Wednesday, May 31, 2017

El New York Times desata un aluvión de ataques contra Israel con cinco nuevos artículos hostiles - Ira Stoll - Algemeiner



Cuando las páginas de opinión del New York Times contrató a Bret Stephens y Bari Weiss, dos veteranos sionistas del Wall Street Journal, un amigo mío me advirtió que esos fichajes podrían ser un arma de doble filo desde una perspectiva pro-Israel.

Ahora todos los editores anti-Israel del NYTimes sentirán que pueden manejarse con total impunidad debido a que la contratación de Stephens y Weiss les ofrecía una respuesta preparada a las acusaciones de “un descarado sesgo anti-Israel”. Es lo que me advirtió mi amigo.

O como  conté el 13 de abril, al escribir sobre Stephens: “Cualquiera que piense que el NYTimes, al contratarle, está motivado principalmente por el deseo de responder a las críticas al diario de los pro-Israel, pueden que deseen volver a pensárselo”.

Y es que la advertencia de mi amigo resultó ser profética.

En las semanas posteriores a la noticia de la contratación de Stephens y Weiss, el NYTimes, como para compensarlo, desencadenó un aluvión de artículos de opinión salvajemente hostiles a Israel y a los intereses judíos. Entre ellos:

- Un artículo de opinión de un terrorista palestino, Marwan Barghouti, quejándose de las condiciones en las cárceles israelíes y comparando a Israel con Sudáfrica durante el apartheid. Inclusive la propia editora del New York Times, Liz Spayd, criticó públicamente al NYTimes al identificar inicialmente al autor como "un líder palestino y parlamentario" y no como un terrorista convicto y un asesino.

- Un artículo de opinión de un abogado palestino, Raja Shehadeh, quejándose de los puestos de control israelíes que debe traspasar entre Ramallah y el aeropuerto internacional Ben Gurion. “No podemos darnos el lujo de abandonar la lucha y debemos hacer todo lo posible para poner fin a esta ocupación”, declaraba en su artículo en el NYTimes. En realidad era una adaptación de "Reino de olivos y cenizas: Escritores contra la ocupación", un libro que ya había sido la base de otro artículo del NYTimes y de un largo ensayo en el NYTimes Book Review (Ese mismo ensayo sobre el libro fue el objeto de una corrección después de que acusara falsamente al cónsul general de Israel en Nueva York, Dani Dayan, de pedir públicamente que los palestinos fueran deportados a Jordania).

- Un artículo de opinión del presidente del Consejo Nacional Iraní de América, Trita Parsi, afirmando falsamente que el acuerdo nuclear iraní había “frenado” las políticas iraníes sobre Israel. “Las acciones y la retórica de Irán sobre el Estado judío han cambiado notablemente desde que comenzaron las negociaciones nucleares”, afirmaba erróneamente.

- Un artículo de opinión del ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, afirmando falsamente que Irán "estaba ayudando a las víctimas del extremismo en Irak y Siria”, y ofreciendo asesoramiento a los Estados Unidos sobre la forma “de evitar la propagación del terrorismo y el extremismo militante”. Resulta muy sorprendente procediendo del representante de un país que lidera el patrocinio mundial del terrorismo. Zarif ha publicado al menos siete artículos en el New York Times desde el año 2003, cuatro de ellos desde abril de 2015, lo que provocó cierta especulación irónica acerca de que el NYTimes le convertiría en el próximo columnista de opinión tras contratar a Stephens.

- Un artículo de opinión de otra abogada palestina, Diana Buttu, pidiendo la disolución de la Autoridad Palestina sobre la base de que “sirve como subcontratista de los militares israelíes de la ocupación..., para mantener a los palestinos en silencio y aplastar el disenso mientras Israel les roba la tierra, destruye las casas palestinas, y construye y expande los asentamientos”. El artículo de opinión instaba a un liderazgo palestino que incluyera a Hamas, al cual se refería convenientemente como un partido político en lugar de un grupo terrorista. El artículo de opinión instaba a los palestinos a “presionar por un boicot, desinversión y sanciones contra Israel, al igual que los que ayudaron a acabar con el apartheid en África del Sur”.

Uno solo de estos artículos de opinión, por sí solo, sería totalmente extravagante e indefendible. El ataque propiciada por estos cinco artículos, en apenas seis semanas, constituye un claro brote de hostilidad anti-Israel y anti-judía en el NYTimes, a la altura de las profanaciones de los cementerios judíos o las amenazas de bomba en contra de las instituciones judías que el NYTimes atribuyó a la elección del presidente Donald Trump (y de las que fue responsable un periodista y activista afroamericano), y que fueron tratadas como noticia de primera plana hace unos meses.

Escribiendo en Vox , David Roberts denunciaba a Stephens como un “bien educado y cosmopolita halcón pro-israelí y pro-guerra”. El propio jefe de la oficina de El Cairo del NYTimes, Declan Walsh, denunció públicamente a Stephens en Twitter como “no adecuado”, acusándolo falsamente de “atribuir una condición patológica a toda una raza“.

Es una cosa es ver como Stephens desata la activación tropos antisemitas o anti-Israel en otras publicaciones, pero otra cosa es verlos en erupción en las columnas del NYTimes.

Pero no hay que culpar a Stephens o Weiss por esta reacción. No es culpa de ellos. Su presencia en el NYTimes probablemente sea positiva en favor de Israel. Sin embargo, la reacción hostil no puede ser ignorada. Hay que tenerla en cuenta. Precisamente como predijo mi amigo, era obvio que sería brutal.

Labels: ,

Seis nuevos comentarios sobre los documentos de la Guerra de los Seis Días - Shmuel Rosner



Los Archivos del Estado de Israel han publicado nuevos documentos de la Guerra de los Seis Días. Estos son documentos que estuvieron sellados durante 50 años, desde la guerra, y ahora están disponibles para el público. Hay transcripciones de las reuniones del gabinete completo y de las reuniones del gabinete de seguridad. Hay una gran cantidad de material. Y mucho de él se convierte en una lectura interesante. Aquí hay un par de temas para el lector atento de las transcripciones, o los informes acerca de ellos.

1.- En las reuniones de gabinete sus miembros dijeron muchas cosas. En las reuniones de gabinete más tensas dijeron aún más cosas. Por lo tanto, cuando se liberan las transcripciones es fácil aislar ciertas declaraciones y hacer grandes titulares con ellas para servir a una determinada posición o ideología. Si fuera por los políticos exquisitos y angélicos, se seleccionaría una opinión de “deportar a los árabes a Brasil” ¿Es esta una declaración que demuestra las intenciones maliciosas de Israel? Algunos podrían decir que sí. Son los mismos que tuvieron la misma reacción cuando Yitzhak Rabin reflexionó acerca de su deseo de ver Franja anegada en el Mediterráneo.

Pero también se puede ver como una declaración que demuestra la seriedad y el realismo de los ministros de Israel en ese momento - una declaración que demuestra que se dieron cuenta, desde el primer día, que ocupar un territorio en el que residen muchos árabes iba a resultar un dolor de cabeza -. Y tal como se ha evidenciado, no expulsaron a ninguna persona a Brasil. Pero se quedaron con el dolor de cabeza. Todavía estamos atascados con él.

2.- No todo lo que los ministros dijeron durante las reuniones del gabinete parece impresionante en retrospectiva. Pero lo que es bastante impresionante es la negativa de los ministros a participar en la desesperación de las semanas previas a la guerra y su renuencia a entregarse por completo a la euforia después de la victoria. Los ministros se comportaron en estas reuniones como lo hicieron todos los israelíes: el período previo a la guerra fue altamente preocupante y el país estaba en un estado de ánimo oscuro durante las tres semanas de “espera”. El período después de la guerra fue de celebración y de sentimiento de invencibilidad .

Los ministros se mostraron aprensivos, pero de una manera más tenue. Que no cundiera el pánico antes, que no se perdiera después la proporción. Sí, muchas de sus evaluaciones parecen ingenuas, malas interpretaciones, e incluso tontas en retrospectiva. Pero esto no se debe a una falta de seriedad.

3.- Leyendo el debate sobre el futuro de Cisjordania se siente como un deja vu. Hay anexionistas que querrían absorber el territorio, y que creen que el problema demográfico - es decir, tener que absorber a tantos árabes, junto con el territorio - se arreglaría sólo. Menachem Begin, un miembro del gabinete de emergencia que se montó antes de la guerra, argumentó que en el plazo de siete años habría una mayoría judía en Cisjordania (esto aún no ha sucedido). Hay aquellos para los que la demografía era la clave: Pinchas Sapir, el ministro de Economía, advertía sobre el futuro de Israel como Estado judío si tantos árabes se convertían en residentes o ciudadanos de Israel.

Es casi aburridamente familiar, y al mismo tiempo tan lejano.

4.- Estuve leyendo una transcripción de una reunión del gabinete de seguridad del 26 de mayo de 1967. A Yitzhak Rabin, entonces jefe del Estado Mayor del IDF, se le solicitó evaluar si Israel podría resistir un ataque. Miren lo cuidadoso que fue: “Creo que si tenemos la sorpresa táctica, habrá una posibilidad... de que obtengamos logros”.

He aquí una cuestión: ¿Representaba esa moderación un juicio profesional erróneo por parte del IDF y Rabin? Consideren un escenario diferente, un escenario con una imaginaria imagen especular: en la misma reunión, Rabin promete una gran victoria y entonces Israel se enfrenta a una derrota militar. ¿Qué diríamos en un caso así? Probablemente que el jefe de Estado Mayor no evaluó correctamente la situación, y por lo tanto proporcionó a los líderes políticos de Israel una información inexacta debido a la cual se tomaron decisiones equivocadas.

Pero nadie tiene tiempo, ni siquiera razones, para plantear exactamente la misma cuestión cuando la evaluación del comandante militar es inexacta en un sentido positivo, es decir, una predicción de grandes dificultades que luego se demostrarían una gran exageración.

5.- Todo está ahí. Un ministro advierte al ministro de Defensa Moshe Dayan de que el IDF debe ser recordado por tratar a la población civil con humanidad. Hay ministros a favor y en contra de tomar Jerusalén oriental. Existe preocupación por un posible afán o un exceso de prolongar la guerra y ocupar más territorio a causa de las victorias.

Y hay también mentiras que Israel decide difundir. El protocolo muestra cómo Israel atacó Siria en los Altos del Golán. El ministro Yigal Alon defiende el ataque, sin tener en cuenta la posibilidad de tensiones diplomáticas con Rusia a causa de él. Prefiere, por lo que dice, el control de esos Altos a las relaciones diplomáticas con los rusos. El director del ministerio de Asuntos Exteriores advierte en contra de dicha acción: atacar a Siria va a complicarnos las cosas con los rusos. Pero Rabin quiere acción. “Poner fin a esta guerra sin golpear los sirios sería una pena”.

Israel dice al mundo que los sirios están luchando. “Esta no es la verdad”, sostiene el ministro Moshe Shapira Haim. Es cierto, dice el ministro Alon. “Tengo que reconocer que esto no es verdad, pero estas son el tipo de mentiras que debemos contar para tener paz”, es decir, tener a los cañones de los sirios fuera de las alturas que controlan el noreste de Israel.

6.- Algunas cosas todavía se sienten diferentes, y la más notable de ellas es el enfoque de los representantes del sector sionista-religioso de Israel. Hoy en día, representan a la línea más dura. En 1967, eran famosos por ser los menos agresivos. Ellos fueron los que predicaban prudencia y moderación.

Haim-Moshe Shapira no quería el ataque contra los sirios. Su amigo Zerach Warhaftig enfrió los deseos de Dayan cuando el ministro de Defensa de Israel sugirió enviar sus fuerzas a Beirut, Líbano. “Yo diría que deberíamos tener algunos límites”, le dice Warhaftig.

Discutiendo en la Cueva de los Patriarcas en Hebrón, el 18 de junio, pocos días después de la guerra, Dayan pregunta a sus colegas: “¿Quién dio la orden para poner una mezuzá allí”. El primer ministro, Levi Eshkol, responde: “El mármol estaba roto".

Dayan contestó: “Hemos llegado a un lugar que es sagrado para los musulmanes, y también para los cristianos y para nosotros”.

Shapira - el ministro sionista-religioso -, el predecesor del actual partido Habait Hayehudi le responde: “especialmente para ellos”.

Así que sí, algunas cosas han cambiado.

Labels: ,

Tuesday, May 30, 2017

Los líderes árabes tenían un plan para eliminar a Israel en la Guerra de los Seis Días - Ben-Dror Yemini - Ynet



Más que cualquier otra cosa, la Guerra de los Seis Días se ha convertido en una guerra reescrita. Un mar de publicaciones tratan de volver a contar lo que ocurrió en ese momento. El Egipto de Gamal Abdel Nasser, afirma ahora los revisionistas, no tenía capacidad para luchar contra Israel, y de todos modos, no tenía intención de hacerlo.

Es cierto que formuló amenazas. Es cierto que envió más y más divisiones al Sinaí. Es cierto que expulsó a los observadores de las Naciones Unidas. Es cierto que incitó a las masas de los países árabes. Es cierto que los regímenes árabes desenvainaron sus sables y se prepararon para la guerra. Es cierto que cerró el estrecho de Tirán. Es cierto que Israel fue sitiada en su lado sur. Es cierto que esto fue una grave violación del derecho internacional. Es cierto que se trataba de un “casus belli” (un caso de guerra).

Sin embargo, ahora parece que todo eso ya no importa, porque existe un mega-narrativa [N.P.: que como era de esperar ha surgido en el Haaretz] que obliga a las fuerzas del progreso a eximir a los árabes de toda responsabilidad y señalar con el dedo acusador a Israel. Y cuando existe una narrativa, ¿quién necesita hechos? Después de todo, de acuerdo con esa mega-narrativa, Israel tenía planes expansionistas y aprovechó la oportunidad. Diferentes estudiosos están distorsionando los hechos en un intento de convertir a los árabes en las víctimas y a Israel en el agresor.

Disculpen por ganar

Yo era un niño, un estudiante de escuela primaria. Recuerdo el miedo, mucho miedo. No había refugios en la casa donde vivía. Estaba claro que habría bombardeos, así que cavaron hoyos en el patio.

Ocasionalmente, recordamos el sonido de un trueno procedente de El Cairo para recordarnos las amenazas de aniquilación. Pero de hecho, fueron mucho más graves. Tanto la Liga Árabe como los líderes de todos los estados vecinos anunciaron de manera inequívoca que su plan era la aniquilación. Repito: la aniquilación. ¿Les suena arrogante? Teniendo en cuenta el hecho de que el mundo árabe y musulmán practica entre sus propios miembros mutuas matanzas sin fin, parece bastante claro que lo que estaban haciendo entre ellos, y que todavía practican, también se lo harían a Israel.

Hay que recordar una cosa, por lo tanto: La alternativa a la victoria era la aniquilación. Así que disculpen por haber ganado, porque una ocupación sin aniquilación es preferible a una aniquilación sin ocupación.

Nuestro objetivo es claro: Borrar a Israel del mapa

Los estados árabes nunca aceptaron la existencia del Estado de Israel, ni por un momento. No hubo ocupación entre 1949-1967, pero tampoco se estableció un estado palestino, y es que los líderes del mundo árabe no querían otro estado. Querían Israel. Y ellos no ocultaron sus intenciones ni un minuto.

La nueva etapa se inició en 1964. En el contexto de un conflicto sobre las fuentes de agua, la Liga Árabe se reunió en El Cairo y anunció: “...los preparativos militares árabes colectivos, cuando se hayan completado, constituirán el medio práctico definitivo para la liquidación final de Israel“.

Dos años pasaron, y el entonces ministro de defensa Hafez Assad, quien se convirtió en presidente de Siria, declaró: "Atacar los asentamientos del enemigo, convertirlos en polvo, pavimentar las carreteras árabes con los cráneos de los judíos”. Y para borrar cualquier signo de duda , agregó: "Estamos decididos a saturar la tierra con su sangre (la de Israel), echarlos al mar”.

Nueve días antes del estallido de la guerra, Nasser afirmó: “El pueblo árabe quiere luchar. Nuestro objetivo fundamental es la destrucción del Estado de Israel”. Dos días pasaron antes de que el presidente de Irak, Abdul Rahman Arif, se uniera a las amenazas: "Esta es nuestra oportunidad... y  nuestra meta es clara: Borrar a Israel del mapa".

Dos días antes de que estallara la guerra, el fundador y líder de la OLP, Ahmad Shukieri, aseguró: “El (judío) que sobreviva se quedará en Palestina, pero en mi opinión, nadie permanecerá vivo”. Sí, ese era el ambiente. ¿Hay alguien que todavía piense seriamente que solamente eran declaraciones? ¿Alguien piensa que su intención era una ocupación ilustrada? ¿Alguien cree que no habría habido una masacre como la que Egipto llevó a cabo en el Yemen y más tarde en Biafra?

Hussein: No hay órdenes de aniquilación, 'por lo que yo sé'

Con el fin de comprender que no se trataba de falsas declaraciones, hay que señalar que en una reunión celebrada después de la guerra entre el embajador de Israel en Londres, Aharon Remez, y el canciller británico George Brown, Rémez le comentó que Israel se había apoderado de documentos y órdenes operacionales del ejército jordano, del 25 y 26 de mayo, unas dos semanas antes del estallido de la guerra, que incluían la orden de exterminar a la población civil en las comunidades que estaban previstos que fueran ocupadas por los jordanos. Ellos creían que había llegado el momento de hacerlo.

No está claro, comentó Rémez en ese momento, si Hussein era consciente de estas órdenes, pero eran muy similares a las órdenes de aniquilación existentes en el ejército egipcio. Esto aparecía tanto en el libro de Michael Oren sobre la Guerra de los Seis Días como en el libro de Miriam Joyce acerca de las relaciones de Hussein con los Estados Unidos y Gran Bretaña, así como en el libro del Dr. Moshe Elad ( “Cuestiones esenciales en el conflicto entre Israel y Palestina”). En un primer momento, Hussein rechazó las afirmaciones acerca de las órdenes de aniquilación de la población judía, pero más tarde añadió: “Por lo que yo sé

Hechos claros y sencillos

Los días pasaron. Las amenazas se incrementaron. Cada vez más fuerzas egipcias fueron enviadas al Sinaí. Más países árabes se unieron a la coalición de guerra. No está claro si Nasser realmente quería una guerra, escribió Oren en su libro. Pero él y los países árabes hicieron todo lo posible para deteriorar la situación. El apetito de Nasser fue creciendo, e inmediatamente después bloquearon el estrecho, declarando: “Si logramos restablecer las condiciones que existían antes de 1956 (el estrecho de Tirán estaba bloqueado), Dios ciertamente nos ayudará y nos instará a restablecer la situación que existía en 1948”.

Yitzhak Rabin, quien era el Jefe de Estado Mayor en aquel momento, le dijo al gobierno israelí que “sería una guerra difícil... Habrá muchas pérdidas”. Él estimó que cerca de 50.000 personas morirían. Y Oren, que leyó casi todos los documentos que habían sido desclasificados, llegó a la conclusión: “La documentación demuestra que Israel quería evitar una guerra con todas sus fuerzas, y que hasta la víspera de las batallas trató de detener la guerra por todas las formas posibles, incluso asumiendo un pesado coste estratégico y económico para el estado”.

Estos son los hechos. Pero los que ahora reescriben la historia parecen estar ganando.

El debate político sobre el control israelí de los territorios ha llevado a una situación en la que las opiniones políticas interrumpen la investigación de los hechos. El debate político es importante. Es ciertamente legítimo. Pero no hay necesidad de reescribir la historia para justificar una postura política. Debería ser al revés: Los hechos son los que deben influir en los puntos de vista políticos. Y los hechos son claros y simples: los líderes de los estados árabes no sólo se conformaban con realizar declaraciones de aniquilación, tal como era de esperar, sino que también tenías las órdenes operativas preparadas.

Labels: ,

Muy recomendable: Una gran anécdota de Amos Oz para que observen la presunción con que se trata a Israel




Amos Oz quiera hablar: Parte 1,  Parte 2.

Dror Eydar, es uno de los columnistas de la derecha israelí que a priori podría ser el menos indicado para entrevistar a Amos Oz por su diferente visión ideológica y personal de Israel y de la identidad judía. Sin embargo, en el Israel Hayom ha publicado una larga entrevista con este reconocido escritor israelí dividida en dos capítulos que resulta ser muy interesante.

Por supuesto, la controversia ideológica y los reproches entre la derecha y la izquierda israelí forman parte en gran medida de ese diálogo, ya que no se trata de una mera y simple entrevista puesto que ambos exponen detenidamente sus puntos de vista y críticas, y en algunos momentos parecemos asistir a una tensa confrontación ideológica, política y cultural.

Amos Oz, un famoso escritor muy conectado con la izquierda israelí, habla de la profunda tensión existente entre los campos que dividen a Israel.
"Dile a tus lectores que Amos Oz está buscando oír y discutir con aquellos que no comparten sus puntos de vista. Y no porque piense que son unos fanáticos, sino porque creo que el celo en cada hombre. Yo solamente pido no ser etiquetado porque mis puntos de vista sean diferentes. por eso he llamado a la puerta de Israel Hayom. No estoy tratando de tener la última palabra. No estoy descendiendo del Monte Sinaí para impartir la auténtica Torah sobre ellos. No soy, y lo diré aquí, ni un mejor israelí, ni un mejor judío. Sólo vengo para decir lo siguiente: Amigos, escuchen, tengo una propuesta, pueden aceptarla o rechazarla, puede aceptarla parcialmente o no aceptar nada de ella, pero no digan que Amos Oz abrió la boca porque odia al estado, o a los judíos, o porque se le olvidó lo que significa ser un judío. Digan solamente que no les gusta mi propuesta".
Al ser la entrevista tan larga, he optado por destacar una anécdota muy significativa narrada por el propio Amos Oz que revela la mentalidad de los aliados occidentales de esa izquierda israelí, pero que en realidad se extiende más allá, pues es la mentalidad y la presunción de bastantes dirigentes, medios e intelectuales europeos cuando se enfrentan a lo que auténticamente significa Israel.

Voy a contar una vieja historia: Me pasó a ser en Suecia durante la Guerra del Líbano de 1982. Era muy difícil ser un israelí en esos momentos, pero había publicado titulado 'En la Tierra de Israel', y fue traducido al sueco. Aparecí en un programa de la televisión sueca de las 9 de la noche, cuando la audiencia era más elevada.

La entrevistadora me preguntó: 'Dígame, ¿no le da vergüenza ser un judío en un momento como este?'. Yo le contesté, '¿Por qué?' y ella me dijo: 'Sus hombres, su gente, están implicados en asesinatos. Eso va en contra de su religión'. Yo entonces le respondí: 'Tengo una noticia para usted...  Israel no es un país cristiano. Y a pesar de que pueda serle difícil aceptarlo, nosotros no ponemos la otra mejilla'.

Eso le dije, y tras terminar la entrevista me fui a la cama. Al día siguiente, a las 7 de la mañana, recibo una llamada del recepcionista del vestíbulo del hotel. 'Alguien quiere verle'. No reconocí el nombre que me anunció. No obstante, bajé y tuve una especie de premonición. Me encontré con un anciano de unos 80 años, un judío, un sobreviviente del Holocausto.

'Hemos escuchado lo que dijo anoche en la televisión, y hemos abierto las oficinas del Comité Judío de Estocolmo y hemos dedicado árboles en su nombre en el libro de oro'. Yo le pregunté, '¿Por qué?' y él me contestó: 'Porque usted les dijo que no somos cristianos'. Le contesté: 'Oh, vamos...' y él prosiguió: 'Hijo mío, al parecer no te das cuenta de lo que has hecho'.

Y tenía razón, realmente no me di cuenta, porque cuando me mostraron los diarios suecos en los titulares se podía leer: 'Escritor israelí afirma: Israel no es un país cristiano'. Imagínese un titular en la página 3 de un periódico israelí diciendo 'Escritor sueco en Jerusalén: Suecia no es un país judío'. Y eso fue sólo el comienzo de más sorpresas.

A las 10 de la mañana me llegó una llamada diciendo que el primer ministro, Olof Palme, quería hablar conmigo. Yo no lo conocía. Fui hasta allí caminando, estaba cerca. Su oficina era muy modesta. Él me dijo que me había visto en la televisión y que le había sorprendido: '¿Cómo podía decir que matar no estaba prohibida en el judaísmo? ¿Qué pasaba con los Diez Mandamientos?'.

Fue cuando le contesté: 'Primer ministro, no existe tal mandamiento en toda la Biblia'. Sorprendido, sólo acertó a decirme: '¿Qué...?' Así que se lo repetí: 'No existe tal mandamiento'.

Entonces el primer ministro sueco pulsó el botón del intercomunicador y al cabo de un minuto su secretaria entró llevando un libro con una cubierta desgastada de cuero verde. Al parecer era la Biblia de su confirmación, la cual hojeó rápidamente, demostrando que la conocía bien, y entonces me leyó en voz alta: 'No matarás'.

Yo le contesté: 'Ya sé que es así como aparece en su Biblia. En la versión de Martin Luther en alemán, en la de King James en inglés, pero eso no es lo que dice el texto original'.

Entonces él me preguntó: '¿Qué dice en la suya?' y entonces le respondí: 'No cometerás asesinatos'. 

Y añadí: 'No existe un vínculo etimológico en hebreo entre el verbo matar y el verbo asesinar. Desde luego, matar no sólo está permitido, sino que en algún caso se recomienda: 'Si alguien viene a matarte, levántate y mátalo tú primero'.

Palme se quedó tan sorprendido que solamente pronunció una frase que nunca olvidaré: '¿Pero señor Oz, está usted seguro de que su versión de la Biblia es la versión correcta'.

Labels:

Monday, May 29, 2017

¿Los judíos de Masada se mataron ellos mismos en vez de caer en manos romanas? - Elizabeth Sloane - Haaretz





"Desde que decidimos no volver a ser servidores de los romanos, ni de nadie más salvo el propio Dios, el único, verdadero y justo Señor de la humanidad, nos ha llegado el momento de poner esto en práctica... Fuimos los primera en rebelarnos, y somos los últimos en luchar contra ellos, y no puedo más que considerar como un favor concedido por Dios el que todavía esté en nuestro mano poder morir con valor y libres" Elazar ben Yair, líder de los rebeldes sicarios.

Un servidor del pueblo americano, el nuevo presidente de Estados Unidos Donald Trump, visitará Israel la próxima semana en su primer viaje al extranjero. Entre sus citas se rumorea sobre un breve viaje a Masada, el icono de la resistencia judía. ¿Pero acaso las historias que están detrás de Masada, y el suicidio de los judíos allí asediados por no capitular ante hegemonía romana, puede que también resulten ser noticias falsas?

Todo escolar en Israel conoce la historia de cómo los héroes judíos se rebelaron contra los romanos paganos y se refugiaron en la fortaleza del desierto de Masada, optando finalmente por el suicidio en masa, matándose entre ellos mismos y a sus familias antes que ser capturados y humillados por parte de las fuerzas del emperador Vespasiano.

La historia del asedio de Masada ha sobrevivido a largo de los siglos gracias al relato de Joseph ben Matityahu, también conocido como Flavius Josephus, quien una vez fue un comandante rebelde en la gran revuelta judía que comenzó en el año 67 d. C., y que tras ser capturado se convirtió en asesor de Vespasiano. Él fue quien narró la historia de los defensores judíos de Masada dirigidos por Elazar ben Yair y de su decisión de morir antes de ser capturados.

El relato de Josefo en su ”La Guerra de los Judíos” indica que había 967 personas en la fortaleza de Masada. Habían estado librando una campaña de guerrillas contra los romanos, pero en 73 d. C., con la guerra habiendo siendo ganada por los romanos, Flavius ​​Silva y sus legiones llegaron hasta allí para completar su victoria.

De acuerdo con esta romántica historia, prefirieron morir libres antes que vivir como esclavos. Así pues los defensores eligieron matar a sus propias familias, y luego echaron a suertes determinar quién mataría a sus camaradas. Se suponía que sólo dos mujeres y cinco niños sobrevivieron al ocultarse.

La investigación del ex general y arqueólogo Yigael Yadin, quien dirigió las excavaciones de la fortaleza construida por el rey Herodes en 1963, consideró que las evidencias arqueológicas apoyaban el relato de Josefo. Sin embargo, a pesar de la aceptación general de este relato entre los israelíes, los eruditos no estuvieron de acuerdo.

La verdad es que las excavaciones de Yadin produjeron poco material arqueológico para corroborar o negar el relato establecido por Josefo. Los hallazgos se mantuvieron abiertos a la interpretación. Y el hecho es que el relato de Josefo sigue siendo la única versión de los acontecimientos ocurridos en esta meseta del desierto barrida por los vientos.

Los arqueólogos que trabajaron con Yadin se sintieron decepcionados por lo poco que encontraron para confirmar el relato de Josefo, admite el profesor Nachman Ben-Yehuda, profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Él cree que Yadin modificó sus conclusiones para apoyar la versión de Josefo y lo sostuvo en su libro ‘El Mito de Masada: la memoria colectiva y la creación de mitos en Israel’ (1995).

Entre los restos que Yadin encontró en Masada había pergaminos, cerámica, ropa - incluso una sandalia -, armas que incluían puntas de flecha de origen indeterminado, piedras de honda y monedas judías que se remontaban hasta el año del asedio, lo que demuestra la ocupación humana del lugar. Sin embargo, todos estos restos no prueban lo que ocurrió en Masada en el 73 d. C.

Haim Goldfus, profesor de la Universidad Ben Gurion del Negev, ha puesto bastante en duda la existencia de una situación de asedio. De hecho, sospecha que no hubo allí una guerra. "No hay ninguna evidencia de sangre derramada en la batalla", comentó Goldfus en el pasado.

Cualquier guía turístico que se precie apunta inmediatamente a la ruta conocida como la "rampa romana", que se supone que los soldados romanos utilizaron para posicionar un ariete con el que derribar e irrumpir a través de los enormes muros de piedra de la fortaleza.

Tonterías, dicen algunos expertos. "No podría haber cumplido ese papel que se le atribuye en la ruptura de los muros de la fortaleza porque la ruta o senda era demasiado estrecha y pequeña, y no podría haber sido utilizada por el ejército romano para posicionar un ariete. A la luz de los hallazgos en la zona donde los romanos irrumpieron, entendimos que no pasó nada allí“, comenta Goldfus.

Otros investigadores argumentan a favor del relato tradicional. Jonathon Roth, de la Universidad Estatal de San José de California, cree que un asedio tuvo lugar, y que debido a la altura de las rocas, eso estimuló a los romanos para su construcción, siendo capaces de construir dicha rampa en tan sólo de cuatro a seis semanas. El asedio habría terminado poco después de eso, según Roth.

La excavación de Yadin halló once piezas de ostraca, cada una con un nombre inscrito. “Ben Yair” era uno de esos nombres.

Esto llevó a Yadin, y a algunos eruditos posteriores, a la conclusión de que se trataba de los lotes utilizados por los defensores para determinar quién mataría a los demás rebeldes.

Sin embargo, el relato de Josefo habla de que diez hombres fueron elegidos, no once. Y la existencia de las ostracas no proporcionan ninguna luz sobre su propósito. ¿Fueron utilizadas esas ostracas, tal como comentó Yadin, para decidir quién manejaría los cuchillos que acabarían con sus camaradas, o bien fueron utilizadas para determinar quién haría las guardias o saldría en redadas? ¿O eran un simple y antiguo juego de adivinanzas?

A pesar de que el relato de Josefo hablaba de que 967 personas estaban en la fortaleza de Masada en su último día, sólo 28 cuerpos fueron descubiertos en las excavaciones, y sólo tres de ellos se encontraron en el palacio, donde Josefo comentó que todos fueron asesinados.

Mientras que la presencia de animales salvajes y carroñeros y los efectos del tiempo podrían explicar por qué no encontraron más cuerpos intactos, hasta el momento no ha habido signos de la existencia de más cuerpos.

Los cuerpos que faltan plantean más dudas sobre el relato de Josefo. Se plantea la posibilidad de que el profesor Jerome Murphy-O'Connor, de la Ecole Biblique, podría estar en lo cierto: no habría existido un suicidio en masa en Masada.

El profesor Yadin pensaba que los restos tenían que ser de los defensores de Masada, y que los tres que se encontraron juntos pertenecían a una misma familia, tal vez el último defensor que mató a los miembros de su familia y que finalmente se suicidó. Yadin basó su interpretación en los restos de armaduras de las inmediaciones, tal como describió Richard Monastersky en 2002.

Sin embargo, un antropólogo del equipo de excavación estima que el hombre tenía entre 20 y 22 años de edad, la mujer entre 17 y 18, y el niño entre 11 o 12 años. Si bien el hombre y la mujer podrían haber sido una pareja, el niño no podría haber sido hijo suyo.

Los otros 25 cuerpos fueron encontrados en una cueva que no se menciona en el relato de Josefo, mientras que los cuerpos que sí mencionaba simplemente no estaban allí.

Shay Cohen, profesor de literatura hebrea y de filosofía en la Universidad de Harvard, sospecha que estos restos eran de hecho de los judíos que se escondieron de los romanos, pero no lo suficientemente bien, y que fueron encontrados y muertos por los romanos.

