando de Israel por su ataque de comandos contra el Mavis Marmama que encabezaba la flotilla a Gaza de activistas pro-palestinos.

3. La disculpa de Netanyahu, forzada por Obama, no alivió las tensas relaciones con Ankara.

4. Aunque los funcionarios estadounidenses trataron de dar a entender que la caída de la red israelí era una lamentable pérdida de inteligencia, ellos continúan trabajando con Hakan Fidan sobre cuestiones muy delicadas a pesar de su supuesta colaboración con Teherán.

"Esta práctica de separar los asuntos de inteligencia de la formulación de políticas más amplias se dice que es un enfoque habitual de los EEUU", informó el escritor.

5. Debido a "los cambios caleidoscópicos" que se avecinan en el Oriente Medio, comenta Ignatius, países como Israel, Turquía, Irán, Arabia Saudí y Egipto están buscando - abierta y encubiertamente - alianzas en un cambiante Oriente Medio.

La sexta lección aparece entre líneas en el artículo. Se resume en que si Netanyahu quiere escapar a más castigos por sus malas relaciones con Erdogan y por su actitud con Irán, debería cambiar su enfoque y aclimatarse al nuevo Oriente Medio, en el que EEUU e Irán, tan fría y cruelmente como pueda parecer, están comenzando a cooperar.

El mismo mensaje se aplica igualmente a Arabia Saudita y Egipto, los cuales desafían activamente el enfoque de Barack Obama para la región.

Como es habitual en el mundo secreto de la inteligencia y el espionaje, la historia del TWP tiene otra dimensión. También es la respuesta a un artículo del Wall Street Journal del 10 de octubre titulado "el jefe de espías de Turquía trama su propio curso para Siria", donde se cita al ex embajador de EEUU en Turquía, James Jeffrey, diciendo: "Hakan Fidan es la cara del nuevo Oriente Medio".

Acusando a Fidan de trabajar contra la política de EEUU ayudando a suministrar armas y municiones a los yihadistas de Al Qaeda vinculados en la lucha con los rebeldes sirios. Jeffrey describe a Fidan como uno de los tres jefes de espionaje que actúan para dar forma al "nuevo Oriente Medio". Los otros dos son el príncipe Bandar bin Sultan, director del servicio general de inteligencia de Arabia, y el general Qassem Soleimani, el jefe de inteligencia de las Brigadas Al Qods iranís y de la red terrorista.

El jefe del Mossad, Tomer Pardo, no aparecía en la lista.

Labels: , ,

Noruega: Odio (antisemitismo) camuflado - Editorial de Dagen




Noruega es uno de los seis países del mundo que requiere que los animales sean anestesiados o aturdidos antes de su muerte, lo que vuelve el sacrificio kosher del ritual judío ilegal . 
¿Pero no es un ejemplo de doble moral que se permite cazar, pero no se permita el sacrificio kosher? 
- Puede que sea así. Si prohibimos la caza o mandamos a los cazadores que primero le disparen al animal dardos tranquilizantes eso daría lugar a una gran protesta en Noruega, donde hay cientos de miles de cazadores.
En la actual Noruega es difícil sostener públicamente aversión y/o odio a los judíos, y que lo mejor que podría suceder es que los judíos salieran del país [N.P.: algunos años más tarde se acusará a los "sionistas" de haber promovido o provocado esta huida cuando la relación era "maravillosa y llena de comprensión y tolerancia", o sea más o menos lo que ahora se dice de los países árabes y el redescubrimiento de los "judíos árabes"]. A menos que usted lo diga de una manera ambigua o indirecta, por supuesto

Incluso desde los movimientos neonazis rara vez se oye ideas como esas actualmente. Únicamente, desde grupos islamistas tan extremistas como La Ummah del Profeta, se oyen hoy en día declaraciones tan abiertamente antisemitas.

Pero este silencio no debe engañarnos y hacernos pensar que el primitivo antisemitismo ha sido completamente eviscerado de la sociedad. Las encuestas realizadas en los últimos años lo han documentado de manera preocupante.

