Saturday, March 25, 2017

La presencia del terrorismo según algunos medios occidentales: indudable en Occidente, cuestionable en Israel





Labels:

Wednesday, March 22, 2017

Un rabino objeta la retórica anti-judía del Papa Francisco: Antijudaísmo católico y papal




Antijudaísmo católico y papal. Las alarmas del rabino Laras - Sandro Magister

Israel, pueblo de un Dios celoso. Coherencias y ambigüedades de una religión elitista”. Ya desde este título de la conferencia se arroja un aire para nada amistoso hacia los judíos y el judaísmo.

Pero si leemos el texto de presentación se encuentra también algo peor: “El pensarse como pueblo perteneciente en forma elitista a una divinidad única ha determinado un sentido de superioridad de la propia religión”. De aquí las “intolerancias”, “fundamentalismos”, “absolutismos” no sólo hacia los otros pueblos sino también autodestructivos, por eso “habrá que preguntarse en qué medida los celos divinos incineran o no la libertad de elección del elegido”.

Y sin embargo éstos son el título y la presentación de una conferencia que la Asociación Bíblica Italiana (ABI) puso en agenda desde el 11 al 16 de setiembre en Venecia.

Los estatutos del ABI son aprobados por la Conferencia Episcopal Italiana y forman parte de ella alrededor de 800 profesores y estudiosos de las Sagradas Escrituras, católicos y no católicos. Entre los expositores de la conferencia de setiembre figura el número uno de los biblistas de la Pontificia Universidad Gregoriana, el jesuita belga Jean-Louis Ska, especialista del Pentateuco (en hebreo la Torah), los cinco primeros libros de la Biblia. Pero por el contrario, no ha sido invitado a hablar ningún erudito judío.

Pero los rabinos no podían quedarse callados. Se han hecho presentes con una carta al ABI firmada por uno de los exponentes más notables, Giuseppe Laras, de lo cual Giulio Meotti informó por primera vez el 10 de marzo en “Il Foglio“.

Un amplio extracto de la carta se reproduce más abajo. Pero antes son útiles un par de advertencias.

Cuando el rabino Laras escribe diciendo que hay un “marcionismo” que hoy aflora en forma cada vez más insistente, hace referencia a la corriente que a partir de Marción (el teólogo griego del siglo II) hasta nuestros días contrapone al Dios celoso, legalista y guerrero del Antiguo Testamento al Dios bueno, misericordioso y pacífico del Nuevo Testamento, y en consecuencia, contrapone a los judíos seguidores del primer Dios a los seguidores del segundo Dios.

No sólo eso. Laras – de quien está vivo el recuerdo de los diálogos con el cardenal Carlo Maria Martini – alude al papa Francisco como uno de los que perpetúa esta contraposición.

Y en efecto, no es la primera vez que notables exponentes del judaísmo italiano – como el rabino jefe de Roma, Riccardo Di Segni – reprocharon al papa Francisco el uso distorsionado de la calificación de “fariseo” o por el parangón con Moisés para desacreditar a sus adversarios.

Es lo que hizo el papa Francisco, por ejemplo, en el discurso de cierre del sínodo de los obispos, cuando se lanzó contra “los corazones cerrados, que a menudo se esconden incluso detrás de las enseñanzas de la Iglesia o detrás de las buenas intenciones para sentarse en la cátedra de Moisés y juzgar, a veces con superioridad y superficialidad, los casos difíciles”. No le importó contradecirse, porque la novedad que el Papa quería introducir en la praxis de la Iglesia era la restauración del divorcio, permitido justamente por Moisés, y por el contrario, prohibido por Jesús.

La carta del rabino Laras:
Queridos amigos, 
[…] He leído, junto a estimados colegas rabinos y al profesor David Meghnagi, asesor cultural de la UCEI [Unión de las Comunidades Judías Italianas], el programa pensado para la conferencia de la ABI [Asociación Bíblica Italiana] previsto para setiembre del 2017. 
Lo digo con un eufemismo: ¡estoy muy indignado y amargado! […] 
Ciertamente – independientemente de todo, incluidas las posibles futuras excusas, ideas tardías y retractaciones – surgen indudablemente algunos datos inquietantes, que muchos de nosotros advierten en el aire desde hace no poco tiempo y sobre los cuales debería haber una revisión profunda por parte de los católicos: 
1.- Un indicio cárstico – con este texto ahora un poco más manifiesto – de resentimiento, intolerancia y fastidio por parte cristiana respecto al judaísmo 
2.- Una desconfianza sustancial en la Biblia y un consiguiente redimensionamiento de las raíces bíblicas judías del cristianismo 
3.- Un “marcionismo” más o menos latente, ahora presentado en forma seudo-científica, que hoy pone el acento en la ética y en la política 
4.- Un abrazo con el Islam que es tanto más fuerte cuanto más la parte cristiana critica al judaísmo, incluidas ahora hasta la Biblia y la teología bíblica 
5.- La reiteración de la vieja polarización entre la moral y la teología de la Biblia judía y del fariseísmo por un lado, y Jesús de Nazaret y los Evangelios por otro lado.
Sé muy bien que los documentos oficiales de la Iglesia Católica habrían llegado a puntos de no-retorno. Es una pena que sean contradichos cotidianamente por las homilías del pontífice, quien emplea exactamente la vieja e inveterada estructura y sus expresiones, disolviendo los contenidos de los mencionados documentos.
Basta pensar sólo en la “ley del Talión” evocada recientemente por el Papa con pereza y tergiversada, en la que, por el contrario, mediante ella e interpretándola durante milenios, también en la época de Jesús, el judaísmo sustituye en represalia el resarcimiento, haciendo pagar al culpable lo que se definiría modernamente como lucro cesante, el daño permanente y también el psicológico. Todo esto muchísimo antes que la muy civilizada Europa (¿cristiana?) afrontase estos temas. ¿Es posible que el argumento de la llamada “ley del Talión” haya sido durante siglos un caballo de batalla del antijudaísmo por parte del cristianismo, con su bien precisa historia 
Observo con disgusto y preocupación mayúsculos que este programa ABI es en esencia la derrota de los supuestos y de los contenidos del diálogo judeo-cristiano, reducido por desgracia desde hace tiempo a pelusa y aire caliente. 
Personalmente registro con dolor que hombres como [Carlo Maria] Martini y su magisterio en relación a Israel en el seno de la Iglesia Católica han sido evidentemente un meteoro fugaz, por mucho que se hable. 
Por último, duele (¡y mucho!) que quienes plantean objeciones, perplejidades, preocupaciones e indignaciones respecto a tales programas y títulos (o sólo también propuestos) deban ser siempre los judíos, reducidos a la ingrata y muy desagradable tarea de tener que hacer de “policías del diálogo”, y no en primer lugar voces cristianas notables que inmediatamente y mucho antes se impongan con un fiero y franco “no”. 
Un cordial shalom,
A la carta del rabino Laras a la ABI se han adjuntado “consideraciones” que someten a crítica varios pasajes del programa de la conferencia.

Las que siguen son las conclusiones:

Sea que esto responda a una estrategia bien delineada o sea que se trate de puesta en marcha de pensamientos volátiles que se multiplican en el aire, nos encontramos frente a una potencial soldadura venenosa entre dos antisemitismos renovados, promovida por la Iglesia Católica o por sus partes relevantes:

1. Israel sería la causa de la inestabilidad del Oriente Medio y, en consecuencia, del mundo (culpa política);

2. la causa remota del fundamentalismo y del absolutismo de los monoteísmos sería la Torah, con recaídas incluso en el pobre Islam (culpa arquetípica, simbólica, ética y religiosa).

En consecuencia somos execrables, descartables y sacrificables. Esto permitiría una hipótesis de pacificación entre el cristianismo y el Islam, y la identificación del problema común, o sea nosotros, los judíos. Esta vez se encuentra un padrastro noble en la Biblia y un heraldo propio en los biblistas.

Esta estrategia, […] mezclada con un aterciopelado ateísmo, parecería ser coherente con la difundida comprensión actual de Jesús de Nazaret:

– ya no hablan más del tiempo del “Jesús de la fe cristiana” (o sea, la Trinidad, la doble naturaleza, etc.), porque está muy lejos de la sensibilidad actual

– evitan hablar del Jesús histórico (Martini y Ratzinger por caminos diferentes, ambos sin ser incorporados), porque deberían hablar inevitablemente del Jesús judío, y esto es problemático para ellos en términos políticos;

– hablan de Jesús como de un “maestro de moral”, obviamente en polémica con los judíos de esa época y con su ley moral: “marcionismo ético” (y la reducción de la fe a ética es precisamente una forma de ateísmo).

Labels: ,

Sátira: Un estudio demuestra que los sionistas estaban detras de las extinciones en el Pleistoceno, donde Pleistoceno significa en realidad 'Palestinoceno' - Preoccupied Territory



Dakota del Norte, 22 de Marzo - Los paleontólogos que exploran la geología y la megafauna fosilizada de la época que precede al desarrollo de los seres humanos anatómicamente modernos, han llegado a la conclusión de que las condiciones de deterioro del medio ambiente que causaron la desaparición de tantos grandes animales fueran obra de los sionistas. Los resultados apuntan a la conclusión de que esos esquemas destructivos se convirtieron en una plaga para la Tierra desde mucho antes que los humanos surgieran, y fueron un esfuerzo dirigido a borrar la historia palestina.

El estudio, que examinó los restos de mastodontes, mamuts, rinocerontes lanudos, tigres dientes de sable y otros grandes animales prehistóricos, determinó que las fluctuaciones climáticas que condujeron a una glaciación provocaron la extinción de estos animales como parte de un complot sionista para eliminar las pruebas de la población indígena palestina. Los científicos indicaron que el término “Pleistoceno” es claramente en sí mismo una forma alternativa de “Palestinoceno”, lo que significa que la presencia palestina fue anterior a cualquier ser humano, un hecho que los sionistas estaban tratando de ocultar mediante la eliminación de todas las pruebas del Pleistoceno.

En un artículo de próxima edición en la revista Ciencia, el grupo de investigadores dirigido por el profesor de la Universidad Holcloth, Saeb Erekat, detalla sus observaciones del registro fósil y su metodología para llegar a tan sorprendente conclusión:
En la mejor tradición académica palestina, tomamos un término existente y creamos una versión árabe o que sonara árabe, entonces tomamos el árabe y afirmamos que era el término original que más tarde fue corrompido por los sionistas usurpadores”.
Con “Pleistoceno” establecido como una simple corrupción de “Palestinoceno”, el resto de la hipótesis cayó en su lugar. “Se ajusta el patrón familiar de los sionistas borrando la historia palestina y reclamándola como suya”, continuó el profesor Erekat. “Ellos ya causaron mucho daño antes la extinción del plesiosaurio de la Era Mesozoica, del cual por supuesto no necesito decirle que era en realidad un palestinosaurio, el reptil acuático más majestuoso. La brutalidad despiadada de los sionistas ya debería ser evidente al utilizar un asteroide para eliminar al palestinosaurio, exterminando a casi todas las grandes especies de animales y muchas variedades de plantas. No deberíamos catalogar este de destruir esas especies características del Palestinozoico como una "idea tardía de los crueles sionistas“.

El profesor Erekat subrayó además que el impacto de un asteroide que acabó con la fauna del Mesozoico - en sí una corrupción sionista de la palabra árabe “Musa”, como el antiguo y sagrado profeta pre-Muhammad y pre-Islam - es cínicamente denominado como el evento K-Pg, lo que obviamente significa “ matar Palestinozoicos“.

Labels:

Omar Barghouti, uno de los fundadores de la campaña de boicot anti-Israel, detenido por evasión de impuestos - The Tower



 El líder de la campaña de boicot a Israel fue arrestado por las autoridades israelíes el lunes por presuntamente no haber reportado cientos de miles de dólares en ingresos, informó el diario económico Globes.

Omar Barghouti, un co-fundador del movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones, y de la Campaña Palestina por el Boicot Académico y Cultural de Israel, es sospechoso de una evasión de impuestos de cerca de  700.000$ que ganó entre 2007 y 2016, mientras funcionaba como director de los recursos informáticos nacionales con sede en Ramallah, y comercializaba y alquilaba cajeros automáticos y otras tecnologías dentro de la Autoridad Palestina.

Barghouti, que reside en la ciudad israelí de Acre, depositó el dinero en una cuenta bancaria de Ramallah para ocultarlo a las autoridades fiscales israelíes, de acuerdo con los cargos contra él. También se cree que ha depositado los ingresos de una gira mundial de conferencias y derechos por sus libros en una cuenta bancaria en los Estados Unidos, ocultándolo de manera similar a las autoridades fiscales israelíes.

La policía dice que las tarjetas de crédito y los registros de transacciones que se encuentran en su casa apoyan sus sospechas.

Mientras que Barghouti ha sido puesto en libertad bajo fianza tras ser interrogado por las autoridades en Haifa, en este momento está sujeto a una prohibición de viajar. Su abogado defensor está pidiendo clemencia en la aplicación de esa prohibición, ya que Barghouti tiene programado salir al extranjero dos veces en abril, incluyendo una para recibir un premio por su trabajo en la campaña del BDS por la organización Promoting Enduring Peace.

Barghouti, un palestino nacido en Qatar, está casado con una mujer árabe-israelí, y mantiene el estatus de una residencia permanente israelí. Obtuvo una licenciatura en filosofía en la Universidad de Tel Aviv mientras que al mismo tiempo predicaba el boicot cultural a las universidades israelíes.

La campaña de BDS que Barghouti ayudó a lanzar en 2005 intenta deslegitimar y aislar a Israel en un esfuerzo por promover los intereses palestinos. Muchos de los líderes de esta campaña han afirmado públicamente  que buscan la destrucción de Israel, tal como lo dijo Barghouti en 2004: "Somos testigos de la rápida desaparición del sionismo, y nada se podrá hacer para salvarlo... Yo, por ejemplo, apoyo a la eutanasia". También dijo en 2014 que los palestinos tienen derecho a la "resistencia por cualquier medio, incluyendo la resistencia armada".

El destacado activista del BDS, Asad Abu Khalil, reconoció en 2012 que "el verdadero objetivo del BDS es derribar el estado de Israel".

Labels:

El romance del Sionismo Religioso con el capitalismo - Yair Sheleg - IDI



Cuando era un alumno de secundaria del colegio religioso Midrashiat Noam, en Pardes Chana, uno de mis amigos empezó a pasar copias de The Fountainhead y Atlas Shrugged de la pensadora y escritora estadounidense Ayn Rand. En estos libros, los protagonistas son ajenos a la presión social o a cualquier compromiso altruista con la sociedad en general.

Reflejando la cosmovisión de Rand, sus personajes estaban impulsados ​​por el objetivo singular de una plena expresión de sí mismos. De hecho, el sentido del propósito de una persona en el mundo se definía mediante el dominio de la autorrealización y la satisfacción de cada uno de sus deseos. Como tal, la idea de devolver algo a la sociedad no era más que un mito, impuesto por los débiles y los demagogos que buscan en última instancia aplastar nuestra individualidad.

Aunque los libros de Rand eran refrescantes de leer, yo y mis amigos no estábamos de acuerdo con su tema central. Al fin y al cabo, casi todos nosotros serviríamos muy pronto en las Fuerzas de Defensa de Israel, un último ejemplo de dejar de lado el interés propio para contribuir a la sociedad. En este contexto, el concepto de "devolver" es especialmente evidente cuando el servicio militar toma la forma de un servicio de combate que pone en peligro la vida.

Sin embargo, unas décadas después parece que las ideas de Rand han penetrado en el corazón del pensamiento nacional-religioso. Aunque no sea la forma radical promovida por Rand, los valores fundamentales del capitalismo y el libertarianismo social forman hoy parte de la cosmovisión sionista religiosa.

Estas ideas se evidencian en varias plataformas intelectuales. El Kohelet Policy Forum, por ejemplo, declara como uno de sus objetivos fundamentales"afianzar los principios del libre mercado en Israel". La web Mida, que se define a sí misma como representante de los valores "liberales clásicos", considera que son inmensamente preferibles "unas instituciones cívicas, voluntarias y de base a un estado grande con unos presupuestos amplios que perjudican la libertad individual y económica".

Estas posiciones representan un cambio dramático en el camino del sionismo religioso, cuyo eslogan histórico  fue "Torah y trabajo", y que fue un movimiento que estableció kibutzim y moshavim, defendió la agricultura, cooperó estrechamente con el campo secular como el Laborismo Sionista, y que creyó poderosamente en la importancia de la justicia social y la responsabilidad mutua.

¿Qué provocó este cambio?

Se puede señalar la dura polarización que está teniendo lugar en la sociedad israelí, la cual ha llevado a muchos dentro de la izquierda a mostrarse indignados ante cualquier nacionalista, y a muchos dentro de la derecha a repeler cualquier cosa asociada con la izquierda, incluidos los valores relacionados con el concepto de justicia social.

Otra teoría sugiere el deseo de los sionistas religiosos de formar parte de la élite social y económica israelí.

Sin embargo, hay otra importante razón para este cambio hacia una cosmovisión más individualista. Los científicos políticos distinguen entre dos enfoques fundamentales para la formulación de las políticas. En primer lugar, el enfoque "idealista" supone que las intenciones de la mayoría de las personas tienden hacia lo mejor, y en consecuencia trabajan para lograr objetivos nobles. En cambio, el enfoque "realista" supone que las intenciones humanas son malas. Como tal, el realista sostiene que el papel de los actores en la escena pública es simplemente sobrevivir en un ambiente cruel, mientras aspira a maximizar los beneficios individuales y los logros.

Históricamente, los movimientos juveniles religiosos sionistas infundieron al movimiento un gran idealismo y le colocaron en el campo del "Tikkun Olam" que colocaba la justicia social como un valor cardinal. Incluso las inclinaciones políticas religiosas sionistas crecieron generalmente por la aspiración de actualizar una amplia visión sionista, y no se enfocaba en la hostilidad hacia los palestinos o la izquierda.

Pero el duro y continuo conflicto externo con los palestinos y el conflicto interno con la izquierda han endurecido el corazón del sionismo religioso. Con el tiempo, el movimiento, percibiéndose en un formato de supervivencia, se ha vuelto cada vez más realista y más amargamente consciente de la naturaleza inquebrantable del mundo.

Este "realismo", que primero se aplicó al estudio de las relaciones exteriores, se ha extendido gradualmente hacia otras esferas, incluyendo y principalmente las socioeconómicas.

Este mundo donde perro-come-perro se caracteriza por seres humanos que están en constante competencia por los recursos, una realidad brutal donde "el poder determina el bien". El vencedor puede arrojar algunas migajas caritativas a los débiles. La feroz lucha por el control de Judea y Samaria ha endurecido el corazón del sionista religioso en áreas no necesariamente relacionadas con esa lucha.

El sionismo religioso se basa en una posición nacionalista, incluso de halcón o de línea dura, en asuntos exteriores. Tal ethos, especialmente en el Oriente Medio, exige una gran disposición al sacrificio. Sin embargo, este deseo de servir al bien mayor sólo puede mantenerse con el tiempo si un sentido de solidaridad y de responsabilidad mutua une a los miembros de la sociedad israelí. Si tal sentimiento es en gran parte ausente a nivel social, este sentido de la causa común terminará también esfumándose.

Labels: ,

¿Por qué casi un tercio de los judíos americanos apoya a Trump? - Shmuel Rosner



De acuerdo con Gallup, el índice de aprobación del presidente Donald Trump entre los judíos de los Estados Unidos es del 31%. Realmente no es muy alto, pero tampoco es muy bajo. Es casi el mismo porcentaje de los judíos que votaron por Trump. Es decir: los judíos no parecen haber cambiado de opinión sobre Trump. A los que gustaba hace medio año, todavía les gusta. A los que disgustaba, todavía les disgusta. Ellos, como expusieron el Gallup Frank Newport y Alyssa Davis, “están reaccionando ante Trump aproximadamente de la misma forma que los otros partidarios y detractores”. Al parecer, no somos ni más prudentes ni más estúpidos que los otros seres humanos. En esta época son - como el resto - solamente “partidistas”.

Esto significa que el gran susto con relación a la oleada antisemita disparada con el triunfo de Trump no ha tenido un decisivo impacto en la opinión de los judíos americanos. Aquellos que se oponían a Trump fueron fácilmente convencidos de que el presidente tuvo un papel en esa oleada de expresión de odio y violencias, mientras que los que le apoyan o bien no ven esa “oleada”,  o bien no ven ninguna conexión con el presidente electo.

Esto también significa que las acciones de Trump con respecto a Israel, hasta ahora, han tenido poco impacto en sus partidarios y oponentes. Los partidarios - la mayoría de ellos de línea dura - aún no están alarmados por la tan extraña obsesión del presidente por conseguir la paz en el Oriente Medio (o tal vez sus preocupaciones se equilibran con la dureza mostrada contra el anti-israelí Consejo de Derechos Humanos de la ONU). Sus oponentes - la mayoría de ellos en el lado pesimista - aún no están influidos por la inmersión de Trump en el proceso de paz, su aparente intención de dominar la actividad de los asentamientos y su negativa a ser un animador de los radicales derechistas de Israel.

Solamente "partidistas”. Tan decepcionante, y a la vez tan tranquilizador. Los judíos no hacen sus elecciones políticas de manera diferente a las del resto de estadounidenses. Votan por el partido Demócrata porque desean hacerlo. Están convencidos, y por lo tanto están bien capacitados para explicar por qué la suya es la mejor opción. Y por supuesto, podría ser la mejor opción, ya que más de dos tercios de los judíos lo creen así. Pero no es, obviamente, la mejor opción para todo el mundo, como para ese casi tercio de judíos que lo demuestran apoyando a Trump.

Sólo “partidistas”. Y esto, por supuesto, complica las relaciones dentro de la comunidad judía. Cuanto más se polarizan los Estados Unidos, más un diálogo entre partidarios y opositores de Trump parece imposible, más difícil es para los judíos de los dos campos partidistas encontrar un terreno común.

Se puede decir que hay muchos más judíos opuestos a Trump que los que lo apoyan. Y aún siendo cierto, no es toda la verdad. Cuando se tiene en cuenta a todos los judíos, entonces sí, muchos más de ellos se oponen a Trump. Pero el hecho de que los judíos que apoyan a Trump tienden a ser más activos dentro de la propia comunidad judía, y están más intensamente comprometidos con el judaísmo (miren las cifras de la encuesta del Pew), complica la imagen. Dentro de las organizaciones judías, entre los votantes con una fuerte conciencia judía, los campos pro-Trump y anti-Trump se vuelven más equilibrados.

Estos dos campos tienen características específicas y diferentes instintos judíos. El campo anti-Trump es más universalista, mientras que el otro es más tribal. El campo pro-Trump es más ortodoxo, el anti-Trump es más progresista. Estos dos campos tienen diferentes interpretaciones de lo que significa el judaísmo americano judío, y tienen diferentes lecturas de la historia y de los valores judíos. Además tienen diferentes estrategias para tratar con el mundo no judío.

Hace unos meses, Yehudah Mirsky publicó un artículo en The American Interest que, en mi opinión, no recibió la atención adecuada. Mirsky es un judío de una raza relativamente rara: tanto universalista como tribal (al menos, esa es la forma en que entiendo sus puntos de vista). Él es, me atrevo a suponerlo, un demócrata, y parece estar confundido, posiblemente incluso horrorizado, con Trump.

Se sugiere una interesante tesis en su artículo: Que las relaciones entre los judíos americanos y Trump se hacen eco de épocas pasadas de la historia judía: “La candidatura de Trump, ha galvanizado a los antisemitas estadounidenses como nada desde hace décadas, y sin embargo, él es un neoyorkino cuya hija se convirtió al judaísmo para casarse, sí, con un judío ortodoxo. El significado de esto, como ya he escrito en otros lugares, es que el Trumpismo y su enfoque en el Gran Líder ha empujado hacia atrás las políticas judías por siglos, hasta el momento en que lo único que importaba era la relación personal entre el soberano y los comerciantes judíos con buenas conexiones, o en circunstancias menos exaltadas, entre el poritz (barón) y sus útiles intermediarios judíos (schtadlanim)”.

Mirsky no lo dice específicamente, pero deducirlo parece fácil: si las relaciones entre los judíos y Trump son la reencarnación de un pasado judío, es casi natural para los judíos sentirse más cómodos con los judíos del pasado - como judíos ortodoxos - para sentirse cómodos con él. ¿Pero qué les ofrece él y a los otros judíos tribales? La opción atractiva de mantener su identidad separada e independiente, mientras se sienten protegidos por un líder amigo. La otra opción - ser un jugador activo e integrado en la arena política estadounidense - es menos atractiva para estos grupos de partidarios de Trump. Lleva el peligro de una asimilación cultural que acompañaría a la integración política.

Y por supuesto, los judíos tribales ponen más énfasis en Israel que los otros judíos. Israel - el Estado judío - es una causa tribal. Un presidente que defiende a Israel, que lo ayuda, por cualquier razón, es un presidente al que la tribu también debería ayudar. Un presidente que choca con Israel, oponiéndose a sus acciones, criticándolo por ser como es, es un presidente al que la tribu debe oponerse.

El 31% de los judíos americanos aprueba a Donald Trump. Esto no quiere decir que están contentos con todo lo que hace. Esto no quiere decir que piensan en él como el presidente ideal. Esto no significa que no vean sus muchas deficiencias. Esto significa que, en las actuales circunstancias, aceptan sus defectos en un intercambio comercial casi similar: nos apoya y nosotros les vamos a apoyar. Al igual que Trump, estos judíos americanos hablan el lenguaje de los hombres de negocios. Es por eso que le gustan, es por eso que les gusta.

Labels: ,

Israel: cuando a Le Monde se le olvida informar. Quién es verdaderamente el "experto" Richard Falk, el "objetivo" investigador de la ONU - Gilles-William Goldnadel - Causeur



Lo he escrito mil veces: en materia de información, la primera desinformación es la ocultación. O mentir por omisión.

Pocos riesgos de ser confundido. Excepto cuando se exagera. Y Benjamin Barthe, del periódico Le Monde, que fue hace mucho tiempo un periódico serio y que no exageraba, ahora exagera. Barthe publicó el 17 de marzo a las 23:53 un artículo titulado "Bajo presión, la ONU entierra el informe acusando a Israel de apartheid". En su lectura, queda claro que Benjamín Barthe no ha reparado en la aparente incongruencia del informe jurídico. Y con sólo leer el título, se comprende igualmente que la presión o las amenazas venían de Trump y Netanyahu, y que la ONU debería haber publicado este "objetivo" informe tal como ha publicado muchos otros tan objetivos con la marca de Israel. Esto es lo que debe sorprender y chocar. Los lectores molestos del periódico también lo han significado marcadamente en sus comentarios condenando la infame censura ejercida.

El sulfuroso Sr. Falk

Pero volvamos a los hechos, o más bien aquellos que son cuidadosamente ocultados por este diario supuesto denunciador de las "informaciones falsas". Según Barthe, Richard Falk y Virginia Tilley *1, los dos autores del informe para la subcomisión económica regional del Asia occidental de la ONU (nada menos que compuesta por 13 dictaduras arabo-islámicas), el cual solicitó directamente este informe sin que se le hubiera solicitado, ambos autores serían "especialistas del derecho internacional". Nada más.

Ciertamente, el hecho de que estas dos "eminencias" preconicen en su informe ponerse del lado de los boicoteadores antisionistas del BDS, ya nos sugiere que no estamos solamente ante unas "puras mentes legales y científicas". Sin embargo, un mínimo anhelo de credibilidad para cualquier autodenominado periodista debería haberle motivado para que hiciera mención en su crónica de la excepcionalmente extravagante personalidad de Richard Falk, el cual ha provocado en numerosas ocasiones titulares escandalosos.

Y es que su historia pone en perspectiva el informe y explica su funesto destino. Para ser breve, y para paliar la carencia cruel demostrada por éste olvidadizo periodista, recordaré brevemente los otros títulos de gloria de este "experto en derecho internacional":

- culpó a los Estados Unidos por los ataques del 11 de septiembre de 2001.

- hizo una relación entre el atentado del maratón de Boston y la política de los Estados Unidos en el Oriente Medio.

- realiza una continua comparación de los israelíes con los nazis.

- critica a los que consideran al ayatolá Jomeini como un reaccionario fanático.

¿Y el Decodex? (blog donde Le Monde se propone desenmascarar las falsas informaciones y los falsos hechos de los demás medios)

Los lectores de la web Algemeiner han tenido más suerte que los de Le Monde, ya que su artículo del 17 de marzo titulado "Falk debería haber sido desacreditado desde hace una década", sí revelaba todo lo anterior, lo cual fue omitido conscientemente a los lectores franceses.

Hay que añadir, por si acaso, que en el 2011 el primer ministro británico David Cameron condenó "enérgicamente" al "experto jurídico internacional" por la publicación de un dibujo antisemita en su blog. En el 2012, el Foreign Office (el ministerio de Asuntos Exteriores) condenó a su vez a éste "experto" por la evocación de una obra que consideraba que "después de todo, Hitler tenía razón".

Wikileaks también ha revelado la existencia de un cable de fecha 16 de febrero de 2010, donde al "experto jurista" la  Autoridad Palestina le describía como un "partidario de Hamas". Incluso Ban Ki-moon se había visto obligado en mayo del 2014 a condenar a Falk por su odio patológico hacia Israel y empujarlo hacia la salida. Y es que había dicho, entre docenas de otras cosas sin sentido, que "los sionistas eran los enemigos de la humanidad".

Si los lectores de Le Monde hubieran sido informados como los del Algemeiner, habrían comprendido de inmediato por qué ese "experto internacional" había vuelto a explicar nuevamente que "la noche es la mañana". En su lugar, se les hizo creer que "dos académicos serios" se habían visto silenciados por tratar de hacer su deber.

Una triste ironía de la historia, el 18 de marzo Le Monde publicó con orgullo un artículo titulado: "Decodex: en el momento de la post-verdad, es necesario luchar por los hechos y la verdad"...

Hay algo peor que la post-verdad y las mentiras, los que ocultan la verdad.

Pobre monde.


*1 La otra autora del informa, Virginia Tilley, es conocida por propugar la disolución de Israel en un único estado de mayoría musulmana y árabe

Labels: ,

El Titanic de la izquierda francesa - Emmanuel Navon - Kohelet


Los medios de la izquierda francesa han sido recientemente golpeados por una revelación embarazosa: Mehdi Meklat, un blogger musulmán de veinticuatro años de edad, convertido en estrella de los medios por los periodistas guays de la izquierda, ha sido expuesto en Twitter como un rabioso antisemita, homófobo y misógino. Aunque todavía en la escuela secundaria, Meklat comenzó un blog sobre la dureza de la vida en las banlieues francesas (suburbios predominantemente poblados por población de origen inmigrante). Él llamó la atención de la prensa políticamente correcta y, en pocos años, el buen chico prodigio de voz suave se convirtió en el chico que representaba al Islam moderado y a una integración exitosa. Hasta que en febrero de 2017, los viejos tweets que publicó con seudónimo entre 2011 y 2015 fueron expuestos (él realizó una limpia nocturna de todos ellos tras publicarse las primeras noticias).

Las declaraciones de Meklat eran alucinantes. ¿Los periodistas de Charlie Hebdo? “Deben morir”. ¿Los judíos? “Traigan de vuelta a Hitler para acabar con ellos”. ¿​​Bin Laden? “Lo hecho de menos”. ¿Una apología del terrorista Mohamed Merah? "Conmovedoramente hermoso”. ¿Los blancos? “Deben morir lo antes posible”. ¿Marine Le Pen? “Voy a cortarte la garganta de acuerdo con los ritos musulmanes”.

Muchos de los periodistas franceses que convirtieron a Meklat en un icono y un ejemplo, se dividen. Algunos lo repudiaron; otros están dándole vueltas al tema.

Pascale Clark, quien hospedó a Meklat durante años en su programa de radio, tomó su defensa y alabó su “inteligencia y humanidad”. El veterano periodista Claude Askolovitch calificó los vergonzosos tweets de Meklat como “los chistes tontos de un chaval”. El locutor de radio Xavier de La Porte se culpó y a sus oyentes por no darse cuenta: “debe haber algo en el Mehdi Meklat que es demasiado complejo de entender para nosotros”. Los grandes medias de la izquierda pro-inmigrantes, Médiapart y el Liberation la tomaron con los críticos de Meklat: para ellos, la fachoesfera (la “blogosfera fascista” para la izquierda) es la culpable de desenterrar los viejos tweets de Meklat en primer lugar.

El “affair Meklat” no solamente ha expuesto, una vez más, la quiebra moral de la izquierda francesa. También confirmó su obstinada negativa a enfrentarse al hecho de que existe el antisemitismo musulmán. El filósofo francés Pascal Bruckner ha descrito el "affair Meklat" como el “Titanic de la izquierda guay y estupenda (esa encantada de haberse conocido)”. Como explica Bruckner, la izquierda francesa nunca va a dejar de lado el axioma de que los ex colonizados son siempre inocentes por definición. Bajo ningún concepto podrán ser racistas, antisemitas u opresivos. Imposible.

Además, el Islam parece haber adquirido un estatus especial en Francia: es la única religión que no puede ser analizada o criticada, y que goza de una protección de facto ante la blasfemia.

Si el "affaire Meklat" es el "Titanic de la izquierda guay y estupenda", la próxima elección presidencial puede llegar a ser su Berezina. Los medios de la izquierda de Francia, así como figuras clave en el sistema judicial, han declarado una guerra de desgaste contra François Fillon. El principal candidato candidato conservador está ahora luchando una dura batalla por su supervivencia política. Fillon no hizo nada ilegal mediante la contratación de su esposa como una ayudante parlamentaria, y la afirmación de que ella no trabajó realmente aún no se ha demostrado. Pero la acusación ha cuajado, y es probable que la acusación para Fillon le sea fatal. Según la mayoría de las encuestas, para la segunda ronda de la elección presidencial quedarán probablemente Marine Le Pen y Emmanuel Macron.

Macron es el favorito de los medios de comunicación y de las élites de Francia. Ha conseguido paso libre por encima de su esquema político Ponzi. Un graduado de la Ivy League (las universidades americanas de la élite) y ex banquero, que además afirma estar en “contra del sistema”. Un ex miembro de alto nivel del gobierno de François Hollande, que ahora reniega del legado de su antiguo jefe. A menos de dos meses de las elecciones, Macron todavía no ha publicado un programa y le dice a los votantes que simplemente confien en él. Hay rumores sobre su vida privada, pero los medios de comunicación se mantiene en silencio sobre ellos. Los medios de comunicación de la izquierda de Francia, en otras palabras, están promoviendo a un charlatán político porque no es una Thatcher y un conservador como Fillon, y porque es el que más probablemente pueda vencer a Le Pen en la segunda vuelta.

Esta estrategia puede ser contraproducente. En una reciente encuesta publicada por Le Figaro, Le Pen obtendría el 45% de los votos en una segunda vuelta contra Fillon, y un 42% en una segunda vuelta contra Macron. Teniendo en cuenta que las encuestas predecían la derrota de Brexit y de Trump, una victoria de Le Pen ya no se puede descartar. Si Le Pen gana, le debería en parte su victoria a la defenestración de Fillon y la promoción de Macron por la izquierda francesa. Pero tampoco hay que esperar que los periodistas de la izquierda asuman su culpa. En cambio, una victoria de Le Pen les dará otra razón para justificar a los Meklat.


Labels: ,

La oposición de Israel: Un campo con una mochila - Shmuel Rosner



Vamos a hablar de algo completamente irrelevante: el Partido Laborista de Israel.

Había una vez un partido que construyó Israel y que transformó una idea en un estado. Hoy en día, es un partido de la oposición, con un presente mediocre y un futuro incierto. Sí, todavía es oficialmente el principal partido de la oposición, y su líder, Isaac Herzog, es el jefe oficial de la oposición. Pero dado que todas las encuestas predicen su desaparición en las próximas elecciones - dándole entre 8 y 12 escaños en la Knesset, en comparación con sus actuales 24 escaños -, los israelíes ya no lo consideran como un contendiente en la batalla política real que excita a la opinión pública israelí. Es decir, la batalla para desbancar al primer ministro Netanyahu.

El Partido Laborista ahora comienza un ciclo de primarias largo y arduo. El 3 de julio elegirá a su próximo líder. Se necesitan el 40% de los votos para ser elegido en la primera ronda, y si nadie alcanza ese umbral - un escenario muy probable -, una segunda ronda tendrá lugar diez días después.

Hay cinco candidatos, y Herzog es uno de ellos, que ya han anunciado su intención de presentarse en las primarias. Habrá más de ellos. Y eso no es un signo de fortaleza, de un gran premio que espera al ganador, sino más bien un signo de debilidad. Es una señal de que el líder actual no ha sido capaz de establecer la autoridad necesaria con la que disuadir a otros candidatos de desafiarle. Es una señal de que el partido parece dispuesto a agarrar cualquier cosa que se le ofrezca. Es una señal de que nadie considera seriamente al próximo líder del Laborismo como el gran candidato para primer ministro - de hecho, la lista de candidatos incluye a personas que nadie consideraría adecuados para ser un primer ministro -.

¿Por qué alguien debería preocuparse por las primarias de un partido que parece irrelevante? Por un lado, a causa de la historia del Laborismo. Es todavía, en la imaginación de Israel, el gran partido opuesto al Likud. Si tuviéramos un sistema de dos partidos, el Likud y el Laborismo serían los dos partidos que luchan por los votos.

Pero hay otras razones para considerar el futuro del Laborismo. Se trata no solamente de un partido que solía ser el gran representante de un determinado campo político, aquel que solía ser el principal vehículo del centro izquierda de Israel. Su futuro incierto es un testimonio más de que el campo de la izquierda y del centro-izquierda de Israel no solamente tiene graves problemas para ganar unas elecciones, sino que sobre todo tiene problemas a la hora de decidir lo que es, qué ideología quiere adoptar, qué partido quiere ser y qué tipo de liderazgo necesita. El centro-izquierda y la izquierda de Israel está a la deriva, y sus votantes se mueven como nómadas de un partido a otro. Antes solían tener un hogar definido: El Partido Laborista. Ahora representa a una mochila que está constantemente en movimiento en busca de un milagro político.

Tengan en cuenta las anteriores rondas de elecciones: Desde el año 2000, cuando Ehud Barak perdió su trabajo como primer ministro, partes del centro-izquierda se volvieron hacia el Shinui. Luego se dirigieron hacia el Kadima, encabezado por Ariel Sharon, después por Ehud Olmert y luego por Tzipi Livni, y finalmente se volvieron hacia el Yesh Atid; y luego de vuelta al Laborista, pero bajo el traje de la Unión Sionista. Los respectivos líderes fueron reemplazados después de cada fracaso. Simplemente podemos contar el número de líderes del Partido Laborista que han existido entre Barak en el 2000 y Herzog en el 2017: Ben Eliezer, Ayalon, Miztna, Yachimovitz, Peretz, Peres, Harish, de nuevo Barak. Y este no es el orden correcto, porque el orden no importa realmente. El partido que tuvo cinco líderes entre 1969-1997, tuvo ocho líderes entre 2002-2013.

Esto debe ser una señal de algo más grande que unas feroces batallas personales. Debe ser la señal de una crisis ideológica, la crisis de un campo inseguro de sí mismo, de su ideología, de su destino, de sus prioridades.

Cada líder del Partido Laborista ha realizado su propio intento de cambiar las prioridades de la agenda del partido. Peretz se volvió hacia la periferia, Ayalon trató de proyectar el camino de Rabin, Yachimovich fue la voz de los solicitantes de justicia social, Ben Eliezer representó a la corriente principal del Laborismo de los últimos años. Del mismo modo, cada partido que momentáneamente capturó la imaginación de los votantes de centro-izquierda tuvo su propia agenda. Shinui potenció las reformas económicas y la lucha contra la agenda de los ultra-ortodoxos. Kadima promovió una acción unilateral para resolver la cuestión palestina. El actual Yesh Atid es la expresión de la corriente principal del centrismo.

El centro-izquierda de Israel sí sabe lo que no quiere: No quiere que Netanyahu sea el primer ministro. Netanyahu es el único problema real que une a todo este campo, y por lo tanto el problema con el que ha tenido que lidiar Herzog como líder. Herzog teniendo buenas razones (una oportunidad para las negociaciones de paz), cometió el pecado máximo de consultar con Netanyahu en un intento de unirse a su coalición. Cometió el error fatal de pensar que la paz - o la posibilidad de unas negociaciones de paz - podría blanquear ese pecado. Pero no lo hizo. Y esto es así porque la paz ya no es el unificador de dicho campo como lo fue durante los años noventa. Ahora el unificador es Netanyahu (en su contra).

Uno se pregunta qué va a suceder con este campo político en la era post-Netanyahu. ¿Va a conseguir la derecha otro líder contra el que se puede unir, tal vez alguien como Avigdor Lieberman o Naftali Bennett? ¿Van a estar más dispuestos a aceptar el papel de socio en una coalición más amplia con un nuevo líder de la derecha? ¿Van a elevarse para capturar el timón de las manos de una debilitada y posiblemente fracturada derecha, y si lo hace, qué va a hacer con ese timón?

La lucha actual por el Partido Laborista podría demostrar que aún es prematuro hacerse estas preguntas. Esto demuestra que el campo ideológico que una vez fue representado por este partido se encuentra todavía en modo de examen de conciencia.

Labels: ,

Sunday, March 19, 2017

Los jóvenes judíos (los milenial) en los Estados Unidos e Israel: El aumento de los niveles de religiosidad y la creciente brecha política - Shmuel Rosner

Las conferencias son una buena manera de conocer gente y escuchar lo que tienen que decir, aunque a menudo basada en la información que tienen y tú no. Así que la semana pasada, en la conferencia JPPI sobre el futuro del pueblo judío, he escuchado con atención al profesor Sergio Della Pergola, de la Universidad Hebrea, presentar unas pocas cifras a partir de un documento del que es autor con Ariela Keisar del Trinity College. A continuación, amablemente accedió a enviar las diapositivas que los dos se presentaron en la Conferencia de la Asociación de Estudios Judíos en diciembre del año pasado.

Al igual que muchos otros informes, tiene un título fantástico: Contrastes y comparaciones de los judíos estadounidenses e israelíes: los Milenial bajo la lupa. Al igual que algunos otros informes, detrás del nombre existe información. En este caso, se trata de información sobre un grupo sobre el que el mundo judío está muy preocupado: los judios milenial de Israel y los Estados Unidos. Los dos estudios realizados por el PEW, en los Estados Unidos e Israel, proporcionan unos datos parecidos con los que trabajar. Por lo que los autores decidieron comparar estos dos grupos.

Pero son diferentes, por supuesto. Comenzando por el hecho de que algunos milenial israelíes todavía están sirviendo en el ejército, mientras que sus primos en los EEUU van a la universidad. Continuando con el hecho de que la mayoría de la generación del milenio de los Estados Unidos son aún solteros (90%), mientras que sus primos israelíes ya han comenzado a casarse (31%) y tener hijos.

DellaPergola y Keisar han descubierto algunas cosas interesantes acerca de la generación de los judíos del milenio en las dos comunidades judías más grandes y más importantes hoy en día. Por ejemplo: que la religiosidad entre los judíos del milenio está en aumento, un resultado, sin duda, de la composición demográfica de este grupo en comparación con otros grupos de judíos (es decir, un efecto de la mayor demografía ortodoxa). Los autores analizaron el porcentaje de judíos de acuerdo con tres afirmaciones: la asistencia semanal a los servicios religiosos; la religión es importante en mi vida; creo en Dios o en un espíritu universal.



Si echan un vistazo al gráfico, los jóvenes judíos en Israel son cada vez más religiosos, y por lo tanto son mucho más religiosos que los jóvenes judíos americanos (en la que también se puede ver una clara diferencia entre los judíos que son y no son "educados como judíos").



De una manera similar, se puede observar el número de judíos que están de acuerdo con estas tres afirmaciones (DellaPergolla y Keisar examinaron aquí el sentido de ser un "pueblo" entre los jóvenes): ser judío es importante en mi vida, tengo una responsabilidad especial a la hora de preocuparme por los judíos de todo el mundo, y tengo un fuerte sentido de pertenencia al pueblo judío. En este caso, la respuesta está dividida: los que más se identifican como judíos - en Israel o los Estados Unidos - se sienten de hecho más judíos que la generación anterior. Pero el sentido de "ser un pueblo" entre los que no fueron educados como judíos está en declive (y esto no debería ser una gran sorpresa).

El índice de apoyo a Israel se basa en las respuestas positivas a dos afirmaciones, y en este caso es posible pensar que tal vez dichas expresiones no reflejan exactamente lo que los autores consideran que implica un apoyo a Israel.

Las afirmaciones son: "Me preocupo por Israel / La vida en Israel es esencial para mi identidad judía" y "El gobierno israelí está haciendo esfuerzos sinceros para lograr la paz con los palestinos". Claramente, la primera pregunta es directa y refleja el apoyo o la identificación con Israel. Pero la segunda pregunta es bastante más complicada: ¿estar en desacuerdo con la afirmación de que un determinado gobierno israelí está haciendo un esfuerzo sincero para alcanzar la paz implica necesariamente un menor apoyo a Israel? En estudios recientes, la JPPI realizó la misma pregunta a grupos de judíos y encontramos lo que DellaPergola y Keisar también encontraron: "que los esfuerzos de Israel no se consideran sinceros por muchos judíos en otros países". Pero también nos muestran que, a menor edad, mayor escepticismo sobre la sinceridad de Israel.

La misma duda puede elevarse sobre el índice del llamado "nacionalismo judío", y que se basa en otras tres afirmaciones: "Los asentamientos ayudan a la seguridad de Israel", "Dios dio la Tierra de Israel a los judíos", "No creo que se pueda hallar una arreglo para que Israel y un estado palestino independiente convivan en paz". ¿Por qué este índice es algo problemático? Porque las afirmaciones primera y tercera son de naturaleza política, mientras que la segunda es una cuestión cultural-teológica. En otras palabras: los autores suponen inadvertidamente que la creencia en que Dios dio la Tierra de Israel a los judíos está necesariamente conectada con el beneplácito al proyecto de los asentamientos. Y si bien esta suposición es probablemente válida en el mundo real en muchos casos, no creo que sea válida en el mundo de las ideas.

DellaPergola y Keisar examinaron otras preguntas, pero si seguimos con la política, su último gráfico es el más interesante ya dibuja vívidamente lo que reconocemos como la creciente brecha política entre los jóvenes israelíes y jóvenes judíos de los EEUU.

En este gráfico se utiliza de nuevo "la sinceridad de los esfuerzos israelíes por la paz", pero añade la consideración correspondiente de "la sinceridad de los esfuerzos palestinos por la paz". El índice basado en estas dos afirmaciones muestra el porcentaje de diferencia entre la creencia en la sinceridad de los esfuerzos palestinos e israelíes, entre los jóvenes israelíes, los jóvenes judíos americanos "educados como judíos" y el resto de jóvenes judíos americanos donde se incluyen los que no fueron educados como judíos. El resultado es una gráfica que narra la historia de una brecha cada vez mayor. Los jóvenes israelíes tienen mucha más confianza en la sinceridad de Israel en comparación con la sinceridad de los palestinos, mientras que los jóvenes judíos estadounidenses no ven tanta diferencia entre la sinceridad (o falta de ella) de los israelíes y palestinos.



¿Qué aprendemos de esto? Que Israel puede tener éxito a la hora de convencer a sus jóvenes de su narrativa, pero no convence a los jóvenes judíos americanos que todavía buscan la paz. Si los jóvenes judíos americanos, a medida que crezcan, siguen viendo a Israel como un país que no busca la paz, seguramente hará que sea más difícil para ellos apoyarlo, no importando si sus conclusiones son correctas o si están ampliamente desconectados de la realidad en la que viven los israelíes.

Labels:

Saturday, March 18, 2017

Feministas (y/o) sionistas, mártires de la izquierda, mujeres del Muro, pacifistas ególatras y demás fanfarria - Shmuel Rosner



1.- La discusión que rabia entre los movimientos "activistas" sobre la compatibilidad, o falta de ella, entre el feminismo y el sionismo, es uno de los debates más idiotas de los que he sido testigo desde hace mucho tiempo. ¿Se puede ser a la vez feminista y sionista? Todo depende de la definición que tengas del feminismo y del sionismo. Fin de la historia.

Una cosa que aprendemos de este debate: "ser feminista no excluye a nadie de ser también un idiota".

2.- Tengo la sensación de que hay una nueva oportunidad turística para Israel: "conseguir que los judíos radicales y aquellos repletos de superioridad moral y progresista vengan a Israel, y de paso convertirles en unos mártires de la izquierda por detenerlos durante una o dos horas".

Algunos de ellos parecen seriamente pedirlo [N.P.. y es que muchos están en perpetua búsqueda de incrementar su autoproclamada superioridad moral y su prestigio entre sus pares radicales].

Lo sé, todo es parte de la ira dirigida contra la decisión de Israel de ser más duro con aquellos que solo vienen a visitarnos para más tarde poder denigrar a Israel y actuar en contra de Israel en diversas instituciones. Y parte de esta rabia puede llegar a estar en parte justificada. Israel debería tener más cuidado a la hora de tratar de domeñar el radicalismo de izquierda del BDS, y no convertir a todos los críticos de Israel en enemigos acérrimos.

Aún así, esta nueva campaña de la izquierda, que bien podría titularse como "Israel, por favor, arréstame", roza el ridículo y el delirio. Si quieren ser mártires, si quieren sentirse unos héroes, pueden dirigirse a Siria. Las provocaciones baratas al blandengue Israel, donde no corren riesgos, no es un acto de heroísmo.

3.- De acuerdo con una encuesta publicada el martes, el 32% de los palestinos cree que la ocupación israelí de Judea y Samaria continuará durante al menos 50 años más, mientras que el 29% cree que continuará durante 5-10 años o más. Sólo el 24% piensa que va a terminar pronto.

Parece que los israelíes y los palestinos están básicamente de acuerdo. Sólo los americanos y los europeos no parecen poder ver una realidad evidente, y siguen insistiendo en un gran negocio que no está allí.

4.- Es bastante sorprendente que la prensa israelí, que a menudo se obsesiona con el conflicto entre Israel y Palestina, no se haya molestado demasiado en informar acerca del detallado informe de Michael Herzog - un negociador israelí - sobre las fallidas negociaciones de 2013-2014. Herzog utilizó un lenguaje suave, pero su veredicto fue claro: "no fue culpa de Netanyahu el que las negociaciones fracasaran. Fue culpa de John Kerry. De Kerry y de su equipo de negociadores estadounidenses".

Entonces, ¿por qué esa relativa tranquilidad entre los miembros de los medios de comunicación israelíes? Un Netanyahu algo paranoico diría que se debe a que los medios israelíes están controlados por los izquierdistas, y que todo lo que quieren saber y publicar es la falsa acusación de que las conversaciones fracasaron a causa de él.

No soy un admirador de la batalla de Netanyahu contra los medios de comunicación. Pero en este caso sí tendría un as en la manga.

5.- Por cierto, aconsejo a Trump y a sus asesores que lean el informe de Herzog (de hecho, sé que algunos de ellos lo hicieron). Una de las lecciones que deben aprender es no elevar las expectativas. Sí, claro, Trump es un negociante y un típico agitador, o lo que sea. El conflicto entre Israel y Palestina no es para aficionados. Tampoco es para gente que persiga lo grandioso.

En otras palabras: si Trump pone el listón tan alto como lo hizo Obama,  podría terminar donde terminó Kerry

6.- El columnista del Forward (y conocido activista del sector progresista), Peter Beinart, sostiene que cuando los demócratas miran a Netanyahu ven a Trump:
Cuando Netanyahu habla, los demócratas oyen a Donald Trump. Cuando los demócratas leen acerca de que Israel no permite que los críticos de Israel entren en el país, piensan en la prohibición de la inmigración de Trump. Cuando se enteran de las amenazas de Netanyahu a la libertad de la prensa, piensan en los ataques de Trump contra los periodistas. Cuando Netanyahu afirma que su muro en Egipto detuvo a la "inmigración ilegal", piensan en la pared propuesta por Trump a lo largo de la frontera con México.
¿Tiene razón? Tal vez. Probablemente. ¿Los demócratas están justificados a la hora de pensar que estos dos líderes tienen rasgos similares? Apenas. ¿Beinart no les regaña por hacer este tipo de comparaciones simplistas y superficiales? Por supuesto que no, Beinart solamente regaña a Netanyahu.

7.- Las mujeres del Muro (Kotel) presentaron una petición ante el Tribunal Supremo. Exigen el derecho de orar sin perturbaciones en el Muro Occidental.

En enero pasado, el tribunal dictaminó a su favor. Pero el tribunal está cambiando rápidamente y es cada vez más conservador. De hecho, escribí un artículo sobre ello la semana pasada en The New York Times. Aquí está un párrafo:
Es, sin duda, un momento aterrador para una minoría de israelíes, esos que creen que una liberal y activista Corte Suprema es la última de las instituciones democráticas de Israel no tocada por la derecha. Pero el resto de los israelíes ven el cambio gradual en la composición de la Corte como un hecho positivo, un paso importante para la coalición gobernante de Israel y para sus mayoritarios representantes y votantes. Es decir, si la coalición conservadora resulta digna de los cambios que está promulgando.
8.- De hecho, el Muro Occidental es uno de los lugares en los que la coalición conservadora podría demostrar su valía. Es uno de los lugares en los que la coalición puede demostrar que no es necesaria una Corte activista [N.P.: tal como lo ha sido hasta ahora, y muy sesgada hacia la izquierda].

¿Ustedes no quieren que la Corte intervenga? Eso es comprensible. Pero por favor, compórtense como adultos y hagan política por su cuenta. El gabinete votó a favor de establecer una tercera plataforma cerca del Kotel. El gabinete se supone que debe poner en práctica su decisión. Si no lo hace, su caso contra una Corte activista se volverá mucho menos convincente.

Labels:

Sátira: Hamás forma una nuevo brigada de combate (la Brigada Rachel Corrie) compuesta totalmente por activistas de las ONG de derechos humanos - Preoccupied Territory



En la búsqueda de las ventajas de una mano de obra diversificada, la organización militante islamista que gobierna la Franja de Gaza y varias fortalezas en Cisjordania ha establecido una nueva unidad compuesta por 4,000 personas, todos las cuales son activistas de varias organizaciones de los derechos humanos.

La nueva Brigada Rachel Corrie lleva el nombre de una activista estadounidense que murió cuando se puso delante, en el lado ciego, de una excavadora del ejército israelí en 2003, y será inaugurada oficialmente el próximo lunes, a los catorce años de su muerte.

Al igual que su homónima, los miembros de la brigada Rachel Corrie provienen principalmente de numerosas organizaciones internacionales que monitorean o tratar de impedir las operaciones de seguridad de Israel, bajo el pretexto de defender los derechos humanos de los palestinos.

Esa combinación de experiencia, superioridad moral, inteligencia y dedicación es exactamente lo que Hamas está buscando en los reclutas, confirmó Mahmoud al-Zahar, un portavoz de Hamas. "Esta oportunidad siempre ha esta estado delante de nosotros", admitió con evidente disgusto. "Finalmente nos dimos cuenta de lo perfectamente alineados que están estos activistas con nuestra visión, y lo fácil que sería establecer un programa de reclutamiento y formación. Ha sido un enorme éxito, incluso un puñado de periodistas y corresponsales extranjeros se han inscrito".

De los aproximadamente nueve mil voluntarios y activistas que supuestamente defienden los derechos humanos en el país, un tercio ya ha sido registrado en la nueva brigada. "Tenemos algunos problemas logísticos, por supuesto", explicó al-Zahar. "Los voluntarios de Gaza no pueden formar parte fácilmente de la brigada como sus homólogos en Hebrón, Nablus, Jenin, Qalqiliya, Tulkarem. Eso significa que el término 'brigada' es más una formalidad que una realidad organizativa, pero como cada uno de nuestros nuevos reclutas ya sabe, si nosotros decimos que es verdad, será verdad para ellos. Así tanto si hablamos de historias de atrocidades y crímenes de guerra israelíes, o del hecho de la brigada Rachel Corrie".

En sus esfuerzos de reclutamiento, Hamas se ha centrado en gran medida en grupos como Human Rights Watch, Amnistía Internacional, Médicos sin Fronteras y el Movimiento de Solidaridad Internacional, el grupo de Corrie. Muchos de los reclutas ya han participado en actividades formales o informales de ayuda y sostén de Hamas, tales como protestas contra la barrera de seguridad de Israel, lanzamiento de piedras y bombas incendiarias, acoso a los judíos que viven cerca de los palestinos, lanzamiento de insultos - y a veces de objetos pesados ​​- contra los soldados del IDF, y otras operaciones calificadas de "resistencia".

"Normalmente somos aliados, aunque no miembros de Hamas", explicó Omar Shakir, un operativo de la nueva brigada. "Nosotros producimos y distribuimos su propaganda, y ellos matan a los judíos. Cada uno de nosotros hacemos lo que mejor realizamos. Pero muchos de nosotros queremos hacer más, y ahora el movimiento está proporcionando esta oportunidad para que lo hagamos".

Shakir declinó hacer comentarios sobre la difícil situación de los palestinos en Siria, miles de los cuales han muerto en la guerra civil de ese país, y muchos de los cuales permanecen sitiados y hambrientos.

Labels:

Ataques aéreos israelíes en Siria. Serias amenazas de represalias - Debka



El ejército israelí ha comentado que sus aviones de combate habían alcanzado varios objetivos en Siria la madrugada del viernes 17 de marzo, y que estaban de vuelta en el espacio aéreo controlado por Israel cuando Siria lanzó varios misiles antiaéreos contra los aviones israelíes. Los misiles Arrow de defensa aérea de Israel interceptaron uno de los misiles, según el Ejército, pero no dio más detalles sobre si otros misiles hostiles habían llegado hasta el territorio israelí. La seguridad de los civiles israelíes y la seguridad de la aviación israelí "no se vieron comprometidas", subrayó el portavoz del IDF

Fuentes militares comentaron al DEBKA que el comunicado oficial del IDF plantea preguntas. No tiene sentido que se dispararan misiles Arrow contra los misiles sirios tierra-aire disparados contra los aviones de guerra israelíes. El Arrow sólo se utiliza para interceptar misiles tierra-tierra sirios o de Hezbollah y dirigidos contra un objetivo en Israel.

Eso también explicaría la gran explosión que resonó desde el oriental Valle del Jordán hasta Jerusalén, a 150 km, en las primeras horas del viernes.

Esta explicación hizo ganar credibilidad al relato del ejército sirio: "Un total de cuatro aviones israelíes violaron el espacio aéreo sirio el viernes por la mañana, atacando un 'objetivo militar' cerca de Palmyra. En represalia, fueron disparados misiles antiaéreos sirios, los cuales derribaron un avión israelí sobre 'suelo ocupado'. A raíz de la violación del espacio aéreo del país, el Ejército sirio advirtió a Israel de "represalias directas con todos los medios a su alcance".

El Ejército israelí hizo hincapié en que ninguno de los aviones israelíes fue dañado. "En ningún momento la seguridad de los civiles israelíes o de las aeronaves de la IAF [Fuerza Aérea de Israel] se vio comprometida", dijo un portavoz militar israelí.

Fuentes militares comentaron a DEBKA que "la gran base aérea sirio T4 se encuentra cerca de Palmyra. Si tal fue el objetivo del ataque israelí, habría sido el punto más al norte de Siria atacado nunca por aviones de guerra israelíes".

El hecho de que fragmentos del misil Arrow aterrizaran en el pueblo norteño jordano de Anbata, en el distrito de Irbid, según lo revelado por medios de comunicación social, añade evidencias de que fue lanzado contra un misil disparado contra Israel. Si el Arrow hubiera interceptado a los misiles anti-aéreos sirios en el norte de Siria, los fragmentos de la interceptación no habrían llegado hasta Jordania o las sirenas alertando la presencia de cohetes se hubiera oído en el valle del Jordán en el lado israelí de la frontera.

Por otra parte, ha llegado el momento de abandonar la rutinaria atribución oficial de cualquier ataque aéreo israelí sobre Siria a objetivos como los convoys de armas avanzadas remitidos a Hezbollah en el Líbano. Ya no es creíble. Tras su intervención en la guerra de Siria, Hezbollah mantiene muchas instalaciones militares, fijas y móviles, en suelo de Siria, orientadas y preparadas para atacar a Israel. El grupo chií pro-iraní ya no necesita enviar los convoyes al Líbano. Su armamento avanzado se encuentra en bases permanentes en las ciudades sirias occidentales de Zabadani y Quseir
.
De hecho, en las últimas semanas se ha conocido que Hezbollah está ocupado cavando profundos pozos de almacenamiento subterráneos para mantener sus sistemas de armas avanzadas fuera de esas ciudades. De acuerdo con algunos informes, también está cavando enormes túneles para canalizar las tropas y el hardware que unan esos pozos al Líbano.

La niebla de la batalla todavía se cierne sobre el episodio del viernes. Pero fue lo suficientemente grave como para marcar una escalada de la intervención militar de Israel en Siria. Esto a su vez agrava el riesgo para Israel de la inminencia de un enfrentamiento con el ejército sirio y Hezbollah, todos ellos bajo la dirección de Irán.

Labels:

¿También culpa de los derechistas y de la Alt-right cuando atacan al privilegio blanco? Panfletos que afirman que el "privilegio judío" es la clave de la injusticia social en los Estados Unidos, distribuidos en el progresista campus de la Universidad de Illinois en Chicago - JewishWeek



Los panfletos, que se encontraron el martes y el miércoles en diferentes lugares, reclamaban que "acabar con el privilegio blanco comienza con terminar con el privilegio judío". Citando datos de una encuesta del PEW sobre la población judía americana, los panfletos afirmaban que el 44% de los judíos estadounidenses están dentro del "1%" que representa a la clase económica superior en los Estados Unidos.

"¿Es el 1% de los hombres blancos? ¿O es el 1% judío?", se preguntaba el panfleto, mostrando una pirámide de población en la que la parte superior estaba poblada casi en su totalidad con figuras estampadas con grandes estrellas judías. La base de la pirámide está etiquetado como "el 99%" y "goyim".

El Chicago Metro Hillel, que funciona dentro de la universidad, solicitó a la universidad que investigara los panfletos y convocara a una reunión con el decano de la escuela de los estudiantes. El miércoles, la universidad emitió un comunicado condenando los panfletos y anunciando una investigación.

"Unos carteles antisemitas fueron encontrados en el campus difamando, insultando y retratando negativamente a los miembros judíos de nuestra comunidad del campus", dijo el comunicado. "Tales acciones no reflejan los valores que tenemos como comunidad. Son manifestaciones que invocan el odio y la violencia hacia los miembros de nuestra comunidad que no serán tolerados en nuestro campus".

El informe de Pew del 2009 que utilizaba el panfleto comentaba "la distribución por ingresos dentro de los grupos religiosos de los Estados Unidos", y mostraba que el 46% de los hogares judíos tenía un ingreso anual de unos 100,000$ o más. Según algunas estimaciones, el ingreso familiar debe ser al menos de 350,000$ para calificarlo como miembro de esa clase económica superior que representa al 1%.

Labels:

La "israelización del antisemitismo" - Monika Schwarz-Friesel y Jehuda Reinharz - Boston Globe


En el siglo XXI, el criticismo de Israel que se basa en el pensamiento antisemita y está dirigido contra los judíos en general, se ha convertido en la forma verbal dominante en el que las ideas judeofóbicas se articulan y se difunden. Entre 2002 y 2012, la Embajada de Israel en Berlín y el Consejo Central de los Judíos en Alemania recibieron más de 14.000 correos electrónicos, cartas, tarjetas postales y faxes desde todas las regiones de Alemania. Calculando que este material nos podría proporcionar una ventana a la moderna mentalidad alemana con respecto a Israel, se realizó un estudio de estos mensajes y se encontró con que la gran mayoría comenzaba con críticas a las políticas de Israel, pero inmediatamente se deterioraban y se convertían en ataques antisemitas. Llamamos a este fenómeno la "israelización del antisemitismo".

Hemos encontrado un patrón similar en un estudio más pequeño de más de 2.000 mensajes de correo electrónico enviados por ciudadanos de ocho países europeos a sus embajadas de Israel. Creemos que los resultados son representativos de un discurso antisemita similar en todo el mundo, incluso en los Estados Unidos, como una reciente investigación del ADL mostró sobre unos 2,6 millones de mensajes antisemitas publicados en Twitter entre agosto de 2015 y julio de 2016. Para estar seguro de que no confundimos los sentimientos anti-judíos y anti-Israel, hemos definido de antemano las definiciones del críticismo de las políticas israelíes y el odio anti-judío.

Otra conclusión sorprendente de nuestro estudio fue que, contrariamente a la creencia popular, no se trata de manifestaciones exclusivamente de la alt-derecha, los neonazis y la extrema izquierda. Por el contrario, el lenguaje del antisemitismo contemporáneo, como en el pasado, se ha introducido y extendido tanto en la corriente principal de pensamiento ilustrado como en los grupos marginales. En lugar de los ataques físicos contra los judíos - con obvias excepciones -, los ataques de hoy en día son verbales, ideológicos y disimulados bajo la apariencia de una crítica de las políticas del Estado de Israel.

Los ataques antisemitas a lo largo de los siglos se han basado en la demonización de los judíos como manifestación del mal supremo. Este concepto se ha encontrado en varias ocasiones en los mensajes que hemos estudiado. Por ejemplo, en una carta del 2007 a la Embajada de Israel el redactor escribió "Los israelíes son y seguirán siendo, sin importar el espectáculo que presentan, los mayores racistas, criminales de guerra, belicistas, asesinos, asesinos de niños, violadores de la ley internacional, torturadores, ladrones, mentirosos, nazis y terroristas...". Otro mensaje enviado a la embajada en 2008 anunciaba claramente: "Aquí hay un cariñito para ustedes, sucios judíos. Ustedes son los culpables de la miseria en el mundo".

Además de la demonización, una segunda idea con milenios de años deslegitima la existencia misma de los judíos, allanando el camino para su segregación en primer lugar y luego su eliminación o genocidio. Al igual que los judíos no tendrían derecho a existir, tampoco un estado tan abismalmente malvado y destructivo tendría derecho a existir. En la mente de estos antisemitas, Israel se ha convertido en el judío colectivo y debe ser destruido. La deslegitimación racista se basa en estereotipos de los judíos como explotadores, parásitos y nómadas sin hogar, como en este mensaje remitido en el 2006 al Consejo Central de los Judíos en Alemania: "Sólo la disolución del Estado israelí puede contrarrestar la solidaridad entre los judíos y también sus enormes tendencias agresivas a las que el pueblo unido se ha entregado sin piedad, producto de su agresividad y frustración congénita. Los judíos que se alejen de Israel tendrán entonces la posibilidad de establecerse en cualquier otro lugar. A fin de cuentas, en los tiempos del Antiguo Testamento los judíos ya eran un pueblo nómada que emigraba en un momento dado a Egipto o a Babilonia, esta última emigración debida  por cierto a su depravación moral, después de la cual se trasladaron de vuelta a Israel".

En cuanto a los mensajes en su conjunto, hubo poca variación entre los distintos años, excepto los picos que observamos durante los conflictos militares, tales como la guerra de Gaza en 2014. Este evento provocó una tormenta de comentarios anti-Israel y anti-judíos en Europa y los Estados Unidos, que continúa hasta nuestros días, y que se extendió más ampliamente en línea. También es interesante observar que estos incendios se definieron siempre en términos de un solo lado, con Israel como el único agresor. Este marco unilateral se aplica no sólo a un conflicto militar entre Israel y los Estados árabes y palestinos, sino también a la condena de Israel por violaciones de los derechos humanos que se definen como casi exclusivamente características de Israel, en comparación con los registros de otros países.

Cuando Israel, el Estado judío, es denunciado como el único y auténtico mal, el antisemitismo está claramente en juego. Los modernos antisemitas han tornado "el problema judío" en "el problema Israel". En este mundo en el que estamos tratando de eliminar el racismo, la misoginia, la homofobia y mucho más, ha llegado el momento de incluir la eliminación de ese odio secular a los judíos.

Labels:

"Dos Estados" no es el objetivo, la paz es la meta. Y ambas cosas no significan lo mismo - Elder of Ziyon



El New York Times, Washington Post y Los Angeles Times se han burlado de la declaración del presidente de Trump de que tal vez una solución de dos estados no fuera la solución.

Todas estos editoriales hacen una básica suposición implícita: que los palestinos deberían tener el poder de veto sobre cualquier solución, pero que en cambio los israelíes no deberían tenerlo.

El New York Times es más explícito:
Su disposición, sin embargo, a dar crédito a aquellos que niegan un estado independiente para los palestinos sin duda provocará que la paz sea más difícil de lograr. Los palestinos han buscado durante mucho tiempo su propio estado y están seguros de rechazar la idea de que sus tierras sean anexionadas por Israel, incluso si se les ofrece algún tipo de autonomía limitada.
Pero los israelíes también se muestran firmes a la hora de rechazar las demandas palestinas por la paz. Como indicó Mahmoud Abbas, y ésta es sólo una descripción parcial de las demandas palestinas:
El presidente Mahmoud Abbas subrayó que su gobierno se adhiere a la opción de dos estados, así como al derecho internacional y a la legitimidad internacional para garantizar el final de la ocupación israelí y el establecimiento del Estado independiente de Palestina con Jerusalén Oriental como su capital, para vivir con seguridad y en paz junto al Estado de Israel sobre las fronteras del 4 de junio de 1967
No obstante. Abbas rechaza específicamente las dos líneas rojas de Israel descritas por Netanyahu, ya sea para un escenario de uno o dos estados:
El presidente Abbas hizo hincapié en que la persistencia del primer ministro israelí en sus dictados respecto a la continuación del control israelí sobre la frontera oriental del territorio del Estado de Palestina, así como la exigencia del reconocimiento de Israel como Estado judío, deben considerarse como una continuación del intento de imponer unos determinados hechos y destruir la opción de dos estados reemplazándola por el principio de un único estado con dos sistemas: el apartheid.
Eso en inglés, en árabe Abbas exige aún más: el mítico "derecho de retorno", la liberación de los presos terroristas y mucho más.

Todas ello se describe una y otra vez por los líderes palestinos como unas demandas no negociables, lo que significa que van a rechazar cualquier cosa que sea inferior a lo que desean.

Sin embargo, los grandes medios de comunicación occidentales hacen la suposición de que el rechazo palestino es legítimo, y por lo tanto, a menos que consigan lo que quieren, no puede haber una solución. Los medios de comunicación también aceptan tácitamente la idea de que los palestinos se decantarán espontáneamente por la violencia y el terrorismo si no consiguen lo que quieren, dando legitimidad  a sus amenazas.

Pero, ¿qué pasa con lo que quieren los israelíes? Ninguno de estos editoriales da credibilidad a la insistencia de Netanyahu de un control de la frontera con Jordania, de que los palestinos acepten a Israel como el estado judío que es, o de que se reduzca la extrema incitación contra Israel y los judíos en las escuelas y los medios de comunicación palestinos, y que estas líneas rojas israelíes pueden utilizarse para rechazar legítimamente la existencia de un estado palestino que no las tenga en cuenta.

Los medios occidentales solamente conceden a los palestinos el poder de veto sobre cualquier solución. Sólo sus líneas rojas son válidas y reales para ellos.

Todos los editoriales ignoran el hecho más fundamental de todos, las anteriores ofertas de paz de Israel, centrando cada una de sus objeciones y advertencias al supuesto de que Israel se convertiría en un "estado de apartheid". Pero no es la parte israelí la que rechaza la paz, sino la parte palestina, una y otra vez.

El editorial del Washington Post es más interesante, ya que accidentalmente proporciona el mejor argumento para mantener el status quo. Comenta que la declaración de Trump "incrementa las posibilidades de que uno de los pocos rincones relativamente pacíficos de la región volverá al conflicto"

¿Comprenden, las cosas ahora son relativamente pacíficas sin un Estado palestino?

Sí, hay apuñalamientos y otros ataques ocasionales con coches... sin embargo, en comparación con el pasado, incluso durante el proceso de Oslo en sí en la década de 1990, las cosas realmente en la actualidad son relativamente pacíficas.

Y la razón no es porque los palestinos tengan esperanza en poseer un estado. Ellos ya detuvieron hace años las negociaciones para ello. La razón es que tienen una autonomía y un poder político que no quieren perder. No van a correr el riesgo de perder lo que ya tienen con el fin de tratar de obtener un estado que aún ven poco probable de conseguir.

Es Hamas el que ha detenido los ataques con cohetes, no un plan de paz. Las guerras de Gaza son las que les disuaden de un terrorismo pleno en la actualidad, no un pedazo de papel. Ellos quieren mantenerse en el poder por encima de todo. Eso no quiere decir que no fantasean con espectaculares ataques terroristas, pero desean mucho más asegurarse de que no van a perder más de lo que podrían ganar en cualquier movimiento que hagan, y para ello limitan sus opciones de terror de manera espectacular.

La Autoridad Palestina disfruta con el simbolismo de la condición de estado que posee gracias a las misiones diplomáticas y el respeto sin precedentes que disfruta en la ONU. Sus fuerzas de seguridad están parando los ataques terroristas no por defender el "proceso de paz", sino porque como Hamas no quieren perder lo que tienen.

Esta es la zona más pacífica de la región desde la década de 1980, cuando Israel se hizo realmente con el control de los territorios. Sin embargo, a diferencia de la década de 1980, no se debe al IDF, sino a que los árabes tienen algo que perder y no quieren ponerlo en peligro.

¿Quién puede decir de manera realista que un Estado palestino, donde se pueda desplegar un ejército y abiertamente se promuevan ataques terroristas más allá de lo que hoy lo hacen, tendría algo que ver con la paz? ¿Cómo puede el Washington Post asumir que "uno de los pocos rincones relativamente pacíficos de la región" seguiría siendo de esa manera (o incluso mejor) cuando la parte que apoya abierta y financieramente a los terroristas, consigue un estado?

Los palestinos que han rechazado sistemáticamente planes de paz razonables y que todavía hoy abrazan el terror, no se merecen un estado siempre y cuando se mantengan intransigentes.

Los "dos Estados" solían ser una fórmula con posibilidades de alcanzar el objetivo de la paz. Falló. El error es que el mundo no parece poder distinguir entre el objetivo y los medios.

El objetivo sigue siendo la paz, no los "dos estados". Como admite el Washington Post, en este momento hay más paz en Israel y en los territorios que la que disfrutan los vecinos de Israel, y las cosas en Israel no han sido tan pacíficas durante décadas. No hay absolutamente ninguna evidencia de que un Estado palestino volvería las cosas mejores, y existe considerable evidencia de que empeoraría las cosas.

El status quo no es lo ideal, e Israel todos los días tiene que equilibrar sus necesidades de seguridad con la garantía de que los árabes palestinos puedan disfrutar la mejor vida y la mayoría de los derechos posibles. Si al mundo le gusta o no esto, es el mejor plan de paz disponible en la actualidad. Mientras los palestinos se niegan a ceder, el statu quo se mantendrá como la opción que mejor optimiza una paz verdadera.

Labels:

Friday, March 17, 2017

¿Qué tipo de utopía debe ser Israel? - Michal Koplow - Matzav Blog


Hay una escena en el sexto episodio de la primera temporada de Mad Men donde el publicitario Don Draper es abordado por el gobierno israelí para crear una eficaz campaña de turismo para el Estado judío. Buscando una idea, le pide a una novia judía que le explique por qué Israel es importante y por qué los turistas deben querer ir allí. Ella le explica que los judíos han vivido en el exilio durante tanto tiempo que tener un país propio les parece muy importante, y que a pesar de que no tener ningún deseo de ir a vivir allí, Israel tiene que "ser y existir" debido a la idea que representa. Después de que Draper comente que eso suena a una utopía, ella le responde que la definición griega de utopía puede significar tanto un buen lugar o como el lugar que finalmente "no puede ser". Mientras que el último intercambio es un comentario sobre su relación, captura el contexto más amplio de la actual y agitada relación entre Israel y los judíos estadounidenses.

La visible oleada de antisemitismo en los Estados Unidos durante el último año ha llevado a los judíos estadounidenses al límite, y para muchos ha reforzado la importancia de Israel y su papel de "ser y existir". Más que nunca, Israel resuena como un puerto seguro de último recurso y como un refugio contra un mundo que históricamente no ha aceptado a los judíos. Entiendo este sentimiento no desde una perspectiva teórica, sino desde una perspectiva personal. Como un niño que creció en Nueva York, nunca experimenté un segundo de antisemitismo abiertamente detectable. Tuve un debate recurrente con mi padre en el que sostuve que la experiencia judía en América marcó el final de la historia de los dos mil años de diáspora judía, en la cual la persecución y el antisemitismo fueron las características definitorias. Y sin embargo, en los últimos dos meses, las escuelas judías de mis hijos han sido objeto de múltiples amenazas de bomba, y en mi suburbio de Washington he visto un aumento en los graffiti e invectivas antisemitas. Al igual que Francis Fukuyama, me equivoqué al pensar que la exuberancia de un breve momento superaría al amplio recorrido de la historia y, a pesar de ser alguien que nunca cuestionó la gran importancia de Israel, esa importancia para mí ha sido literalmente llevada a casa. Israel, de hecho, representa una idea para los judíos de todo el mundo, y mientras oramos para que nunca se transforme de una idea a un imperativo práctico, requiere una defensa absoluta de la legitimidad y la seguridad de Israel.

Pero mientras la idea de que Israel es del buen lugar, también se está acercando peligrosamente para los judíos americanos la idea de que es el lugar que "no puede ser". Esto se debe a que el compromiso inviolable de Israel con los judíos, en lugar de solamente con los israelíes, está en cuestión, y una vez que el cambio emocional tiene lugar, podría ser imposible para muchos judíos estadounidenses identificarse con Israel de la misma manera. No será un lugar que vean como "un oasis real en el desierto", sino como un "espejismo tentador".

El primer factor que amenaza con causar este cambio es el tratamiento del antisemitismo por parte del gobierno israelí. Al hablar de su decisión de ir a París después del ataque terrorista a la tienda de comestibles Hyper MediaCacher para solidarizarse con los judíos franceses, el primer ministro Netanyahu describió su papel ya no sólo como representante de Israel, sino como representante de todo el pueblo judío. Este no es un papel que haya sido reclamado por los primeros ministros israelíes: David Ben-Gurion, por ejemplo, hizo una clara distinción entre lo que representa Israel y los que representan los judíos de fuera de Israel en su intercambio de cartas con Simon Rawidowicz en 1954-55, la cual comenzó como una discusión sobre el uso de la palabra "Israel" y otra terminología, y finalizó con Ben-Gurion rechazando cualquier uniformidad entre los judíos israelíes y los judíos de la diáspora.

Se trata de un debate más amplio sobre si Netanyahu puede y debe tener un papel más amplio más allá de ser un líder político israelí, pero si pretende que sea creíble debe asumir un aspecto consistente y continuo y no sólo cuando sea políticamente conveniente. Venir a los Estados Unidos en medio de un estallido de amenazas de bomba contra las instituciones judías y ante un torbellino de angustia de los judíos estadounidenses, los cuales nunca antes se han sentido personalmente amenazados, y declarar básicamente que todo está bien, solamente puede denegar cualquier reclamación de Netanyahu como representante de los judíos en peligro dondequiera que estén.

También pone en duda el compromiso de Israel con los judíos de la diáspora. Para los judíos que apoyan fervientemente a Israel como el proyecto judío definitivo y como un poderoso símbolo contra la represión antijudía, les resulta penoso ver como un primer ministro israelí aparta el antisemitismo y declara categóricamente que un presidente al que muchos judíos estadounidenses ven como parte del problema, es en realidad el mejor amigo que tienen los judíos.

El segundo factor que amenaza con perpetuar este cambio es la cerrada actitud ante la nueva prohibición de viajar y entrar a Israel de cualquiera que pida públicamente boicotear a Israel o cualquier área bajo su control, y que se pueda ver a Israel no como un lugar para los judíos sino como un lugar para los judíos de una cierta ideología. Yo no apoyo al BDS y no soy ni siquiera mínimamente simpático con sus objetivos, y tampoco apoyo los boicot a los colonos o asentamientos. Además, Israel tiene el derecho absoluto de determinar qué constituye una amenaza para su seguridad y de examinar a las personas que entran en sus fronteras para protegerse de esas amenazas. Pero lo justificado no siempre es lo inteligente, y la combinación de amenazas físicas tangibles con amenazas ideológicas amorfas demuestra tal distinción.

No es lo mismo mantener fuera al violento manifestante en Cisjordania que mantener fuera al padre de mediana edad que en voz alta declara que no va a comprar productos de los asentamientos, y es esta última acción la que causará la ruptura entre muchos judíos estadounidenses e Israel. Incluso si como Rachel Menken en Mad Men, eres una judía que quiere visitar Israel pero no quiere vivir allí, verse detenida en el control de pasaportes en el Estado judío debido a tus opiniones políticas es la manera más rápida de asegurarse de que cualquier posible afinidad desaparezca.

Israel en esa situación se convierte en un lugar que "no puede ser", y ya no sería el refugio seguro para los judíos, ni siquiera un lugar para los judíos, sino un estado que ha abandonado su función principal y su razón de ser. El argumento central sionista de que los judíos necesitan una patria sólo funciona si Israel es de hecho una patria basada en el judaísmo, en lugar de una patria basada en un conjunto de tendencias políticas. Al elevar la percepción de amenazas a alturas absurdas, la nueva legislación contra el boicot crea ignominiosamente una amenaza más grande para la existencia de Israel que los boicoteadores que está combatiendo.

Israel puede ser una utopía para los judíos de todo el mundo, no un lugar perfecto que debe cumplir un ideal imposible, pero sí un ancla sobre la que los judíos puedan gravitar en tiempos de necesidad. Sin embargo, si no toma esta obligación en serio, se convertirá en una utopía diferente, un lugar que exige un ideal imposible y que se hunde bajo el peso de sus propias expectativas.

Labels: ,

Una exhibición de hipocresía de parte de Bennett - Ben-Dror Yemini - Ynet


El problemático rabino Levinstein y sus excesos verbales

Hace sólo cuatro meses, el Ministro de Educación Naftali Bennett anunció el establecimiento de un comité de ética para las universidades y nombró al profesor Asa Kasher como su presidente. Una de las tareas del comité era tratar las declaraciones inusuales realizadas por académicos.

¿Debe el Estado mantenerse en silencio frente a ciertos irritantes y antisionistas comentarios públicos que calumnian al Estado de Israel? ¿Puede estar protegido por la libertad de expresión académica todo tipo de comentarios?

"Estamos comprometidos en garantizar el derecho del estudiante a estudiar en una institución de educación superior sin verse forzado a escuchar una predica política que no tiene nada que ver con el campo específico que estudia", dijo Bennett en ese momento. "Debemos evitar una situación en la que estudiantes o profesores sufren de rechazo, silenciamiento, exclusión o discriminación debido a su identidad, o bien debido a sus opiniones personales, incluyendo sus opiniones políticas".

Los profesores y académicos, en su mayoría izquierdistas, lanzaron de inmediato una gran protesta: "¡Sobre nuestros cadáveres! Nadie nos dirá qué tenemos que decir y enseñar".

Este no es un problema simple. Muchos sabios se han ocupado de ello, y también unos cuantos comités, en Israel y en todo el mundo. Pero Bennett tiene una opinión firme al respecto y creo que también tiene razón. La libertad de expresión académica no incluye el derecho a publicar calumnias gratuitas contra el Estado de Israel, y no da a los académicos el derecho de perjudicar a un cierto grupo de estudiantes - los soldados de la reserva, por ejemplo - sólo porque sirven en un pretendido "ejército de ocupación". Eso sucedió, por cierto, y el profesor fue reprendido.

Si esta es la regla con respecto a los profesores, ¿por qué no se aplica a los jefes de otras instituciones educativas? ¿Por qué se debe permitir que un educador en una academia pre-militar predique contra el servicio militar de las jóvenes? La respuesta es hipocresía. Hipocresía pura.

El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, decidió en un movimiento audaz exigir la renuncia de Yigal Levinstein, ese hombre con una boca especialmente grande y poco afortunada que sirve como rabino de la Yeshiva Eli y enseña a sus estudiantes a odiar a los "pervertidos" y a oponerse al servicio militar mixto con mujeres en unidades de combate.

Pero Bennett ahora está atacando a Lieberman. Es solamente está en contra de los excesos verbales cuando se trata de los izquierdistas. Cuando se trata de derechistas, y próximos a él, se muestra a favor.

Los izquierdistas no son mejores en este contexto. Todos ellos han solicitado medidas exigentes contra Levinstein. Y están en lo correcto. ¿Por qué debería este rabino seguir incitando a costa del Estado?

Pero ¡ay de quienquiera expresar una postura similar con respecto a los izquierdistas que incitan contra el estado!. Cuando eso sucede, la libertad de expresión se convierte en una vaca sagrada, y ¡ay de cualquiera que se atreva incluso a dudar del derecho a incitar de los izquierdistas!

Así que los Bennetts de la derecha y de la izquierda deberían pensar que una regla uniforme debería aplicarse tanto a los incitadores de la izquierda y de la derecha. Y si la izquierda no entiende eso - y no lo entiende porque son gente con una pretendida elevada moralidad -, eso no significa que Bennett también tenga el derecho de no entenderlo. Esta indulgencia en la hipocresía debe ser frenada.

Labels: ,