Si es así, estaría en contradicción con el relato de que los defensores de Masada fueron asesinados voluntariamente por su propia gente para evitar ser capturados por los romanos.

Joseph Zias, del Museo Rockefeller de Jerusalén, sugiere otra posibilidad. Él cree que los restos podrían ser de soldados romanos. Esto encajaría con la admisión de Yadin de que había encontrado huesos de cerdos con los restos.

Vivir con cerdos habría sido un hecho tabú para los rebeldes judíos. Sin embargo, y según Zias, los romanos no tenían esas restricciones y sacrificaban cerdos durante los enterramientos. La décima legión Fretensis, la que llevó a cabo el asedio, incluso tenía un jabalí como uno de sus emblemas, afirma Zias

Catorce de los esqueletos encontrados en la cueva eran de varones adultos. Seis de ellos tenían edades de 35-50, y tenían una “configuración física claramente diferente del resto”, según comentó el profesor Ben Yehuda. Eso plantea la idea de que algunos de los cuerpos pertenecían a soldados romanos que podían haber fallecidos durante la lucha por la fortaleza, o que pueden haber formado parte de la fuerza de ocupación dejada allí tras el sitio.

Por desgracia, la cuestión de lo que sucedió a los defensores restantes todavía está sin respuesta. Y si algunos de los pocos cuerpos hallados pertenecían a soldados romanos, muertos en la lucha por la fortaleza de Masada o de otra manera, la historia de un suicidio en masa parece más cuestionable.

Labels:

Sunday, May 28, 2017

Jeremy Corbyn, el actual líder del partido Laborista británico, honró a uno de los terroristas de Munich 1972 en una ceremonia que calificó de "conmovedora"



Jeremy Corbyn, el actual líder del partido Laborista británico, asistió a una ceremonia en Túnez en honor a la memoria de un terrorista palestino implicado en la masacre de los atletas olímpicos de Múnich 1972.

Mr. Corbyn, quien solía escribir una columna regular para el diario comunista Morning Star, describió una ceremonia a la que asistió en octubre de 2014 “donde se colocaron coronas de flores... en las tumbas de los asesinados por agentes del Mossad en París en 1991” . Él describió la jornada como “conmovedora".

No existe ningún registro de que el Mossad haya realizado un asesinato en París en 1991. Sin embargo, el Mossad fue acusado de llevar a cabo un asesinato en la capital francesa en 1992, cuando Atef Bseiso, el jefe de inteligencia de la OLP y un terrorista implicado en la masacre de Munich, fue asesinado a tiros.

El  Sunday Times ha descrito las palabras de Mr. Corbyn como “una aparente referencia” a Bseiso, que se cree que fue enterrado en el cementerio que visitó Mr. Corbyn.

En los Juegos Olímpicos de 1972 en Munich, los terroristas palestinos del grupo Septiembre Negro capturaron y posteriormente torturaron y asesinaron a once atletas israelíes y a un policía alemán. Israel persiguió y mató a muchos de los involucrados. Bseiso fue uno de ellos.

En el mismo artículo, el hombre que es ahora líder del partido Laborista describió un discurso “magistral” en la conferencia a la que asistió ese mismo día, discurso que incluía según escribió la defensa de que “aquellos extranjeros que sirven en las Fuerzas de Defensa de Israel podrían convertirse en objeto de acusaciones de crímenes de guerra tras el bombardeo de objetivos civiles” durante la ofensiva en Gaza de 2014.

Corbyn también afirmaba que “la formación del gobierno de unidad entre Hamas y Fatah en abril, tras el fracaso de las negociaciones con Israel sobre los asentamientos en diciembre, parece haber sido el principal catalizador del... asalto israelí denominado Operación Escudo Protector” y que “parte de la justificación para ese ataque fue la alegación de que Hamas había secuestrado y matado a tres estudiantes israelíes en Hebrón”.

Simon Johnson, el director general del Consejo del Liderazgo judío, ha comentado: "A la luz de los informes de noticias, ya es hora de que Jeremy Corbyn aclare sus puntos de vista con respecto al terrorismo palestino. A primera vista, y tras asistir a una ceremonia de celebración de un conocido terrorista que dirigió uno de los actos más notorios del terrorismo internacional, el ataque a los Juegos Olímpicos de Munich, parece estar más allá del límite".


Labels:

La mejor prueba de que “sionista” es el término clave para hablar de los judíos de los antisemitas - Israelycool





Si alguna vez necesitan una prueba de que la palabra “sionista” es el término clave de los antisemitas para referirse a los judíos, miren más allá de esta noticia:
Una cadena pública de Hungría ha utilizado las palabras de un líder iraní atacando a George Soros como “un malvado multimillonario americano-sionista” para estimular la condena de los judíos húngaros. 
El miércoles, el programa principal de noticias del canal estatal MTVA, “Hirado”, incluyó citas de Sayyid Ali Hosseini Khamenei, el líder espiritual supremo de Irán, diciendo que Soros era el responsable de la desestabilización y el intento de derrotar al régimen del ex presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad. 
Los críticos de dicha emisión, incluyendo Mazsihisz, el grupo que reúne a las comunidades judías de Hungría, comentaron que implicaba un riesgo de avivar el sentimiento antisemita .
Pero se da el caso de que el multimillonario Soros es vehementemente anti-israelí, financia a muchas ONG's anti-Israel, incluyendo aquellas que difunden su propio antisemitismo. Es decir, Soros es un antisionista. Así que los que ahora le etiquetan de sionista están tratando de ocultar su odio a los judíos detrás de la fachada de “antisionismo”.

El propio Soros ya ha culpado del antisemitismo europeo a “las políticas de Israel y de los EEUU”. No me extrañaría que nuevamente lo haga para avivar y justificar su propio odio a Israel.

Es quizás cuestión de tiempo que aprenda finalmente que la causa del antisemitismo es... el odio a los judíos, aunque como en su caso sean anti-Israel.

Labels:

Saturday, May 27, 2017

Los antisemitas del mundo culpabilizan a los judíos por la masacre de Manchester

Labels:

La ONU y el Gobierno de Noruega se distancian del centro de la juventud palestina que financiaron tras dedicarse a la memoria de la terrorista Dalal Mughrabi - Ben Cohen



Las Naciones Unidas y el gobierno noruego se han movido rápidamente para distanciarse de un centro juvenil palestino que habían financiado, y al que se ha dado el nombre de una de los más notorias terroristas palestinas, cuando conocieron la denominación del centro que llevará de la UN Women y de la oficina representativa de Noruega en la Autoridad Palestina (AP).

El centro, que abrió la semana pasada en el pueblo de Burqa, en Cisjordania, lleva el nombre de Dalal Mughrabi, una terrorista de Fatah que llevó a cabo el ataque terrorista más sangriento de la historia de Israel, la “masacre del Camino de la Costa”. El 11 de marzo de 1978, Mughrabi junto a un grupo de terroristas de la OLP desembarcaron en la playa de Tel Aviv y se apoderaron de un autobús lleno de pasajeros que se dirigía hacia el norte por la carretera costera de Israel. La operación terminó con la muerte de 38 israelíes - incluyendo 12 niños - y con más de 71 heridos.

Palestina Media Watch (PMW) - una organización de vigilancia israelí que ha seguido este escándalo - ha comentado que el propósito del centro es promover a la terrorista Mughrabi como una heroina. Reem Hajje, un miembro del consejo de la aldea de Burka, señaló que el centro “se centrará especialmente en la historia de la lucha de la mártir Dalal Mughrabi, enseñándola a los jóvenes, y constituye el inicio de la puesta en marcha de una serie de actividades de enriquecimiento con respecto a la historia de la lucha palestina“.

El viernes, la ONU y el gobierno noruego criticaron el centro, pero afirmaron que habían reducido su apoyo al centro antes de que fuera nombrado en honor de Dalal Mughrabi

Labels:

La hipocresía existente: el Líbano tiene casi terminada la construcción de un muro con 4 torres de vigilancia alrededor de 100.000 palestinos - Elder of Ziyon



Ya conocemos cómo a los autodenominados grupos "pro-derechos humanos" y "pro-palestinos" les encanta decir que Israel coloca a los palestinos en Gaza, así como en Cisjordania, en una "prisión al aire libre".

Ustedes ya saben cómo los medios de comunicación cubren exhaustivamente todas las medidas defensivas adoptadas por Israel para protegerse de los terroristas que viven entre los palestinos como un "castigo colectivo" contra el pueblo palestino.

También conocen cómo la barrera de seguridad de Israel (donde solamente una 10% tiene el formato de muro), y que ha salvado a cientos o miles de vidas judías, es denunciada de forma rutinaria ya que incomoda a algunos árabes.

Y sin duda tienen conocimiento de cómo los líderes palestinos envían quejas oficiales ante la ONU por todo lo que hace Israel, o lo que supuestamente hace, y eso aún tratando de impactar en el menor número posible de árabes palestinos.

Finalmente, una última pregunta: ¿Cuándo han leído o escuchado acerca de una literal prisión al aire libre, con torres de vigilancia, que se está construyendo en torno a un campo palestino de la UNRWA en el Líbano y que alberga unas 120.000 personas?

De Daily Star de Líbano:
La construcción de un controvertida muro o barrera de hormigón alrededor del campo de refugiados palestinos de Ain al Hilweh se ha reanudado después de una breve detención. 
En las últimas semanas se ha experimentado un incremento en la construcción del muro de hormigón. Una fuente de seguridad le dijo a The Daily Star que el muro está ahora “al 80% completo”.  
Los funcionarios palestinos y miembros de comités populares de los campos en el sur de Líbano han llegado a acuerdos tras las conversaciones con el ejército libanés. 
Sin embargo, los refugiados palestinos se están enfrentando con diversos problemas debido a su construcción. La casa de Omm Issam tiene varias de sus habitaciones afectadas por su proximidad al muro. Y una fuente le ha comentado al The Daily Star que el muro afectará a “cientos” de casas.  
Abu Yassin, cuya casa y su jardín con naranjos se han empequeñecido con el muro, dice burlonamente que el muro es ahora su vecino.  
En noviembre de 2016 se anunció que se había llegado a un acuerdo entre el Ejército libanés y las facciones palestinas para construir el muro y erigir torres de vigilancia alrededor de Ain al-Hilweh, y el proceso está en marcha.  
Esta barrera tenía como objeto mantener la seguridad en el campo, sacudido por recientes enfrentamientos en abril. Los casi seis días de enfrentamientos continuos dejaron al menos 10 muertos y más de 50 heridos.  
A pesar de un acuerdo inicial entre el ejército libanés y las facciones palestinas, se desató la oposición al muro durante el proceso de construcción, lo que obligó al ejército a detener temporalmente su construcción.  
Las facciones palestinas están implícitamente de acuerdo en su construcción [a pesar de la oposición y objeciones desatadas más adelante]”, le dijo una fuente a The Daily Star en febrero.
La hipocresía es impresionante. Los "líderes palestinos" dieron su acuerdo a la construcción de esta prisión, y los únicos que se oponen a ella son las personas reales afectadas, esas que no tienen voz. (Aunque grupos terroristas como Hamás y el FPLP son ahora los únicos grupos organizados que se oponen al muro. Hezbolá, por el contrario, apoya por completo la decisión del gobierno libanés de "impedir que los terroristas se infiltren en el país").

Mahmoud Abbas visitó el Líbano en febrero y no dijo una palabra en contra de esta muro.

Realmente, Ain el Hilweh es un barrio al que azota un violento desorden, y un grupo terrorista asociado con al Qaeda, Bilal al Badr, se ha infiltrado en el campo y tiene enfrentamientos regulares con las fuerzas palestinas (Fatah, FPLP, FDLP) y el ejército libanés. Decenas de miles de refugiados sirios de ascendencia palestina han abarrotado un campo ya lleno de gente, por lo que no pueden ser tratados como refugiados normales gracias a la UNRWA.

El Líbano no permite a los palestinos convertirse en ciudadanos libaneses, e incluso tras 70 años de residencia allí, viven en estas miserables condiciones y tiene unas leyes específicamente antipalestinas en los libros.

Pero el silencio de las ONG de derechos humanos, de la ONU, de los líderes palestinos y de los medios de comunicación del mundo sobre lo que literalmente sí puede definirse como una prisión, con muros de hormigón y torres de vigilancia, siendo construida por el gobierno libanés, muestra cuán asquerosamente hipócrita resulta el mundo.

A nadie les importa un bledo los palestinos, a menos que los judíos puedan ser culpados.

Labels:

Saturday, May 20, 2017

¿Debería la Universidad Hebrea de Jerusalén también cambiar de nombre? - Dror Eydar - Israel Hayom



Que la Universidad Hebrea de Jerusalén no haga sonar la "Hatikva" en sus ceremonias no es nada nuevo. Desde hace algunos años la universidad se ha abstenido de "herir los sentimientos" de los estudiantes árabes. En su defensa, la universidad argumentó que no existe una ley que requiera que el himno nacional suene en las ceremonias. Esto se conoce como esconderse detrás de la letra de la ley. La Universidad Hebrea es un símbolo nacional. La idea de fundarla se tomó en el Primer Congreso Sionista hace 120 años. En realidad, fue el "Hatikva", un símbolo de dar vida a esos judíos que se estaban despertando y que regresaban a su tierra, el que yacía en el corazón de la creación de la universidad en el Monte Scopus, frente a Sion - Jerusalén.

El escándalo actual nos suministra un poco de ironía de la historia: Antes de la ceremonia para celebrar la apertura de la universidad en abril de 1925, los árabes de la región declararon una huelga general y colocaron banderas negras. Este era lo último que necesitaban para que los Yahud (los judíos) decidieran acercar la ciencia y la investigación a Israel. Con ello podrían finalizar la fundación de un Estado judío.

Silenciar el "Hatikva" en las ceremonias oficiales de la universidad es una (pasajera) victoria moral para los descendientes de las personas que, en la Guerra de la Independencia, trataron no solamente de silenciar las esperanzas de Israel - que había surgido del polvo y las cenizas y que daría lugar al naciente Estado judío -, sino que también se oponían a la creación de esa misma universidad que hoy, "considera y tiene en cuenta sus sentimientos", y niega su propia historia.

Tener consideración con los sentimientos de las minorías es una buena cosa, pero es un tremendo error dejar que la minoría imponga su dictamen sobre la mayoría y borre su identidad. La afirmación de que el "Hatikva" hiere los sentimientos de los árabes "significa aceptar su falsa narrativa que afirma que invadieron su tierra natal y fundaron un estado sobre sus ruinas, y que en 1948 en realidad no quisieron aniquilarnos, ya que acabaron siendo las víctimas", por lo que debemos disculparnos por el himno y ser considerados con ellos.

Vamos a seguir adelante con este absurdo: ¿acaso el título "hebreo" de esta universidad no hiere los sentimientos de aquellos cuyos padres trataron de eliminar a los hebreos? Tal vez los dirigentes universitarios deberían propugnar cambiar el nombre de su universidad por algo neutro, ya que así, y Dios no lo quiera, no poseería ningún atisbo de nacionalismo judío.

"Hatikva" no debe herir los sentimientos de cualquier persona al que le guste la libertad y la liberación. Nuestro himno nacional es la "Internacional" de aquellos que persiguen el bien y el progreso en todo el mundo. Es el himno del pueblo judío en los modernos tiempos del exilio. Cualquier persona que no lo contemple dice mucho de dónde está y de cuál es su posición. Gracias a la "2000 años de esperanza" regresamos a nuestra tierra, y gracias a ello, y a Israel, los árabes y otras minorías disfrutan de la única democracia en el Oriente Medio y de los logros que la Universidad Hebrea, que fue fundada como parte del plan sionista, y que ha contribuido al país, a la región y al mundo entero.

Durante muchos años, las universidades estadounidenses han estado bailando con la muerte convirtiéndose en bastiones del sentimiento anti-estadounidense en el que se ha educado a generaciones de graduados, algunos de los cuales están separados de su identidad. El mundo académico israelí es vital para nuestra existencia como estado independiente y no debemos permitir que existan procesos similares para convertir a nuestras universidades en fortalezas del sentimiento anti-israelí separadas de la identidad judía del país.

La democracia no puede durar por mucho tiempo sin patriotismo. No cantar el himno nacional no representa un gran problema en sí mismo, pero es un proceso preocupante que forma parte de un fenómeno más amplio, y que tiene que ver con el gran debate sobre nuestra identidad aquí en Israel. Algo por lo que vale la pena luchar.

Labels: ,

Para ser un pueblo libre en nuestra propia tierra y libre de miedos - Yoram Yovell - Ynet



Permítanme comenzar con una conclusión: En el pasado estudié en la Universidad Hebrea de Jerusalén y actualmente enseño allí, y en mi opinión resulta apropiado que en sus ceremonias de graduación suene el "Hatikva".

También creo que la tendencia entre muchos de los estudiantes árabes en las universidades de Israel de permanecer sentados mientras suena el himno nacional en las ceremonias oficiales es una falta de respeto.

Nadie en su sano juicio podría insistir en que alguien que no es judío cante con entusiasmo una letra que dice "el anhelo de un alma judía". Hay un límite. Por eso ponerse en pie me parece apropiado. Esa es mi opinión, de todos modos. Es una cuestión de dignidad humana básica.

En cualquier caso, una graduación en la Facultad de Humanidades, con o sin "Hatikva", se llevará a cabo dentro de poco. Y la ceremonia se celebrará en el anfiteatro de la Universidad Hebrea en el Monte Scopus, frente a una impresionante vista del desierto de Judea, el valle del Mar Muerto y las montañas de Moab. Hace mucho tiempo, dos ceremonias se llevaron a cabo en ese mismo lugar y se trata de esos eventos de los que quiero hablar.

La primera ceremonia tuvo lugar hace 99 años, el 24 de julio de 1918. Ese mismo día, en presencia del general Allenby, Chaim Weizmann, el rabino Abraham Yitzhak Hacohen Kook, el mufti de Jerusalén Kamil al-Husseini y muchos otros, se pusieron los pilares que sentaron las bases para el establecimiento de la Universidad hebrea de Jerusalén.

Al final de la ceremonia, el público cantó el himno británico, así como el "Hatikva". Ese mufti era medio hermano y mucho más moderado que el famoso Haj Amin al-Husseini, quien asumió el cargo después de su muerte. Por lo que yo sé, Kamil al-Husseini, quien puso una de las piedras angulares de la Universidad Hebrea "en nombre de Jerusalén", no protestó o abandonó la ceremonia durante el canto de lo que entonces era el himno del movimiento sionista. Como he dicho, era un hombre moderado.

Cuarenta y nueve años pasaron, y se produjeron acontecimientos y guerras. Un estado surgió. Otra guerra tuvo lugar. Hace cincuenta años, inmediatamente después de la Guerra de los Seis Días, en junio de 1967, el jefe de Estado Mayor Yitzhak Rabin estuvo de pie en el mismo anfiteatro en el Monte Scopus.

Habló en una ceremonia en la que recibió, en nombre del ejército, un doctorado honorario de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Su discurso fue, en mi opinión, uno de los más bellos documentos escritos aquí en la Tierra de Israel en los últimos cien años.

Rabin dijo en ese discurso: "Los guerreros en el frente de batalla fueron testigos no sólo de la gloria de la victoria, sino también del precio pagado por sus compañeros caídos junto a ellos, y también del terrible precio pagado por nuestros enemigos, el cuál también tocó profundamente el corazón de muchos de nuestros hombres. Puede ser que el pueblo judío nunca aprenda y se acostumbre a experimentar la emoción de la conquista y de la victoria, por lo que reciben esos hechos con sentimientos encontrados".

Desde entonces, han pasado 50 años. Me parece que a lo largo de los años, la mayoría de las personas que viven actualmente en Sion se han acostumbrado demasiado a "la emoción de la conquista y la victoria". Pero una cosa no ha cambiado, en mi opinión, desde los días de ansiedad previos a la Guerra de los Seis Días: permanece en nosotros una profunda inseguridad existencial y exílica.

Y eso hace que muchos de nosotros, animados por nuestros ansiosos políticos, se comporten y se sientan como una minoría perseguida, no como una potencia regional. Porque con el debido respeto a la nueva ley de nacionalidad, el daño que el Estado de Israel pueda sufrir por no tocar el "Hatikva" en las ceremonias de graduación de la Facultad de Humanidades de la Universidad Hebrea resulta fácilmente manejable, incluso con las ardientes declaraciones llenas de coraje y orgullo nacional de muchos de nuestros políticos.

No me malinterpreten. Si me preguntan si es apropiado que suene el "Hatikva" en la graduación de la universidad, les diré que sí. Pero el hecho de que el primer ministro, el ministro de Educación, el líder de una facción del Bait Yehudi, la ministra de Justicia y muchos otros tuiten y publiquen su indignación al comprobar cómo se evita que suene en público, resulta patético, bastante patético.

Y en mi opinión es señal de un profundo temor. En 1995, el psicólogo Erel Shalit publicó un pequeño libro llamado "El héroe y su sombra: Aspectos psicopolíticos del mito y la realidad en Israel". En él analizaba nuestros miedos existenciales, los que se encuentran debajo de la imagen del indomable héroe israelí.

Cada vez que escucho definir a los políticos árabes israelíes como una ingrata y peligrosa quinta columna, y no como un grupo de ciudadanos que representa a una minoría nacional, y que en su gran mayoría es respetuosa de la ley y podría ser un puente hacia la paz, me da un poco de vergüenza. Me parece que después de tantos años, de tantas victorias y de tantos éxitos, podríamos empezar a relajarnos, aquí, en la Tierra de Israel.

No tenemos por qué ser complacientes o ignorar las amenazas existenciales, pero podríamos entender que un Estado judío en la Tierra de Israel es un hecho real y que no se irá a ninguna parte. Y no depende de cantar el himno, la universidad o cualquier otra cosa. Deben calmarse, mis queridos políticos, respirar profundamente y relajarse.

Esto no es popular, pero necesita ser dicho: Con el debido respeto al ejército, la última vez que el IDF fue llamado a luchar contra unos oponentes cuyas capacidades eran parecidas a la suya fue en 1973. Durante más de 40 años, Israel sólo ha luchado contra enemigos que no tenían ninguna posibilidad de derrotarlo, y que le temen y odian como si fuera el mismo diablo.

Es por eso que con el debido respeto a los misiles de Hezbolá, a los carniceros de ISIS, a los terroristas de Hamas y a la rama norte del Movimiento Islámico, desde hace muchos años Israel no ha tenido a ningún enemigo serio que haya puesto en peligro su existencia. Existe la posibilidad de que los iraníes se conviertan en ese enemigo, pero parece haberse desvanecido o al menos pospuesto durante varios años. Esto ocurrió debido a que Israel creó la impresión en el mundo de que haría todo lo posible para evitar que Irán se convirtiera en ese terrible enemigo, y por esa hazaña el actual primer ministro merece crédito.

¿Por qué estas cosas no son evidentes por sí mismas? Debido al tremendo poder del miedo y del odio, y la facilidad con la que pueden despertarse en el público. Creo que después de cien años de éxito sionista, podemos empezar a ser un pueblo libre en nuestro propio país, un pueblo también libre de temores.

Labels: ,

Tuesday, May 16, 2017

Lag Bao'mer 2017







Labels:

Monday, May 15, 2017

Desconfien del "amigo americano". ¿Del mesiánico John Kerry, pasando por los mesiánicos diplomáticos, al mesiánico Donald Trump?





Funcionarios del consulado americano de Jerusalén exigieron a funcionarios israelíes abandonar el Kotel, durante la preparación conjunta de la visita de Trump, afirmando que ese no era su territorio, sino de Cisjordania'

Los miembros de la delegación estadounidense que preparan la visita del presidente Donald Trump a Israel informaron al equipo israelí que ayudaba a preparar dicha visita que abandonaran el Muro Occidental, diciéndoles que "este no es su territorio, es de Cisjordania".

Los equipos estadounidenses e israelíes estaban visitando este domingo el sagrado lugar judío antes de la visita de Trump la próxima semana.

El equipo israelí, que fue requerido por el primer ministro Benjamin Netanyahu para ayudar en la visita de Trump al Muro Occidental, fue rechazado por los estadounidenses. Esto condujo a una fuerte discusión entre representantes de los dos equipos.

Dos funcionarios del consulado estadounidense en Jerusalén hablaron de manera cortante al equipo israelí, diciéndoles entre otras cosas: "Les estamos pidiendo que se vayan, tienen que dejarnos solos. Los funcionarios israelíes no puede estar aquí, no es su territorio, esto es Cisjordania. Esta es una visita privada del Presidente y no tiene nada que ver con ustedes. Este no su asunto".

Los asombrados miembros del equipo israelí le dijeron a los estadounidenses: "Esto es totalmente inaceptable, y que rechazamos que no tengamos que estar aquí. Se trata de un lugar santo judío bajo soberanía israelí".

La delegación estadounidense insistió entonces en separarse del equipo israelí y continuó su visita al Muro Occidental y al Santo Sepulcro por su propia cuenta-

El equipo de Estados Unidos también rechazó la sugerencia de Israel de que los equipos de la ofina de prensa israelí documentaran la visita del presidente de Trump a los sitios sagrados de Jerusalén, y la transmitieron en directo. "Se trata de una visita privada", les respondieron los estadounidenses.

 El equipo israelí informó de los comentarios estadounidenses a la oficina del Primer Ministro.

Un funcionario de la oficina del Primer Ministro respondió: "La afirmación de que el Muro Occidental está en Cisjordania fue recibida con conmoción. El gobierno de Jerusalén está convencido de esta afirmación está en contradicción con la política del presidente Trump, tal como se expresó en la objeción americana a la última resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Israel está buscando aclaraciones al más alto nivel de los EEUU sobre este asunto".

Labels:

¿Era célibe la Comunidad de Qumran? - Hershel Shanks - Bar



Una de las muchas y fascinantes cuestiones sobre los manuscritos de la Comunidad del Mar Muerto que vivía en Qumran es si sus miembros eran célibes. ¿Se casaban y tenían hijos, o no?

Según el historiador judío Josefo y el filósofo judío Filón de Alejandría, los esenios eran de hecho célibes. El filósofo y naturalista romano Plinio el Viejo estaba de acuerdo, y parece localizar una comunidad esenia en Qumrán. La cuestión, por supuesto, es si la comunidad de Qumran era de hecho esenia.

Los esenios eran un grupo religioso judío, al igual que los fariseos y los saduceos (y al igual que otras comunidades más pequeñas). Si la comunidad de Qumran era esenia es una cuestión muy debatida. De acuerdo con una reciente y exhaustiva revisión de la investigación de los Manuscritos del Mar Muerto de la académica israelí Devorah Dimant, la comunidad de Qumran probablemente era esenia. "A mi juicio”, escribe, “esa identidad fundamental ha resistido la prueba del tiempo”. Pero eso no nos dice si la comunidad de Qumran, incluso si fuera esenia, era célibe.

Tendiendo en la dirección opuesta, dos grandes manuscritos del Mar Muerto, el Documento de Damasco y la Regla de la Congregación (1QSa I), hablan de mujeres y niños. El Documento de Damasco detalla reglas especiales para una comunidad que consta de familias.

Durante un tiempo se pensó que los enterramientos de mujeres y niños en el gran cementerio adyacente iba en contra del argumento de que los qumranitas eran célibes. Pero resultó que se trataba de enterramientos beduinos del período medieval, por lo que el cementerio parece argumentar en favor del celibato.

Al final, la cuestión del celibato de la comunidad de Qumran sigue siendo sólo eso, una cuestión o un problema espinoso, tal como lo caracteriza Dimant . “Dificultades sin resolver que aún permanecen”.

Y esta es sólo una de las restantes dificultades relativas a Qumrán y a los manuscritos del Mar Muerto, que con el tiempo se han multiplicado más que resuelto, en opinión de Dimant. Lo que parecía claro al principio de las investigaciones, ahora parece más complicado. Tal vez, por ejemplo, existían dos grupos de manuscritos del Mar Muerto, o un mismo grupo con dos aspectos: uno que refleja una apocalíptica similar a la de grupos cristianos posteriores, y uno más halájico, que refleja puntos en común con el judaísmo contemporáneo.

La naturaleza de la relación de los qumranitas con los seguidores contemporáneos del judaísmo del Templo es otro asunto que ahora debe ser tratado con más sutileza, Dimant así lo cree, ya que la ruptura no es tan clara.

Lo que está claro, sin embargo, es que los qumranitas adoptaron un calendario de 365 días, en lugar del calendario lunar del Templo (y del moderno judaísmo). Esto significaba que los qumranitas observaron los días festivos en fechas diferentes que los seguidores del judaísmo del Templo. Y no es solamente eso, el calendario de 365 días también se encuentra en otros textos tales como 1 Enoc, que es un texto no sectario. En opinión de Dimant, el diferente calendario de la qumranitas no implica necesariamente un cisma religioso. Ella cita al académico británico Sacha Stern con aprobación: “La noción de que el calendario es crítico para el sectarismo de Qumrán no sigue siendo más que una moderna suposición científica”. Dimant pasa a preguntarse si los términos tales como “escisión” y “ruptura” son realmente “apropiados”cuando se describe la relación entre el grupo de Qumrán y la corriente principal del judaísmo del Templo.

Esto introduce otro tipo de división académica entre los que enfatizan el aspecto apocalíptico de los manuscritos, y encuentran una fuerte similitud con “las creencias y organización de los primeros grupos cristianos”, y los que por el contrario hacen hincapié en la devoción de los qumranitas por la halajá (las normas legales), como lo ilustran las seis copias parcialmente supervivientes de la llamada Carta halájica (4QMMT), la cual enumera las disputas legales, y principalmente relativas a la pureza cultual, entre el grupo de Qumrán y, presumiblemente, el judaísmo dominante de la época.

Otro compromiso de Qumrán con la halajá judía se refleja en el Rollo del Templo, el más extenso de los manuscritos del Mar muerto, y que tiene la forma de un mandato divino a Moisés en relación con la construcción y el funcionamiento del Templo. Está centrado exclusivamente en cuestiones legales.

Al final, se refiere Dimant a unos problemas muy complejos “en la escena sin asentar de la investigación sobre Qumrán". Dimant advierte contra “la administración de conclusiones generales y simplistas”.

Labels:

¿Cómo tratar con Trump? El debate Netanyahu-Bennet - Shmuel Rosner


El primer ministro Binyamin Netanyahu y el ministro de Educación, Naftali Bennet han estado teniendo una  interesante pelea en los últimos días. Es una lucha con claros matices e implicaciones políticas, donde a cada uno de estos dos líderes les gustaría presentarse ante el público como el verdadero guardián de los intereses de Israel. Pero también es una lucha legítima sobre tácticas,  es decir, sobre cuál es la forma más eficaz para Israel de prepararse ante Donald Trump y su plan a medio cocinar de hacer avanzar el proceso palestino-israelí.

Netanyahu es el líder del Likud, el principal partido de la derecha israelí. Bennet es el líder de Habait Hayehudi, un partido mucho más pequeño que suele ser el hogar político dentro de la derecha de los sionistas religiosos. A Netanyahu le gustaría mantener su trono como el líder nacional de la derecha. A Bennet le gustaría suceder a Netanyahu, a pesar de que proviene del partido equivocada para lograrlo. Así que hay un matiz político en todos los debates de estos dos políticos - que también tiene un aspecto personal -.

Luego está la sustancia del debate y las preguntas reales que deben resolverse. Por ejemplo: ¿Es prudente para Israel dejar que Donald Trump decida por sí mismo si desea mover la embajada estadounidense en Jerusalén, tal como se comprometió a hacerlo, o tal vez sería más prudente para Israel ejercer presión sobre el presidente de Estados Unidos al recordarle públicamente que hizo una promesa y que Israel tiene expectativas basadas en esa promesa?

Bennet insinúa que el primer ministro está dejando que Trump decida por si mismo al ser cauteloso a la hora de expresar las expectativas que tiene Israel. Él ha estado criticando a Netanyahu para ganar puntos políticos, pero también porque parece pensar que ser claro sobre las expectativas de Israel es la única posibilidad que tiene Israel de lograr sus objetivos.

Cuando se trata de desacuerdos en la táctica, la cuestión de la embajada es solamente un pequeño desacuerdo. La verdadera cuestión es la solución de dos estados. Es decir, ¿debe quedar clara la falta de entusiasmo e interés de Israel de tener a su lado un Estado palestino o debe difuminar sus intenciones y negociar su camino a seguir sin revelar sus verdaderos sentimientos?

Netanyahu es cauteloso. Esto es algo que muchos observadores externos no entienden en él debido a su bravuconería ocasional y a su imagen de línea dura. Pero en verdad, él es uno de los líderes más cautelosos en la historia de Israel. Él no juega, él no se involucra en movimientos bruscos. Él tiene cuidado en no calcular mal. Él no tiene nada de Ariel Sharon, que se la jugó con la evacuación de Gaza. Él no tiene nada de Ehud Barak - que se la jugó en Camp David -. Los críticos de Netanyahu podrían argumentar que su cautela conduce a la parálisis. Sus partidarios sostienen que en una región tan volátil el único enfoque razonable es ser precavido y conservador.

Bennet no es prudente. Por lo menos no todo el tiempo, aunque tampoco tiene el mandato para tomar decisiones reales. En otras palabras: Bennett  puede que sea audaz porque no tiene aún responsabilidades, o bien es audaz porque es verdaderamente audaz (Avigdor Lieberman también parecía mucho más audaz antes de llegar al ministerio de Defensa).

Cualquiera que sea el caso, su argumento es el siguiente: Israel perdió una oportunidad después de que Trump fuera elegido. Se perdió una oportunidad porque Israel no fue lo suficientemente claro sobre sus intereses e intenciones reales. Israel habría sido más prudente si hubiera dejado en claro que la solución de dos estados ya no estaba sobre la mesa. En tal caso, Trump no habría tenido la tentación de convertirse en un nuevo pacificador.

Bennet argumenta que la vaguedad de Israel crea un vacío. Los pacificadores, todos esos expertos y diplomáticos embarcados en los procesos de paz, son absorbidos por este vacío.

Netanyahu cree sin embargo que la claridad podría significar un problema. Si Israel abandona la solución de dos estados, la presión internacional sobre Israel para proponer otra cosa, o las medidas adoptadas contra Israel como castigo, se desencadenarían. También cree que la claridad podría complicar su diálogo con el presidente Trump. Si Israel plantea una posición con la que el presidente americano no está satisfecho, éste puede responder con dureza. Si Israel es vago, podría escuchar primeramente a Trump, tratar de entender sus posiciones, y luego asegurarse de tener un enfoque que se adapte a las sensibilidades de Trump.

Hay dos cuestiones que podrían ayudar a determinar cuál sería el mejor enfoque. Cuestión número uno: ¿cuál es el precio o el beneficio de mantener en reserva las opciones de Israel sin hacer grandes pronunciamientos? Cuestión número dos: ¿cuál es el precio o el beneficio de manifestar una posición por parte de Israel que no estuviera en línea con la de Trump?

Bennett tiene más miedo de la vaguedad. Él tiene miedo de un proceso de paz que en una pendiente resbaladiza gradualmente erosione la posición de Israel. Tiene menos miedo de Trump y de su potencial de furia. Netanyahu tiene más miedo de Trump. Él piensa que Trump cree en su propio poder para navegar con éxito en un proceso de paz, y considera que permanecer del lado de Trump será una característica clave de este éxito.

Netanyahu hace el siguiente cálculo: no hay ninguna razón para ir hacia una pelea con Trump, porque éste podría terminar aceptando las posiciones de Israel. E incluso si Trump no acepta las posiciones de Israel, es probablemente mejor manipular al Presidente que enfrentarse a él.

Por ahora Netanyahu tiene la sartén por el mango. En primer lugar, porque él es el primer ministro. En segundo lugar, porque Trump todavía no ha mostrado sus cartas y no ha revelado sus intenciones. Cuando Trump se vuelva más agresivo en sus demandas, esto podría cambiar.

Labels: ,

El Estado judío no debe ser exclusivamente un Estado judío - Michael J. Koplow - Matzav Blog



La cuestión de si Israel es un Estado judío se ha convertido inexplicablemente en un tópico muy polémico en la última década. Sin embargo, es algo que parece indiscutiblemente evidente por sí mismo - después de todo, la esencia del movimiento sionista es la soberanía judía en la Tierra judía de Israel -, pero la idea de que Israel deba ser expresamente reconocido y proclamado como un Estado judío ha pasado de ser una obviedad a un tema controvertido en los asuntos israelíes, tanto extranjeros como nacionales. Si bien se ha convertido en un punto de fricción en las negociaciones entre israelíes y palestinos, al elevarlo como un asunto indispensable por parte del primer ministro Netanyahu, al enumerarlo rutinariamente como una condición central de Israel para la creación de un estado palestino, ahora se ha convertido en un asunto interno en Israel, de una manera que tiene el potencial de ser muy perjudicial.

La idea de encapsular al estado de Israel como un Estado judío por una ley ha sido muy popular en los últimos gobiernos. Cuando Netanyahu despidió a Tzipi Livni y Yair Lapid como ministros en 2014, en una medida que provocó la caída de la coalición y condujo a las elecciones que originaron el actual gobierno, una de las razones de su despido fue su negativa a respaldar un proyecto de ley de Estado judío, creando así una nueva ley fundamental y pasando a ser parte de la constitución de facto de Israel. Los detractores del proyecto de ley afirmaron que la idea que estaba detrás no era solamente que Israel debía ser visto como el estado del pueblo judío, sino que además los judíos deberían disfrutar de una situación de privilegio que no se concedería a los no judíos. Livni y Lapid, junto con la oposición en aquellos momentos en la Knesset, tomaron  la ley como discriminatoria y alegaron que se trataba de un intento de discriminar a los ciudadanos árabes de Israel, ya que elevaría el carácter judío de Israel por encima de su carácter democrático, y una vez que se convocaron nuevas elecciones, el proyecto de ley del Estado judío pasó a un segundo plano.

Pero en este Knesset, que aún no ha visto una ley tan controvertida, el proyecto de ley del Estado judío ha sido naturalmente restablecido, y ahora está de vuelta en la agenda del Knesset después de haber sido votado por unanimidad por el comité ministerial legislativo, y luego aprobado por el pleno de la Knesset en una lectura preliminar de ayer. Algunos de los elementos más controvertidos de las versiones anteriores han sido extirpados, como la cláusula que establecía la ley judía como una “fuente de inspiración para los legisladores”, pero el que ha sido el actual y particular foco de la ira es la sección del proyecto de ley que establece al hebreo como único idioma oficial de Israel, mientras se concede un estatus privilegiado al árabe, que aunque menor que el hebreo es superior a otros idiomas. A pesar del mito repetido a menudo (probablemente derivado de las señales de tráfico israelíes) de que Israel tiene tres idiomas oficiales - hebreo, árabe e inglés -, Israel en realidad no tiene ninguna lengua oficial. La razón de la ubicuidad de la trinidad lingüística actual es que el gobierno británico, durante el Mandato, requirió que todas las órdenes y las comunicaciones oficiales del gobierno se emitieran en los tres idiomas, e Israel intenta terminar con ese sistema que heredó. Si pasa el nuevo proyecto de ley y se convierte en una ley básica, el hebreo se convertirá en el idioma oficial legal del país, y el estatus del árabe será consagrado legalmente como algo por debajo del hebreo. Si bien esto ya es el caso de facto dado que los judíos constituyen el 75% (el 80% por origen) de la población de Israel, la preocupación es que la ley pueda abrir la puerta a la eliminación del árabe en todo tipo de lugares donde ahora funciona, haciendo más difícil para los árabes de Israel funcionar en un nivel básico, y que sea más fácil su discriminación.

Y quiero aclarar antes que nada que yo apoyo sin ambigüedades a Israel como un Estado judío.

Con frecuencia y deliberadamente utilizo esa frase en mis escritos como una cuestión de principio, ya que creo que es importante reforzar repetidamente que los judíos tienen derecho a la autodeterminación en su patria histórica, y que Israel es la encarnación de ese derecho. Como he escrito anteriormente, salta a la vista que Israel es de hecho un estado judío dada su demografía, los símbolos nacionales que emplea, la existencia (y el profano poder corruptor) del Gran Rabinato, la naturaleza de su fundación...

Cualquiera que busque en Israel tendría muy difícil confundirlo con cualquier otra cosa. Es una de las razones por las que encuentro pueril la exigencia de que los extranjeros lo reconozcan como tal pueril. ¿Si Israel se define como un Estado judío y las estructuras de su propia existencia son las de un Estado judío, a quien le importa si un montón de no israelíes quieren reconocerlo como tal o no?

Ninguna exasperante y reiterativa negación acerca de la naturaleza de Israel puede cambiar su naturaleza en la práctica. Pero cuando se trata de que Israel consagre esa naturaleza mediante una ley, eso tendría consecuencias en la vida real, y ese ángulo interno es el más importante - a diferencia del ángulo de las negociaciones entre israelíes y palestinos -.

Es totalmente apropiado para Israel ser un Estado judío tal como se define a si mismo, como el Estado-nación del pueblo judío y la patria judía. Pero cuando se cruza una línea es cuando Israel, como Estado judío, define unos privilegios para los judíos en los que se excluye a los no judíos, o se pisotean derechos de los no judíos. Un Estado judío no significa ser un estado que sea exclusivamente para los judíos, y si esa línea de pensamiento se adopta como ley, pondría al estado democrático de Israel en peligro. Una de las áreas donde Israel ha traspasado esa línea es con la Ley del Retorno, por la que los judíos tienen preferencia ante los propósitos de inmigración y de ciudadanía, pero esa Ley la defiendo firmemente ya que es lo que permite que Israel sea un Estado judío.

Lo que es insostenible es tratar a los ciudadanos israelíes de manera diferente una vez que tengan la condición de ciudadanía, y ahí es donde la primacía como lengua oficial del hebreo, tal como la consagra el proyecto de ley, resulta problemática. Una vez que la lengua árabe se coloca un peldaño por debajo del hebreo, allana el camino para que la educación sea exclusivamente en hebreo, para todo tipo de vida ciudadana se llevó a cabo solamente en hebreo, y para que el gobierno haga lo mínimo para demostrar que respeta el derecho a “unos servicios estatales en lenguas accesibles”. Puede que eso nunca suceda, pero le da al gobierno una poderosa capacidad para poner en desventaja a una quinta parte de sus ciudadanos, y en realidad no hace nada para fortalecer al Estado judío. El hebreo siempre será la lengua hablada mayoritariamente en Israel, por eso complicaría aun más la vida cotidiana a los ciudadanos no judíos de Israel si no la emplean. Es un gesto cruel diseñado más bien para bajar su estatus que para elevar su judeidad.

Israel puede ser fácilmente un Estado judío y el hogar nacional del pueblo judío sin perjudicar a sus ciudadanos no judíos. Hay un proyecto de ley estatal judía que puede hacer eso posible, como las alternativas lanzadas en el pasado por Benny Begin o Ruth Calderon. El proyecto de ley actual que ahora se está considerando no cumple con esta prueba básica.

Labels: ,

La inmigración judía francesa a Israel se muestra vacilante debido a la falta de integración - Yaniv Pohoryles - Ynet



Los altos costes de la vivienda, las dificultades para encontrar un trabajo que coincida con sus habilidades y las diferencias culturales existentes son los desafíos a los que se enfrentan los nuevos inmigrantes a Israel. Shmuel Trigano, profesor emérito de sociología de la religión y de política de la Universidad de París afirma que otro de los retos no tan obvios es el intelectual.

Trigano, de 69 años, nació en Argelia y se trasladó a Francia como un adolescente tras la conclusión de la Guerra de Independencia de Argelia. Co-fundador de la organización sin ánimo de lucro Dialogia con Max Benhamou, los dos son ambos ciudadanos franceses que emigraron a Israel .

Dialogia busca crear un puente intelectual entre los inmigrantes franceses y la sociedad israelí. Ambos, Benhamou y Trigano, dicen que el número de inmigrantes de Francia a Israel está en declive, a pesar del aumento del antisemitismo en su país y en el continente.

Sus datos muestran que un tercio de los inmigrantes franceses no permanecen. En su lugar, liquidan sus activos en el Estado judío y vuelven a Francia. Ellos se llevan consigo historias negativas de su integración fallida en la sociedad israelí, las cuales circulan entre los inmigrantes potenciales y pueden disuadirlos de emigrar.

Trigano habló con Ynet sobre este tema.

¿Que fallos han identificado en el proceso de absorción?

Por supuesto, se componen de una serie de elementos, pero uno de los fracasos más importantes en la absorción de inmigrantes de Francia es su carácter único. Estos no son unos inmigrantes angustiados y necesitados, sino más bien gente de clase media que vienen de un país que es uno de los más desarrollados y civilizados del mundo, con una magnífica historia intelectual...

Esta población se ubica al llegar en zonas geográficas con una concentración importante de clase media, principalmente en la región de Dan, donde la crisis de viviendas está alcanzando proporciones enormes. En la actualidad, ninguno de estos inmigrantes quiere comprar un apartamento a precios exorbitantes, o alternativamente, echar raíces en un sistema que no tiene un sistema de protección para los inquilinos, cuando cada año el propietario puede sacar al inquilino de su casa o aumentarles la renta. Esa es una manera difícil de vivir para muchas familias.

Pero usted está describiendo un problema que concierne a toda la sociedad israelí. Incluso las parejas jóvenes nacidas en Israel se enfrentan al mismo problema.

Es cierto que este es un problema social generalizado dentro de Israel que también afecta directamente a los nuevos inmigrantes. Hay una serie de problemas dentro de la sociedad israelí que se refieren a los nuevos inmigrantes y que les vuelve difícil la existencia.

Los inmigrantes tienen ideales y pensamientos preconcebidos sobre el estado judío, ideales que no se realizan en Israel. Israel resulta muy duro para los corazones de los inmigrantes. Ellos no se cuentan a sí mismos la situación real. Tienen una idea en sus corazones, en términos de un pueblo judío, y los israelíes no se conectan a la misma.

Muchos israelíes no poseen una determinación interna acerca de su identidad. Es suficiente para ellos que son israelíes, que son judíos y que viven aquí. Para aquellos que vienen del extranjero, llevando una identidad mucho más compleja , este país no siempre se adapta a su idea...

Quienes se dedican a las profesiones liberales tienen dificultades para obtener su reconocimiento, como si Francia fuera un país del tercer mundo en relación a Israel. El futuro profesional que ofrece el mercado israelí para los jóvenes titulados universitarios, o a los que todavía no tienen una profesión, si prescindimos de las tecnologías de élite o los centros de comunicación, es también un grave problema.

Las dificultades de la generación más joven también se expresa en los jóvenes solteros 'seculares'. Tal como mostró la encuesta realizada por Masa Israel: cerca de un 36% de entre ellos preferiría dejar el país“.

Un problema de identidad

Los últimos años han visto un récord en el número de inmigrantes de Francia, donde viven más de 450.000 judíos. Muchas comunidades de inmigrantes han florecido en Netanya, Ashdod, Tel Aviv y Ra'anana.

Trigano afirma que los israelíes han malentendido a los judíos franceses. “Ellos llegan desde una sociedad francesa, no anglosajona, la cual es más similar para la forma de pensar de Israel”, explica. “Su judaísmo no siempre encuentra su lugar en la configuración israelí. Este desafió no se ha abordado lo suficiente.

Los judíos franceses realmente no sabían que existían como grupo, que eran diferentes de los israelíes. La expectativa era que el pueblo judío se realizaría dentro de la nación de Israel, y esa expectativa requiere una profunda aclaración.

Ellos tienen un problema de identidad en Israel que requiere una solución. Una persona no puede tener éxito en su emigración si no sabe quién es, quienes son los israelíes con los que vivirá y hacia dónde irán juntos“.

¿Esta una clarificación que deben hacer antes de la inmigración? ¿Una identidad que pudieran desarrollar en Francia?

También es importante preparar a las personas desde esta perspectiva. Por supuesto que hay un aspecto material que debe ser tratado, pero también hay una experiencia interna relacionada con la identidad existente aquí, en la que un hombre se pregunta: ¿A dónde pertenezco? ¿A qué país pertenezco? ¿Qué espero del pueblo judío? Y ¿cómo voy a responder a todo eso cuando antes no lo había pensado?


Creo que si los inmigrantes tienen éxito en esto, también puede aportar su propio mensaje cultural-social, uno fresco e innovador para toda la sociedad israelí. Espero que podamos ser un puente intelectual con la sociedad israelí. El judaísmo francés tiene mucho que aportar en estos aspectos, y sería una lástima perder todo un patrimonio cultural e intelectual.

Absorción: 'un desafío crítico para Israel'

Las elecciones francesas, donde la líder de la extrema derecha Marine Le Pen consiguió pasar a la segunda ronda, podría ser otro catalizador para que los judíos franceses emigraran. Trigano nos comenta: 

Se equivocan al pensar que los judíos franceses están huyendo del antisemitismo. Eso no es exacto. Están dejando Francia porque la sociedad francesa ya no permite llevar el modelo de identidad judía que han tenido hasta ahora.

En su opinión, la dirección del país ha negado durante mucho tiempo el peligro que les amenaza (el incremento del Islam, el antisemitismo islamo-izquierdista, su relegación a una especie comunidad exógena como la musulmana) y los ha abandonado en su propia tierra. Israel tiene que comprender esto, y si no quiere perder esta inmigración sus gobiernos deberán ser capaces de formular un amplio programa nacional de absorción, y hacer frente a algunos de los principales problemas que afectan a los inmigrantes.


El reto de absorber a los judíos franceses se une al reto de decidir el futuro de Israel, para que en dicho futuro puedan contribuir existencialmente con  sus dimensiones sociales e intelectuales.

Labels:

Sunday, May 14, 2017

La verdadera historia de Lag Ba'omer - Elon Gilad - Haaretz



Lag Baomer es una festividad judía menor cuyas trazas no se remontan a la antigüedad, sino a la Edad Media. Celebrada el día 18 del mes judío de Iyar, las modernas festividades incluyen la utilización de hogueras y asar patatas, salchichas, malvaviscos y otros alimentos en el fuego de las llamas. Pocos se dan cuenta, pero lo que estamos celebrando es el cese de una terrible plaga que afectó a decenas de miles de estudiantes de yeshiva hace muchos años, tal vez.

Aunque la fiesta es relativamente nueva, esta historia comienza en los tiempos bíblicos, cuando a los judíos les ordenaron llevar la cuenta de los 49 días de la cosecha entre Pascua a Shavuot. A esta cuenta se la denominó Sefirat Ha'omer (“La cuenta del Omer”). Lag Baomer implica simplemente el día 33 de esa cuenta, con “Lag” - Lamed gimel - siendo la forma en la que los judíos escribían el número 33.

En aquel entonces, el día 33 del Omer no tenía ninguna significado especial.

Sin embargo, desde el siglo IX, estos 49 días se convirtieron en días de luto por la muerte de los 24.000 alumnos de Rabbi Akiva, que, según el Talmud (Ievamot 62b), murieron entre Pesaj y Shavuot por una plaga. De este modo, durante el Omer, los judíos tradicionales observaron los rituales del duelo, que incluían la prohibición de afeitarse, cortarse el pelo o casarse. (Cuando las comunidades judías en el valle del Rin fueron diezmadas entre 1096 y 1146, durante los días del Omer se añadieron estas matanzas a la observancia de luto).

Volviendo a la plaga: En la España del siglo XIII, el talmudista Menachem Meiri escribió en un comentario sobre el tratado Yevamot que, de acuerdo con una tradición gaónica, la plaga terminó en Lag Baomer. Por lo tanto, era una buena razón para señalar ese día con una celebración.

Las tradiciones místicas

Conocimos por vez primera que se celebraba ese 33º día de la cuenta en el siglo XV, en los escritos del importante rabino alemán Yaakov ben Moshe Levi Moelin, aunque no está del todo claro de qué manera se señaló dicho día.

En el siglo XVI, el rabino Isaac Luria ( “Ha'Ari”) decidió que Rabbi Simeon Bar Yochai, que de acuerdo con (una falsa) tradición escribió el libro cabalístico del Zohar, murió en Lag Baomer, y en su lecho de muerte reveló a sus discípulos tradiciones místicas. A partir de ese momento, Lag Baomer ha sido celebrado especialmente en el Monte Meron, donde se cree que Bar Yochai fue enterrado.

La celebración incluye los primeros cortes de pelo de los niños de 3 años, encender hogueras y cantar y bailar.

¿Por qué las hogueras? No se trata de cocinar, es que el fuego simboliza la luz que representa la sabiduría, extendida por el gran rabino Bar Yochai.

Los niños siguen llevando arcos y flechas para jugar. Esto es debido probablemente a la influencia de los vecinos no judíos, pero también se explica por un midrash que afirma que durante la vida de Rabbi Simeon Bar Yochai, no apareció ningún arco iris. Por lo tanto, ya que la palabra hebrea para arco iris y arco es la misma - Keshet -, jugar con un arco y las flechas se observa como una forma de celebrar la vida del gran sabio.

Este modo de celebrar Lag Ba'omer Lag se extendió lentamente desde Safed al resto de la Tierra Santa durante el siglo XVII. En el siglo XVIII comenzó a ser practicado por las comunidades sefardíes, y algo más tarde en ese mismo siglo, por los judíos hasídicos en Europa del Este. En algún momento, Lag Baomer comenzó a ser celebrado como el “Día de los estudiantes”, con lo estudiantes judíos teniendo el día libre y saliendo de excursión y similares.

La reinterpretación sionista

En el siglo XIX, Nachman Krochmal y otros eruditos judíos comenzaron a plantear la hipótesis de que el verso del Talmud que hablaba de la muerte de los 24.000 alumnos de Rabbi Akiva fue una velada referencia a su muerte en batalla, como parte de la revuelta de Bar Kojba contra los romanos (132 -136 d.C.), y no a causa de una misteriosa plaga. Una explicación que no es demasiado inverosímil teniendo en cuenta el hecho de que Rabbi Akiva y Bar Kojba fueron contemporáneos, y que el primero apoyó al segundo. Esta interpretación fue adoptada por el movimiento sionista en el siglo XX.

Los antiguos rituales religiosos fueron reinterpretados con unos significados históricos seculares: Lag Baomer se celebraba porque ese mismo día Bar Kojba logró una victoria sobre los romanos, las hogueras se encendían porque así es como se celebraba la victoria por esas fechas, y el arco y las flechas eran utilizadas por ser algunas de las armas que utilizaron las fuerzas de Bar Kojba en su lucha contra los romanos, y así sucesivamente.

Por lo tanto, en nuestra época la fiesta se celebra de tres maneras diferentes: los niños judíos seculares encienden hogueras supuestamente celebrando a Bar Kojba; los judíos religiosos celebran la vida de Simeón Bar Yochai, en una gran reunión que atrae a cientos de miles en la cima del Monte Meron, pero también en eventos menores en otros lugares de Israel y del extranjero; y en tercer lugar, las universidades israelíes utilizan la antigua tradición de Lag Baomer del “Día de los estudiantes”, para crear el día de los estudiantes en los campus.

Labels: