Monday, October 31, 2011

La indestructible e inmarchitable solidaridad árabe


El diputado árabe israelí Ahmad Tibi, vicepresidente además de la Knesset, en los buenos y heroicos tiempos de la "desinteresada" pleitesía de los líderes árabes israelíes al "rey de reyes" de África.

Labels:

Elder of Ziyon se muestra optimista sobre la contribución de Palestina a la UNESCO

Sunday, October 30, 2011

Hasta el más eximio representante de las élites progresistas occidentales, Le Monde, debe reconocerlo (a regañadientes)







Esta tarde realizo mi incursion semanal en los artículos de opinión de Le Monde (el espejo del Global, junto el NYT), en la sección Idées, y aparece como primer y más importante "sujeto del momento", de esos que tanto ama debatir la élite progresista francesa representada por antonomasia por el diario Le Monde, "La Islamización de las ciudades (las francesas, por supuesto): ¿mito o realidad?".

Como Le Monde representa perfectamente a esa bienpensante élite progresista occidental (anti-Israel, por supuesto), no hay lugar para las acusaciones de islamofobia. Como introducción al tema, un artículo titulado: "La influencia creciente del Islam en los suburbios", y comienza así:
"Esta es una constatación que preocupará. En las torres de Clichy-sous-Bois y Montfermeil (Seine-Saint-Denis), las dos ciudades emblemáticas en la crisis de los suburbios desde los disturbios de otoño de 2005, la República [léase el Estado], ese principio colectivo que se supone de que debe organizar la vida social, es un concepto lejano. ¿Qué es lo que "hace (organiza) a la sociedad"? El Islam en primer lugar. Un Islam cotidiano, familiar, en su mayoría banal, que ofrece referencias colectivas, moral individual y relaciones sociales allí donde la República ha multiplicado las promesas sin cumplirlas".
A continuación 4 artículos que delimitan el "sujeto del momento": Para el demógrafo Michèle Tribalat, el "Islam sigue siendo una amenaza", y es el deber de las élites dejar de minimizar los peligros de su expansión. "La mixticidad o mestizaje urbano es una fábula", el separatismo se ha convertido en un hecho cultural, resume en su artículo Christophe Guilluy. Por contra, para Leyla Arslan, "La religión es un factor de integración, no de división". Por último, ¿por qué no abordar el problema que permanece oculto por este crecimiento del Islam?, de ahí "Recuperemos la cuestión social oculta", reivindica Gerard Mauger , que opina que el problema étnico es una pista falsa.

La lectura de estos artículos es bastante recomendable. Por último, una encuesta de opinión de los lectores de Le Monde, que, y esto es muy importante, son necesariamente suscriptores. Es decir, comparten generalmente la visión progresista y bienpensante del diario. Pero aquí llega la gran sorpresa:

- el 66,4% piensa que el Islam representa una amenaza.

- un 5,44% considera que el Islam es un factor de integración.

- el 11,6% opina que el crecimiento del Islam se debe a una problemática social oculta.

- finalmente, el 16,7% argumenta que la mixticidad o mestizaje es una fábula que enmascara un separatismo cultural buscado y deseado.

¿Las élites de progreso empiezan a caerse del burro? Mira que me cuesta pensar que puedan llegar a considerar que se han equivocado.

Labels: , ,

Malas noticias para el Haaretz.




Y la gran decepción del profeta de la izquierda post/antisionista ante "la falta de pasión" de los chicos guays indignados del Estado de Tel Aviv




Así dice el profeta israelí de los "indignados con Israel de la izquierda antisionista mundial":
"Las masas descendieron ayer por la noche sobre la plaza de la ciudad, pero el espíritu no era el mismo. Tal vez fue el frío del otoño que tomó el lugar del calor del verano, tal vez fueron los dos meses que han pasado desde la última manifestación. Es difícil de creer que fuera por las noticias procedentes del sur del país [N.P.: Aquí parece considerar oportuno no mencionar expresamente los ataques con cohetes contras las ciudades del sur], que el sábado se demostró una vez más lo remoto y lejano que está de la gran ciudad [N.P.: Del Estado de Tel Aviv]. Sin embargo, algo estaba muy apagado. No se puede decir que fuera un fracaso, al menos, el temido fiasco no sucedió. No fue un rotundo fracaso, e incluso fue un éxito cuantitativo: La plaza estaba llena de gente."

(...)

"La mayoría de la gente era ashkenazi, laica y de Tel Aviv, ese tipo de personas cuyas vidas son bastante buenas. El sábado por la noche llegaron a la plaza a sentirse mejores consigo mismos. Ellos estuvieron en la manifestación, les dirán a sus amigos, que también estaban en la manifestación."

(...)

"Ellos estaban allí apoyando la justicia social. La ardiente ira y la pasión arrolladora que caracterizó a las manifestaciones del verano, tan diferente de todas las tradicionales manifestaciones que ha visto esta plaza, fueron olvidadas como si nunca hubieran existido. La manifestación de ayer por la noche no tenía nada de la "Marcha del Millón" - con su medio millón de participantes - de hace unos dos meses. ¿Dónde está el espíritu que se hizo evidente en todas las manifestaciones del verano? La electricidad que entonces estaba en el aire, anoche fue como si alguien hubiera apagado el interruptor."

(...)

"El tipo de protesta que se desarrollaba ayer por la noche en la plaza no da lugar a revoluciones. En la mayoría de los casos, la mayoría de los presentes probablemente votaron a favor de Kadima en las últimas elecciones y votarán la próxima vez al Partido Laborista. ¿Revolución? No exageren"
(...)

Y el párrafo que más me divierte:

"La banda sonora también fue totalmente diferente: en lugar de Joan Baez cantando canciones de protesta como en las manifestaciones anteriores, solo había pop banal, casi música de ascensor cuya cima fue Joe Cocker cantando "Summer in the City". O bien todo había sido cosa del verano, o bien el verano ya había pasado definitivamente. Nos vemos en el siguiente "manifestación de protesta" el próximo sábado: cuando sea el decimosexto aniversario del asesinato de Rabin."
Amén, profeta

Labels: , ,

Según el titular del Global, ¿desafortunados civiles?



Ya dentro del artículo los civiles se convierten en miembros de la Yihad Islámica



Los matices del Global

Labels:

La amenaza de la Yihad Islámica - Ron Ben-Yishai - Ynet




Ashdod bajo los cohetes

La actual ronda de lanzamientos de cohetes y morteros contra Israel fue iniciada por la Yihad Islámica palestina. Se inició la semana pasada y puede durar aún varios días [N.P.: hoy aparecen noticias semioficiales sobre la inminencia de una posible tregua]. Hasta el sábado por la noche, el ala militar de Hamas "no jugó un papel activo en los ataques contra Israel, sin embargo, pueden ser arrastrados a la lucha", tal como ocurrió en la anterior escalada de violencia de hace dos meses.

Esta escalada iniciada por la Yihad Islámica es la forma que tiene dicha organización de transmitir un mensaje que se supone que tendrá como objetivos los líderes de Hamas en Gaza, los patrones de la Yihad en Teherán, los miembros del consejo supremo militar de Egipto y la calle palestina, por supuesto.

Israel y sus ciudadanos no son más que el medio utilizado por la Yihad para demostrar que se ha convertido en un importante actor dentro del teatro de Gaza, un jugador que tiene una importante potencia militar (con el apoyo activo de la Guardia Revolucionaria de Irán) similar - y en algunos casos mayor - a la capacidad militar de Hamas.

Los cohetes de la Yihad Islámica tiene un mayor alcance que los de Hamas, además de contar con miles de activistas y unos 10.000 simpatizantes y colaboradores. El grupo tiene la intención de utilizar este poder para desafiar a Hamás y obligarlo a continuar la lucha armada contra Israel. De una manera más que evidente, la Yihad Islámica también tiene como objetivo ampliar la confrontación con Israel a una profundidad de unos 40 kilómetros o más dentro del territorio israelí.

Otra ruta tomada por el grupo es el impulso a su actividad dentro de la península del Sinaí. A finales de agosto, un intento de la Yihad Islámica de llevar a cabo una gran operación de secuestro en el Sinaí, fue frustrado. El grupo, posiblemente, tenía la intención de frenar o retrasar el canje de Gilad Shalit. Este fracaso puede haber sido uno de los factores que motivaron que la Yihad Islámica quisiera poner de relieve su poder y provocar problemas a Hamas cuando aún celebra el acuerdo sobre Shalit.

El pretexto oficial proporcionada por la Yihad Islámica para el lanzamiento la semana pasada de dos cohetes Grad de largo alcance, fue el decimosexto aniversario del asesinato de su líder y fundador Fathi Shaqaqi. Según informes foráneos, Shaqaqi fue asesinado a tiros en Malta por agentes del Mossad que iban en una motocicleta. Sin embargo, el lanzamiento de cohetes fue claramente una provocación destinada a satisfacer sus objetivos actuales.

La Yihad Islámica y los iraníes estiman que Hamas tiene la intención de dormirse en los laureles en estos momentos, y posteriormente hacer uso de los recursos políticos adquiridos a través del acuerdo sobre Shalit. La Yihad está preocupada de que, con ese fin, Hamas mantenga una tregua en la lucha que le permita reforzar su gobierno, fortalecer su poder militar, reconciliarse con Mahmoud Abbas y fomentar sus vínculos con el nuevo régimen en Egipto. A través de sus ataques contra Israel, el liderazgo de la Yihad Islámica apunta a prevenir este desarrollo y definir la futura agenda en la Franja.

Sin embargo, aún hay más. De acuerdo con fuentes creíbles de Israel, la Yihad Islámica también está tratando de poner a prueba la habilidad de sus miembros y de los nuevos cohetes que ha recibido de Irán, y, de manera especial, poner a prueba a Israel y al IDF. El grupo quiere evaluar el sistema de defensa anti-misiles y de alerta anticipada en el interior de Israel, la respuesta de la opinión pública israelí a estos ataques por sorpresa y, sobre todo, la forma en que nuestro gobierno responde a unos ataques de largo alcance dirigidos contra la periferia del eje central de Israel.

Labels: ,

Saturday, October 29, 2011

Los árabes israelíes: la secesión en marcha - Shraga Blum - Israel7


Soldados árabes cristianos del IDF celebrando la Navidad

No es por nada que el Primer Ministro Binyamin Netanyahu tendrá que incluir el tema de los árabes israelíes en cualquier acuerdo de paz que pueda firmar con la Autoridad Palestina. El escenario que se teme - y que es anunciado por los propios interesados - es la aparición oficial de un movimiento autonomista, e inclusive separatista, árabe israelí que pediría su unión a un Estado palestino. Esto también es lo que explica la fijación y el enseñamiento de la Autoridad Palestina con la cuestión de los "refugiados", destinados a modificar el equilibrio demográfico en Israel.

Es en ese sentido qie es necesario comprender la petición realizada por líderes árabes israelíes de obtener la autonomía del sistema de educación árabe, y que no esté más bajo el control del Ministerio de Educación de Israel. El jueves fue publicado un documento que presentaba los objetivos del "Consejo pedagógico árabe", documento que enuncia claramente sus objetivos: "desarrollar la identidad nacional palestina al mismo tiempo que las nociones de ciudadanía (¿israelí?)" (sic).

No faltan en ese documento la desverguenza y la desfachatez, y es que los autores de este texto, bajo el pretexto del aumento de la violencia dentro del sector árabe israelí, exigen "un sistema educativo árabe y palestino independiente, pero que gozaría del apoyo (financiero, por supuesto) del Estado de Israel". ¡No faltaría más!

El profesor Muhammad Amara, que encabeza dicho consejo, piensa que "todos los problemas a los que se enfrenta la población árabe en Israel tiene como origen el hecho de que los estudiantes no se sienten identificados con el plan de estudios tradicional", y que por lo tanto dicho plan debe dar una perspectiva diferente: "fortalecer y reforzar su identidad palestina en una sociedad igualitaria".

Yussuf Amara, enseñante y subdirector de una escuela en Kfar Kana es aún más claro: "El sistema educativo en vigor no refleja los valores y necesidades de la población árabe, y trata de inculcar la narrativa y la historia de los judíos, lo que lleva a la oposición de los estudiantes y los lleva a descuidar y abandonar los valores humanos y sociales" (sic).

El Ministerio de Educación aún no ha respondido a la publicación de este documento, pero se trata de un ejemplo entre muchos de lo que sucede en la población árabe israelí, sobre todo a causa de la labor de zapa llevada a cabo desde hace mucho tiempo por los líderes políticos y religiosos árabes israelíes, subordinados en gran medida a las organizaciones terroristas palestinas. Basta con mirar lo que se publica y distribuye diariamente en los medios de la Autoridad Palestina para ver cómo son vistos los árabes israelíes son vistos - y se ven - como "los palestinos del interior".

Hasta aquí el artículo de Shraga Blum, para saber más de dicho documento hay que irse al Haaretz y leer su presentación entre neutra y favorable, aunque los comentarios a la noticia no comparten ese positivismo.

La introducción al documento dice: "Al igual que otros pueblos del mundo, los palestinos basaron la construcción de Palestina en las ciudades y en los pueblos... Entonces sucedió la Nakba, y aún sigue sucediendo. El proyecto del movimiento sionista de establecer un hogar nacional para los judíos en Palestina por medio de acciones violentas y racistas de desarraigo, demolición, robo y limpieza étnica, han traído la destrucción sobre el pueblo palestino. Este proceso ha conducido al desarrollo de experiencias e identidades nuevas en Palestina que se entrecruzan, tanto en la diáspora como en la patria".

Entre los objetivos presentados en el documento: "Para profundizar en la identidad árabe-palestina como una identidad nacional, debe hacer gala de su cultura, y mantener un contacto constante y efectivo con sus raíces árabes e islámicas. Esta identidad se basa en la solidaridad entre los miembros del pueblo palestino, en el fortalecimiento de la memoria y la narrativa palestina, en la celebración con firmeza de los derechos históricos y políticos del pueblo palestino, y en el pluralismo cultural, religioso y social. Y así inculcar los valores del diálogo con los judíos de Israel y la búsqueda de un horizonte de vida en común en una única patria, sin el control o la supremacía de cualquier parte".

El documento señala además: "El propósito de este proyecto educativo es, por una parte, combatir la discriminación por parte del Estado y sus efectos dañinos en la sociedad palestina en Israel, y por otro lado luchar también contra la violencia de ciertos patrones de pensamiento y comportamiento, y contra algunos de los males de la sociedad árabe... Para lograr estos objetivos es necesario desarrollar un sistema sistema educativo y cultural palestino-árabe totalmente independiente".

PD.

¿Qué pensarán de todos estos documentos las bellas almas de la izquierda israelí, los principales defensores de una "colaboración constructiva" con estas organizaciones árabes israelíes y de un denominado Estado de todos sus ciudadanos? Ese nuevo Estado, que se basaría en el ciudadano, independientemente de sus orígenes y religión, nos dicen que debería ser "desjudeizado", ahora bien, ¿creen ustedes que afrontaría también la necesaria y correspondiente "despalestinización o desarabización" para así conseguir ese Estado de todos los ciudadanos israelíes? Me temo que no, aquí solo se trataría de desjudeizar.

Así se obtendría un Estado de todos los ciudadanos, obtenido con la denodada colaboración de estas organizaciones árabes israelíes, muy sorprendente: los judíos se desprenderían en gran medida de su identidad nacional judía y abrazarían exclusivamente la ciudadanía israelí, mientras que la parte árabe de dicho Estado reforzaría, tal como ellos mismos reivindican, su carácter e identidad nacional palestina.

Menudo monstruo de ingienería social a la que tan propensa es la izquierda progresista mundial. Todo lo que choque de frente con la realidad y con el más que evidente sentido común les excita. Menuda guerra civil en ciernes.

¿Se explican ustedes ahora por qué un populista sin demasiado que ofrecer como Lieberman puede superar en aprecio electoral al partido Laborista y al Meretz juntos? Su eslogán electoral, evidentemente demagógico, "Lieberman sí entiende el árabe", no hacía referencia a unos supuestos conocimientos lingüísticos, sino a que presta atención a lo que dicen a las claras muchas de estas organizaciones árabes israelíes. Frente al silencio o las críticas soterradas con que acogen esos documentos sus socios y colaboradores israelíes - o el apoyo explícito del sector antisionista -, Lieberman, de manera peligrosamente populista si así lo desean, los encara y crítica directamente por sus pretensiones descaradamente anti-Israel.

Cuando Lieberman propone un intercambio territorial que facilite que aquellas zonas de Israel pobladas mayoritariamente por personas que solamente se consideran palestinas y árabes, y que tienen la ciudadanía israelí como una especie de penosa imposición - excepto el carnet de la Seguridad Social israelí, siempre apreciado -, pasen a formar parte del nuevo Estado palestino sin mayores cambios que el de la soberanía, no estaba expresando nada nuevo. Esa es una idea promovida anteriormente por sectores de la izquierda israelí, aunque hoy en día parecen haberla soterrado.

De ahí la reacción de ese sector de la izquierda israelí de acusar a Lieberman de deshonrar dicha idea por su torticera utilización. Lo cierto es que Lieberman la expresa públicamente como algo necesario que evitaría problemas ulteriores, mientras que la izquierda calla y no desea ver más allá del corto plazo. Todo en ella se reduce al pensamiento mágico: "si Israel se comporta así, entonces...", "si Israel les concede esto, seguro que...".

Labels: ,

En Israel, el cambiante mundo cristiano - Matti Friedman - AP


Fieles filipinos asisten a una misa en el monasterio de Ratisbona, en el centro de Jerusalén

Jaffa, Israel - Los horarios de las misas en las dos iglesias católicas romanas de Jaffa, en la costa mediterránea de Israel, revelan un cambio que, de manera espectacular y en silencio, está alterando la faz de la Cristiandad en Tierra Santa.

Las dos misas en árabe para los nativos árabes cristianos de la ciudad son superadas en número por cuatro en inglés, al que asisten principalmente cuidadoras filipinas. Luego hay otras en español, para los sudamericanos, en francés, para los inmigrantes africanos, y en tres idiomas de Asia de sur, incluyendo Konkani, hablado en el distrito indio de Goa, y, finalmente, en hebreo, para una generación de cristianos entre la gran mayoría judía de Israel.

En septiembre, una colorida celebración de los indios católicos atrajo a 2.000 personas. Ese es el doble del número total de católicos nativos de la parroquia. Durante siglos, el cristianismo radicaba aquí en las antiguas comunidades de árabes cristianos. Ya existían cuando Israel se creó a su alrededor en 1948, y han mantenido desde entonces su propia identidad dentro del Estado judío. Las últimas dos décadas, sin embargo, han visto una de las afluencias más importantes de cristianos a Tierra Santa desde las Cruzadas, y ha creado un paisaje cristiano totalmente nuevo basado en las realidades de Israel.

Los recién llegados son trabajadores procedentes de decenas de países diferentes que proporcionan a la economía israelí una mano de obra barata, además de los solicitantes de asilo procedentes de Sudán, Eritrea y otros lugares de África que han logrado cruzar la frontera de Egipto. Y por primera vez, hay una población significativa de ciudadanos cristianos no árabes en Israel, sobre todo los inmigrantes de la ex Unión Soviética, los cuales, a diferencia de los árabes, están completamente asimilados a la corriente principal judía israelí.

Su presencia ha creado nuevos retos para las iglesias locales que se enfrentan, al igual que el resto de iglesias de todo el Oriente Medio, al futuro incierto de sus rebaños locales. El número de 110.000 árabes cristianos nativos de Israel se ha estancado en gran medida: no se reduce, pero no está creciendo, ya que muchos jóvenes parten a Occidente presionados por el conflicto entre judíos y musulmanes, y también en parte por un sentimiento general de negligencia compartido por los ciudadanos árabes de Israel.

El sacerdote Ramzi Sidawi, un católico árabe de Jerusalén, es el párroco de Jaffa. Fuera del ámbito de su iglesia, nos dice, ahora escucha todos los días como los niños de África y de las Filipinas juegan en hebreo, el idioma de sus escuelas y de los empleadores de sus padres.

"Así pues, tienes que dividirte, cambiar de idioma. Tenemos que servir a todos", nos dice. "El mayor desafío es mantener la comunidad unida y no dividida".

Esa es una tarea difícil, teniendo en cuenta el abismo de la lengua y de la cultura que divide a los propios recién llegados, los unos de otros, y de los árabes cristianos. No parece que existan fricciones o resentimientos abiertos, pero en la práctica, no dice Sidawi, hay poco contacto entre ellos más allá de las misas compartidas en Navidad y en las otras festividades. Los no árabes que asisten a la iglesia en Jaffa, por ejemplo, viven en otros lugares, principalmente los trabajadores extranjeros dominantes en los distritos del sur de Tel Aviv.

Si se cuentan todas las personas en Israel que ni son judíos ni musulmanes, estos recién llegados son más numerosos que los àrabes cristianos en una relación de más de cinco a uno. El número de recién llegados que son creyentes practicantes es mucho menor, pero según algunas estimaciones igualan o son más numerosos que los miembros de las iglesias locales.

"Esto genera la preocupación entre algunos de que, a largo plazo, podría haber un cambio en la manera de ser de los cristianos de Tierra Santa, y la preocupación sobre lo que sucederá con las iglesias históricas", dijo Amnón Ramón, que ha investigado los cambios demográficos como experto en el cristianismo en Israel en el Jerusalem Institute for Israel Studies.

Hay actualmente recién llegados suficientes como para dar lugar a una catedral católica en todas las ciudades importantes de Israel, dijo el reverendo David Neuhaus, director de vicaría de la Iglesia para los hebreo hablantes.

"No tenemos suficientes sacerdotes, y no tenemos suficientes lugares para orar", nos dice. "Los servicios se llevan a cabo en lugares ad hoc o en las iglesias árabes existentes".

Los clérigos se enfrentan ahora a problemas como los solicitantes de asilo sudaneses que tratan de probar su paternidad sin papeles, los miembros del coro deportados por la policía de inmigración israelí, y los niños que van a las escuelas públicas judías y que se sienten atraídos no por el cristianismo de sus padres, sino por la cultura de su compañeros israelíes.

En un domingo reciente, en la capilla del monasterio de Ratisbona en el centro de Jerusalén, se oyó el sonido de los himnos en tagalo, uno de los idiomas de las Filipinas. La mayoría de los fieles eran mujeres que desempeñan labores de cuidadoras de ancianos israelíes.

Había 5.000 trabajadores filipinos en Israel cuando el padre Angelo Beda Ison, un franciscano nacido en Manila que atendía a la comunidad local de Filipinas, llegó en 1991. En la actualidad hay unos 40.000.

Por primera vez, la Iglesia Católica tiene que lidiar con chicos católicos que se están integrando en una mayoría judía. En la actualidad hay varios miles de hijos de trabajadores extranjeros que hablan el hebreo como lengua materna, celebran las fiestas judías con sus compañeros y están sujetos, como todos los niños en todo el mundo, a la fuerza de la corriente cultural principal.

A fin de reforzar su fe, la iglesia local ha producido un catecismo en hebreo - "Meet the Messiah" - ofrece clases sobre el cristianismo en hebreo y los invita a un campamento de verano católico, nos informa el reverendo Neuhaus. La iglesia cuenta con 25 clérigos que atienden a una población transitoria, algunos de ellos traídos de los países de origen de esos trabajadores.

Los católicos no son la única Iglesia que experimente esos cambios demográficos. Los inmigrantes de la ex Unión Soviética comenzaron a mudarse en masa a Israel en la década de 1990. Entre el millón que llegó, alrededor de un tercio no eran judíos según la ley judía, pero tenían derecho a la ciudadanía ya que estaban casados con judíos o tenían linaje judío. Entre ellos se estima que había entre 50.000 y 80.000 cristianos practicantes, en su mayoría ortodoxos. Por lo que la Iglesia ortodoxa rusa también tiene actualmente servicios en hebreo cada semana en Jerusalén.

"La Iglesia nunca soñó esa llegada", dice el padre Alexandr Winogradsky, el sacerdote que dirige los servicios y un converso del judaísmo originario de Ucrania. Su trabajo consiste en "tratar de asimilar a la Iglesia dentro de la nueva cultura israelí y de su lenguaje".

Algunos de los nuevos miembros, especialmente los jóvenes, están tan asimilados en la corriente principal de Israel que no se sienten cómodos entrando en una iglesia, nos comenta Winogradsky, por lo que tiene que ir a su encuentro, vestido con sotana y la cruz, y dar la confesión en los cafés.

La pequeña iglesia ortodoxa etíope también se ha ocupado de sus propios recién llegados: los solicitantes de asilo procedentes de Eritrea llegan a Israel en un número cada vez mayor, a través de un contrabando desde Egipto dirigido por los beduinos. En una ceremonia de bautismo en el río Jordán que se celebró a comienzos de este año, los eritreos fueron el grupo más notable.

Estos grupos dispares de cristianos comparten una característica, la cual ha pasado sin pena ni gloria para la mayoría de los israelíes.

"Esta es una población que está presente y ausente al mismo tiempo", nos dice Hana Bendcowsky del Jerusalem Center for Jewish-Christian Relation. "Aquí nadie sabe nada de sus vidas".

Labels:

EU-topía: ¿Por qué Europa no puede existir? - Jerry Bowyer - Forbes



Hay dos grandes cosas que ha llevado a cabo Europa unida durante su milenaria historia: en primer lugar el cristianismo, después la libertad. Ambas han desaparecido en gran parte, y por lo tanto, Europa se ha ido también. "No somos América o Asia", ese ya no es simplemente un grito agudo que se suelta en una reunión para unir definitivamente a gente que está mejor separada.

Los cimientos de Europa ahora son una combinación de factores: una élite gobernante, principalmente de cultura francesa, impulsada por la simple voluntad de poder; unos líderes nacionales que parecen tener más hambre de reconocimiento y aclamación de parte de la élite cultura supranacional que de los ciudadanos de sus propios países; y unos ciudadanos de esas naciones que han sido golpeados con el silencio ante su "euro-escepticismo", pero que apenas están empezando a despertar al hecho de que estaban en lo correcto durante todo este tiempo.

El "proyecto" original europeo se forjó con la obligada conversión al cristianismo católico, bajo Carlomagno, con el fin de formar un poderoso Santo Imperio Romano que pudiera resistir un califato musulmán en expansión. Carlomagno conquistó pueblos enteros y luego participó en los bautismos en masa de los vencidos. Él creó una cultura de palacio centralizada con un alto grado de respeto por el arte y el aprendizaje, pero no tanto por la libertad y la autodeterminación. Esto es muy importante de entender, ya que un millar de años más tarde, cuando el cristianismo en Europa disminuyó, gran parte de su herencia centralista continuó en forma neo-pagana y/o secular.

El fascismo fue, básicamente, una modificación paganizada de la idea de Carlomagno. De hecho, el Tercer Reich de Hitler se basaba en la idea de que el reinado de Carlomagno fue el Primer Reich (Bismarck fue el Segundo). Hitler creía que el reinado de Carlomagno se vio debilitado por el cristianismo, que veía como una religión para los débiles, además de demasiado asociada históricamente con los judíos. Por ello, afirmó explícitamente que su Reich haría regresar "espiritualmente" al pueblo alemán unos 700 años, es decir, al periodo anterior a su conversión. Un retorno a los dioses de la antigüedad teutónica, pensaba, le daría a su imperio mil años de dominación.

Mussolini ya había abierto el camino fascista, pero basándose en la antigua Roma en lugar de Alemania, y con los dioses paganos como inspiración. De hecho, las fasces (origen del término fascismo) habían sido un símbolo romano: un haz de varas, una de ellos por lo general un hacha, imposible de romper.

Ambos regímenes, por supuesto, eran tan completamente colectivistas como el símbolo del fasces daba a entender: hombres atados entre sí, unidos por el Estado en un propósito común, con el hacha amenazante para mantenerlos en línea. Ambos fueron inversiones paganas del reino de Carlomagno, cada uno tratando de construir un Sacro Imperio Romano, construido en base a la lealtad a la sangre y al suelo.

Después de que la sangre fuera derramada en abundancia y tragada por la tierra, Europa trató de recuperar su cordura. Durante la post-guerra los líderes alemanes occidentales tomaron las ideas de la economía austriaca y las aplicaron una vez más. El resultado fue la Wirtschaftschwunder, el milagro económico alemán. Ludwig Erhard estableció una moneda sólida, abolió los controles de precios, aplanó el código fiscal y la economía respondió casi de inmediato.

En algunos casos, las estanterías pasaron de estar desnudas a llenas de pan, huevos y de producir toda la noche. Este gran éxito económico condujo al nacimiento del Partido Demócrata Cristiano, que reafirmó las raíces espirituales de Europa, injertando en ellas un orden económico de libre mercado. Además, afirmó un orden de libre competencia política nacional: cada nación perseguiría sus propios fines políticos con sus propios medios políticos, pero no con el objetivo de crear un imperio, un Reich o cualquier otra forma de super-Estado.

Los líderes de esta escuela de pensamiento trataron de romper el alambre de púas existente entre las naciones, literal y legalmente. Se negoció un acuerdo en el que a todos los europeos se les garantizaba cuatro derechos fundamentales: el derecho a vender mercancías a través de las fronteras nacionales, el derecho de vender servicios a través de las fronteras, el derecho a invertir en el extranjero y el derecho a migrar libremente a través de las fronteras. Después de una larga lucha, consiguieron una codificación de esos derechos en el Tratado de Roma de 1957.

Pero no todos los miembros de la élite europea comparte esa visión de la libre competencia entre las naciones, y algunos todavía albergan los sueños de un superestado europeo. No basado en el cristianismo como Carlomagno, ni en la sangre y el suelo como el de Hitler, sino en las élites intelectuales que administrarán un estado de bienestar. Este grupo utiliza el proceso del Tratado de Roma para tratar de traicionar la intención de sus fundadores, ligada al liberalismo clásico. Este es el grupo que ganó. ¿Cómo y por qué va serán el tema de una futura columna?

Continuará...

Labels: ,

El IDF ahora parece querer formar parte del "club de fans" de Mahmud Abbas - Israel Harel - Haaretz



En un libro de memorias que saldrá a la venta la próxima semana, la ex Secretaria de Estado americana Condoleeza Rice narra como en una conversación privada en Jerusalén con el entonces primer ministro israelí Ehud Olmert, éste le presentó su oferta a los palestinos la cual afirma le hizo “tambalearse”.

Olmert sugería dividir Jerusalén en dos capitales, pero ellos preferían que siguiera unida. El alcalde sería elegido sobre la base de la proporción relativa de judíos y árabes viviendo en la ciudad. La Ciudad Vieja, añadía, debía ser administrada por un grupo de "sabios" de Jordania, Arabia Saudita, el gobierno palestino, Estados Unidos e Israel.

"¿Estoy realmente oyendo esto, me pregunté?", escribe Rice. "¿Es el primer ministro israelí el que dice que va a dividir Jerusalén y que va a poner sus lugares sagrados a cargo de un organismo internacional?". Es más, Olmert le dijo que estaría dispuesto a absorber "algunos palestinos, unos pocos, tal vez cinco mil [N.P: esa cifra sería anual, y dicha acción se repetiría durante una década]".

"Primer ministro, esto es muy notable", le respondió Rice, sorprendida de que un primer ministro israelí estuviera dispuesto a realizar tal oferta. “Yitzhak Rabin había sido asesinado por menos", piensa Rice.

Rice se dirigió al presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abbas y alabó ante él dicha oferta. Para su sorpresa, Abbas se negó y continuó negándose a pesar de varios esfuerzos de última hora promovidos por el gobierno de EEUU para lograr que estuviera de acuerdo.

Hace unos meses, la red Al Jazeera informaba que Olmert había mostrado a Abbas un mapa en el que Israel renunciaba a más de 96% de Judea y Samaria, compensando a los palestinos por el resto (menos de un 4%) con territorio dentro de la Línea Verde. Israel también convino en aceptar el regreso de algunos refugiados. Pero Abbas, como es su costumbre, se negó tal como los palestinos han hecho siempre.

Después de esa emisión, los fans israelíes de los palestinos han encontrado un millón y medio de razones para justificar que ese líder palestino tan “amante de la paz” rechazara tal oferta. Ahora, en respuesta a las revelaciones de Rice, presumiblemente volverá de nuevo a culpar a Israel.

Pero los partidarios de Abbas en Israel no se encuentran solamente dentro de la población civil. Las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) también se han unido a su "club de fans", presumiblemente como una recompensa por la prueba irrefutable aportada por Rice de su obstinada negativa a aceptar cualquier propuesta israelí.

De acuerdo con un titular aparecido en el Haaretz este lunes, el jefe del Staff del ejército israelí preconiza "una serie de gestos dirigidos a la Autoridad Palestina", incluyendo "la liberación de más prisioneros palestinos, y tal vez la transferencia de partes adicionales de Cisjordania al control palestino". Si esto es cierto, entonces las supuestamente apolíticas Fuerzas de Defensa de Israel estarían tomando posición en uno de los temas más imaginable y relevantemente ideológicos, políticos y controvertidos: estarían proponiendo la transferencia de partes de nuestra patria a los palestinos (por "seguridad" o por otros objetivos).

He aquí una pequeña lista de acciones meritorias de Abbas, es decir, la razón por la cual el ejército israelí parece echarle una mano:
- Presionar a Israel hasta llevarlo a un callejón diplomático, hecho que alcanzó su cima con su apuesta por el reconocimiento de la ONU de un Estado palestino.

- Tratar de convencer a la opinión pública internacional de que los soldados del IDF son meras tropas de asalto, y luego denominar a las plazas públicas e instituciones oficiales con los nombres de terroristas que mataron a soldados y civiles.
Debido a que también desea ser políticamente correcto, el ejército realiza "recomendaciones" sobre asuntos que son objeto de profundas controversias ideológicas, y con ello recibe un amplio apoyo por parte de los medios de comunicación. Uno sólo puede imaginar el escándalo que se desataría si el ejército recomendara anexionar territorio en lugar de transferirlo a la Autoridad Palestina.

Altos mandos del ejército, que quizás están aún más desesperados que los propios políticos en su búsqueda de un mayor afecto de parte de los medios, pueden haber captado una lluvia de elogios de parte de los “expertos" de eso mismos medios, pero por contra están perdiendo la confianza de sus oficiales y soldados, los cuales pueden ser llamados en un futuro próximo a luchar contra esos mismos terroristas que sus mandos proponen ahora liberar "como un gesto hacia Abbas".

Nuestro jefe de Staff del IDF, que no puede experimentar esa gloria particular que alcanzan los comandantes en el campo de batalla - por no decir algo menos -, nos demuestra que, además de ignorar que no se debe mezclar la política con el ámbito de las operaciones, resulta ser débil y falto de liderazgo, incluso cuando el ejército se está politizando delante de sus narices. Él, como comandante en jefe del Ejército, es el responsable de esta tendencia destructiva, tendencia que desmoraliza a las tropas e incluso podría, Dios no lo quiera, causar una ruptura en el ejército.

Labels: ,

La protesta social pasa factura a la oposición, pero no a Netanyahu - Ari Shavit - Haaretz



Dafni Leef ha destruido a Tzipi Livni. Esa no era la intención, ella no era el objetivo. Cuando una docena de jóvenes puso sus tiendas de campaña en el bulevar Rothschild a mediados de julio, ellos no pensaban en absoluto en la presidenta de Kadima. Cuando cientos de miles de jóvenes marcharon por las calles las noches de los sábados durante este verano, no agitaban pancartas que decían "Abajo Kadima". Pero la vida es divertida. Tiene su propio sentido del humor.

La protesta social propulsó a la diputada Shelly Yachimovich, y Shelly Yachimovich aplastó a Tzipi Livni. Y la dinámica Yachimovich-Livni hizo al primer ministro Benjamin Netanyahu aún más poderoso: lo dejó sin un verdadera rival que le pudiera minar y presentar una alternativa. Así, el fumador de puros, el que tenía a todos en contra de él, terminó beneficiándose de esa furia.

En vez de destruir a Netanyahu, Daphni Leef lo ha reconstruido. En lugar de derribar a los gigantes industriales como Nochi Dankner, Yitzhak Tshuva y Shari Arison, derribó a Tzipi Livni. El irónico resultado de esta revolución política veraniega se puede resumir en el golpe mortal dado a la jefatura de la oposición y la transformación del primer ministro en un líder nacional fuerte.

Livni ayudó a Leef a destruir a Livni. En los últimos cien días se cometieron tres errores importantes. El primero fue no hacer nada mientras la revolución estaba en marcha en el bulevar Rothschild, separándose de ella. Livni recordó que la persona que la introdujo en política fue Avigdor Lieberman, quien le había dado instrucciones para privatizar tanto como pudiera a la cabeza de la Government Companies Authority. Livni recordó que había privatizado y vuelto a privatizar. Y así, cuando la opinión pública se levantó en contra del espíritu de la privatización, ella se quedó fría. Como una persona honesta, Livni se mantuvo fiel a la religión privatizadora del capitalismo y se concentró en Kadima. Pero al hacerlo, también demostró que no escucha la voz del pueblo y el espíritu de los tiempos. Ella no dijo nada que valiese la pena ante la acción social más importante que ha ocurrido por aquí. Con sus propias manos, Livni se hizo irrelevante.

Su segundo error fue hacer un llamamiento a Netanyahu para que atacara a Hamas en agosto de 2011, tras el sangriento ataque terrorista cerca de Eilat. Si su llamamiento hubiera sido escuchado, Israel se habría embarcado en una Operación Plomo Fundido II. Los soldados hubieran matado y muerto en Gaza, mientras que los misiles caerían en Holon. La frágil alianza con Egipto se habría roto y las complejas relaciones con Turquía se habrían enredado aún más. Esta vez el campo de la paz entendió la gravedad de la cuestión. Ellos no aceptaron esta vez las ideas de la persona que preferieron antes que al Meretz en las elecciones de 2009. Ya habían tenido suficiente. Incluso a los izquierdistas no les gusta que les vean como a tontos. Y así, en voz muy baja, la izquierda levantó ese manto de protección que siempre saben cómo poner sobre los hombros de sus niños mimados. La líder del Kadima sigue siendo una de sus niñas mimadas, pero ya no como solía serlo. El teflón también se raya. La gran esperanza blanca ya no es tan blanca ni tan grande como una vez lo fue.

El tercer error fue Gilad Shalit. La posición de Livni sobre Shalit fue razonada y valiente. Si ella se hubiera levantado y comunicado públicamente lo que realmente pensaba, muchos la habrían apreciado y respetado por eso. Sin embargo, Livni permaneció en silencio antes del intercambio y lo atacó después. Se equivocó las dos veces. Por un lado, fue percibida como una mujer sin corazón y por el otro lado como débil de corazón. Ya no hay más cariño, más estima, más simpatía. Las encuestas dicen que está en caída libre. Tzipora Livni parece acabada.

Se sabe que Israel es la tierra de los retornos, y Livni podría estar muy bien en una primera etapa. Pero en Kadima ya no están a la espera, ahora afilan sus cuchillos. Cuando la presidenta del partido ya no disfruta de los encantos de la encuestadora Mina Tzemaj, ella a su vez también pierde el encanto que alguna vez tuvo entre los miembros de su partido. Es por eso que la demanda ha sido escuchada para adelantar las elecciones internas de Kadima, y ​​con ello aumentan las probabilidades de ganar para Shaul Mofaz.

Todo aún está abierto, pero la situación no es sencilla. Livni aún puede barajar unirse a Netanyahu en una fecha posterior y ayudar al establecimiento de un gobierno sionista de centro. También puede echar las cartas y subirse al monte, para así convertir a Kadima en una verdadera oposición. Pero si ella no ofrece rápidamente algunas formas y mensajes nuevos, se enfrentará a una amenaza de una nueva magnitud. La ventana de oportunidad que le dieron Ariel Sharon, los medios de comunicación y la diosa fortuna está a punto de cerrarse.

Labels: , ,

Thursday, October 27, 2011

Es necesario proteger a la democracia de Israel del NIF - Emmanuel Navon


Dafni Leef en plan progre cool

La protesta social en Israel murió con la apertura del año escolar. A principios de este mes, el Gobierno de Israel aprobó las recomendaciones del Comité Trachtenberg, que incluyen medidas de amplio alcance destinadas a aliviar la carga de la clase media y lograr así que la vida en Israel sea más asequible. Sin embargo, sería erróneo creer que el descontento social está detrás de nosotros. De hecho, los líderes autoproclamados de la protesta de las tiendas del verano pasado han anunciado que renovarán su lucha tras este periodo de importantes festividades.

Para empezar, ellos rechazan en su totalidad las recomendaciones del Comité Trachtenberg. Dafni Leef, que surgió como uno de los líderes emblemáticos del movimiento, ha declarado que habrá una huelga general popular el 1 de noviembre para así colapsar la actividad económica de Israel y derrocar al gobierno. Dos días antes de la huelga general, una manifestación masiva que se supone que tendrá lugar en todo el país, servirá de "última advertencia" al Primer Ministro para que satisfaga las demandas de los manifestantes. Eldad Yaniv, del movimiento "Izquierda Nacional", advirtió en octubre al Haaretz que la lucha continuará "hasta que los 120 holgazanes [diputados] se vayan a casa".

Los líderes de la protesta social hablan y se comportan como si Israel no fuera una democracia, y como si el gobierno de Israel no hubiera sido elegido por una amplia mayoría. Ellos afirman que la mayoría de los israelíes apoyan sus demandas. Ellos pueden demostrarlo en las próximas elecciones. Para bien o para mal, la democracia otorga el poder al pueblo. En la democracia representativa, la mayoría asume el gobierno por un período determinado de tiempo. Al tratar de imponer sus exigencias a un gobierno electo, los representantes no electos de esta protesta social están rompiendo las reglas de la democracia.

Los israelíes se quejan con razón del coste de la vida, pero en las anteriores elecciones no eligieron a un partido o gobierno cuya plataforma favoreciera un gasto elevado y así convertir a Israel en una especie de Grecia. Sin embargo, esto es precisamente lo que los líderes no electos de la protesta social quieren imponer a nuestro gobierno electo. Tienen un montón de tiempo (alrededor de un año y medio) para convencer a los israelíes para que les voten a ellos y a su plataforma económica en las próximas elecciones. Mientras tanto, la elección de los votantes israelíes, como se expresó en las pasadas elecciones, debe ser respetada.

Pero no sólo son los autoproclamados líderes de la protesta social los que rompen una de las reglas básicas de la democracia representativa, Muchos de ellos son financiados por organizaciones (como por ejemplo, el New Israel Fund), cuyos programas promueven políticas y valores que son rechazados por la mayoría de la sociedad israelí. El New Israel Fund (NIF) engaña a sus donantes al presentarse como una organización inclinada a promover los derechos de las minorías y ayudar a los pobres, ya que su verdadera agenda consiste en convertir a Israel en un país y una sociedad multiétnica (en lugar de un Estado judío y democrático).

El NIF apoya y financia a organizaciones israelíes que solicitan constantemente al Tribunal Superior de Justicia que derogue las leyes que preservan y definen a Israel como un Estado judío y democrático. En ese Tribunal, el Gobierno está representado por la Fiscalía del Estado, cuyo staff en los últimos años está formado por ex becarios del NIF que defienden más a los peticionarios que al Gobierno.

La táctica subversiva del NIF consiste en una progresiva imposición de sus ideales al resto de los israelíes, a pesar de que ellos los rechazan en las urnas. Por lo tanto, no debería resultar ninguna sorpresa que George Soros sea un importante donante del NIF, o que Stanley Greenberg, cuya firma ha trabajado para George Soros en la "Open Society Institute", fuera el consultor y asesor de Ehud Barak en 1999 sobre cómo derrocar a Netanyahu y que ahora esté asesorando a Eldad Yaniv con el mismo propósito. No debería ser ninguna sorpresa que Daniel Abraham, que ayudó a George Soros a levantar "J-Street", diera dinero para financiar las "protestas de las tiendas" del verano pasado. Y no debería ser una sorpresa que Daphni Leef trabaje para el NIF.

La Promoción de ideas y políticas que proporcionen una alternativa a las del Gobierno es un derecho fundamental (e incluso un deber) de la democracia, y este derecho fundamental, obviamente, se aplica a Daphni Leef y al NIF. Pero hay una diferencia entre la promoción de una agenda política en una sociedad abierta y tratar de imponer dicha agenda en contra de la voluntad de la mayoría a través de una financiación extranjera, organizando huelgas y payasadas legalistas.


Por el bien de la democracia israelí hay que facilitar que Daphni Leef pueda expresar y promover sus ideas libremente, pero debe evitarse que sus patrocinadores financieros traten de imponer sus políticas e ideas a la sociedad israelí, más aun cuando son rechazadas por la mayoría.

Labels: , ,

Wednesday, October 26, 2011

La Palestina de Wafa al-Biss – Petra Marquardt-Bigman



En junio de 2005, cuando Wafa al-Biss captó los titulares por primera vez, los optimistas tenían la fervorosa esperanza de que la retirada inminente de Israel de la Franja de Gaza no sólo promovería la paz, sino que además los palestinos aprovecharían esa oportunidad para convertir ese territorio que se les propircionaba en el Singapur del Mediterráneo.

Si quieren entender por qué los optimistas se equivocaron entonces, y por qué van a seguir haciéndolo en un futuro previsible, la historia de Wafa al-Biss es muy instructiva. La joven de la Franja de Gaza fue reclutada para la Brigada de los Mártires de Al-Aqsa de Fatah para inmolarse en un hospital israelí, ese mismo hospital donde estaba siendo tratada de unas graves quemaduras ocasionadas por un accidente casero. Pero ese diabólico plan fracasó porque Biss despertó sospechas cuando estaba a punto de cruzar hacia Israel para acudir a su cita con el médico, y aunque ella trató de hacer explotar los explosivos que llevaba cuando fue detenida, su detonador falló.

Después de su arresto, al-Biss presentó dos caras muy diferentes: a veces era una llorosa y confundida joven con la esperanza de provocar misericordia, mientras que en otras ocasiones declaraba que su sueño era ser una "mártir" y matar judíos. Cuando la periodista estadounidense Judith Miller la entrevistó en la cárcel, dos años después de su fallido ataque terrorista, Miller también se preguntó: "¿Quién es la verdadera Wafa al-Biss: la atacante orgullosa y patriota que se jacta de su deseo de masacrar judíos, inclusive bebés, en el hospital que le había salvado la vida, o bien la víctima llorosa reclutada para una sofisticada operación de martirio que no había logrado quitarse la vida, y la de sus objetivos, al fallar un detonador defectuoso?"

Miller señaló que al-Biss nació "en un ambiente misero en el campo de refugiados de Jabalya, en Gaza, en una familia con 12 hijos". Durante la entrevista, al-Biss describió a su padre como un hombre "primitivo" que rara vez permitió que su hija saliera de casa excepto para ir a la escuela o a la mezquita. Al-Biss también afirmó que "su padre y sus hermanos solían golpearla, y que estaba tan desesperada que años antes ya quiso suicidarse, antes incluso de que su accidente casero la desfigurara”.

Al-Biss también hizo un relato escalofriante de las cínicas tácticas utilizadas por su mentor terrorista, el cual le recordaba que a causa de su desfiguración causada por su accidente nadie se casaría con ella, y que por lo tanto no tenía futuro. De hecho, su novio había roto su compromiso, y de acuerdo con la información que al-Biss reveló cuando fue interrogada por las fuerzas de seguridad israelíes, incluso sus padres finalmente la animaron al "martirio". Su video clip de “despedida" fue grabado en su propia casa con el consentimiento de sus padres, y cuando llegó el momento de ponerse las prendas cargadas de explosivos y que pesaban 10 kg, su propia madre la ayudó a vestirse y le fijó una cremallera rota.

Unos seis años después de su intento fallido de atentado suicida, al-Biss es ahora uno de los más de 1.000 presos palestinos que fueron canjeados por el soldado secuestrado Gilad Shalit. Ella ha regresado a la casa de sus padres, esos que esperaban que su hija "mártir" se matara mediante la detonación de los explosivos que portaba, además de los pacientes y el personal del hospital israelí donde estaba siendo tratada.

A su regreso a casa, fue visitada por un gran grupo de niños, y según los informes de prensa, ella les dijo: "Espero que podáis recorrer el mismo camino que nosotros hemos tomado, y si Dios quiere, veremos a algunos de vosotros como mártires". Los niños la respondieron con aplausos y con el ondear de banderas palestinas mientras cantaban: "Vamos a dar nuestra alma y nuestra sangre para redimir a los prisioneros. Vamos a dar nuestras almas y sangre por ti, Palestina".

Esta es la Palestina de Wafa al-Biss: la del culto a la muerte, donde a una joven mujer desesperada se la dice que su vida sólo tendrá sentido si la pone fin en un atentado terrorista suicida, algo que ella trataba de inculcar a un grupo de niños enviados de visita - unos niños ya sabían cómo responder convenientemente a ese mensaje que reivindicaba un sangriento y violento "martirio" como uno de los más nobles objetivos al que se podría optar -.

Wafa al-Biss está viva porque fue salvada gracias al tratamiento médico que se le dispensó en Israel, sin embargo, ella es una heroína palestina y un modelo a seguir porque estaba dispuesta a acabar con su joven vida en ese mismo lugar donde se la trataba, y así matar a cualquiera que estuviera por allí.

La Palestina de Wafa al-Biss quizás no es aceptada con entusiasmo por todos los palestinos, no obstante, es oficialmente aprobada por todas las facciones palestinas y el culto a la muerte que desprende está por todas partes: en los carteles omnipresentes que glorifican el éxito de los "mártires" que se quitaron la vida para matar judíos; en las plazas públicas, las instalaciones y las calles que llevan nombres de "mártires" y terroristas; en el "ethos" de los funcionarios palestinos que se enorgullecen de los pagos regulares a los terroristas y a sus familias; y en los medios oficiales que proporcionan programas regulares donde se glorifica el terrorismo.

Se trata de esa Palestina de Wafa al-Biss cuya solicitud de estatalidad está siendo considerada actualmente por los miembros de la ONU, y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) no ha sido tímida en esto, como es ampliamente ilustrativo el hecho de que la ANP eligiera a la madre de cuatro convictos terroristas y asesinos para ir a la cabeza de una delegación que llevó la solicitud de un estado palestino a las oficinas de la ONU en Ramallah. El mensaje es claro: los palestinos quieren que la comunidad internacional apoye un estado donde los terroristas que atacan a los civiles israelíes son festejados como héroes nacionales, y quieren ese estado con el fin de proseguir sus esfuerzos coronados por el éxito para que la comunidad internacional de validez a la opinión de que un palestino muerto en una operación defensiva o preventiva israelí es un crimen de guerra, mientras que un israelí asesinado por un terrorista palestino es consecuencia de una "resistencia legítima", algo que el gobierno palestino ha convertido en el núcleo de la identidad nacional palestina.

Todos los críticos foráneos que están advirtiendo a Israel que está alentando al terrorismo al liberar a más de un millar de presos palestinos por Guilad Shalit, harían bien en considerar el efecto de esa doble moral, tan ampliamente aceptada cuando se trata del único Estado judío del mundo.

Sin menoscabo de la responsabilidad palestina por su glorificación del terrorismo, resulta más que evidente que, debido a ese doble rasero internacional tan de moda, los palestinos se han enfrentado a muy pocas críticas por dicha glorificación, por no hablar de sus graves consecuencias en el desarrollo de un ethos nacional despreciable que se refleja en el hecho de que Wafa al-Biss, y tantos otros como ella, son aún más fanáticos al verse celebrados abiertamente como héroes palestinos y modelos a seguir.

Labels: , ,

La 'sharia' llega al corazón de Europa: "Usted está en zona controlada por la ley islámica"



Los musulmanes que viven en Europa, cada día más numerosos, están más organizados y se muestran cada vez más activos para conseguir instaurar las costumbres islámicas y hasta su propia ley, la sharia, no sólo a sus fieles sino a toda la sociedad que les acoge.

En los últimos meses se están reproduciendo casos por toda Europa. El último se ha producido en Dinamarca, donde grupos musulmanes han declarado varios barrios de Copenhague y de otros puntos del país bajo la vigilancia de la ley islámica. "Está entrando en zona controlada por la sharia", rezan los carteles que aparecen en las entradas de estos vecindarios. Debido a la numerosa inmigración de origen musulmán, el islam es ya la segunda religión del país donde en torno al 4% es seguidor de Mahoma.

Concretamente, el grupo islamista danés Kaldet til Islam (Llamada al islam) ha declarado de manera unilateral el suburbio de Tingberg y el distrito de Norrebo de la capital danesa como zonas sujetas a la ley islámica, así como otras zonas del país. Así lo recoge el diario danés Jyllands-Posten.

¿Cómo pretenden instaurar sus leyes paralelas? Este grupo islamista afirma que enviará durante las 24 horas a una "policía moral" que tendrá como cometido hacer cumplir la sharia. Estas patrullas se enfrentarán a quien sea sorprendido consumiendo alcohol, apostando, yendo a discotecas, o cualquier actividad que, en su opinión, sea contraria al islam.

Estas maniobras de estos crecientes grupos musulmanes radicales han creado un gran revuelo en el país y hasta el ministro de Integración, Karen Haekkerup, se ha visto obligados a intervenir. "Considero que esto es muy grave. Cualquier cosa que intente socavar nuestra democracia, tenemos que acabar con ello consecuentemente", afirmó.

Igualmente, estos islamistas no están dispuestos a dar su brazo a torcer y han publicado un comunicado tras la polémica generada. Su firmeza para llevar a término la sharia es total.

"¿Cómo podemos pretender ser los seguidores de la Sunna y la mejor defensa de la Deen (doctrina islámica), cuando preferimos vivir entre los infieles (en su derecho), imitarlos y no nos diferenciamos de su campo de incrédulos (kufr)? ¿Cómo podemos decir que ama a Alá y Su Mensajero (SAW), cuando nos da vergüenza llamar a la 'sharia'? ¿Cómo podemos ser indiferentes a la creación de Alá (SWT) se pronuncie sobre la Tierra, que es un deber para todo musulmán?"

Igualmente, el objetivo a largo plazo es claro. "Trabajar para establecer el Califato es una de las mayores tareas en el día", agrega el comunicado, que además incide en que este califato se logrará trabajando en conjunto "para lograr el compromiso".

No es un caso aislado

Los intentos de los grupos musulmanes de establecer la ley islámica en el corazón de Occidente no son casos aislados. En Londres, capital de Reino Unido, también se ha generado en los últimos meses una gran polémica después de que plataformas islamistas similares a las danesas, como 'Islam4UK' (Islam para el Reino Unido) hayan realizado campañas similares en Londres. Allí llenaron de cárteles que advertían que "usted está entrando a una zona controlada por la sharia, aquí la ley islámica debe ser observada". De este modo dejaban claro que no se puede beber alcohol, la pornografía, la prostitución así como la prohibición de los conciertos.

En esta zona de influencia, el este de Londres, crecieron los ataques a personas que no obedecían las leyes islámicas. El líder de esta campaña, Anjem Choudary aseguraba que con estas iniciativas pretendían "poner las semillas para un emirato islámico a largo plazo".

Además, lanzaba un mensaje a navegantes. "Ahora tenemos cientos, quizá hasta miles de personas en todo el país dispuestos a salir a patrullar las calles para nosotros", sentenciaba. También añadía que "nosotros iremos a todas estas áreas e implementaremos nuestras propias zonas, controladas por la Sharia".

Otro ejemplo es lo ocurrido en Suiza, donde grupos musulmanes exigieron que se eliminara la cruz de la bandera del país, puesto que eso era un ataque al multiculturalismo.

El caso español

En España aún no se ha llegado a la situación extrema que impera en Londres o Copenhague, aunque empiezan a conocerse ejemplos similares. Es lo que ocurre en Cataluña, la región española con mayor inmigración musulmana.

El polémico imán de Lérida llegó a crear una policía islámica en la ciudad e incluso anunció que pretendía extender la presencia de sus agentes morales a otras ciudades de la zona.

Artículo de Javier Lozano en LD

Labels: ,

Sunday, October 23, 2011

Adam (אדם - אדמה - אדום - דם / Rojo - Tierra - Adam - Sangre) - Michel D'anastasio



Retomado de la Revista OZ (por cierto, y disculpen de antemano si creen que me entrometo, pero utilizar a ciertos dibujantes, como el de la noticia sobre Gaddafi, resulta absolutamente impresentable y no se entiende muy bien cómo una revista judía echa mano de ellos. Revisen su obra claramente antisemita. Por si lo desconocen, fue uno de los ganadores del concurso de dibujantes organizado en Teheran para mofarse de la Shoah)

Labels: ,

El New York Times e Israel - David Harris - Huff Post


Atentado en la pizzería Sbarros, planeado por alguno de los liberados

He estado leyendo el NYTimes casi diariamente desde que tenía diez años de edad. Eso es más de medio siglo hasta ahora.

En ese camino, me han informado, inspirado, y enfurecido de vez en cuando.

Esta semana, no había motivo más que para el enfado.

En primer lugar, el lunes apareció contenendi cuatro fotografías que aparecieron en la primera página de la sección de Internacional.

La mayor de los cuatro, de 6 x 9 pulgadas, estaba en la parte superior de la página y de inmediato llamaba la atención del lector. Era una imagen conmovedora de una niña apoyada sobre una pared en gran parte vacía y mirando hacia arriba, y el texto que la acompañaba explicaba que miraba una pequeña fotografía de su abuelo.

Walid Aqel, de 48 años, estaba entre los prisioneros palestinos liberados a cambio de Gilad Shalit, el soldado israelí secuestrado por Hamas en 2006 y mantenido incomunicado hasta su liberación esta semana
.
El artículo no menciona en ese texto o en cualquier otro lugar que Aqel fue el fundador del ala militar de Hamas, y que había mucha sangre israelí en sus manos, por lo que fue condenado por Israel a cadena perpetua.

En cambio, la impresión general que se transmitía era que Aqel, ante todo, era un abuelo más, y su adorable nieta estaba suspirando por su regreso de manos de su captores israelíes.

Entonces, justo debajo de la foto aparecía el enlace a otro texto: "Documentos: los nombres de los 477 miembros de Hamas que Israel entregará (a cambio de Shalit)".

Y debajo de este enlace, tres fotos pequeñas, cada una de 2 x 3 pulgadas, imágenes que transmitían los estragos humanos que causaron en Israel algunos de esos palestinos que iban a ser liberados en la operación.

Debido a su diminuto tamaño, esas fotos no atraían la atención con facilidad, a pesar de que deberían haber sido el corazón de la historia. Después de todo, transmitían la naturaleza de esos terroristas que iban a ser liberados, dando a entender a sus lectores cuan desgarradora había sido la decisión de liberarlos para Israel.

Sin embargo, esas fotos se sumergían en el texto general, mientras que la única foto que dominaba el artículo, la de la nieta del terrorista, se situaba en la parte superior.

Luego vino el editorial del Times del miércoles, "La liberación de Gilad Shalit".

Fue, francamente, entre los que más me han enfurecido de los que he leído.

El día después de que Shalit fue liberado y regresó a Israel, con 477 prisioneros palestinos enviados a Gaza, Cisjordania y otros lugares, y un segundo grupo que sería liberado pronto, el diario elegió, una vez mas, dirigir sus ataques contra el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Netanyahu ha sido el chivo expiatorio favorito de los editorialistas del NYT desde que asumió el cargo en el 2009.

Ellos dan poco crédito a lo que ha hecho para avanzar en las perspectivas de paz y el desarrollo de Palestina - la congelación de los asentamientos durante diez meses, el levantamiento de los bloqueos y puestos de control en Cisjordania, su apoyo tantas veces expresado a una solución de dos estados, y las ayudas para que la economía palestina progresara. Y desde luego no escatiman críticas a sus supuestas fechorías.

Pero este editorial era la tarta del postre.

En el segundo de los ocho párrafos, y apenas 24 horas después del drama que acababa de tener lugar con la liberación de Shalit, el editorial ya sugería sombríamente lo que parecía ser un plan realmente maquiavélico para debilitar aún más las posibilidades de paz, y la culpa, como era previsible, se depositaba en la puerta de Netanyahu.

Por supuesto, el editorial podría haber tomado otras direcciones.

Por ejemplo, podría haberse detenido a examinar la extraordinaria importancia que Israel concede a la vida humana, en este caso la vida de un soldado. Podría haberse centrado en la naturaleza de la democracia israelí, donde los padres de Gilad Shalit nunca pararon de movilizarse en nombre de su hijo, y crearon un movimiento nacional para liberarlo independientemente de su coste. Podría haber recordado al mundo el contraste existente entre el cautiverio de Shalit - más de cinco años sin una sola visita del Comité Internacional de la Cruz Roja, y mucho menos de su familia - y el de los prisioneros palestinos, ninguno de los cuales seguramente habría deseado cambiar sus dietas, su acceso al mundo exterior y, de hecho, a la luz solar, o sus oportunidades de educación, por lo que Shalit había soportado.

Y también podría haber contrastado el estado de ánimo tras el canje. Israel acogió con satisfacción la vuelta a casa de su hijo, mientras se participaba en un debate aleccionador sobre el significado de todo esto y sobre sus futuras consecuencias.

Mientras tanto, en Cisjordania y Gaza, no hubo expresiones de remordimiento por la sangre derramada de israelíes a manos de los terroristas liberados, en pizzerías, linchamientos, discotecas, y el Seder de la Pascua. Por el contrario, hubo llamadas frenéticas a más secuestros, mientras que el presidente palestino Mahmoud Abbas, no queriendo ser menos que Hamas, elogió a los recién llegados: "Ustedes son luchadores por la libertad y guerreros santos por amor de Dios y de la patria".

Como de costumbre, Abbas obtuvo la simpatía de los editoriales y se le eximió de sus palabras. En última instancia, no parece ser responsable de nada.

¿Alabar a los terroristas? ¿Un encendido discurso en la ONU el mes pasado donde negó la relación ancestral del pueblo judío con esta tierra, mientras que citaba expresamente la relación de musulmanes y cristianos? ¿Evitar las conversaciones bilaterales? ¿Establecer condiciones previas para las negociaciones, mientras se niega el derecho de Israel a hacer lo mismo? ¿Un acuerdo de reconciliación con Hamas? ¿Los portavoces de la Autoridad Palestina que aún continúan llamando a la eventual destrucción de Israel y a una Cisjordania Judenrein?

Todo esto les parece muy poco relevante a los editorialistas del NYTimes, ya que, nos dicen, es culpa de Netanyahu de todos modos.

Luego hubo una última razón para un mayor enfado.

Con la caída de Muammar Al-Gaddafi este jueves, me recordaron una vez más cuán sorprendido estaba el 21 de enero de 2009 cuando abriendo la edición diaria del NYTimes me encontré con un artículo de opinión de ese mismo líder libio titulado "La Solución de un único Estado". Sorpresa a sorpresa, llamaba a poner fin a Israel y, echando mano de un tópico al que él aportó tantos y tan grandes esfuerzos, preconizaba la creación de una gran y feliz familia en lugar de Israel.

Teniendo una ligera idea de lo difícil que resulta conseguir publicar un artículo en el NYTimes, no podía entender por qué ese diario proporcionaba a este extravagente tirano la posibilidad de publicar sus irrelevantes y absurdas visiones como algo relevante.

!Todo lo que puedo decir es que hubo tiempos mejores! [N.P.: juego de palabras con "times" y "Times", es decir, hubo NYTimes mejores],

Labels: , ,

Postales de Safed (1870 - 1920-40's)


Safed, Galilea, obra de Felix Bonfils, 1870's


Safed, alta Galilea


Visión general de Safed


Barrio de Safed


Panorámica de Safed


Safed, Galilea, Benor-Kalter


Safed by Zvi Chochlovkin


Tzfat, Galilea


Zefat, norte de Israel, alrededor de 1900 (coloreada)

Labels:

La intoxicación informativa en dos artículos y una carta al Director en el Global



El 17 de Octubre pasado, Adolfo García Ortega, uno de los pocos intelectuales españoles que manifiesta públicamente cierta empatía por Israel, publicó un artículo muy interesante en el Global(*1) - en buena medida por su carácter excepcional y muy poco habitual-.

Se titulaba "Verdades y mentiras sobre Israel", y, además de criticar a ambas partes en el conflicto palestino-israelí, trataba de reivindicar la perspeciva y visión israelí de dicho conflicto, más que nada porque era ampliamente silenciada, mientras que la "narrativa" palestina es ampliamente asumida y jaleada en los diversos medios de comunicación.

Retomo a continuación ciertas partes de su artículo:
"Algunos medios se empeñan en llamar aislamiento de Israel a lo que también es un acoso ideológico de arcano aroma tercermundista. En llamar antisionismo (como si el sionismo siguiera existiendo hoy en día y no fuese una corriente nacionalista, tan legítima como la italiana o la catalana, que dio forma a una variante innovadora del socialismo, por ejemplo) a lo que rezuma “antisemitismo orgánico”. Y en situar a Israel en el centro de la injusticia frente a los palestinos como si los palestinos no tuvieran nada que ver con su propia historia ni en cómo han llevado a su pueblo a un callejón sin salida".

"Ningún país occidental y democrático, si se viera en las mismas circunstancias que Israel, querría ni creería que su conflicto con los palestinos se resolviese yendo a la ONU. Es un marco pueril, sobre todo si no se va a conseguir el éxito previamente pactado. Pero el astuto Abbas sabía que si no lograba ese éxito, al menos sacaría de rédito el enfrentamiento de Israel contra muchos países y contra determinada opinión pública, porque su tradicional victimismo ha llegado a cotas de una gran teatralidad. Detrás de la propuesta de Abbas hay una vuelta de tuerca en el uso del mejor arma palestina: la imagen hecha y el prejuicio inalterable de muchos ciudadanos y países occidentales, especialmente europeos. (...) Pero hace muchos años, desde el siniestro personaje que fue Arafat, que los palestinos solo invierten en imagen
".

(...)

"Todos [se refiere a las partes del conflicto] son unos consumados actores expertos en la mentira. Pero, ojo, los israelíes no son corderitos, ni mucho menos, y aplican la mentira con arrogancia; al fin y al cabo, en la política la mentira forma parte de la verdad, como dijo Talley-rand. Pero digamos que los israelíes mienten más sinceramente. La lastimera mentira palestina es jaleada, amplificada, maquillada y dirigida por determinados medios, intelectuales y activistas europeos (especialmente españoles), logrando un rotundo éxito de imagen distorsionada".
Pero he aquí un párrafo que me parece el más interesante, por crítico e inhabitual:
"Me llama la atención cómo en España ese activismo mediático llega a extremos de intoxicación informativa, incluso parece que es una consigna cíclica: periódicamente, con o sin noticia, se publica algún artículo contra Israel. Y siempre, invariablemente, sobre estas premisas: 1) demonización de Israel confundiendo al Estado con su Gobierno, y al Gobierno con su pueblo; 2) normalización acrítica y maniquea del victimismo palestino; y 3) oscurecimiento de aspectos inquietantes de la realidad política palestina..."
Pues bien, dando la impresión de que se contestaba explícitamente a este último párrafo, el Global tuvo a bien publicar el enésimo artículo-panfleto de Pappe ("Funeral por Palestina") que afirmaba que Israel era un Estado de apartheid, una auténtica "novedad" como comprenderán dentro de la narrativa pro-palestina actual, ya decididamente judeófoba (curiosamente, se felicitaba en él de una acción de boicot en vivo a la actuación de la Orquesta Nacional de Israel en Londres, sobre todo por hallarse entre los boicoteadores algunos judíos antiosionistas, pero ignorando la dura reacción popular que recibió su acción en vivo, y las críticas posteriores a dicha acción).

Hoy, en la sección de las Cartas al Director, aparece una carta con el título de "Respuesta a Pappe" que representa otra rarísima manifestación de crítica y hartazgo ante eso tan perfectamente definido como "activismo mediático que llega a extremos de intoxicación informativa, y que incluso parece que es una consigna cíclica".

La carta es de Masha Gabriel, directora de la Revista de Medio Oriente, y dice lo siguiente:
"Funeral en Palestina", el artículo de Illan Pappe publicado el 21 de octubre, reincide en acusar a Israel de ser un Estado de apartheid. Recordemos que la legislación del apartheid sudafricano entre otras cosas, prohibía votar a los negros, prohibía los matrimonios mixtos, el acceso a la Universidad para los no blancos, etcétera.

En Israel, más allá de que como en toda sociedad existan ciertas dificultades, el 20% de la población árabe goza de los mismos derechos que sus conciudadanos. Votan en las elecciones, tienen representación política, su idioma es lengua oficial y se casan con quien quieren. Fue George Karra, un juez árabe, quien mandó al expresidente Katzav a la cárcel, algo inimaginable en la Sudáfrica del apartheid.

La acusación de Pappe, por lo disparatada, lejos de deslegitimar a Israel, es un insulto al verdadero drama vivido por la población negra sudafricana hasta los años noventa.
Ahora bien, me pregunto yo, "¿Dos golondrinas hacen verano?"


(*1) - Algunas de las web que amablemente se interesan y retoman mis post, suelen respetar sin más el nombre de Global, creo yo, más por fidelidad al post que por desconocer el verdadero diario que responde a dicho término - el diario El País -.

Todo ello proviene de que este diario supuestamente de "referencia" en el ámbito de la prensa en castellano o español, está encantado de haberse conocido y la humildad y la autocrítica no figuran en su libro de estilo. Es por eso que se define a si mismo como periódico "global" en castellano, y de ahí que me guste utlizar su propia y grandilocuente definición. Lo comento por si no desean equivocar a los interesados en acudir a la fuente original.

Labels: , , ,

Saturday, October 22, 2011

(Muy bueno) Buscando el alma de los medios de comunicación israelíes - Dror Eydar - Israel Hayom


1.- Vale la pena volver a la lectura semanal de la Torah del profeta Isaías (42:7), esa que el primer ministro Benjamin Netanyahu citó en su discurso de conmemoración de la liberación de Gilad Shalit: "Para sacar a los prisioneros de la cárcel, y a esos otros que están sentados en la oscuridad fuera de su hogar-prisión". También es importante citar el comienzo de esa cita: "Para abrir los ojos de los ciegos". Al mismo tiempo que disfrutamos de una profunda y verdadera felicidad después de la liberación de Gilad, es necesario mirar hacia ese acuerdo con los ojos bien abiertos, y esto es importante para así quitar el velo de la ilusión de los ojos de la opinión pública, un ilusión que se había alimentado en los últimos años gracias a la irresponsable campaña mediática en torno a este acuerdo. Una campaña que culminó con su deseado final.

2.- Y cuando empezaron a hablar sobre el precio del acuerdo, la presentadora, que desde hace años ha firmado cada una de sus emisiones con la estridente voz de una recitadora de lamentaciones, bajaba en ese momento su tono de voz al nivel adecuado para comunicarlos el dolor correspondiente al número de días que Gilad ha pasado en cautiverio. Esto después de haber entrevistado a otro partidario de la facción política favorable a "un acuerdo a cualquier precio". Y luego, esa expresión que se ha convertido en un lugar cómodo y común para los portavoces de Hamas. Y poco después, nuevamente, la presentadora azotando a Netanyahu por su "incapacidad a la hora de actuar", sin dar tiempo a que se expongan opiniones contrarias a las allí formuladas, aunque sólo sea para crear la apariencia de un debate público. Pero de repente, los grilletes que se impusieron en el debate público se levantaron, y, por vez primera, hemos escuchado un debate racional y equilibrado acerca de las importantes consecuencias que conllevaba el intercambio de prisioneros para la sociedad y el país. "De repente", los medios de comunicación comenzaron a realizar su trabajo. "De repente", cuando la propia noticia del acuerdo sobre el intercambio de prisioneros fue anunciada. Sólo después de que los detalles del acuerdo fueron revelados, se permitió crear la impresión de un debate público.

Por otra parte, los medios de comunicación ni siquiera tenían otra opción, ya que la lista de los presos a ser liberados había sido publicada y su contenido llenaba de angustia a las familias de las víctimas del terrorismo, llevando incluso a algunas de ellas a solicitar al Tribunal Supremo que se mostrara contrario a la liberación de terroristas. De repente, los anteriores "prisioneros de seguridad" se convirtieron en "terroristas" para los medios. La historia de Gilad Shalit es un largo Yom Kipur para la gran mayoría de los medios de comunicación israelíes. La manada de locutores, redactores, presentadores y editores, todos esos que "no reciben instrucciones de nadie", de pronto, maravilla entre las maravillas, y una y otra vez, se revelaron como una especie de oligopolio que trataba de imponer su veto a cualquier opinión que encontraran desfavorable. Estos medios de comunicación carecen de un sentido de la responsabilidad nacional, algo que se destapó una vez más con su total adopción de la campaña promovida por una de las partes ante la liberación de Shalit, una visión partidista y unilateral como lo pudimos observar la semana pasada.

Hamas lo vio y se frotó las manos con regocijo. Hamas sabe que ante el secuestro de otro israelí, Dios no lo quiera, se puede confiar en los medios de comunicación israelíes para lavar el cerebro a la población israelí con un torrente de emociones, reprimiéndose a la vez cualquier discusión pública seria, y presionando al gobierno israelí hasta que el equilibrio de la disuasión de Israel se haya derrumbado. Teniendo en cuenta este contexto, el acuerdo que mantuvieron los medios de comunicación la semana pasada a la hora de respetar la privacidad de la familia Shalit es solamente una broma pesada. ¿Acaso no es posible confiar en unos medios de comunicación que se comporten de manera "tan responsable y madura"? Y así, sin un código de ética de por medio o un acuerdo, somos testigos de esta "repentina parálisis" de estos medios dedicados diariamente a drogar la conciencia pública.

3.- El filósofo judío Walter Benjamin escribió en 1930 acerca de los esfuerzos de los fascistas por estetizar la política, y ello con el fin de cegar los ojos de las masas ante los horrores de la guerra. Benjamin no podía imaginar que esfuerzos similares se dieran entre las fuerzas políticas situadas en el lado opuesto del mapa político, utilizando la misma técnica fascista pero en la dirección opuesta: la estetización de la operación de intercambio de prisioneros por Shalit y su canalización hacia una dirección emocional, hacia una pornografía de la emoción, diseñada para cegar los ojos de la opinión pública para que ésta no examine su precio y sus implicaciones para el futuro de los ciudadanos. Sabemos de esa irresponsabilidad de los medios de comunicación, incluso desde los días de la euforia de los Acuerdos de Oslo, cuando todo el que criticaba dicho Acuerdo por ser un bello envoltorio salpicado de errores colosales, era crucificado en la cruz como el más humilde de los belicistas. Este fue también el caso con la expulsión de Gush Katif. La mayoría de los medios de comunicación israelíes jugaron y presentaron, en esos momentos críticos, una visión casi unilateral. Por cierto, Walter Benjamin dijo que el recurso a la estetización de la política es la politización del arte. Hoy podemos añadir: la politización de los medios de comunicación.

4.- "Alrededor de esa noble familia y de su hijo se montó un baile de vampiros sin precedentes. El juicio reflexivo fue reemplazado por la crisis emocional. La discusión universal fue sustituida por la entrevista personal, privada y emocional". Estoy de acuerdo con estas palabras de Ari Shavit [en el Ha'aretz], en un artículo realista y sobrio. Sin embargo, su crítica revela el error que él, y los de su círculo, acostumbran a cometer: la palabra más importante que falta en su crítica es "nacional", "el discurso nacional fue sustituido por el discurso personal". Por otro lado, el discurso universal no estaba necesariamente ausente, de hecho estaba presente con toda su fuerza con la intensificación de los derechos de uno sobre los derechos de la mayoría. Pero hablar de nacionalismo en el periódico de Shavit es como hablar de pornografía en un periódico ultra-ortodoxo.

5.- Un pensamiento sobre el tratamiento de Netanyahu como una especie de prueba de fuego para la opinión pública. La corona colocada sobre la cabeza de Netanyahu - por aquellos que hasta hace muy poco querían embadurnarlo de alquitrán y plumas en la plaza de la ciudad - es una ilusión efímera, un espejismo que se disipará una semana después de la liberación de Shalit. Entonces, los medios de comunicación volverán a confundir nuestras mentes acerca de las otras "medidas audaces" que deben llevarse a cabo y sobre nuestra "parálisis diplomática", y esa otra conocida expresión de la escuela favorable a las aventuras, "el colapso". Netanyahu sabe perfectamente que muchos de los que ahora le están alabando no han cambiado sus puntos de vista - siguen siendo adversarios políticos bajo el disfraz de periodistas partidarios de una agenda política en ruinas -, y que volverán a criticarlo inmediatamente, al día siguiente. Y también conoce la patología de su obsesión: un odio enfermizo por Netanyahu como representante de ese "otro Israel", de esa élite alternativa que está sustituyendo gradualmente a la decadente élite anterior, la cual ha degenerado.

6.- La próxima campaña de los medios de comunicación ya ha comenzado esta semana: se trata de humanizar a Hamas. Una campaña que dice: "Miren, llevamos a cabo negociaciones con ellos, y es posible confiar en sus promesas". De hecho, podemos confiar en sus promesas, como la promesa de secuestrar a más israelíes. A estas voces que preconizan la relajación y el abandono debemos replicar mostrando la carta fundacional de Hamas, una carta abierta a todos, traducida en su totalidad en Internet. La carta fue creada en 1988 por Ahmed Yassin. Este es el más importante documento ideológico de Hamas, y sus líderes destacan su apego total a ella como plataforma política actual. "La Jihad es el sendero de Hamas y morir por la causa de Alá, la creencia más sublime". Una pena que la cita sea parcial. Es imprescindible leer la Carta completa con el fin de abrir los ojos de los ciegos. Se trata de un documento nazi de principio a fin, con el ingrediente añadido del fanatismo religioso del Islam radical. Israel es retratado allí como el enemigo central de todo el Islam, y no descansarán hasta "erradicarlo como antes se erradicó a otros que le precedieron". Este es el verdadero rostro de los secuestradores de Gilad Shalit, no la cara que nos presentó el Canal 10 en la halagadora entrevista de Shlomi Eldar al miembro de Hamas Mahmoud 'A-Zahar. Por cierto, el mismo A-Zahar declaró hace varios años, en una entrevista con los medios de comunicación de Gaza, el compromiso total de Hamas con sus estatutos (la Carta fundacional), y destacó que la organización no iba a cambiar una palabra de ella. Otro versículo de la parashá de esta semana de la Torah: "Oye, sordo, y mira, ciego, que puedes ver" (Isaías 42:18).

Labels: ,