La encuesta del Holocaust Center de junio pasado mostraba que más de uno de cada cuatro noruegos (26%) creía que es verdad que los "judíos se consideraban mejores que los demás". El mismo porcentaje creía que los "judíos de hoy utilizan la memoria del Holocausto en su propio beneficio". El 12% creía que los propios judíos tenían la culpa de haber sido perseguidos y alrededor de un 10% confesaba que habría reaccionado negativamente si hubiera tenido judíos como vecinos o en su círculo de amigos.

Por lo tanto, los prejuicios contra los judíos permanecen todavía en ebullición bajo la superficie. Sin embargo, es relativamente raro que suban a la superficie. Y cuando lo hacen, a menudo se camuflan de una manera que los hacen más respetables.

En la reciente historia de Noruega se ha mostrado particularmente crítica con las prácticas religiosas judías, lo cual se ha utilizado para proveer de odio y para realizar ataques públicos contra los judíos bajo una fina capa de respetabilidad.

En el período de entreguerras se produjo un acalorado debate acerca del sacrificio ritual judío de animales, el sacrificio kosher. Y no solamente las preocupaciones por el bienestar animal impulsaron este debate. El representante del Partido Campesino, Jens Hundseid, que más tarde se convirtió en primer ministro de Noruega, dijo entre otras cosas lo siguiente desde la tribuna del Parlamento:
"No tenemos ninguna obligación de presentar nuestro ganado a las atrocidades judías, hemos invitado a los judíos a esta tierra, y no tenemos ninguna obligación de proveer de animales a los judíos para sus orgías religiosas".
El periódico de la Asociación de Agricultores, la Nación, publicaba semejantes opiniones de este calibre:
"Si no se les puede pedir que coman el ganado noruego, el cual es sacrificado de acuerdo con la tradición noruega, entonces más bien deberían abandonar Noruega".
Hemos recordado estas palabras al leer en la actualidad las cartas al editor del periódico dominical VG. "Práctica grotesca (Grotesk skikk)". En una carta donde el tema debatido era la circuncisión de los varones, su redactor exigía el fin de "este grotesco abuso de niños inocentes" antes de que concluir con la siguiente afirmación:
"He oído que los judíos están considerando abandonar esta tierra si se introduce la prohibición. Si ellos sienten que tienen que abandonar Noruega con el fin de continuar con esos abusos, debemos ayudarles a hacer las maletas".
En realidad nos estamos refiriendo a una carta publicada en la edición impresa de un periódico, no la cloaca a cielo abierto que a veces caracteriza a los anónimos talk-backs en línea. Por el contrario, esta carta fue examinada y aprobada para su publicación por los editores del VG, seleccionándola de entre la gran cantidad de cartas que recibe diariamente.

Uno, ciertamente, puede oponerse por principio al sacrificio kosher y la circuncisión de los varones. Pero cuando esa crítica de la religión se transforma en estímulo abierto para que los judíos noruegos abandonen el país, el límite se ha cruzado.

El del odio al judío.

Labels:

El buen rollito nacional (Monja invacunada - Arcadi Espada - El Mundo)



Querido J:

Ya te he comentado alguna vez que el icono principal del alba catalana es la llamada Teresa Forcades, monja, una benedictina del Monaterio de Montserrat metida en política. Le habrás visto la toca, porque su toca cabalga y corta el viento del minifundio catalán mientras su voz va repitiendo, por todo mensaje inteligible, «proceso constituyente, proceso constituyente». No tiene la menor importancia lo que este sintagma quiera decir, como nada de lo que dice la monja.

Desde el punto de vista de la articulación del pensamiento la monja es nada, y su presencia humana sólo sirve para suscitar de nuevo la pregunta de Leibniz, retocada, por qué no hay nada en vez de algo. En realidad, yo te escribo esta carta con el central propósito de advertirte de que la monja Forcades lleva pantalones. Toca y pantalones. Ella prefiere, sin embargo, mostrarse siempre de medio cuerpo; y lo comprendo, porque pantalones los lleva cualquiera. Es la toca lo que trae loco al sistema comunicativo catalán. Como el alzacuellos de aquel padre Apeles traía locos a moros y cristianos de los 90. Teresa, que es astuta, lo sabe, por más que la combinación refleje con demasiada nitidez su doble vida centaura entre la clausura de Dios (a la que, por cierto, le obligan las leyes de su congregación) y la exhibición de los hombres. Las personas no pueden hacer política con uniforme: ni toca ni sable ni toga. Política democrática, naturalmente. Pero en Cataluña la toca de Forcades se festeja, porque todo el mundo comprende que se trata sólo de un elemento clave de diseño, y en Cataluña se respeta mucho el diseño inteligente.

El lugar en el mundo de la monja nadie lo ha descrito mejor que Luis Alfonso Gámez en un post omnicomprensivo de su blog Magonia. Empezaba recordando, el bravo cazador de magufos, que se hizo famosa con un vídeo sobre los presuntos peligros apocalípticos de la vacuna contra la gripe A. Yo lo vi en su momento: y me extrañó sobremanera que la monja no aludiera a la virtud del rezo, al fin y al cabo su vocación y oficio. Pocos días después, y ya convertido ese vídeo mismo en un peligroso virus más que gripal, nuestra monja era invitada al II Congreso Ciencia y Espíritu, celebrado en Barcelona; dónde si no. Y escribe Gámez, sobre aquel momento seminal: «Forcades compartió escenario aquellos dos días con negacionistas del sida, exopolíticos, defensores de que el 11-S fue un autoatentado de Estados Unidos, creyentes en la Tierra hueca, propagandistas de la contaminación electromagnética, los chemtrails, las casas piramidales con efectos terapéuticos, el alma grupal y otras chaladuras. Tengo que admitir que nunca se me pasó por la cabeza que pudiera llegar a más ni salir de esos círculos marginales».

En ese congreso y en otras intervenciones, como su campaña posterior contra la vacunación del papiloma, la monja no se ha apartado un milímetro del eje de su discurso: las compañías farmacéuticas, aliadas con innominados intereses políticos, tienen un plan para diezmar a la población humana. Una toca así, y una cabeza así, estaría destinada a aparecer en televisiones de distrito, teletiendas, en programas de nocturnidad y alevosía, siempre entre colores ruidosos, charangas abigarradas y presentadores finos como un tanga. Pero lo que hace grande el caso de la monja invacunada y la razón de que te dé su noticia es el tratamiento que sus verificadas alucinaciones reciben en Cataluña. La alusión que te he hecho a aquel remoto padre Apeles, que hoy se ha dado a la bebida, no es gratuita. Mientras que aquél fue un miembro destacado y episódico del show business, un asunto de risa, nuestra monja sienta doctrina en el prime time del discurso político catalán y es objeto frecuente de la más solemne atención mediática. Objeto frecuente, pero, sobre todo, serio. Hazte con una galería de imágenes que la muestren en plena acción discursiva. Y fíjate lo que suele tener detrás. No verás más que anagramas respetables. Universidades, centros de reflexión y debate, oficinas gubernamentales, oficinas no gubernamentales, partidos políticos, medios de comunicación. Cataluña es ese lugar sin límites, donde la monja Forcades es una autoridad científica y política.

Es imposible no relacionar el bullshit de la monja Forcades con el del nacionalismo. Al fin y al cabo, lo que dice la monja sobre las vacunas tiene la misma base científica que lo que dice Mas Colell sobre el expolio fiscal. Y ningún rasgo decisivo de naturaleza separa sus fábulas sobre la industria farmacéutica de las fábulas nacionalistas sobre la historia. Sin embargo, donde el caso de la monja golpea de un modo más redondo es sobre la izquierda. Incluso con extensiones hispánicas. El escritor Juan José Millás, por ejemplo, que hace poco fue capaz de halagarla asegurando, sin mayor pestañazo, que el tiempo ¡le había dado la razón en sus denuncias sobre las vacunas! O el improbable prócer Alberto Garzón, que se desangraba en un nuevo tuit diciendo, después de una visita al monasterio y sus nieblas: «Saliendo de Monserrat, tras tener una interesante conversación con Teresa Forcades sobre procesos constituyentes y actualidad política». Pero bien sabemos los dos que el libro a escribir es uno y eminentemente indígena y ha de llamarse La izquierda catalana: del PSUC a Teresa Forcades. Ésta será la cita de la primera página: «En 1970 los intelectuales catalanes de izquierdas, en número de 300, se encerraron en el Monasterio de Montserrat. Aún no han salido.»

Sigue con salud.

A.

Labels: ,

El "populacho" no aprecia las causas políticamente correctas



La verdad sobre el affaire Leonarda: el padre mintió y la niña es italiana - Juan Manuel Bellver - El Mundo

Leonarda Dibrani, la niña gitana expulsada de Francia la semana pasada por no tener papeles, no es kosovar sino italiana, según afirmó ayer su padre, que confiesa haber mentido a las autoridades galas para intentar conseguir en París el status de refugiado político.

"Toda la familia, mi esposa y mis hijos nacieron en Italia. No tienen nada que ver con Kosovo", explica Reshad Dibrani desde Mitrovica, la ciudad en el norte de país donde reside desde su repatriación del pasado 8 de octubre. "Cuando pedimos asilo en Francia, declaramos que veníamos huyendo de Kosovo y destruimos nuestros pasaportes italianos para no ser enviados de vuelta a Italia", ha reconocido a la agencia Reuters este hombre de 43 años y origen albanés.

El arresto de la quinceañera Leonarda el pasado 9 de octubre en el departamento de Doubs (Franco Condado), durante el trayecto de una excursión escolar, desató un escándalo político mayúsculo en el Hexágono cuando salió a la luz pública y ha provocado este jueves movilizaciones estudiantiles en 20 centros de enseñanza, que han obligado a intervenir a las fuerzas del orden público.

La misma asociación Red de Educación sin Fronteras (RESF), que aireó el caso el martes en la revista digital Mediapart, ha convocado para hoy manifestaciones callejeras en todo el país para protestar contra el trato dispensado a la joven romaní, así como a Khatchik Kachatryan, armenio de 19 años escolarizado en París y deportado el pasado sábado, que se arriesga a ser acusado allí de deserción por haber eludido el cumplimiento del servicio militar obligatorio.

"Que vuelvan Khatchik y Leonarda, su lugar está aquí", clamaban ayer los estudiantes durante una manifestación frente al parisino Liceo Charlemagne. "Si Leonarda no va a clase, nosotros tampoco", es el eslogan que ha circulado por las redes sociales de cara a las movilizaciones del viernes, que cuentan con el aval de la Unión Nacional de Estudiantes de Francia, los sindicatos CGT y CNT, el Movimiento contra el Racismo y por la Amistad entre los Pueblos (MREP), la Liga de los Derechos del Hombre (LDH) y formaciones políticas como Europe Écologie-Les Verts, el Partido de Izquierdas o el Nuevo Partido Anticapitalista.

Lo que indigna particularmente a la comunidad profesoral y estudiantil es el modo en que las detenciones fueron realizadas dentro del entorno académico y el hecho de que los jóvenes deportados eran alumnos aplicados, que habían dado muestras de integración y de querer proseguir sus estudios en Francia. "No a la expulsión de estudiantes sin papeles", solicita el manifiesto promovido por la RESF, en el que se recuerda que hay más estudiantes amenazados de expulsión.

Obligada a bajar del autobús y conducida por la Policía de Fronteras (PAF) al aeropuerto de Lyon para ser enviada junto a su madre y sus cinco hermanos a Pristina (Kosovo), Leonarda, que cursaba tercero en el colegio André Malraux de Pontarlier y se dirigía con sus compañeros y sus profesores a visitar la ciudad de Sochaux, cerca de la frontera suiza, dijo ayer desde Pristina no entender nada de la situación: "No sé por qué estoy Kosovo. No tengo nada aquí. No hablo el idioma ni lo entiendo y temo que la gente se ría de mí. Mi casa está en Francia, donde tengo mis amigos, mi novio, mis profesores, mi escuela, mi futuro...".

De acuerdo con la prefectura de Doubs, la familia Dibrani entró ilegalmente en Francia en enero de 2009. Su solicitud de asilo fue denegada en agosto de 2009 y luego otras dos veces tras haber recurrido la decisión. En septiembre de 2011, se le comunicó por fin la obligación de abandonar el territorio francés y dicha sentencia fue refrendada en apelación en febrero de 2013.

Según la prensa francesa, el padre de Leonarda había sido fichado por violencia doméstica contra su esposa y sus hijas así como por pequeños robos. Al no tener permiso de residencia, fue expulsado el 8 de octubre. Al día siguiente, le siguió toda su familia.

Menuda sorpresa la de los funcionarios de Pristina al encontrar a los Dibrani en sus archivos. "No sabemos qué hacer con esta gente, ya que no son de aquí. Tan sólo el padre nació en Kosovo", ha explicado a Reuters un funcionario kosovar bajo condición de anonimato.

Reshat Dibrani dice haber abandonado su tierra natal en 1973 o 1974 y que estaría ahora dispuesto a quedarse allí, pero no sus hijos. "Los niños tienen miedo porque no saben el idioma. Protestan día y noche. Me dicen: 'Papá, ¿qué has hecho?'. Y yo les respondo que no es culpa mía, sino de Francia", añade. "No nos dieron el permiso porque somos gitanos".

El affaire Leonarda ha provocado en los últimos días una de las peores crisis políticas para la izquierda gala desde su regreso al poder en 2012. La abrupta detención e inmediata deportación de la adolescente romaní ha puesto en evidencia las divisiones internas sobre la política migratoria en el seno del Partido Socialista, dejando en entredicho la labor del Ministro del Interior Manuel Valls, que venía siendo el mejor valorado hasta ahora del gobierno de François Hollande.

Atacados desde el ala más izquierdista de su propio partido, así como por sus aliados ecologistas y comunistas, el primer ministro Jean-Marc Ayrault y el propio Valls han preferido ser cautelosos estos días y ordenar una investigación interna sobre la circunstancias del arresto y la expulsión, señalando que, de haberse producido alguna irregularidad en el procedimiento, la familia Dibrani sería devuelta a Francia. Mientras que la prensa progre no dudaba en hablar de la "xenofobia creciente" y de la "lepenización" de la gestión del ejecutivo, precisamente la misma semana en que un sondeo da al ultranacionalista Frente Nacional que dirige Marine Le Pen como virtual ganador de los próximos comicios de mayo 2014 al Parlamento Europeo.

Ahora estas nuevas revelaciones dan un inesperado giro al caso, aunque el problema de fondo sobre la integración de algunos colectivos de inmigrantes presiste.

PD: Hoy se ha comunicado que el otro joven expulsado, Khatchik Kachatryan, fue detenido la semana pasada por robar en una zapateria. Nada de esto, como la voluntad de los padres de Leonarda de ocultar su procedencia italiana a las autoridades francesas, se dice en la crónica del corresponsal del Global, el cual, tras acusar a Sarkozy de racista por su tratamiento dispensado a los gitanos procedentes de Europa del Este, debe comprobar como los socialistas franceses, la "gran esperanza" progresista frente a la derecha rancia y reaccionaria, al llegar al gobierno, no han podido dejar de asumir y responder ante ciertas realidades, antes tan fácilmente obviadas.

Labels:

"De las espadas forjarán arados" - Isaías (2, 2-5) - Yossi Shahar

Labels: ,

Londonistán: Cuidadito con la cerveza


Labels:

Indignación en Israel con el 'chivatazo' de Turquía a Irán sobre algunos de sus espías - Sal Emergui - El Mundo


El Hurriyet turco dice que "Turquía (su gobierno) ve a Israel detrás de la campaña contra su jefe de inteligencia"

Cuando hace tres años el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, nombró como jefe de los servicios de Inteligencia a su asesor Hakan Fidan, en Israel se echaron las manos a la cabeza… por temor a que los secretos compartidos entre el Mosady el MIT acabasen en manos de su 'gran enemigo': Irán.

Un artículo del periodista David Ignatius en el diario 'The Washington Post' ha destapado la caja de Pandora del espionaje aireando la desconfianza entre los servicios secretos israelíes y turcos tras 50 años de estrecha cooperación.

Según la información, el año pasado Ankara entregó a Teherán los nombres de 10 agentes iraníes relacionados con el Mosad y que espiaban probablemente el plan nuclear del régimen de los ayatolás. Según una fuente citada por el diario, Turquía delató a los espías que actuaban desde su territorio provocando su detención en Irán y una "significativa pérdida de Información". Recientemente, 'The Wall Street Journal' revelaba que Fidan pasó a la República Islámica información sensible recogida por Israel y Estados Unidos.

Turquía lo niega rotundamente. "Las afirmaciones contra el jefe de Inteligencia Hakan Fidan no sólo no tienen base alguna sino que suponen un ejemplo de muy mala propaganda. Fidan sólo informa al Gobierno y Parlamento de Turquía", desmiente el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu.

Los analistas israelíes creen que si Fidan pasó la información a Teherán necesitó el permiso de Erdogan. Oficialmente el Gobierno de Benjamin Netanyahu no ha realizado ningún comentario aunque fuentes políticas y militares culpan directamente al dirigente turco recordando su "obsesiva hostilidad hacia Israel".

"Todo empieza por el primer ministro Erdogan, que es antisemita y simpatizante de los Hermanos Musulmanes, y se proyecta hacia abajo, a todas las personas que trajo (al poder). Es el origen de la situación de las relaciones entre los dos países", afirman fuentes israelíes citadas hoy por el diario 'Yediot Ajaronot'.

Críticas y sospechas

Si Erdogan es objeto de la crítica, Fidan lo es de la sospecha. "Siempre supimos que el jefe de la Inteligencia turca filtra información a los iraníes", afirma un alto mando. Hace tres años, el entonces ministro de Defensa, Ehud Barak, expresó el temor de que Fidan pasase a Irán material confidencial israelí. "Es un seguidor de Irán", señaló en una conversación grabada sin su consentimiento.

La presencia de Erdogan y después de Fidan ha provocado que en los últimos años se hayan anulado o congelado varios contratos militares bilaterales "ante el temor que armas sensibles acaben en manos enemigas".

"Sabemos con quién estamos tratando. Las relaciones en seguridad están en su punto más bajo por su conexión con los iraníes y porque actúan en contra de Israel", añaden en Israel.

Una fuente de Inteligencia consultada por ELMUNDO.ES apunta: "Desde hace tiempo sabemos que Fidan es próximo a la Guardia Revolucionaria iraní y los grupos terroristas Hamas y Hizbulá".

El ex jefe del Mosad, Danny Yatom, comenta que "si la información publicada es cierta, es muy grave ya que, siempre teóricamente hablando, Israel informó a Turquía y este país delató la red. Es una violación de las reglas que hay entre servicios secretos".

"La relación con el Mit solía ser muy buena e incluso incluía acciones conjuntas. Turquía es un lugar muy importante para llegar a personas hostiles a Israel", añade Yatom a la radio estatal. Estima que dicha cooperación se ha reducido sensiblemente.

Relaciones complicadas

Desde la llegada al poder de Recep Tayyip Erdogan en el 2003, las relaciones se han ido deteriorando gradualmente. La guerra en Gaza provocó la ira turca y una grave crisis entre Erdogan y el primer ministro, Ehud Olmert. En 2010, el asalto de la Marina israelí contra la flotilla a la Franja de Gaza (organizada principalmente por el grupo islamista turco IHH) acabó con nueve muertos turcos en la embarcación 'Mavi Marmara' y la ruptura de las relaciones.

Gracias a la intervención personal del presidente norteamericano, Barack Obama, en marzo Netanyahu llamó a Erdogan para disculparse por las muertes y heridos del 'Mavi Marmara'. Desde entonces, sin embargo, los contactos bilaterales para reconducir las relaciones no han llegado a buen puerto.

"Mientras Erdogan siga en el poder, no habrá cambio alguno", advierte una fuente en Turquía a 'Yediot Ajaronot' recordando, entre otros hechos, el desplante del dirigente islamista al presidente Simón Peres en el Forum de Davos (2009) y sus contundentes ataques dialécticos.

Labels:

Friday, October 18, 2013

Otra "ave espía" israelí detenida... de nuevo - Joshua Keating - Slate



 La estación de televisión afiliada a Hezbollah, Al-Manar, ha informado que un águila ha sido detenida al norte de Beirut y es sospechosa de ser un espía israelí:
El águila llevaba implantado un receptor y un anillo de bronce se encontraba alrededor de sus patas con marcas en inglés que conectaban al águila sospechosa con la Universidad de Tel Aviv, según el informe. 
La TV de Hezbollah transmitió una imagen del "supuesta espía", diciendo que había sido un receptor en su cuerpo.
Aunque parezca increíble, este tipo de cosas se ha convertido en un fenómeno tan común que ahora hay una página muy detallada en Wikipedia dedicada a "las teorías de la conspiración de animales relacionados con Israel". Por supuesto, también hemos tenido noticias de un gran tiburón que trabajaba para el Mossad y que intentaba destruir la industria turística egipcia desatando el miedo en las playas del Mar Rojo en 2010, pero sin lugar a las aves han sido los blancos más frecuentes.

Así unos pescadores egipcios llevaron a cabo un "arresto ciudadano" de una cigüeña en septiembre. El ave fue liberada para ser sacrificada y devorada poco después. Las autoridades turcas detuvieron a un cernícalo en julio y después las radiografías demostraron que  no tenía integrado ningún equipo de vigilancia. Un presunto abejaruco israelí causó gran alarma en un pueblo del sudeste de Turquía en mayo de 2012. Pero los más detenidos por sospechas de espionaje a favor de Israel han sido los buitres, en Sudán en 2012 y Arabia Saudí en 2011 .

En todos estos casos, las aves formaban parte de estudios científicos de universidades israelíes y llevaban etiquetas o monitores electrónicos con letras hebreas o referencias a instituciones como la Universidad de Tel Aviv. Por el bien de sus sujetos de prueba, los científicos israelíes deberían diseñar algún tipo de marcas menos conspicuas.

Labels:

Wednesday, October 16, 2013

Selección de noticias del Times of Israel que deben de leer

Monday, October 14, 2013

La "tolerancia árabe", el desierto de los muertos, la melah (judería) de Marraquech y la muy reveladora, luego corregida, alusión a la "religión sionista"


El cementerio judío de Marraquech - David Stamboulis

El resplandor judío de Marraquech - Alberto G. Palomo - El País

¡Ay, Marraquech! Puerta del desierto, bazar infinito, zoco hipnótico. Todas las descripciones caben en esta ciudad del sur de Marruecos. Todas, sí. Incluso las que la pintan como un teatro de adobe, un escenario estático por el que pululan miles de actores, un plató orquestado al milímetro para gozo del turista. De lo que no cabe duda es de que Marraquech tiene un imán de polos opuestos, pero también decenas de espacios ocultos, escondidos al ajetreo diario de encantadores de serpientes, cuentacuentos, luchadores y demás buscavidas que deambulan por Jmaa el Fna, la plaza de las plazas.

Uno de estos rincones es el melah, la judería. Este barrio en decadencia no figura en los planos turísticos y es fácil saltárselo una vez quedas enredado en la tela de araña de la medina. No es complicado, sin embargo, alcanzarlo sin pretenderlo y verse arrastrado por alguno de sus callejones, tal como lo narraba Elías Canetti: “Sentí que todo se volvía más mísero a medida que me iba adentrando en el melah. Quedaron tras de mí los bellos tejidos y las sedas. Ya nadie parecía rico. El bazar, justo en la puerta de la entrada, era una especie de barrio de lujo; la vida real, la vida de pueblo sencillo, se representaba aquí”.

Algo de razón conserva el escritor búlgaro en Las voces de Marraquech, de 1953. Aún se palpa ese cambio entre la algazara del centro - para algunos, maquillaje - y la marginalidad de esta zona. Y eso que está en el dorso del palacio de la Bahía, una de las muestras más esplendorosas de la opulencia real: construido por un visir de la corte a finales del siglo XIX, contiene más de 150 habitaciones reservadas a las concubinas y ocho hectáreas de superficie. El barrio junto a su muro occidental, no obstante, se presta a un laberíntico recorrido por calles silenciosas y enmarañadas que albergan a la menguante población judía de la ciudad.

Según cuenta el militar Domingo Badia, rebautizado como Ali Bey en tierras musulmanas, los practicantes del judaísmo vivían en condiciones de aislamiento del resto de la población. “Cualquiera que sea su sexo o edad, no pueden entrar en la ciudad sino con los pies descalzos”, apunta en su diario Viajes por Marruecos, escrito a principios del siglo XIX. “Trátanlos con el mayor menosprecio: su traje es negro y de la apariencia más miserable”, detalla. Por aquella época, el autor calcula que vivían dos mil judíos en la ciudad. Y la mayoría descansa eternamente en el cementerio que fija el límite del barrio al noreste. Ahora viven unos doscientos en esta zona.

Un lugar, el cementerio, que, a pesar de su lúgubre función, resulta deslumbrante. Un terruño baldío que conserva tumbas anteriores al siglo XVI, época en la que se instalaron los primeros judíos del país. Una minoría que ha menguado en las últimas décadas. Según datos de la comunidad judía, a principios del siglo pasado Marruecos contaba con 400.000. Cifra que ha descendido hasta los aproximadamente 5.000 actuales, que se concentran principalmente en Rabat. Y que mantienen contacto a través de internet, donde se puede tener noticia hasta de las últimas defunciones. Buena parte del resto se unió a la diáspora de 1948 (en Israel se encuentra el 90% de judíos marroquíes), o a sucesivas marchas durante los años sesenta a naciones como Francia, Canadá o Estados Unidos.

Una merma que no impide que la judería, “lugar de sal” -como se traduce melah-, conserve aún la fascinante atmósfera originaria (comenzó a edificarse en torno a 1558). El distrito posee dos sinagogas –la de Negidim y Alzama- abiertas al culto todos los días. Ambas se pueden visitar cualquier jornada salvo el sábado, cuando se celebra el Sabbat (día de fiesta y descanso judío, parecido al domingo cristiano). También es posible echar un vistazo a la única escuela judía de la ciudad, una especie de corrala alegre y colorida con numerosas estrellas de David.

Los horarios se pueden ver alterados imprevistamente por la mezcla de fiestas musulmanas y judías. Una confusión con la que juegan los lugareños para guiar atolondradamente al turista por la zona: en cualquier esquina el visitante se encontrará a algún viandante dispuesto a enseñarle las sinagogas, la casa del rabino o el famoso mercado de especias que solo dura hasta ese mismo anochecer y que resulta ser la tienda escondida de algún colega.

Lejos de estos tours gratuitos o con una simbólica propina, la entrada al cementerio es libre. Delimitado por una de las cuatro necrópolis musulmanas de la medina, las emociones que transmite varían a lo largo del día. A mediodía, cuando el sol pica (puede alcanza hasta los 52 grados en los meses más calurosos), las lápidas refulgen y caminar se convierte en una dura tarea. Cuando el sol sale o se esconde, sin embargo, este remanso de silencio alimenta al extraño con una increíble sensación de paz.

Así lo describe Canetti: “Me encontré en un lugar tremendamente estéril, donde no crecía ni una mala hierba. Las lápidas eran tan bajas que apenas se las veía. Andando se tropezaba con ellas como piedras corrientes. Sin embargo, nada hay sobre este desértico cementerio de los judíos. Es la verdad misma; un paisaje lunar de muerte. Al observador le es francamente indiferente en qué lugar reposa alguien. No se agacha y nada busca para adivinarlo. Se amontonan ahí como basura y desearía uno salir huyendo raudo como un chacal. Es el desierto de los muertos donde ya nada crece; el último, el desierto póstumo”.

Sus muros bajos, su vigilante sonriente y comunicativo, y la habitual soledad del lugar consiguen, en cualquier caso, que se vislumbre el resplandor de una comunidad en desbandada. Y escapar del caos exterior. Un griterío que retorna según te alejas del lugar y despides a los buitres que sobrevuelan el espacio. El mismo alboroto que te devuelve a la ciudad de los jardines, los palacios y los tenderetes. O, tal vez, del tráfico, la polución o el bullicio de Marraquech.


PD.  Cuando leí este artículo esta mañana, en el móvil, me sorprendió la alusión a la "religión sionista". Ahora ha desaparecido, pero otras personas también repararon en ella y lo denuncian en sus comentarios.



Labels: